El cooperativismo una alternativa de desarrollo a la globalización neoliberal para América Latina

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulse aquí para bajarse el libro completo en formato PDF comprimido ZIP, además de ejercicios prácticos en hojas XML, (92 páginas, 1512 Kb)

Consuelo E. Izquierdo Albert

1.4 COOPERACIÓN Y COOPERATIVISMO EN LOS CLÁSICOS DEL MARXISMO LENINISMO.

Al estudiar la cooperación, Marx considera que constituye un momento cualitativamente nuevo del desarrollo de las fuerzas productivas, como forma superior y más productiva en lo económico y lo social, en contraposición al trabajo aislado (13)

.A su vez Marx enfatiza que “la cooperación, no tiende a potenciar la fuerza productiva individual, sino a crear una fuerza productiva nueva, con la necesaria característica de fuerza de masa” (14), con lo que deja claro su criterio de que la cooperación es condición esencial para el desarrollo de las fuerzas productivas. En esta superioridad de la cooperación, radica, precisamente la base metodologica para contraponer el cooperativismo a la pequeña propiedad privada aislada económicamente

Considera además que la cooperación es una relación opuesta al capital, pues la misma se basa en relaciones de fraternidad entre productores, y estos se sienten copropietarios de los medios de producción, sin embargo reconoce que mediante ella es imposible la transformación radical de este modo de producción y al respecto destaca “Para convertir la producción social en un sistema único, amplio y armónico, de libre trabajo cooperativo se necesitan cambios en las bases del régimen social , que sólo se puede lograr mediante el paso de las fuerzas organizadas de la sociedad, es decir del poder estatal de manos de los capitalistas y propietarios a las manos de los propios productores”(15).

El punto de vista de Marx destaca al cooperativismo como un movimiento social, que puede contribuir a la transformación de la sociedad. Al estudiar el cooperativismo en Europa refiere”El movimiento cooperativista es una de las fuerzas que transforman la sociedad contemporánea basada en el antagonismo de clase. El gran mérito de este movimiento consiste en que muestra en la práctica la posibilidad de sustituir el actual despótico sistema de subordinación del trabajo al capital, causa del pauperismo, con el sistema republicano y benéfico de asociación de productores libres e iguales”(16).

Engels, en su obra “El Problema Campesino en Francia y Alemania”aborda la existencia de cooperativas: unas formadas por pequeños campesinos en el interior del capitalismo, para la compra de abonos, cañerías de drenaje, simiente etc. Y para la venta de productos, también las recomienda para los campesinos grandes y medianos que perecen bajo la explotación de las haciendas capitalistas.

Posteriormente después de conquistado el poder político respecto a los pequeños campesinos también considera necesario encauzar su producción individual y colectiva, hacia un régimen cooperativo, no forzado , brindándole ayuda social, incluso aboga por la posibilidad de encauzar la cooperativa campesina a una forma superior, procurándoles nuevas tierras, o medios y ocasión para un trabajo industrial accesorio.

Tanto Engels como Marx estudiaron fundamentalmente el cooperativismo en la esfera agraria, motivados quizás por las características de esta la rama y la situación del campesinado.

De sus trabajos se desprende que el cooperativismo es una forma de organización del tipo socioeconómico, asociado a la pequeña producción mercantil, una relación de producción en el contexto de las relaciones sociales, que no define el sistema, pero contribuye al desarrollo de las fuerzas productivas, que puede favorecer la transformación de la sociedad, sin que sobrepase los limites de una formación económico social.

Lenin por su parte aborda la problemática del cooperativismo como forma de organización de la producción y de propiedad.

Al respecto reflexionó en torno al papel de las cooperativas como instrumento de lucha de la clase obrera, al que consideró un elemento básico para el desarrollo de las fuerzas productivas, en el modelo económico de la transición al socialismo, donde la presencia de una economía mixta era insoslayable, al propio tiempo lo concibió como método de administrar y organizar la producción.

En el articulo “Sobre la Cooperación”, escrito en 1923, la teoría sobre el cooperativismo adquiere una mayor conformación. En el mismo enfatiza en la importancia de las cooperativas como una de las premisas para la transformación socialista de la agricultura.”La significación de las empresas de ese género es inmensa, porque si la hacienda campesina, antes pobre y mísera, continuara viviendo a la antigua ni siquiera se podría hablar entonces de ninguna construcción segura de la sociedad socialista. Sólo en el caso de que se logre mostrar a los campesinos las ventajas del cultivo social, colectivo, asociado, cooperativo de la tierra y sólo si consigue ayudar al campesino por medio de la hacienda asociada, cooperativa, podría la clase obrera, que tiene en sus manos el poder del Estado, demostrar realmente su razón al campesino y atraer realmente hacia ella, de modo firme y efectivo, a la masa integrada por muchos millones de campesinos. (17).

A diferencia de las cooperativas que surgieron inicialmente en la sociedad capitalista, que lo hicieron para luchar contra el orden económico y social existente, Lenin consideraba que en el socialismo eran una vía para lograr el desarrollo de este.

Destacaba además que la cooperación era indispensable para edificar la sociedad socialista completa.” Eso no es todavía la edificación de la sociedad socialista, pero si es imprescindible y suficiente para esa edificación.”(18)

Desarrolla también de forma creativa, los principios sobre los que se basa el movimiento cooperativo internacional, destacando la necesidad de subordinar los intereses privados a los generales y de elevar el nivel cultural de los cooperativistas, para llevar a cabo la Cooperativización de forma gradual. Al respecto subraya: “…nos queda por hacer una cosa “nada más”, elevar a nuestra población a tal grado de “civilización”que comprenda todas las ventajas de la participación de cada cual en las cooperativas y organice esta participación. Eso y “nada más”. Ninguna otra sabiduría es necesaria ahora para pasar al socialismo.”(19).

Introduce Lenin dos aspectos novedosos en el análisis de los principios cooperativos hasta ese momento estudiados: la posibilidad del papel rector de la clase obrera en el proceso de Cooperativización y el apoyo que debía dar el Estado al mismo sin violar su autonomía.

Los principales momentos del análisis desarrollado por los clásicos del marxismo-leninismo que confirman la importancia que le concedieron al cooperativismo son:

• En el capitalismo, el cooperativismo permite a los obreros salvaguardar sus intereses económicos y sociales, a pesar de llevar el sello de esa sociedad.

• Las cooperativas surgidas en el capitalismo como organización de la clase obrera sin el apoyo del Estado, se oponen a la burguesía, constituyendo una brecha en las relaciones de producción capitalistas.

• La identidad de las mismas presupone principios, valores y una empresa sui generis que se contraponen a lo defendido por el capitalismo, aunque no puede sobrepasar los limites de una formación económica social

• Las cooperativas en el capitalismo pueden degenerar en empresas capitalistas y no conducir a cambios sociales importantes.

• En el socialismo las cooperativas son una vía para lograr el desarrollo de este.

El valor metodológico de los puntos de vista de los clásicos del marxismo está dado en que abordan la unidad esencial de los problemas sociales y económicos.

El método del materialismo dialéctico e histórico utilizado por estos le permite comprender, analizar y valorar el alcance social de la práctica económica y de todas las relaciones que se entrelazan para desarrollar la producción social.

Nosotros adoptaremos este enfoque metodológico, pues nos brinda la posibilidad de analizar cooperativismo en correspondencia con un ambiente histórico, económico, político y social, dado el carácter dinámico del mundo, que evoluciona y se halla en continuo proceso de transformación, lo que es condición ineludible, para conservar su pertinencia. Sin ello es imposible explicar el presente y contribuir a proyectar el futuro.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet