El cooperativismo una alternativa de desarrollo a la globalización neoliberal para América Latina

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulse aquí para bajarse el libro completo en formato PDF comprimido ZIP, además de ejercicios prácticos en hojas XML, (92 páginas, 1512 Kb)

Consuelo E. Izquierdo Albert

2.2.3.2 FORMAS INNOVADORAS DE LA EMPRESA COOPERATIVA

Por estos días, están surgiendo nuevas formas de cooperativas de pequeña dimensión que se centran especialmente en algunos sectores (prestaciones sociales y sanitarias, desarrollo local y regional, educación, alojamiento, servicios a las empresas y servicios basados en el conocimiento). Su existencia está siendo de gran importancia para las mujeres como fuente de empleo y de experiencia de gestión. Estas nuevas iniciativas, además de presentar muchas de las cualidades de las PYME que se han puesto en marcha recientemente, ofrecen ventajas especiales derivadas de su forma cooperativa:

 Su independencia de la inversión exterior les permite generar empleo allí donde las empresas tradicionales no lo hacen (en zonas urbanas e industriales en declive, en regiones escasamente pobladas, entre personas que corran el riesgo de la exclusión social).

 Sus bases de asociación pueden hacer de ellas empresas social, económica y tecnológicamente innovadoras.

 Su estructura organizativa promueve el espíritu de empresa entre grupos que, de otra forma, podrían tener limitado el acceso a las responsabilidades de gestión.

 Sus amplios objetivos impulsan el bienestar y la prosperidad de muy diversos interesados.

 Sus estructuras participativas pueden materializar, con la cooperación entre esos diversos interesados, el potencial local o regional que se halle en estado latente; presentan, además, un altísimo índice de mujeres empresarias.

En el mundo, la forma cooperativa está adoptando hoy vías innovadoras que merecen ser destacadas y, en su caso, impulsadas o imitadas. Con frecuencia, esas vías no son sino reinvenciones o nuevas aplicaciones de ideas cooperativas ya existentes. En el caso de algunas, son factores locales los que explican su éxito en un contexto nacional determinado, pero la mayoría de ellas funcionan bien debido a su propia naturaleza cooperativa y podrían así aplicarse en cualquier parte. Como ejemplos pueden citarse los siguientes:

Ferias de consumo familiar: vinculación asociativa entre productores y consumidores en condiciones de equidad y participación comunal, tanto urbana como rural. Tienen como base a amplios grupos de población urbana, la que se organiza para recepcionar en un espacio y un día determinado la producción de los campesinos organizados, de acuerdo a los productos que comercializan (32).

En ella, los productores obtienen mejores precios y los consumidores adquieren sus productos a un 15 ó 30 por ciento más bajo que en los mercados tradicionales. Además, todos los productos se venden a un solo precio promedio por kilo (ejemplo una bolsa que contiene diversos productos agrícolas tiene un valor promedio igual). En estas ferias también se ofrecen productos industriales obtenidos al por mayor, por lo que su precio también oscila entre 7 y 15 por ciento más bajo que en los mercados aledaños.

La importancia de las ferias es grande pues moviliza semanalmente varios miles de toneladas de productos y beneficia a varios cientos de miles de personas, generalmente de zonas urbanas deprimidas.

La gestión la llevan a cabo pequeños grupos de personas especializadas (12 ó 15) por feria y la mayor parte de la organización y promoción se hace gracias al concurso voluntario de los vecinos. (Venezuela, Bolivia y Colombia).

Empresas comunitarias, sociedades anónimas y cooperativas que no se denominan cooperativas. Ante las dificultades e injerencia excesiva del Estado se conforman empresas de carácter solidario bajo la denominación de sociedad anónima Son empresas formadas por trabajadores para crear o consolidar una fuente de trabajo en forma colectiva y sustentada en la mutua cooperación. Prefieren la denominación de sociedad anónima por las facilidades para su constitución, la mayor simplicidad para su organización laboral y gestión interna, menor grado de control y supervisión del Estado y mayor grado de autonomía. En esencia son empresas de gestión democrática bajo la modalidad jurídica de sociedad anónima.

Se rigen por tres principios (33), ellos son: Todas las acciones son de propiedad de los trabajadores de la empresa, ningún trabajador puede tener más acciones que otro y cuando alguien se retira, otro trabajador las adquiere, la retribución es una función del trabajo.

En cuanto a su dimensión son pequeñas y medianas (17 trabajadores promedio). Resultan interesantes por la rapidez con que pueden organizarse (cuatro trabajadores como mínimo), su autonomía y la preferencia del gobierno para la privatización de ciertos servicios públicos. Si bien la gestión interna es regida por los principios de la empresa mercantil (votos en función del capital) muchas de ellas tienen una función democrática y participación igualitaria entre sus miembros, en particular las formadas por profesionales. (Perú, Bolivia, Colombia).

Precooperativas y cooperativas de microempresarios. Son modalidades de carácter temporal y reciben un acompañamiento especial debido a que son entidades incipientes que, luego de un plazo determinado, pueden constituirse como cooperativas a parte entera o en su defecto se desactivan. Colombia es el país que ha utilizado con mayor amplitud esta modalidad y con resultados alentadores, especialmente en las microempresas asociativas de conservación y mantenimiento vial, las que ahora, en gran medida, se han transformado en cooperativas que hacen el mantenimiento de más de 25.000 Km. de las rutas nacionales (34).

Otro ámbito de interés de las Precooperativas es el de los discapacitados, quienes generalmente involucran un porcentaje de personas normales (60 a 65 por ciento) las que requieren de un acompañamiento y apoyo más cercano. (Colombia, América Central, Perú).

La integración microempresarial urbana. En América del Sur y Central, la mayor parte de los países han puesto en ejecución proyectos y programas de financiamiento microempresarial como complemento de los programas de empleo, generalmente con apoyo de la OIT.

Estos programas tienen entre sus lineamentos estratégicos la integración microempresarial y la inserción en sectores económicos consolidados. Entre las opciones que se les propone a los microempresarios (35) está la de integrarse en cooperativas que puedan brindar los servicios de: Abastecimiento de insumos, comercialización de productos, concertación productiva y planificación, contabilidad, interrelación con los sectores económicos privado y cooperativo.

Estas modalidades funcionan también en el medio rural con los pequeños productores, especialmente de zonas cafetaleras (Brasil, Colombia, Costa Rica).

En España y en Japón, hay gran número de escuelas que son gestionadas por cooperativas de educación, lo que da a sus miembros (padres y/o profesores) una influencia directa en esa gestión.

En Estados Unidos, existen desde hace mucho cooperativas dedicadas a la prestación de servicios públicos; por ejemplo, las existentes en el sector rural de la electricidad detentan más de la mitad de las líneas de distribución eléctrica del país y suministran este servicio con tarifas de coste a sus 27 millones de miembros. Este tipo de cooperativas de energía se está desarrollando ahora también en Portugal. Asimismo, en el Reino Unido, acaba de crearse con éxito una cooperativa telefónica que compra a precios ventajosos “tiempo en línea” y traspasa este beneficio a sus miembros en forma de costes bajos o de dividendos proporcionales al uso que hagan del servicio.

Las cooperativas sociales de Italia y de Europa central existen para ofrecer empleo a sus miembros (discapacitados, grupos que sufren de exclusión, como, por ejemplo, inmigrantes, expresidiarios y consumidores de drogas, etc.).

Las cooperativas de concesionarios se han desarrollado ampliamente en Estados Unidos, llegando en algunos casos a Europa (por ejemplo, las franquicias de comida rápida creadas en Finlandia).

En Japón, por su parte, las cooperativas creadas por los suministradores de los principales fabricantes de automóviles del país. Se considera que, gracias a su sistema de funcionamiento participativo y a su adaptabilidad, las cooperativas pueden contribuir cuantitativas y cualitativamente a la creación de empleos para la mujer en el sector servicios.

En Estados Unidos y Japón, las cooperativas universitarias prestan a los estudiantes gran número de servicios, como, por ejemplo, textos, alimentos, útiles de limpieza, vestimentas y alojamiento baratos o servicios de asesoría (una de las más conocidas en Estados Unidos es la cooperativa de estudiantes de Harvard, que cuenta ya con más de 100 años de existencia).

En Québec, se han creado cooperativas de copropietarios impulsando a los empleados a invertir en sus propias empresas y a juntar su poder de voto.

Las cooperativas de E-comercio que se han constituido en Francia e Italia están permitiendo a pequeñas empresas de artesanía y a artesanos independientes comercializar y vender sus productos en la red.

En Suecia, las guarderías creadas en forma de cooperativa hacen posible que los padres trabajadores organicen personalmente y bajo su propio control los servicios prestados por el establecimiento. Este tipo de cooperativas, como también las creadas para el cuidado de la tercera edad, genera empleos directos al tiempo que ofrece a la mujer la posibilidad de incorporarse al mercado de trabajo.

En Estados Unidos, las cooperativas de minoristas en los campos de la alimentación y de los equipos hacen posible que centenares de comercios independientes estén compitiendo favorablemente con las grandes cadenas. También se desarrollan las cooperativas de sanidad (HMO) prestan servicios sanitarios a cerca de 1.500.000 familias americanas. El papel de estas cooperativas es también importante en España.

Finalmente, en el ámbito artístico y cultural, hay numerosos artistas, intérpretes, actores, malabaristas, etc., que han creado cooperativas como medio de exhibir sus obras. En Francia, por ejemplo, existen más de 49 cooperativas teatrales, entre las que se incluye el internacionalmente famoso “Théâtre du Soleil”. La forma cooperativa en este ámbito es adecuada también para garantizar la libertad artística, la identidad y pluralidad cultural, la libre creación y circulación de las obras del autor, el patrimonio artístico y los espacios audiovisuales culturales.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet