Evasión Fiscal: Un problema a resolver

David F. Camargo Hernández
 

ÉTICA O CORRUPCIÓN DEL FUNCIONARIO TRIBUTARIO VS LA ÉTICA DEL EVASOR
¿En qué consiste la ética?.

La definición de ética es compleja, dado que el ámbito cultural en el que se desempeña el gobierno es cambiante y no se puede caracterizar lo ético como sinónimo de honestidad, es necesario adoptar un marco global en el proceso de toma de decisiones. La ética es una parte de la filosofía que trata de la moral y obligaciones de los individuos.

Los funcionarios públicos en oportunidades son percibidos con presunción de culpabilidad, lo que ha impedido una buena gestión. El concepto de ética se asocia con la moral y la bondad. La ética exige de los funcionarios públicos valores como: la vocación, la aptitud, la diligencia y su función debe ser la de trabajar y servir.

Etimológicamente ética se deriva de la palabra griega ethos que significa “morada”, cimentada en la estructura de la persona. Por lo tanto es la ciencia de los actos humanos encaminados hacia el bien (14). La ética es un conocimiento de la conducta propia dirigida a orientar nuestra actividad hacia el bien, evitando destruirnos. Parte de la persona y se vale del conocimiento de sus actos y termina por elevarla.
 

¿Cuál es la ética de los funcionarios del Estado?.

El profesor o.p. Dwivedi en una monografía se refería a las faltas éticas de los servidores públicos en los siguientes términos:

El comportamiento no ético, incluye no sólo las prácticas que obviamente son hechos criminales, tales como: los sobornos y la malversación de fondos, sino otras actividades como el favoritismo, el nepotismo, el conflicto de intereses, el mal uso de las influencias, el aprovechamiento de la función pública para fines personales, el otorgamiento de favores a parientes y amigos, la indiscreción, la utilización abusiva de información oficial y la participación en cualquier actividad política no autorizada (15).

Para Confucio el funcionario ideal era el chun tzu - el hombre excelente-. La violación de la ley moral por parte de los servidores del Estado es de vieja data y existía antes de nuestra era. En la India un cronista identificó cuarenta formas diferentes de malversación de fondos. El documento concluye: “así como no se puede determinar si en el seno del mar un pez traga el agua o no, es imposible descubrir a los funcionarios que en su propio provecho sacan dinero" (16).

No existe una definición del desempeño ético de aceptación y aplicación a los funcionarios del Estado. Un problema de ética en el servicio público existe siempre y cuando los funcionarios públicos, individual o colectivamente, usen sus posiciones (o parezcan hacerlo), de manera que expongan la confianza pública a conflictos de lealtades o valores, o como un resultado de intentos para lograr alguna forma de ganancia privada a expensas del bienestar público o del bien común.

La cultura oriental difiere de la occidental en cuanto a la concepción que se tiene del trabajo. Mientras para los primeros el trabajo es esencial, es la realización misma del hombre, y el tiempo que dedican a laborar no está separado de las demás actividades, para los segundos es visto como un complemento, que en muchas oportunidades es un medio para alcanzar un fin.



¿Cómo se puede definir la corrupción?.

La corrupción se puede definir como la acción o efecto de corromper, alterar y trastocar la forma de alguna cosa, viciar, pervertir, sobornar o cohechar a una persona o autoridad (17).

La corrupción tiene asidero en aquellos funcionarios públicos, que se valen de las necesidades de los usuarios para utilizar su cargo como un instrumento de manipulación y obtención de beneficios personales. La fama que han tenido los funcionarios públicos es de ser personas poco productivas y en algunas oportunidades de proceder deshonesto. Son como una clase aparte que convive con el sector privado, pero que no ha podido homologarse a éste.

¿Qué causa la corrupción?.

Una de las causas, sino la más importante, es la ineficiencia de los funcionarios públicos porque reduce la calidad con que ofrecen sus servicios. Otra es la baja remuneración y los mecanismos para ascender ya que cuando se realizan concursos de promoción, las vacantes son insuficientes. No siempre la promoción a cargos se efectúa por méritos, se vinculan funcionarios a altas posiciones sin concursar o en concursos “disfrazados” para vincular las cuotas burocráticas.


Los factores culturales pueden tener una gran importancia a la hora de determinar la medida en la que las decisiones y las relaciones económicas, incluyendo aquellas que se establecen entre responsables públicos e individuos privados, se ven afectados por vínculos personales. En algunas sociedades, puede resultar difícil para los individuos resistirse a las presiones provenientes de personas con quienes mantienen vínculos y que aspiran por ello a recibir un trato preferente. Una vez que se empieza a realizar una distinción basada en estos vínculos, es frecuente que aparezca la corrupción (...) Cuanto mayor es la presencia del sector público y más personalizadas las relaciones entre los individuos, mayores oportunidades de corrupción habrá (...). Los individuos que comienzan sorteando las normas, van encontrando progresivamente más sencillo, desde una perspectiva moral ó práctica, quebrantarlas, mientras que otros que en un ambiente diferente, quizá no hubieran sucumbido a la corrupción, comenzarán a imitar a aquellos que la practican (18).

¿Qué relación hay entre corrupción y economía?.

La corrupción es tratada por algunos economistas desde el punto de vista de la eficiencia, como “benéfica”, por cuanto que la consideran importante en el engranaje del aparato económico (19). La han analizado en un mercado de precios, oferentes y demandantes y parten del supuesto de la existencia de una oferta infinita de actos corruptos de carácter privado utilizada por los funcionarios públicos, persiguiendo un interés particular.¨ Estas teorías la analizan en el contexto de la racionalidad económica de uno de los protagonistas del acto corrupto, quien decide sobornar un funcionario y en esta forma maximizar su eficiencia al incurrir en él¨ (20).

La evasión de los tributos al Estado es una práctica corrupta que limita las posibilidades de inversión pública. Quien desarrolla una actividad en condiciones fraudulentas como por ejemplo la importación ilegal de insumos para la producción, está desincentivando al empresario que cumple con el pago de sus obligaciones fiscales y el hecho de no existir controles eficaces a las actividades productivas, conduce a quien inicia una de ellas a buscar mecanismos para incumplir con sus responsabilidades, por lo tanto, la corrupción incide en la producción interna bruta de un país. Para Robert Klitgaard la corrupción es un fenómeno económico y llega a tal punto que los costos de combatirla sean iguales a los costos de corrupción.

Es necesario que los funcionarios públicos que ocupan las posiciones de mando sean honestos e incorruptibles, de ésta forma al corrupto se le acortan los caminos. La corrupción es como una cadena invisible, que en oportunidades requiere el concurso de varias personas, creándose una secta donde se practica una especie de “honestidad” entre deshonestos, donde se encubren y protegen unos a otros. La clave está en romper esa cadena por la parte más débil, lo difícil es encontrar su vulnerabilidad. El infringir la ley debe ser objeto de grandes castigos, de esta manera se controla la corrupción incentivando y premiando a quien denuncie.
“El ciudadano que sea escogido para desempeñar una función pública debe comprobar por medio de su comportamiento, que posee aquellas cualidades que en él fueron supuestas para hacerle merecedor de tal investidura, constituyéndose en un ejemplo constante de virtudes cívicas como medio, el más propicio, para fincar un sólido concepto de responsabilidad y de adhesión por parte del pueblo” (21).

¿Cree usted que la corrupción reduce el recaudo?.

Efectivamente la corrupción reduce el recaudo desequilibrando el sistema impositivo, permitiendo ventajas competitivas de unos productores frente a otros, impidiendo que actúen libremente las fuerzas del mercado. El funcionario público que es corrupto pretende maximizar sus ingresos, “ en consecuencia, el monto de sus ingresos dependerá de las condiciones del mercado y de su habilidad para encontrar el punto de máxima ganancia en la curva de la demanda pública” (22).

La ausencia de responsabilidad en algunos funcionarios públicos, sumado al poder y la autoridad sin límites hace que prevalezcan los intereses particulares por encima de los generales. Siempre existirá un espacio que la normatividad no puede reglar, en el marco de la función pública, es aquél en el que el funcionario estatal debe actuar interpretando las normas de acuerdo con los fines públicos generales de la administración, para ello tiene que tener una aproximación ética hacia dicha concepción. Los fines y objetivos de la administración pública son el referente esencial para determinar esa ética del funcionario público (23).

Algunos funcionarios, por el hecho mismo de no realizar sus actividades apropiadamente, permiten que el Estado pierda recursos que podría obtener si se realizaran las tareas en forma oportuna, es el caso de la prescripción de términos o de deudas que no tuvieron un tratamiento adecuado. Al someterse a los funcionarios públicos a un escrutinio permanente por parte de la opinión pública, se fortalece el control por medio de la sanción moral.

¿Qué alternativas se pueden presentar para combatir la corrupción?.

Algunas de las alternativas para combatir la corrupción son por ejemplo: el establecimiento de veedurías y el control patrimonial de los funcionarios públicos, la seguridad en las oficinas públicas evita que se incuben las prácticas corruptas por lo que se debe denunciar a tiempo para descubrir al infractor y someterlo a las sanciones de ley, además del escarnio público; pero para ello se requiere estar seguro y no caer en imprecisiones que debiliten la posibilidad de desenmascarar al funcionario público corrupto que por lo general tiene estrategias que le permiten escabullirse y salir absuelto. ¿Cuántos funcionarios hay que ocupan altas posiciones y son tildados de corruptos por la opinión pública, pero jamás son llevados al banquillo de los acusados, porque se carece de pruebas que demuestren su culpabilidad?.

¿Qué opinión le merece la propuesta de que la corrupción en los funcionarios del Estado sea castigada con la pena de muerte?.

Es descabellado pensar en eso, sin embargo en países como Vietnam a quienes defraudan al Estado los castigan con la pena capital, se trata de una medida drástica, pero que generan resultados positivos.

¿Quiénes son propensos a realizar prácticas corruptas?.

Hay funcionarios que son más propensos a la corrupción que otros, y esto obedece posiblemente a su debilidad por obtener poder y riqueza. Aquellas personas que ven en la vida un espacio para su propia realización, no conciben ni por un momento llevar a cabo prácticas corruptas, su mente esta puesta en objetivos que van más allá de acumulación de bienes, la ostentación o el poder, se trata de individuos altruistas con nobles ideales.

Hay quienes aunque desean obtener bienes materiales, aspiran a ellos en forma moderada, desean vivir bien por su propio esfuerzo y mérito y buscan alternativas honestas, se conforman con tener lo suficiente para asegurar un futuro sin sobresaltos, pero también están aquellos que los mueve más el ansia de poder y están dispuestos a sacrificarlo todo en aras de su cometido, su accionar suele llegar a ser inmoral, porque no les interesa pisotear a quien se interponga en su camino.

Dentro de éste orden de ideas:

La corrupción es uno de los grandes flagelos y genera desconfianza de la opinión pública en los servidores del Estado. Los efectos negativos de la corrupción influyen en la economía, específicamente en los gastos del gobierno (...). La moralización de la administración pública es prioritaria. La corrupción es un problema que alcanza altos niveles en comparación con países de similar desarrollo, sin embargo, el país ha modificado ese comportamiento de resignación y tolerancia en que se encontraba inmerso y muestra una actitud más decidida para combatir la corrupción. Aunque el problema está lejos de desaparecer, se puede controlar y reducir con políticas encaminadas a la moralización de la función pública. Para ello es necesario crear una comisión que en un mediano plazo avance en la lucha contra la corrupción cuya función sea la de investigar y denunciar las prácticas corruptas, que cuente con la tecnología adecuada para hacer seguimientos a los movimientos de fondos financieros (...). El criterio de la aleatoriedad para detectar actividades corruptas las cuales suelen ser difíciles de detectar, llevar un adecuado seguimiento a aquellos funcionarios que por las características de su labor son susceptibles a realizar prácticas corruptas. Finalmente, implementando esta clase de metodología se podrá conducir al país por el sendero de la moralización.

Cabe hacer la siguiente reflexión: ¿será que la corrupción es tan contagiosa y absorbente que mentes abiertas, capaces de generar brillantes ideas, sean vulnerables hasta el punto de perder su propia reputación?. ¿No será acaso que su influencia es tan grande y aletargante, como para no sopesar por un instante la posibilidad de ser descubierto?. ¿O la sociedad está tan corrupta que se dificulta encontrar los honestos?. Sería interesante saber cuántos casos de funcionarios que son investigados por corrupción han sido hallados culpables y cuantos casos continúan en la impunidad. Como decía un emperador romano al interrogar a sus súbditos al regresar de la guerra: ¿quién ha dormido con mi esposa?. Al no obtener respuesta preguntó: ¿quién no estuvo con ella?.

Teniendo en cuenta su experiencia profesional ¿existe alguna clase de tipologías en las que se puedan encasillar los funcionarios corruptos?


En cuanto a tipologías se pueden considerar las siguientes:

El comediante: funcionarios cínicos que emplean términos y citan artículos para ocultar sus actuaciones corruptas, pregonando a los cuatro vientos tratarse de personas integras y dedicadas al ejercicio de sus funciones, con un comportamiento ético a toda prueba. Son astutos y con ciertos dotes de oradores cuyas argucias buscan justificar sus acciones dentro de un “marco de legalidad”. Desafían a quien ó quienes los señalan de ejercer prácticas ilegales y muestran protagonismo ante la opinión pública. En esta categoría se pueden incluir algunos políticos y personas que tienen elevada posición en la estructura jerárquica del Estado. Tratar de descubrirlos es bastante dificultoso. El delito que se les imputa es el de enriquecimiento ilícito, pero como no está lo suficientemente argumentado y su culpabilidad no alcanza a ser magnificada como para separarlos del cargo, se genera un ambiente de desconfianza en la población frente a las instituciones encargadas de hacer cumplir las leyes y lo único que resta esperar es esperar que den un paso en falso en sus futuras actuaciones para castigarlos con severidad, o que su conciencia sea su propio juez.

El todo sí: es el típico caso del funcionario que a toda acción dolosa dice sí, solicitando dinero por anticipado a los contribuyentes para cumplir su cometido y aunque no lo lleva a cabo, bien sea porque no tiene acceso a la información o porque no lo piensa hacer, se aprovecha del incauto que confió en él y cada vez que se acerca a conocer como va su caso, el funcionario le pide más dinero argumentando dificultades para la pronta solución del problema. Esta actuación se hace reiterada en cada entrevista que sostienen, cuidándose de no evidenciarse, al final como no hay indicios que lo comprometan abandona la misión, saliendo con cualquier pretexto. Por lo general se trata de funcionarios de rango medio que en el momento en que son acusados tienen la certeza de no ser descubiertos porque no hay pruebas de su conducta inmoral.

La manera de evidenciar su actuación corrupta es por medio de seguimientos reiterados, procurando encontrar un común denominador en su proceder. El tenderle una coartada suele ser una posibilidad para desenmascararlo, sin embargo, hay que ser cautelosos porque se trata de alguien habilidoso y sagaz que a la menor sospecha cambia de estrategia. El delito que se le puede achacar al ser descubiertas sus actuaciones corruptas, es el cohecho, bien sea propio o impropio, también le es imputable el delito de concusión.

El mago. es aquel funcionario que no asume responsablemente las labores de su cargo. De su actuación depende que se prescriban o no deudas, se notifiquen actos en debida forma, se recauden con oportunidad dineros. Sin embargo su proceder consiste en recibir la carga laboral y acumularla. Nunca dice no a nada, es despreocupado, distraído y altamente sociable, tiene un pobre concepto del trabajo, casi nunca da solución a los problemas y tan solo vuelve a saberse de él cuando se han generado traumatismos por no ejecutar su labor con honestidad . Su actitud inmoral se da en el momento que desaparece como por arte de magia, indicios que lo comprometan.

El seguimiento se hace dificultoso y cuando se identifican sus faltas, probablemente no labore en la dependencia o la institución, si esto último ocurre, la administración tributaria para evitar que esa clase de actuaciones prospere, puede entablar las denuncias a que haya lugar. El delito estaría tipificado como prevaricato por omisión y del adecuado seguimiento a las labores de los servidores públicos, depende que se reduzcan tales acciones que atentan contra el buen nombre y la eficiencia de las instituciones.

El relacionista público: funcionario que se hace amigo de empresarios y pequeños comerciantes para asesorarlos y realizar gestiones a su favor ante la entidad respectiva, y una vez dan los resultados esperados, le permiten ganar su aprecio y confianza. La acción corrupta surte efecto en el momento que a cambio de su colaboración recibe alguna contraprestación. Esta clase de actuaciones se presenta con mayor frecuencia en entidades de carácter técnico, donde agilizar un trámite es vital para quien obtiene el beneficio. Se trata de funcionarios que poseen don de gentes y son bastante expresivos.

El delito que se puede tipificar para este caso, es el de tráfico de influencias para obtener favor del servidor público, porque casi siempre un particular se compromete a presentar al funcionario público a alguien de su confianza que requiera los servicios de éste, de lo cual todos obtienen algún beneficio. Para el funcionario se ajustaría el delito de prevaricato por asesoramiento indebido. Se puede evidenciar en el momento que alguien decida seguirle el juego y acumule pruebas que lo inculpen, aunque es poco probable que eso suceda, porque quien lo busca para pedir ayuda y la consigue, tiene sentimientos de gratitud que se convierten en barrera para delatarlo, sin embargo si se hace seguimiento permanente a su desempeño, es posible desenmascararlo.

El exterminador: funcionario cuya acción inmoral consiste en destruir los elementos de trabajo que la institución coloca a su disposición. Es un inconsciente que gasta en exceso papelería y daña máquinas, escritorios, sillas, calculadoras etc., siendo prácticamente un "exterminador", que en oportunidades hurta los elementos de trabajo y si realiza tal acción, se puede esperar que se apropie de elementos de mayor valor. Se trata de alguien que va de oficina en oficina sin que nadie se percate de su presencia con la idea de apoderarse de algo. Sus acciones suelen ser esporádicas y no dejan huella, por eso es imprescindible que a cada funcionario se asigne un inventario de elementos devolutivos para que se responsabilice y los preserve, además se deben tomar medidas de vigilancia y control en las oficinas públicas para evitar que prosperen tales prácticas.

El todo bien: funcionario de apariencia agradable pero lleno de manías, que al preguntarle si ha efectuado su trabajo a cabalidad contesta: "todo bien", y a la hora de hacer una revisión se encuentra atrasado y documentos de importancia aparecen en su escritorio sin haberse diligenciado, haciéndose merecedor a procesos disciplinarios. Es de aquellos personajes que no contradicen ni objetan nada pero como se dice en el argot popular, están tomando del pelo al jefe inmediato. Por lo que se sugiere efectuar seguimiento permanente a su labor, fijándole metas de cumplimiento.
El soñador: funcionario que no tiene los pies pegados a la tierra y que aspira a acceder al poder y obtener riqueza de forma fácil y rápida. Este personaje está propenso a ser corruptible en la medida que cede a propuestas deshonestas que le representen beneficios económicos. Se trata de un individuo manipulable que llega a la vejez y sigue avivando la esperanza de salir de la pobreza de la noche a la mañana, sin el menor esfuerzo.

El folclórico: funcionario dicharachero, que cuenta chistes ganando la confianza y simpatía entre sus compañeros, sin embargo, detrás de esa alegría desbordante se halla una persona corrupta que suministra información a quien la solicita para que interpongan actuaciones frente a la administración fiscal, de tal forma que les represente algún beneficio monetario. A esta clase de funcionarios debe hacérseles seguimiento a su labor evitando en lo posible que utilicen a sus compañeros para ejecutar tales prácticas corruptas, advirtiendo de las posibles implicaciones legales a quienes suministren información a otros que no están facultados para pedirla.

¿Cuáles son las alternativas para combatir la corrupción en el sector público?.

Expertos en el tema de la ética, proponen tres alternativas que permiten combatir la corrupción en el sector público (24). La primera sugiere que debe haber un cambio en el comportamiento de la comunidad que es tolerante con pequeños brotes de corrupción. En segundo lugar se deben adoptar medidas tendientes a mejorar los ingresos salariales de los funcionarios públicos, el traslado de quienes ocupen cargos donde se presuma pueda haber riesgo de corrupción y la tercera hace referencia al tipo de sanciones que se deben imponer a quien infringe las normas, para evitar la impunidad.


Es importante tener en cuenta que las conductas inmorales en los funcionarios públicos en oportunidades son inducidas por personas que persiguen intereses particulares. No hay que olvidar que algunas acciones que aparecen como inmorales no necesariamente lo son, como el caso de la ayuda desinteresada y espontánea que prestan algunos funcionarios a los usuarios y cuyo propósito es servir pero son mal interpretados por quienes ven en toda actitud de servicio, focos de corrupción.

Cuando un comportamiento inmoral es tolerado por la comunidad, los funcionarios que defraudan al Estado se sienten motivadas a seguir haciéndolo, porque ven el camino llano para hacer de las suyas al considerarse lo suficientemente sagaces para no dejar huella de sus actos.


Solamente hablamos de valor moral o de bondad moral, al referirnos a una persona, pero podemos preguntarnos ahora: ¿se podrá llamar moral a cualquier acción que realice un hombre?. Se puede responder no; que sólo se puede llamar acción moral (buena o mala) a la acción que se realice libremente (...). El hombre no sólo representa en su interior la obra o la actividad, sino que tiende hacia ella por medio de su voluntad (...). El acto verdaderamente humano siempre está motivado, tiene una finalidad (...). Lo característico del acto humano inteligente es que el acto pretende algún fin, tiene algún motivo (25).


La ética como ciencia de la conducta, propone fines que son válidos a las personas dentro de una sociedad. El pretender separar la moralidad de la normatividad genera formas de corrupción. Decía León XIII que “la cobardía y la duda son contrarias a la salvación del individuo y a la seguridad del bien común, es por ello que se hace necesario denunciar al corrupto o toda acción que parezca serla, porque guardar silencio es hacerse partícipe de conductas inmorales “.

Es imprescindible educar a los funcionarios públicos y a la ciudadanía en materia de ética. Se deben implementar normas tendientes a explicar cómo y cuándo se debe presentar una denuncia, (26) ante quien y de que manera debe efectuarse, sin embargo, hay que tener cuidado con la implantación de normas, porque en exceso permiten abonar terreno a la corrupción, ésta se incuba en donde se carece de seguridad locativa y de vigilancia apropiada, permitiendo que pruebas documentales caigan en poder de quienes tienen intereses oscuros.

“ El hombre es un ser constitutivamente moral, en la medida que tiene que dar una respuesta ante los requerimientos del medio que lo circunda, de lo contrario se limitaría a recibir pasivamente lo que el entorno le ofrece y no estaría haciendo valer su propia dimensión humana “ (27) .

¿Cómo se debe entender el fenómeno de la corrupción?.

Un acto humano malo, es aquel que atenta contra la propia integridad y la de los demás. La corrupción es un acto que destruye moralmente a la persona, es como un veneno que se va apropiando del cuerpo muy lentamente, y sin darse cuenta, la persona que da el paso hacia conductas inmorales, se va transformando hasta convertirse en un cínico social. Lo preocupante es que no llega a considerar sus actuaciones como malsanas y continúa ejecutándolas justificándose a sí mismo, bien sea porque el cargo le está dando la oportunidad de obtener lo que la sociedad no le ha dado, o porque sencillamente no considera su proceder como impropio. El auto-engaño le permite al corrupto mantenerse en ese ambiente, se tiene precio cuando no hay autoestima. Se debe atacar la ética del evasor según la cual se abstiene de pagar tributos al Estado porque incumple con sus deberes.

¿Conoce algún caso en especial sobre corrupción de funcionarios públicos?.

Está el de aquellos funcionarios que demoran deliberadamente los procedimientos, siendo muy sutil la forma como lo llevan a cabo, empleando coartadas para hacer ver lo ilegal como legal, modalidad que se sigue presentando en aquellos funcionarios, quienes tienen la certeza que jamás se descubrirá y comprobará su acción fraudulenta. Al existir la duda o la sospecha de que alguien es corrupto, da pie para no confiar en él y lo indicado es hacerle un seguimiento a sus actuaciones, pero si no da resultado debe cambiarse del puesto que desempeña a otro que le impida realizar tales prácticas y en lo posible que no tenga que ver con atención o contacto directo con los usuarios. La negligencia en el cumplimiento del deber y la omisión intencional de actuaciones son otros de los casos, es interesante dejar a la memoria del lector la posibilidad de identificar a los personajes de la vida pública que han tenido tales comportamientos corruptos.
En este orden de ideas se puede tipificar la corrupción de la siguiente manera:

Visita de auditor termina convirtiéndose en tentación.

Este caso se presenta cuando son designados algunos funcionarios de la administración tributaria, para realizar labores de auditoria a contribuyentes de quienes se tiene indicios de evasión tributaria y una vez la detectan aceptan ser sobornados .

Dramatizado:

Don Cantalicio, vengo de la administración tributaria a efectuar una visita a su compañía, para verificar si está cumpliendo con sus obligaciones fiscales. Bienvenido, no hay problema puede revisar lo que guste. Diocelina, tráigale un tinto al doctor. Si gusta puede trabajar en mi oficina. Gracias. A los pocos días de estar laborando, el funcionario fiscalizador encontró que en varias declaraciones había omitido ingresos. Ante tal situación y teniendo en cuenta que se trataba de una suma bastante considerable de dinero, el contribuyente optó por sobornar al funcionario. Éste lo ayudó expresando lo siguiente: don Cantalicio, lo puedo ayudar pero de todas maneras debe corregir por un valor así sea poco significativo porque debo presentar un informe convincente, de lo contrario se pueden dar cuenta. Esta bien.

Así lo hicieron y en esa oportunidad el funcionario no fue descubierto, pero como siguió empleando la misma táctica con otros contribuyentes, en una de las tantas visitas que efectuó fue evidenciado por el jefe inmediato quien no creyó en el resultado que arrojaba su informe, porque conocía el caso a fondo y procedió a enviar una comisión verificadora que corroboró sus sospechas, de tal forma que el contribuyente al verse perdido enteró a los funcionarios de la verdad y como había sido favorecido recibió la sanción respectiva y se presentó la destitución inmediata del funcionario.

La devolución indebida es actuación corrompida.

Se trata de aquella modalidad en la cual algunos funcionarios se dejan sobornar otorgando devoluciones indebidas de dineros a contribuyentes que las han solicitado, soportadas con documentos falsos de empresas legalmente constituidas, que al ser consultados en los sistemas informáticos parecen legítimos. El correctivo para esta clase de delito es hacer un seguimiento permanente a quienes estudian los casos y dictaminan devoluciones para verificar si lo hacen sujetos a la normatividad y con la correspondiente documentación que sustente la solicitud.

Dramatizado:

Doña Lupe buenos días, ¿cómo está?. Bien gracias. Doña Lupe necesito que me ayude a tramitar una devolución. ¿Tiene los documentos?. Si . Permítamelos. Aquí están. Regrese mañana, voy a estudiarlos.—Al día siguiente.- Don Eutimio faltan algunos soportes. El problema es que no tengo como conseguirlos. Es una suma bastante considerable la que está solicitando. Si me colabora la recompenso generosamente. Está bien, entonces mande elaborar los documentos que faltan. Y ¿el papel membreteado?. Esos los hacen en cualquier tipografía, pero, tenga en cuenta que correspondan a empresas que existen, yo me encargo del resto. Gracias, dígame por qué valores. La funcionaria procedió a explicarle y una vez se los trajo aprobó la devolución y la hizo firmar por el jefe inmediato, quien no se dio cuenta de lo que ocurría porque se los pasó en un momento que estaba ocupado y no los revisó confiando en la funcionaria. Doña Lupe siguió empleando tal modalidad con buenos resultados hasta que en cierta oportunidad se descubrió la falsedad en los documentos aportados por un contribuyente gracias a una auditoria realizada, procediéndose a reconstruir el caso y a sancionar al contribuyente quien tuvo que reintegrar el dinero con intereses y sanción, además de instaurarse las medidas penales en su contra. En cuanto a la funcionaria que había concedido la devolución fue destituida de la entidad y paga prisión.

El dejar prescribir deudas, al funcionario trae graves consecuencias.

Se trata de aquellos funcionarios que dejan prescribir obligaciones de manera intencional al no gestionar a tiempo los expedientes que están bajo su responsabilidad, o aunque no lo estén, no hacen nada para impedirlo. En este caso el jefe inmediato debe monitorear el trabajo de los funcionarios subalternos y efectuar un barrido al universo de contribuyentes, para impedir que las deudas dejen de ser exigibles, aunque esto cause malestar en la población obligada a tributar al requerírseles por obligaciones que ya cancelaron y no se han actualizado, por lo que se aconseja depuración permanente de las bases de datos de las entidades.

Dramatizado:

Don Erasmo quiero que me aconseje, ¿qué puedo hacer con mis obligaciones tributarias?, no tengo con que cancelarlas, ¿será que usted me puede ayudar?, yo lo gratifico. Voy a averiguar quien tiene el expediente. Espere un momento - consulta la base de datos. Y a los pocos minutos.- Tiene suerte don Lucas porque no está repartido y sus obligaciones pronto van a prescribir. ¿Cómo así?. ¿O sea que no me van a cobrar?. Si no profieren un acto que lo impida posiblemente no. ¿Entonces que hago?. Esperar, y no se le ocurra enviar ningún oficio a la administración tributaria porque se evidenciaría de inmediato. Gracias. Venga dentro de un mes a ver que noticias le tengo don Lucas. Transcurrido el mes regresó a averiguar. Tengo buenas noticias, prescribieron las deudas y puede pedir el archivo de su expediente. Así lo haré don Erasmo. Don Lucas saltaba de la felicidad porque había dejado de cancelar una gran suma de dinero correspondiente a deudas antiguas. Don Lucas recompensó generosamente a don Erasmo. En vista de lo significativo del valor prescrito, se hizo la investigación del caso sancionando a los funcionarios que no tomaron las medidas necesarias para impedirlo. Don Erasmo no fue investigado porque nadie podía saber que él había asesorado a don Lucas. Su falta de ética triunfó en esa oportunidad, pero posteriormente y gracias a una auditoria fue descubierto al dejar prescribir algunas deudas del expediente de un contribuyente que tenía bajo su cargo, siendo culpado por negligencia en la exigibilidad del pago de las obligaciones tributarias, lo que le mereció ser despedido de la institución.

El retardar un trámite, es una conducta infame.

Una forma delictuosa consiste en demorar trámites en contra de contribuyentes, dando ocasión a que soliciten algún tipo de nulidad ante la administración tributaria. Es una modalidad empleada por aquellos funcionarios corruptos que esperan recibir a cambio una retribución económica. Por eso es importante llevar un control de las actuaciones de quienes manejan expedientes verificando que ejecuten su labor con la oportunidad y celeridad requerida. Este delito es uno de los más comunes porque el funcionario que realiza el hecho fraudulento piensa que es fácil pasar desapercibido.

Dramatizado:

Don Cayetano tengo entendido que usted tiene a cargo el expediente de mi compañía y en este momento no puedo cumplir con las obligaciones tributarias, ¿qué puedo hacer?. La verdad don Marcos, si usted no se pone al día voy a proceder a embargarlo. Don Cayetano si embarga las cuentas me perjudica porque esta semana tengo que cancelar la nómina de mis empleados, le propongo una cosa. ¿Cuál?. Porqué no lo hace después que la pague y lo premio por eso. Está bien pero que no pase de fin de mes porque tengo que entregar el expediente gestionado. Una vez don Marcos pagó la nómina, Cayetano procedió a embargar sus cuentas que para ese entonces tenían saldos bajos, siendo gratificado generosamente. En esa oportunidad Cayetano no fue descubierto porque aparentemente había cumplido con su labor, pero como insistió en informar a los contribuyentes antes de embargarlos para obtener beneficios, fue evidenciado por su jefe inmediato quien se dio cuenta que un contribuyente tenía bienes y saldos considerables en sus cuentas y Cayetano no lo había embargado en ese momento, sino que había esperado hacerlo hasta cuando el contribuyente tuvo saldos con baja cuantía y había transferido sus propiedades a terceros, lo que le significó al funcionario un proceso disciplinario, mientras se reunieron las evidencias que permitieron su destitución.

Cobrar por gestionar documentos ante la administración tributaria tiene su riesgo.

Consiste en sacar ventajas de la situación de aquel contribuyente que se acerca a la administración tributaria con la intención de hacer gestiones para el pago de sus obligaciones fiscales y se deja enredar por un funcionario inescrupuloso quien al darse cuenta que desconoce la manera como debe realizar los trámites respectivos, le presenta un panorama sombrío y promete ayudarlo a cambio de alguna retribución económica. Esta modalidad es bastante riesgosa para quien la practica porque en cualquier momento puede ser denunciado por el mismo contribuyente que no esté de acuerdo con sus exigencias. Se han visto casos donde éste le coloca una celada para evidenciarlo y castigar así su actuación.

Dramatizado:

Disculpe, ¿quién me puede ayudar?. ¿Qué desea señor?. Necesito verificar el estado de mis obligaciones fiscales. –El funcionario consultó en su computadora-. Es bastante lo que debe. ¿Cuánto?. El funcionario procedió a explicarle. No tengo todo ese capital ¿qué puedo hacer?. – El funcionario no le explicó la forma correcta como debía solucionar su problema, sino que por el contrario le insinuó en voz baja para que sus compañeros no se enteraran, de la manera como podría ayudarlo a cambio de retribución económica. ¿Cuánto? – preguntó el contribuyente . El funcionario fijó una cantidad. Está un poco elevado. Ese es el precio. Está bien, está bien. –Dijo el contribuyente a regañadientes. - Para mañana le tengo el dinero-. Al día siguiente y una vez recibida la paga, el funcionario le mostró muy discretamente un oficio que había radicado bajo su nombre en donde solicitaba la prescripción de algunas deudas, pidiendo al mismo tiempo un plazo para pagar otras por la modalidad de cuotas. ¿Y ese oficio vale todo eso?. –Preguntó asombrado el contribuyente- lo que pasa es que hay que saberlo hacer para que no sea rechazado- dijo mintiendo el funcionario-. Gracias.- contestó el contribuyente y se retiró. Otro ingenuo que cayó,.- pensó el funcionario- en esa ocasión su acción corrupta dio resultado, pero en otra oportunidad planteó el mismo procedimiento a otro contribuyente quien dándose cuenta de su mala fe, aceptó para seguirle el juego informando a las autoridades competentes, quienes lo capturaron en el preciso momento que recibía lo estipulado, siendo destituido de la entidad iniciándose un proceso penal en su contra por falsificación de firmas.

F. La permeabilización en la investigación, es síntoma de corrupción.

Este caso se presenta cada vez que denuncian a alguien por evasión fiscal y se filtra la información, de tal manera que cuando llegan las autoridades a efectuar una inspección no encuentran las pruebas.

Dramatizado:

Que extraño que cada vez que vamos a efectuar una visita es como si nos estuvieran esperando, pensaba el jefe del grupo de allanamientos de una entidad fiscalizadora. Entonces decidió efectuar el seguimiento a cada uno de sus subalternos, sin obtener resultados, hasta que un día que alzó por casualidad una extensión para efectuar una llamada, sin quererlo escuchó que uno de los funcionarios dialogaba con un contribuyente advirtiéndolo de una posible visita. Don Cástulo tenga mucho cuidado porque mañana vamos a efectuar un allanamiento. ¿Por qué razón?. Por denuncia de alguien que lo acusa de llevar doble contabilidad y al parecer sabe donde se encuentran las pruebas. Gracias don Manolo voy a arreglar ese asunto para que cuando vengan encuentren todo en regla. Lo espero por acá para recompensarlo. Gracias don Cástulo, voy cuando me quede un tiempo. Los investigadores le siguieron el rastro y lo hallaron recibiendo dinero del contribuyente, siendo arrestado por las autoridades competentes y separado de la institución, perdiendo la antigüedad que llevaba en la empresa ya que estaba próximo a pensionarse.

La pérdida intencional de documentos es un hecho fraudulento.

Hay funcionarios que desaparecen documentos de manera sutíl para favorecer intereses de deudores frente a la administración tributaria, sin embargo, hoy por hoy esta práctica tiene un mayor control y en caso de pérdida física de los expedientes se pueden reconstruir. De ahí la importancia de tomar medidas de seguridad locativa, así como la utilización de modernos sistemas informáticos y de microfilmación que impidan su acceso permitiendo conservar por tiempo indefinido la información importante.

Dramatizado:

Don Leovigildo acudo a usted porque Ramón me lo recomendó. En que puedo servirle. Mi nombre es Rodolfo y tengo un expediente con obligaciones fiscales. Dígame el número. -Rodolfo procedió a dárselo-. Efectivamente aquí está y tiene deudas. ¿Usted me podría ayudar?. De que forma. ¿Cuánto me cobra por desaparecerlo?. Pero eso no sirve de nada porque las obligaciones figuran en el sistema. No importa pero por lo menos puedo dilatar el pago y quien quita que se prescriban las obligaciones. Esta bien. Llegaron a un acuerdo monetario y el expediente fue sustraído aprovechando que no estaba repartido, gracias a la complicidad del encargado de custodiar el archivo donde reposaba. Esa modalidad la siguieron empleando con buenos resultados hasta que en cierta oportunidad otro funcionario los descubrió destruyendo un expediente y echando los pedazos en bolsas de basura, siendo denunciados y destituidos una vez se comprobó el delito en que habían incurrido, entablándose un proceso penal en su contra. En todos los casos las obligaciones de los contribuyentes que emplearon dicha modalidad, se hicieron exigibles al reconstruirse los expedientes y de nada les sirvió que pagaran por desaparecerlos.

H. Quien accede a cumplir favores por compromiso termina cometiendo equivocaciones.

Hay funcionarios que solicitan a los contribuyentes ubicar laboralmente a sus familiares y a cambio de eso se vuelven incondicionales con estos para retribuir de alguna manera el favor recibido como por ejemplo: mediante la agilización de trámites, liquidación de obligaciones fiscales etc. Se descubren cuando la colaboración del funcionario se hace evidente, despertando sospechas entre sus compañeros quienes cansados de sus continuas peticiones terminan por denunciarlos, haciéndose merecedores de sanciones por interceder en favor de terceros.

Dramatizado:

Señor Roncancio, usted que es un hombre de negocios y tiene buenas relaciones públicas ¿podría ayudarle a conseguir puesto a mi hermana?. Por supuesto que sí, dígale que lleve una hoja de vida a mi oficina. Así lo hizo Teófilo y su hermana consiguió el empleo. En vista de ello don Roncancio pedía cuánto favor se le ocurría referente a gestiones ante la administración tributaria y Teófilo por agradecimiento se mostraba incondicional, ejerciendo presión sobre sus compañeros a quienes acudía para efectuar los trámites respectivos. Un día recibió del mensajero de don Roncancio unos documentos para que fueran radicados sin la presentación personal que a ello obligaba y por estar insistiendo ante le funcionario competente, éste se disgustó y lo denunció al considerar indebido su proceder, siendo investigado y posteriormente destituido del cargo por intento de favorecimiento a terceros.

I. Excluir contribuyentes de programas de fiscalización causa indignación.

Esta modalidad se presenta cuando la administración tributaria desarrolla programas masivos de cobro a los contribuyentes morosos y el o los encargados de enviarlos, a cambio de retribución económica, excluyen algunos actos para favorecer a amigos o conocidos, permitiendo así que se prescriban obligaciones o se impida que se sigan adelante procesos de ejecución.

Dramatizado:

Ignacio, me he enterado por la prensa que la administración tributaria va a iniciar una campaña de cobro a aquellos contribuyentes que tienen obligaciones tributarias pendientes, aplicando sanciones severas, y la verdad es que no estoy al día si me das una ayudita te recompenso muy bien. ¿Cómo quieres que lo haga Eduardo?. ¿Tu no eres uno de los encargados de enviar los documentos?. Sí , ¿por qué?. Tu podrías excluirme del programa. Como si fuera tan fácil. Cuando impriman las actuaciones sacas la mía, con eso me das tiempo para tratar de ponerme al día o si cuento con suerte, se prescriban las obligaciones porque puedo comprobar que no he recibido ninguna notificación. Voy a intentarlo pero no te prometo nada. Efectivamente así lo hizo dando oportunidad para que la compañía de Eduardo no fuera incluida en dicho programa. En esa oportunidad Ignacio no tuvo mayores dificultades pero en otra ocasión que intentó hacer lo mismo con otro conocido suyo fue descubierto, porque al efectuarse una revisión el jefe inmediato se percató que faltaban algunos números consecutivos de acto administrativos generados por los sistemas informáticos, y sin que sus subalternos se enteraran efectuó continuos seguimientos hasta que en uno de ellos por fin descubrió a Ignacio sustrayendo un documento, siendo separado del cargo, investigado y destituido de la entidad. Se tiene indicios que esta clase de delitos no solo los cometen los subalternos, sino quienes tienen cierta investidura.

J. Reducir sanciones, aceptar deducciones falsas o declaraciones con error, son otras modalidades de corrupción.

Consiste en que el funcionario fiscalizador que tiene la oportunidad de auditar empresas acepta deducciones inexistentes, declaraciones con inconsistencias etc, y a cambio recibe dinero de los beneficiados.

Dramatizado:

Señor Cuellar, una vez revisados los documentos de su empresa, he encontrado que en una de las declaraciones de impuestos existen inconsistencias, porque la presentaron por un valor inferior al que deberían haber liquidado de acuerdo con los soportes contables.- Enseñó el documento. Dr. Mojica, ¿entonces que debo hacer?. Corregir y pagar con sanción e intereses. ¿Cuánto sería?. El funcionario calculó un valor bastante representativo. Eso es mucho dinero, ¿no hay una forma de llegar a un acuerdo?. ¿Qué se le ocurre?. En lugar de cancelar todo ese dinero al Estado, ¿por qué no presenta en su informe un valor a corregir reducido y lo gratifico?, al fin y al cabo es mejor pagarle a usted que regalarle dinero al gobierno. Llegaron a un acuerdo económico y se dio por culminada la visita. Como el funcionario utilizaba esa táctica con frecuencia, en una visita posterior se encontró con un contribuyente que se limitó a escucharlo y no hizo ninguna propuesta para reducir el pago de sus obligaciones, ante lo cual el funcionario se insinuó y éste aceptó para saber hasta donde llegaba. En posteriores reuniones el contribuyente grabó las conversaciones sostenidas con el funcionario instaurando la respectiva denuncia, permitiendo su destitución inmediata y el inicio de un proceso penal en su contra.

K. Levantar embargos cuando aún existe impuesto a cargo.

Se presenta cuando un funcionario que tiene la responsabilidad de cobrar las deudas de un contribuyente que se encuentra embargado, levanta dicha medida, permitiendo a éste hacer uso de aquello que había sido objeto del embargo siendo recompensado en contraprestación por sus servicios. La entidad fiscalizadora no vuelve a tener la oportunidad de embargar al contribuyente quien a partir de ese momento se cuida para no realizar sus transacciones por el sistema financiero transfiriendo a terceros los bienes que están a su nombre.

Dramatizado:

Don Uldarico usted que lleva el expediente de mi compañía ¿por qué no me colabora?. ¿De qué manera?. ¿Levánteme el embargo?. Eso no se puede hacer hasta tanto no cancele sus obligaciones. Le propongo lo siguiente: pago parte de los impuestos a cargo, levanta el embargo y lo gratifico generosamente. Se pueden dar cuenta. Yo no creo porque con el pago parcial se está reflejando su gestión. Está bien pero le cobro “X” dinero. Bien. Así lo hizo el funcionario desembargando al contribuyente quien a su vez entregó una copia del pago al funcionario con el cual devolvió el expediente, quitando los oficios de embargo y desembargo. En esa oportunidad nadie se percató de lo sucedido y así lo siguió haciendo con otros contribuyentes, hasta que fue evidenciado en una auditoria que efectuó uno de los funcionarios investigadores a los expedientes gestionados en la que encontró los oficios de desembargo y no los de embargo, despertando su curiosidad, procediendo a solicitar una copia del embargo al archivo, concluyendo que había favorecido al contribuyente porque el monto era superior al cancelado y aunque para esa fecha ya no laboraba en la misma dependencia se elevaron los respectivos pliegos de cargo hasta comprobarse el delito, siendo despedido de la entidad.

L. Desembargo de bienes y cuentas por funcionarios ajenos a las dependencias.

Es el caso de aquellos funcionarios de otras dependencias que proceden a levantar embargos falsificando la firma de quienes tienen los expedientes en su poder, dando la oportunidad al contribuyente para que coloque sus bienes a manos de terceros evitando así el pago de sus obligaciones, mientras que el funcionario corrupto se mantiene a la sombra sin ser descubierto, de ahí la importancia de restringir el acceso a dependencias donde hallan documentos de alta importancia, los cuales deben permanecer bien custodiados por quienes tienen dicha responsabilidad evitando en lo posible que quien no tenga que ver con las obligaciones de los contribuyentes se entere del estado de sus cuentas y el nombre de quienes las gestionan.
 

Dramatizado.

Mariano, con el embargo a mis cuentas y bienes por la administración tributaria estoy tengo manera de trabajar, ayúdame a levantarlo. Llegaron a un acuerdo monetario y Mariano indagó quien había efectuado el embargo, verificando que aún tenía el expediente, enseguida procedió a elaborar el oficio de desembargo falsificando la firma del funcionario y lo envió a las entidades respectivas, permitiendo de esa manera que el contribuyente retirara los fondos de sus cuentas antes que fueran consignados por estas, en la entidad encargada de recepcionarlos y direccionarlos a la administración tributaria, transfiriendo de paso sus bienes a manos de terceros. Cuando se hizo la respectiva investigación a los funcionarios, verificaron que el responsable del expediente no tenia nada que ver en el asunto porque la firma no correspondía a la suya. Al seguir con las averiguaciones identificaron la computadora donde fue realizado el fraude la cual se encontraba en otra dependencia, y aunque en esa oportunidad no hallaron al culpable, tal situación dio pie para que se enteraran de la novedosa manera de actuar por parte de los funcionarios corruptos haciendo casi imposible descubrirlos, por lo que se tomaron las medidas para evitar que empleados ajenos a las dependencias ingresaran a las mismas para enterarse de las obligaciones de los deudores. En cuanto al contribuyente a quien se levantó el embargo, se investigó para conocer su grado de participación, pero no pudo demostrarse nada en su contra, sin embargo se incluyó en una lista de contribuyentes de dudoso proceder a quienes se les practicaría permanentes controles con el fin de hacerlo cumplir con sus obligaciones.

M. Expedir certificaciones falsas cuando existen obligaciones claras.

Hay entidades que exigen como requisito a quien decida licitar con ellos, que se encuentre al día con sus obligaciones fiscales, pero éstos al tener deudas se las ingenian para obtener los respectivos paz y salvos, sobornando a los funcionarios que se prestan para dichas maniobras corruptas.
 

Dramatizado:

Don Edmundo necesito su ayuda, imagínese que tengo plazo hasta mañana para entregar el paz y salvo de mis obligaciones fiscales a una entidad del Estado que está interesada en contratar los servicios de empresas como la nuestra, el problema es que debemos impuestos. Estamos dispuestos a pagarle lo que sea si nos colabora. Déjeme ver como puedo hacerlo. Comuníquese conmigo en una hora. Efectivamente a la hora llamó el interesado y Edmundo tenía el paz y salvo en su poder. Como no podía obtener la firma, la falsificó. Así lo hizo en reiteradas oportunidades con otros contribuyentes, hasta que fue descubierto por un compañero de oficina que se dio cuenta que estaba diligenciando uno, alertando a las autoridades competentes quienes luego de un seguimiento a sus movimientos lo hallaron en una cafetería entregando un paz y salvo a un usuario de quien recibía dinero en ese momento, siendo destituido y enviado a prisión.

También se da el caso del funcionario que se compromete a desaparecer deudas, pero como sabe que no puede hacerlo porque no tiene acceso a las bases de datos, entonces decide entregar certificaciones falsas al contribuyente asegurándole que no va a ser requerido. Al poco tiempo éste se da cuenta del engaño porque lo solicitan nuevamente por las mismas obligaciones teniendo que cancelarlas. En ocasiones quien realiza tal practica es un funcionario temporal, algo que muy difícilmente haría un funcionario de planta, quien sabe que en cualquier momento podría ser denunciado. Lo que obliga a pensar que funcionarios vinculados bajo esa modalidad no deben realizar funciones con altos grados de responsabilidad, no queriendo decir con eso que todos los funcionarios temporales sean corruptos.
 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet