LOS LENGUAJES DE LA ECONOMÍA

Un recorrido por los marcos conceptuales de la Economía.

PARTE TERCERA: LOS MARCOS CONCEPTUALES DE LA ECONOMÍA.

CAPÍTULO 9.- LA IMPORTANCIA DE LA DEMANDA Y DEL CORTO PLAZO ECONÓMICO: JOHN MAYNARD KEYNES.

Introducción

J.M. Keynes proporcionó un marco conceptual distinto al heredado. Subrayaba la incertidumbre a la que se enfrentan los agentes y la volatilidad de las expectativas, consideraba las demandas de inversión y de dinero como altamente inestables, con elasticidades respecto al tipo de interés muy baja en el primer caso y muy alta en el segundo; lo cual relegaba a una posición secundaria a la política monetaria. El modelo tenía imperfecciones, como el venir referido a una economía cerrada, cuya corrección, junto con el esfuerzo por depurarlos de los rasgos debidos a la gran depresión, irían abriendo el camino a una rehabilitación del pensamiento marginalista. No obstante, como ya había pasado con la llamada revolución marginalista, la constitución de la gran síntesis no fue inmediata y requirió un desarrollo desde los trabajos de Hicks y Hansen (1937) y Don Patinkin (1956) hasta los autores de los manuales de macroeconomía de los años setenta.

En la economía descrita por el modelo de Keynes, los mecanismos de mercado no tendían a ajustarla a una situación de pleno empleo. La razón no estaba en la rigidez a la baja de los salarios nominales, sino en la inflexibilidad del tipo de interés, resultado de la preferencia por la liquidez del público, y de la incapacidad de los tipos de interés alcanzables para suscitar una demanda de inversión suficiente en situaciones de fuerte incertidumbre. De este modo, la rehabilitación del pensamiento marginalista exigía detectar en el modelo de Keynes los factores que podían desviar la economía, en el corto plazo, de las sendas de normalidad, pero que no fuesen persistentes en el largo plazo. Así, la confianza de los empresarios podía ser importante y hundir a una economía en una depresión a corto plazo; pero a largo plazo tenderían a ceder ante factores y fuerzas más objetivos. La demanda de dinero debía mostrar una mayor estabilidad relativa frente a lo dicho por Keynes, sin trampas de liquidez y sin elasticidad elevada al tipo de interés. Las fuerzas reales de la productividad y la frugalidad tendrían a situar el tipo de interés a un nivel normal a largo plazo, aunque factores monetarios pudieran mantenerlo desviado de la normalidad de pleno empleo en el corto plazo.

Una vez introducidas estas piezas, junto con la curva de oferta en el mercado de trabajo, se disponía de un modelo neoclásico de equilibrio general, que describía una economía con tendencia a la posición de equilibrio con pleno empleo a largo plazo a través del juego de los mecanismos de mercado competitivos. Se obtenía así un equilibrio macroeconómico que completaba la teoría del equilibrio general microeconómico trazada por Walras y Pareto.

En la economía competitiva descrita por el modelo de la síntesis, los agentes continuaban sus transacciones hasta que los precios equilibrasen las ofertas y las demandas de los mercados correspondientes; a largo plazo, era impensable un hundimiento de las expectativas o una rigidez del tipo de interés, no era posible la trampa de la liquidez, la plena flexibilidad de precios y salarios aseguraría la tendencia de la economía al equilibrio con plena utilización de los factores productivos a largo plazo. Bastaría, sin embargo, con introducir la noción de inflexibilidad de los salarios monetarios en el corto plazo para que el modelo pudiera generar situaciones de equilibrio de renta con paro involuntario, en respuesta a desfallecimientos de la demanda agregada en el período corto (Rojo, 1984). Se obtenía de este modo la síntesis neoclásica, cuyas máximas figuras, dentro de una amplia bibliografía, serían Hicks (con su artículo de 1937: “Mr. Keynes and the Classics: A Suggested Interpretation”), Modigliani (“Liquidity Preference and the Theory of Interest and Money”, 1944) y Patinkin (Money, Interest and Prices, 1965); sin olvidar a Samuelson, cuyo libro de texto conformará el punto de inicio de la formación de generaciones de economistas en todo el mundo.

El modelo neoclásico, con plena flexibilidad de precios y salarios y tendencia a alcanzar el vector de precios correspondiente al equilibrio con pleno empleo a largo plazo, se presentaba como el caso teórico general; el modelo de Keynes, con rigidez a la baja de los salarios monetarios capaz de provocar situaciones de equilibrio con subempleo, aparecía como un caso teórico especial, aplicable al corto plazo -aunque se aceptaba que el caso teórico especial era más realista en sus supuestos y, por tanto, de mayor valor en la economía aplicada. En resumen, el modelo teórico a corto plazo -keynesiano- se presentaba como derivado del modelo general a largo plazo -neoclásico- mediante la introducción de un supuesto específico -la rigidez a la baja de los salarios-; el modelo neoclásico ofrecía un integración de la teoría del valor y la teoría de la renta y, a través de él, la macroeconomía aparecía fundamentada en la microeconomía más tradicional.

El esquema teórico básico estimuló, por una parte, la búsqueda de los fundamentos microeconómicos de la macroeconomía y, por otra, los estudios empíricos orientados a contrastar y depurar las hipótesis articuladas en el modelo. Además, a partir de este marco conceptual, parecía posible formular e instrumentar políticas macroeconómicas con una elevada fundamentación científica. Esta formulación de políticas se vio facilitada por el esquema IS-LM.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet