Fundamentos de valoración de empresas

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Esta página carece de formato, tablas y notas. Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (318 páginas, 846 Kb)

Una revisión de la Economía dominante

Alfonso Galindo Lucas

Capítulo III

SISTEMA ECONÓMICO Y TECNOLOGÍA

La era tecnológica actual

Hacía tiempo que el planteamiento de importantes estadistas occidentales, como Kissinger, era que, ante la amenaza de la planificación socialista, el único remedio posible para salvar al capitalismo serían las nuevas tecnologías.

Esto implica la planificación cultural y la inversión en grandes estructuras productivas, la complicidad del sector público con el privado y, como ya hemos expuesto, la renuncia a la libertad de empresa, a favor de las grandes corporaciones. En el emblemático año de 1973, caducó la patente del ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), que fue el primer ordenador digital totalmente electrónico. A partir de entonces la innovación tecnológica tuvo un crecimiento exponencial: En ese mismo año, se presentó el ordenador “Alto”, se desarrolló el protocolo de Internet. Al año siguiente, Intel obtiene el primer microprocesador para uso general.

Los inventos felices de esta época (por ejemplo, los transistores y los circuitos integrados de semiconductores), aplicados a la defensa y el espionaje, precipitaron la derrota del bloque socialista. Esta estrategia global, planificada por un capitalismo concentrado y excluyente ha sido el signo de la etapa global, primero en el sector de la informática, luego en el de las telecomunicaciones21. Y como ocurrió con otras tecnologías más antiguas, a medida que un sector pasa del boom competitivo a la concentración despiadada, el exceso de capacidad industrial va desmantelando por medio de reconversiones.

Justo un siglo después de la última revolución industrial, el auge del sector secundario llegó a su fin y, en los últimos treinta años hemos vivido la que hoy se denomina “era de la información”. Hoy se confía en que la flexibilidad que la tecnología confiere a los procesos productivos pueda hacer frente a las necesidades humanas, sin que las empresas adolezcan de un exceso de capacidad productiva, “solucionando rápidamente muchas de las limitaciones [del] mercado” (Brunet y Belzúnegui, 2000).

La automatización en la empresa es una necesidad y donde nace una necesidad hay negocio. Los sistemas de fabricación automatizados incorporan la robótica y el diseño asistido por ordenador (en inglés, CAD), el control numérico por ordenador (CNC) y la fabricación asistida por ordenador (CAM). Cuando en un mismo proceso informático, se integran decisiones de producción, marketing y finanzas, se habla de Computer Integrated Manufactuning (CIM). Todas estas recomendaciones de manual no son iniciativas que las empresas deban desarrollar internamente, sino que existen empresas encargadas de suministrar la implantación de tales sistemas; éstas sí son las nuevas empresas rentables, mientras que sus clientes están realizando grandes inversiones en supervivencia, en razón de los presupuestos que sus proveedores les calculan. El caso es que existe, desde hace unos 20 años, una gran profusión de manuales que afirman, no sin parte de razón, que las empresas que quieran seguir siendo competitivas tendrán que modernizarse tecnológicamente.

Este continuo recordatorio cumple además una función primordial en la denominada “era del marketing”: Es bien sabido que la tecnología y los diseños del proceso productivo son, a su vez un producto de otras empresas de la “Nueva economía”. Muchos de los trabajos publicados acerca de la modernización de la empresa son, en realidad, anuncios de Microsoft o de empresas de tecnología punta. Otros trabajos serios (Brunet y Belzunegui, 2000), aunque no persiguen esa búsqueda de clientes, pueden contribuir a su captación.

Por otra parte, al sustituir el trabajo personal por trabajo automatizado, se está sustituyendo, en el esquema marxista, trabajo por capital. Esto hace que la empresa que se moderniza pierda competitividad, es decir, pierda plusvalía. En cambio, la empresa que le está sirviendo la modernización, está utilizando trabajo intelectual en gran proporción y, en tanto no se automatice ella misma, seguirá siendo un negocio rentable. Es una paradoja que viene impuesta por la lógica de la competencia y la concentración; la empresa que automatiza a las demás debe realizar la mayor proporción posible de su producción mediante trabajo humano. En el momento que las propias empresas tecnológicas se vean avocadas a reducir personal, eso significará que el sector ha madurado.

A este respecto, es preciso notar que en la actualidad, la fabricación o la invención de bienes tecnológicos no incorpora mano de obra en un porcentaje excesivo de su coste. Normalmente, los inventos consumen cánones de otras patentes, energía. coste financiero y servicios benevolentes de instituciones. Esto explica en gran parte por qué la empresa AMD, principal competidor de Intel en Estados Unidos, ha elegido Bremen (Alemania) para instalar su nueva planta de microprocesadores. Recientemente, también la Economía de la Información ha ocasionado un costo social; el último, los despidos previstos en reuters, la agencia de noticias por Internet.

Todos estos son síntomas inequívocos de estancamiento en los denominados nuevos sectores. Los descensos del NASDAQ y la concentración en los sectores de la informática y las telecomunicaciones reflejan un proceso muy acelerado que ha llevado a las nuevas tecnologías a un exceso de capacidad productiva (Stiglitz, 2003). Las consecuencias del atentado de 11 de septiembre de 2001 y el escándalo de Enron, con impensables salpicaduras a Arthur Andersen, muestran la volatilidad del sector financiero y consultor. La necesidad de conflictos bélicos para la primera potencia mundial confirman la entrada del capitalismo global en una fase de recesión.

Las biotecnologías parecen ser el sector que relevará a la informática y las telecomunicaciones en la vanguardia del Producto Interior Bruto. Tiene cierta lógica que los experimentos genéticos hayan tenido que esperar cierto estadio de madurez de la microelectrónica y el código genético necesitase de una gran capacidad de proceso informático.

La nueva ciencia biológica llega en un momento en que el poder está muy concentrado y la tentación de dominación universal es casi irresistible para quienes optan a ello. Mientras tanto, la Ciencia lo sigue justificando todo y, aparentemente, los expertos tienen explicación para todo.

Dentro de pocos años, las biotecnologías probablemente habrán superado la barrera ética, debido a la celeridad de los descubrimientos que se están produciendo y a la necesidad de financiación que promueven los nuevos interrogantes científicos, que casa con la búsqueda de inversiones prometedoras para el capital. Este sector prometerá salvar la recesión en que parece encontrarse el sector sobredimensionado de las telecomunicaciones y la informática y los problemas de protección que padece la propiedad intelectual. Cuando los éxitos científicotécnicos afloren en el nuevo sector en forma de éxitos económicos, se crearán otros mercados bursátiles especializados y las industrias farmacéuticas y biológicas reclamarán de la autoridad pública ciertos favores que a veces serán contrarios a los intereses de empresas financieras e informáticas. Si la superación de las primeras reticencias morales llega más allá de lo moralmente aceptable, probablemente, los consumidores, el medio ambiente y el sistema político se verán afectados por nuevas técnicas susceptibles de ser ejercitadas contra las personas.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

10 al 29 de
octubre
II Congreso EUMEDNET sobre
Arte y Sociedad

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias

17 al 28 de
noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre
El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet