Demanda trimestral por medio circulante aproximación mediante mínimos cuadrados ordinarios Costa Rica: 1991-2001

 

Allan Calderón Moya, Jorge Hernández Villalobos y Abraham Sánchez Obaldía

Marco teórico


El papel que juega el dinero dentro de la economía es vital para el sano funcionamiento de la misma, ya que facilita las transacciones entre los agentes económicos mejorando claramente la eficiencia del sistema económico. Son muchas las teorías que tratan de explicar porque la gente demanda dinero, pero lo que si es cierto es que todas concuerdan que uno de los principales motivos es para realizar transacciones, o sea, como medio de pago.
Los primeros que buscaron dar una explicación de la demanda de dinero fueron los clásicos con Fisher, a partir de la ecuación cuantitativa, la cual relaciona a la cantidad de dinero con el gasto agregado de la economía, donde la variable que hace esa conexión es la velocidad del dinero, la cual determina en promedio la cantidad de veces que un colón se usa para ser gastado en la compra de bienes y servicios. Esta ecuación es una identidad en si misma por definición, la cual en realidad no dice nada. El argumento de Fisher esta en que la demanda de dinero va a estar determinada en última instancia por el nivel de transacciones de la economía y que la velocidad del dinero es una constante en el corto plazo influenciada por aquellas instituciones que pueden alterara la forma en que los agentes económicos realizan sus transacciones. Como los economistas clásicos asumían pleno empleo con precios y salarios flexibles, cualquier variación en la cantidad de dinero se iba a reflejar en aumentos en el índice de precios. Por lo tanto, la teoría cuantitativa de la demanda de dinero asume que la demanda de dinero es una proporción del total de transacciones nominales donde la tasa de interés no tiene ningún efecto sobre ésta.
Por su parte, los economistas de Cambridge concordaban con Fisher que la demanda era función del ingreso, pero disentían que la velocidad era una constante y que la tasa de interés no tenía efecto sobre la demanda de dinero. Básicamente Fisher se basó en la función de medio de cambio que tiene el dinero, mientras que los de Cambridge utilizaron también la función de depósito de valor. El argumento de estos economistas va en el sentido de que los agentes económicos un nivel de riqueza formada por diferentes activos en donde el dinero va a ser uno de ellos. Por lo tanto la demanda de dinero va a estar influenciada por la riqueza que estos puedan poseer, la cual también depende del nivel de ingreso. Al final la diferencia entre estas dos escuelas de pensamiento esta en que los de Cambridge asumen que la demanda de dinero es proporcional al nivel de ingreso de la economía, pero esa proporción puede fluctuar en el corto plazo debido a que las decisiones de mantener dinero como deposito de valor va a depender del retorno esperado de otros activos alternativos. Por lo tanto la diferencia va a estar en que los economistas de Cambridge consideran que la velocidad del dinero no es constante y que la tasa de interés sí tiene efecto sobre la demanda de dinero.
Otro economista de la escuela de Cambridge, John Mainard Keynes, fue más allá en los motivos del porque los agentes económicos demandan dinero, en donde en su teoría llamada preferencia por liquidez, él postula que existen tres motivos para demandar dinero:
Motivo Transacciones: Al igual que Fisher y sus colegas de Cambridge, Keynes postula que los agentes económicos demandan dinero para realizar sus transacciones diarias, por lo que esta va a ser proporcional al nivel de ingreso.
Motivo Precaución: Keynes suponía que además de realizar sus transacciones diarias los agentes económicos iban a demandar una proporción adicional de su ingreso para atender situaciones inesperadas que pudieran suceder, tal como una enfermedad, un gasto imprevisto, etc. Esta demanda por transacciones estará determinada por el nivel de ingreso, al igual que la demanda por transacciones.
Motivo Especulación: Keynes suponía que los individuos podrían mantener su riqueza en dos tipos de activos: dinero y bonos. Keynes argumentaba que los individuos manejaban una tasa de interés que ellos consideraban que era normal. Para Keynes existía una taza de interés la cual hacía que el rendimiento fuera igual a cero. Si la tasa de interés actual estaba por debajo de la tasa crítica, los individuos mantendrían su riqueza en forma de dinero. Por otro lado, si la tasa de interés se encontraba en un nivel mayor que la tasa crítica los individuos mantendrían su riqueza en forma de bonos, ya que ellos esperaban que la tasa de interés bajara a un nivel que ellos consideraban como normal, y asi obtendrían ganancias de capital.
Incorporando todos estos motivos en una sola función de demanda de dinero Keynes postuló que al final esta demanda iba a depender del nivel de ingreso y de la tasa de interés. Para Keynes la demanda de dinero no era estable ya que la velocidad no se podía considerar como una constante por lo que la estimación de la demanda de dinero se hacía difícil.
Posteriormente otros economistas como Baumol y Tobin trabajaron en la construcción de modelos de demanda de dinero para buscar nuevas explicaciones en los motivos para demandar dinero. Por un lado Tobin construye un modelo en donde critica algunos supuestos que incluyó Keynes en su teoría de la preferencia por la liquidez. Tobin cuestionó el hecho de que se consideraran las expectativas como estáticas y más bien el suponía que las expectativas de ganancias o perdidas de capital respondían a una función de probabilidades que se distribuía normalmente. Tobin también ataca el supuesto de que las decisiones de mantener activos en forma de riqueza no era de todo o nada, sino mas bien los individuos podría diversificar dependiendo de su función de utilidad que tengan los agentes económicos. Otro de las situaciones que Tobin cuestionó fue el hecho de que se considerara un modelo estático.
Luego otro modelo construido por Baumol y Tobin llegan a la conclusión de que la demanda de dinero por motivo transacciones podía depender de la tasa de interés. Ambos economistas suponían que los individuos mantendrían saldos monetarios promedios para realizar sus transacciones diarias. En su modelo consideraban la tasa de interés como un costo de oportunidad de mantener riqueza en forma de dinero, debido a la perdida de rendimiento que esta dejando de ganar si lo mantuviera en forma de otro activo. También consideran los costos de corretaje, como el costo en que incurrirían si tienen que convertir activos menos líquidos en forma de dinero.
Uno de los últimos aportes que se hacen a las teoría de demanda de dinero la hace el economista de la Universidad de Chicago Milton Friedman, que hace una revisión a la teoría cuantitativa de dinero y establece una serie de variables que el cree que son preponderantes incluir en una demanda de dinero. Entre las variables que Friedman considera claves están: el ingreso permanente, el rendimiento de otros activos y la inflación. Entre las diferencias que hay entre la propuesta de Friedman y las anteriores realizadas por los economistas de Cambridge (Keynes, Marshall y Piggou) es que el economista de Chicago argumentaba que la velocidad no es constante pero puede considerarse como estable ya que en lugar de considerar al ingreso corriente como principal determinante de la demanda de dinero, Friedam ve mas allá y utiliza al ingreso permanente como principal variable explicativa. Por esta razón Friedman propone que la demanda puede ser considerada como estable y su estimación puede ser hecha por medio de la función de demanda de dinero.
Los siguientes aportes a la explicación de la demanda de dinero van a ser más que todo trabajos empíricos. Alrededor de los años setentas una serie de cambios estructurales hace la necesidad de nuevas estimaciones de demanda, ya que estos cambios hace que anteriores modelos se consideren inadecuados. Entre estos cambios estructurales están: El rompimiento del acuerdo de Brettón Woods, las crisis petroleras de los años 1974 y 1979 que provocaron una crisis económica en muchos países del orbe, entre otros.
Sin embargo los nuevos modelos propuestos siguen sobre la misma línea que los anteriores, en el sentido que se incluyen la mayoría de variables que ya habían sido propuestas por las anteriores teorías, tales como el ingreso y la tasa de interés.
Es necesario que se cuenten con estimaciones sobre demandas de dinero, ya que esto le da un guía al Banco Central para manejar su política monetaria de acuerdo a los objetivos que este se imponga. Sin embargo el hecho de que las variables que explican en teoría la demanda de dinero presenten fluctuaciones aleatorias, le imprime cierta dificultad a su cálculo, por lo que ha nivel empírico no es tan fácil poder predecir o estimar una demanda de dinero.
En general, la estimación de la demanda monetaria a adoptado muy diferentes enfoques, consideraciones y posiciones, según diferentes autores, épocas y contextos económicos y sociales.
Cabe recalcar y recordar, ante todo, los principios básicos que dieron origen a la aparición del dinero, como medio de cambio y unidad de cuenta (motivo transacción) y como almacén de valor (demanda portafolio). Sobre estos conceptos han girado las diferentes teorías sobre la demanda por saldos monetarios, sobre estos mismos se debate y calculan hoy en día estimaciones empíricas de las estas demandas.
Sin embargo, tal y como se menciona en el artículo “El caso del dinero desaparecido: Chile 1984-1986” (Larraín y Larraín; 1988:249), “son pocos los trabajos empíricos que definen explícitamente si las especificaciones por estimar responden a un enfoque de transacción o mas bien a un enfoque de portafolio”, presentándose con frecuencia formulaciones híbridas, a las cuales arguyen una cierta dosis de ambigüedad.
Por ello, es importante comenzar esta sección con una descripción detallada de los alcances empíricos y teóricos de los enfoques utilizados y posibles resultados. Las diferentes corrientes y enfoques de los empíricos econométricos de nuestras disciplinas permiten acercar los problemas y realizar arreglos de datos que con frecuencia conducen a conclusiones forzadas, las cuales impiden al mismo tiempo determinar las posibilidades reales y alcances de los modelos teóricos y de los mismos modelos de estimación.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet