Conferencia internacional por la paz
 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (361 páginas, 1540 Kb)

 

Segunda parte

Mesa Redonda del 28 de febrero del 2003.

Canal del Congreso. Se comunican personas de diversas partes de la República mexicana, interesados en escuchar al doctor Jalife, quien se presentará al final del día. Vamos inmediatamente de regreso al Auditorio Sur, aquí, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, con Alfredo Rojas.

Alfredo Rojas. Buenas tardes a todos. Estamos de regreso en esta segunda parte, la mesa redonda y conclusiva de esta “III Conferencia Internacional por la Paz”. Tenemos ahora una concurrencia muy selecta y nutrida. Estarán con nosotros el doctor Alfredo Jalife-Rahme, escritor de La Jornada e investigador de la UNAM; Lino Martínez Salazar, Embajador de Venezuela en México; al Viceprimer Ministro de Iraq, Tarek Haziz; al Embajador de Palestina en México, Fawzi Youzif; al periodista y científico de la UNAM, al doctor Guillermo Almeira; al líder de la Cámara de Diputados de México, Martí Batres; al líder de la organización civil “No en nuestro nombre” de México, Gabriel Pérez Rendón; y, por último, al diputado por el Partido del Trabajo, Alberto Anaya;

Tenemos ahora al Excelentísimo, señor Embajador de Venezuela en México, Lino Martínez Salazar. Señor Embajador, ¿porqué la OPEP pidió que ya no le pagaran con dólar sino con euros? Vemos cambios en la OPEP, organización a la que Venezuela pertenece. ¿La visita del presidente Hugo Chávez a Iraq, molestó mucho a Bush?

Lino Martínez Salazar. La posición de Venezuela hoy, es diferente en materia petrolera y en materia de relaciones internacionales, a lo que fue tradicionalmente. Siempre, los gobiernos que ha tenido Venezuela, de cualquier signo político, estuvieron muy ligados a la política norteamericana. En el momento de asumir la Presidencia de la República, Hugo Chávez encuentra que el precio del barril de petróleo, estaba en uno de sus niveles más bajos, alrededor de siete dólares.

Comenzó sus gestiones con México, Noruega y otros países incorporados a la OPEP, encontrando resultados positivos. El precio del petróleo comenzó a subir, hasta situarse alrededor de los 30 dólares.

Chávez, argumentó varias veces que el problema no era extorsionar a los países que no tienen petróleo, sino establecer un precio justo que no afecte a los países consumidores ni a los productores.

Para ello, se estableció un parámetro de 22 y 28 dólares, como margen satisfactorio.

No es necesario que suba escandalosamente el precio del petróleo, porque los países consumidores lo procesan y revenden. El promedio de petróleo procesado, se estaba vendiendo a cien dólares, el mismo barril que acaban de comprarse en siete dólares. Una cuestión verdaderamente exagerada. De tal manera que, Chávez propone una especie de equilibrio entre lo que debe obtener un productor de petróleo y lo que recibe el que procesa, elabora y vende los productos, que también deben recibir un ingreso justo. Esa política se ha mantenido, no ha sido fácil, la OPEP se recuperó, salió del hoyo donde estaba metido. Se ha comentado que, uno de los propósitos que existen es liquidar a la OPEP. Yo creo que no va a ser fácil, porque Chávez y otros integrantes de la OPEP, están conscientes del papel que les corresponde jugar y defenderán a la OPEP que costó mucho crear.

Esa alusión que usted hace del viaje de Hugo Chávez a Iraq, es muy importante, se relaciona con la OPEP. Era un momento en que el territorio iraquí, estaba prácticamente vedado para los Jefes de Estado.

Chávez fue uno de los primeros que, en un gesto de audacia, resolvió visitar a Saddam Hussein. Primero fue a Irán y, luego por tierra entró a territorio iraquí, porque sabía que era muy peligroso ir por aire. Entró a territorio iraquí e hizo contacto con Saddam Hussein.

Bueno, ya sabemos el escándalo que se armó, pero al poco tiempo, otros jefes de estado de Europa, África y Asia, visitaron a Saddam Hussein. Entonces, el veto a Saddam Hussein, quedó relativamente roto. Chávez, sostiene que nuestro país es soberano y que el tienen libertad de actuar y relacionarse con todos los jefes de estado del mundo, sin discriminar a nadie.

Al contrario, cuando Chávez era candidato a la Presidencia de Venezuela, Estados Unidos le negó visa de entrada a su territorio, como diciendo al pueblo venezolano, no voten por ese individuo porque no me gusta. Un día, oí a Chávez ante una manifestación en Caracas que decía: “bueno, si Estados Unidos me niega la visa para entrar a su territorio, pero, para ser presidente de Venezuela, yo no necesito una visa norteamericana. Un gesto de verdad valeroso, sincero y desafiante de la política norteamericana. Después como presidente, ha entendido que no tiene porque pelearse con Estados Unidos, si hubo visa y ha ido a Estados Unidos, ha superado esa situación de tensión inicial. Estados Unidos, también dice haberlo superado.

A propósito de las amenazas contra Iraq. Estados Unidos tiene resuelto invadir a Iraq pase lo que pase, aunque Saddam Hussein acceda a la más mínima petición de ONU, de todas maneras, Estados Unidos invadirá a Iraq. Fíjense ustedes, cómo han estado midiendo las exigencias a Iraq, bajo un plan militar minucioso. Inicialmente, Iraq no aceptaba a los inspectores, luego, Sadam Hussein dijo que si los aceptaba; pero, para entonces eso no bastaba, ahora tienen que desarmarse. Hace poco leí en un periódico: “Saddam Hussein dispuesto a liquidar sus cohetes". Y, Estados Unidos dice: "no basta, no se van a salvar porque liquiden sus cohetes". Bueno, entonces qué quiere Estados Unidos, ¿es una decisión ya tomada, terca, que no va a cambiar de ninguna manera? Quiere ponerle la mano a Iraq, para tener control sobre el petróleo del mundo.

La política norteamericana de hoy, pretende ejercer control sobre todo el mundo, cualquier riqueza que parezca estratégica inmediatamente quieren controlarla, interviniendo, poniendo títeres al frente o bloqueando. La política de entenderse, de conversar, acordar con otras naciones, no aparece en el vocabulario de gobierno norteamericano.

Simplemente se han decidido dominar al mundo por las buenas, por la fuerza o por cualquier medio. Pero, entiendo que los pueblos se empiezan a dar cuenta de esa situación. Igual que el pueblo venezolano, resolvió quitarse de encima todos los políticos, los partidos, quitarse todo lo que ocurría antes de Chávez.

El pueblo venezolano, estaba completamente desencantado de los partidos políticos, cansado de la democracia representativa. Chávez propone otra alternativa, propone la “democracia participativa”, que básicamente tiene las mismas prácticas de la democracia electoral, la diferencia es que, el pueblo sigue participando después de introducir su voto en la urna. En abril, Hugo Chávez fue depuesto y el pueblo lo repuso en un ejercicio democrático. Y, la última vez que pretendieron quitarlo, decían que si había huelga en la industria petrolera, Chávez no duraría siete días más. Pero, Chávez es un producto democrático masivo. Si los enemigos de la democracia quitan a Chávez, entonces, un pueblo incontrolable va a salir a la calle a tomar justicia por sus propias manos, tal como ocurrió en el “caracazo” de febrero de 1989. En ese entonces, el ejército le echó plomo al pueblo, no sé cuántos muertos hubo, todavía no se sabe efectivamente cuántos murieron ni dónde están. Pero, ese pueblo podría volver a reaccionar igual. Para fortuna de las elites venezolanas, que pretenden sacar a Hugo Chávez del poder, Chávez controla la fuerza popular de manera positiva, porque esa fuerza suelta sería verdaderamente destructiva.

Muchas Gracias por su atención.

Alfredo Jalife. Señor Embajador, ¿han hecho algún pronunciamiento específico en relación a las amenazas de guerra contra Iraq?

Ustedes que son los únicos católicos de la OPEP, ¿se sumarían a un boicot de la OPEP?6 Esto, ya lo pidió el presidente Mahatir en la última reunión de países no alineados, en Koala Lumpur.

Lino Martínez. Bueno, aunque represento al gobierno de Venezuela y al presidente de Venezuela, no puedo hablar por el ni por los planes que tenga el gobierno. Es prematuro opinar sobre eso, no creo que sea la única forma de oponerse a los designios del gobierno norteamericano, hay otras formas. Dentro de los Estados Unidos, hay fuerzas que se mueven, fuerzas populares que en definitiva podrían obligar al gobierno a cambiar de actitud, que no tengan que poner al mundo al borde de una crisis como lo significaría un boicot petrolero o cosas por el estilo. Donde no sólo Estados Unidos saldrían perjudicados, sino todo el mundo. Venezuela ha condenado las amenazas contra Iraq, respeta el derecho de los pueblos a darse el gobierno que consideren y, cada pueblo debe resolver sus propios problemas.

Público. Señor Embajador, ¿ante el inminente ataque de Estados Unidos a Iraq, cual sería la posición del gobierno venezolano?

Lino Martínez Salazar. Venezuela, se ha pronunciado en contra de la guerra, a través de las declaraciones del Presidente de la República.

La política venezolana respalda las decisiones soberanas de cada pueblo. En el caso de Iraq, no tendría porque ser una excepción, Venezuela respondería positivamente a favor del pueblo iraquí. Pero, Venezuela no tiene por qué actuar sola en esto, partiendo de la posición básica del respaldo a la soberanía de cada pueblo, si hay alguna agresión a esa soberanía, Venezuela se pondrá de acuerdo con otras naciones que coinciden en esta posición y actúen conjuntamente, frente al hecho concreto que se presente.

Alfredo Rojas. Señor Embajador, ¿cree correcto que la decisión final de intervención militar en Iraq, quede en manos del Consejo de Seguridad, o bien, debemos trasladar esa decisión al pleno de la Asamblea General de la ONU?

Lino Martínez Salazar. Las ONU, fue concebida como un órgano de entendimiento de distintos países y, como un escenario, donde se analizan los problemas del mundo. Donde, se supone que, las naciones al expresarse mayoritariamente, imponen su voluntad. Se dice que ONU está en crisis, primero porque Saddam Hussein la desobedeció, pero, ahora tenemos a otro desobediente: Estados Unidos. No podemos permitir que, un solo país, viole las decisiones de la mayoría de las naciones. El Consejo de Seguridad es insuficiente para detener los problemas del mundo, en el futuro, habrá que buscar otros mecanismos.

Estados Unidos, quiere comerse un plato fácil, apetecible, sencillo, que no le cree ningún problema. El papel real de los inspectores sólo es desarmar a Iraq, para que sea más fácil para Estados Unidos introducirse y tomar medidas contra ese pueblo. Los inspectores están ahí, para informar a los estrategas militares de Estados Unidos qué armas tiene Iraq, así, irán sobre seguro cuando decidan actuar.

Sádicamente, sólo quieren obligar a Iraq a destruir sus armas, para debilitarlo aún más. Este es el verdadero propósito, de todas las medidas que se discuten en el Consejo de Seguridad: poner a Iraq en un estado tal de indefensión, para que sea facilismo entrar.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor, al señor Embajador de Venezuela.

En estos momentos estamos en contacto telefónico con el Viceprimer Ministro de Iraq, el señor Tarek Haziz.

¿Señor Tarek Haziz? Reciba un cordial saludo de la “III Conferencia Internacional por la Paz”. Conocemos la difícil situación que vive el pueblo de Iraq, señor Tarek. Aquí, se discute el derecho que se han tomado algunas naciones, dentro del Consejo de Seguridad, para intervenir militarmente a su país. Sabemos, que ustedes han cooperado en todo lo que les han solicitado, pero se ha dicho también que, durante doce años, ustedes han obstaculizado la labor de los inspectores de ONU. ¿Qué hay de cierto en esto, señor Tarek? Por otro lado, ¿qué resultados ha obtenido de su reunión con el Papa?

Tarek Haziz. Antes que nada, me da mucho gusto estar con ustedes.

Le expliqué al Santo Padre que Iraq quiere la paz, que Iraq está cooperando muchísimo con las Naciones Unidas, porque estamos comprometidos con la resolución de ONU. Le pedí, al Santo Padre, que haga lo posible para evitar una agresión de parte de la ONU. La posición del Vaticano, es clara, no quiere guerra y quiere tratar de evitarla en la medida de lo posible. Esta, es la posición de todas las iglesias católicas y de la iglesia anglicana, respecto de la posición de Estados Unidos.

Las manifestaciones, que se llevaron a cabo en febrero, demuestran como toda la gente está en contra de la guerra y a favor de la paz. Y, veo también que, todo el pueblo y el gobierno de México están en contra de la guerra. Gracias a Dios.

Alfredo Rojas. Así es, señor Tarek. México, tradicionalmente apoya la política de pacificación. En México, en esta “III Conferencia Internacional por la Paz”, han participado personalidades de diferentes partes del mundo, que ven con gran preocupación que, cada día Estados Unidos pida una cláusula nueva.

Tarek Haziz. Ya hemos aceptado la destrucción de esos misiles, aunque no representen una verdadera violación a las resoluciones, pero, queremos eliminar cualquier pretexto que se puede utilizar para la intervención, para que no haya agresión en contra de Iraq. Escuchamos las sugerencias de países que están a favor de la paz, como Francia, Rusia, Alemania, de deshacernos de esas armas. Lo cual será muy doloroso para nosotros, porque no son armas de destrucción masiva, son armas ordinarias. Hacemos esto, para disipar cualquier duda que puedan surgir, lo hacemos anoche y mandamos los resultados a la comunidad internacional. La semana pasada, vino un experto de Sudáfrica a Bagdad, con el fin de acelerar este proceso y aclarar todo. Tomamos esto muy en serio, destruiremos cualquier pretexto que, pudiera esgrimirse para una intervención.

Alfredo Jalife. ¿Tarek Haziz? Sé que han tenido problemas con los inspectores de ONU en el pasado, sobre todo con el australiano Richard Buxtler, que resultó un vulgar espía de la CIA y de la agencia de inteligencia israelí. ¿Cuál es la relación con el nuevo director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, el inspector sueco Hans Blix?

Tarek Haziz. El señor Hans Blix trabaja de manera profesional, elaborando sus informes para el Consejo de Seguridad. Pero, está claro para la opinión pública, que los estadunidenses presionan a los inspectores. Uno de los funcionarios rusos, dijo que, los inspectores trabajan con fuertes presiones de Estados Unidos, pero que deben trabajar de manera profesional e imparcial.

Alfredo Rojas. ¿Qué futuro espera al pueblo de Iraq, si es atacado por Estados Unidos?

Tarek Haziz. Los norteamericanos piensan hacer gran destrucción en nuestro país, no nos dejan más que pelear y protegernos. Tenemos que pelear por nuestra independencia.

Alfredo Jalife. Señor Tarek, en la guerra de 1990, se acusó a Saddam Hussein de incendiar los pozos petroleros de Kuwait; luego, el grupo estadunidense de veteranos de guerra del Golfo Pérsico, dijieron que había sido un acto perverso del mismo ejército de los Estados Unidos. Ahora, acusan nuevamente al gobierno de Iraq de estar dispuesto a incendiar los pozos petroleros de Iraq. Por último, ¿cuál es el rol actual de Irán, sobre este posible nuevo conflicto?

Tarek Haziz. Nosotros no estamos amenazando a nadie. Ya lo dijo nuestro Presidente Hussein, en la entrevista que tuvo con la CBS, que no hará nada malo, que no va a incendiar pozos. Simplemente, trataremos de defendernos de cualquier agresión.

Alfredo Rojas. Señor Vicepresidente, ¿considera usted que el petróleo es la causa de esta guerra?

Tarek Haziz. Estados Unidos quiere dominar a Iraq y su petróleo.

Eso queda muy claro. Se trata de una guerra imperialista y colonialista, en contra de una nación independiente.

Gabriel Pérez. ¿Cómo ven el esfuerzo de los ciudadanos de todo mundo, que van a Bagdad como escudos humanos, oponiéndose al bombardeo de la población civil?

Tarek Haziz. Les damos la bienvenida, hay cientos de ellos en Iraq, fungen como escudos humanos, muestran su apoyo humanitario para la paz. Sinceramente, les damos la bienvenida.

Alfredo Rojas. Por último señor Tarek. Tengo en mis manos, un oficio del presidente Vicente Fox, donde nos desea todo el éxito a esta “III Conferencia Internacional por la Paz”. Sabemos que el gobierno de Bagdad, lucha por la paz, igual que todos los pacifistas lo hacemos. Lo despedimos con un fuerte aplauso.

¡No a la guerra, si a la paz! ¡No a la guerra, si a la paz!

Público. ¡No a la guerra, si a la paz! ¡No a la guerra, si a la paz! ¡No a la guerra, si a la paz! ¡No a la guerra, si a la paz!

Tarek Haziz. Espero, tengan todo el éxito que se merecen.

Alfredo Rojas. Muchas gracias por su amabilidad, señor Tarek Haziz, viceprimer ministro de Iraq. Ahora, tenemos al Embajador de Palestina en México, Fawzi Youzif.

Fawzi Youzif. Buenas tardes a todos. A través de la simplicidad de mis palabras sinceras, quiero agradecer desde el fondo de mi corazón, a todos los que participan para el éxito de esta “III Conferencia Internacional por la Paz”. En esta ciudad de México, en este país hermoso, amigo y solidario, este agradecimiento, en primer lugar está dirigido al pueblo mexicano, representado aquí en el Congreso de la Unión. Quiero agradecer la postura tan magnánima y pacifistas del gobierno mexicano. Acabó de ver la carta, de su Excelencia, el presidente Vicente Fox, dirigida a los coordinadores del evento, respaldando la postura siempre digna del pueblo mexicano.

Esta postura siempre en favor de la paz, en favor de la justicia, en favor de los derechos humanos, en favor de los derechos inalienables de la autodeterminación de todos los pueblos, en favor de la soberanía de los estados, en favor de las solución pacífica de los conflictos y las controversias, en favor de la no intervención en asuntos internos de terceros países. En síntesis, en favor de la convivencia pacifica entre pueblos, gobiernos, estados y naciones. Qué palabras más dignas, de nuestro querido estadista oaxaqueño, Benito Juárez: “entre individuos como entre naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Es fácil hacer la guerra, pero, es más difícil hacer la paz. Los pueblos de este mundo, somos capaces a través de nuestra unión y de nuestros esfuerzos colectivos, de hacer la paz de los valientes. No es el derecho hegemónico, no el derecho de las fuerzas militares, no la fuerza de las armas de destrucción masiva. El autonombrado “eje del bien”, es tan generoso para hacer el mal, tan generoso para hacer la guerra, tan generoso para hacer muerte y destrucción. Percibimos la generosidad de esa gente para gastar cerca de un trillón de dólares, en los próximos diez años, en una guerra que va a gastar más de un millón de vidas humanas en el Medio Oriente. Pagan decenas y centenas de millones de dólares, para utilizar el espacio marítimo y aéreo de algunos países, para explotar sus recursos naturales, para utilizar su petróleo. Son tan generosos.

Deberían hacer verdaderamente el bien a los pueblos, en salud, en educación, en alimentación. Pero, son tan generosos que, pagan a Israel catorce mil millones de dólares en compensación por la intifada palestina, que es una rebelión justa en manos de niños palestinos armados con piedras, armados con la justicia de su causa, que sólo quiere la libertad del pueblo palestino. Esa, es la generosidad del imperio, la generosidad para el mal y la muerte, para la destrucción.

Sobre la destrucción de armas prohibidas en Iraq, quiero aclarar que, esas armas no existen. Los que buscan armas de destrucción masivas en Iraq, más que nadie saben que no existen, son los que tienen más armas de destrucción masiva en el mundo. Quien tiene más armas de destrucción masiva es el imperio estadunidense, en Medio Oriente, la única potencia nuclear y bacteriológicas, es el estado de Israel. Hoy, el gobierno de Iraq, decidió destruir incluso los cañones que poseen sólo 150 kilómetros de alcance, una injusticia puesta en manos del señor Hans Blix. Pero, las cuatroscientos ojivas nucleares de Israel son intocables, las ojivas nucleares de Israel no pueden ser denunciadas por Hans Blix ni por todos los inspectores de ONU. Los países árabes, estamos de acuerdo en acabar con todas las armas de destrucción masiva, pero esto no es aplicable a Israel, porque el imperialismo lo considera por encima de las leyes internacionales. Hacen la guerra para que Iraq aplique las resoluciones de ONU, pero, ¿ha habido un estado en este mundo que ha violado tanto la legislación internacional como el estado de Israel? Existen más de quinientas resoluciones de ONU, que han sido violadas categóricamente por el estado de Israel. La Asamblea General de la ONU, el Consejo de Seguridad, la Comisión de Derechos Humanos, Amnistía Internacional y otros organismos internacionales, han emitido sanciones que fueron violadas siempre por el Estado de Israel.

Los judíos son intocables, piensan que son los hijos únicos de Dios, despreciando por ello al mundo entero, por ser hijos del diablo seguramente. En dónde está la conciencia de este mundo quieto y silencioso, ante la masacre de los palestinos que mueren diariamente, que son heridos diariamente, cuyas casas son destruidas diariamente, cuyos árboles son arrancados de raíz diariamente. Es un mundo silencioso, cómplice, porque el silencio es complicidad. Mientras tanto, hacen guerra contra Iraq, hacen guerra contra Palestina. Contra sus armas de destrucción masiva, sólo nos dejan las piedras palestinas, porque han utilizado sus armas más destructivas contra nuestro pueblo indefenso. Un pueblo inocente que quiere la libertad y un pedazo pequeño de su tierra, que dividieron en más de trescientos retenes, en más de trescientos cantones.

Cuando se habla del régimen del Apartheid de Pretoria, todo el mundo está en contra por racista. Pero, ¿quién habla del estado más racista de toda la historia de la humanidad, que es Israel? Cortaron alimentos y medicinas mientras nuestros niños no pueden llegar a sus escuelas, nuestros jóvenes no pueden llegar a sus universidades, nuestros trabajadores no pueden llegar a sus empleos. Estamos muertos, pero armados con la vida, por la justicia de nuestra causa que es la más noble de toda la humanidad: la causa Palestina. Enfrentamos al imperialismo, representado por Israel, en Medio Oriente.

Se escuchan los tambores de la guerra, una guerra del colonialismo israelí y del imperialismo yanqui, para ocupar todo Medio Oriente.

Los doscientos cincuenta mil soldados, no son sólo para ocupar Iraq, cambiar su régimen o tomar su petróleo, son para ocupar todo Medio Oriente y entregárselo a Israel. Esto es lo que pretenden. A Afganistán, que es cincuenta veces más grande que Iraq en superficie, mandaron ciento treinta mil soldados; pero, para Iraq mandan doscientos cincuenta mil. Porque quieren ocupar Iraq, Siria, Líbano, Palestina, todo el Medio Oriente. Quieren la hegemonía de la globalización, anular el papel de las Naciones Unidas, para transformar el Consejo de Seguridad en un consejo de guerra imperialista. Están muy activos los señores Bush, Munsfeld, Powell, Blair, Berlusconi, Aznar, tan activos para la guerra, para la muerte.

¿En qué mundo estamos? Arrojar una bomba de una tonelada, contra vecindades de trabajadores palestinos indefensos, ¿no es terrorismo?

Para ellos, es civilización, supremacía militar. Dice George Bush que, hacen la guerra para democratizar a Iraq, o sea que, el presidente de un país debe ser designado por una potencia extranjera para ser democrático. Este es el nuevo paradigma democrático estadunidense.

¿Todo porqué? Porque el señor Saddam Hussein, no viste ropa hecha en Estados Unidos, porque el señor Arafat no viste la ropa hecha por Ariel Sharon, el señor Hugo Chávez no viste la ropa hecha por el imperio. Esta es la nueva democracia de los Estados Unidos, que sus gobiernos deben designar los presidentes de los países para que sean democráticos. Yo pregunto, ¿ésa es la democracia occidental, de Abraham Lincoln? Quieren liberar al pueblo iraquí y palestino, matándolos: serán libres después de la muerte. Sangre por petróleo.

Estados Unidos, no tiene petróleo suficiente para sus negocios, por ello, requieren explotar el petróleo de los países tercermundistas.

Es mucho más económico. Mañana, controlarán todo el petróleo del mundo en términos de precio, controlarán la economía europea y japonesa.

Así, demuestran su poderío imperial. También, esta guerra es para dividir aún más a los países árabes, más de lo que ya los han dividido.

Escuchaba ayer, el discurso del presidente George W. Bush, quién habló de la paz en Medio Oriente y, habló de un Estado Palestino.

Los palestinos, estamos hartos de escuchar discursos vacíos, hartos de promesas incumplidas. La creación de un estado palestino no es una decisión de ayer, ni del año pasado, es una resolución de la ONU de 1947 de hace 56 años, incluso, con el voto de los Estados Unidos. Esta resolución, era para crear dos estados, el Estado de Palestina y el Estado de Israel e, internacionalizar la Ciudad Santa de Jerusalén. Israel, aceptó una parte de la resolución, la única acta del nacimiento del estado de Israel. ¿Porqué los Estados Unidos, no presiona a Israel para cumplir con la legalidad internacional? El estado de Israel, es el estado que más ayuda recibe de los Estados Unidos, sus seis millones de habitantes reciben más ayuda que toda Latinoamérica y los países africanos juntos. Cualquier crítica al estado de Israel, para Estados Unidos significa guerra. En los últimos dos años, la población Palestina perdió más de dos mil quinientos seres humanos, más de setenta mil heridos, más de treinta y seis mil casas destruidas y más de diez mil encarcelados.

Fui a Zacatecas el fin de semana, a un encuentro de solidaridad con Cuba. Percibí un gran interés con los cinco presos cubanos. Nosotros tenemos más de diez mil presos, nuestros muertos y heridos son 20% menores de dieciocho años. De qué sirven las promesas de un estado palestino de Bush y Colin Powell, ¿para conseguir adeptos para la guerra contra Iraq? Cuando terminó la primera guerra contra Iraq en 1991, Bush padre decía que, esa guerra no es una cosecha de muerte y destrucción sino el preámbulo de una paz duradera en Medio Oriente. Pasaron doce años y su hijo mismo rompe esa paz. Primero decían que, la colonización es ilegal, después pasó a ser un obstáculo a la paz, después, una cuestión discutible.

Hemos ya aceptado la existencia de Israel sobre el 78% de nuestro territorio, pero quieren todo. Para los gobiernos de Israel, si usted da el dedo quieren toda la mano, si da la mano quieren todo el cuerpo, si da el cuerpo quieren el alma. Y, así, si cede el presidente Husein, quieren todo, poco a poco, paso a paso. Para ellos el mundo entero debe ceder, si no, el mundo está equivocado. El mundo nos lo prestan, ellos son los que dan los valores, quienes evalúan que es bueno o malo. ¿Porqué quieren desbaratar a la ONU?, porque quieren decidir solos el destino de la humanidad.

Sin embargo, quiero enfatizar que, no puedo imaginar el mundo sin la ONU, pero sin el veto en mano de cinco países, que asumen el destino del mundo. La carta magna de las Naciones Unidas, dice: “nosotros los pueblos del mundo, tenemos derecho y deber de garantizar la paz y la seguridad de este mundo”. La creación de la ONU, en San Francisco, California, en 1945, era para mantener la paz y la seguridad, no para la guerra. Tenemos que apoyar a la ONU, pero de forma creíble. Debemos apoyar la postura de Francia, de Alemania, de Rusia, de China, México y Chile para mantener la paz y evitar la guerra. La Naciones Unidas, deben actuar de forma decisiva en favor de la paz, frenar ese deseo diabólico de hacer la guerra. Tenemos condiciones para parar la guerra, en pro de toda la humanidad. Porque, si no, vamos a regresar a la ley de la selva, a la ley de los más poderosos, a la ley de la arrogancia, de la superioridad militar y económica.

Pero, está, antes que nada, el valor de la vida.

Tenemos condiciones de parar esta guerra y mantener la paz. La paz es el valor humano más digno, tenemos la capacidad de hacerla.

La paz es vida, la guerra es muerte. La paz es construcción, la guerra es destrucción. La paz es moral, la guerra es inmoral. A todos los amantes de la paz, de la justicia y la libertad, debemos actuar de una forma digna y efectiva en favor de la paz y en contra de la guerra.

¡Viva la paz!, ¡viva México! Y, ¡viva la solidaridad internacional!

Público. ¡Queremos la paz, no a la guerra!, ¡queremos la paz, no a la guerra!, ¡queremos la paz, no a la guerra!..

Alfredo Rojas. Siempre emotivas, sinceras, necesarias, las palabras de su Excelencia, Fawzi Youzif. Un luchador incansable por la paz, por la defensa de su pueblo. Palabras que entran en el corazón de todos los mexicanos. Su Excelencia, deseamos que la situación de su país se resuelva a la brevedad. Como aquí y en otras partes, trabajamos modestamente para que su país, obtenga por fin la paz duradera.

Dios quiera. Ahora, tenemos al reconocido periodista e investigador de la UNAM, Guillermo Almeira. Don Guillermo, ayer y hoy, hemos reflexionado sobre el problema de la guerra. Le pido de favor, nos de un diagnóstico sobre lo que acontece en este momento.

Guillermo Almeira. El presidente Bush, acaba de decir que, no le importa si Iraq autodestruye sus armas limitadas (que no llegan ni de México a Puebla). El asunto, es sacar a Saddam Hussein y, poner un virrey norteamericano, quién sabe por cuánto tiempo. Además, acaba decir que, empieza a hacer “la” historia y, que ésta no será la primera guerra; refiriéndose a Corea del norte y a China. Una guerra desastrosa que no se sabe como terminará, que rompe totalmente con el sistema multilateral, instaurado desde la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos, hace exactamente lo que hizo Mussolini, cuando hundió la antigua Sociedad de las Naciones, diciendo que iba a Albania y Etiopía para acabar con “la barbarie de los reyes”. Es el golpe de muerte al sistema multilateral, prolegómeno a una guerra mundial entre grandes potencias nucleares, como China y Corea del Norte. Estados Unidos quiere reorientar Medio Oriente, Israel va a asesinar a millones de palestinos y, la guerra, se va a extender a otros países árabes y no árabes como Irán.

Es la primera guerra del mundo, que encuentra una oposición generalizada.

Decenas de millones de personas, se manifiestan en contra de la guerra, empiezan a construir una nueva politización, una nueva comprensión del mundo. El gobierno norteamericano, no solamente pierde legitimidad en el plano internacional, lo pierde también a su interior. ¿Qué hacer, para mantener un sistema multilateral?

En primer lugar, si Estados Unidos hace una guerra unilateral, pues, la ONU debe condenarlo, tomar medidas contra Estados Unidos e Israel. No puede tolerarse que, Estados Unidos, ya ejerza su dominio en todas partes. Los diarios italianos de hoy, dicen que misteriosos aviones civiles sin insignia y sin bandera, aterrizan en aeropuertos italianos sin permiso de las autoridades ni control de las autoridades de vuelo, se abastecen para seguir a Kuwait cargando armas y gente. Los ferroviarios y el pueblo italiano, han parado más de veinte trenes de la muerte, que llevaban también ilegalmente, uranio empobrecido.

Utilizan a otros estados como vasallos. Si estalla la guerra, los recursos de México pasan a ser fuentes estratégicas de Estados Unidos, utilizándolos cuando y como quiera, con o sin permiso del parlamento y del gobierno mexicano. Entonces, hay que tomar medidas contra la unilateralidad. Si Estados Unidos desdeña resoluciones de ONU con un eventual veto, hay que tomar medidas económicas y políticas, incluso, ruptura de relaciones. No puede permitirse que suceda de nuevo, lo que sucedió en los años treinta, cuando Hitler y Mussolini hicieron lo que quisieron con la Sociedad de las Naciones.

Alfredo Rojas. Qué le recomienda a Iraq, ¿que siga obedeciendo a los inspectores espías, que siga destruyendo el poco armamento que tiene, para que cuando llegue el ejército norteamericano tengan la más mínima defensa?

Guillermo Almeira. Hay que eliminar al máximo las armas para que sea evidente ante todos, que el ataque no tiene ningún pretexto, hay que eliminar todo pretexto. No van a ser, cuatro o cinco misiles de 150 kilómetros de alcance, los que van a cambiar las relaciones de fuerza. Las relaciones de fuerza, entre Iraq y Estados Unidos, no es una correlación de fuerza militar, no cambia nada con cinco misiles más. La relación de fuerzas entre Iraq y Estados Unidos, es una relación política. La reacción contra la guerra, no se debe a que Iraq sea un país débil, es la brutalidad sin excusa del imperialismo norteamericano.

Por consiguiente, lo que le va a suceder a Iraq, le va suceder a los otros países también. Por consiguiente, es indispensable, se forme un frente en defensa de la legalidad internacional.

La primera potencia mundial, lanza un ataque contra un país pequeño, poco poblado y que no está en condiciones de resistir militarmente.

Pero, que está en condiciones de hacer pagar muy cara la invasión a Estados Unidos, en condiciones de provocar una gran crisis política en Estados Unidos como provocó la guerra de Vietnam.

Por eso, el problema es político.

Alfredo Rojas. En Estados Unidos, millones de personas se oponen a la guerra. ¿Porqué no puede hacerse algo?

Guillermo Almeira. Efectivamente, las manifestaciones masivas ya han movido más de treinta millones de personas, tres millones de personas en Londres, tres millones en Italia, en Estados Unidos cientos de miles. Y, ese número de personas crecerá, en la medida en que se hace cada vez más evidente, la terrible brutalidad de esta guerra.

¿Qué implica una guerra mundial? Implica una reducción de los derechos democráticos de todas los que viven en Estados Unidos, inmigrantes o ciudadanos. No se puede creer en la democracia, cuando los que deciden la guerra son un puñado de petroleros, que se oponen a todos los demás. La movilización de la población de Estados Unidos es esencial, quien puede parar a Bush es esencialmente el pueblo de Estados Unidos. Nosotros podemos ayudarlos muchísimo, con nuestra lucha, nuestra manifestaciones, nuestro repudio a su gobierno.

La guerra de Vietnam, la paró el heroísmo de los vietnamitas, pero también la paró la toma de conciencia de los estadunidenses, que hasta ese momento dijeron basta.

Alfredo Rojas. Con esta inestabilidad de la ONU, se pretende tomar las decisiones más fundamentales en el Consejo de Seguridad.

¿Es válido, que los 198 países representados, queden al margen del Consejo de Seguridad?

Guillermo Almeira. Sin duda, las ONU nació antidemocrática, es decir, con una oligarquía de cinco. Este sistema es intolerable. La ONU, está formada por los gobiernos del mundo, que son negados.

La inmensa mayoría de la humanidad, no tiene el derecho a decidir sobre las opciones fundamentales. Las Naciones Unidas deben ser democráticas, para ello debe anular el derecho de veto de las grandes naciones. Se debe llevar al Pleno de la Asamblea, la discusión de los problemas del mundo, mediante referendos a escala mundial. Cosa que puede hacerse muy bien, ahora con la tecnología existente. Porque no se puede hablar de representar a la humanidad, cuando en realidad es una oligarquía la que está controlando al mundo.

Les agradezco mucho su invitación y los felicito por lo que están haciendo, es indispensable.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor, a Guillermo Almeira. Bien, ahora, por fin, tenemos la participación del doctor Alfredo Jalife- Rahme.

Alfredo Jalife. Voy a introducir un poco de discordia en esta conferencia, porque oigo mucho hablar sobre restaurar a la ONU y el Consejo de Seguridad. Desgraciadamente, la ONU hace mucho que fue rebasada por la política unilateral de Estados Unidos. No es de hoy, nace desde 1991, cuando el peruano Javier Pérez de Cuellar, que parecía “ballet parking” de George Bush padre; a partir ahí, perdió la ONU su categoría. Butros Ghali, ex secretario general de ONU, no le convenía a Estados Unidos porque era pro francés. Estados Unidos ya no quiere a la ONU, no paga sus cuotas desde hace más de veinte años, debe más de mil millones de dólares. Le paga sus cuotas a Israel, pero Estados Unidos no paga las suyas. Tampoco quieren al Consejo de Seguridad porque Francia se les alebrestó.

Con un veto perdido ya no saben qué hacer, imagínense con los 198 votos perdidos que en realidad tienen. Y, de cualquier manera, Estados Unidos se va a ir a la guerra, con o sin la ONU y su Asamblea General.

La fractura europea ya se veía venir, cuando Francia apoyó infructuosamente la reelección de Butros Ghali y, Estados Unidos, impuso a Pérez de Cuéllar. Pero, lo más grave se dio en Kosovo, donde la ONU actuó como instrumento. Entonces, leí a Thomas Friedman, un israelí estadunidense del “New York Times”, donde decía que hay que expulsar a Francia de la ONU. Si la ONU no existiera, habría que inventarla. Al final de cuentas, el juego en la ONU es un juego de cinco, por ello, a México no le conviene entrar al Consejo de Seguridad.

El fracaso de ONU, se debe también a la fractura de la Unión Europea y de la Liga Árabe. Pues, la comunidad europea no se decide, mientras que, la liga árabe teme reunirse porque se molestarían los estadunidenses (y, eso que son aliados, porque si no, los patean.) Hablamos de petromonarquías como Qatar, Bahrein, Kuwait. Por ejemplo, Kuwait, con todo respeto, pero, eso no es país. Kuwait es una franquicia de gasolineras. Cómo va a ser país, si hay un régimen degenerado es Kuwait. Pero, eso no le preocupa a Estados Unidos, son sus aliados y, así es la democracia a la estadunidense. Qatar, por favor, será la sede donde va ser el centro de operaciones contra Iraq.

Cuando le pregunté a Tarek Haziz, hace un momento, ¿cuál era el rol de Irán? No quiso contestar, porque Irán vendió a Iraq. El único apoyo que ha tenido Iraq, ha sido el de la sociedad civil global, porque de los veintidós países árabes no ha obtenido nada.

Cuando uno estudia las organizaciones internacionales, se encuentran cosas rarísimas. ¿Qué tiene que hacer México en el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo? Es el voto útil que usan los grandes. Primero reconstruyamos México antes que Europa.

Luego, el Banco Interamericano de Desarrollo, con todo respeto, ¿qué tiene que hacer Israel en este banco? Ahora, ¿qué va a hacer México en el Consejo de Seguridad? El país es mucho más que CONCANACO y que el comercio mismo. El comercio es necesario, pero, somos mucho más necesarios el pueblo que produce y consume haciendo al mercado. ¿Qué haría CONCANACO si no hay policías, si no hay ejército, si no hay consumidores, si no les damos infraestructura, si no pagamos sus ganancias? Pues, se matan entre ellos y se morirían de hambre. La CONCANACO depende del resto de la nación, no puede decidir un segmento minoritario la mercantilización de toda la política exterior. El presidente Fox, tiene que sopesar muy bien, tomar en consideración lo que quiere la nación mexicana y actuar en consecuencia.

Estados Unidos, está matando a la ONU, a fuego lento. La guerra de 1998 en Kosovo, la hace la OTAN sin permiso de la ONU, ¿Esa es la ONU que queremos y que tanto defienden? Ustedes recordarán en 1998, Estados Unidos bombardea la embajada de China, de un miembro del Consejo de Seguridad. Luego, en Rusia, estuvo a punto de darse una tercera guerra mundial porque le afectaron su espacio vital en los Balcanes. Ahí, Francia estuvo del lado de Rusia, pero hoy, ya no les conviene. A Francia porque se ha desligado, Alemania porque ven que la guerra en Iraq no es sólo contra Iraq. En un artículo de hoy del “Financial Times”, se dice que empiezan a ver luchas internas entre los propios comandos militares de Estados Unidos.

Erik Gustafson, director del Centro Educación para la Paz en Iraq y fundador de la Asociación Veteranos para el Sentido Común, considera que “el presidente ha fallado en justificar una invasión y ocupación de Iraq". Otro grupo de militares, dicen a ciertos segmentos del congreso norteamericano, que se preparen para un gran número de víctimas estadunidenses. Otro general retirado, nada menos que el que realiza la guerra en Kuwait, les dijo no vayan a la guerra, eso va hacer un Vietnam. Todos los militares más experimentados de Estados Unidos están asustados, menos Bush, que cambió el fusil por el whisky y el tequila sunrise.

Estados Unidos, es la primera víctima de Bush, sus ciudadanos están desinformados. Capturan soldados que entrenan en tres meses, les ponen un fusil en la mano y les dicen “mata hombres barbudos”.

Obviamente, son carne de cañón, incluidos mexicanos. El Congreso de Estados Unidos, con más de quinientos miembros, nada más uno tenía un hijo en el ejército y será enviado a la guerra de Iraq. Baby Bush no fue a la guerra, evadió su obligación cívica gracias a daddy, tenía palancas porque su papá era nada menos que director de la CIA. Baby Bush no podía ir a la guerra, porque en ese tiempo padecía de adicción alcohólica, andaba borracho en Acapulco diciendo “no puedo ir a la guerra”.

Los Estados Unidos quieren imponer un nuevo imperio, un imperio al estilo romano. Pero, no nos dicen qué fase del imperio romano, si en la fase de magnanimidad de Augusto o en la fase de decadencia de Calígula. Sólo falta que nombren senador a su caballo o a su perro.

Hay muchos demócratas en desacuerdo con el presidente Bush, la mayoría están muy asustados, incluso el expresidente Jimmy Carter.

Dicen, que el verdadero problema no es Iraq, es el problema nuclear en Norcorea, donde Bush echó por la borda lo que habían conseguido Clinton y Carter. Antes del 11 de septiembre, en agosto, en la cumbre de Johannesburgo, en donde el patito feo fue Israel, la ONU ya no le sirvió a Estados Unidos. Cómo puede ser que, antes que tengan pruebas de las armas de destrucción masiva en Iraq, ya tienen a un cuarto de millón de soldados listos para la guerra. Prevenidos, eso sí.

Las zonas de exclusión que aplica Estados Unidos en Iraq, no gozan del beneplácito de la ONU, ni del Consejo de Seguridad. Estados Unidos, va a tratar de asesinar a Francia en el Consejo de Seguridad, tratar de tener siete de los diez votos. Entonces, si Francia veta y se abstienen China y Rusia, se pueden llevar grandes sorpresas. Tuvimos mayoría en el Consejo de Seguridad, pero está aislado el voto de Francia. Hoy quieren cambiar sus bases militares de Alemania a Bulgaria, porque quieren castigar Alemania. Nada más que, Alemania no es un paisito, no es una república bananera a la que le truenan los dedos y, Francia tampoco. Cuando se dio el voto secreto por la Comisión de los Derechos Humanos en la ONU, expulsaron a Estados Unidos.

Ya hay animadversión mundial, "The Washington Post" decía que todas las embajadas norteamericanas están en pánico. En el mundo entero, se considera que George Bush es la mayor amenaza a la paz y seguridad mundial, mayor incluso que Sadam Husein. El mundo no compra la publicidad barata de Estados Unidos, a pesar de sus grandes medios y recursos y, eso que no tenemos los medios equivalentes para contrarrestarlo.

Los mexicanos no odiamos a los Estados Unidos, hay treinta y cinco millones de hispanos en Estados Unidos, dentro de los cuales, veinticinco millones son de origen mexicano, casi un 10% de la población total norteamericana. Siempre nos ha interesado tener buenas relaciones bilaterales, pero, ¿qué hemos obtenido a cambio? ¿Tratan mejor a los migrantes mexicanos, mejoró el TLC, hay libre paso de personas? Un norteamericano llega a la frontera, presenta su credencial o su licencia y pasa. Nosotros ni con pasaporte, sobre todo si nos ven medio morenitos y tenemos apellidos árabes. En el Tratado de Libre Comercio (TLC), no hay igualdad jurídica entre las naciones, ¿cómo está eso? Yo estoy por la integración total del TLC, pero a todos los niveles, con población y todo incluido. Somos la fuerza biológica que les falta, somos un país biófilo y ellos un país necrófilo, somos jóvenes en promedio y ellos son viejos. Imagínense Canadá, casi no tiene población. Lo más grave del asunto, es la integración total. Lo que pasa es que, Estados Unidos, quiere el petróleo y el uranio de México, pero sin mexicanos. Imagínense, nos incorporamos tipo Unión Europea y, como España, nos beneficia la prosperidad económica que tienen Canadá y Estados Unidos. Pero, eso no es lo que ellos quieren, no quieren mexicanos, quieren maquiladores, jardineros, servidores.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Hay alguna pregunta del público?

Público. Para el doctor Jalife. ¿Qué piensa de la llegada de daddy Bush, al Rancho de San Cristóbal?

Alfredo Jalife. Bueno, si, como no. Que, fue una visita de rancho.

Alfredo Rojas. El niño que levanta la mano, por favor.

Niño. ¿Va a haber guerra?

Alfredo Jalife. Eso es lo que hacemos, tratando de evitarla.

Alfredo Rojas. Un aplauso para el doctor Jalife, por favor. Ahora, tenemos al diputado Martí Batres. Martí, ¿qué piensas del conflicto en Medio Oriente?

Martí Batres. Primero, los felicito por este esfuerzo tan interesante.

He seguido el debate del foro, a través del Canal del Congreso y, me parece muy importante esfuerzo. Quisiera referirme al asunto de fondo, en un punto que me preocupa, que el gobierno recibe presiones muy poderosas de nuestro vecino del norte. Me parece importante, insistirle al gobierno mexicano que no ceda, aunque el gobierno norteamericano lance el anzuelo del acuerdo migratorio. No sería aceptable, que México negocie con Estados Unidos, sobre la base de los cadáveres de los iraquíes. Eso sería aberrante, absurdo. El gobierno mexicano no debe flaquear, que se mantenga firme en esta lucha por la paz; y, que la posición de México en el Consejo de Seguridad de la ONU, incline la balanza a favor de la paz en el mundo.

Son muy conocidos, los principios de nuestra Carta Magna, que rigen nuestra política exterior. La solución pacífica de las controversias, la proscripción del uso de amenazas y también la lucha por la paz. Estos principios están en el Artículo 89 de la Constitución, fracción décima, que forman parte de las obligaciones del Ejecutivo Federal.

Queremos que se desarme Iraq, pero también queremos que se desarme Estados Unidos. El armamento con mayor capacidad de destrucción masiva, lo tienen Estados Unidos y sus aliados. Ese armamento, constituye una amenaza para la humanidad. El señor Bush tiene un discurso de muerte, megalomaniaco, un discurso que no tiene que ver con las razones humanitarias. Hace un año, le hizo la guerra a Bin Laden y, sin embargo, no lo han encontrado. Ahora, ya se olvidó de Bin Laden, ahora es contra Iraq. El objetivo es la guerra, para que Estados Unidos se recupere económicamente.

Hay que exigirle al gobierno mexicano, que trabaje a favor de la paz. México tiene un voto decisivo en el Consejo de Seguridad, no es un país más, puede jugar un rol definitivo. Ahora, afortunadamente ya no está el canciller Castañeda, porque quería enviarnos a la guerra. A principios del 2001, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, emitió un comunicado aprobando el bombardeo a Iraq.

Luego, se compró un pleito gratuito con Cuba, para agradar a Estados Unidos. Pero, no se trata de qué postura le gusta al gobierno mexicano, sino, qué postura manda nuestra constitución.

Alfredo Rojas. Diputado, estamos muy agradecidos, un aplauso por favor. Ahora, le cederemos la palabra a Gabriel Pérez Rendón, representante de la organización civil "No en nuestro nombre".

Gabriel Pérez. Muy buenas tardes. Se ha hablado aquí, mucho sobre los aspectos geopolíticos, estratégicos. Que Estados Unidos, está muy interesado en el control económico, político y militar del mundo. Como activista de la iniciativa mexicana contra la guerra, “No en nuestro nombre”, me toca hablar de los ciudadanos del mundo que nos movilizamos en contra de esta guerra.

Estamos ante una situación inédita. Estamos ante fuerzas nostálgicas de poder, las compañías petroleras que hoy cobran la factura a Iraq. Estas fuerzas plantean un panorama aterrador, un regreso a la época medieval, al esclavismo. Tenemos que cuestionar todo lo que se nos plantea, para no irnos con ningún engaño, para no apoyar iniciativas fraudes que nos quieren vender como grandes ofertas, como puede ser ese acuerdo migratorio. Habrá acuerdo migratorio sólo que las condiciones laborales para los connacionales, sean mayores de las que tenemos en nuestro país. El neoliberalismo avanza muy rápidamente, la época del libre comercio ha quedado en un segundo plano, hoy estamos en una etapa en la que se trata de arrebatar los recursos.

Lázaro Cárdenas expropia el petróleo por primera vez en el mundo, el segundo que expropia el petróleo, fue Saddam Hussein en Iraq. Ahora, las empresas petroleras expropiadas, vienen de regreso.

México está en grave peligro, tenemos que estar preparados para resistir.

No debemos apostar todo a la ONU, hay un grave riesgo. Por eso, el pueblo de México y sus representantes, tienen que pronunciarse por la paz sin condiciones, por la paz con o sin la ONU. Porque la ONU, en los hechos está muerta. Lo que ha frenado a los Estados Unidos, no ha sido la ONU, sino las contradicciones con las otras potencias. Es un equilibrio militar, lo que detiene a Estados Unidos, pero no consideraciones jurídicas ni de derecho internacional, ni de respeto a la ONU.

El único horizonte esperanzador, es el poder de la gente, el poder del pueblo, el de la movilización ciudadana. El 15 de febrero, asistieron treinta millones en seiscientas ciudades del mundo, ahora hay una meta importante, el 15 de marzo se está planteando una movilización mundial en por lo menos mil ciudades, donde esperamos se movilicen unos cien millones de personas. Podemos parar la guerra, esto es una responsabilidad, estamos en el preámbulo de una situación irreversible, ante un medioevo que cancelará muchos de nuestros derechos, nuestra libertad de expresión. Es muy ejemplar, la situación europea, donde se han detenido veinte trenes, que transportaban material bélico hacia la zona de conflicto. El puerto de Shannon, Irlanda, ha sido escenario de movilizaciones para impedir el aterrizaje de vuelos, porque las líneas norteamericanas transportan pertrechos y equipo militar hacia Medio Oriente. La ciudadanía tiene que pasar a otros niveles más allá de la simple manifestación, tenemos que incluir la resistencia civil y el boicot.

Estamos convocando a sumarnos el próximo 7 de marzo, en el Palacio de Bellas Artes, a las once de la mañana. Haremos un pronunciamiento similar al que ya hicimos en Bellas Artes, el 13 de febrero.

El 15 de marzo, tendremos la participación de muchísimas ciudades al interior del país. Todos los días, tenemos que tomar un papel activo contra la barbarie.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor. Le agradecemos su participación a Gabriel Pérez Rendón. Por último, tenemos al diputado Alberto Anaya, diputado mexicano por el Partido del Trabajo. Diputado, ¿qué mensaje nos tiene la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo, para la “III Conferencia Internacional por la Paz”?

Alberto Anaya. Quiero felicitar a los coordinadores y todos los que hicieron posible esta conferencia internacional. Es un importante esfuerzo para concientizar a los mexicanos y al mundo entero, de que, a los conflictos entre las naciones tienen que buscárseles una solución pacifica. Estamos a favor de la solución pacífica de los conflictos entre las naciones y, nos oponemos, a una agresión en contra del heroico pueblo de Iraq.

La postura que debe mantener el gobierno mexicano, ante esta situación, es en contra de la guerra y a favor de la paz. El artículo 89 de la Constitución, establece claramente que, México es partidario del principio de la no intervención, de la libre autodeterminación de los pueblos, de la cooperación económica y a favor de la paz mundial.

El gobierno mexicano, tiene que ajustarse estrictamente a lo que señala la Constitución.

Alfredo Rojas. En su estado natal, en Monterrey, hubo una manifestación muy grande por la paz.

Alberto Anaya. El 18 de febrero, salieron alrededor de diez mil personas de distintas organizaciones ciudadanas y, desde luego, nuestro Partido del Trabajo. Para demandar la paz, protestar en contra de los intentos genocidas del gobierno de Bush, que con el propósito de apoderarse de petróleo de los iraquíes, busca desatar esta ofensiva que pone en riesgo a la población de Iraq.

Alfredo Rojas. Muchas gracias señor diputado, pido un aplauso por favor, para el diputado Anaya, por sus palabras pronunciadas.

Ahora, vamos a pedir al doctor Alfredo Jalife-Rahme, nos pueda hacer el recuento de los puntos resolutivos de esta “III Conferencia Internacional por la Paz”.

Alfredo Jalife. A nombre de la Federación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, premio Nobel de la Paz 1985 y premio por la Educación de la Paz de la UNESCO 1984, proponemos los siguientes puntos:

1. Reafirmación por el senado y la Cámara de Diputados de México, de la política antibélica, el desarme, así como el rechazo a la presión brutal que ejerce Estados Unidos sobre el muy vulnerable gobierno de Vicente Fox.

2. Nos pronunciamos en contra del choque de las civilizaciones, proponemos el diálogo de las civilizaciones.

3. Proponemos la democratización de los multimedia. Denunciamos la perniciosa propaganda que ejerce hoy, los diez más grandes monopolios transnacionales de la globalización mediática.

4. Proponemos, en recuerdo de don Alfonso García Robles, un Tratado de Tlatelolco para Medio Oriente.

5. Iniciar de manera urgente, una política integral antiproliferativa de todo tipo de armas de destrucción masiva, incluyendo las inclasificables armas de uranio depletado, que ha empleado generosamente Estados Unidos en Kosovo y en Iraq. Esta política integral, debe ser extensiva a todo Medio Oriente, el subcontinente indio y el noreste asiático.

6. Proponemos un pronunciamiento, de parte de México, de su sociedad civil, de la Cámara de Diputados y del Senado de la República; en contra de la guerra preventiva unilateral y, el nuevo imperio que quiere imponer hoy la petrocracia texana.

7. Le pedimos al presidente Fox y el canciller Derbez, que el voto de México sea en contra de la guerra de Iraq.

8. Que México ofrezca asilo a mujeres y niños iraquíes, así formar un puente entre México e Iraq.

9. Defender los derechos humanos, en nombre de ésa ola antidemocrática que se autodenomina “guerra contra el terrorismo”.

Alfredo Rojas. No me queda más que agradecerles, por haber asistido a esta “III Conferencia Internacional por la Paz”. Espero se conviertan en militantes proactivos por la paz.

Muchas gracias.

Canal del Congreso. Es así, como concluye esta transmisión del día 28 de febrero del año 2003. Esta “III Conferencia Internacional por la Paz: no a la guerra, si a la paz”, realizada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, que albergó análisis de académicos, diplomáticos, partidos políticos y la participación de los coordinadores de los grupos parlamentarios del Partido de la Revolución Democrática y del Partido del Trabajo de esta LVIII Legislatura. Qué bueno que nos acompañó, continúe presenciando la vida parlamentaria de México.

Continúe aquí, en el Canal del Congreso, la visión del diálogo.  

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet