Conferencia internacional por la paz
 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (361 páginas, 1540 Kb)

 

Segunda parte

Mesa Redonda del 10 de febrero de 2003

Alfredo Rojas. Esta segunda parte de la “I Conferencia Internacional por la Paz”, tiene como finalidad examinar la situación del Medio Oriente, la posible guerra en Iraq, desde una perspectiva geopolítica y económica. Estamos a cuatro días del 14 de febrero, cuando ONU de a conocer el fallo de la segunda parte de la investigación de los inspectores en Iraq. También, se espera una gran manifestación en Francia, Bélgica y Alemania, para tratar de evitar la guerra.

Mientras, Estados Unidos y Gran Bretaña, impulsan una participación armada en ese territorio de Medio Oriente.

Para el análisis de la coyuntura actual, tenemos aquí a Víctor Flores Olea, al comandante César montes, al Embajador de Palestina en México Fawzi Youzif, a la doctora Ifigenia Martínez Navarrete del PRD, Alejandro Rojas Díaz Durán de Fundación para la Democracia y, finalmente, Gabriel Pérez Rendón de la organización “No en nuestro nombre”.

Pues bien, para empezar, tenemos al embajador más reconocido de México, filósofo, científico, especialista en las nuevas tecnologías de la comunicación, fotógrafo y pensador de lo global. Tenemos al doctor Víctor Flores Olea. Don Víctor, ¿qué nos puede decir sobre la probable guerra en Iraq?  

Víctor Flores Olea. Vamos a hablar de uno de los temas más candentes, más delicados, más anunciadores del futuro de la humanidad.

Voy a concentrarme, en algunas cuestiones de la guerra de Iraq y, en algunas de las consecuencias más desastrosas que se presentarán, en caso de concretarse esa guerra. En primer término, tendríamos una nueva pérdida incalculable de vidas inocentes, de asesinatos. En definitiva, un genocidio, no sólo en Iraq sino en otras regiones, considerando la violencia demencial de los actuales gobernantes de Estados Unidos. La destrucción del medio ambiente, la devastación ecológica, es pan de todos los días. Esto, nos lo muestra su retiro del acuerdo mundial sobre medio ambiente de Kyoto y, la postura intransigente, que este país ha guardado en la cumbre mundial de desarrollo sustentable, del año pasado en Johannesburgo. En esa reunión sobre el desarrollo de África del Sur, hubo un acuerdo en el que, se denunciaba la principal causa de la degradación ecológica, que radica en un esquema de consumo y producción insostenibles, particularmente de los países industrializados. Se plantea, la necesidad de un nuevo tipo de esquema ecológico y un nuevo modelo de desarrollo económico, que desaparezca los desperdicios gigantescos de las economías de consumo.

La guerra contra Iraq, confirmaría que la globalización neoliberal actual, está en manos de grandes corporaciones económicas del sistema mundial actual, que se ha rodeado de una fuerza militar. No sólo es una globalización económica neoliberal, sino la globalización del terror bélico. El fin del orden bipolar que inició a finales de los ochenta, abrió el paso a un orden monopolar, controlado por una sola potencia, implicando un golpe irreparable a la ONU. El desequilibrio antidemocrático que hay en la ONU, desde su fundación, donde existen cinco potencias que constituyen los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, ahora se pone en entredicho. Los dirigentes de la Casa Blanca, han venido repitiendo en meses, que harán la guerra a Iraq por el desarme de Saddam Hussein y su régimen, con o sin la aprobación del Consejo de Seguridad, único organismo facultado mundialmente para decidir la guerra. Es un atropello, que esa guerra se haya dado sin el acuerdo del Consejo de Seguridad de ONU. Un cambio gigantesco del orden internacional. La Carta de las Naciones Unidas y el orden jurídico internacional, tienen un peso específico después de la segunda guerra mundial, la organización mundial estaba equilibrada por dos grandes polos de poder. Ahora, una sola fuerza atropella el orden jurídico internacional y a las Naciones Unidas.

Hace poco tiempo, el presidente Bush encargó a un equipo de asesores del pentágono, la formulación de una estrategia de guerra de los Estados Unidos, un documento para definir las líneas de la seguridad nacional. En ese documento, el centrismo estadunidense exige la utilización de su poderío en función de sus intereses, para evitar que cualquier otra nación o grupo de naciones, se atreva a construir una fuerza militar comparable con el poderío militar estadunidense.

La primera potencia debe ser exclusiva, central y perpetua.

Otro punto importante, ése poderío planetario de Estados Unidos, debe estar en capacidad para actuar instantáneamente en cualquier parte del planeta, en cualquier circunstancia e, inclusive, de manera simultánea en varios objetivos. Otro punto, trata de asegurar la supremacía militar perpetua de Estados Unidos, asegurar históricamente su predominio en el mundo durante un largo periodo histórico, recordando al III Reich de mil años que propuso Adolfo Hitler, hace ya 70 años. A tal fin, debe subordinarse el desarrollo científico, tecnológico, económico, mediático y publicitario, de la gran potencia.

Además, a partir de la llamada “guerra antiterrorista”, se han dado una cantidad de violaciones al propio orden jurídico interno de Estados Unidos, como la creación de tribunales militares especiales, las detenciones sin orden judicial y, el hecho de que George Bush retiró la decisión presidencial de 1974, que prohibía a la CIA el asesinato de dirigentes de otros países. Además, se ha dado luz verde irrestricta, a un gobierno como el de Ariel Sharon, en Israel, para seguir matando palestinos.

La guerra contra Iraq, desencadenará serios desequilibrios en todo Medio Oriente y en todo el mundo. Estados Unidos, ha entrado en un período de locura histórica, peor que el macartismo, peor que Bahía de Cochinos y, potencialmente, más desastroso que la guerra de Vietnam. Las libertades de los ciudadanos norteamericanos están siendo erosionadas sistemáticamente. La reacción al 11 de septiembre 2001, está más allá de cualquier cosa que Usama Bin Laden haya podido soñar. Si no fuera por esa circunstancia, George Bush estaría hoy tratando de explicar a la opinión pública mundial, varios asuntos familiares muy espinosos.

Pero, a pesar de la enorme intoxicación mediática, hay que reconocer que, hay núcleos en la sociedad estadunidense que lucha en contra de las injusticias. La publicación de la firma de cinco mil intelectuales norteamericanos, en septiembre del 2002, denuncia el carácter totalitario de su gobierno y expresa una profunda solidaridad con los pueblos oprimidos de todas partes del mundo. En grupos económicos de muchas partes del mundo, hay rechazo a las medidas económicas que ha tomado George Bush. En el momento de una crisis económica severa, como la que hoy vive Estados Unidos, Bush invierte grandes cantidades de dinero en incrementar la producción de armamento, en detrimento del aparato productivo nacional y trasnacional.

Este keynesianismo de guerra, sólo beneficia a unos pocos núcleos y no a la recuperación económica de Estados Unidos. En lo internacional, la administración Bush sufre la oposición de Francia, Alemania, China, Rusia, Bélgica y, la reticencia de la OTAN a apoyarla dócilmente. La guerra, tiene como objetivo apuntalar la reelección del presidente Bush con su esperada reactivación económica, además de, favorecer los intereses de la familia Bush por el control directo del petróleo iraquí. Los más próximos colaboradores de Bush, se vinculan directamente a los negocios del petróleo, como el propio Bush.

Por el momento, no quisiera agregar más, simplemente diré que es importante la movilización en contra de la guerra, para evitar la muerte y estar a favor de la vida. Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso por favor, para el doctor y embajador Víctor Flores Olea, siempre con sus interesantes palabras. Ahora pasaremos el micrófono a Alejandro Rojas, varias veces diputado federal, asambleísta y hoy presidente de la Fundación para la Democracia.

Alejandro Rojas. Buenas tardes, muchas gracias por la invitación a ésta importante “I Conferencia Internacional por la Paz”, me congratula compartir esta mesa con tan distinguidas personalidades. Mi experiencia personal en Medio Oriente, me ha hecho testigo mudo de cómo se desmantelan el estado de derecho de la comunidad internacional, no sólo por el riesgo de guerra, sino porque ya no existe contrapeso ni equilibrio que dé cabida a la razón. Decía Federico Nietzsche, que a partir de un pensamiento irracional se desvirtúa la realidad y, a partir de esa realidad irracional, se puede construir una racionalidad política. Uno de los fundamentos que utilizó el fascismo para edificar su imperio.

En primer lugar, tenemos, la irracionalidad de la administración Bush, que ha llegado a considerar inservibles las leyes internacionales.

Esto, pone en grave situación a todos los pueblos del mundo, de quienes deseamos una comunidad global civilizada, pero, con mejores formas de vida. La administración Bush, considera necesario redefinir las fronteras de Medio Oriente y del mundo, por una simple y sencilla razón: el terrorismo. Al mismo tiempo, hoy, los ciudadanos norteamericanos poseen menos derechos y libertades que los países que la administración Bush acusa de violación de derechos humanos.

Hoy, los ciudadanos pueden ser detenidos en Estados Unidos, simplemente por ser sospechosos de terrorismo, sin ningún fundamento legal.

En segundo lugar, tenemos la escasez del petróleo en Estados Unidos. En el 2010, la industria y el consumo mundial, requerirá noventa y ocho mil millones de barriles de petróleo al año. Pero, ni todo el petróleo del mundo cubrirá la demanda proyectada para 2020, que es de 114 mil millones de barriles de petróleo. Entonces, Estados Unidos y sus aliados, fijan la atención en Iraq, por tratarse de un punto neurálgico para abastecer sus muy menguadas reservas petroleras.

¿Cuáles serán las consecuencias para México? Las consecuencias ya las estamos viviendo. Por un lado, tenemos el freno de la economía, el freno de las inversiones, la devaluación sistemática del peso que no flota sino cae y sigue cayendo. La posición de México ante el inicio del conflicto ha sido tardía, de pronto pertenecemos el Consejo de Seguridad, teniendo que ser firmes en exigir que ninguna nación haga justicia por propia mano. En este caso, por propias bombas.

Estados Unidos, no está realmente interesado en si Saddam Hussein viola los derechos humanos o sí tiene armas de destrucción masiva. Estados Unidos, no debe desafiar el derecho internacional simplemente porque le interesa el petróleo. Si Saddam tuviese armas de destrucción masiva, Estados Unidos ya las hubiera presentado al mundo, con su maquinaria de espías y tecnología.

La irracionalidad de la guerra descompone las políticas de los estados, por lo que México, debe ser más vigoroso al decir no a la guerra.

Si hay armas de destrucción masiva, químicas y bacteriológicas, es que las vendió Rumsfeld, que hoy dirige el Pentágono. Si Estados Unidos, desata la guerra irracional en Medio Oriente, sepultará a la ONU. La primera víctima no será un soldado o un civil iraquí, va a ser el derecho internacional, la ONU. La segunda víctima de esta guerra será la economía global, donde México, sufrirá consecuencias muy graves.

Estuve en Iraq, cuando se dio el referendo para legitimar a Saddam Hussein. Percibí, una base popular de apoyo real al régimen iraquí.

Constatamos directamente que, el pueblo iraquí si respalda, casi en su totalidad, al régimen de Hussein. La manera en que lo apoyan y las razones por cuales lo apoyan, a pesar de todo, son sólo del pueblo iraquí. Ninguna nación, tiene derecho a involucrarse en los asuntos internos de otra nación. Estados Unidos tampoco tiene derecho y, menos el presidente Bush, cuya legitimidad en el poder está también puesta en duda. No es el gobierno norteamericano quien debe decidir manera y forma en que deben gobernarse las naciones, los pueblos son libres para elegir a sus gobernantes y deponerlos cuando se les antoje.

Nosotros, tenemos ese derecho en el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Los Estados Unidos, no tiene el derecho ni la autoridad moral para señalarle al mundo cómo debe ser su democracia o como debe ser su forma de gobierno.

Si hoy pretexta que Iraq posee armas de destrucción masiva, porqué no, con esa misma energía que le exige a Iraq el desarme, le exige a Corea del Norte, a Israel, a la India, China o a sí mismos.

México no puede ser rehén de la política amenazante de nuestro vecino y, tampoco puede caer en la trampa de que el mundo está lleno de terroristas y que Medio Oriente es la cuna de ellos. No es cierto.

El terrorismo ha existido siempre y ahora está siendo mediatizado, está siendo elaborado conceptualmente por los medios de comunicación masiva, por los grandes intereses corporativos que desean redefinir la frontera del mundo, que desean apoderarse de los recursos naturales estratégicos. Y por esa razón, México debe tener una actitud digna, dar una lección de paz. Así, como se construye una coalición para la guerra, debe construirse una coalición para la paz.

Un pueblo hermano, requiere de la presencia solidaria, de quienes hemos sufrido históricamente los embates de imperios y naciones prepotentes.

El Secretario de Relaciones Exteriores de México, solicita que desalojen mexicanos en Iraq, pide un llamamiento diplomático en Iraq, cuando no tenemos sede diplomática en Iraq. Jorge Castañeda Gutman, ignoraba que no hay en Iraq representación diplomática. Es vergonzante que, México no tenga representación diplomática, en el país petrolero más importante del mundo. El Cairo, Egipto, sí tiene representación, sin embargo, ya anunciaron cerrar la de Arabia Saudita.

¿Pretenderá el canciller Castañeda cerrar todas las sedes diplomáticas de México en el Medio Oriente? Cuando, por otro lado, Jorge Castañeda Gutman, autorizó un presupuesto de más de quince millones de dólares para abrir una embajada en Guatemala y, no en Iraq, con quien tenemos una hermandad profunda.

Los cimientos de la humanidad están en Babilonia, el origen de la civilización está ahí. Civilización donde se inventó el número, el alfabeto, la razón, la lógica; hoy se encuentran amenazados por un imperio militar cuyos principales motivos son los intereses particulares de la familia Bush. La representante de la seguridad nacional de Estados Unidos, está vinculada a los intereses petroleros, igualmente, el vicepresidente. Es probable que Estados Unidos cumpla su objetivo de exterminar a los iraquíes, por medio de armas de destrucción masiva.

Veríamos con terror Hiroshimas y Nagasakis, en una invasión que espero no sea de esa magnitud apocalíptica.

Espero, que el gobierno mexicano exija a las Naciones Unidas, como le exigió Francia ayer, que si se va a desarmar a Iraq, lo desarmen los inspectores y los cascos azules de la ONU. La ONU, tiene ejército precisamente para hacer que se respete el derecho internacional; y, no permitir a Estados Unidos, bajo ningún motivo, que Iraq sea invadido. Después de atacar a Iraq, van a apropiarse de todos sus recursos, instalarán un protectorado y después buscarán dominar a la región. México también está en la lista, por el petróleo y otros recursos estratégicos. Por eso, nuestro gobierno tiene que guardar su autonomía, hacer totalmente claro el no a la guerra, el no a una ONU piltrafa, que no sea pisoteada la dignidad de la naciones.

Que México insista en que, cualquier imperio o nación que desee intervenir en una nación extranjera, no lo pueda hacer sin mandato y sin justificación de la ley de las naciones unidas. La guerra mediática desatada, va a querer obligar a nuestro país para justificar una acción bélica en Iraq. No permitir la guerra en Iraq, es no permitir que México sea dependiente de los Estados Unidos. Lo que está en juego, es la soberanía de nuestro país, que no es un concepto antiguo como afirma Jorge Castañeda.

Alfredo Rojas. Pedimos un aplauso a Alejandro Rojas, quien en varias ocasiones, ha sido observador mexicano en Iraq. Ahora, desde el Senado de la República, tenemos al señor Secretario de Relaciones Exteriores de México, así como al líder del Senado Enrique Jackson, quienes nos hablarán de la posición oficial de México ante el posible conflicto en Iraq.

Luis Ernesto Derbez. He platicado con los miembros del senado. Ha quedado muy claro, que México sigue sosteniendo una posición que es evidente: la institucionalidad. México, sigue trabajando para que la solución se de dentro del seno del Consejo de Seguridad. Lo hemos hecho, lo hemos repensado, lo hemos planteado tanto en la presentación del cinco de febrero, como en todos los pronunciamientos posteriores que hemos llevado a cabo. En conversación con los señores senadores, ha quedado claro que hay una comunión entre la manera como el senado y el ejecutivo ven esta problemática. El gobierno norteamericano entregó evidencia al Consejo de Seguridad, que ahora está siendo verificada por los inspectores. Esperamos el pronto regreso de los inspectores y la presentación del nuevo informe.

La posición de México, compartida por el ejecutivo y el legislativo, sigue siendo la misma que ha sido hasta hoy y que seguirá siendo, una posición en la que México busca la paz, una posición en la que México busca que en el Consejo de Seguridad sea donde se diluciden estos temas.

Público. Soy Daniel Millán, del periódico Reforma. Para el secretario Luis Ernesto Derbez, ¿cuál es la postura del gobierno mexicano, ante la propuesta de Francia y Alemania para resolver la crisis en Iraq? Y, ¿qué opina sobre las declaraciones del subsecretario de estado norteamericano, sobre que México debe pensar globalmente al decidir y no sólo en sus intereses nacionales?

Luis Ernesto Derbez. Hemos conversado con el senado donde estamos, que hacemos y, vamos a continuar dialogando e intercambiando toda la información necesaria. El Consejo de Seguridad, tiene que hacer su presentación de evidencia, misma que nos entregarán y será compartida con los senadores. La decisión, la presentará el ejecutivo ante el Consejo de Seguridad, lo que no evitará el diálogo interno permanente y que trabajemos todos. También somos representantes ante el Consejo de Seguridad, de todos aquellos que nos dieron el voto para que pudiésemos ser parte integrante. En cuanto, a la propuesta de Francia y Alemania, Francia pensaba que se podían llevar a cabo algunas otras medidas, particularmente, ser más activos en la acción con respecto a Iraq. México ha dejado claro en una petición, que Iraq debería cumplir a cabalidad la obligación de abrir instalaciones, información, libros, documentos, para que no quede ninguna duda de nada.

México ya está pensando globalmente, por eso es que estamos actuando.

¿Cómo estamos actuando? Con sentido de responsabilidad.

Primero, la solución tiene que ser resultado de una decisión multinacional, dentro del seno del Consejo de Seguridad. Eso es ser global y, estamos trabajando en ello.

Enrique Jackson. Estamos en una voluntad mutua entre el senado y el ejecutivo, para construir una posición única en torno al conflicto con Iraq, para mantener la posición del gobierno mexicano en el Consejo de Seguridad. Una posición, fincada en el respeto al derecho internacional, en el acato a las resoluciones multilaterales, al Consejo de Seguridad donde está la opinión de los representantes de todas las regiones del mundo. Y, por supuesto, en una posición firme que no da pie a ambigüedades, a favor de la paz y en contra de la guerra.

Queremos la paz en el mundo, con defensa de los intereses nacionales y del futuro de nuestro país.

Hay coincidencia entre el ejecutivo y el senado, seguiremos construyendo esta coincidencia, que obliga a todos a hacer un frente único como país, para fijar una posición del estado mexicano con el respaldo de la sociedad mexicana. Que el gobierno, sea reflejo de nuestra tradición diplomática pacifista.

Público. Soy Yolanda García, del canal 40 de televisión. Señor secretario, con el último informe que ha entregado Iraq, ¿México considera que la actitud de Iraq ha cambiado?, ¿con qué gobiernos ha hablado el presidente Fox?, por último, ¿qué opina de las movilizaciones masivas que han sucedido en México a favor de la paz? Y, para el senador Enrique Jackson, ¿qué exigencias hizo el senado para coincidir en una posición de México frente a una posible guerra?

Luis Ernesto Derbez. En cuanto a la voluntad de Iraq, tenemos que esperar al reporte. El cinco de febrero, todos los países miembros del Consejo de Seguridad, le exigimos a Iraq que tome las medidas que permitan saber al mundo que coopera y que se puede verificar si tienen o no armas de destrucción masiva. Ha habido durante doce años, una serie de resoluciones que no necesariamente han sido cumplidas por el gobierno iraquí, entonces, esa petición fue hecha muy fuerte por México, el 5 de febrero ante el Consejo de Seguridad.

En cuanto a las relaciones con otros países, al respecto. El Presidente de la República, ha tenido conversaciones con el presidente de Francia, con el canciller de Alemania, con el mismo presidente de los Estados Unidos, con el presidente de Chile y, sobretodo, con nuestros equipos de trabajo en Nueva York. Eso, va seguir a diferentes niveles para poder tener fluidez y seguir manteniendo esta posición que ha sido manifestado conjuntamente.

En cuanto a manifestaciones. Es una expresión garantizada por nuestra Constitución. La población de México, tiene derecho a hacer manifestaciones. Si de ahí surgen peticiones, las recibiremos y atenderemos con todo gusto. Como lo mencionó el senador Jackson, la posición de México es por la paz, estamos por la paz.

Enrique Jackson. Hay un pronunciamiento muy claro, que compartimos con el ejecutivo, en torno al combate al terrorismo. No olvidamos los aspectos que ponen en riesgo la estabilidad y tranquilidad en el mundo. Por otro lado, hemos convenido con el secretario Luis Ernesto Derbez, que aunque se desate la guerra que todos queremos evitar, hay asuntos que no podemos descuidar de la agenda nacional bilateral con los norteamericanos, que tienen que ver con los nuestros. Hay asuntos, vinculados íntimamente con el futuro de millones de mexicanos. Esa agenda, se basa en la posición de buscar mejores condiciones para los mexicanos en Estados Unidos.

Otro tema, es el agua fronteriza, vinculado con los condiciones de producción e ingresos, de generación de riqueza de cientos de miles de agricultores mexicanos que incluye el agua para consumo doméstico, industrial y de servicios. Temas, que no podemos dejar de lado, por muy importante es el conflicto de Iraq. Otro asunto son, los acuerdos comerciales con América del Norte, vinculados con el campo. El senado ha expresado su disposición, de abrir espacios de diálogo con los norteamericanos, a través de una delegación del senado mexicano a entrevistarse con el congreso norteamericano y, luego, con el Consejo de Seguridad, para exponer los puntos de vista de los productores mexicanos del campo y buscar salidas que permitan mejorar sus condiciones actuales.

Otro asunto, es el transporte fronterizo. Otro, es la resolución de la corte internacional de La Haya, en defensa de los mexicanos sentenciados a muerte por la justicia norteamericana. Finalmente, otro asunto es, mejorar la calidad y extensión del servicio de los consulados mexicanos a los mexicanos que residen en Estados Unidos. Público. SoyAriadna García, de El Universal. Para el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez. El Universal del día de hoy, da a conocer la construcción de la Embajada de México en Guatemala, habla de quince millones de dólares. ¿Es un exceso, qué piensa usted?

Luis Ernesto Derbez. La Embajada de México en Guatemala, está dentro del presupuesto presentado y aprobado por el Congreso de la Unión, dentro de los parámetros marcados. Es una construcción ya iniciada que debe terminarse. Estamos viendo la reapertura de algunas embajadas, porque el conflicto en Iraq nos demostró la necesidad de tener mayor presencia en la región.

 

Alfredo Rojas. Tenemos pues, respuestas oficiales claras. Agradecemos sus palabras al secretario Luis Ernesto Derbez, así como al senador Enrique Jackson. Ahora tenemos con nosotros, las palabras de la doctora Ifigenia Martínez Navarrete, fundadora y representante del Partido de la Revolución Democrática de México. Doña Ifigenia, ¿qué opina de la posible guerra en Iraq?

Ifigenia Martínez. En primer lugar, no creo que sea una guerra, es un ataque de la primera potencia militar contra un país cuya fuerza es obviamente muy inferior. Es una acción similar a la que se llevó a cabo en Panamá, contra el general Noriega. Por un lado, Estados Unidos primero ayudó a estos regímenes que ahora ataca, que los armó, los protegió y, después, se decidió que eran un peligro. Recordemos el ataque a Panamá, cómo destruyó vidas y casas. Nunca se compensó a Panamá por este daño y, hasta la fecha, no se sabe lo que le pasó al general Noriega. ¿Pensará Bush hacer una guerra rápida, de alta intensidad, secuestrar a Saddam Hussein y llevárselo?

¿Porqué le estorba Saddam Hussein a Estados Unidos, porque no hay democracia en Iraq? Si estuviera en contra de dictadores, pues hay muchos. Si estuviera en contra de la violencia y la pérdida de libertades, pues casi todos consideran que el caso de Palestina es mucho más terrible. Sin duda, las razones económicas son mucho más poderosas, Estados Unidos consume muchísimo petróleo, su economía necesita funcionar con energético importado porque sus propias reservas no le bastan. En tal caso, primero va haber un alza de petróleo.

México tiene petróleo lo que significará mayor ingreso, pero, esta alza va a promover a que haya energéticos más baratos, como en años pasados. Después, si la demanda asciende como el número de habitantes y sus necesidades, el petróleo no alcanzará y las fuentes alternas se desarrollan lentamente. Algunos opinan que, cuando opere todo el petróleo de Iraq y Venezuela cambie de régimen, entonces el petróleo bajará de precio beneficiando a todo el mundo. También se aduce que, Estados Unidos quiere reactivar su economía. Hay recesión en la economía mundial, la globalización produce recesión, que inició Japón hace diez años.

Los japoneses, tienen un desempleo muy bajo de 4 o 5% y un alto nivel de vida, en cambio, Estados Unidos ha mantenido durante muchos años un altísimo déficit fiscal. El déficit norteamericano lo absorben las potencias que tienen capacidad productiva y, la tasa de interés de ese déficit, lo fija la tesorería de Estados Unidos. El problema es que, Japón y la comunidad europea, decidan no comprar los bonos del tesoro norteamericano. Estados Unidos, es un país que lleva muchos años consumiendo más de lo que produce, en cambio, en el resto del mundo hay hambre y necesidades de capital. Esta asimetría se va a agudizar, no se resuelve. La guerra de Iraq no va ayudar a resolverla, al contrario, la va a agudizar. El auge financiero llevó a separarse de la economía real. La situación de Estados Unidos, es como un tumor canceroso, que crece y que tiene que reventar.

Por último, como respuesta a todo esto. La posición de México debe ser, porque hay un deber ser marcado en la Constitución, que señala los principios fundamentales de la política exterior de México: la solución pacífica de los conflictos y la no intervención en los asuntos de otros países. La posición pacifista mexicana, es muy importante.

Espero que, todos luchemos por la paz. Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso para Ifigenia Martínez Navarrete, por favor. Ahora toca el turno, al Embajador de Palestina en México, Fawzi Youzif.

Fawzi Youzif. ¿Será que la guerra es la solución?, ¿será que la guerra es inevitable? Para la primera pregunta, la respuesta es no.

Para la segunda pregunta, también es no, pero depende de nosotros.

El presidente George W. Bush ha decidido hacer esta guerra, atacar un país árabe de veintidós millones de habitantes con cuatrocientos cincuenta mil kilómetros cuadrados, porque quiere eliminar supuestas armas de destrucción masiva.

Pero, ¿quién tiene más armas de destrucción masiva que los Estados Unidos y, porqué eliminar las de otros países con armas mucho más destructivas, con el supuesto de hacer respetar la legalidad internacional? Porque no elimina las armas de Israel, que todo especialista ha escrito, tiene hoy cerca de cuatrocientas ojivas nucleares. Se ha manifestado repetidamente en el Foro Mundial, que hay que respetar la legalidad internacional, las resoluciones de la ONU y, que Iraq, ya ha violado algunas resoluciones de este Foro Mundial. Pero, en el Medio Oriente, Israel, es considerado el país con el mayor récord de violación de la legalidad internacional, pues, ha violado cerca de quinientas resoluciones del Consejo de Seguridad como de la Asamblea General y otras instancias como la Comisión de Derechos Humanos o Amnistía Internacional. Pero, Israel es un país intocable.

Un país, no sólo fuera de ley, es un país que se encuentra por encima de la ley, gracias a la protección de los Estados Unidos.

El primer pretexto es, democratizar a Iraq. Pero, la democracia es indivisible, la democracia, es la voluntad del pueblo, no es la voluntad del presidente Bush por sobre los iraquíes. El pueblo iraquí, es quien elige a sus representantes y su presidente, no es para hacer designado por la potencia A, B o C. En segundo lugar es, preservar la hegemonía mundial atacando un país pequeño como Iraq, para aterrorizar a los demás pueblos y naciones del mundo. El tercer objetivo, es el petróleo. El 70% de las reservas de petróleo del mundo, están ubicadas en esta región del mundo. Entonces, señor George W.

Bush, quiere establecer el precio del petróleo. Estados Unidos es uno de los mayores productores de petróleo, pero ahora quiere imponer el precio a los países europeos, Japón y China.

El cuarto objetivo de esta guerra es, garantizar la superioridad de Israel en la región y en el mundo. Porque los Estados Unidos mismos, se supeditan a los dictados de Israel, que resulta siendo la mayor potencia mundial. Por eso es que, Estados Unidos piensa que, hay que acabar con cualquier tentativa de poseer armas defensivas que desequilibren el poderío militar de Israel. Por eso es está guerra.

El quinto objetivo, que empezó el día 16 de enero de 1991, el presidente Bush padre, se dedicó a dividir más a los países árabes. La división de los países árabes, se debe principalmente a los protectorados árabes de los Estados Unidos, donde existen trece bases militares estadunidenses, la mayor base militar ubicada en Qatar, un país muy pequeño del Golfo Arábigo. Un sexto objetivo de la guerra, es sacar de la bancarrota a la industria militar norteamericana. Un séptimo objetivo, es eliminar a las Naciones Unidas, para ser suplantada por una estrategia imperial y colonial. La ONU, entonces, quedará muda y sin poderío, anulando el peso democrático de la mayoría de las naciones del mundo.

Israel es el último estado ocupacionista de la historia, el último estado colonialista, el único estado racista del mundo. El pueblo palestino sufre la discriminación racial del estado de Israel, en consonancia con la agenda política de los Estados Unidos que quiere acabar con la resistencia Palestina. El estado de Israel, recibe más ayuda de los Estados Unidos, que países latinoamericanos y caribeños juntos.

En estos momentos, Israel pide catorce mil millones de dólares para recuperar su economía de guerra de muerte, mientras se impide el aumento salarial en los Estados Unidos. Estamos en un mundo al revés. Las voces de guerra superan las voces de la paz, de la libertad, la democracia y la dignidad humana.

La guerra no es inevitable. Apelamos a al Foro Social Mundial de Porto Alegre, próximo a realizarse, pidiendo un no a la guerra y un si a la paz en el mundo. La paz, es el objetivo más sublime de los pueblos del planeta. Apelamos a todas las organizaciones sociales, a las organizaciones de derechos humanos, a las organizaciones no gubernamentales y también gobiernos. Hacer la guerra significa muerte, asesinato, destrucción de la infraestructura de un pueblo. Estamos en contra el terrorismo venga de donde venga, de Usama Bin Laden, del presidente Bush o de Ariel Sharon.

Debemos dar una oportunidad a los inspectores de armas, una oportunidad a la voz de la ONU y del Consejo de Seguridad. Surgen voces como del expresidente Nelson Mandela, del senador Kennedy, del Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y, cada vez más voces a favor de la paz. No olvidemos que, con su indignación y protesta, el pueblo estadunidense paró la injusta guerra de Vietnam.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor, a Fawzi Youzif, su Excelencia, el señor Embajador de Palestina en México, quien nos viene a hablar por su pueblo y su región. Ahora cedemos la palabra al Comandante César Montes, quien ha sido comandante guerrillero en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y, también en el Vietnam de 1968.

César Montes. Acaba de recordar hace un momento, Fawzi Youzif, el caso de Vietnam. Estuve ahí en 1968, sufriendo en carne propia los bombardeos de las superfortalezas flotantes, tanques y aviones más modernos de la época, en contra de un pueblo de campesinos.

En 1967, pasé por México, donde vendían todas las agencias noticiosas y la prensa nacional, que Estados Unidos iba a vencer rápidamente porque tenía una fuerza muy poderosa. El presidente norteamericano de aquella época, dijo: "vamos a regresar a los vietnamitas a la época de las cavernas". Y, ahora que estoy en México, siento que regreso a la misma sensación, que piensa que los iraquíes serán reducidos a la época de las cavernas.

Me invitaron aquí, porque he participado en tres procesos de paz: uno, en el proceso de paz de Nicaragua; dos, en el proceso de paz de El Salvador; y, tres, en el proceso de paz de Guatemala. Creo tener experiencia en soluciones pacíficas y negociación de conflictos, porque los que hemos participado en primera línea de fuego. Más que nadie conocemos profundamente el inmenso valor de la paz, mientras que, los que hablan de guerra es porque jamás han participado en ninguna de ellas. Me siento muy honrado de estar con ustedes, porque aquí, en el México de hoy, como se acaba de afirmar en la inauguración, también siento que puedo hablar de todo sin temor.

Todo mundo habla de la guerra que va venir. Tenemos la capacidad de detener la guerra, si todos actuamos se puede contener la guerra.

Si todos los Premio Nobel de la paz se pronuncian en contra de la guerra, puede detenerse. Igual que otros de los presentes, también he estado en Bagdad, donde se vive una situación desastrosa, cuesta conseguir una aspirina, para medicamentos específicos hay que hacer las veinte gestiones que exige la autorización de la ONU. Porque Bagdad vende petróleo, se lo pagan a la ONU, luego, Bagdad le pide a la ONU que le compré un listado y la ONU decide si o no. ¡Es humillante! Prohibieron la compra de lápices de grafito, porque el grafito puede ser utilizado para explosivos y detonadores. Es lo absolutamente ridículo, cuestiones que no transmite CNN, ni Televisa, ni nadie.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Japón recibió dos bombas nucleares, Alemania quedó totalmente destruida, inmediatamente después, empezó la ayuda para reconstruir ambos países. Y, sin embargo, ni a Japón ni a la Alemania nazi, les impusieron tantas sanciones como a Iraq. Contra lo que comentan casi todos, en Iraq, no existe armamento nuclear alguno, lo hubo, pero después no tuvo la capacidad tecnológica y científica para desarrollarlo. Tampoco tienen cohetes para transportar misiles. En una entrevista para el periódico “La Opinión” de Los Angeles, el vicepresidente iraquí, Tarek Haziz, me permite verle a los ojos y preguntarle: ¿hay armamento bacteriológico o nuclear aquí? Y, Tarek Haziz, sonrió y me dijo: “pues solo que se los echemos con aerosol a los ojos de los que lleguen a Bagdad”.

La tecnología norteamericana, que garantiza este dominio unipolar, son sólo tecnologías de comunicación. Los medios masivos norteamericanos, hacen que la gente correlacione cosas equivocadas pero que convienen, como cuando por repetición se les hace asociar “terrorismo” con árabes y mahometanos o, hacen asociar a Saddam Hussein con Bin Laden. Después, otros saldremos perjudicados por el 11 de septiembre, como la gente de izquierda del mundo, sobretodo la que participan en movimientos armados. Nos tienen en la mira.

He sido el primer guerrillero, que ha entrado a Estados Unidos después del 11 de septiembre, venía de Bagdad invitado por el David Rockefeller Center. Pude entrar, pero era impresionante el control de movimientos y lugares a donde iba. En aeropuertos, presencié actos de racismo contra mexicanos norteños que la mayoría tienen cara de árabes. Ahora, los norteamericanos, han decidido dejar de lado la ONU, para poder realizar agresiones sin que exista poder alguno que lo detenga. Los organismos internacionales, pueden hacerse cargo de la supervisión de armamento de destrucción masiva, en cualquier parte del planeta. La nueva tecnología percibe toda radioactividad extraña y existe control químico multinacional sobre Bagdad. Como puede verse, lo más importante en este conflicto, pues, no son las armas, es la mentalidad guerrerista de la administración Bush.

El pueblo iraquí no soportará el sojuzgamiento, sus raíces históricas lo demuestran. Si se lanzara una guerra en su contra, podría saberse cuándo empieza, pero nadie sabrá cuando terminará. Miles de civiles van a morir, ancianos, mujeres, niños, los más vulnerables.

He recorrido todo Iraq conociendo muchísimos iraquíes y, puedo decirles que ante el genocidio, muchos iraquíes se irían por el mundo vengando la muerte de sus familiares. Por lo que, no se puede calcular sobre efectos colaterales o accidentes de guerra. Además entiendo, el conflicto puede llegar a tener espacios geográficos distantes como Londres o Texas. Además, hay cuatro millones de iraquíes en Bagdad armados para defender su casa, que no tienen bombas, pero, todos tienen por lo menos una ametralladora AK-47 por persona en su casa, con suficiente munición para hacer pagar caro cualquier invasión, que finalmente tendrá que terminar a pie. Van a morir miles de soldados norteamericanos y, desgraciadamente, la mayoría serán soldados mexicanos y centroamericanos.

Estados Unidos tienen reservas para más de diez años de petróleo, Iraq tiene reservas petroleras para quinientos años. La sed de sangre y de petróleo de Bush, es la razón más importante para invadir a Iraq. Veamos un mapa del mundo, tenemos Afganistán, Iraq, Pakistán, toda Medio Oriente con Israel al lado. Después de dominar Afganistán, lo siguiente es dominar Iraq, después Palestina y, luego naturalmente Irán. Posteriormente ir contra Corea, luego Cuba y, luego, ya no sabemos quién. Necesitamos detener la mano de los norteamericanos ahora. Si no los detenemos ahora, no los detendremos nunca más. Los recursos de Iraq son estratégicos, pero, creo que una de las razones es la India, que crece mucho. 30% de los científicos que trabajan en la NASA, son hindúes. Otra razón es, China, que crece aún más sorprendentemente.

Hay una ley social que dice, que entre más voluntades intervengan en la solución de un conflicto, más posibilidades tienen de solución negociada. Las soluciones son multilaterales. No se puede negociar arrodillando y humillando a una de las partes, el enemigo más pequeño puede resistir y vencer. Estados Unidos no redujo a la edad de piedra a los vietnamitas, los tanques de Israel no han podido humillar a niños que con piedras los enfrentan. Este momento es muy oportuno, para que la ONU se convierta en la solución de los conflictos y, para que México, pueda convertir en paradigma mundial el apotegma de Benito Juárez y la doctrina Estrada. Los mexicanos están representados por el gobierno que eligieron, tienen todo el derecho de pedir que la política internacional en México, como dijo Ifigenia Martínez Navarrete, sea la que está en la Constitución de la República mexicana.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso, por favor, al comandante César Montes de Guatemala, Nicaragua y El Salvador. Ahora, tenemos al ex senador Humberto Hernández Hadad.

Humberto Hernández Hadad. Iraq posee importantes recursos hidráulicos, entre el río Tigris y el río Eufrates, precisamente, “mesopotamia” significa “entre ríos”. También, es la cuenca de hidrocarburos que ocupa el segundo lugar en reservas petrolíferas a nivel mundial, pero, el petróleo de Iraq se encuentra casi en la superficie, se le conoce como “Bazora Light”, que se extrae con un costo de sólo cincuenta centavos de dólar el barril. Costo de extracción inalcanzable por ningún país, sólo compite con el crudo saudita y tabasqueño.

Ese tipo de petróleo es hoy, la reserva más estratégica de los países que lo poseen y una peligrosa atención geopolítica. El arco de esta crisis, empieza en Cuba, sube al Medio Oriente, pasa por el Cáucaso y terminan en Norcorea en las fronteras con China. Es sin duda, el momento de prueba más difícil, que ha vivido nunca el sistema de las Naciones Unidas. El escalamiento del conflicto en todo Medio Oriente y Norcorea, sucederá al otro día. Digo, Norcorea, porque la península coreana es la puerta de entrada a China. Así, esta guerra inició en Afganistán que es la puerta de entrada a Medio Oriente y terminará en China empezando por Norcorea.

Si la nueva relación de poder es en torno al petróleo y el agua, entonces, México, necesita urgentemente hacer un plan de emergencia.

Tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo, para dejar claro a Washington nuestro interés histórico por la paz, y que, la mejor opción para Estados Unidos es la paz. Hacer eso, va a requerir mucha diplomacia y una voluntad capaz de reflejarse en propuestas y proyectos.

Don Isidro Fabela, primer mexicano que nos representó ante el Consejo de Seguridad de ONU, después de abandonarlo, dijo que no deberíamos volver a hacerlo, porque tiene que emerger un nuevo orden internacional que reforme a fondo a la ONU, tenemos que reconstruir el derecho internacional frente a la fuerza de las armas.

Las posturas que tradicionalmente han distinguido a la diplomacia mexicana, hoy brillan por su ausencia porque ha entrado en un falso dilema. El decidir, si es un país que tiene principios o tiene intereses.

México, tiene intereses que cuidar, amparados por el derecho internacional. Formé parte de la Cámara de Senadores que, vio la necesidad de elevar a rango constitucional los principios de política exterior, consagrados en la fracción X del artículo 89 de mayo de 1988. Esa reforma constitucional, deja claro que el estado mexicano tiene una política exterior definida y, los tres niveles de gobierno, están ceñidos a su debido cumplimiento.

La diplomacia mexicana perdió una oportunidad de oro, porque debió haber pedido inmediatamente al Consejo de Seguridad, una investigación en nombre de la ONU. Porque el 11 de septiembre, se ha convertido en el misterio más grande ocurrido en la política mundial.

Se desconocen sus orígenes, la ejecución y la autoría intelectual de quienes hayan financiado ese ataque terrorista. Finalmente, el enigma del 11 de septiembre, sólo podrá ser resuelto en el marco jurídico internacional de una fiscalía independiente. A raíz de la crisis del 11 de septiembre, los diplomáticos mexicanos fueron engullidos por la dinámica mediática, que apartó la atención del mundo de los verdaderos sucesos para llevarnos a una cacería infructuosa de culpables.

En lugar de haber pedido a la ONU, se formara una fiscalía para el 11 de septiembre, nos perdimos en la manipulación mundial de los medios de comunicación. Todavía peor, caímos en el error de alegar que la diplomacia mexicana iba por la “enchilada completa”: un tratado migratorio con el presidente George Bush.

La postura de México tiene que ser promover la defensa de los derechos civiles, laborales y humanos, de los mexicanos que radican en Estados Unidos, entonces, es imprudente imponer negociaciones del tipo del “todo o nada”. En materia migratoria, otras nacionalidades demandarían el mismo trato que a los mexicanos. El error es, no haber negociado dentro del marco del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLC). El “dumping” norteamericano de sus productos agrícolas, lesiona a los campesinos mexicanos y de todo el mundo, por tanto, el TLC debe reconocer que incentiva la expulsión migratoria hacia Estados Unidos. No es conveniente el término “renegociar”, el TLC hay que mejorarlo, porque es injusto en su versión actual, nos llevará a la ruina.

El TLC, fue hecho sobre las rodillas, bajo presiones geopolíticas dadas entre la administración de Bush padre y Carlos Salinas de Gortari. El TLC beneficia el norte mexicano, que ya tiene una planta industrial exportadora, pero perjudica a un sur olvidado. Contradictoriamente, los estados del sureste mexicano, son los más ricos en los recursos más estratégicos del país, sin embargo, están siendo llevados a una pobreza insostenible. Desde el primer día de su mandato, el presidente Bush Jr., dijo que busca la creación de un condominio energético entre México y Estados Unidos para administrar el petróleo, gas, electricidad y agua. Y aquí hay una omisión, no hay plan de desarrollo nacional. El Plan de Desarrollo Nacional, fue anunciado el 28 de mayo del 2001, cuando Allan Greenspan, presidente de la Reserva Nacional de los Estados Unidos, admitía de manera oficial, que la economía estadunidense estaba en franca recesión.

Es urgente para México, formular un plan de desarrollo económico integral. El Plan Puebla-Panamá es un absurdo, lo que urge es un plan de desarrollo integral del sureste de México. Además, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, necesita una reestructuración y un proceso de transparencia y rendición de cuentas. La cámara es el órgano controlador que audita al ejecutivo en cada uno de los actos de política internacional, así como suscripción de tratados, convenios y acuerdos internacionales.

Es la hora de hacer más y mejor diplomacia, porque es lo único que puede evitar una confrontación militar, que iniciada, dejara muy poco margen de maniobra a los países en desarrollo. Está en peligro la libertad de los países en desarrollo como el nuestro, que aspiramos a sobrevivir defendiendo nuestros recursos estratégicos, como el petróleo, el gas, la electricidad, la petroquímica básica y los recursos hidráulicos.

Alfredo Rojas. Agradecemos su participación el ex senador Humberto Hernández Hadad. Un aplauso, por favor. Ahora, tenemos aquí al joven Gabriel Pérez Rendón, de la organización no gubernamental "No en nuestro nombre".

Gabriel Pérez. Creemos que está guerra tiene que ser evitada.

Afganistán fue un paso, Iraq es otro en una guerra de consecuencias impredecibles. Nelson Mandela, Premio Nobel de la paz, afirma que estamos ante la puerta de un holocausto, desencadenado por la locura y la irracionalidad de los intereses de la familia Bush.

El 26 de octubre del 2002, se movilizó en el mundo un millón de personas en contra de la guerra, la segunda convocatoria del 18 de enero del 2003 movilizó dos millones y, en la próxima cita del 15 de febrero, se espera se sumen más de 250 ciudades en todo el mundo con más de cinco millones de personas. Es importante señalar que, estas son movilizaciones antes de la guerra. En la Guerra de Vietnam, pasaron años para que se iniciaran las movilizaciones masivas, tuvo que haber millones de muertos para que la sociedad norteamericana se sensibilizara. Tenemos que, generar un gran movimiento mundial contra la globalización, que nos pretende imponer Estados Unidos.

Pero, la principal responsabilidad en contra de esta guerra, está en el pueblo estadunidense. El 25% del parque vehicular estadunidense, son enormes camionetas todo terreno, que en mayor medida utiliza en ciudades una sola persona. Porque, puede decirse en buena medida que, la causa de ésta guerra se debe a que, el pueblo norteamericano aún es incapaz de ir a la oficina o al supermercado en autos más modestos.

Esto es todo, muchas gracias.

Alfredo Rojas. Le agradecemos calurosamente al joven Gabriel Pérez Rendón, representante en México de la organización civil internacional “No en nuestro nombre”. Ahora, le pedimos al señor Benito Bahena, del Sindicato de Tranviarios de México, clausure oficialmente esta “I Conferencia Internacional por la Paz”, dedicada al tema de la paz en Medio Oriente.

Benito Bahena. Ha dado término así, una conferencia muy ilustradora de la posible guerra en Iraq. Los vientos de guerra soplan, pero también soplan los vientos de paz. Siendo las 15:00 horas del día 10 de febrero del 2003, se da por concluida esta “I Conferencia internacional por la Paz”, desde el palacio legislativo de San Lázaro, ciudad de México.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet