Conferencia internacional por la paz
 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (361 páginas, 1540 Kb)

 

Primera Parte

Conferencias del 4 de Febrero de 2003.

Alfredo Rojas. Buenos días estimado auditorio, teleauditorio, público en general. El mayor honor que he tenido en mi vida, sucede hoy aquí mismo. El honor de ser auspiciado por la casa mayor del pueblo mexicano, que me hayan cedido este amplísimo auditorio, este tiempo de televisión. Y, lo más honorable, es que, todo esto, sea dedicado al diálogo por la paz para el mundo entero, en especial para el Iraq y Palestina de estos momentos. Esperamos de este ciclo de conferencias, sus mayores beneficios sean para la paz y la preservación de la especie humana, en cualquiera de las formas en que se presente y, en cualquier lugar del mundo en que se de.

Dada la tensión guerrera, que azota el mundo de los últimos días, que polariza extremos, radicaliza el unilateralismo y esclerotiza gobiernos. México, sustentado en su esencia pacífica, contradictoriamente emanada de una muy cruenta revolución de masas similar a la sucedida en la mayoría de los países más importantes a inicios del siglo XX, aunado a la esencia mística aun viva de las culturas pehispánicas; en los últimos años, ha cosechado sus mayores frutos democráticos.

Así, mientras, desgraciadamente la democracia decae en el mundo, contradictoriamente, en México, se ha fortalecido aún más. Y, esta conferencia será el mejor ejemplo, de que, en el México de hoy, por fin, existe ya la democracia mínima para decir todo sin trabas, cortapisas o temor a represalia alguna. Porque México es, hoy por hoy, la mayor democracia de todo América, al menos.

Recientemente, junto a un grupo de personalidades políticas y diplomáticas mexicanas, he tenido el honor de conocer en varias ocasiones algunos lugares de Iraq, en especial la bella ciudad de Bagdad, posiblemente, antes de ser el epicentro de una gran escalada militar en Medio Oriente. Como experiencia de esta vivencia, cada vez regresábamos más convencidos de que esta guerra es inútil, de que se puede parar. Que debemos siempre luchar por la paz. Aunque, hemos de reconocer desgraciadamente, en ocasiones perdemos batallas; sin embargo, siempre seguiremos luchando por la paz hasta la victoria final. Este es el espíritu que anima a ésta, quizás, la primera conferencia internacional por la paz celebrada en el mundo, con motivo de la posible guerra en Iraq. La “Conferencia Internacional por la Paz”, es un medio para publicar las voces capaces de ofrecer alternativas distintas, a este posible enfrentamiento tan frontal, tan desigual.

Los participantes de este evento, no pretendemos formar ni adoctrinar, sino, nada más informar y operar como un canal de comunicación entre gobernantes y gobernados, con el fin de provocar distensión. Tan necesaria, en estos días tan aciagos. Así, estarán con nosotros en este evento, cincuenta grandes personalidades políticas e intelectuales de Iraq, Palestina, Corea del Norte, Francia, Alemania, España, Estados Unidos, Brasil, Argentina, Venezuela, Perú, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Cuba, Haití y México.

Agradecemos en especial al diputado Alberto Anaya Gutiérrez, coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, en la Cámara de Diputados, quien ha sido el primero en creer y apoyar en los hechos este proyecto. Al doctor Raúl Corral Quintero, coordinador editorial de todo lo que aquí se diga, escriba o traduzca. También, agradecemos su apoyo a Gabriel Pérez Rendón, coordinador en México de la ONG internacional “No en nuestro nombre”, gracias también al apoyo del “Club de Periodistas de México” y a la “Fundación para la Democracia”. A todas las organizaciones y personas involucradas y, por supuesto, a la casa anfitriona, la honorable Cámara de Diputados de México, muchas gracias a todos. Por ser en vivo, cualquiera de ustedes, puede venir aquí, al “Auditorio Sur” de la Cámara de Diputados, a opinar e interactuar con los conferencistas; o bien por teléfono.

Ahora, pedimos de favor, a Benito Bahena, líder de la Alianza de Tranviarios de México, que mencione las palabras de inicio oficial, de esta primera conferencia internacional por la paz en Medio Oriente.

Benito Bahena. Muchas gracias. También es un gran honor para mí, dar las palabras de bienvenida y de inicio oficial de esta “I Conferencia Internacional por la Paz: la paz en Medio Oriente”, que México auspicia en estos momentos tan aciagos que viven el mundo entero. Bienvenidos sean todos. Así que, siendo las 11:15am, del día 4 de febrero del 2003, damos por inaugurado este nuevo espacio democrático internacional, que esperamos tenga serias repercusiones.

Alfredo Rojas. Muchas gracias, Benito. Pues, para empezar, tenemos en esta mesa a tres conferencistas, los tres especialistas más reconocidos de México sobre Medio Oriente, finanzas globales, geoestrategia militar y derechos humanos. Los conferencistas, comparten y disputan puntos de vista, que hoy nos harán ver aquí. Ellos son, la doctora Ana María Salazar, ex funcionaria del Pentágono y profesora del ITAM; también, el doctor Alfredo Jalife-Rahme de la UNAM; y, por último, el doctor Farid Kahhat, investigador del CIDE; a quienes agradezco mucho se hayan dado tiempo para estar con nosotros. Después de esto, quédese con nosotros, porque en la segunda parte, nos ofrecerán sus puntos de vista Luis Ernesto Derbez, Enrique Jackson, Humberto Hernández Hadad, Víctor Flores Olea, César montes, Fawzi Youzif, Ifigenia Martínez Navarrete, Alejandro Rojas Díaz Durán y Gabriel Pérez Rendón.

Para empezar, tenemos aquí a la doctora Ana María Salazar. Doctora Salazar, para el público, usted es especialista reconocida en el tema de la seguridad estatal, tema en el que la gran hegemonía norteamericana enfrenta actualmente los mayores problemas del mundo. ¿En qué contexto, con qué actores y discursos Estados Unidos pretende invadir a Iraq?  

Ana María Salazar. Muchos de los comentarios que se han vivido los últimos seis meses, han venido cargados de una retórica, que va de la retórica estadunidense que vuelve a afirmar que tiene una lucha en contra del mal, a la retórica que dice que, esto lo hace Estados Unidos especialmente por el petróleo. Les voy a dar una interpretación intermedia, que permita ser referida por la política exterior del país.

En primer lugar, vuelvo a afirmar que, Estados Unidos, si va a atacar la Iraq. Lo vengo diciendo desde septiembre pasado en mis conferencias y columnas periodísticas, no me cabe la menor duda de que va a haber un ataque a Iraq. En principio, creí que iba a suceder a mediados de septiembre, después, he cambiado mi pronóstico; y, ahora, creo probablemente sucederá la última semana de febrero o a principios de marzo.

En segundo lugar, la razón por la que Estados Unidos va a atacar a Iraq, no es sólo por el petróleo. No es la prioridad. Existen veinte formas más fáciles de asegurar el petróleo, que no implique un ataque a Iraq. Estados Unidos está corriendo el gran riesgo, de que, Saddam Hussein, destruya toda la planta petrolera de Iraq. Imagínese el gran impacto económico para el mundo, que implicaría eso. Por eso, para los expertos militares, la mayor preocupación es, cómo proteger esa infraestructura. Entonces, no se imagina uno, porqué Estados Unidos invade Iraq, corriendo ese gran riesgo. Si se observan las tendencias, de cómo se desarrolla la lucha por la primacía de proporcionar petróleo, Arabia Saudita, es quien más petróleo produce, fijando en buena medida el precio; pero, Rusia, empieza a jugar un papel muy importante para Europa y Estados Unidos, al no seguir a la OPEP. Esto significa que, se derrumba el cartel que permitía a los árabes mantener cierto control para los siguientes años. Rusia, jugará un papel importante al proporcionar petróleo seguro al mundo, aunado a mercados alternos como Venezuela, México, Colombia y otros; pero, Rusia, es el principal garante para un suministro estable.

En tercer lugar, más allá de lo que suceda en Iraq, la región va a continuar siendo muy inestable y, por tanto, el suministro de petróleo.

Hay varias familias déspotas que gobiernan esa región, que tienen que cambiar su tipo de gobierno, lo que no será un cambio pacífico.

Aunado a que, los grupos fundamentalistas, han podido marcar su presencia en estos gobiernos familiares. Sea Iraq, Irán, Palestina o el conflicto árabe-israelí, todo apunta hacia una gran inestabilidad. Entonces, si no es el petróleo la principal razón para la invasión norteamericana a Iraq, ¿cuáles son las razones? Razones que surgieron después del 11 de septiembre. Si el 11 de septiembre no hubiese sucedido, Estados Unidos, en este momento, probablemente no estaría invadiendo a Iraq. Porque, no habría razón política interna para invadir a Iraq. Al suceder los atentados, la política interior de Estados Unidos cambia dramáticamente, porque los mecanismos de prevención anteriores no funcionaron. Cuando Estados Unidos reacciona, recibió poco apoyo a nivel nacional y muchísimas críticas a nivel internacional. Si recuerdan, después de los atentados en contra de dos embajadas norteamericanas, Estados Unidos decide atacar unas fábricas en Sudán, donde se decía que se producían precursores para armas de destrucción masiva. Cuando llega CNN y la prensa, la fábrica atacada, parecía producir leche en polvo para un país extremadamente pobre. Que sea cierto o no, nunca lo vamos a saber, pero, las imágenes de televisión eran muy convincentes. Eso conllevó muchas consecuencias, en la política interna de Estados Unidos y en la comunidad internacional. Además, resalta que, hubo informes publicados que evidencian que el gobierno norteamericano tenía información de que iba a suceder un ataque, aunque no cuándo, cómo, ni dónde; pero, sabían que iba a suceder. Dos años antes, surgen diferentes grupos de trabajo por temor del ataque que se hace público, el problema fue que, entonces, eran muy limitadas las posibilidades de ataque proactivo a otro país.

Hubo negociaciones con el gobierno talibán para la entrega de Bin Laden, pero, nunca hubo intenciones del gobierno afgano de hacerlo. Entonces, ¿que hacía Estados Unidos? La única alternativa era atacar a Afganistán, pero, se imaginan a Estados Unidos atacando a Afganistán dos años antes: no había justificación. Entonces, el 11 de septiembre abrió la posibilidad, desde entonces, se desarrolla la nueva política de seguridad nacional en Estados Unidos, que es preventiva. Preventiva, porque es proactiva, esto es, teniendo información acerca de que un gobierno es peligroso para la seguridad interna de Estados Unidos o sus aliados, no esperarán.

Esto explica porque en estos momentos, Estados Unidos está interesado en atacar a Iraq, si además, adicionan un contexto muy importante: Saddam Hussein es un hombre muy peligroso. La duda que queda es, si fueron suficientes los pasos realizados por la ONU, para contener ese tipo de peligro. Hay un consenso general de que, Saddam Hussein, probablemente va a hacer algo peligroso para la comunidad internacional. Si uno ve el historial de Saddam Hussein, se da uno cuenta de que en 1992 iba a hacer algo. A la mejor, le hicieron análisis psicológicos y decidieron, que si no hoy, en los siguientes cinco años va a hacer algo. Y, en el historial de la familia Bush, no se había resuelto ese problema, pasarían a la historia con el gran tache histórico de haber tenido la oportunidad de resolverlo y no hacerlo. Además, Sadam Hussein, realizó un atentado en contra del George Bush padre. Los asesores del presidente, vieron que era el momento de hacer algo, pero, no garantizaban la reelección si atacan a Iraq. Porque, en un año más, se entraría a la mecánica de elecciones, con el presidente Bush en guerra. De aquí la prisa. A partir de entonces, Estados Unidos vive un unilateralismo desbordado, siente que, ante la falta de presiones externas, puede tomar ese tipo de decisiones con o sin apoyo de ONU.

En términos militares, Estados Unidos ejerce un gran monopolio sobre la guerra. Aún, con una gran coalición de los ejércitos más importantes del mundo, no llegarían a la capacidad militar que tiene Estados Unidos actualmente. Hay un artículo de Joseph Knight, de The Economist, que habla acerca del unilateralismo norteamericano, de las áreas que en el contexto multilateral pueden presionar a Estados Unidos, encontrando que son las áreas económica y de energéticos.

Pero, si vemos el área militar por encima de todas, dentro de una pirámide, entonces, no hay nadie que pueda presionar a Estados Unidos, excepto el terrorismo. El terrorismo, puede impactar de manera inimaginable la seguridad nacional norteamericana. En los últimos seis meses, la CIA le dijo al presidente que, la gran amenaza para Estados Unidos, no es Iraq, ni siquiera Corea del Norte, la mayor amenaza es otro ataque terrorista de la magnitud del 11 septiembre o mayor. Lo interesante es que, los terroristas, son grupos relativamente pequeños pero que pueden poner en jaque la seguridad nacional, no necesariamente ligados a una nación.

Volviendo a la política interna de Estados Unidos. Sigue el debate acerca de si Estados Unidos se va a someter, de cuál va a ser su relación con el Consejo de Seguridad de la ONU. En forma petulante, el presidente Bush y sus asesores dijeron que, con o sin Consejo de Seguridad nos vamos a la guerra a Iraq. El comentario de Bush, en donde denomina al Consejo de Seguridad, como un "club de discursos vacíos", claramente marca la importancia que da a las Naciones Unidas.

Mañana, el canciller Colin Powell, presentará pruebas a las Naciones Unidas, que demuestran que Saddam Hussein no ha permitido desarrollar adecuadamente el trabajo de los inspectores de armas. Vale la pena aclarar que, según la resolución 1441 de ONU, no es que los Estados Unidos tenga que probar que Saddam Hussein tenga armas de destrucción masiva, lo que tienen que probar es que no se están desarmando y que no están cooperando con el desarme. El trabajo de los inspectores no es encontrar pruebas contundentes, sino que Saddam Hussein debe dar pruebas de que se está desarmando.

Lo que probablemente va a presentar Colin Powell, son una serie de intervenciones telefónicas a funcionarios iraquíes, en donde cada vez que llegan inspectores avisan a los científicos que se salgan del área, qué decir y cómo mentir, mueven inmuebles, equipo, etcétera. Esto no demuestra que existan armas de destrucción masiva, pero la resolución de ONU exige que aporten pruebas de que no hay avances en el desarme. Probablemente Colin Powell dirá, llevamos doce años esperando que se desarmen, aquí están las pruebas de que no están cooperando, de que se esconden; esto nos da derecho, según la resolución 1441, de una intervención militar. Eso sucederá mañana, la mayor interrogante es, si las pruebas serán tan contundentes para que Francia y otros países con capacidad de veto, puedan crear una pantomima política a sus ciudadanos y, entonces, aprueben su apoyo a Estados Unidos.

Eso no le importa finalmente a Estados Unidos, pero sería mejor si, tiene el apoyo del Consejo de Seguridad. Si uno ve la prensa, la verdad es que Estados Unidos tiene mucho apoyo a nivel internacional.

Ya es tiempo suficiente, para que los que están en contra de Estados Unidos se hayan manifestado, lo sorprendente es que eso no sucede. Cómo explicar que países como Gran Bretaña, España, Dinamarca, Portugal, Hungría, Polonia, República Checa, Turquía, Australia y, la mayoría de los países alrededor de Iraq, permiten que usen su espacio aéreo o sus bases militares. A pesar de que hay protestas a nivel mundial y encuestas en contra, a la hora de los trancazos, es extraordinario y sorprendente el número de países que están apoyando a Estados Unidos. Y, si no lo apoyan, no se oponen.

El país que más ha liderado la oposición a Estados Unidos, no es Francia: es Alemania. Francia es un país que tiene veto y ejerce mucho control, pero, me extrañaría que vetara una resolución en el Consejo. Alemania podrá votar en contra, pero sí Estados Unidos tiene suficientes votos pasará la resolución, pues la Unión Europea está dividida. Mi impresión es que, aunque no aprueban a Estados Unidos, muchos países tienen a Hussein como un problema de mediano o largo plazo. El que más me sorprendió fue España. Pero, el hecho es que, con o sin Consejo de Seguridad, Estados Unidos se va a lanzar y va a obtener algo de apoyo.

Dejen que les comente la dinámica interna de la opinión pública norteamericana. Salen las encuestas cuarenta y ocho horas después del discurso de Bush para crear más apoyo para ese ataque, indicando que, después del discurso recibió más apoyo por parte de los ciudadanos norteamericanos, aún sin el apoyo de la ONU. ¿Qué fue lo que pasó? El discurso asustó a los estadunidenses. Entre las cosas que dice el discurso, es que, hay evidencia de ONU (1991) de que Saddam Hussein estaba a seis meses de obtener un arma nuclear, que en 1999 tenía veinticinco mil litros de Ántrax, suficiente para matar a millones de personas. Y, según los inspectores de armas de ahora, Saddam Hussein no ha justificado que pasó con ese Antrax, con las quinientas toneladas de gas mostaza o, con las treinta mil municiones para avanzar armas químicas y biológicas. Además, los británicos tienen información de que, Saddam Hussein, intentaba comprar uranio en Sudáfrica y unos tubos de aluminio que se utilizan para la construcción de un arma nuclear. Entonces, con estos datos, Bush asustó lo suficiente a los estadunidenses, tal que subieron las encuestas, dándole armas a para lanzarse a atacar.

El escenario que maneja Estados Unidos, es que, pueden resolver el problema en dos meses. Los mercados quieren creer eso. Pero, si hay guerra, se va a descomponer más la economía de Estados Unidos, continuará la recesión, no va a haber recuperación económica y el alza del precio del petróleo impactará a la mayoría de los países desarrollados, especialmente a Europa. El impacto para México es que, si no se recupera Estados Unidos, imagínese lo que impactara a la economía mexicana. Me dio risa cuando la secretaria de turismo en México, habla con cierta esperanza de que, esta guerra es buena para México porqué atraerá más turismo. Eso es ser bastante inocente, porque no va a haber turistas por la inestabilidad que se va sentir en Estados Unidos y Europa, no va a haber dinero. Hay otros impactos en México. Si sigue la recesión en Estados Unidos, el impacto económico será muy fuerte en México, habrá más desempleo y necesidad de cruzar la frontera en busca de trabajo.

Se ha duplicado el número de personas que intentan entrar a Estados Unidos, ¿qué implica para la frontera? Con las dificultades crecientes que existen para cruzar, los servicios que van a necesitar los aspirantes a ilegales podrían llegar a números astronómicos y dramáticos, porque no se trata sólo de mexicanos. En Centroamérica hay hambruna, que incrementará el número de centroamericanos, que si no cruzan se quedarán en la frontera mexicana. Han cerrado un porcentaje importante de maquilas y, la cosa tiende a empeorar.

Quiero sonar las alarmas, de que, hay que ponerle mucha atención a la frontera. Va a haber crisis en la frontera, si es que no existe ya. Para concluir, quiero dar mis comentarios finales sobre esta estrategia. Como estratega de seguridad nacional, asumo que el gobierno norteamericano toma decisiones pensando netamente en la seguridad nacional de Estados Unidos, pero, no me puedo explicar porqué están atacando a Iraq en este momento. Porque, cuando uno ve los diferentes riesgos que corre Estados Unidos, el mayor peligro no es Iraq. Con las presiones que han ejercido sobre Iraq, aunque no se haya desarmado, será muy difícil a corto plazo que desarrolle armas de destrucción masiva contra Estados Unidos o Europa. Hay otros peligros. Continúa la preocupación sobre Al Qaeda y otros grupos terroristas, que representan más peligro que Iraq. Han querido vincular a Saddam Hussein, con el grupo Al Qaeda. Dudo que ése vínculo sea contundente. Además, hay otro evento mucho más peligroso que Iraq, Corea del Norte, que dice tener capacidad nuclear que puede usar y que, ni Estados Unidos, ni China, ni Japón, van a decir qué hacer. Además, se teme que Corea del Norte, de acceso a armas de destrucción masiva a grupos terroristas. Acaban de enviar aviones para vigilancia aérea alerta, se está fortaleciendo la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur. Corea del Norte tiene casi un millón de soldados. Les dejó este análisis.

El 11 de septiembre, le abrió la puerta a Bush para hacer lo que fuera políticamente aceptable. Será un ataque que va a tener un apoyo de gobiernos importantes, no de gobiernos chiquitos. El impacto será absolutamente devastador, no sólo en número de vidas iraquíes, sino en el impacto económico a nivel mundial. En cuanto a los que, argumentan que, Estados Unidos, hace todo esto para crear una economía de guerra; no estoy de acuerdo, porque la que menos se va a beneficiar será la economía estadunidense.

Muchas gracias, me encantaría oír sus comentarios y preguntas.

Alfredo Rojas. Siempre ha sido interesante escuchar a la doctora Ana María Salazar, ex funcionaria del Pentágono y profesora del ITAM. Ahora, le vamos a pasar el micrófono al doctor Alfredo Jalife- Rahme, periodista e investigador de la UNAM, posteriormente, podrán hacer ustedes preguntas y cuestionamientos.

Alfredo Jalife. Es un honor para mí estar aquí, en el Congreso de la Unión. Soy profesor de posgrado de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM, investigador de geopolítica y negocios internacionales. Soy autor de tres libros, uno es "Guerras Económicas y Financieras: el petróleo del Golfo Pérsico al golfo de México", que hasta la editorial desapareció Ernesto Zedillo. El segundo libro, se llamaba "El Lado Oscuro de la Globalización", porque el lado luminoso se lo dejé a Fox y a Zedillo, para que ellos lo expliquen. Y, el tercero, que está por salir...

Alfredo Rojas. Perdón Alfredo. ¿Permites que, en este momento, le hagan las preguntas a Ana María Salazar? Porque se tiene que ir. Alfredo Jalife. No sé, tú eres el coordinador. ¿No me quieres oír Ana María... al antípodo? Yo te oí, ¿eh?

Ana María Salazar. (Risas) Si quiero estar, pero me tengo que ir. Es más, por atención, me voy a quedar.

Alfredo Jalife. Bueno, que bueno.

Y, el tercer libro, que está por salir, se llama "Los Once Frentes del 11 de septiembre: una guerra multidimensional". Donde, lo que va a pasar en Iraq, será consecuencia de este nuevo enfoque de guerra multidimensional. Siendo así, se trata entonces de muchas guerras en una: guerra energética, guerra biológica, financiera, económica, hidráulica, etcétera. Es muy compleja. Hay que tomar una perspectiva geoestratégica de lo que ha pasado desde 1991. Desde 1991, considero que han ocurrido cuatro eventos sustanciales: 1) el desmembramiento de la Unión Soviética, 2) el inicio de desmembramiento de Yugoslavia, 3) la primera guerra contra Iraq y, 4) el Consenso de Washington.

¿Qué pasó a partir del 11 de septiembre, ante el vacío del bloque socialista? Estados Unidos y la OTAN avanzan, se apoderaron prácticamente de los Balcanes, para su vez, apoderarse del Mar Caspio. El Mar Caspio es la tercera zona de reserva mundial de petróleo y gas, aunque, hay otros que dicen que el Golfo de México es la tercera reserva. Paulatinamente, Estados Unidos se ha ido apropiando del petróleo a escala mundial. En la región euroasiática, primero la guerra de los Balcanes, luego, en la retaguardia, la guerra de Afganistán. Según datos de la Agencia de Información Interna del Departamento de Energía de Estados Unidos, un reporte del año 2002, Iraq tiene mayor número de reservas que Arabia Saudita. Quizás el petróleo no sea el componente único, pero sí, sin lugar a dudas, es el más importante. Hay muchos elementos que demuestran que, la petrocracia militar que hoy gobierna los Estados Unidos, es la principal beneficiaria de la guerra y del alza del precio del petróleo.

Aquí entró a tres síndromes, que explicaré a lo largo de mi intervención de hoy: el síndrome ENRON, el síndrome Sansón y, el síndrome el beso de la mujer araña.

1) El síndrome ENRON. Se dice que esta guerra no es por el petróleo, pero, lo primero que vigilará el ejército norteamericano serán los yacimientos petroleros. De eso, estoy seguro. Baby Bush viene de una empresa petrolera dinástica. Desde 1995, el vicepresidente de baby Bush, Dick Cheney, trabaja y todavía cobra como alto ejecutivo de Halliburton Co., de Texas, que a su vez forma parte de Carlyle Group (principal consorcio mundial especializado en materiales bélicos y energía, que incluye también a ENRON) propiedad de George Bush daddy y, de John Major (quien era el primer ministro de Inglaterra durante la guerra del Golfo Pérsico de 1990.) El síndrome ENRON, es el mayor fraude en el que está envuelta la familia Bush. Si no hubiesen hecho la guerra, en lugar de Bin Laden y Saddam Hussein, en éste momento estaríamos hablando de Halliburton, de Carlyle Group, de Dick Cheney o de ENRON. El estallido de la “burbuja punto com”, de la famosa nueva economía (que ni fue nueva ni economía, sino pura especulación bursátil) se dio en marzo del 2000, generando una evaporación de riqueza de ocho millones de millones de dólares, cuando toda la bolsa en Estados Unidos anda alrededor de dieciocho millones de millones de dólares.

El 7 de diciembre del 2001, el mundo se dio cuenta de la increíble ficción. Hasta entonces todo mundo creía que en Estados Unidos había un capitalismo decente, después, hemos descubierto un capitalismo mafioso. Había y sigue habiendo, un circuito totalmente mafioso entre la banca de inversiones, las empresas contables, las corredurías y las calificadoras. Bueno, las calificadoras son una vacilada y toma de pelo con las calificaciones, porque nunca vieron los fraudes de las empresas mencionadas. Si no se hubiese dado la contabilidad invisible, si no se hubiesen dado los paraísos fiscales, nunca se hubiese dado esta situación. Pero, yo tengo la fórmula para acabar con el terrorismo, el contrabando de armas y el narcotráfico, todo al mismo tiempo: aboliendo los paraísos fiscales. Pero, nadie me va a hacer caso, estaría tirando al suelo el negocio del planeta, porque algunos tendrían que rendir cuentas diáfanas ante el mundo.

Por ejemplo, en Islas Caimán, Carlos Cabal Peniche tenía sus inversiones junto a Usama Bin Laden y, junto a otro político mexicano que hoy está en Almoloya de Juárez. Acuérdense de los sondeos de Bush antes del 11 de septiembre, estaba a punto de caerse, luego la elección bananera de Florida, etcétera.  

La crisis de Estados Unidos no viene del NASDAQ de marzo del 2001, viene desde 1961, desde ya no sabe qué hacer con su economía. En papel, corren casi cincuenta veces papel chatarra, que se llaman “los derivados”, que no tienen nada que ver con la economía real y que se manejan en los paraísos fiscales. Por eso les digo que, lo más sencillo es acabar con los paraísos fiscales, pero, ¿saben quién me va hacer caso? Otros ingenuotes, están pidiendo impuestos a los capitales especulativos. Pero, ¿cuáles impuestos? ¡Que cierren los paraísos fiscales y se acabó el jueguito!, porque de ahí vienen todos los financiamientos espurios para los mismos gobiernos. Cómo es posible que una islita como las Islas Caimán, manejen una economía financiera igual que China, Texas o casi el doble de México.

Es una islita de unos cuantos kilómetros, con treinta mil habitantes. Curiosamente, ENRON tenía mil ochoscientas subsidiarias en las Islas Caimán, ahí metían toda la basura, nada más que creció tanto la alfombra que ahora está más grande que la casa. La guerra, también es una guerra ideológica, con predicadores y todo. Miguel de Lamadrid decía que la globalización era insoslayable, inmortal, eterna, todo eso. Precisamente, esto me estimuló a hacer el libro "El Lado Oscuro de la Globalización", para demostrar todo lo contrario.

2) El síndrome Sansón. La petrocracia no se tentó el corazón para subir siete veces el precio de la electricidad en California, ¿ustedes creen que se van a tentar el corazón para subir el petróleo del mundo?

A la petrocracia oligopólica no le interesa los Estados Unidos ni el mundo, son intereses muy facciosos. Aquí es donde entra al síndrome Sansón. La economía de Estados Unidos viene muy dañada desde que el dólar entró en flotación en 1961, desacoplando el patrón oro. Entró en flotación junto con el mundo occidental. Llevamos treinta y cinco años de flotación y hoy vemos el derrumbe del dólar. Ahora, Estados Unidos es un país sumamente endeudado, cada hogar debe trescientos mil dólares. Están peor que nosotros, que cada uno debemos como setenta mil dólares, digo, para que no se me vayan tan deprimidos de aquí. Hay mucha deuda, las corporaciones están sumamente endeudadas. Stephen Roch, de Morgan Stanley (conste que nada más cito estadunidenses), nos dice que hasta la revolución de la información falló, porque ha traído más estragos que beneficios. En la London School of Economic, John Gray, maneja que no va a ser fácil hacerle entender al mundo, la idea de que el modelo de la globalización ya se agotó. La misma guerra dice que ya se agotó, el 11 de septiembre la agotó. La globalización tiene como propósito la aceleración de las redes y lo que vemos es su disminución con mayores costos. Desde el punto de vista ideológico, existe un grupo que se ha montado en el poder en Estados Unidos. Bush padre e hijo controlan a Dick Cheney, quien a su vez controla a Paul Wolfowitz. Bush no quiere perder el tiempo en ir a Davos, quiere ir directo a Bagdad, ser el nuevo profeta del antiguo testamento. Ya no hablan de la globalización, hablan de un nuevo imperio al estilo romano. Lo primero que van a hacer, dijo el departamento de estado norteamericano, es controlar los pozos petroleros, finalmente, democratizar Medio Oriente como en Japón. No les importa si va a haber muertos u otras situaciones: lo primero es el petróleo. Estados Unidos, tiene un déficit tremendo, que espera resarcir con los yacimientos petroleros de Iraq. Imagínense, de diez a cincuenta dólares el barril. Ante esta situación, estamos viendo que, hay una guerra ideológica imperialista; pero, no nos dicen, si este imperio al estilo romano estará en la fase alta de César Augusto o la baja de Caligula. A mi juicio, Estados Unidos, está envuelto en una franca decadencia psicológica y social, mucho más allá de lo económico.

Muchos hablan de que se trata hoy de una guerra religiosa. Hay un prelado, Tony Evans, de Dallas, Texas, quien dice que Bush tiene una gran convicción religiosa, que incluso llega a la presidencia con el fin de enseñar la Biblia. En efecto, en las reuniones de gabinete, obliga a leer partes del Antiguo Testamento, antes de iniciar actividades.

Pero, no tenemos porque caer en la cosmogonía de baby Bush, acerca del fundamentalismo cristiano, por más respetables sean sus creencias. Hay un autor texano muy serio que se llama Michael Layden, que son los que hoy están determinando la agenda mundial. Esto es muy peligroso para la civilidad cristiana, porque estamos viendo la muerte del pluralismo, la muerte del laicismo, la muerte de la tolerancia. Al Mar de Galilea, no acudieron los católicos, el Papa Juan Pablo II está en contra del “choque de civilizaciones”, en contra de ese manual tóxico de Samuel Huntington que incita a que las religiones se enfrenten. Me temo que, esta mezcla de guerra multidimensional, ha operado en el presidente Bush, una esquizofrenia apocalíptica. Por eso, no se tentará el corazón para lanzar armas nucleares. Vean todos los gurús religiosos que asesoran al presidente Bush, se van a asustar. Lo que yo más me temo es que, resulta muy paradójico que, buscando supuestas armas biológicas o químicas, que el mismo Estados Unidos vendió al régimen iraquí, se utilicen armas nucleares para crear el nuevo Armagedón. El Armagedón del nuevo profeta del Viejo Testamento: baby Bush.

Estados Unidos hoy está librando una guerra geoeconómica, e incluso, geofinanciera. Si ustedes se dan cuenta, el dólar se está derrumbando, desde abril del año pasado a la fecha el oro se ha revaluado 40% frente al dólar. El Euro y el Yen, también se elevan...

Ana María Salazar. Discúlpame Alfredo, me tengo que ir.

Alfredo Jalife. No, si yo si entiendo, no hay problema. Puedes ir en paz, además nos puedes ver en televisión. Que te vaya muy bien Ana María, conste que no voy hablar mal.

Ana María Salazar. La mayoría de las cosas que ha dicho Alfredo Jalife, aunque no estoy de acuerdo, lo curioso es que, nos llevan al mismo razonamiento. Si me permites, quisiera recibir las preguntas del público a mi email salazaropina@aol.com. Gracias.

Alfredo Jalife. Que te vaya muy bien, Ana María.

Entonces, hablábamos del síndrome Sansón. A Estados Unidos si le conviene el alza del petróleo, sobretodo a la petrocracia. Goldman afirma que se puede ir a sesenta u ochenta dólares el barril, Hudson Institute coincide; Brooklyn Institution, en voz de su economista más serio, George Perry, autor del “Mercado del Mundo”, habla hasta de 161 dólares el barril. Ahora veamos, esta alza del petróleo: ¿a quien va a perjudicar más? La guerra no es contra Saddam Hussein, es un grave error, esto lo entienden perfectamente Francia, Alemania, Japón, China y la India. Obviamente, el alza del petróleo, es contra los principales importadores de petróleo, contra el Euro y el Yen; a más largo plazo, contra China y la India, porque son las dos economías que se posicionan como las dos más grandes potencias de la próxima década. Curiosamente, las dos con economías mixtas, con regulaciones, control de cambios y, sobretodo, con control de entrada y salida de capitales. Las únicas economías que crecen en los últimos años (China 8%, India 6%), mientras, Estados Unidos se encuentra en anemia económica, Europa al borde de una recesión y Japón con su deflación recesiva crónica de más de diez años. Los tres grandes polos, que aportan el 80% a la economía mundial, hoy se encuentran prácticamente en parálisis. Entonces, el cálculo de síndrome Sansón, ¿en qué consiste? Consiste en que, me caigo, pero los demás también se caen conmigo. Obviamente, esto le perjudicará a la economía de Estados Unidos que es muy sensible, pero con el mayor número de amortiguadores en su caída que el resto del planeta. En términos de matemática de caos, a río revuelto, se ha visto que Estados Unidos sale mejor librado que los demás países.

3) El síndrome del beso de la mujer araña. En qué consiste esto.

Tenemos a baby y daddy Bush, ¿no?… no lo van a creer pero así es esto de la política. En 1984, el hoy secretario de defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, fue enviado a una comisión especial por daddy Bush a Bagdad, para reanudar relaciones diplomáticas y para asistencia militar. Entre ello, iba la venta de ingredientes para crear armas biológicas y químicas. Así que, cuando en Estados Unidos dicen, de manera categórica, que Iraq oculta datos, ellos saben bien porque lo dicen, porque ellos se lo vendieron. En Monterey, California, hay un centro de estudios estratégicos internacionales, que dicen que, quienes le venden a Iraq el antrax y otros agentes químicos bacteriológicos, es el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, bajo la licencia para matar del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Ahora bien, ¿con qué fin sucedía esto en 1984? Entonces, se libraba la guerra entre Iraq e Irán. Según Henry Kissinger, se temía entonces que Irán pudiera ganar la guerra, entonces, empezaron a ayudar a empatar a Iraq con este tipo de armamento. El mismo Kissinger comenta que, lo que estaban buscando en esa guerra de 1980 a 1988, era que los dos se descuartizaran y que no tuvieran el control del Golfo Pérsico. Curiosamente, una década anterior, se había dado el gran auge de los petrobonos, con que los iraquíes compraron esas armas.

Pero, ¿qué es el síndrome del "beso de la mujer araña"? Como daddy Bush lo hizo con Noriega: primero se adoran, se besuquean, copulan y, luego, matan al cónyuge. Es lo que hacen con Iraq, lo usaron, ya les sirvió para un propósito, ahora hay que tirar a los iraquíes a la basura. Es más, se maneja mucho que en la invasión a Kuwait, daddy Bush dio la orden de apoyar con todo a Iraq. Hay un libro de Pierre Sallinger, jefe de prensa del presidente Kennedy, en donde da a entender que la embajadora de Estados Unidos en Bagdad, da luz verde a Saddam Hussein para invadir Kuwait. Muchas veces, a mis amigos iraquíes les comento, que Saddam Hussein no entendió la jugada, porque se frenó en Kuwait, había que seguirse hasta Arabia Saudita. El chiste era elevar los precios del petróleo.

Es cierto que las armas biológicas no son fácilmente detectables, pero si Estados Unidos las vende. Aunque se vendan, si uno las almacena, sólo duran tres años. Esto, dicho por Hans Blix. A nivel de los líquidos que tienen que ver con las armas químicas, las mismas sustancias que acusaron de 1993 a 1998, eran de muy baja calidad. A nivel de armas nucleares, hasta 1981 Iraq tenía un reactor nuclear llamado “OsIraq Tammuz”, que fue destruido por la aviación israelí, como preámbulo de los que hoy se conoce como Guerra Preventiva. Por cierto, Ilan Roman, miembro de la tripulación del transbordador espacial Columbia, fue uno de los pilotos israelíes que bombardearon el reactor nuclear iraquí.

Si verdaderamente queremos acabar con el terrorismo, debe haber una solución creíble e integral para Medio Oriente, si queremos acabar con el terrorismo individual y con el terrorismo de estado. Los países árabes entraron a la carrera armamentista, porque los incitaron los mismos cinco miembros del Consejo de Seguridad, que son los más grandes vendedores de armas a nivel mundial y los que poseen más armas nucleares, venden armas químicas a países que no tienen acceso a nucleares por ser más caras. Por eso, a las armas biológicas y químicas, les llaman “armas de los pobres”. Es como si uno comprara un revólver y, tiempo después, irrumpiera violentamente el vendedor en la casa, con el fin de rescatar el arma, con el pretexto de que “podría ser utilizada en su contra”.

Sin embargo, a veces me pregunto si no es muy ingenuo desnuclearizarse, sino es a cambio de algo. Por ejemplo, Brasil y Argentina tenían un proyecto nuclear avanzado, que tuvieron que cancelar porque iban a ser considerados dentro del “eje del mal”. Tal y como les ha ido después, parece ser que, no hay retribución para los países que se portan bien con Estados Unidos. Eso invitaría a que se tratase bien a Argentina, a Brasil, condonarles cierto tipo de deuda. Pero no es así.

Los que abordamos por primera vez la guerra de Iraq en 1991, hablábamos de daño ambiental, de cuantos seres humanos que iban a morir. Doce años después, nadie habla de daño ambiental. No ha cesado la guerra, había una guerra de alta intensidad que pasó a ser de baja intensidad. Jorge Castañeda Gutman, se equivocó al decir que era resolución de la ONU bombardear a Bagdad, cuando Bagdad no venía en las zonas de exclusión y, no hay tal resolución de la ONU porque no la aceptarían Francia, China y Rusia. Entonces, ha habido una gran devastación ecológica, lanzaron uranio depletado o empobrecido, que ha causado enfermedades teratológicas, se han creado monstruos con leucemia, enfermedades radioactivas. Nadie toca el tema, menos los grandes medios que se sustentan en la estatua de la libertad. Además, ha habido otra cosa, que ni siquiera citan los datos de UNICEF, que hablan de un millón de niños muertos. Llama la atención el grado de materialismo al que hemos arribado. Hoy se habla del costo del barril, cuando hay cálculos de que van a haber dos millones de muertos, si es que no lanzan bombas nucleares. Los empresarios en Estados Unidos, piden una guerra clara y una victoria decisiva, en no más de un mes. Perdónenme, pero lo único que puede hacer esto, son bombas nucleares.

En conclusión. No estoy convencido del montaje hollywoodense del 11 de septiembre, no creo que un barbudo desde las cuevas de Afganistán haya realizado tal operativo. No entra en mi imaginación. He vivido en Medio Oriente, conozco a muchos de los actores y, honestamente, me cuesta mucho trabajo creer que hayan horadado los cielos de los Estados Unidos. Es más, se dice que muchos de los que aparecen en las fotos están vivos. No quiero caer en las teorías de la conspiración, me dedico como académico a ver los eventos y describirlos. Conste que no les he dado información del periódico en que trabajo, La Jornada, ni del Granma de Cuba, ni de las fuerzas armadas de Corea del Norte o de China. Toda mi información es estadunidense.

Un servidor críticó dura y oportunamente, la demolición de las dos estatuas maravillosas de Buda por los talibanes. Luego, en el mismo tono, baby Bush dijo: “o estás con nosotros o éstas en contra de nosotros.” Pues ni estamos con baby Bush, ni estamos con los talibanes, ¿porqué vamos entrar a ese jueguito? ¿Quién arma el jueguito de Afganistán con Usama Bin Laden, quien antes era agente de la CIA y, toda la familia Bin Laden era socia de toda la familia Bush. ¿Quién está detrás de Al Qaeda?

Por otra parte, no me gustaría hacer el análisis psicológico de George Bush o de Saddam Hussein, como lo mencionó la doctora Ana María Salazar. Yo si tengo estudios psiquiátricos para analizar cada caso, pero no me atrevería a decir quién saldría perdiendo más que el otro… No, no, no voy a decir quién es… pero uno de ellos, tiene ficha de dipsomanía y fuerte adicción a la cocaína desde los cuarenta años, después, ya no ha salido más que sus discursos y decisiones. Pero, me parece barato recurrir a denostar al otro, vamos a recurrir a las cuestiones estructurales, independientemente de que haya un loco en el poder o en ambos polos, la guerra se va a dar. Hay un libro maravilloso de Bárbara W. Touchman, que se llama "The March of Folie" (El Camino a la Locura); donde dice que, muchas veces, estos caminos de la locura, han desembocado en desde la guerra de Troya hasta Vietnam.

Muchas gracias por todo.

Alfredo Rojas. Muchas gracias para el doctor Alfredo Jalife- Rahme, un aplauso por favor. ¿Alguien del público quiere hacer alguna pregunta?

Público. Para el doctor Jalife. ¿Cuáles son los primeros efectos que se sentirían en nuestro país, al estallar la guerra en Iraq?

Alfredo Jalife. También la guerra en Iraq, es una guerra en contra de la OPEP. Porque, de los once países de la OPEP, nueve son islámicos; el décimo, Nigeria, es una mezcla entre islámicos y cristianos; y, Venezuela, que es católico. Pero más allá de si se aplicará o no, el manual tóxico del “choque de civilizaciones”, México no es parte de la OPEP. Desde el punto de vista estratégico, Israel va a empezar a jugar un gran rol en Iraq. No sólo por el eje Israel- Turquía-Azerbaiyán, sino también por la región del norte en Iraq, que es la región kurda. Existen proyectos de Estados Unidos, donde hablan de oleoductos que van a ir de Kirkük, atravezarán Jordania y llegarán a los puertos de Haifa en el Mar Mediterráneo. El Golfo de Guinea, va a ser el sustituto de la OPEP en Medio Oriente y el Golfo Pérsico, con Nigeria jugando el rol pivote. Nigeria se iba a salir de la OPEP, es cuando se da el viaje del presidente Fox a Nigeria. Luego, Jorge Castañeda Gutman cerró la Embajada de México en Arabia Saudita, a pesar de ser el primer país petrolero del mundo. Entonces, tenemos aquí una buena aplicación ideológica petrolera del partido Likud, en Tlatelolco mismo. Jorge Castañeda Gutman, el infatuado global que mandó cerrar la embajada de México en Arabia Saudita para satisfacer al general Sharon y a su medio hermano, el venezolano de origen totalmente judío, Andrés Rozental Gutman, a su vez, cuñado de Andrés Holzer, operador del Irán-contras.

Obviamente, si beneficia a México el alza del precio del petróleo, a niveles de 60, 100 o 160 dólares por barril, como se ha manejado.

En esta guerra, es mejor tener petróleo que carecer de él, salvo excepciones como Japón. Sin embargo, el gobierno mexicano hizo un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, casi secreto, en donde por arriba de un excedente presupuestado de barril de petróleo, todo se dirigirá al pago de la deuda externa. Generosamente estábamos a 15 dólares el barril y, en este magno Congreso de la Unión, se decidió a que pasara a 16.5 dólares. Así, por arriba de 16.5 dólares, todos aquellos excedentes van a pagar deuda externa. A menos que sepamos renegociar la deuda externa. Latinoamérica debe el 98% a corto plazo, hoy en día, el problema no es la deuda sino el servicio de la deuda. El alza del oro y la plata, nos puede beneficiar indirectamente, pues somos el primer productor mundial de plata; pero, realmente nuestra riqueza está en el petróleo. Venezuela, tarda una semana en llevar el petróleo a Estados Unidos, Arabia Saudita tardan un mes o dos y México tarda tres días.  

En México somos muy ingenuos en geopolítica, nada más ven un televisor o película americana y se olvida toda la historia. No quiero decir que nos peleemos con los Estados Unidos, siempre he dicho que debemos tener las mejores relaciones con los Estados Unidos.

Tenemos veinticinco millones de personas de origen mexicano en Estados Unidos, una cuarta parte, porque los mexicanos actualmente somos alrededor de cien millones. Pero, los chicanos, producen quinientos mil millones de dólares anuales, esto es, casi el PIB mexicano; resultando los chicanos cuatro veces más productivos que los mexicanos. Los más eficientes de latinoamérica, mucho más que los chilenos, que a cada rato nos los venden en el ITAM, donde les gusta mucho Chile.

Tenemos que tener excelentes relaciones con Estados Unidos, aquí, es donde entra el arte de la diplomacia mexicana. Estamos frente a la potencia militar más grande del mundo. El FOBAPROA, el IPAB y la cesión de la banca mexicana, es tan grave como haber cedido el Hoyo de la Dona o, estar a punto de ceder lo que queda del petróleo o la electricidad. La globalización financiera se juega con canicas financieras, con bancos, créditos, papeles falsos. Cómo vamos a jugar a la globalización financiera, si ya no tenemos banca.

Todos los créditos de hoy, son para el consumo que benefician finalmente a Estados Unidos. No critico a Estados Unidos porque están en su rol, sus automotrices quieren vender sus autos, tienen su banco Banamex City Group, todos los créditos van a ese nicho de mercado; obviamente, no precisamente al desarrollo interno que necesitamos.

Entonces, cómo entrar a la globalización financiera que busca el presidente Fox, cuando se necesitan bancos. Queremos jugar sin canicas.

Latinoamérica tiene que revertir muchas cosas, ha cometido muchos errores. Argentina, enseña a no entregar la banca, pues, correríamos la misma suerte. En Ecuador, la dolarización que no sirvió de nada. Venezuela, los medios masivos de comunicación, ¿cómo es posible que un presidente no pueda tener acceso a los canales de televisión de su país? Ahora, estamos reagrupándonos todos, pero, la salvación está en la sociedad civil.

En México, tenemos que sacar a los neoliberales de Los Pinos. Hace mucho que no veo presidentes verdaderamente mexicanos, desde López Portillo. Aunque, pensándolo mejor, López Portillo es el primer neoliberal del país, sólo que como tiene mucha labia, con su retórica lo encubre todo. Pero, con “Porpillo” nacieron los Reyes Heroles, los Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo; y, todo el grupo de los neoliberales posteriores. Le da el poder a los neoliberales, incluido Miguel de la Madrid. No es Miguel de la Madrid el primer neoliberal, fue José López Portillo. Tenemos un daño de veintidós años.

Pero, les voy a dar una nota optimista, no pierdo la esperanza de tener un presidente de origen mexicano en Estados Unidos, cuyo segmento demográfico de mayor crecimiento es el mexicano.

Alfredo Rojas. Alguna otra pregunta, de parte del público.

Público. Soy Enrique Celada, de "El Economista". ¿No cree que la economía de mercado, esta siendo muy ineficaz en meter liquidez? Las técnicas como el gasto fiscal, se hacen cada vez más ineficaces porque la economía es cada vez más oligopólica. Eso crea mucha inflación. La otra forma de meter liquidez son las burbujas financieras, que ya han perdido eficacia, porque los mercados financieros han crecido demasiado. Es difícil que esto cambie, se fragua una debacle financiera. Por otro lado, usted habla del síndrome Sansón, elevar el precio del petróleo para quebrar las economías de Europa, Japón, China e India; pero, esta difícil porque quiebran todos. Estados Unidos busca controlar las llaves del petróleo, pero, Rusia puede aumentar la cantidad del petróleo.

Público. Soy la doctora Johnson, de origen norteamericano, traductora oficial. Primero, ¿cuáles son las consecuencias ecológicas de la guerra de Iraq? Segundo, el robo de niños por motivos políticos y religiosos. Tercero, el avance evangélico en México financiado por el gobierno norteamericano, que lleva como mensaje el modelo neoliberal. Cuarto, yo pienso que si todas las naciones hacen una petición al Tribunal de La Haya, se puede parar la guerra.

Público. Quiero felicitar al doctor Jalife, por su sentido del humor y por hacer más ligera esta conferencia. Mi primera pregunta es, ¿cómo es posible parar esta guerra? y, la segunda, ¿cómo nació el eje del mal?  

Público. Soy Verónica Fierro de la UNAM. Para el doctor Jalife. Me interesa saber más sobre el Plan Puebla-Panamá. Otro aspecto, los contenedores militares que se van a implantar en Chiapas.

Alfredo Jalife. Bueno, sobre el síndrome Sansón, es una metáfora. Algunos creemos que va a suceder, otros que no. Otros ven situaciones muy similares a la crisis de 1929, pero, la crisis actual es distinta, concordando con su apreciación sobre la liquidez no respaldada. Por eso, Estados Unidos entra en recesión, porque no quieren sufrir la misma experiencia de 1929. Hay una cuenta oculta del BIP, Banco Internacional de Pagos, con sede en Basilea, Suiza, de quinientos millones de millones de dólares en derivados o papel especulativo. Diario se mueven en el planeta, 1.5 millones de millones de dólares, de los cuales, el 80% es especulación y el 20% bienes y servicios.

Lo de China e India. Un alza del petróleo les pega fuerte, porque importan el 30% del petróleo. Es una jugada diabólica de Estados Unidos. Eso abrirá a dos escenarios: 1) puede ser que baje demasiado el precio del petróleo si sueltan demasiado las llaves de Iraq y, 2) que haya resistencia férrea, Saddam quema los pozos petroleros, etcétera. Otro aspecto es la ecología. El Instituto Max Planck, cree que la quema de pozos petroleros produce un hollín similar al de una guerra nuclear. Pero, el problema mayor es el uranio depletado utilizado en Iraq de 1990, que ha creado monstruos, niños con defectos genéticos, cánceres. Según UNICEF, más de un millón de niños iraquíes han muerto desde entonces.

Parar la guerra. Los militares norteamericanos no están convencidos de la guerra, pero, nadie va a detener al profeta del Antiguo Testamento. El cree que la guerra tiene un fin de limpieza en donde prevalecerá el bien contra el mal.

Lo del "eje del mal". El presidente Bush tenía un amanuense que se llamaba David Frum, un israelí canadiense estadunidense. A este amanuense, le pide Bush, en base a sus ideas religiosas, crear el eje del mal. David Frum acuña el término, nada más que su esposa lo comenta y los corren de la Casa Blanca. Le dice baby Bush, que quiere que conecte a Al Qaeda con Saddam Hussein e Irán y, luego, consideraron a Norcorea que le quitó el lugar a Al Qaeda. Así nace el eje del mal. Sobre el plan Wolfowitz. No es un plan nuevo, lo hizo el Project for the New American Century, en 1992. Cuando Dick Cheney era Secretario de Defensa, se lo mostró a daddy Bush, que le pareció demasiado atrevido en ese entonces. Pero a baby Bush nada le parece atrevido y, lo adopta. En este plan, se piensa que el centro de poder de Iraq, gobernado por el clan sunita de Saddam Hussein, sería reemplazado por la dinastía ashemita que hoy gobierna Jordania. Los ashemitas, siempre han sido los instrumentos de los proyectos anglosajones en la región.

Sobre el Plan Puebla-Panamá. Está más muerto que nada, Luis Ernesto Derbez ya lo envió al cesto de la basura. Lo que sucede es que, el BID y el FMI están quebrados. El plan, existe en el cajón de sastre de Henry Kissinger, nada más.

Sobre los medios masivos de comunicación. Los famosos Big Ten, son las diez empresas transnacionales más grandes en medios masivos de comunicación, que afectan seriamente las democracias nacionales. La batalla democrática en México, no está en la calle, está en restablecer la armonía democrática de los medios masivos de comunicación. Tenemos que pedir una soberanía mediática, los partidos políticos deben tener su propia televisión. Es tal el poder de la televisión, que acceden ochenta millones de mexicanos. Si no restauramos la soberanía mediática, está perdida la batalla. Lo que Karl Popper le llamó con temor la “telecracia", hay algo peor, que se llama la "publicracia". Hay cuatro empresas de publicidad en el mundo, que tienen el control de los anuncios, que pueden matar de hambre a cualquier televisora. No es nada más la televisión, también hay que regular la publicidad, depurar la venta de los tiempos de publicidad, que los medios sean el medio para acceder a la democracia.

Gracias por todo.

Alfredo Rojas. Muchas gracias, le damos nuevamente un aplauso por favor, al doctor Alfredo Jalife-Rahme. Ahora, tenemos al doctor Farid Kahhat Kahat, a quien también le voy a pedir, nos de algunos datos sobre su persona.

Farid Kahhat. Soy profesor e investigador del CIDE, de la División de Estudios Internacionales, peruano de origen palestino y, estoy en México desde hace tres años. Vengo a titulo personal, porque no creo que los compañeros del CIDE compartan las ideas que expondré. Expondré las causas de porqué Estados Unidos quiere ir a la guerra.

Desestimo los argumentos del presidente norteamericano, George Bush, dados en la Asamblea General de las Naciones Unidas del año pasado. Habló: 1) de la naturaleza del régimen y su violación constante de los derechos humanos, 2) su incumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad de ONU, 3) sus vínculos con el terrorismo internacional y, 4) su posesión de armas de destrucción masiva.

Los argumentos que justifican su actitud belicista, son deleznables.

El argumento de las violaciones de derechos humanos que comete el régimen iraquí, son absolutamente ciertos. Se trata de un régimen dictatorial que ha perpetrado violaciones sistemáticas a los derechos humanos, según consta en informes de Amnistía Internacional o de Human Ríghts. Sin embargo, Estados Unidos, reitera sistemáticamente que Saddam Hussein utilizó armas químicas contra su propia población, lo cual no está del todo establecido. Hay quienes afirman que, las armas que provocan la muerte de civiles kurdos fueron armas iraníes; y, en todo caso, si Saddam lo hizo, fue con armamento vendido por Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Alemania.

Pregúntense, porqué no hay ninguna resolución del Consejo de Seguridad condenando el uso de armas químicas contra civiles kurdos.

Pues, porque en ese entonces, Iraq era un aliado norteamericano en el intento de contener la revolución islámica iraní. Por otro lado, se le proveyó de armas químicas para detener las oleadas humanas que enviaba el régimen iraní a invadir el territorio iraquí. Como tampoco importa hoy en día, el que muchos de los aliados norteamericanos en Asia central o Medio Oriente, sean regímenes autocráticos cuyas estadísticas en materia de derechos humanos son tan malas como el de Saddam Hussein.

En cuanto al tema de las resoluciones de Naciones Unidas. Es verdad que, Iraq está en incumplimiento de dieciséis resoluciones de Naciones Unidas, pero Israel está en incumplimiento de veintinueve resoluciones de Naciones Unidas. No hay más resoluciones en contra de Israel, porque Estados Unidos usa el veto contra proyectos de resolución o hace que se retiren de la agenda amenazando con ejercer el veto. Tampoco importan las resoluciones de Naciones Unidas en el caso de Turquía, que ha ocupado parte de Chipre y lo ha independizado. País que no es reconocido por ningún otro estado, salvo por Turquía. Entonces, cuando se trata de aliados norteamericanos, las resoluciones de Naciones Unidas son absolutamente irrelevantes y su incumplimiento no tiene consecuencia alguna. Más aún, el propio Estados Unidos ha afirmado categóricamente que si decide atacar a Iraq, lo hará con o sin resolución del Consejo de Seguridad de ONU. En cuanto a la vinculación de Usama Bin Laden contra el terrorismo internacional. El régimen iraquí es un régimen secular y, Al Qaeda, considera que es uno de los regímenes infieles que hay que barrer de la faz la tierra. Por lo que, evidentemente, no hay una afinidad natural entre Al Qaeda e Iraq. Más aún, el jefe de la CIA, envió una carta a una comisión del congreso norteamericano, indicando que no había podido encontrar evidencias de que éste vínculo exista.

En cuanto a las armas de destrucción masiva en Iraq. No hay evidencias concluyentes que lleven a afirmar esto categóricamente, las evidencias son circunstanciales pero no concluyentes. En caso de que, Iraq tenga remanentes de sus antiguos arsenales de armas de destrucción masiva (que no incluyen armas nucleares con toda seguridad), o no tiene capacidad suficiente o no puede dispersar las sustancias.

En cualquier caso, si Iraq tuviese armas de destrucción masiva, hay autores conservadores norteamericanos de la escuela no realista, que afirman que, la contención que funcionó durante cincuenta años con la Unión Soviética, funciona también con Iraq: basta con la amenaza de represalia masiva, para que Iraq no haga uso de esas armas. Como de hecho, no lo hizo contra Israel ni contra tropas norteamericanas en la guerra de 1991, por cierto, año durante el cual Iraq ha sido bombardeado de forma ininterrumpida por fuerzas aliadas de ambos países. Tenemos, pues, los argumentos esgrimidos por George Bush ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, no son verosímiles.

Ahora bien, ¿porqué Estados Unidos decide usar la fuerza ahora y, porqué, no la ha usado en el pasado? Eso, por un lado, tiene que ver con la hegemonía regional y, por otro lado, con el control del petróleo. Objetivos que Estados Unidos ya tenía antes del 11 de septiembre, pero entonces, no se había planteado la necesidad de un ataque armado contra Iraq. En el corto plazo, una guerra va a ser perjudicial para la economía global, incluyendo a Estados Unidos, porque es altamente probable que se eleve el precio del petróleo. Lo cual, podría traer la consecuencia de que la economía norteamericana, que no ha salido de la recesión anterior, la profundice si se incrementa significativamente el precio del petróleo. Además, la infraestructura de producción iraquí está muy deteriorada y quedará aún más deteriorada por la guerra; así que, es difícil pensar que las exportaciones de petróleo se incrementen dramáticamente en un plazo perentorio. Se tardarán años, en hacer que Iraq triplique sus exportaciones de petróleo actuales.

La guerra en el corto plazo no ayuda, pero, en el largo plazo habrá control sobre petróleo iraquí y eso tiene ventajas geopolíticas y económicas. En el mediano plazo, podría bajar el precio del petróleo, pero ya Estados Unidos controlaría parte de los flujos del petróleo, que van a sus aliados como Japón y Europa. Francia y Alemania, importadores netos del petróleo, en buena medida del Golfo Pérsico, se verían afectados por el control que Estados Unidos tendría sobre esas fuentes de petróleo. En el mediano y largo plazo si veo racionalidad, en el corto plazo veo contradicciones.

Iraq tiene fronteras con los países más importantes del Medio Oriente: Turquía, Irán, Arabia Saudita, Jordania y Siria. Desde Iraq, Estados Unidos podría ejercer presión sobre estos países. Pero, reitero, estos objetivos existían antes del 11 de septiembre y no llevaron al uso de la fuerza, porqué ahora para llevar a cabo esos objetivos se hace la guerra. Eso tiene que ver, con el efecto paradójico que tuvo el fin de la Guerra Fría. Al final de la Guerra Fría, Estados Unidos era el país más poderoso del planeta, ni siquiera la Roma imperial se compararía con el poder actual de Estados Unidos, que es casi un tercio de la economía global, su gasto militar es superior al gasto militar de los primeros quince o veinte países que le siguen. Es un país que está dispuesto a utilizar su fuerza militar para alcanzar sus objetivos políticos, una potencia sin paralelo en la historia del mundo.

Esto es una consecuencia del fin de la Guerra Fría, sin embargo, la desaparición de la Guerra Fría y sus causas, ha hecho que Estados Unidos pierda su principio organizador de política exterior: la política de contención del comunismo que existió durante la Guerra Fría. Entonces, surge el debate acerca de un nuevo principio ordenador de la política exterior norteamericana, en donde entran, entre otros, los argumentos de Samuel Huntington, acerca del choque de civilizaciones. Pero, sobresale Paul Wolfowitz, quien hace doce años era subsecretario de defensa, cuando el secretario de defensa era el actual vicepresidente norteamericano Dick Cheney. En 1992, Wolfowitz, elabora un documento que propone una política exterior, muy similar a la que el gobierno norteamericano adoptó hace unos meses.

El informe de Wolfowitz, se reproduce por autorización de él mismo en el año 2000, quien entonces era subsecretario para un área específica y ahora es el segundo al mando de la secretaría de defensa. El documento del año 2000, es presentado por una organización llamada "Proyecto para el Nuevo Siglo Americano", ahí se menciona por primera vez a Irán, Iraq y Norcorea, como países hostiles a los intereses norteamericanos, porque perseguían obtener armas de destrucción masiva. No los llama “el eje de mal”, pero si los considera blancos potenciales de acciones militares norteamericanas. Además, el documento añade tres dimensiones a la política exterior norteamericana:

1) considera que la política exterior debería ser internacionalista, a diferencia de algunas tendencias aislacionistas que hubo a inicios de la administración Bush; 2) habla de unilateralismo e, 3) introduce el concepto de "ataque preventivo" o “pre-emptive strike”.

Todavía no era un documento oficial, pero el documento oficial que aprueba el gobierno norteamericano, es muy similar a este documento de Wolfowítz del año 2000. Lo que ocurre es que, tras el 11 de septiembre, los debates sobre política exterior hacen que permanezca la alianza entre neoconservadores y derecha religiosa. El eje de esta nueva política exterior, es el internacionalismo. Entonces, Estados Unidos, se convierte en un país que se vuelca hacia fuera. Por ejemplo, antes dejaba de lado el tema de Medio Oriente, que en cualquier caso, es insoluble estar de lado del gobierno de Sharon.  

En cuanto a la política unilateralista. No es un problema constante en la década de 1990, Estados Unidos ha actuado de manera multilateral en ocasiones, por ende, el unilateralismo no es prevaleciente. Ha actuado de manera multilateral cuando ha sido posible, cuando no ha sido posible, no detiene a Estados Unidos buscar de manera unilateral sus objetivos. En la primera Guerra del Golfo, cuenta con una alianza que libera, pero cuando no obtiene una resolución para usar el uso de la fuerza, Estados Unidos se impone de cualquier modo en forma de coalición. En suma, intenta obtener la legitimidad internacional, pero si no la obtiene, los propósitos que persigue se seguirán de manera unilateral. Donald Rumsfeld, cuando se le pregunta sobre las fisuras que la crisis en Iraq crea dentro de la OTAN, dijo: “la misión definirá la coalición”. Es decir, Estados Unidos lleva a cabo sus propósitos con aquellos países que decidan apoyarlo, pero si no desean apoyarlo, de cualquier manera seguirá. El nuevo internacionalismo norteamericano, llamado "Estrategia de Seguridad Nacional para los Estados Unidos", si bien, busca constantemente el apoyo de la comunidad internacional, no dudará en actuar por cuenta propia si lo considera necesario.

En cuanto a las guerras preventivas. La forma en que este tema se trata en el documento, no es de guerras que se vayan a prevenir. Empieza diciendo que, por siglos el derecho internacional ha reconocido que, una nación no necesita sufrir un ataque antes de tomar una acción para defenderse. Lo cual, es indiscutible. Pero, el documento afirma que los ataques preventivos, en la medida en que fueran aceptables, estaban condicionados a la existencia de una amenaza inminente, por ejemplo una movilización visible de tropas en la frontera.

Luego el documento añade que, sin embargo, ahora debemos adaptar el concepto de amenaza inminente a las capacidades y objetivos de nuestros adversarios actuales. El término “amenaza inminente”, se define de modo tal, que ya no necesita siquiera que haya una amenaza. El documento lo dice explícitamente, hay que tomar una acción anticipada o preventiva para defendernos, incluso, si permanece la incertidumbre sobre el momento y el lugar en el cual el enemigo atacará.

Se asume de antemano que, países como Iraq, eventualmente intentarían atacar a Estados Unidos, para no hablar de la red Al Qaeda. Esta amenaza que no se ha materializado, es absolutamente equivocada. Es verdad que es difícil disuadir a Al Qaeda, en primer lugar, porque sus soldados están dispuestos a morir por su causa que abrazan y, en segundo lugar, porque no tienen una base material visible.

En el caso de un ataque iraquí, Estados Unidos sabe dónde atacar y lo puede hacer de modo devastador. La contención funciona más bien con estados que con grupos irregulares con demandas maximalistas. El documento también dice explícitamente que, Estados Unidos actuará antes de que estas amenazas se hayan formado plenamente. O sea, hay que detener las amenazas antes de que estos países estén en condiciones de utilizar armas de destrucción masivas en contra de Estados Unidos y sus aliados. Cosa que no pueden hacer en el presente. La prueba de que esta es una lógica, está en el hecho de que, se ataca a Iraq porque se supone posee armas de destrucción masiva, de lo que no se ha probado nada aún.

La actitud frente a Corea del Norte es totalmente diferente, porque Corea del Norte si tiene armas de destrucción masiva y también hace amenazas preventivas, mensaje que favorece la proliferación.

Mensaje claro para Irán, Turquía, Arabia Saudita y otros, pero contradictorio respecto del mensaje norteamericano: si desea evitar un ataque norteamericano en el futuro, lo mejor es acelerar cualquier proyecto de construcción de armas de destrucción masiva, sobre todo nucleares. Así que, la guerra preventiva de Estados Unidos, en la realidad produce el efecto contrario: parece ser que, si Iraq realmente tuviese armas de destrucción masiva, Estados Unidos no lo atacaría.

El neoconservadurismo tradicional, se ha añadido a esta nueva veta mesiánica de la derecha cristiana norteamericana. Así, a la idea de dominar Medio Oriente, se añade la idea de reconstruirlo a imagen y semejanza de Estados Unidos, como lo hace Dios mismo en sus creencias. A la búsqueda tradicional, realista, dura, de hegemonía regional, se le añade esta visión de “cruzada”, que es el aporte específico de la derecha cristiana, que tiene una visión irreal acerca de cómo ocurriría la guerra en Iraq: 1) que la mayoría de los iraquíes darán la bienvenida a las tropas norteamericanas, 2) que Iraq empezará un proceso de reconstrucción en relativa armonía, 3) que se soldarán las fisuras que existen entre las distintas facciones políticas y étnicas de Iraq, 4) que Iraq se convertirá en un ejemplo para otros países de la región, 5) que los regímenes bajo presión norteamericana rápidamente empezarán su reforma interna viendo las ventajas de Iraq o, 6) en su defecto, que serían derrocados por movilizaciones populares dentro de esos mismos países con apoyo norteamericano.

Esta es una visión absolutamente irreal, porque lo más probable es que haya un nivel de resistencia muy significativo en Iraq, pese a la abrumadora superioridad militar norteamericana. Eventualmente, Estados Unidos va a prevalecer, pero nadie sabe ni se imagina a qué costo. Es más probable que, lo grupos étnicos iraquíes, busquen cuotas de poder a expensas uno de otro y saldar viejas cuentas. Esto podría implicar que países vecinos intervengan en Iraq, por ejemplo Turquía, que ve con preocupación la posibilidad de que se cree un virtual estado kurdo en el norte de Iraq. Todo esto generará un sentimiento antinorteamericano aún más fuerte del que ya existe en la región. Organizaciones como Al Qaeda, tendrán mayor capacidad de reclutar militantes, por lo que se multiplicarán los onces de septiembres.

Más bien, todo apunta a que, Estados Unidos tendrá que permanecer durante años en Iraq combatiendo focos de resistencia guerrillera, sin completar nunca un plan cabal sobre lo que quiere hacer con ese país. Así que, la visión mesiánica que ve esta acción como una cruzada, está fundamentalmente equivocada, pero, su error será obvio hasta que sufran las consecuencias.

Muchas gracias.

Alfredo Rojas. Un aplauso para Farid Kahhat, por favor. Ahora pasemos a preguntas y respuestas, para el doctor Kahhat.

Público. No es una pregunta sino una apreciación personal. He sido profesor y estudiante mucho tiempo en los Estados Unidos. Creo que Estados Unidos está decayendo económica y humanamente. No le queda otra más que sobrevivir o hundirse. La caída de las Torres Gemelas fue un invento planeado por ellos mismos, no fue obra de Al Qaeda, quienes no tienen fuerza para hacerlo. El plan que tiene Estados Unidos, es hacer guerra para sobrevivir, su economía no tiene otra opción, todas las empresas tienen problemas económicos, la deuda es inmensa. El capital humano es incapaz de hacer que Estados Unidos sobreviva por sí mismo.

Público. Soy Pablo Cevallos Guevara, del Instituto Politécnico Nacional. En Estados Unidos hay voces muy críticas de la política del gobierno. Sobresalen Noam Chomsky y un señor de apellido Larrouse. Podrían comentar algo, acerda de estos dos grandes personajes.

Público. Doctor Kahhat, usted considera que a corto plazo esta guerra no le va a beneficiar a Estados Unidos, pero a mediano plazo con todo lo que van a quedarse les va a servir. Pero si el petróleo de Rusia empieza a fluir para los mercados europeos, si sucede una crisis económica, ¿no están ellos mismos haciendo que el dólar caiga?

Público. Que efecto tendrá el voto del miedo en las próximas elecciones de Estados Unidos.

Público. En Estados Unidos, todos los intelectuales laicos, nos hemos pronunciado en contra de que maten a nuestros hijos por motivos económicos o religiosos. Rechazamos la guerra porque es una guerra religiosa. Es religiosa porque la religión evangélica, a diferencia de la católica, dice que si tú no estás con nosotros, entonces eres el diablo. La religión católica es más tolerante, por eso es que en Estados Unidos nos tachan de socialistas persiguiéndonos. El católico acepta diferencias, mientras el evangelista no. Este es el riesgo de la intromisión de los evangélicos en México.

Público. ¿Es una guerra contra Europa para contener su poder comercial y político? ¿Qué papel tienen los sionistas que detentan el poder financiero mundial?

Farid Kahhat. Sobre Al Qaeda y las Torres Gemelas, hay confesiones del propio Bin Laden. En principio se pensó que la primera grabación, donde asume la autoría intelectual de este atentado, habría sido un burdo montaje hollywoodezco norteamericano porque soldados norteamericanos la encontraron. Pero, luego salieron las grabaciones de la cadena Al Jazeera y, es difícil que esta cadena se preste a manipular la imagen de Bin Laden. Parece, entonces, se trata de una confesión genuina, porque además, Bin Laden amenaza con ataques similares en el futuro. Parece ser que hay serias razones para pensar que Al Qaeda, estuvo envuelto en esto. Por otro lado, así es, Bin Laden fue adiestrado y financiado por la CIA en contra de la invasión soviética a Afganistán, como también Saddam Hussein fue un aliado norteamericano; pero, evidentemente en estos momentos ambos se encuentran enemistados.

Es altamente probable, que, Iraq intente hacer lo que hizo en Kuwait, volar los pozos petroleros y eventualmente refinerías, cuando estén a punto de caer en manos de tropas norteamericanas, para contener el fuego. Reconstruir pozos y refinerías, puede tomar meses, como sucedió en Kuwait. También, es probable que Iraq intente atacar buques cargueros en el estrecho de Ormuz, con lo cual también afectaría el flujo de petróleo de otros países de esa región. 0, eventualmente, si tiene todavía mísiles de mediano alcance, atacar objetivos petroleros en países vecinos como Kuwait o Arabia Saudita. Según informes, producto de las sanciones, la infraestructura de explotación y exploración del petróleo es muy baja y, hace mucho tiempo, que no hay exploración en Iraq. Aunque, los norteamericanos especulan que Iraq podría tener reservas similares o mayores a Arabia Saudita, ahora, la infraestructura está tan dañada que requiere de decenas de miles de millones de dólares de inversión y tomaría mucho tiempo incrementar sustantivamente las exportaciones de petróleo iraquíes. Entretanto, el efecto adverso del alza del precio, sería el efecto dominante.

Sobre las voces críticas en Estados Unidos, no se limitan a Chomsky y Larrouse, que por cierto, son casos muy distintos. Noam Chomsky es un lingüista afamado, por eso no lo votan del MIT por sus opiniones, que no sé si sigue siendo trotskista. En cambio, Larrouse, se vincula a movimientos de derecha o extrema derecha norteamericana. Coinciden en oponerse a la guerra, pero, en todo caso, por razones muy diferentes.

Acerca de si Rusia aumentaría su producción de petróleo. No sólo Rusia podría aumentar su producción, también Arabia Saudita podría hacerlo. Acerca de si, es suficiente para contener un alza del petróleo en caso de una guerra. Teniendo en cuenta que buena parte de la razón del alza sería meramente especulativa, también ya ha sucedido. Que la bolsa tiende a la baja cuando hay indicios de que la guerra es más probable. Eso sucede en algunas acciones y en otras no, por ejemplo, la industria militar que se alza pero el precio del petróleo tendería a subir. Habría que tener en cuenta que, para reducir la oferta petrolera, Iraq no sólo destruiría sus propios pozos, si no que también, puede atacar pozos de países vecinos; pero, esto es meramente especulativo.

Sobre el tema de la confianza en el dólar. El punto es que, en términos de reservas, el Golfo Pérsico sigue concentrando las principales reservas mundiales del petróleo, pese a los hallazgos en el Mar Caspio y en el Mar del Norte. El Golfo Pérsico, representa más en términos de reservas que en términos de exportación. Iraq, posee más del 10% de las reservas globales, Arabia Saudita tiene más del doble de eso, pero Iraq podría tener aún muchas más reservas no probadas. En términos de reservas globales, Iraq sigue siendo el eje o el centro de las principales reservas mundiales del petróleo, el petróleo iraquí, es el más barato de hacer llegar a mercados occidentales. Rusia podría eventualmente llegar a ser un gran abastecedor para Europa, pero, el problema de los rusos es que no pueden controlar a plenitud sus propios oleoductos, hay robo en distintas etapas del proceso y atentados (como los chechenos contra los oleoductos). Además, no hay un control pleno para subir la exportación de petróleo.

En cuanto al mercado norteamericano. El problema más grave no es perder la confianza en el dólar, es perder la confianza en toda la economía estadunidense. Cuando se desinfla la burbuja financiera especulativa ha habido retracción de inversiones, pero, el consumo no se ha retraído en las mismas proporciones. Aunque se ha retraído en parte y se retraerá más, por el efecto incertidumbre que generaría la guerra. Esto podría recomponerse más adelante, pero la economía norteamericana se encuentra al borde de una recesión con inflación, suficiente para profundizar esa tendencia. Salir de esa situación va a ser mucho más difícil. Japón ha estados en una situación similar hace más de diez años, sin todavía ver luz al final del túnel.

En cuanto a la opinión pública de Estados Unidos. Los medios son importantes para entender el triunfo de George Bush. Si uno observa las tendencias civiles, económicas y políticas norteamericanas de los últimos treinta años, son tendencias que podrían suscitar protestas sociales. Con estas tendencias, ¿puede George Bush reelegirse? Puede ser, por la política del miedo, porque los medios de comunicación son cada vez más filiales de grandes empresas trasnacionales, General Electric, por ejemplo, a cambio de contratos públicos o reducción de impuestos. En Estados Unidos, hay un fenómeno que no se tiene en ningún otro país occidental, el de un férreo control oligárquico de los medios.

Sobre interponer algún recurso en La Haya. Nicaragua lo hizo cuando Estados Unidos minó sus puertos en la década de 1980. Estados Unidos, respondió que durante un lapso de dos años no iba a aceptar los fallos de la corte de La Haya. En otras palabras, hasta que no pudieran deshacerse del régimen sandinista. Si eventualmente llegase un caso ante la corte y, la corte se pronunciará en contra de Estados Unidos, eso le deslegitimaría ante muchos ojos, pero no le detendría.

Sobre los posibles vínculos entre protestantismo y judaísmo. Hay un matrimonio sui generis entre la derecha cristiana y lo grupos sionista de derecha. La alianza con los neoconservadores es fácil de entender, porque hay objetivos sociopolíticos compartidos. Varios de los gobernantes neoconservadores norteamericanos más prominentes son judíos, como Wolfowitz, Perle, Kristol, Adelman, Feith y otros.

Pero, el caso de la derecha cristiana es una cuestión paradójica, porque algunos sostienen que el Armagedón se producirá cuando todos los judíos se reagrupen nuevamente en torno al Sión (que regresen a Israel), lo que libera a Israel de la resistencia palestina. Israel ha promovido esa visión mesiánica, pero, algunos grupos de la derecha cristiana son antisemitas; sin embargo, por razones instrumentales, apoyan en este momento a Israel. El lobby judío americano, ha promovido esta visión apocalíptica del mundo, igual que contribuye a promoverla el gobierno israelí de Ariel Sharon. Hay que tener en cuenta que también hay corrientes protestantes progresistas, está el Consejo Mundial de Iglesias, por ejemplo, que se opone a la guerra en Iraq. Las tendencias evangelistas sólo son una parte del protestantismo, aunque una parte creciente y particularmente alucinada. Por ejemplo, en una encuesta de opinión, el 27% de los norteamericanos creía que los atentados del 11 de septiembre habían sido predichos por el libro de las revelaciones en la Biblia.

Las tendencias evangelistas, se oponen a la enseñanza de la teoría de la evolución de Darwin. En el estado de Georgia, forzaron a los profesores de biología a enseñar la teoría de la evolución con lo que ellos denominan creacionismo, que es su propia visión de la humanidad que la ciencia no acepta. Argumentan que la Biblia no puede ser objeto de interpretación hermenéutica, debe ser entendida literalmente. Es decir, si la Biblia dice que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza de un molde de barro, así debió ser. Los seres humanos no somos producto de una evolución, sino que Dios nos creo con esta forma desde un principio. No veo en países cristianos conservadores prácticas de este tipo. El catolicismo tiene al Opus Dei, por ejemplo, que apoyó a todas las dictaduras del cono sur de América y a Franco en España, pero, coexiste el Opus Dei al lado de la Teología de la Liberación, dentro del mismo catolicismo. Ahora bien, por otro lado, en la historia, los católicos no han sido por definición más tolerantes.

¿Qué arma puede tener bajo la manga Saddam Hussein? En primer lugar, ésta será la primera ocasión desde la guerra de Vietnam, en que Estados Unidos, va a tener como objetivo capturar varias ciudades grandes. Por ejemplo, en la guerra de Afganistán, Estados Unidos contó con una fuerza local que hizo el trabajo sucio, cuerpo a cuerpo. Kabul, fue capturada por las fuerzas de la Alianza del Norte.

Por eso escapó Bin Laden, porque en Tora Bora, Estados Unidos primero bombardeo y luego envió a las fuerzas del norte y, finalmente, arribaron las fuerzas norteamericanas, lo que le dio tiempo a Bin Laden. En el caso de Iraq, tendrán que ser las propias tropas norteamericanas las que invadan, porque salvo los kurdos, no hay otra fuerza significativa que apoye a las fuerzas norteamericanas. Además, apoyarse en los kurdos no es una decisión sabia, porque cualquier incremento del poderío de los kurdos, estaría mal visto por otros países vecinos que tienen minorías kurdas con problemas, como Turquía, Siria e Irán. Porque las tropas de la guardia republicana de Hussein, se rinden más fácilmente a los norteamericanos que ante los kurdos, porque han reprimido a los kurdos y si los capturan probablemente los desollen vivos.  

Entonces, las propias fuerzas norteamericanas tendrán que capturar ciudades. Repito, que no sucede esto desde Vietnam. Estados Unidos va a tener que aplanar Bagdad antes de tomarla, para que las grandes bajas las sufran el ejército y la población iraquí antes que sus soldados. Pero en todo caso, contra lo que suele creerse, las armas de precisión digital son muy buenas para dar en el blanco cuando se ha clarificado, pero cuando no, esas armas no sirven de mucho.

Por ejemplo, cuando le dieron a la Embajada de China en Belgrado. En el caso de una guerra urbana, muchas de las armas iraquíes están bajo techo, muy difíciles de ubicar a través de fotos satelitales. Estados Unidos, va a tener que atacar de manera relativamente indiscriminada, con el aumento de daños colaterales o muerte de civiles.

Aún así, cuando las tropas norteamericanas penetren grandes ciudades, encontrarán grandes resistencias de tipo guerrillero, pudiendo sufrir más bajas que en Vietnam. Pero, todavía no ha ocurrido la guerra, no hay muchos antecedentes para entender lo que pasará. Lo que sí está claro es que, resultará mucho más difícil que Afganistán.

Otra carta bajo la manga de Saddam Hussein, si eventualmente tiene armas de destrucción masiva, son los mísiles capaces de llegar a blancos potenciales cercanos. Lo único que impidió, que Iraq use ese tipo de armas contra soldados norteamericanos en 1991, fue la amenaza de una réplica mucho mayor de parte de Estados Unidos, incluso con armas nucleares. Pero, cuando Saddam Hussein no tenga nada ya que perder, no habrá forma de disuadirlo de no usar cualquier arma a su disposición. Otra posibilidad es que, través de sus propios agentes, Iraq trate de atacar blancos norteamericanos y británicos, en otras partes del planeta.

No creo que la guerra sea de larga duración, puede haber resistencia por meses y años, pero en lo esencial Estados Unidos apuesta a reducir el costo económico, no de la propia guerra sino sobre el precio del petróleo. Para tratar de ganar en el menor tiempo posible, ya se habla de lanzar en pocos días, un total de unos ochocientos mísiles de distinto tipo, un total mayor al número de mísiles que se lanzaron durante toda la primera Guerra del Golfo. Finalmente, creo que Estados Unidos vencerá, pero no a que costo.  

Acerca de Europa. Estados Unidos no tiene que hacer mucho para dividir a Europa y, en todo caso, Europa no tiene una política exterior de defensa común. En el conflicto palestino-israelí, se habla como si fuese entre partes iguales, como enfrentamiento de ejércitos regulares de dos estados. Europa en general, ha sido un contrapeso de Estados Unidos en el Medio Oriente. Inglaterra, favorece la alianza con Estados Unidos, por sobre una política común de defensa europea. Alemania, evita pronunciarse sobre el tema del Medio Oriente, porque en su historia hay una ofensa contra los judíos. Pero, si algún pueblo se ha sumergido en su propia historia, para emerger de ella con una visión crítica, es el pueblo alemán. La experiencia alemana establece una versión de su propia historia que no esté llena de muertos, mientras que según la historia de Israel, más del 60% de los palestinos se marcharon por su propia voluntad. Pero, Alemania, no es una potencia militar en cualquier caso. Francia, es el único país que ha tratado de tomar una distancia con Estados Unidos en el tema del Medio Oriente, pero Francia sola no mueve ya a la Unión Europea después de la unificación alemana. Estados Unidos, acaba de lograr un pronunciamiento de sólo ocho estados de la Unión Europea, seis miembros y dos que están a punto de ingresar, lo que desafío lo que parecía ser una posición mayoritaria de la Unión Europea. Lo que sí es abrumadoramente mayoritario en la Unión Europea, es la opinión pública sobre una eventual guerra, en comparación con la de Estados Unidos. Aunque, un sector significativo de la opinión pública norteamericana, sólo apoyaría una guerra en caso de que se cuente con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o, con una alianza relativamente amplia de estados.

Alfredo Rojas. El día de hoy ha sido muy fructífero, les agradezco la Ana María Salazar, Alfredo Jalife y Farid Kahhat, la presentación de la primera fase de éste “I Conferencia Internacional por la Paz: la paz en Medio Oriente”. Les agradecemos a los televidentes y el público que nos acompaña el día de hoy en este auditorio. Ahora, pido a Benito Bahena, de favor, clausure oficialmente esta primera conferencia internacional por la paz.

Benito Bahena. Las intervenciones del día de hoy, nos dan una mayor visión de este grave problema mundial que tendremos, en caso de que estalle esa guerra en Iraq. Esta primera conferencia internacional por la paz, ha sido de suma importancia, pero considero que debemos proseguir con los trabajos. Siendo las 15 horas con treinta minutos, damos por concluidos los trabajos de esta primera fase de la conferencia sobre “La Paz en Medio Oriente ".

Canal del Congreso. Vamos a platicar con uno de los ponentes, el doctor Farid Kahhat, quien es investigador de la División de Estudios Internacionales del CIDE. Doctor Kahhat, escuchábamos hace unos momentos su opinión acerca del tema del Medio Oriente, nos interesó su punto de vista que ha sido pocas veces tratado anteriormente, el punto de vista de que esta guerra puede obedecer a una especie de Cruzada o de guerra religiosa fundamentalista. Nos puede abundar sobre este tema.

Farid Kahhat. Es verdad que no se ha usado aun el término “Cruzada”, pero si se usó el término “Justicia Infinita”. Lo cual tiene dimensiones escatológicas, porque sólo Dios puede impartir justicia infinita, aunque ya se percibió el abuso de esa frase que luego fue cambiada. También es un abuso la frase “Eje del Mal”, visión maniquea según la cual el mundo se divide entre buenos y malos, donde el que no está con Estados Unidos es digno de ser enviado al averno. La impresión que tengo es que, se están enfrentando lo más retrógrado de Occidente con lo más retrógrado del Islam.

Canal del Congreso. Siempre se nos dijo que, los fundamentalistas eran de Medio Oriente.

Farid Kahhat. Es curioso, porque el término fundamentalista es de origen cristiano y, en especial, norteamericano. Se atribuye a grupos que se llaman a si mismos "los islamistas", cuya visión del mundo es muy similar, se creen poseedores de una verdad universal que no puede ser soslayada ni negociada. El término fundamentalista, se origina en Estados Unidos, cuando grupos cristianos evangelistas se designaron a sí mismos como fundamentalistas, porque decían atenerse a los fundamentos de la fe. Nacieron contra la hermenéutica, que pretende interpretar a la Biblia a la luz de las circunstancias históricas y el contexto en el cual aparecen las palabras, frases o alusiones de la Biblia. Los fundamentalistas que creen que la Biblia no es objeto de interpretación y tiene que entenderse literalmente. Lo curioso es que, los islamistas radicales no son fundamentalistas, porque es radicalmente discutible que su interpretación de la Jihad sea la interpretación que prevalece en el Corán. Entre eruditos, prevalece la idea de la Jihad como lucha interior, como lucha de autoperfeccionamiento para acercarse a Dios. La idea de la Jihad como guerra santa, es muy posterior y no se usa comúnmente, mucho menos se usa “Cruzada”, porque las cruzadas se hicieron en el nombre de la cruz, siendo cuestión de occidentales. Es discutible que la comprensión que tienen del Corán, grupos como el de Bin Laden, sea realmente literal o fundamentalista.

Canal del Congreso. También usted habló de los costos que va acarrear esta guerra, que a ciencia cierta no se sabe si sucederá.

Farid Kahhat. En la primera Guerra del Golfo de 1990, los cálculos varían mucho según la fuente, pero se habla de entre cincuenta y cien mil víctimas. La mayoría militares, pero con un par de decenas de miles de civiles entre esos muertos. Me temo que, el número de civiles muertos pueda ahora aumentar más, porque ahora va haber un intento de capturar las ciudades y un intento de destruirlas antes de capturarlas. Creo que a eso apuesta Estados Unidos, a que el momento en que sus tropas entren a Bagdad o Kabul, encuentren la menor resistencia posible. En un ámbito urbano, es muy probable que los errores en la identificación de blancos o, el llamado generalmente daño colateral, se incrementen significativamente. Estamos hablando de probablemente varios miles de muertos. El cálculo más conservador en Afganistán fue de tres mil y, esta acción en Iraq, es de mayor envergadura. El pueblo de Iraq, ya ha pagado un costo muy alto, según la UNICEF, de 1991 a 1998, producto de las sanciones económicas, han muerto alrededor de medio millón de niños iraquíes menores de cinco años. Lo que pase en adelante, no será peor de lo que ya ha pasado, a vista y conciencia de la comunidad internacional, que muchas veces ni siquiera es consciente del hecho.

Canal del Congreso. Una vez que, las tropas norteamericanas y británicas tomen posesión de Iraq, ¿habrá estabilidad o todo se entorpecería aún más?  

Farid Kahhat. Va a aumentar el sentimiento de odio hacia Estados Unidos, que existe en sectores relativamente significativos de la población árabe y, en menor medida, en el mundo musulmán. Esto ayudará a grupos radicales como Al Qaeda, a reclutar un mayor número de militantes. Esto puede tener un efecto desestabilizador para los regímenes árabes de la región, en parte porque Estados Unidos aprovecharía la base de Iraq para hacer mayor presión sobre ellos y, en parte, porque sus propias poblaciones le reprocharían a estos regímenes su incapacidad para hacer algo en el tema palestino. Algunos se oponen, a que, Estados Unidos, se quede a la zaga en el tema de Iraq. Hay encuestas que revelan que, la gran mayoría de los árabes favorecen la democracia, aunque en realidad no viven bajo regímenes democráticos; pero, también revelaron que casi los mismos se oponen a la política norteamericana en la región. No es verdad que, los árabes se opongan a la política exterior norteamericana por razones fundamentalmente religiosas, hay razones políticas bastante concretas como el fenómeno del costo humanitario de las políticas de Estados Unidos.

Canal del Congreso. Entonces, ¿no hay ningún tipo de beneficio, ni a corto ni a mediano plazo?

Farid Kahhat. Desde la perspectiva de la administración norteamericana, a mediano plazo podría haber algunos beneficios, como el control de la primera o segunda reserva petrolera más importante del mundo y, el control del territorio iraquí con posibilidad de proyectar poderío en la región desde esa plataforma.

Canal del Congreso. Doctor Kahhat, le agradecemos mucho su presencia en el Canal del Congreso, muy amable. Nosotros continuamos. Ahora, vamos a platicar en éste momento con el doctor Jalife. ¿Cuáles serían las perspectivas para nuestro país, en el caso de que se realice esta guerra en el Medio Oriente?

Alfredo Jalife. La guerra es multidimensional, por eso se relaciona con nuestro país. Viene una alza del petróleo en corto plazo, pero, no sabemos si con efectos duraderos o transitorios. Esto, aparentemente beneficiaría a México, pero la mala noticia es que, el presupuesto aprobado por este Congreso de la Unión, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, toma en cuenta el promedio de 16.5 dólares el barril. Entonces, todo excedente mayor a ese acuerdo, irá a dar al pago de la deuda externa. Así, un alza del petróleo le beneficiaría más Estados Unidos que a nosotros. La guerra en Iraq es más que por petróleo, en realidad, se busca implantar un nuevo orden mundial, a través de la “guerra preventiva”. Imaginemos como será el mundo después de Iraq, si Estados Unidos quiere aplicar por doquier la Guerra Preventiva de manera unilateral, con o sin resguardo del Consejo de Seguridad de la ONU. El Medio Oriente, es una zona muy peligrosa, nos puede llevar a una tercera guerra mundial, cuando el choque de intereses se eleve a potencias nucleares.

Hasta ahora, Estados Unidos ha librado guerras con países diezmados, acabados, como el caso de Iraq. A Iraq le destruyeron su reactor nuclear en 1981 y, en 1991 le dan el golpe de gracia, al desmantelar su complejo militar industrial. Ha permanecido esa guerra, en lo que se llama la zona de exclusión celestial del norte y del sur, una guerra de baja intensidad, con embargo y bloqueos económicos muy severos que han dañado la salud de su población. Realmente, a Iraq lo toman prácticamente acabado. Hay mucha publicidad, desinformación, montaje tipo hollywoodense, con el fin de generar una imagen negativa del régimen iraquí, del que fue Estados Unidos socio y aliado en la década de los ochentas. Cuando, Estados Unidos mismo, vende los reactivos de las armas biológicas y químicas. En cuanto a México, en el nuevo orden mundial. Podemos empezar por, ver lo que está viviendo el pueblo norteamericano. Tenemos, para empezar, el control de los ciudadanos al mejor estilo orwelliano y, esto, puede extenderse a nuestro país. No sólo porque el Comando Norte puede extenderse a México, sino por la integración militar de todo el hemisferio occidental, bajo la cuartada del terrorismo. Podemos seguir con el Acta Patriótica, donde cualquier ciudadano puede acusar otro de espía o aliado de Usama Bin Laden. También, con el Total Information Awarness (TIA) o Alerta de Información Total, en la que las cuentas bancarias, los movimientos de tarjetas de crédito, las compras en los supermercados, viajes, gastos personales de todo tipo van a ser controlados por una oficina central. También, el Home Land Securíty, donde veintidós agencias de Estados Unidos controlan la seguridad interna y, nosotros con tres mil kilómetros de frontera, no podemos ser ajenos a estos despliegues. Incluso, a través de las trasnacionales que pernoctan en nuestro país, se extienden muchas ramificaciones de esta hidra orwelliana. Son malos momentos para el mundo, en particular para México, en lo que concierne a los cruces fronterizos, va a tener repercusiones muy severas.

Canal del Congreso. Hacía mención de un nuevo orden mundial. Acaba de mencionar Immanuel Wallenstein, que esta guerra sería un inicio, de lo que en el futuro podría ser una gran guerra norte y sur. ¿Cuál es su opinión?

Alfredo Jalife. Más que una guerra norte-sur, es una guerra esteoeste. El Islam no es del sur, si vemos su geografía va desde Marruecos, atraviesa Medio Oriente, penetra en el Cáucaso, Asia Central, llega hasta Cachemira, desciende un poco hacia el subcontinente Indio y, luego, hacia Indonesia. Estamos hablando de lo que habló el gran historiador y sociólogo árabe, Ibn Jaldún, es una región de “en medio”. Es más grave que una lucha norte sur, porque la zona islámica es una zona de amortiguamiento entre norte y sur, amortiguamiento del sur hacia sus traslados al norte, pero también de vasos comunicantes civilitorios de norte a sur. Es lo que va a perderse, vamos a perder zonas de contacto, zonas crepusculares, zona de intercambio fecundo y creativo entre dos polos diametralmente opuestos.

Canal del Congreso. ¿Se trata, entonces, de una regresión histórica para el mundo, se trata de una involución contraria a todo tipo de progreso?

Alfredo Jalife. George Bush está congelando al mundo. Se habla de una guerra religiosa, al estilo previo al tratado de Westfalia2, de 1618 a 1648, que puede durar treinta años. Me parece mucho. No le llamaría “cruzadas”, simplemente porque el mundo católico no participa en esto; incluso, el Vaticano está en contra de lo que se ha llamado el choque de las civilizaciones, el Papa se ha pronunciado por un diálogo de civilizaciones. Se empuja al Islam hacia el sur, entonces, tendremos mayor proclividad a una dimensión de nuevos terrorismos.

Canal del Congreso. Doctor Jalife, le agradecemos su presencia en el Canal del Congreso, es usted muy amable. De esta manera llegamos al final de esta transmisión. Después de estas conferencias matutinas, le invitamos a la Mesa Redonda, que es la segunda parte de esta “I Conferencia Internacional por la Paz”, donde tendremos representantes del gobierno de Iraq y Palestina, para hablar acerca de esta probable guerra entre Iraq y los Estados Unidos. Gracias por su compañía.  

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet