Fundamentos de valoración de empresas

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Esta página carece de formato, tablas y notas. Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (318 páginas, 846 Kb)

Una revisión de la Economía dominante

Alfonso Galindo Lucas

Capítulo X

MEDIO AMBIENTE VERSUS ESPACIO VITAL

Medio ambiente y riqueza

América dispone de los recursos naturales suficientes (tierra, costa, cursos de agua, energía, etc.) para garantizar una calidad de vida óptima a su población y abastecer a gran parte de mercados exteriores. El interés de la potencia imperialista por estos recursos se esconde detrás de los argumentos morales y humanitarios de la lucha contra el narcotráfico. El espacio vital de los Estados Unidos se ha ido extendiendo por México, Guatemala, toda Centro-América y el Caribe (En Cuba no tanto) y ahora se implica en el devenir político de Colombia y Venezuela, en un avance evidente sobre el Continente Sudamericano.

A pesar de la riqueza biológica que ha caracterizado a los países tropicales, antes y después de su conquista por el ‘hombre blanco’, resulta llamativo que en todos ellos se encuentre en la pobreza absoluta un alto porcentaje de su población y que abunde la delincuencia, la violencia y el conflicto. En la época preindustrial todavía se pensaba que “los lugares ingratos y estériles” serían poblados por “salvajes” y “en los terrenos abundantes y fértiles” reinaría un régimen armonioso y libre. Según Rousseau (1762) “hay excepciones, pero estas mismas excepciones confirman la regla, pues tarde o temprano producen revoluciones que devuelven las cosas al orden natural”. Hoy en día, el panorama parece más inmutable: La clase burguesa parece haber instaurado una especie de Revolución permanente global en la que toda resistencia queda explicada por el beneficio de actividades que pueden considerarse perniciosas y que dan la excusa perfecta al Imperio para intervenir.

No es preciso hacer un repaso de las riquezas naturales, demográficas, geográficas y culturales de los distintos países latinoamericanos, pues basta con observar la gran variedad topográfica y climática, la abundancia de agua y otros yacimientos minerales, la accesibilidad de los mismos .como caso más representativo, la salvaje pugna por el petróleo. y hacer un repaso de la ajetreada historia del continente, desde 1492. En países como Colombia y Venezuela, su situación geoestratégica, como puerto de entrada al cono sudamericano (Grandes mercados de Brasil, Argentina y Chile) y su riqueza petrolífera constituyen una amenaza para la soberanía nacional.

Por su parte, la región de Centroamérica y el Caribe, la hace idónea para el comercio internacional, lo cual también ha sido origen de graves tensiones (sobre todo con Cuba y Panamá). En cuanto a recursos marinos, la confluencia de corrientes oceánicas hacen de Perú una potencia pesquera de primer orden, comparable a Canadá o Japón.

El historial etnográfico de América ha permitido el establecimiento de una singular riqueza cultural, representada por pueblos indígenas que aún conservan su lengua y sus costumbres. Los blancos, descendientes de conquistadores europeos (que vinieron sin papeles), los negros, importados por éstos como esclavos, en las zonas cálidas de las costas y los valles (donde aún predominan) y los inmigrantes, procedentes de China, países árabes u otros orígenes, aportaron todos ellos su parte de patrimonio consuetudinario y cultural, su idiosincrasia, su idioma y sus leyes.

Entonces, ¿cuál es el origen de la crisis argentina, de las tentativas golpistas en Venezuela, de la pobreza y la corrupción estructurales, la delincuencia y el conflicto armado? Lo mismo que en la antigua Unión Soviética, todos estos síntomas de decadencia vienen necesariamente explicados como una consecuencia de la implantación del capitalismo, en su forma más agresiva, la política económica neo-liberal (Escuela de Chicago). No se trata de un capitalismo nacional de libre mercado, sino de una economía dirigida de forma totalitaria, el capitalismo global, que pervierte los intereses nacionales, a favor de determinados superintereses particulares. En clara confrontación con nuestros argumentos, la original aportación de Kalmanovitz (2003) asegura, decantándose claramente a favor del protestantismo, que el atraso institucional y económico de Colombia no se debe a la política de Estados Unidos, sino a la colonización por España.

El progresivo proceso de expansión de Estados Unidos por América Latina llevó a esa nación al conflicto e intervención en distintos países de América Latina, más un intento fallido de promover un golpe militar en la Cuba castrista. Prueba de ello fue la invasión de Panamá en 1989, o la isla de Granada, en 1983 o Guatemala en 1954. En la actualidad, los principales escollos con que se encuentra la geopolítica norteamericana para el establecimiento fluido de sus multinacionales (aparte de Cuba), son el gobierno nacionalista de Venezuela y los grupos revolucionarios que se amparan en las selvas colombianas.

La naturaleza de las selvas tropicales difiere considerablemente de la de los bosques europeos y norteamericanos, conceptuados a veces como explotaciones económicas, más que como fenómenos ambientales (Leroy, 1991). El suelo del continente europeo proviene de lechos marinos emergidos durante su formación y, antes de llegar a la roca madre, dispone de decenas de metros de fertilidad abundante y estable (Andrews, 1991). Los fenómenos meteorológicos no provocan una erosión notable de dichos nutrientes, excepto en las zonas mediterráneas amenazadas por la deforestación. En cambio, en las regiones de la franja ecuatorial, el equilibrio ecológico es más frágil, especialmente, en el momento en que interviene el ‘progreso’, también conocido como ‘mano del hombre’. Ello es debido al carácter implacable de las lluvias torrenciales, que, en ausencia de árboles, provocan escorrentías y hacen derivar los nutrientes hacia los cursos de agua. Sin embargo, las altas temperaturas, la humedad y la luz solar permiten que el bosque o selva tropical se esté regenerando rápidamente, sobre una base de nutrientes menos abundante y duradera y menos antigua, proveniente de la propia descomposición de la naturaleza muerta (hojarasca, los troncos en putrefacción, detritos, etc.). Estas características hacen que unos cultivos y ganados sean más apropiados que otros y que la sustitución de los bosques por pastizales pueda tener unas consecuencias desertizadoras menos benévolas que lo experimentado en la historia ambiental de Europa. La sucesión de estaciones del continente europeo imponen una limitación a los cultivos denominados tropicales — salvo en áreas muy limitadas y específicas, como el sur de Granada o los invernaderos del Poniente almeriense — y una rotación obligatoria de cultivos estacionales.

Las heladas en las zonas del Norte también pueden suponer barbechos, con efectos beneficiosos para el suelo y pernicioso para la explotación económica de los cultivos.

Esta ventaja de las tierras tropicales es en realidad una hipoteca para su posteridad; la reforestación es aún más complicada que en Europa y la perspectiva de negocios más rentables en el subsuelo hacen que la tala se esté llevando a cabo sin equilibrio, en la región más verde —por el momento— del planeta. El espíritu conquistador de la Europa decimonónica estaba respaldado por una competencia por recursos económicos, incluyendo mano de obra, que condujo a Europa, África y Australia al borde de la desertización. América está avocada a repetir la historia.

Según Boff (1996), las grandes corporaciones capitalistas, han condenado a inmensas poblaciones a la miseria y a la exclusión. Según Julio Pérez (1999)60, los asuntos ecológicos no podrán escapar por mucho tiempo al sistema ideológico implantado, puesto que el sistema económico se inserta en él irremediablemente y depende, más que en otras épocas, del ecosistema al que pertenece.  

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

10 al 29 de
octubre
II Congreso EUMEDNET sobre
Arte y Sociedad

17 al 28 de
noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre
El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de
enero
X Congreso EUMEDNET sobre
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de
febrero
XI Congreso EUMEDNET sobre
Educación, Cultura y Desarrollo

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet