Fundamentos de valoración de empresas

 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Esta página carece de formato, tablas y notas. Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (318 páginas, 846 Kb)

Una revisión de la Economía dominante

Alfonso Galindo Lucas

EPÍLOGO

Como ocurre en otros ámbitos científicos, en Ciencias Sociales, las hipótesis más plausibles se pelean por conseguir financiación y al final, todo es demostrable, con tal que alguien se dedique a demostrarlo. Sin embargo, otras hipótesis menos afortunadas se estrellan una y otra vez contra el método (Feyerabend). Hace décadas que la aficionada Elaine Morgan publicó su teoría acerca de una fase acuática en la evolución humana y, a pesar de que en nuestro fenotipo existen evidencias de que esta hipótesis es plausible, los profesionales del gremio antropológico insisten en que, a falta de pruebas fósiles, no se puede demostrar. Es una de las consecuencias perniciosas del gremialismo académico.

En función del marco metodológico que he defendido y la revisión subsiguiente del enfoque neoinstitucionalista, es preciso apreciar que las nuevas líneas de investigación en Ciencias Sociales (Historia significa etimológicamente investigación) no deberían descartar hipótesis científicas que, por comprometedoras o subversivas, sean susceptibles de no ser incentivadas o vayan a padecer intentos de contrarrestarlas.

Para ser imparcial, desde el punto de vista científico, es necesario tener presente que la Ciencia no es un juicio penal, ni un procedimiento sancionador; por lo tanto, no se puede esgrimir presunción de inocencia para ocultar las verdades que afecten a personas vivas. El investigador que publica, deberá, eso sí, advertir claramente que está hablando de la hipótesis más probable, en el ámbito de sus conocimientos teóricos, y no haciendo una acusación.

A estas alturas de la Historia, a nadie escapa ya que Henri Kissinger, beato patrón de los grandes empresarios y delegado de la familia Rockefeller, facilitó el golpe de Estado en Chile, con la idea de controlar la nación (y su mercado) a través de Pinochet. No obstante, podemos dar la espalda a las narraciones épicas de historiadores convencionales y enunciar, de una vez por todas, que la implantación del neo-liberalismo en el cono Sur americano no se debió a los caprichos de los dictadores, sino a la previa situación de excesivo endeudamiento en dólares.

La estrategia de la Reserva Federal fue fácil: Subiendo los tipos de interés, estaremos en condiciones de obligar a estos países a implantar políticas económicas experimentales, toda vez que la dictadura militar asegura el cumplimiento absoluto de los decretos y permite eludir el problema del paro mediante ejecuciones sumarias e ilegítimas.

Nadie se cree tampoco que a Chauchescu lo “ejecutó” el populacho. Pocos dudan que las enemistades étnicas de Ruanda y Burundi fueron alentadas por los intereses antagónicos de las multinacionales sobre las minas de Coltan. Vergüenza nos produce acordarnos de que las “armas de destrucción masiva” de Irak no existían y que Ben Laden no estaba en Afganistán.

Lo que tal vez sí le parezca más novedoso al lector es el dato de que a Pablo Escobar lo asesinaron (eufemísticamente, lo abatieron en un tiroteo) justo después de su anuncio de saldar la deuda externa de Colombia y que este señor había realizado una obra social (construyó barrios para pobres) que ningún presupuesto público se atrevía a efectuar durante el “estado del bienestar” y mucho menos ahora.

Tampoco se ha propagado mucho la hipótesis que flota en el aire (por así decirlo) de que la catástrofe del petrolero “Prestige” frente a Galicia fue causada por una decisión del Gobierno (léase Partido Popular, por mandato expreso de la Casa Blanca) en la que incurrió, no por despropósito trágicamente desafortunado, sino en un intento de que nunca se llegue a saber la verdad. Esa verdad sumergida, naufragada, sería precisamente que las armas de destrucción masiva que se iban a “encontrar”, después de arrasar Irak, serían suministradas por los bajos fondos del Prestige.

Debe, asimismo, tomarse en consideración la hipótesis de la experimentación en humanos como única explicación posible de que los presos islamistas de la guerra de Afganistán cumplan condena en un campo de concentración global (Guantánamo), donde teóricamente no serían aplicables los Derechos Humanos.

Podríamos preguntarnos, para no finalizar, por qué Osama Ben Laden acude a los medios, justo a tiempo de dar un empujoncito electoral a su fiel amigo Bush, en vísperas de las elecciones de 2004. A raíz de eso, es necesario reabrir el caso de los atentados de 2001. Según Tariq Ali75, Osama se encuentra sano y salvo en Arabia, con su familia (nunca salió de allí). Podemos preguntarnos si Ben Laden trabaja para Bush o son los Bush los que trabajan para los Ben Laden (como afirma en su películadocumental Michael Moore).

Es trabajo del economista y, en general, el investigador en Ciencias Sociales, determinar a quién favorecen los turbios acontecimientos y mediante qué mecanismos se implican los medios de comunicación. El científico, en tanto que intelectual disconforme con el orden establecido, no puede desdeñar la labor de los activistas (y viceversa).

Por eso estaba previsto que la dedicatoria de este libro recordara a la víctima mortal del activismo antisistema de la era global, Marco Giulliani. No estando muy claro si este ensayo sería digno de tal ofrenda, he preferido dejarlo sin dedicar. A finales de los 60 y principios de los 70 también se ejerció la violencia contra la gente que protesta por el drama humano del capitalismo.

Con la mención a ese drama he iniciado mi reflexión y del mismo modo termina. Es necesario advertir que tal vez no todas las empresas rentables son perjudiciales para el medio ambiente o la justicia, que no todo el aparato estatal está al servicio de “oscuros intereses”, que los Organismos internacionales están simplemente en una fase inicial e infame de su prometedor relevo, que los intelectuales de la Economía no son un comando bajo las órdenes de la reacción y que la iniciativa del ciudadano no está, por el momento, tan adormecida como para equipararnos a rebaños.

He expuesto algunos ejemplos de ineficiencia y de engaños que se esconden bajo las buenas noticias, pero existen acciones certeras y dignos cumplimientos que no llaman tanto la atención. Incluso en situaciones llamativas, como la catástrofe asiática del maremoto de diciembre de 2004, se pone de manifiesto el carácter solidario de las gentes y la faceta humanitaria del ejército. Tanto los despropósitos como los logros de justicia y bienestar, son ejemplos de incumplimiento de la lógica predicada por el paradigma del mercado. He de advertir, por último, que el fantasma del capitalismo no debe convertirse en un ser incorpóreo y sobrenatural, del mismo modo que el mercado lo ha sido hasta ahora; el capitalismo somos nosotros, así pues, cambiemos.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL

AMIN, S. (1998): Capitalism in the age of globalisation, Zed Books. Londres.

ANDREWS, M. L. A. (1991): El nacimiento de Europa. RTVE y Planeta. Barcelona, páginas 180-181.

BORDIEU (2001): Science de la science et réflexivité. Éditions Raisons d’agir, París. Traducción (2003): El oficio del investigador. Anagrama, Barcelona, pp. 8 y 17.

CASTELLS, M. (1996): La Era de la información, vol. 1. La sociedad red, Alianza Editorial.

CASTELLS, M. (1997): La Era de la información, vol. 2. Economía, Sociedad y Cultura, Alianza Editorial.

CASTELLS, M. (1999): La Era de la información, vol. 3. Fin de Milenio, Alianza Editorial.

COASE, R. H. (1994): La empresa, el mercado y la Ley. Alianza Editorial. Madrid.

DRUCKER, P. (1988): Las nuevas realidades, Edhasa.

ESTEFANÍA, J. (2000): Aquí no puede ocurrir. Santillana y Suma de Letras. Madrid.

FURET, F. (1995): “El pasado de una ilusión. Ensayo sobre la idea comunista en el siglo XX”. Fondo de Cultura Económica. Madrid.

Le passé d'une illusion. Essai sur l'idée communiste au Xxe siécle. Éditions Robert Laffont, S.A. París.

GALEANO, E. (1998): Patas Arriba. La escuela del mundo al revés, s. XXI editores.

GALEANO, E. (199): Prólogo a Las venas abiertas de América Latina.

GALINDO LUCAS, A. (2005C): El orden económico mundial. En Pérez Serrano, J. (Coord.): Transformaciones laborales y , Agencia Española de Cooperación al Desarrollo.

GUITÁN y MUNS (1998, dir.): La cultura de la estabilidad y el consenso de Washington, Colección de estudios e informes n.º 15. La Caixa.

HARNECKER, M. (1979): .... Materialismo histórico.

HEILBRONER, R. L. (1968): Vida y doctrina de los grandes economistas. Orbis. Barcelona.

HILFERDING, R. (1910): El Capital Financiero HOBSON, J. A.(1902): Imperialism. (1938) B. Allen und Unwin, Londres.

KRUGMAN, P. (2000): El retorno a la economía de la depresión, Crítica, Barcelona.

KENWOOD, A. G. y LOUGHEED, A. L. (1972): Historia del desarrollo económico internacional. Desde 1820 hasta nuestros días. Istmo. Madrid.

LENIN, V. I. (1916): El impeialismo, fase superior del capitalismo. Fundamentos, Madrid.

MARTÍNEZ COLL, J. C. (2004): Economía de mercado, virtudes e inconvenientes, en www.eumed.net.

MARX, K. (1867): El capital. Libro primero, Sección séptima, Capítulo XXV, Ley general de la acumulación capitalista.

NAÏR, S. (2003): El Imperio frente a la Diversidad del Mundo, Mondadori, Barcelona.

PASSET, R. (2001): La ilusión neoliberal, Debate, Madrid.

PÉREZ SERRANO, J. (2001): Globalización y pensamiento único: La utopía perversa. En Encuentro Fin de Siglo: Utopías, Realidades y Proyectos. Salta (Argentina): Milor, pp. 51-70.

PÉREZ SERRANO, J. y GALINDO LUCAS, A. (2002): El capital intangible en el nuevo paradigma global. II Seminario ‘Nuestro Patrimonio Común”. Cádiz.

PETRAS, J. (2000): La izquierda contraataca. Conflicto de clases en América Latinaen la era del neoliberalismo, Akal, Madrid.

POLANYI, K. (1944): The Great Transformation, 1957, Beacon, Boston.

(1989) La Gran Transformación, ediciones La Piqueta, Madrid.

POLANYI, K. (1994): El sustento del hombre, Mondadori, Barcelona.

PRIETO, C. (1996): “Karl Polanyi: Crítica del mercado, crítica de la Economía”, Política y Sociedad, nº 21.

ROBBINS, L. (1932): Ensayo sobre la Naturaleza y el Significado de la Ciencia Económica, Fondo de Cultura Económica, México, 1980.

ROGOFF, K. y PRASAD, E. (2003): “The Emerging Truth of Going Global”, Financial Times, 2 de septiembre, p. 21.

ROMERO, A. (2002): Globalización y pobreza. Ediciones Unariño.

ROUSSEAU, J. J. (1755): Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres. Alba (1998).

ROUSSEAU, J. J. (1762): El contrato social. M. E. Editores (1993).

RUTHERFORD, M. (2002): Institutionalism as ‘Scientific’ Economics. Universidad de Victoria, Canadá.

SÁNCHEZ FERNÁNDEZ DE VALDERRAMA, J. L. (Director) (1998): Curso de bolsa y mercados financieros. Ariel Economía. Barcelona.

SARTORI, G.; MAZZOLENI, G. (2003): La Tierra explota. Superpoblación y desarrollo. 2005 Suma de Letras.

SERRANO GÓMEZ, F. (2002): Paradigmas, líneas de investigación y modas, actas XII Jornadas Luso-españolas de gestión científica. Vol. IV, Universidad de Beira Interior, Covilha, abril.

SCHUMPETER, J. A. (1950): Capitalismo, socialismo y democracia. George Allen & Unwin Ltd. (1983, Orbis, Barcelona).

SIMON, H. A. (1991): “Organizations and Markets”, Journal of Economic Perspectives, 5, pp. 25-44.

SINGER, P. (2002): One World, Yale University Press, New Haven (2003) Un sólo mundo, la ética de la globalización, Paidós, Barcelona.

SMITH, A. (1766): Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones. Orbis (1983). Barcelona.

STANDFIELD, J. R. (1986): The Economic Thought of Karl Polanyi, McMillan, Londres.

STIGLITZ, J. E. (2001): El malestar en la globalización. Santillana – Suma de letras.

STIGLITZ, J. E. (2003): Los felices 90. La semilla de la destrucción. Santillana Ediciones Generales.

STIGLITZ, J. E. (2004): “Capital-Market Liberatization, Globalization and the IMF”, Oxford Review of - Economic Policy, vol. 20, nº. 1, pp. 57-71.

TAUSCH, A. ( ): TAMAYO-ACOSTA, J. J. (DIR., 2002): 10 palabras clave sobre globalización, editorial verbo divino, Navarra.

THUROW, L. (1996): El futuro del capitalismo, Ariel, Barcelona.

TODD, E. (1998): L’illusion économique. Essai sur la stagnation des sociétés developpées. Ediciones Gallimard. Edición en español por Grupo Santillana, 2001.

WALLERSTEIN, I. (1989) : El capitalismo, ¿enemigo del mercado ?, en F. Braudel, Una lección de historia de Fernan Braudel, Fondo de Cultura Económica, Mexico.

WALLERSTEIN, I. (1999) : El futuro de la civilización capitalista, Icaria, Barcelona.

WALLERSTEIN, I. (2003): “Las ambigüedades del libre comercio”, globalización, En www.globalizacion.rcci,net/globalizacion/2003/fg393.htm

WILLIAMSON, J. (1990): “What Washington Means by Policy Reform”, En Williamson, J. (1990); Latin American Adjustment: How Much Has Happened?¸Institute for International Economics.

WILLIAMSON, J. (1993): “Democracy and the “Washington Consensus»”, World Development, vol. 21, 1993, pp. 1329-36.

WILLIAMSON, O. (1985): The Economic Institutions of Capitalism. Firms, Markets, Relational Contracting. The Free Press. Nueva York.

 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

10 al 27 de
abril
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

7 al 26 de
mayo
VII Congreso EUMEDNET sobre
Historia y Ciencias Sociales

6 al 25 de
junio
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Sostenible y Población

8 al 25 de
julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera

 

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet