ENCUENTROS ACADÉMICOS INTERNACIONALES
organizados y realizados íntegramente a través de Internet



COLIBRÍES, POBREZA Y ECONOMÍA

GRACCHO MACHADO MACIEL

RESUMO

Esta ponencia es fruto de una inquietud que me provoca todas las veces que empiezo mis clases de Administración de Empresas. Sé que los alumnos estudiaran ya los principios de economía, la micro y la macroeconomía, y vienen para aprender cómo hacer sus empresas tener suceso, crecer y mejorar. Les pregunto que recuerdan de las lecciones de economía y dicen “nada se quedó”, “son mucho extrañas aquellas cosas que enseñan en economía”. Pues también para mí parecen fantasías, cubiertas con una capa matemática de mucho respeto. Lo mismo que la historia vigiada de Marc Ferro donde cualquier versión más realista era llevada a la hoguera de la inquisición. Como yo no soy economista, tengo la libertad de decir lo que pienso sin quemar. Intenté traer la realidad de mi país y de lo que veo en las calles. Agradezco la oportunidad.

Palabras Claves – Colibríes, Pobreza, Libertad.

 

Este texto fue presentado como ponencia al
SEGUNDO ENCUENTRO INTERNACIONAL SOBRE
Pobreza, desigualdad y convergencia
del 6 al 24 de marzo de 2006

Esta página muestra parte del texto de la ponencia, pero carece de las tablas o imágenes o fórmulas o notas que pudiera haber en el texto original.

Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo y Actas Oficiales en CD-ROM
que incluye todos los debates en los foros, la lista de participantes, con indicación de sus centros de trabajo y los documentos que se presentaron en el Exhibidor del Encuentro.

Si usted participó en este Encuentro, le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.

Vea aquí los resúmenes de otros Encuentros Internacionales como éste

VEA AQUÍ LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS CONVOCADOS

 
COLIBRÍES, LIBERTAD Y ECONOMÍA
Ingº y Adm Graccho M Maciel - Brasil

La región donde está mi apartamento es cercada de plantas y próxima de un río que traversa la ciudad de Recife. En poco tiempo descubrí que habitaban también muchos colibríes por lo menos de cinco o seis tipos diferentes, unos mayores, negros, otros pequeños pero de colores azules y verdes.

Pronto observé que mis vecinos colocaban flores artificiales colgadas a un tubo lleno de agua y azúcar para atraer los colibríes que venían a beber el azúcar en cuanto continuaban a volar. Ellos paraban en el aire, no se veían sus alas de tan rápidas y eran una fiesta de colores.
Por veces otro pájaro llegaba junto de las flores para también beber la miel pero los picaflores lo ahuyentaban con vuelos como aviones de caza, intentando picarlos con sus picos agudos. Estaban en defensa de su propiedad, o su territorio.

Entendí que yo y los picaflores teníamos creado en un sistema de trueque, donde yo les daba la miel del azúcar y ellos me encantaban con sus colores y sus vuelos. Y más, que esto había creado otro sistema, el de dominio territorial donde podríamos ver la lucha por la supervivencia. Recuerdo de haber visitado un zoológico donde se creaban picaflores que necesitaban un amplio espacio donde pudiesen volar casi libres, y algunos se reproducían, pero sus colores iban descoloriendo.
Creo que tanto la defensa de su territorio cuanto la libertad son necesarios para que ellos se reproduzcan en mayor numero y que sus colores se mantengan.
Entonces todo se ajuntó en mi cabeza, los colibríes y lo que estaba leyendo, el tratado de economía moderna de Heinz Kohler en donde él ridiculiza los modelos económicos basados en la competencia perfecta. Según él, al empezar lo que llama El Mundo Real de la Competencia Imperfecta, dice “dejamos de lado el mundo imaginario de la competencia perfecta. Lo anterior [competencia perfecta] ha servido para que nos tornemos concientes de lo que debemos alcanzar, la eficiencia económica.”
El modelo de la competencia perfecta sirve como una ideología para la soberanía del consumidor. En este mundo fantástico las decisiones del consumidor son que gobiernan los precios y una entidad mágica, el MERCADO, hace la armonía de la repartición. En este mundo el Gobierno debe actuar como si no existiera porque el mercado lo resuelve todo.
En el mundo real lo que predominan son los carteles, las gigantes transnacionales que establecen a quienes van a vender, determinan los precios y obligan los consumidores a pagar lo que quieren y cuando quieren. Y la repartición es hecha tal que los que tienen más siempre ganarán más.
¿Pero, cómo tener más, entonces?
Muy simple – se invade la tierra por la fuerza y se legitima la posesión por un titulo de propiedad. De invasor se pasa rápidamente a propietario. El propietario es un hombre respetado, y cuando se va al banco, recibe dinero en garantía de su propiedad. Este dinero se lo aplica en maquinas, para las cuales tiene los expulsos para operarlas. Entonces baja los salarios, aumenta sus precios, y lleva todas las ganancias. En toda la América Latina esto fue la practica corriente desde el “descubrimiento”, todo claro en nombre de Dios.
Y en nombre de Dios se mataron los antiguos dueños o se los expulsaron de sus tierras. Hasta hoy aun acontece así. Solo no se invoca más el nombre de Dios o de cualquiera. Simplemente se invade y se mata.
Se quita la propiedad de los expulsos y con ella su capacidad de producir. Entonces tendrán que trabajar en tierras o maquinas de otros y solo podrán hacer ahorro de sus tristezas, de ver sus hijos sin esperanza de mejorar de vida. Según lo cuenta Wallerstein, esta fuera la razón de todas las revoluciones a empezar de la Francesa, y continúa en la formación de partidos políticos. Y como hoy hacer una revolución es cosa mas difícil, los partidos llamados de izquierda están a tomar el poder político democráticamente, como en Brasil, Venezuela, Argentina, Bolivia, Chile y Palestina.
Y también del mismo autor la análisis de que al llegar al poder todos no consiguen hacer los cambios que llevaron al poder. Simplemente porque no están más en una Nación cerrada pero en un sistema abierto, muy bien descrito por Celso Furtado que, en 2002, hacia una profecía hoy confirmada de que un partido de izquierda cuando llega al poder, no tiene chances de cambiar nada. El país ya esta sob dominio de la banca internacional.
Es como los picaflores que se mantienen presos. Son obligados a comer el miel hecho de azúcar por los hombres, pero en su vida se van perdiendo colores.

En cuanto escribía estas ideas, el 25 de enero de 2006, llegó la ultima noticia internacional. El numero de desempleados en el mundo ha superado un record: creció para 198,8 millones. Si multiplicamos por 5 que es el numero medio de la familia, tenemos seguramente casi 1000 millones de personas llevadas al hambre, o a la violencia urbana. Juntando a esto los 1,4 billones de personas empleadas que ganan menos de US$ 2,00 por día, están al nivel de miserables, y este numero no se altera por los últimos diez anos. Hoy mismo la policía de una provincia en Brasil llevó preso un dueño de tierras que empleaba niños y jóvenes en régimen de esclavitud.
Este impresionante numero es el resultado de la practica de la competencia imperfecta que se imperfecciona cada vez más, en el sentido de que diminuyen la cantidad de empresas pero crecen en poder. La realidad es que el mundo esta entregue a algunas pocas decenas de empresas de tamaño global.
Estas grandes empresas que nacieron con la invasión del oeste americano por hombres y estradas de hierro, en poco tenían de conquistar mercados externos para vender sus excedentes a precios que solo ellos decidían.

Un ejemplo actual es el de Microsoft. El windows fue durante muchos anos el único sistema operacional disponible. Ano pos ano se lanzaban nuevas versiones llenas de errores que los consumidores tenían que soportar. Lo mismo ocurre hoy aun con los usuarios del Win XP. ¿Quién ya no tuvo ganas de jugar una hacha contra el XP? ¿Quién ya no ha perdido todo un trabajo después de casi pronto porque el word trabó? Y para mostrar que respecta el cliente hay un aviso solicitando enviar relatos de errores al fabricante – pero es el cliente que paga la comunicación. Su mejor imagen es cuando ponen de rodillas a los usuarios.

En respuesta a este dominio, el gobierno de Presidente Lula hizo sustituir todos programas de Microsoft por el Linux en todas las computadoras de gobierno desde el federal hasta el de las prefecturas. La reacción de Microsoft es digna de una anécdota. Intentó empezar una acción jurídica contra la decisión de escoger otro producto que no fuera el suyo. Claro, la acción fue archivada, pero pronto se iniciaron las denuncias de corrupción contra el gobierno, apoyada por la mídia mas difusa en el país, la TV que sigue siempre a las imposiciones de grandes empresas.

Como hizo el gobierno, la señora con su paraguas dijo lo que siente por su computadora. Pero esta es la reacción de impulso y quizás no sea la mejor. Pueden haber otras que preserven la inversión hecha y nos traigan alegría.

Otro ejemplo de carteles, y los podría citar a decenas, es el que predomina en Brasil en las cadenas de Puestos de Gasolina. Normalmente son de tres a cinco dueños por gran ciudad. Cuando mayor el numero crean una asociación que funciona como un cartel explicito. Durante el mes dejan una semana libre para que los puestos brinquen con los precios. Entonces, en el resto del mes, los precios son ajustados por el Cartel. Para que no haya testimonios, el precio es escrito a mano en un trocito de papel, e presentado a cada gerente de puesto por un empleado del Cartel en una moto. Nada de teléfonos, móviles, papeles, absolutamente nada.
Pero algunos compradores descubrieron la trampa y aguardan la semana propia para abastecer sus coches. Pero este es un caso raro. En general, los consumidores solo tienen que optar entre pocos y entre estos, aquellos que ponen sus productos a la altura de los ojos y de las manos en las tiendas de grandes supermercados. Entre la Parmalat o la Nestlé, no hay lo que escoger. Pero los que producen la leche no son ellos, así como los que producen café son pequeños productores rurales obligados a enviarlo en grano para Alemania donde són procesados, torrados, empaquetados y también vendidos con lucros. Se los productores de leche o café quieren industrializarlos para venda enfrentan las barreras.

Pero aun existe una salida – la escuela. En esta dirección apuntan todas las novedosas mensajes de que estamos en la era del conocimiento. Verdad.
La escuela es donde aprenderán las lecciones de la competencia perfecta, donde el consumidor es el rey, y volverán felices en sus sueños. Quizás podrán ser doctores – para servir a los invasores ricos o a los carteles. Y van perdiendo su capacidad de mejorar, de pensar y de innovar. Al final, son apenas mano de obra.
Lo mismo que los colibríes – presos, irán perdiendo los colores hasta que desaparezcan.
Con los pobrecitos también ocurre pero esto es muy bueno. Las maquinas producirán solas. Las calles sin ellos se mantienen limpias. No habrán niños a pedir monedas en los semáforos. Por fin estarán muertos y puedan servir como donadores de órganos. Así como el mundo quedará sin los picaflores. No se pierde nada, solo unos pajaritos.
Todo por razones económicas, para garantizar la acumulación de capital.
Interesante es que la palabra capital se tornó famosa pos el libro de Karl Marx con este nombre. Pero quien escribió El Capital fue el mismo que también escribió El Origen del Capital. En este último el cuenta en detalles las invasiones de tierras o la simple expulsión de los campesinos por los terratenientes creando la mano de obra industrial. En las nuevas tierras los invasores legitimaban sus acciones con títulos de propiedad, que garantizaban prestamos en Bancos, y este dinero era usado para crear fabricas o plantaciones, cuya venda de la producción les daba lucros que se aplicaban a nuevas inversiones. En el segundo libro, parece que las invasiones son olvidadas y solo se habla de un nuevo señor llamado “das Kapital” que cubre desde las invasiones o expulsiones hasta los lucros.
Si alguno quiere ver esto aconteciendo basta venir a América Latina.

Por razones económicas, en las clases iniciales de los cursos se enseña que la el espacio de trueques, que llaman mercado, prevalece una “ley de oferta y demanda”. Vamos analizar esta “ley” y ver cómo se forma.
Sean dos productores X e Y que traen sus mercadurías para trueque. La negociación entre ellos definirá cuanto de una, la X por ejemplo, será cambiada por Y.
Haciendo una simulación, hizo en una tabla las dos mercadurías que se truecan una por la otra en proporciones variables. Véase la tabla

0 0,5 1,5 4 10 25 50
1 0,5 1,5 4 10 25 50
2 1 3 8 20 50 100
3 1,5 4,5 12 30 75 150
4 2 6 16 40 100 200
5 2,5 7,5 20 50 125 250







Las líneas del grafico obedecen a una ecuación simple, Y = kX, donde variamos las X de 0 a 5, la Y varia de 0 a 250, y el coeficiente k varió desde 0,5 hasta 50, significando cuantos Y se pueden trocar por unidad de X y las Y como resultantes de la función kX.
Para cada igualdad formada por Y = k X tenemos rectas a partir del origen con inclinaciones diferentes como si indican en la figura.
Mismo que se considere que una de las mercadurías sea una cantidad de moneda apenas estaríamos cambiando su naturaleza pero no las razones de cambio.
Segundo muchos esta razón de trueca se llama Precio. De un manual de economia tiramos que
El precio de un bien es su relación de cambio por dinero, esto es, el número de unidades monetarias que se necesitan obtener a cambio una unidad del bien.
Hagamos el supuesto que la mercaduría X sea una cantidad de moneda. Entonces el señor X que trae las monedas es el comprador, o representa la demanda, y el señor Y que trae las mercadurías es el vendedor o representa la oferta. Mismo así, el señor Y puede determinar el precio si solo ello tiene la mercaduría a ofertar o sabe que pertenece a un cartel donde todos mantienen el mismo precio.
En estos casos llamaríamos de PRECIO a este coeficiente que también puede ser escrito como la derivada de Y en relación a X, lo que es p = - dY/dX. Esta expresión lo utilizó Pareto en L´Economia Matemática (Colana di Economisti – 1937).
Pero, todo esto es muy, muy simple mismo. Nada hay de novedad.
Lo que cuestionamos es cómo aparece en cena otra función que tiene los Precios en la vertical y Cantidades en la Horizontal, llamada Demanda.
Lo que estamos interesados es saber ¿Cómo se ponen en el eje del Y los coeficientes (que tienen señales negativos) que llamamos Precios y en el otro eje las otras variables? ¿Cual de ellas será cuantificada en el eje X, la propia X, la Y o Y/X?
Intentamos hacer una grafica con las tres alternativas. Los resultados fueran:
Los precios p en el eje vertical, las Cantidades en horizontal:
La X en la horizontal muestra retas horizontales;
La Y en la horizontal muestra retas verticales, y
La Y/X en la horizontal muestra una reta a 45º a partir de origen.

















Ciertamente este no es el camino para se dibujar la grafica tan conocida de la Demanda en que los precios están en la vertical y las cantidades en la horizontal.

















Por el álgebra, tenemos que escribir que Los Precios son función de las Cantidades y esto significa que EL COMPRADOR es quien determina los precios. Por eso Pareto hace en su artículo la inversión de ejes llamando el eje X de la oferta:
“Incominciamo con l´esaminare il caso piú semplice possible: quello di due merci X, Y; la prima è la offerta, ed x° ne è la quantità iniziale; la seconda è domandata e la quanititat iniziale è nulla.”(Pareto – L´Economia Mathematica – 1937)
Este artificio fue provocado según él por errores cometidos por sus antecesores, economistas que dominaban poco las matemáticas.
Pero mismo en el artículo de Pareto no se encuentra el camino que pasa de una pendiente a un eje de la función. Lo mismo se repite en los autores después de él hasta los actuales y modernos. Por ejemplo, vea-se el texto disponible en la web:
“La curva de demanda de un bien, como expresión gráfica de la demanda, muestra las cantidades del bien en cuestión que serán demandadas durante un período de tiempo determinado por una población específica a cada uno de los posibles precios. En cualquier caso, cuando, por ejemplo decimos que la cantidad de demanda de un bien (QA) se ve influida por (o que es una función de) el precio de ese bien (PA), la renta (Y), y los gustos de los consumidores (G), los precios relativos de los demás bienes (PB), estamos refiriéndonos a la función demanda, que podemos expresar de la siguiente forma:

QA = D ( PA, Y, PB, G)

Y después de esto presenta la grafica de Demanda en Precios y Cantidades suponiendo que todas las otras variables son constantes – ceteris paribus.
Muchos empiezan a hablar de dos productores que truecan sus mercadurías y de la relación de trueca salen los precios. Ningún error. Pero luego olvidan los dos productores y presentan la Demanda como salida del aire. Cuando intento volver y extraer precios y cantidades de la situación inicial, una trueca entre personas, no hay matemática que la justifique. Si alguno la tiene, por favor indique.

Entonces partimos para la conclusión que la demanda existe, podremos verla, pero no tiene nada que ver con truecas de mercadurías entre dos personas que tienen poderes iguales para decidir.
¿Entonces que es esta función? La considero el retrato de la ideología que privilegia el capital presentada en la forma de un diseño, de un poder que decide cuanto y cuales mercadurías iba a vender y que precios le reponen su capital y los lucros. Puede até saber cual es el Punto de Equilibrio donde las vendas igualan los costos.
Después llegan los compradores con sus disponibilidades en cantidades de moneda, que siempre son limitadas. Por ese limite la curva se diseña sola: a precios altos se gasta mucha moneda para poca mercaduría - el estoque de bienes casi no cambia de manos. Al contrario, a precios bajos y se gasta poca moneda y los dos estoques cambian de manos.
Si esto esta cierto, hay conclusiones claras a retener:
1. No hay y nunca hubo la soberanía del consumidor;
Si existe soberanía es siempre del vendedor y esta soberanía es mayor en dos casos, cuando el vendedor es muy grande o cuando se junta en carteles.
La curva ya contiene los precios y las cantidades ofertadas. Ela muestra apenas que, a una limitación de moneda, el comprador seguirá esta línea.
2. Entonces, no encuentro ninguna razón para diseñar una curva de oferta. Me parece algo fantasístico. Alias, el articulo de Pareto muestra claramente que la curva de oferta es una invención pura, apenas para cumplir la ley de la mecánica de que el universo esta en equilibrio lo que fue contradicho por la propia física.
¿Que podemos concluir de aquí? Es que la mágica de equilibrio de precios es una tontería. Yo vengo hablando en mis clases que los economistas tienen el síndrome de la X, o sea, miran dos rectas cruzadas en todo lo que estudian. Piensan, en siglo XXI, que el mundo esta en equilibrio mecánico, en reposo, cómo en los XVII. Quizás volviesen a Heraclito para descubrir que todo cambia, hasta el agua del río en que pisas ya no es la misma.

Lo que vigora de verdad es que vivimos en un mundo de pura fantasía, en la era de la hipocresía donde la MATRIX prevalece.
La soberanía del consumidor no existe; El mercado é dominado por los carteles; Los precios son definidos por ellos; El Estado actúa y mucho en su protección; La democratización es un enemigo del capitalismo; Y continuamos colonizados por los grandes dueños del capital; La propaganda es que hace los mercados y crea los consumos al gusto de quien paga; La propaganda también crea el candidato a las elecciones para garantizar que el Estado continuara siendo un instrumento dócil en las manos de los capitalistas apenas para manipular el pueblo.
El sueño de tener su propio negocio es una tontería, que solo sirve para reducir la informalidad, aumentar los impuestos, las deudas con los bancos y las cuentas a pagar a los proveedores – los grandes ya establecidos en carteles.

“?Cuales servicios el capitalista necesita del Estado? El primero y mayor es la protección contra el mercado libre. El mercado libre y de competencia es el enemigo mortal de la acumulación de capital. El mercado libre tan apreciado por las elucubraciones de los economistas seria con certeza un desastre capitalista. Las protecciones a los pocos que operan son hechas por el Estado creando dificultades para otros entraren y las llaman de eficiencias. Las barreras de importación, las patentes, las áreas restrictas, y más otras, son protecciones a pocos vendedores – oligopolios o carteles. ...Es irresponsable la decisión de preservar el bien estar social – pero la decisión de salvar bancos es sabia.” (Wallerstein, I. 2002)

Otra tontería que sigue el mismo rumbo es la tentativa de la economía en imitar la ecuación de cantidad de movimiento de la mecánica, F*t = m*v. En física F es la fuerza que, aplicada durante un intervalo de tiempo t pone una masa m en movimiento a una velocidad v. Si hacemos la análisis dimensional de la ecuación tenemos en ambos lados una masa veces un espacio dividido por un tiempo.
En la economía han creado la ecuación de la oferta de moneda: La producción ves los precios igualan a la cantidad de moneda veces la velocidad en que la moneda cambia de manos, o sea
P * p = M * v. Mucha elegancia pero inconsistente. Los dos lados no tienen la misma igualdad dimensional luego, entre ella y las letrillas de sopas de los niños no hay diferencia –
NO DEBERÍA HABER PERO LA HAY, Y HAY MUCHA DIFERENCIA.
Por razones económicas, la “ley” de la oferta y la demanda hace con que los oferentes aumenten los precios siempre que quieren “porque la ley de la oferta así lo recomienda” Y todos se calan y sufren sin poder hacer nada. Solo quedan con hambre.
Por razones económicas, los analistas y los empresarios hablan contra los altos juros en Brasil, que son establecidos para contener las altas de precios, que son provocadas por los empresarios mismos, para contrabalancear los altos impuestos pagos al gobierno que los aplica en programas sociales de los mas pobrecitos que fueron expulsos pro los empresarios, o tienen bajos salarios, que no cubren sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud y educación. Es el perro a correr tras su cola.
Por razones económicas, cuando los bancos o grandes empresas sufren en el “mercado libre” vienen al gobierno que destina a ellos grandes cuantías de dinero para no perturbar el equilibrio de la economía.
Por razones económicas, el gobierno tiene que tomar préstamos de Bancos Internacionales o del FMI para construir carreteras, puertos, predios pero no puede utilizar la propia moneda en esto... por causa de la ecuación de letrillas...
Por razones económicas tienen los países que tomar prestamos y contratar empresas extranjeras de ingeniería para construir a precios grandemente aumentados, de los cuales parte de los gobernantes y las clases ricas tiran su botín. Son sobornados si, por hombres entrenados en sobornar. En su libro "Confesiones de un Asesino Económico a Sueldo", John Perkins describe cómo él mismo, como un profesional muy bien pagado, ayudó a EE.UU. a tiznar a países pobres alrededor del mundo en trillones de dólares prestándoles más dinero del que ellos podrían alguna vez pagar y para luego hacerse dueño de sus economías.
“El libro iba a ser dedicado a los presidentes de dos países, hombres que habían sido sus clientes, a quienes yo respeté y de pensamientos afines —Jaime Roldós, Presidente de Ecuador, y Omar Torrijos, Presidente de Panamá. Los dos murieron en accidentes de aviones. Sus muertes no fueron accidentales. Ellos fueron asesinados porque se opusieron a esa fraternidad de corporaciones, gobiernos y elites bancarias de quienes es el imperio global. Nosotros, los Economic Hit Men fallamos en obtener de Roldós y a Torrijos... y otro tipo de Hit Men, los chacales castigadores de la CIA que siempre estaban detrás de nosotros, llevaron a cabo su tarea.”
Todo por razones económicas.
Y llegamos a la constatación final - ¿Para que sirven los economistas? Que saben ellos de la vida real? Buchanan diera una respuesta. Deberían se dedicar a entender de mercado. Aquí se da otra.
Cómo vimos arriba, una de sus funciones es convencer a gobernantes de países que deben olvidar que sus monedas existen, y deben tomar préstamos en dólares, mucho más que lo necesitan, para estar colonizados por El Destino Manifiesto. Ofrecen sobornos y se no lo aceptan los chacales de la CIA terminan la tarea.
Por razones económicas estamos destruyendo el planeta.

Se dice que la economía estudia la producción, la distribución, el consumo. La realidad es que la producción la entiende Ford, Taiichi Ohno y los ingenieros. De la Distribución son ciegos, si no fueron que expliquen la enorme concentración de riqueza que provocan. De consumo o de Mercados tampoco entienden. Quien hace o deshace los mercados, crea o destruye el consumo, son los Hombres de Marketing. Solo han conquistado el lugar deseado, sustituyeron los consejeros del Rey y hicieron una pésima copia de la contabilidad para medir la riqueza de las naciones. Según K. Bolding, los números de macroeconomía para los economistas son como la posición de los planetas para los Astrólogos – las análisis macroeconómicas mas parecen horóscopos o talvez estos tengan más credibilidad para la gente.
¿Después que resta? A los economistas queda algo muy importante que es el dominio del país – el dinero, las aplicaciones en papeles, y los Bancos, donde se van todos los que economian los países, después de poner a miles y miles de personas con hambre. En las palabras de F von Hayek al recibir el Nobel de economía, se lee:
“El mundo se ve delante de la grave amenaza de la inflación acelerada, una amenaza creada -debemos admitirlo- por las políticas recomendadas y aun aconsejadas a los gobiernos por la mayoría de los economistas. En efecto, tenemos escasas razones para sentirnos orgullosos: como profesionales hemos enredado las cosas. Me parece que esta incapacidad de los economistas para guiar la política económica con mayor fortuna se liga estrechamente a su inclinación a imitar en la mayor medida posible los procedimientos de las ciencias físicas que han alcanzado éxitos tan brillantes, un intento que en nuestro campo puede conducir directamente al fracaso” (F. Von Hayek 1974)

¿Será que un día los manuales como algunos que citamos en la bibliografía podrán decir la verdad y ser utilizados en las clases normales?
Los invasores que hoy son propietarios crearon las prisiones. Los economistas son los que atraen los colibríes y les dan la miel de azúcar. Dice Emmanuel Todd que venden la alma. Triste profesión.
O quizás sean lo que dice el editor jefe de Wall Street Journal, A. Malabre – “la economía en la mejor de las hipótesis es una seudo ciencia, y en la peor, es un juego de adivinación practicado por trampeadores expertos.”

Pobres colibríes que acreditan en la miel de azúcar como los hombres acreditan en estas tonterías. Los colibríes tienen la sola alternativa de beber el miel del azúcar que les provoca un hongo en el pico y los lleva a la muerte. Quedan prisioneros de un mundo sin esperanzas.
Los pobres tienen como la miel la democratización pero están presos a la deuda, a la fantasía de que su dinero no vale, o como quisieron algunos por volta de los ochenta que Brasil contratase empresas de ingeniería extranjeras para hacer construcciones, olvidando quien ha construido Brasilia, ... todo por razones económicas. Como no conseguirán tomaran otro rumbo – las privatizaciones – hoy los sectores que son monopolios fueron privatizados. Esta es la línea de defensa adoptada por empresas reales, que no consiguen competir con las japonesas o chinas, y se refugian en monopolios extranjeros donde los demás no pueden entrar. Esto es mercado libre.
Habrá un día en que podremos acreditar que los manuales irán hablar la verdad, y que podrán ser seguidos por la practica. En cuanto esto no ocurre, un economista concluye sus lecciones de economía así:
“A medida que iba realizando el trabajo leía cosas que no conozco, entonces me pregunte porque no las conocía, y me di cuanta de que la mayoría de los temas planteados en esta monografía son imposibles de aplicarlo a una sociedad, y más, en una como la argentina. Muchos de los temas son teóricos, lo cual me lleva a pensar que vivimos en un mundo regido por "normas de fantasía".
Por eso como conclusión general saco que la economía de la teoría no tiene ningún punto de semejanza con la economía de la practicidad.

¿Queda una esperanza pero, cuál?
¿Cuál será el color de la esperanza? ¿Verde como el Hamas Palestino ? ¿O bermeja como en la Bolivia?
Espero solo que no sea del color de la tierra de los cementerios.



BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA -

Alfred D. Chandler Jr. – The Visible Hand – Harvard Press - 1977
Alfred L. Malabre – Os Profetas Perdidos – HBS Press - 1994
Bernard Nossiter – Os Criadores de Mitos – Paz e Terra – 1968
Emmanuel Todd – A Ilusão Econômica – Bertrand – 1998
Henri Denis – Formação da Ciência Econômica – Lisboa – Hor. Univ. 1983
Heinz Kohler – Economia Moderna – Agir – 1974
Immanuel Wallerstein – O Fim do Mundo como o Concebemos – 2002 – Revan
John Perkins – Confissões de um Assassino Econômico – Cultrix – 2002
Joseph Stiglitz – A Globalização e seus malefícios – Futura - 2002
Oskar Morgenstern – Exactitud de las Observaciones Econômicas – BTCE – 1970
Peter Gowan – A Roleta Global – Record –
Thomas Frank – Deus no Céu e o Mercado na Terra – Record – 2000
Vilfredo Pareto – Léconomia Matemática – Colana di Economisti – 1937
Viviane Forrester – El Horror Economico – UNESP - 1996
William Easterly – O Espetáculo do Crescimento – Ediouro – 2001

Web – Internet – Eumed.net y Yahoo España.



 


Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo en CD-ROM
Si usted ha participado en este Encuentro, le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.


Los EVEntos están organizados por el grupo eumednet de la Universidad de Málaga con el fin de fomentar la crítica de la ciencia económica y la participación creativa más abierta de académicos de España y Latinoamérica.

La organización de estos EVEntos no tiene fines de lucro. Los beneficios (si los hubiere) se destinarán al mantenimiento y desarrollo del sitio web EMVI.

Ver también Cómo colaborar con este sitio web


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet