LAS FLECHAS

Fines y medios

Propuesta:
En cualquier sistema económico todos los objetos económicos son a la vez fines y medios, necesidades y recursos o factores productivos.

La teoría económica que surgió de los economistas clásicos ha tratado siempre de forma muy superficial e incoherente los conceptos de fines y medios, necesidades, recursos y factores productivos estableciendo clasificaciones diferentes para cada uno de ellos. De forma intuitiva hemos establecido que los objetos económicos que necesitamos son fines, y que hay otros objetos económicos diferentes que son los recursos o medios que utilizamos para conseguir los fines o satisfacer las necesidades. El concepto de factor productivo parece ser una forma de clasificar los recursos o medios. Pero si nos detenemos en buscar una  línea divisoria entre esos diversos tipos de objetos económicos no la podremos encontrar. Un mismo objeto puede ser considerado siempre fin o medio, necesidad o recurso, según el punto de vista desde el que lo contemplemos.

En la clasificación de factores productivos que hacen los manuales de economía actuales hay una rara unanimidad aceptando la propuesta de Adam Smith: tierra, trabajo y capital. Modernamente se suelen añadir matizaciones que añaden los conceptos de "know how" y tecnología, bien como factores productivos adicionales, bien como elementos que potencian la capacidad productiva del trabajo y del capital. Pero todos los economistas parecen seguir considerando que existen cosas a las que llaman tierra, trabajo y capital, que son productivas por sí mismas. O, dicho de otra forma, siguen llamando tierra, trabajo y capital a diferentes conjuntos de objetos económicos que tienen capacidad productiva.

Respecto a los fines o necesidades, en cambio, encontramos una riquísima diversidad. Es frecuente encontrar clasificaciones entre necesidades materiales e inmateriales, primarias y secundarias, básicas y superiores, individuales y sociales. En algún caso se entiende por “necesidad” la sensación percibida, el deseo, el anhelo, mientras que en otros casos se presta atención al objeto del deseo, a la cosa necesaria para que desaparezca la sensación. Esa diversidad de clasificaciones se explica por la amplitud de intereses de los economistas. Cada autor elegirá un concepto de necesidad, una u otra clasificación de las necesidades,  en función del objetivo explícito de su trabajo. Los manuales de marketing, por ejemplo, utilizan siempre la clasificación de las necesidades elaborada por el psicólogo Abraham Maslow (1962) porque el análisis psicológico de necesidad como sensación de deseo de los humanos es muy útil para los objetivos de comercialización de productos.

Los economistas siempre hemos sido conscientes de que los medios o recursos son cosas que necesitamos y que, por tanto, medios y recursos son necesidades y por tanto, fines; pero hemos mantenido una cierta ambigüedad que nos permitía darles un tratamiento separado. Analicemos la famosa definición de Economía de Lionel Robbins como la relación entre medios y fines escasos y susceptibles de usos alternativos. Resultaría muy “fea” una definición de economía que dijera “La economía estudia cómo se pueden utilizar cosas necesarias para conseguir cosas necesarias solventando el problema de que las cosas necesarias son escasas y susceptibles de usos alternativos”. Sería más fea, pero estaría diciendo exactamente lo mismo que la de Lionel Robbins. Y es más fea tan solo porque pone en evidencia la ambigüedad de los conceptos.

De igual forma hay una cierta ambigüedad en el uso que hace la teoría económica de los conceptos de recurso y factor productivo. No hay una diferencia clara. Parece que, implícitamente, “factor productivo” es un concepto general y “recurso” es un concepto particular. Los recursos son la forma concreta que adoptan los factores productivos. Si tratamos de eliminar toda esta ambigüedad nos daremos cuenta de que estamos hablando siempre de lo mismo, de los medios que disponemos para producir y conseguir nuestros fines, para satisfacer nuestras necesidades.

Si los fines son la satisfacción de nuestras necesidades, si los medios son los factores productivos, si los factores productivos son los recursos, y si los recursos son necesarios, el álgebra y la lógica más elemental nos lleva a concluir que fines, medios, necesidades, recursos y factores productivos son todo la misma cosa.

Es por ello que aquí se propone una única clasificación de objetos económicos que servirá tanto cuando los consideremos como factores productivos como cuando los consideremos como necesidades. Siendo este libro un estudio sobre la economía de la información y el tiempo, ambos conceptos tendrán un papel protagonista en esa clasificación.

Volver al indice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humansticas para el medio rural
Por: Miguel ngel Smano Rentera y Ramn Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humansticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migracin y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Econmica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformacin e innovacin en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economa Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundacin Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economa
Universidad de Mlaga