ENCUENTROS ACADÉMICOS INTERNACIONALES
organizados y realizados íntegramente a través de Internet



El papel de la empresa socialmente responsable como factor del crecimiento regional.

Eliseo Fernández Daza
eliseocongreso@yahoo.es
UNIVERSIDAD DE ALICANTE



RESUMEN

El objetivo de la ponencia es destacar el papel de la empresa socialmente responsable como factor clave en el desarrollo regional. En este sentido, se analiza la relación entre el desarrollo local y regional a través de unas buenas prácticas empresariales que permitan un desarrollo sostenible y respetuoso con los aspectos económicos, sociales y medioambientales.

Analizo, el concepto de Responsabilidad Social de las Empresas (RSE), sus principales referencias en ámbito nacional e internacional así como, documentos e índices que nos permiten evaluar la actuación de las empresas que se rigen por este patrón de funcionamiento.

Finalmente, hago referencia a la situación de la RSE, según la dimensión de la empresa, y examino algunas de las más recientes propuestas orientadas a políticas de promoción y fomento de la RSE.

PALABRAS CLAVE: responsabilidad social de las empresas, desarrollo sostenible, códigos de conducta, consumo responsable, inversión socialmente responsables, desarrollo local y desarrollo regional.

CLAVES ECONLIT: L500, L530, M100, M140

 

SEGUNDO ENCUENTRO INTERNACIONAL SOBRE
Desarrollo Local en un Mundo Global
realizado del 4 al 22 de diciembre de 2006

Esta página muestra parte del texto de la ponencia, pero carece de las tablas o imágenes o fórmulas o notas que pudiera haber en el texto original.

Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo y Actas Oficiales en CD-ROM
que incluye todos los debates en los foros, la lista de participantes, con indicación de sus centros de trabajo y los documentos que se presentaron en el Exhibidor del Encuentro.

Si usted participó en este Encuentro, le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.

Vea aquí los resúmenes de otros Encuentros Internacionales como éste

VEA AQUÍ LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS CONVOCADOS


1. Introducción.

El desarrollo regional está íntimamente relacionado con la forma de enfrentarnos a unos mercados globalizados cuyas reglas de funcionamiento respeten los aspectos: económicos, sociales y medioambientales.

La radiografía de la globalización presenta unas realidades, que nos muestran crecimientos desequilibrados, no acordes con un desarrollo sostenible. Recientemente, hemos podido analizar diferentes informes que avalan la tesis del cambio en el modelo de producción de las empresas propiciando, un comercio internacional más justo y una distribución de la renta mundial más equitativa.

El informe Stern: “La Economía del Cambio Climático”, señala claramente los efectos negativos derivados del cambio climático en el crecimiento mundial de la economía si no adoptamos medidas inmediatamente. En el citado informe, se han evaluado los impactos del cambio climático y de los costes económicos, reflejando una contundente conclusión: los beneficios de acciones enérgicas y tempranas superan con creces los costes de la inacción. Destaca que el cambio climático “afectará los elementos básicos de la vida de personas de todas partes del mundo – el acceso al agua, la producción de alimentos, la sanidad, y el medio ambiente” Por otra parte, el coste global de no enfrentar el problema unido a los riesgos del cambio climático representarán, al menos, una pérdida de un 5% del PIB global anual, cada año y, si consideramos una mayor diversidad de riesgos e impactos, las estimaciones, posiblemente, alcancen y superen el 20% del PIB. En este sentido, el informe, en relación con los costes, afirma que sí adoptamos las oportunas medidas- reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero evitando los peores impactos del cambio climático- podrían situarse entorno al 1% del PIB global.

“El informe Sobre Desarrollo Humano 2005”, evalúa la situación del desarrollo humano y su progreso en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. Destaca las graves desigualdades entre países y las situaciones de alerta, referidas a la distribución de la renta, salud, agua, educación. Los datos del informe reflejan claramente la imposibilidad de crecimiento económico, en determinadas áreas geográficas del planeta y la necesidad de modificar las reglas de la globalización para corregir esta dramática situación.

El tema objeto de análisis hace referencia a que “todo lo que se ha globalizado está localizado. No hay nada global sin una base local. La globalización depende de lo local de la misma forma que lo local depende ya, de forma inexorable, de lo global”. En este orden de ideas, podemos decir que, una globalización positiva y con posibilidades de futuro, pasa por un desarrollo sostenible desde el ámbito local. El desarrollo sostenible se apoya en los aspectos económicos sociales y medioambientales y puede ser fomentado desde diversos ámbitos: Organismos internacionales y gobiernos, la sociedad y sus movimientos organizativos y también, desde la empresa socialmente responsable.

Considero esencial, el papel de la empresa como motor del cambio hacia un modelo socialmente responsable. En este sentido, podemos observar como en los últimos años, están surgiendo multitud de iniciativas y foros de debate que pretenden establecer las reglas de juego y el marco en el cuál deben operar las empresas socialmente responsables. Nos encontramos en una fase de transición desde un modelo empresarial tradicional, basado en un enfoque shareholder, cuyo objetivo principal es generar riqueza para sus accionistas, hacia otro modelo de empresa sostenible, basado en un enfoque stakeholder, cuyo objetivo es crecer respetando los aspectos sociales y medioambientales, a través de la gestión de activos tangibles e intangibles.

En relación con el nuevo modelo de crecimiento y de gestión empresarial, se aprecia la necesidad de ajustarlo incorporando nuevas variables respetuosas con el desarrollo sostenible y por tanto, favoreciendo un crecimiento a largo plazo. Parece razonable, que si estas empresas adoptan decisiones respetando los aspectos sociales y medioambientales, integran en sus sistemas de gestión a las partes interesadas y tienen en cuenta las generaciones futuras, van a conseguir un crecimiento a largo plazo y un valor añadido que redundará en la cuenta de resultado de la empresa.

El desarrollo regional precisa de un comportamiento de las empresas, socialmente responsable, desde el ámbito local. En consecuencia, conviene conocer, previamente, el concepto de responsabilidad social de las empresas (RSE) y analizar posteriormente algunas medidas y políticas de promoción y fomento.


2. RSE: concepto, referencias, documentos e índices.

A) El concepto de RSE, se encuentra en fase de evolución, no obstante destacaré tres definiciones que nos permitirán conocer las ideas fundamentales:

1. El Club de Excelencia en Sotenibilidad define la RSE como “exigencias ético-sociales y medioambientales inherentes a su actividad que la empresa descubre en su relación con el resto de participantes en la cadena de valor y que incluye, en sus valores corporativos, estrategias y operaciones”
2. El Foro de expertos del Ministerio de Trabajo Español considera que “La Responsabilidad Social de la Empresa es, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes, la integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medio ambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones.”
3. WorldmBusiness Council for Sustainable “La responsabilidad Social Corporativa es el compromiso de los negocios para contribuir al desarrollo económico sostenible, trabajando con empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad en general, para mejorar su calidad de vida”

B) las referencias genéricas en materia de RSE las podemos encontrar en:

• Libro Verde: fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas de fecha 18 de julio de 2001.
• Comunicación de la Comisión, de fecha 8 de julio de 2002, relativa a la responsabilidad social de las empresas: una contribución empresarial al desarrollo sostenible.
• Resolución del Consejo, de fecha 29 de noviembre de 2001, relativa al seguimiento del Libro Verde sobre la responsabilidad social de las empresas.
• Resolución del Consejo, de fecha 6 de febrero de 2003, relativa a la responsabilidad social de las empresas.
• Declaración OIT sobre Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo. Ginebra. Junio, 1998
• Líneas Directrices de la OCDE para empresas multinacionales.
• Principios Universales del Pacto Mundial (Global Compact) en materia de derechos humanos, trabajo y medio ambiente.
• Los principios de Ecuador

C) Los principales documentos en materia de RSE a nivel internacional pueden ser de tres tipos: Sistemas de gestión, Reporting y requisitos para los Stakeholders Los más interesantes son:

• ECS2000. Es un sistema de gestión parecido a los de calidad o gestión medioambiental. Un número importante de empresas japonesas empiezan a aplicar los principios de gestión socialmente responsables recogidos en este standard. El ECS2000 se basa en el standard israelí SI 10000 y ha sido diseñado en un proyecto de la Universidad de Reitaku. EL modelo no es solamente una serie de normas y requerimientos, facilita a las empresas el perfeccionamiento de su propia política de sostenibilidad elaborando documentos tales como: un código ético, un manual y reglas de cumplimiento interno que permiten un adecuado funcionamiento del sistema de gestión.
• AA1000. Es un sistema de contabilidad elaborado por la organización británica AccounAbility. Es un estándar internacional cuyo objetivo es garantizar la calidad y la fiabilidad de la información empresarial sobre RSE.
• EFQM. Es un modelo de excelencia que plantea la gestión de la calidad así como, la satisfacción de las necesidades y expectativas de las partes interesadas; clientes, personal, y demás entidades implicadas.
• GRI (Global Reporting initiative). Es el principal estándar internacional para la elaboración de las memorias de sostenibilidad. No es un sistema de gestión sino de reporting. En la actualidad existe un grupo de trabajo que, posiblemente, presentará el próximo mes de octubre la última generación de esta Guía (G3). La nueva Guía constituirá una serie de directrices ambientales, laborales, sociales, de Derechos Humanos y de producción más práctica y actualizada. La idea es conseguir la unificación de criterios, y facilitar su utilización de manera más fácil y flexible permitiendo su utilización a las pequeñas y medianas empresas.
• SA8000. No es una norma, es un documento que nos permite evaluar la responsabilidad social de las empresas. Este método ha sido elaborado por un grupo norteamericano y su objetivo principal es controlar las situaciones de abusos significativos en materia de responsabilidad social en aquellas empresas que actúan en terceros países. Trata de controlar el respeto a los derechos humanos.
• SGE21. Nos es una norma, es un documento elaborado por Forética que ha desarrollado un conjunto de normas, guías y documentos formales que configuran el Sistema de Gestión Ética y responsabilidad social. Este documento, permite evaluar y verificar los compromisos adquiridos por la alta dirección en materia de responsabilidad social. Es un estándar consolidado, preparado para ajustarse a todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño o dimensión.
• PNE165010. Es un sistema de gestión de la RSE. El proyecto final, de esta norma española experimental, presenta las definiciones de Responsabilidad Social Empresarial y de Desarrollo Sostenible. Señala los requisitos de la RSE en cuanto al comportamiento ante sus stakeholders.
• AS8000. Es un documento australiano elaborado por el organismo de normalización australiano y tiene categoría de norma.
• El Pacto mundial. Es un documento impulsado por la ONU. Consiste en la adhesión al cumplimiento de los diez principios del Pacto Mundial. Es una declaración de primera parte; no se valida y no se certifica. Las empresas se adscriben al citado pacto y ellas mismas dicen que han cumplido los diez principios sin mediar controles externos.

La principal conclusión de todos los documentos descritos anteriormente es el nivel de sensibilización existente en materia de RSE.

D) Los índices de valoración utilizados por las agencias de inversión socialmente responsable son:

• Indices FTSE4Good
• Idices Dwn Jones Sustainability

3. Situación de la RSE según la dimensión de la empresa.

Las prácticas de responsabilidad social están siendo aplicadas por las grandes empresas, principalmente aquellas, que han suscrito el Pacto Mundial.

Según Entorno 2006 “informe sobre la gestión de la sostenibilidad en la empresa española”. Las motivaciones más importantes para el desarrollo de buenas prácticas empresariales son, básicamente, de tipo económico (74%) y de índole ético (53%). Las potencialidades que, desde el punto de vista económico, observan las empresas son por una parte, un incremento del valor añadido o de cuota de mercado y, por otra, las nuevas oportunidades de negocio y disminución de riesgos y pérdida de reputación originada por las malas prácticas comerciales.
La opinión de la empresa española, sobre la RSE, según el Informe Fonética 2004 determina que:

• El 62% considera que la RSE influye, favorablemente, en el funcionamiento de su negocio. Las grandes empresas que cotizan en el IBEX 35, incrementan este porcentaje hasta el 81%.
• El 55% detecta que sus clientes valoran positivamente los criterios RSE en sus decisiones de compra.
• El 62% afirman que seleccionan sus proveedores aplicando criterios RSE.

La dinamización de la RSE, en el caso español, depende, en gran medida, del nivel de implicación y selección de las pequeñas y medianas empresas que trabajan para la gran empresa. La estructura del sector empresarial español presenta una serie de peculiaridades que conviene conocer a los efectos de la determinación de políticas de fomento y promoción de la responsabilidad social de las empresas.

Del análisis de los datos ofrecidos por el Directorio Central de Empresas (DIRCE) a 1 de enero de 2005 podemos observar lo siguiente

Número de Empresas registradas a 1 de enero
Industria 246.472
Construcción 415.585
Comercio 841.459
Resto de Servicios 1.560.613
Total 3.064.129

El sector de servicios incluye actividades de hostelería, transporte y comunicaciones, inmobiliarias y de alquiler, servicios empresariales, actividades educativas, sanitarias y de asistencia social, y otro tipo de actividades sociales, incluidos los servicios personales. Este sector, tiene un peso equivalente al 50,9% del total. La importancia del comercio, construcción e industria, representan el: 27,5%, 13,6% y 8% respectivamente del total de las empresas.

Empresas activas según sector económico, por intervalo de asalariados
Asalariados Total Industria Construcción Comercio Resto de servicios
0 1.574.166 77.959 192.657 427.970 875.580
De 1 a 2 850.367 64.941 104.574 255.746 425.106
De 3 a 5 310.787 36.729 52.735 86.347 134.976
De 6 a 9 145.443 22.147 27.003 36.379 59.914
De 10 a 19 100.211 21.742 21.921 21.194 35.354
De 20 o más 83.155 22.954 16.695 13.823 29.683
Total 3.064.129 246.472 415.585 841.459 1.560.613

La suma de las empresas sin asalariados y aquellas que tienen entre uno y dos empleados representan casi ocho de cada diez empresas del total. Las empresas que emplean a 20 ó más trabajadores tan sólo representan el 5,6% del total. Como podemos observar la estructura y dimensión de la empresa española es PYME - empresas comprendidas entre 0 y 249 asalariados- representando el 99,87 por ciento de censo total, excluidas las de agricultura y pesca.

Los datos anteriormente expuestos, sugieren dos consideraciones relacionadas con los aspectos que analizamos. Uno, la necesidad de establecer alianzas estratégicas o procesos de fusión entre las pequeñas y medianas empresas que posibiliten su crecimiento y competitividad en unos mercados globalizados. Dos, prácticamente la totalidad de las empresas españolas trabajan para grandes empresas o directamente prestan servicios al consumidor. En este sentido, el fomento de la responsabilidad social de las empresas pasa principalmente por, en el caso de las macroempresas, seleccionar aquellas pequeñas o medianas empresas que realizan buenas prácticas en los ámbitos: económico, social y medioambiental, fomentando el cambio y la adaptación para mejorar la capacidad competitiva de estas empresas.


4. Políticas de promoción y fomento de la RSE.

La Administración Española está fomentando el debate y análisis de propuestas sobre RSE, principalmente, en los siguientes ámbitos:

A. Subcomisión Parlamentaria.
B. Foro de Expertos del Ministerio de Trabajo.
C. Mesa de Dialogo Social.
D .La comisión de expertos creada en el seno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Las primeras conclusiones, publicadas , se refieren a cuatro ámbitos de actuación.

4.1 Empresas y asociaciones empresariales
4.2 Administraciones públicas
4.3 Consumidores e inversores
4.4 Otros actores.

4.1 Empresas y asociaciones empresariales.

• Fomentar medidas de autorregulación empresarial sectorial, impulsadas desde las asociaciones empresariales sectoriales.
• Propiciar medidas de sensibilización, formación e intercambio de buenas prácticas empresariales
• Recomendar la elaboración de memorias de sosteniblidad de acuerdo a estándares reconocidos internacionalmente, preferentemente el Global Reportin Inititive (GRI).
• Desarrollar la transparencia y el buen gobierno de las empresas, en sintonía con las directrices del Código de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
• Elaboración de la triple memoria en todas las empresas cotizadas
• Establecer en las empresas sistemas de gestión que integren los aspectos ambientales, sociales, económicos y de calidad.
• Fomentar, en el ámbito interno de la empresa, políticas que promuevan relaciones laborales de calidad: integración de la discapacidad, protección de la salud, reducción de la siniestralidad, igualdad de genero, conciliación vida laboral y familiar…
• Apoyar políticas de comunicación con los stakeholders de la empresa.
• Estimular la I+D+i para generar productos y servicios acordes con las nuevas demandas sociales.
• Instituir programas que fomenten la selección de proveedores que colaboren con las políticas de RSE.

4.2 Administraciones públicas.

• Promover la Inversión socialmente responsable aprobando una normativa que obligue a las entidades gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones a informar sobre si incorporan- o no- criterios RSE (sociales y ambientales), en su análisis para la selección de inversiones.
• Incentivar fiscalmente a los inversores en fondos destinados a financiar actividades económicas beneficiosas para el medio ambiente.
• Incentivar fiscalmente a las empresas que incorporen a su gestión criterios RSE e informen de los mismos.
• Incluir en los pliegos públicos de compras y contrataciones aspectos que estimulen la RSE
• Fomentar la transparencia regulando las memorias de sostenibilidad para las empresas de IBEX 35.
• Establecer un marco regulatorio que permita la verificación de las memorias de sostenibilidad y penalice la información engañosa.
• Establecer un marco que impulse y desarrolle la RSE en los ámbitos autonómicos y locales .Las Administraciones públicas deben aplicar criterios RSE en la toma de decisiones.
• Propiciar la elaboración de herramientas de gestión de la RSE, como sistemas de gestión certificable o memorias de sostenibilidad
• Incluir criterios de RSE en la adjudicación de ayudas y créditos FAD, así como en la participación de operaciones de conversión de deuda por inversiones.
• En las ayudas públicas que reciben las empresas españolas con actividad en el exterior, incluir la RSE como criterio valorativo.

4.3 Consumidores e inversores.
• Fomentar y estimular la incorporación del análisis de inversión socialmente responsable (ISR) en la toma de decisiones de inversión.
• Fomentar el consumo responsable estableciendo alianzas estratégicas con las asociaciones de consumidores.

4.4 Otros actores.

• Fomentar la colaboración de los medios de comunicación en al difusión de la RSE.
• Recomendar a las empresas de la economía social y las organizaciones del tercer sector a incorporarse a los principios de la RSE.


5. Conclusiones Finales.

La responsabilidad social de las empresas es un concepto abierto y en fase de construcción. En la actualidad, encontramos múltiples opiniones y diferentes pretensiones sobre la necesidad de regulación, transparencia y medidas de promoción y estímulo. En este sentido, conviene destacar algunas reflexiones finales:

• El desarrollo regional precisa de un comportamiento de las empresas, socialmente responsable, desde el ámbito local.
• La sociedad, los empresarios y las administraciones públicas son conscientes de las externalidades negativas que genera un crecimiento económico basado en unas malas prácticas empresariales y por tanto; consideran oportuno incorporar en el modelo de gestión empresarial los aspectos medioambientales y sociales.
• La RSE constituye una herramienta de gestión útil para establecer un marco de crecimiento empresarial consensuado con sus stakeholders.
• Los principales motores del cambio hacia un modelo empresarial responsable son: los consumidores y los inversores. En consecuencia, urge la necesidad de establecer un marco normativo que permita una información transparente y verificada sobre la actuación de las empresas.
• La futura normativa debería establecer unos requisitos de cumplimiento obligatorio para aquellas empresas que voluntariamente se autodenominan socialmente responsables. Este planteamiento, debería considerarse como un estímulo y no una amenaza.
• La ISO 26000 puede constituir una credencial internacional muy importante en materia de RSE. Sería deseable que con el tiempo evolucionara de Guía a Norma.
• Las distintas administraciones deben poner en práctica este nuevo modelo, no solamente promoviendo o legislando, sino también actuando en su ámbito competencial. En este sentido, es muy importante el nuevo código de conducta aprobado por el gobierno central, pero además, es imprescindible que exista un compromiso con la aplicación de los criterios RSE, en sus políticas de contratación o de inversión, por ejemplo; en los casos de contratación pública, en las inversiones realizadas desde el sector público o la política de ayudas y proyectos de cooperación de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, se deberían incluir cláusulas acordes con los criterios señalados anteriormente.






BIBLIOGRAFÍA

AGUIRRE, A. (2001): “Los principios cooperativos “atractores” de la gestión
eficiente: su medición. Aplicación al caso Mondragón Corporación Cooperativa”, CIRIEC-España, nº39, pp 93-113.

ACI (1195): “Declaración de la Alianza Internacional Cooperativa sobre la identidad
cooperativa” aprobada en el Congreso y Asamblea General de Manchester, en
Anuario de Estudios Cooperativos; Universidad de Deusto. Bilbao

CIRIEC-ESPAÑA (2005): Responsabilidad Social de las empresas y Economía Social,
Nº 53.

COMISIÓN EUROPEA (2001): Libro Verde: Fomentar un marco europeo para la
responsabilidad social de las empresas (Bruselas: COM)

FERNANDEZ, E. (2005): “Reflexiones en torno a la Responsabilidad Social de las Empresas, sus Políticas de Promoción y la Economía Social”, CIRIEC-ESPAÑA, nº 53. pp. 261-283

GLOBAL REPORTING INITIATIVE (2002): Sustainability Reporting Guidelines
(Boston: GRI)

INSTITUTO PERSONA, EMPRESAS Y SOCIEDAD (2003): Observatorio de los fondos éticos, económicos y solidarios en España 2002 (Barcelona: ESADE)

INSTITUTO PERSONA, EMPRESAS Y SOCIEDAD (2003): Observatorio de la
Inversión Socialmente Responsable en España. (Barcelona: ESADE)

O.N.U. (1999): Global Compac, Davos

MONEVA, J.M.; MARCUELLO, CH.;MARCUELLO,C. y BELOSTA, A. (2003): “Auditoria Social: rendición de cuentas y transparencia en las organizaciones”. En El
Cooperativismo y la Economía Social en la Sociedad del Conocimiento 1963-
2003; Ed. Prensa Universitaria de Zaragoza.

MUGARRA ELORRIAGA, A. & BLANCO MERUELO, E. “Propuesta de Contenidos de un Balance Social para Aplicar a las Cooperativas Vascas” en Anuario 2003 del
Consejo Superior de Cooperativas de Euskadi, 2004.

MUGARRA, A. (2001): “Responsabilidad y Balance Social hoy en día: un reto para
las Cooperativas”, CIRIEC-España, nº39, pp. 25-50

LAFUENTE, A Y OTROS (2003): La Responsabilidad Social Corporativa y Políticas
Públicas (Madrid, Fundación Alternativas)

ORGANIZACIÓN PARA LA COOPERACIÓN Y EL DESARROLLO ECONÓMICO (1999):OECD Guidelines for Multinational Enterprises (Paris: OECD)
 


Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo en CD-ROM
Si usted ha participado en este Encuentro,
le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.


Los EVEntos están organizados por el grupo eumednet de la Universidad de Málaga con el fin de fomentar la crítica de la ciencia económica y la participación creativa más abierta de académicos de España y Latinoamérica.

La organización de estos EVEntos no tiene fines de lucro. Los beneficios (si los hubiere) se destinarán al mantenimiento y desarrollo del sitio web EMVI.

Ver también Cómo colaborar con este sitio web


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

9 al 26 de
enero
X Congreso EUMEDNET sobre
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de
febrero
XI Congreso EUMEDNET sobre
Educación, Cultura y Desarrollo

5 al 20 de
marzo
II Congreso EUMEDNET sobre
Economía Crítica

8 al 23 de
abril
IX Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet