Conferencia internacional por la paz
 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (361 páginas, 1540 Kb)

 

Segunda parte

Mesa Redonda del 10 de febrero de 2003

Canal del Congreso. Existe preocupación de los grupos pacifistas, que ven en ese conflicto, una grave situación para los derechos humanos. Antes de volver a la “II Conferencia Internacional por la Paz”, tenemos los siguientes comentarios del público. Enrique Fernández de Veracruz desea escuchar la ponencia del doctor Alfredo Jalife, quien el día de hoy estará presente. También se comunicó Estela Martínez de la ciudad de México, que también desea conocer la misma conferencia. El Ingeniero Pancardo de Tamaulipas sigue nuestras opiniones. Vamos inmediatamente al Auditorio Sur del Palacio Legislativo de San Lázaro, con Arturo Sánchez, quien ya se encuentra listo.

Auditorio Sur. En esta segundo bloque de esta “II Conferencia Internacional por la Paz”, vamos a tener la oportunidad de conocer las opiniones de organizaciones civiles y políticas de nuestro país y del mundo. Lo invitamos a que se quede con nosotros, aquí, en el Canal del Congreso, la visión del diálogo.

Alfredo Rojas. Pues bien, vamos a iniciar la segunda parte de esta “II Conferencia Internacional por la Paz”. Hoy participarán Dolores Saravia de la organización civil SERAPAZ, Nelson Pelegrino líder del Partido del Trabajo de Brasil, Benito Bahena líder del Sindicato de Tranviarios de México, Ramón Aceves Ramírez del Sindicato Mexicano de Electricistas y del Frente Sindical Mexicano y, el doctor Alfredo Jalife-Rahme quien es investigador de la UNAM.

Para empezar, pues, le damos la bienvenida a Dolores Saravia, a quien cedemos la palabra.

Dolores Saravia. Buenas tardes a todos, agradezco el espacio para hablar de un tema que a todos nos implica profundamente. Nuestra organización, ha estado acompañando todo proceso de paz en Chiapas y, desde ahí, hemos estado reflexionando sobre lo que implica la paz y qué debemos hacer. Hay que trabajar mucho por la paz, sobre que tipo de paz debemos construir. El uso de la fuerza determina el tipo de paz que prevalece. Hoy discutiremos como contener la guerra, pero también discutiremos cómo construir la paz. Una paz, donde la violencia no tenga cabida.

Esta estructura, se expresa también en nuestro país, donde existe un conflicto sin resolverse, entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la actual disputa por el proyecto de nación. Esto se entrelaza y hoy hemos articulado una gran cantidad de fuerzas en torno a la consigna de “no a la guerra, si a la paz en Iraq”. Construir la paz es un proceso largo, no es algo que se va a definir en una coyuntura, el nivel del conflicto alcanzado se ha incubado largamente en el mundo, por tanto, construir la paz es un proceso largo. Todos los actores para la paz, necesitamos comprometernos realmente con ella.

Los actores políticos deben estar cerca de las demandas y exigencias sociales, deben tener representación real en la definición de la política.

La sociedad reclama a la política, como espacio de articulación de diversos intereses, en un proyecto de futuro común, de bien común.

Si logramos recuperar a la política en el sentido ético, tendríamos mucho menos riesgos de violencia estructural.

Hay tres grandes componentes que formulan la política exterior norteamericana, que son: el anti multilateralismo, el militarismo y el absolutismo moral. El absolutismo moral, se impone como ideología del mundo. En un momento en que necesitamos fuertes instrumentos de contención y regulación internacional, el eje de la política unipolar de Estados Unidos es el anti multilateralismo y el militarismo como vía de solución. Lo que esta guerra impone como modelo al final, nos llevaría a una sociedad profundamente injusta, desigual y polarizada. En México, debemos trabajar reivindicando las fórmulas del diálogo en la construcción de una sociedad basada en la justicia, de una manera totalmente distinta a lo que se ha hecho. Tenemos el diálogo suspendido en Chiapas, el diálogo del campo no aguanta más, el diálogo fracasado de la ley de medios de comunicación, la mesa de diálogo con los campesinos de Atenco y con los sindicatos en general. Hasta hoy, no podemos decir que tenemos un diálogo exitoso para las partes. Sin embargo, tenemos que asumir la vía del diálogo, para que sea la forma en que se solucione la conflictividad nacional y se recojan los legítimos intereses diversos de la sociedad.

Requerimos una agenda, que contenga muy distintos sectores de lucha, que van planteando el tipo de sociedad que queremos. Dónde están los derechos laborales, los derechos campesinos, el derecho a la educación, los derechos humanos, los derechos civiles, los derechos indígenas, que deben ser recogidos por las agendas de todos.

Tenemos necesidad de construirnos como nación nuevamente, redefiniendo nuestro papel en la globalización y defendiendo nuestra soberanía.

Se ha hablado de democracia representativa durante mucho tiempo, pero necesitamos hoy trabajar en la democracia participativa y en fórmulas de representación mucho más controladas por la ciudadanía.

Necesitamos trabajar un modelo político nuevo, en el que realmente la sociedad tenga un protagonismo en las decisiones del país. Tenemos que asumir esa agenda reflejada en lo local, en lo nacional y en lo global, para construir una paz de manera permanente como un ejercicio de largo plazo. Creo que, es la mejor manera de contribuir a la paz del mundo.

Alfredo Rojas. Consideramos, Dolores, que tu actividad y la organización que representas, SERAPAZ, ha desarrollado una loable contribución en los procesos de pacificación en Chiapas. ¿Cuáles serían los escenarios si hay paz y cuáles serían los escenarios si no hay paz?

Dolores Saravia. Bueno, voy a poner el ejemplo de lo que pasó en los derechos indígenas. En el proceso de diálogo y acuerdo en San Andrés, representantes de cincuenta y cuatro pueblos indígenas estuvieron discutiendo con el gobierno y firmaron un acuerdo, sobre lo que reivindicaban como sus derechos colectivos. Este acuerdo, se convierte en una propuesta de ley que llega al Congreso de la Unión, pero éste, no asume un mandato de la sociedad. Necesitamos un andamiaje en donde realmente la sociedad política sea capaz de comunicarse con la sociedad civil, con sus distintos sectores y recoger propuestas legítimas. La política, es un espacio privilegiado cuando recoge y asume los intereses diversos de la sociedad. Los sectores sociales, están dando lucha que finalmente va a tener que ser definidas en el Congreso. El escenario de paz hoy, es sumamente negativo para todos, pues, intenta imponerse un nuevo orden mundial neocolonial vía guerra preventiva.

La movilización antiglobal a nivel internacional, es mucho mayor de lo que se esperaba. Puesto que, parece que los treinta millones del día 15 de febrero, no han sido suficientes, habrá que hacer un esfuerzo más grande aun, para el próximo día 15 de marzo. Para hacer oír el “no a la guerra y si a la paz”.

Alfredo Rojas. ¿Qué va a pasar con la ONU?

Dolores Saravia. La ONU puede ser un nivel de contención por lo menos a nivel diplomático y normativo, pero, realmente no tiene poder para detener esta guerra. Debemos revitalizar el multilateralismo, revisar el marco jurídico internacional que le sustenta; aunque, siempre ha sido insuficiente para contener ciertas acciones unilaterales, no sólo de Estados Unidos. Otro mundo es posible. Tenemos que trabajar para hacer posible otra realidad. Es posible otra utopía.

Alfredo Rojas. Por la mañana, Manuel Monereo de Izquierda Unida de España, mencionó que las protestas que suceden a nivel mundial, crearon una “nueva superpotencia”. ¿Qué opina?

Dolores Saravia. No sé si podamos hablar de superpotencia, pero es un poder alterno cada vez más fuerte. En Porto Alegre, habían calculado que participarían once millones de personas y resultaron ser quince. En México, por avenida Reforma, la población organizada también salió a manifestarse.

Alfredo Rojas. Vamos a dar un aplauso a Dolores Saravia, una luchadora, un personaje, nos sentimos halagados. SERAPAZ, es una de las organizaciones no gubernamentales, más importante de toda América, un movimiento de lucha permanente por la paz, la dignidad y los derechos humanos. Bien, ahora, daremos la palabra, a Benito Bahena, Secretario General de la Alianza de Tranviarios de México.

Benito Bahena. Considero de suma importancia, que en estos nuevos eventos que se generan en todo el mundo, tengamos una amplia participación los trabajadores. En nuestro país, desgraciadamente, la gran mayoría somos indiferentes a estos lamentables hechos que se suscitan a nivel internacional. Pero, estamos a tiempo para que los trabajadores mexicanos, sobretodo las organizaciones independientes y democráticas que pertenecemos a la Unión Nacional de Trabajadores y al Frente Sindical Mexicano, podamos poner nuestra voz para luchar. Hemos escuchado en otros foros organizados por la Cámara de Diputados, muchos puntos de vista coincidentes, pero, es más importante la manifestación de la sociedad civil de todos los países.

Desde que terminó el equilibrio político con la desaparición de la Unión Soviética, Estados Unidos, sistemáticamente viola los derechos humanos a nivel internacional. En la mañana se comentó lo ocurrido en Puerto Rico, en Colombia, también debemos ser monitores de lo que sucede en nuestro país. Hay bases militares en el Caribe, Cuba, Puerto Rico, Curacao y Aruba. Es posible que después de Iraq, vendran más presiones imperialistas de Estados Unidos. En Centroamérica, también hay esas bases, en Guatemala, Honduras y Panamá. En América del Sur, en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, en el norte y sur de Brasil. ¿Cuándo será en México, con el pretexto del terrorismo y del narcotráfico?

El gobierno federal tiene una responsabilidad ante sus representados, para dejar clara su posición en esta guerra, Vicente Fox declaró que México está por la paz, por la vía multilateral y el respeto a los pueblos. Después de la visita del presidente Aznar y de George Bush padre, nos quedan ciertos temores. Debemos conservar la dignidad y llevar siempre nuestra vocación pacifista. Todos los mexicanos debemos luchar por la paz. Hace un mes, hicimos un evento por la paz en el Ángel de la independencia, estuvimos sólo doscientos cincuenta personas, pero el día quince de febrero estuvimos mínimo cincuenta mil personas. Debemos luchar para que con nuestro granito de arena, reflexionen los mandatarios de mentalidad bélica.

Les agradezco su atención, muy amables.

Alfredo Rojas. Don Benito Baena, es experto en movimientos pacíficos.

Les pido un aplauso. Ahora, tenemos al diputado Nelson Pelegrino, líder del Partido de Trabajadores que acaba de ganar en Brasil. Señor diputado Pelegrino, en primer lugar, reciba una felicitación por el triunfo de Lula Da Silva.

Nelson Pelegrino. Es un gran placer, poder felicitar a los trabajadores mexicanos, por su iniciativa de paz. Para los brasileños, el triunfo de Lula no sólo significa la posibilidad de construcción de un país, sino una garantía de que Brasil va a ejercer el papel que le corresponde en América. Buscando siempre la integración solidaria, un orden internacional más justo y la unidad por la paz.

Alfredo Rojas. En Brasil se realiza una reunión mundial, donde el presidente Luiz Inacio Lula Da Silva asiste, siendo la primera vez que asiste un presidente.

Nelson Pelegrino. El Partido de los Trabajadores, siempre ha apoyado la organización del Foro Internacional. El presidente de Brasil, como presidente de honor del Partido de los Trabajadores, estuvo presente en los dos primeros años del foro. Como gesto del reconocimiento por parte del nuevo gobierno, de la necesidad de pensar acerca del desarrollo del planeta mismo. No sólo bajo la óptica económica, sino desde el punto de vista social. Por eso, el presidente Lula se presentó en Porto Alegre al Foro Social Mundial, para hablar acerca de la necesidad de la construcción de un mundo solidario.

También estuvo presente en Davó, Suiza, llevando su mensaje de combate al hambre en Brasil y la necesidad imperante de resolver esa cuestión en todo el mundo.

Alfredo Rojas. Señor diputado, ¿qué puede decir a la “Conferencia Internacional por la paz” sobre el conflicto de Medio Oriente?

Nelson Pelegrino. Es nuestro deseo que esta guerra no ocurra, porque pone en riesgo no sólo el mantenimiento de la paz mundial, sino el inicio de un conflicto en Oriente Medio, con alto costo a nivel humano, político y económico. Se comenta que esta guerra podrá costar noventa mil millones de dólares. El gobierno de Brasil y el parlamento brasileño, desean una solución pacífica para este conflicto, el fortalecimiento de la ONU, que el Consejo de Seguridad sea un instrumento de resolución del conflicto. Defendemos el fortalecimiento de la comisión de inspectores de la ONU, las personas bajo el mando de Hans Blix, director general de la International Atomic Energy Agency, que fiscalizan la fabricación de armas de destrucción masiva por parte de Iraq. Defendemos la implementación de la resolución 1441. Los informes de los inspectores, señalan que ha habido avances en ese tema. El gobierno de Iraq debe cooperar con la Agencia Internacional de Energía Atómica.

El Partido de los Trabajadores, el partido del presidente Lula, defiende la paz en la negociación como instrumento de resolución de conflictos mundiales. Para ello, es de fundamental importancia el fortalecimiento de las Naciones Unidas y de todos sus órganos dedicados a la resolución de conflictos. Las soluciones presentadas en el Consejo de Seguridad son de vital importancia, especialmente las de Francia, Rusia y Alemania, que buscan una solución pacífica. Esta guerra, trae demasiadas incertidumbres para la economía mundial, todos pagaremos por esta guerra. Pero, más nos preocupa la situación de la población iraquí.

Alfredo Rojas. Señor diputado, en esta conferencia, Alemania e Izquierda Unida de España, concuerdan sobre el fortalecimiento de la ONU. Pero, son 198 los países que están en ONU y, únicamente cinco resuelven esta guerra. ¿No considera injusto el Consejo de Seguridad?

Nelson Pelegrino. La guerra va a traer grandes pérdidas a todos, por tanto, todos tenemos derecho a opinar en relación al conflicto.

En todo el mundo, millones de personas se manifiestan en las calles en contra de la guerra, incluso, en países donde sus propios gobiernos ostentan la guerra se manifiestan crecientemente en contra. Tony Blair en Inglaterra y Aznar en España, enfrentan contrariedad de sus propios parlamentos. Todos debemos estar unidos en torno a la ONU. El Consejo de Seguridad, debe remitir a la Asamblea General su punto de vista acerca de la posibilidad de intervenir militarmente en Iraq. Brasil, ha defendido, incluso, la necesidad de ampliar el Consejo de Seguridad de la ONU.

Público. Soy Rubén Chávez, del Partido del Trabajo, del Distrito Federal. ¿De qué se trata el Foro Social Mundial?

Nelson Pelegrino. El Foro Social Mundial es una respuesta al Foro Económico, donde los países más ricos se reúnen para discutir el desarrollo de la economía planetaria. El Foro Social Mundial, es una alternativa a la manera de pensar la economía de los países ricos.

Piensa el desarrollo de la humanidad bajo una óptica social. El foro social reúne diversas entidades y formas diferentes de organización, diversas maneras de pensar, es un espacio privilegiado para el intercambio de experiencias y proyectos.

Benito Bahena. Señor diputado mis felicitaciones por el triunfo del presidente Lula da Silva. Usted está de acuerdo con el Consejo de Seguridad de ONU, incluso opina que se aumente su número de integrantes. Pero, ¿no cree que los países pacifistas deben exigir una reforma integral de toda la ONU?

Nelson Pelegrino. Brasil defiende la reformulación del Consejo de Seguridad, porque fue constituido en un escenario de posguerra.

Pero, el mundo ha cambiado mucho en estos últimos cuarenta y cinco años. La ONU adopta el intercambio de posiciones de países dentro del Consejo, pero no como miembros permanentes. Es fundamental que todos los países busquen el fortalecimiento de la ONU.

Considerando la gravedad de la guerra, esa decisión debería ser exclusiva de la ONU, a través de una amplia consulta a todos los países del mundo.

Público. Ramón Aceves, del Frente Sindical Mexicano. Señor diputado, reciba un fraternal saludo. A Brasil y Estados Unidos, les corresponde dirigir este año los trabajos del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). ¿La posición de Brasil, es de disuasión del unilateralismo estadunidense?

Nelson Pelegrino. El gobierno de Brasil, desea una integración americana, no una anexión a Estados Unidos. La negociación en el área de libre comercio de América, está en etapa inicial. Hay sectores representativos de Brasil, que opinan que no debemos siquiera participar de los debates del ALCA, porque no se ve en este momento la posibilidad de construcción de una integración de todo el continente frente a la tesis de Estados Unidos. Entretanto, la posición del gobierno brasileño es discutir en el ALCA, no desde el punto de vista ideológico sino del punto de vista de los intereses soberanos de Brasil. Queremos discutir, con los Estados Unidos y con los demás países de América, una propuesta de integración continental pero con relación a los intereses comerciales de cada uno de los países participantes. Las primeras propuestas presentadas por Estados Unidos, no responden a las preocupaciones ni a los intereses de Brasil, debemos negociar, pero la palabra final va a depender del avance de las negociaciones.

Público. Benigno González, del Partido del Trabajo, Estado de México. ¿Cómo ve usted la posibilidad de un parlamento latinoamericano?

Nelson Pelegrino. Veo con muy buenos ojos esa iniciativa, los parlamentos latinoamericanos deben procurar la integración. El presidente Lula da Silva, cuando dio inicio a las negociaciones del ALCA, propuso la formación de un parlamento americano. Estamos muy preocupados con la posibilidad de que, una sola nación tenga bajo su poder, el comando de los destinos de la humanidad. La posición de nuestro partido, del parlamento y gobierno brasileños, apuesta al fortalecimiento de la ONU, de su Consejo de Seguridad y de las inspecciones.

Alfredo Rojas. Muchas gracias por todo. Un aplauso por favor a Nelson Pelegrino, líder del Partido del Trabajo de Brasil. Ahora, le cedemos la palabra al señor Ramón Aceves Ramírez, del Sindicato Mexicano de Electricistas y del Frente Sindical Mexicano.

Ramón Aceves. Gracias Alfredo, gracias a todos. ¿Qué cosa queremos decir cuando hablamos de paz? Hago esta pregunta a nivel práctico, no conceptual. Porque la paz sucede en medida en que la hacemos o no la hacemos. La paz no es sólo ausencia de guerra, es militancia activa. La autoridad no decide por sí misma, recibe presiones de todos que le dicen como debe comportarse. Nos conformamos con las elecciones, con sus ofertas políticas que nos dicen que aumentará el número de empleos, que van a resolver los problemas económicos, resolver problemas de seguridad; pero al final, terminan sujetándose a los caprichos coyunturales. En cuanto arriban, los políticos se olvidan de cómo llegaron al poder.

Hace un momento nos comentaba el Embajador de Corea del Norte, que el cemento que une a su país es la “idea cheché”, que es la idea de que el pueblo se construye su propio destino. Sin embargo, los mexicanos no creemos que seamos dueños únicos de nuestro propio destino, creemos que modelos ajenos lo van a hacer. Los mexicanos debemos incidir en el proceso de paz, imprimir nuestra propia identidad cultural, para ello, ya tenemos las bases jurídicas esenciales.

La democracia requiere participación, las decisiones de un país no descansan en las decisiones que toman los representantes a partir de sus propias ideas. Para que la democracia funcione, tiene que ser un proceso que surja del mandato de los ciudadanos y no de los representantes.

Los representantes, tienen que recoger ese mandato y construir orden social, producir leyes e instituciones. Ese es el mandato de la ciudadanía. Debe existir un real estado de derecho con un orden normativo y jurídico, al que tengamos acceso todos en igualdad de condiciones.

Estuve el año pasado en la reunión de la ALCA, donde tuvieron que reconocer que, no conocen las múltiples implicaciones del llamado “libre comercio”, cuando el problema fundamental es el “libre mercado”. El libre mercado, requiere la capacidad de todos para aprovechar de manera igualitaria la participación en los mercados.

Lo que define que exista libertad de mercado es la participación real, tenemos que pensar en relaciones comerciales diferentes donde no hablemos de libre mercado sino de mercado solidario. Dice José Saramago que las circunstancias hacen al hombre, entonces, porque no hacer las condiciones humanas necesarias. Un mercado no basado en la riqueza, sino en la producción para la satisfacción de necesidades integrales del ser humano. Pero, esto no ocurre, la economía de México es sumamente parcial, no todos nos integramos de la misma manera.

La primera muestra de la unilateralidad de Estados Unidos, la ofrece el Secretario de Estado norteamericano, Robert Lampin, el 5 de febrero de 1925, quien nos ilustra al respecto. Lampin dice: “hay una forma que nos remite a no gastar un solo dólar ni disparar un solo tiro, abriremos nuestras escuelas a los jóvenes mexicanos con la finalidad de que se formen en nuestra ideología, con el tiempo van a requerir gente preparada para el ejercicio de las funciones públicas; y, será ésta gente preparada en nuestra ideología, la que ocupará esos cargos. En el futuro, serán ellos quienes con mayor contundencia defenderán nuestros intereses”. He aquí el problema, los efectos de la guerra no son sólo en la guerra, sino antes de la guerra y en la siguiente guerra. El problema mayor es que, muchos de quienes nos representan en diversos espacios de poder, nos ven con los ojos de la ideología estadunidense.

Dejó estas reflexiones, para que todo mundo haga las suyas propias.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Demos un fuerte aplauso a Ramón Aceves, quien nos ha renovado el pensamiento. Ahora, por fin, porque el público lo pide, damos nuevamente la palabra al doctor Alfredo Jalife-Rahme, el especialista obligado sobre Medio Oriente en México.

Alfredo Jalife. Muy buenas tardes tengan todos, es un honor estar con ustedes y agradezco la invitación. En primer lugar, digo que, la lucha por la paz no puede deslindarse de la lucha por la democracia.

Tenemos, más de treinta millones de manifestantes occidentales que salen a las calles, esto, primordialmente en tres países aliados de los Estados Unidos en esta contienda bélica, que son Gran Bretaña, España e Italia. Cuyos pueblos se manifestaron en forma gallarda. No es gratuito que haya sido en Londres, Barcelona y Roma, donde se reunieron más de dos millones de manifestantes en la calle.

Uno elige en un periodo dado a un mandatario, luego, uno se desconecta totalmente cuatro o seis años de ese subordinado a la voluntad ciudadana. Es lo que sucede con los gobernantes, se les elige y luego se les olvida que fueron elegidos por la voluntad ciudadana.

¿Puede desconectarse un mandatario cuando sucede un evento tan importante como la guerra de Iraq? Los ciudadanos de Gran Bretaña, España e Italia, con sus grandes manifestaciones históricas, demuestran que no quieren ir a la guerra. Entonces, ¿cómo es que los gobernantes se atreven a desafiar la voluntad de sus propios ciudadanos?

No puede tener la misma valía en votación, votar un presupuesto necesario que votar por una guerra. No podemos poner al mismo nivel, intereses mercantiles que la votación por una guerra, es decir, hay una jerarquía en todos los discursos. Sobretodo, cuando los ciudadanos soldados pueden ser participantes de un conflicto bélico, cuando pueden ser cómplices de una gran hecatombe en contra de un país tercero. Esto es gravísimo y tenemos que repensar los alcances de la democracia. De qué democracia hablamos, ¿de una democracia parcial, de un día de voto o, de seis años continuos de voluntad permanente?

Tenemos que exigir, cada año referéndum o plebiscitos que renueven la legitimidad para los gobiernos, para que un gobierno que choca contra quien lo votó, ya no permanezca. Esto existe en la democracia parlamentaria cotidiana, constantemente se piden mociones, a veces plebiscitos. Constantemente debemos poner a prueba a los gobernantes, prácticamente se desvincula el voto ciudadano de los parlamentarios. Cómo puede ser posible que, cuando las mayorías votan en contra de la guerra, se atrevan a desafiar el voto sus gobiernos e ir a la guerra. Esto no es democracia, eso es esquizofrenia democrática.

Quiero aclarar que, no soy antiestadunidense, todo lo contrario, he estudiado toda mi vida con los norteamericanos, me gusta el lado luminoso de la que fue la democracia estadunidense, pero obviamente, yo no puedo seguir el lado oscuro que es la petrocracia de los Georges Bushes. Tenemos que dejarle muy claro a los Estados Unidos, que sí somos amigos de su lado luminoso, somos amigos de su estatua de la libertad, de cuando iniciaron la gran lucha de autodeterminación de los pueblos para sacar a los británicos del continente americano del siglo XIX. Somos partidarios de la lucha por la soberanía, mandato del propio presidente Wilson que asienta en el tratado de Versalles. De esos sí somos amigos. Somos amigos de los derechos humanos que pregona el expresidente Jimmy Carter, somos amigos de la alianza de la libertad que pregonó John F. Kennedy, pero no podemos ser amigos de un depredador global que llamado baby Bush. Y, porque razón, porque baby Bush no va nada más a Iraq.

Baby Bush, acaba de salirse de la convención de armas químicas.

¿Puede alguien, que no respeta un tratado internacional firmado por sus antecesores, dar el ejemplo y exigir que otros países, se tengan que desarmar de sus propias armas químicas? ¿Puede el presidente baby Bush exigir, que, repito, se deslindó de sus responsabilidades en el tratado de armas biológicas y químicas? Cuando él mismo daddy Bush y su secretario Donald Rumsfeld fueron quienes le vendieron las armas biológicas a Iraq. Es decir, primero venden las armas y luego quieren que las destruyan. ¿Puede tal presidente exigir que se destruyan todas las armas si es que existen?

Además, lo más importante y raro de este caso, ¿cómo pueden exigir la destrucción de armas nucleares, si ellos más que nadie, saben que ahí no puede haber tales. ¿Porqué es obvio? Porque en 1981, la aviación israelí (entre ellos iba el famoso piloto aviador Ramón Ilán, después convertido en el astronauta que murió en el transbordador Columbia), destruyeron el reactor nuclear iraquí. Y, esto cualquiera que sepa algo mínimo de armas nucleares, entenderá que es imposible crear un arma nuclear sin reactor y, aún menos, si no se realizan pruebas. Israel sí tiene 250 pruebas nucleares, realizaba sus pruebas en Sudáfrica, con el régimen del Apartheid. ¿Puede un país como Estados Unidos, querer aplicar una guerra de destrucción de armas nucleares contra un país que no las tiene?, cuando hay un vecino como Israel que si las tiene. Mordechai Vanuno, es aquél científico israelí que laboraba en centros nucleares de Israel, quien hace diecisiete años, denunció que Israel poseía trescientas ojivas nucleares, ahora puede tener mucho más que eso, cuatrocientas o quinientas.

Totalmente inconcebible, cuando tenemos un asunto contencioso, mucho más peligroso que el asunto de Iraq, que es el asunto de la India y Paquistán, donde curiosamente una guerra le haría el favor a los globalizadores, porque allí viven la tercera parte de la humanidad; allí viven, curiosamente, la mitad de los pobres del planeta.

¿Qué significa esto? Que Zedillo estaría feliz con una guerra nuclear en el subcontinente indio, porque esto mejoraría sus estadísticas de la pobreza y la globalización, porque así nos manejan con sus econometrías cretinas.

Hasta estos momentos, no se ha demostrado en la práctica que la globalización sea benéfica. Tienen que introducir el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, con todos sus engaños, tienen que introducir la economía boyante de China y la india que no tienen economía de libre mercado. Si alguien tiene economía regulada, control de cambios, economía mixta al “viejo” estilo de México, es precisamente la India y China. Por eso no les ha ido mal en la globalización, en cambio, les ha ido mal aquellos que abrieron sus mercados.

¿Porqué? Porque así les saquean sus capitales, por ejemplo un país que se encuentran al sur del Río Bravo, que por cierto ya no es tan bravo.

¿Cuál es la legitimidad de un presidente que va llevar a una guerra?

Cuando, por definición, la guerra son ecocidas, porque todas causan devastación ambiental. Cuando este mismo presidente, sale de un tratado, del protocolo de Kyoto, que es precisamente para disminuir el calentamiento global; del cual, el principal responsable más que ningún otro país en el mundo, es Estados Unidos. Estados Unidos, con sus consumidores adictos a todo tipo de excesos, sobretodo adictos al alto consumo de hidrocarburos, ellos, muy principalmente, han estado aumentando los grados de calentamiento del planeta.

Puede el presidente Bush, justificar la guerra con imponer la democracia en Medio Oriente, cuando no la pudo aplicar en Florida, donde su hermano realizó una elección bananera. Que empiece primero por Florida, antes de Medio Oriente. Quien más que Estados Unidos, fue quien impuso en el poder a esa bola de sátrapas y de petromonarcas que gobiernan el Medio Oriente, quien más que Estados Unidos fue el que impidió la democracia en esa región. Hoy vende Estados Unidos, la idea de que Kuwait es una democracia, donde las mujeres no tienen ningún derecho o, va a ser democrático Qatar donde van a lanzar sus operativos, Bahrein. ¿Esto es la democracia, petromonarquías sátrapas en Medio Oriente? Esos son los ejemplos de democracia, que ha legado Estados Unidos a Medio Oriente y, hoy, la quieren aplicar a Iraq.

Es larga la agenda del presidente Bush, en lo que concierne a, salirse de los tratados en contra de pruebas nucleares. Se sale del protocolo ambiental de Kyoto, porque no respeta las convenciones para limitar armas químicas y biológicas y, porque su país lanzó uranio depletado en Kosovo y en Iraq. ¿Porqué? Porque en este capitalismo salvaje, no hay que tirar ni siquiera los desechos de las armas nucleares, hay que reusarlas. ¿Cómo? Precisamente, como armas que se llaman de uranio depletado o empobrecido, capaces de derretir tanques como mantequilla y penetrar las toneladas y toneladas de cemento de los bunkers enemigos. El uranio empobrecido, a nivel de isótopos, tiene una duración de 4 millones de años. Es decir, están dejando una herencia radiactiva para miles de millones de años, eso es la huella de la barbarie que han emprendido desde 1990 los gobiernos norteamericanos. Como si la radioactividad la detuvieran las fronteras de los mapas. Todo esto, por llevarse el petróleo. El resultado ha sido, según datos de UNICEF, que hoy en Iraq, hay más de un millón de niños con leucemia, aumentando cinco veces el número.

En 1991, había preocupación del número de bajas humanas, había preocupación del desastre ambiental, ¡imagínense ahora! Me da pena decir que, en esta guerra, de lo único que se habla, es de la repercusión en costos económicos que va tener el alza del petróleo, a nadie le importa el ser humano y eso es gravísimo.

Todavía en 1990, en la guerra contra Iraq, Estados Unidos gozaba de legitimidad internacional, porque se había dado una invasión. Iraq tenía razón en invadir a Kuwait, pero no tenía la legitimidad en el concierto de la ONU. Esto es, Iraq no podía cobrarse a la fuerza todo el saqueo que le hacía y le hace Kuwait a sus pozos petroleros, a través de la técnica del “popoteo”. Esto es, Kuwait es un país pequeñísimo, se aprovecha de su colindancia con Iraq para “popotearle” el petróleo. Desgraciadamente, desde el punto de vista internacional, Iraq cometió una imprudencia. Pero, Iraq, había tenido luz verde de la embajadora de Estados Unidos, April Glasville, esto lo cita un célebre libro de Pierre Sallinger, el jefe de prensa del presidente Kennedy, quien dice que “le tendieron una trampa a Saddam Hussein”.

Yo incluso, a mis amigos iraquíes, les dije que no entendieron la señal de Estados Unidos, que no era invadir Kuwait si no seguirse hasta Arabia Saudita, para elevar los precios del petróleo.

Jorge Castañeda Gutman, aprobó la guerra contra Iraq antes de que iniciara, cuando estaba el presidente Bush en el rancho de San Cristóbal. Cuando se bombardeaba Bagdad, Castañeda sale de noche inventando una resolución de ONU, que no existe. Creía que, las “zonas de exclusión” (no flying zone), como se les conoce técnicamente por Gran Bretaña y Estados Unidos, formaban parte de una resolución de la ONU. Tan es así, que no participan en esa resolución ni Francia, ni China, ni Rusia. ¿Qué se considera dentro de las zonas de exclusión? Eso es lo interesante, por arriba del paralelo 38, es una de las “zonas exclusión”, ésta la zona kurda inmensamente rica en petróleo; y, debajo del paralelo 33, en la zona sur, ésta la zona de los chiítas y la región de Bazora donde está el petróleo más barato del planeta. No solamente se van a quedar con el petróleo, sino que además, el costo de extracción es el negocio del milenio más que del siglo. ¿Porqué? Por una razón, Iraq tiene mucho más de los 110 mil millones de barriles de reservas probadas, que ya son datos muy antiguos. El último reporte del departamento de energía de Estados Unidos, de octubre del 2002, dice que Iraq tiene más de trescientos mil millones de barriles de reservas probadas. Saquen cuentas, hoy el barril está a 40 dólares, estamos hablando de 12 billones de billones de dólares (12¹²); a 30 el barril, estamos hablando de 9 billones de billones de dólares (9¹²). Cantidades estratosféricas. Con eso, Estados Unidos puede resarcir con creces las pérdidas que tuvo en la Bolsa de Valores, donde perdieron 8 trillones de dólares (8¹²) por evaporación de riquezas. Mucho más que las cifras oficiales de Arabia Saudita que se había anunciado como el primer país con petróleo.

Lo que sucede es que, Arabia Saudita, como es un país abierto que no ha tenido guerras en las últimas fechas, ha sido fácil de explorar, pero de Iraq, no, por el embargo que se ha dado desde 1991.

Lo más interesante, es que la extracción de barriles en Bazora, tiene un costo de medio dólar ya que se encuentra a flor de suelo, comparado con el precio de extracción de Arabia Saudita que es de un dólar, considerado el más barato del mundo; a México y Venezuela, les cuesta tres dólares el barril. Paulatinamente, se ha incrementado el precio del petróleo a nivel mundial, pero aún más el precio del gas. Muchos analistas, entre ellos un servidor, piensan que esta guerra contra Iraq, marca el inicio del fin de la era del petróleo para pasar a la era del gas y, luego, a la del hidrógeno. Así, hasta darle el golpe de gracia a la OPEP. Por ello, se explica la decisión unilateral en el seno del Consejo de ONU. El Estado Mayor norteamericano, ignoró los trabajos de los científicos responsables, como Hans Blix, quien durante más de una década al frente de la comisión de inspección de armas de la ONU, con un equipo de más de cien inspectores de sesenta países, trabajaron con una agenda exacta y precisa en más de 230 sitios, destruyendo cada pieza considerada parte de un programa nuclear o simplemente peligrosa.

En 1990, la guerra se da para liberar a Kuwait de la invasión iraquí.

Cuando hablamos de Kuwait, que era la treceava provincia de Iraq, de acuerdo con Saddam Hussein, tiene dieciséis mil kilómetros cuadrados, con una población que apenas llega a dos millones de habitantes. ¿Cuál es el tamaño de Iraq? Iraq, tiene 424,000 kilómetros cuadrados. Es decir, es un país casi treinta veces mayor a Kuwait.

En Kuwait repelen la invasión, pero ahora Estados Unidos va a invadir a Iraq, que es un país treinta veces mayor al operativo que se dio en 1990. ¿Nos estamos dando cuenta de la proporción de la que hablamos? No solamente van a derrocar al régimen, no solamente van a instaurar a un general al estilo McArthur como en Japón, sino que además, piensan quedarse por lo menos dos años con un gobierno militar estadunidense. ¿Ustedes creen que Estados Unidos está pensando los costos en vidas humanas? Ya se calcula que puede haber diez millones de refugiados.

La composición interna de Iraq es muy compleja: son tres países en uno, el norte que son kurdos, el centro que son sunitas y el sur que son chiitas. Esto tiene repercusiones y reverberaciones, no solamente en estos seis países que conforman las fronteras de Iraq, sino también en otras fronteras, cuya reverberación pueden llegar, sin duda alguna, hasta Israel. Recordemos que Iraq lanzó misiles en 1991 a Israel, para acarrearlo a la guerra y romper la coalición contra Iraq, que se había forjado entre Siria, Egipto y otros países árabes. Pero, esto puede llegar hasta Egipto, hasta Marruecos, hasta Indonesia, es decir, a toda la geografía del mundo árabe conformado por mil quinientos millones de fieles.

Lo más interesante es que, el Departamento de Estado, en una declaración oficial, comentó que el primer operativo bélico será resguardar los yacimientos petroleros para que no los incendie Saddam Hussein y, esto lleve a una elevación del precio del petróleo. Queda totalmente claro, de antemano les preocupa más proteger los yacimientos del petróleo, pero también queda claro que, quieren administrar directamente el petróleo. Además, hay algo que no puede dejarse de comentar, los veteranos de guerra de 1990, acaban de sacar en su página de Internet, que quien incendia los pozos petroleros de Kuwait no fue Saddam Hussein, sino que fueron los propios norteamericanos.

De un centro estratégico de Estados Unidos, del 26 de febrero del 2003, dice: “la paz interior de Iraq no le importa a los Estados Unidos.

En análisis final, por consecuencia, la decisión de desplegar cientos de miles de soldados, tiene que ver con el posicionamiento de la fuerza militar que pueda infligir presión enorme a otros países que le preocupan a Estados Unidos, como son Arabia Saudita, Siria e Irán”. Es decir, la guerra no es contra Iraq, entendámoslo, la guerra es contra esos tres países. ¿Porqué? Podemos sacar muchas conclusiones geopolíticas, geofinancieras, geoeconómicas, una de ellas es la guerra contra el euro.

La guerra contra Iraq no es contra Iraq, lo que menos les importa a Estados Unidos es si hay o no derrocamiento de Saddam Hussein.

A ellos, lo que les interesa más que nada, además de invadir yacimientos petroleros, emprender una guerra para sostener el dólar contra el euro. Recuerden que, la mayor parte de los países de la OPEP, ya estaban pensando en cambiar dólares por euros, el mismo Saddam Hussein se atrevió a pronunciar tal anatema. Pero además, hay algo mucho más profundo, que nos habla de los tiempos por venir. El periódico británico “The Guardian”, de anteayer, dice que se está conformando un eje de paz en contra del eje bélico de Estados Unidos, Gran Bretaña y España; que son Francia, Alemania, Rusia, China y el Vaticano. Es importante señalar que, últimamente Rusia se acerca más a la tesis francoalemanas. El posicionamiento de soldados de Estados Unidos en la región, no sólo afecta a Iraq, ya están en Afganistán, en Uzbekistán, en Filipinas, etcétera. Ahora, les leo el reporte del Partido Republicano, en el que alerta al congreso norteamericano de que la guerra de Iraq es inicio de campaña para una guerra más compleja, mucho mayor y mucho más larga y, que las fuerzas que invaden Iraq permanecerán para operaciones potenciales futuras. Así pues, esta guerra no es sólo contra Iraq, Irán, Siria y Arabia Saudita, es finalmente contra los grandes. ¿Quiénes son los grandes? Los más grandes son Rusia y China.

Ahora, el punto de vista geopolítico. En últimas fechas, se dio un gran acercamiento entre Alemania y Francia, de donde surgió el triángulo virtual estratégico para el Lejano Oriente entre Rusia, China y la India. ¿Cuándo se empieza a conformar este eje virtual?

Cuando Estados Unidos bombardea Kosovo, allí hubo un gran peligro de Tercera Guerra Mundial3. No lo digo yo, lo dicen los militares protagonistas. Cuando Rusia captura el aeropuerto de Prístina, seguramente puso a temblar a británicos y estadounidenses. Y, ustedes recordarán también cuando bombardean la Embajada China, lo que sucedió ahí fue un error inteligente4. Para que vean que no sólo el INEGI o SPP tienen errores, la CIA tenían planos anteriores a la construcción de la Embajada China en Belgrado, por eso se equivocaron y bombardearon la Embajada China. Obviamente, eso lleva a que se acerquen Rusia y China, idea original del ex primer ministro Evgueni Primakov, quien es un gran orientalista muy cercano al presidente Vladimir Putin, por sus lazos en la KGB.

Esto preocupa a Estados Unidos, porque una alianza entre China, India y Rusia, pone a temblar a Estados Unidos; que hasta ahora ha ido contra paisitos, contra países que previamente demolió, como Somalia cuando salieron huyendo. No todo lo deciden los bombardeos celestiales, siempre las guerras finalmente tienen que irse por tierra y, ahí es donde los soldados norteamericanos no tienen moral ni capacidad suficiente. Se imaginan, que los jóvenes estadunidenses ven un talibán del paleolítico inferior, salen despavoridos con todo y sus armas de Robocop. Acuérdense de Vietnam (Bienmal), que era un paisito pero apoyado por la URSS y China. Ahora, contra Corea del Norte no puede. Realmente, Estados Unidos no han tenido un combate fuerte contra un gran país, desde la guerra con Japón se han ido sobre pequeños. A Iraq, lo toman diezmado y conociéndole todos sus secretos a través de los inspectores. Se dan el lujo de mandar a Iraq inspectores de la ONU, nada más para destruirlos todavía más - me refiero al espía australiano Richard Butler. Ahora, viene la nueva era del noreste asiático, el tercer bloque económico mundial. El ex presidente Carter lo dice: “están de rehenes 37,000 soldados estadunidenses en Seúl.” En suma, no es lo mismo librar una guerra contra Corea del Norte, que contra un país que vienen despedazando desde 1991.

Ahora bien, ¿cuáles son los espacios geoeconómicos de Alemania y Francia? Francia es parte permanente del Consejo de Seguridad, con derecho a veto en la ONU. Alemania es la primera potencia económica de Europa, que suma el producto interno bruto de Francia y Gran Bretaña juntos. Y, Rusia, al tu por tu con Estados Unidos en armas nucleares. Históricamente, la carrera espacial rusa, con mucho menor presupuesto, ha demostrado ser más eficiente que la norteamericana.

El espacio geoeconómico que se gestaba entre Alemania y Francia, no era con Estados Unidos, ni con el MERCOSUR, ni con el norte de África, ni con la propia Europa; sino con el triángulo estratégico de Rusia, China e India. Por supuesto que esto asustó a Estados Unidos. Cuando Alemania acaba de construir el tren magnético terrestre de levitación, un tren moderno cuando el pobre sistema de ferrocarriles norteamericano está totalmente quebrado. China, con el concurso tecnológico de Alemania, fabrican un tren que hace 480 km/h del trayecto del aeropuerto a Shangai y, ya tienen todo diseñado para en diez años abrir la famosa Feria de Shangai -misma que perdió nuestro excanciller Castañeda5.

Los espacios geoeconómicos de Francia y Alemania, se están dando en el triángulo estratégico de China e india. Si usted ve en el mapa la incrustación de Estados Unidos en Iraq, se ve una cuña para impedir el acercamiento entre Europa occidental y el triángulo estratégico de China, India y Rusia. Pero también, está en juego la captura de la tercera reserva de petróleo que es el Mar Caspio, muy cerca del noreste de Iraq. Ya de por sí hay una alianza estratégica entre Turquía, Israel y Azerbaiyán. El problema es que, la balcanización plantea una reconstitución de todo el mapa de Medio Oriente. Si se hace una reconstitución, e Iraq se divide en tres pedazos (uno de esos pedazos que es el lado kurdo), la guerra puede expandirse a la zona kurda de Irán automáticamente y, de ahí acercarse al Mar Caspio. En geopolítica estamos viendo, a Irán tampoco pueden desmembrarlo, porque en su zona colindante con el Mar Caspio, tiene una fuerza mayoritaria de Aseris, que en adelante se van a oír mucho. Está en juego la cercanía cada vez mayor, para crear un gran corredor estratégico entre Afganistán, Iraq y, obviamente, Irán.

Los ayatolas, ahorita creen que se van a salvar, pero nadie se salvará.

Estamos hablando de un conflicto de gran envergadura geopolítica, geofinanciera y geoeconómica, que nunca hemos visto en la historia de la humanidad. Estamos viendo en Iraq, la compactación de varias guerras en una. Lo digo en mi libro “La guerra multidimensional”, Iraq y Afganistán son parte de una campaña de guerra que puede durar treinta años. Por eso, todos los que estamos por la paz, tenemos que enseñar esto a nuestros hijos y nietos.

La sociedad civil ganó la batalla en contra de la globalización. En Génova, ya no saben en donde reunirse. Se trata de una sociedad civil armada del Internet. No estamos en contra de la tecnología, como los financieros mafiosos de Wall Street, que secuestran la tecnología para los fines más perversos, para un enriquecimiento codicioso de una jauría de buitres y hienas bursátiles. Otra cosa es, estar a favor de un proceso tecnológico, que depende del uso que se haga. Gracias al Internet, se movilizó la población civil global, después vienen otras batallas. Tenemos que tener nuestros medios de comunicación, en estos momentos no los tenemos, pero los necesitamos. La nueva batalla democrática ya no está en las calles, está en los nuevos medios electrónicos. La sociedad civil global necesita ya sus medios expresión multimedia, desgraciadamente, no los tenemos. Porque si no podemos difundir nuestro mensaje global, se va a quedar a nivel de la calle. Los imperialistas sí ganan, porque transmiten todo lo que se le da la gana, toda la basura en pro de la guerra pueden transmitirla.

Pues bien, en esta guerra multidimensional, vislumbramos que existen varias guerras en una. La primera, es una guerra teológica muy parecida a la guerra de 1618 a 1648, que fue una guerra entre religiones. Hoy estamos viendo “el choque de las civilizaciones”. Le llaman “reconfiguración del nuevo orden mundial”, que no es más que un manual de guerra contra el islamismo. No estamos peleando contra una religión de pacotilla, estamos hablando de mil quinientos millones de fieles que están en cincuenta y siete países de la conferencia de la organización islámica. Pero, quienes han dado una lección de oro ha sido la social civil global, porque la liga árabe está muy desagregada. Tienen miedo de una reunión extraordinaria por temor a las represalias norteamericanas. Quisiera saber, cual de los veintidós países árabes se va a salvar de las llamas del infierno iraquí, esta guerra es contra ellos y no la ven.

Estamos de acuerdo con Juan Paulo II, quien se adhiere al eje de la paz, está a favor del diálogo de las civilizaciones. Ahora que Bush habla con Dios, con su teléfono rojo, yo creo que habla con Jehová del Antiguo Testamento, no creo que hable con el Dios del nuevo testamento. Tenemos que dejar el diente por el diente, sino al rato va a ser el diente por la mandíbula y, todo esto a nombre de Cristo que lanza el mensaje más redentor en la historia. Que no se confundan nuestros amigos islámicos, dentro del cristianismo la única denominación protestante que favorece la guerra en contra de Iraq son los bautistas sureños, los que vienen de la Guerra Civil, los viejos esclavistas del sur, los de la supremacía blanca a la que pertenecen los Bush, un bastión de racistas. Los Bush, se han formado con los evangelistas de Billy Graham, quien a los cuarenta años tiene un despertar religioso. También están Pat Robertson, Gary Bower y, un señor que se llama Jerry Fallwell, que acaba de decir que el profeta Mahoma era un terrorista. Casi nadie está favor de la guerra, ni los metodistas a los que pertenece su esposa Laura Bush, ni el propio padre del presidente Bush que pertenece a los presbiterianos, ni los episcopalistas, ni los católicos que son los que menos están a favor de la guerra. Esta guerra no tiene nada de cruzada ni de cristiana.

Irónicamente, el mundo islámico cree que Bush es un nuevo cruzado, pero, cuando los protestantes nacieron ya no había cruzadas.

En Sarajevo, en 1914, un atentado terrorista detona la Primera Guerra Mundial. Se crea una reacción en cadena, se dan realineamientos de ejes que en un momento dado no se podían percibir.

También tiene parecido con lo sucedido en 1929, una gran depresión económica y Estados Unidos al borde de una grave crisis por su dipsomanía bursátil. Es análogo a la lucha entre el dólar y el euro, porque subir los precios del petróleo afectaría a los países que lo importan, precisamente, los principales sostenedores del euro. Nunca se había visto en la historia de la humanidad, que antes de emprender una guerra, ya vemos fracturas en todo el viejo orden mundial: el Consejo de Seguridad dividido, el Grupo de los Siete dividido, la Unión Europea dividida, la Liga Arabe dividida, países en esquizofrenia y, luego, la presión popular global que no quiere la guerra.

Tengo una particular proclividad por los estudios de la civilización del Medio Oriente, sé que Iraq fue el iniciador de la civilización occidental. Hay un libro que escribió Kramer, que se llama “Todo empezó en Sumeria”, es decir, la civilización nace en la antigua Mesopotamia.

Y, es verdaderamente lamentable, que el mayor depredador global antes de iniciar siquiera la guerra, baby Bush, sea quien hoy nos ofrezca el apocalípsis de la civilización en la antigua Mesopotamia.

Vamos a tratar de impedirlo, decirle no a baby Bush, no a esta guerra de Iraq, pero también no a las guerras subsecuentes que ya están planeando en esa zona.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor. Le agradecemos profundamente al doctor Alfredo Jalife sus palabras tan esclarecedoras sobre el tema global y medioriental. Ahora, vamos a pedir al diputado Regis, del Partido del Trabajo, que nos haga el favor de clausurar esta “II Conferencia Internacional por la Paz”.

Diputado Regis. Gracias, compañeras y compañeros asistentes a esta “II Conferencia Internacional por la Paz”. Para el grupo parlamentarios del Partido del Trabajo, es una alta responsabilidad contribuir al logro de uno de los mayores anhelos de la humanidad, en estos aciagos días en que la seguridad internacional está en peligro. El Partido del Trabajo, felicita a los coordinadores general y editorial de este evento y conmina a los presentes a potenciar nuestros esfuerzos.

El pueblo de México exige al Presidente de la República, que vote categóricamente en contra de cualquier propuesta estadunidense que le permita iniciar la agresión. La vocación pacifista del Partido del Trabajo, de los mexicanos y de millones de seres humanos en el mundo, tratan de impedir la masacre que Estados Unidos pretende realizar en Iraq. Les pido ponerse de pie, por favor. Siendo las 15 horas, del día 27 de febrero de 2003, declaramos oficialmente clausurados los trabajos de esta “II Conferencia Internacional por la Paz: la posible guerra en Iraq”, no sin antes convocarles para él día mañana en que sigue la “III Conferencia Internacional por la Paz: no a la guerra, si a la paz”. Muchas gracias por este esfuerzo.

Canal del Congreso. Finaliza esta jornada de la “II Conferencia Internacional por la Paz”. Queda aquí el punto de vista de intelectuales, representantes de la sociedad civil, funcionarios y legisladores, alrededor de la situación que se está viviendo en este ambiente bélico. Este es uno de los eventos que el poder legislativo ha organizado, donde ha habido pronunciamientos tanto del Senado de la República como de la Cámara de Diputados. Pronunciamientos formales que la Comisión Permanente someterá al análisis de los legisladores.

Nos despedimos desde el Palacio Legislativo de San Lázaro, continúe con la vida legislativa y parlamentaria de México, aquí en el Canal del Congreso, la visión del diálogo.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet