ENCUENTROS ACADÉMICOS INTERNACIONALES
organizados y realizados íntegramente a través de Internet



La globalización y la coexistencia de los dogmas monoteístas
 

Jazmín Tavera Colonna
Universidad de Lima
jtavera@correo.ulima.edu.pe

Resumen

No existe una ética de mercado contradictoria con la ética de las grandes ‘religiones’ monoteístas, sólo existen otros tipos de mercado. Tampoco existen diferencias entre los monoteístas, a excepción de su desarrollo cultural que genera costos de información y transacción al proceso de globalización. La tecnología de la información ofrece las herramientas necesarias para solucionar este impase. Sin embargo, la respuesta a este problema se busca resolver en un período postmodernista en el cual predomina la deshumanización de las relaciones humanas. El Estado y la Iglesia tienen un rol trascendental en lograr que el mercado y la tecnología nos permitan coexistir con una mayor humanidad.

Palabras Claves: Monoteísmo, Globalización, Mercado, Postmodernismo, Cultura, Costos de Transacción, Ética

Este texto fue presentado como ponencia al
SEGUNDO ENCUENTRO INTERNACIONAL SOBRE
Economía y religión
realizado en junio de 2006
ISBN - 84-689-6682-7

Esta página muestra parte del texto de la ponencia, pero carece de las tablas o imágenes o fórmulas o notas que pudiera haber en el texto original.

Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo y Actas Oficiales en CD-ROM
que incluye todos los debates en los foros, la lista de participantes, con indicación de sus centros de trabajo y los documentos que se presentaron en el Exhibidor del Encuentro.

Si usted participó en este Encuentro, le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.

Vea aquí los resúmenes de otros Encuentros Internacionales como éste

VEA AQUÍ LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS CONVOCADOS

 
Introducción

Cualquier religión monoteísta tiene en sí el germen del absolutismo, y requiere de una unidad política, religiosa y territorial que vaya a la par con este principio religioso. En este caso los imperialistas persas, romanos, griegos, incas o egipcios, eran mucho más liberales, ya que el politeísmo es mucho más corruptible para abrirse a una visión cosmopolita del mundo, lo que explicaría los cientos de años en que estos imperios se expandieron lograron ser exitosos y mantenerse como tales, a excepción del Inca que se vio interrumpido por la llegada de los europeos.

Un mundo que se globaliza a pasos agigantados necesita resolver este impase sin que su fe sea corrompida, las tres grandes religiones monoteístas agrupan alrededor del 50% de la población mundial ¿cuál es la fórmula para seguir nuestra fe y que no terminemos matándonos entre nosotros?

El dominio actualmente ya no es territorial, es por lo tanto nuestras diferencias en el poder y actuar económico lo que nos enfrentan. En la era de la información, ésta es la que puede ampliar nuestro conocimiento y permitirnos entender las diferentes aristas de un mismo problema, o las diferentes formas de ver a un mismo Dios. Judíos, musulmanes y cristianos creemos en un mismo y único Dios, sólo que lo visualizamos de manera distinta. Sin embargo, es paradójicamente en esta época cuando el enfrentamiento entre las tres se vuelve álgido ¿por qué?.

América Latina hereda del occidente desde su partida de nacimiento a la modernidad una mixtura interesante: indígenas y negros paganos, europeos católicos que habían conocido el renacimiento bajo el dominio musulmán. Un sincretismo religioso que le da un posicionamiento en la sociedad moderna distinto, una mixtura de sociedad moderna con vestigios de tradicionalidad y mucha marginalidad.

Religión, Ética y Cultura

El hombre no puede vivir exclusivamente de forma racional, por lo que siempre ha recurrido a lo simbólico, de tal forma que ha podido darle sentido a su existencia en este mundo. Una definición amplia nos dice que la religión cumple el rol de dar a las personas una base moral que guíe su actuar y encontrar una explicación a los hechos que no pueden entender. As í tenemos que el catolicismo es una religión, el Islam no, ya que si fin es permitir que el individuo entre en contacto directo con el principio generador de la existencia sin religiosidad (sacerdotes y ritos).

Las religiones transmiten reglas éticas, que se imponen sólo a sus fieles. La religión católica tiene una ética o moral religiosa, que nace contra el pecado original. En el siglo XVIII, la ética laica busca la liberta de conciencia exenta de los valores morales de una religión. Así, a diferencia de la ética religiosa puede imponerse a todos. A partir de estos planteamientos se desarrolla la ética postmodernista que, en la segunda mitad del siglo XX, plantea como objetivo de vida la felicidad propia sin referencia a otro, incorporando al otro solo para generar soluciones pragmáticas.

Nuestra cultura es ese modelo de vida aprehendido, que constituye elementos concretos materiales como el arte, la arquitectura, los equipos de capital y los elementos simbólicos o espirituales como las creencias (filosofía, religión o espiritualidad), valores (moral, ética), normas y sanciones, y nuestra organización social y política, lenguaje, tecnología y ciencia (Diccionario Wilkipedia). Las religiones monoteístas tienen un tronco común, todas nacen en medio oriente, pero sus caminos se separan y toman recorridos en el espacio y tiempo distintos con lo que la cultura que las enmarca si bien tienden puentes en determinados momentos del tiempo, no han de ser comunes.

El Monoteísmo

El monoteísmo es bastante antiguo, la idea de que el Uno se impone al caos, se encuentra en Persia y Grecia. Aristóteles discute el pluralismo platónico, ya en Metafísica nos dice que Dios es la meta trascendente de todo movimiento, el que domina a todo lo demás en un conflicto de poderes.

El primer culto o religión monoteísta que hasta hoy se mantiene vivo es el de Zoroastro, los judíos en el tiempo que vivieron en Babilonia tomaron muchos de sus elementos para su concepción de Yaweh. Sin embargo, paradójicamente, su carácter exclusivista se desarrolla con la ocupación babilónica y asiria de Judá e Israel (siglo .IX a.c.) Se conceptualiza a Dios como uno solo, y no solo para un pueblo sino para todos, es un Dios único. Así, el ´Dios es de todos, no sólo de los judíos, el sometimiento de los judíos a otros pueblos y sus dioses es una barbarie’. (Quintana) Así, el judaísmo es en Occidente la primera religión monoteísta y la primera en aplicar el dogmatismo monoteísta.

Las tres grandes religiones monoteístas contienen la misma revelación, el mismo mensaje, Dios es uno, las tres religiones monoteístas reconocen a Abraham como patriarca. Conceptualizan a mundo como una lucha constante del bien contra el mal, no como los politeístas para quienes el bien y el mal son las dos caras de la naturaleza humana. En las tres Dios favorece al desvalido, el problema está cuando alguna de las tres se presenta como verdad revelada absoluta, ahí es cuando la religión monoteísta se convierte en dogmatismo, y la historia de la humanidad tiene un cruento recuento de esas situaciones: las cruzadas, la reconquista española, las actuales invasiones a países árabes.

El rol de la primera religión monoteísta de occidente en el proceso de globalización siempre fue protagónico. Los judíos son reconocidos pioneros del comercio internacional y en la creación de las bolsas de comercio. Las persecuciones obligaron al judío a emigraciones constantes y a invertir en lo más portátil: los estudios. Después de la Primera Cruzada (1096) el mercader judío ya no tenía ninguna seguridad física para viajar y comerciar, por ello y la prohibición canónica de que los cristianos no podían cobrar intereses, hizo de los préstamos una profesión judía. Así, la estrategia de muchos monarcas fue la de concentrar las riquezas en ellos para luego despojarlos. Se dedicaron a prestar dinero, porque tanto la posesión de tierras como otras profesiones les estaban vetadas por corporaciones que sólo aceptaban cristianos, ello le reabrió muchas puertas en todo el mundo, pero también lo reafirmó como pueblo errante, que se supo adecuar a los cambios más que cualquiera por haber finalmente sido relegado siempre al margen. Así se convierte en un pueblo más fácil y más atento a aceptar los cambios.

El cristianismo que en Nicea (siglo .IV d.c.) se convierte en catolicismo (significa universal) es partidista y excluye el culto a otros dioses. Dios es omnipotente por lo que debe reunir a todos los pueblos bajo una misma ley, comparando el politeísmo con la multiplicación de las mismas. El colonialismo en América responde a esta visión, el principio de la recta intención: toda invasión se justifica en pro de una paz duradera. Sin embargo, a diferencia del judaísmo la religión católica impone una ética que se contrapone al discurso económico clásico: el egoísmo se contrapone a la noción de compartir.

El cristianismo es la religión monoteísta más secularizada y más expuesta al fenómeno del sincretismo . La modernidad ha impuesto una búsqueda de la satisfacción inmediata con lo que se ha desvalorizado la relación humana de por sí. Las instituciones están carentes de solidaridad, generosidad y amistad cotidiana, con lo cual el marginado se cobija en la religión en su Dios (Marzal 2004). La Teología de la Liberación se desarrollo en América Latina para contrarrestar este abandono del marginado, sien embargo, dejó de lado la necesidad del hombre por lo sagrado, porque como plantean los musulmanes la tierra es un todo sagrado, somos nosotros los hombres lo que la volvemos profana al dividirla por partes para nuestro manejo y entendimiento.

En América Latina el fenómeno de la secularización en opinión de Marzal (2004) ha afectado menos. Una de las razones se puede encontrar en el alto nivel de marginalidad de esta región, hay una religiosidad popular que se desarrolla paralela a la religiosidad oficial. La religiosidad popular se refleja en cofradías que son modos de aclimatación a la cultura urbana, altamente marginadora y selectiva. No es coincidencia que en Lima en los distritos ‘residenciales’ se desarrollen el mayor número de cofradías. Así la religión se convierte en sociedades marginadoras en espacios de acogida de los marginados. Dios es el protector del desvalido y esto se extiende con facilidad a las tres religiones monoteístas, ya que su Dios en su origen es el Dios de los perseguidos. Cualquier actitud hostil va dirigida contra los grupos dominantes y no contra Dios, como si lo hacen otros católicos como los europeos. Así Dios se convierte en alguien cercano, que llena un vacío interior, propio de los marginados convencidos de su condición. El vacío se llena con la utopía cristiana del Reino de Dios, un Dios paternalista, y como buenos descendientes de paganos con monarcas que representaban a Dios, de un Estado también paternalista.


El Mercado y la Globalización

De acuerdo a Adam Smith en sus trabajos La Riqueza de las Naciones y La Teoría de los Sentimientos Morales, el egoísmo es la base de una acción que puede dar lugar a una sociedad armoniosa a través de la búsqueda del interés propio. Si cada individuo persigue su propio interés, todos alcanzarán, guiados por una mano invisible, el bienestar social. En este caso, los conflictos de intereses, en lugar de resolverse por la competencia económica, se resolverían por un simple sentido moral y el cual es suficiente para armonizar las relaciones humanas (De La Fuente, 1995). Es decir, la ética del mercado va más allá del puro egoísmo. La ética de mercado se define a partir de la teoría de los mercados competitivos. La tolerancia es el concepto fundamental de todo el desarrollo del pensamiento liberal que se inicia en el siglo XVI. El sistema económico se encuentra insito en un sistema ético-cultural que requiere para su desarrollo de un fondo de verdad y honradez, presente en todos los discursos monoteístas. El Islam por ejemplo, plantea que el acto de compra y venta debe realizarse sin esconder nada, así ha de ser bendecido. Este planteamiento permite que los costos de transacción tiendan a ser nulos. Así, en el siglo XVIII durante la ilustración se da el florecimiento del Estado pluralista, se declaran los derechos humanos en Occidente:

“Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”
El Islam desde el siglo VI reza: No cabe coacción en religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío. Quien no cree en los taguts y cree en Alá, ese tal se ase del asidero más firme, de un asidero irrompible. Alá todo lo oye, todo lo sabe. (Sura 2, 256)

Para ello requiere de un marco de instituciones legales que garanticen la estabilidad del sistema y el mantenimiento de la propiedad privada. Así, el marco político que se requiere es la democracia que asegure el mantenimiento pacífico de las diferentes visiones del mundo de cada persona, de tal forma que no interfiera con la regulación política.

Sin embargo, si bien el mercado es un conjunto de acuerdos o intercambios de bienes y servicios entre compradores y vendedores y se le considera el mecanismo más eficiente para asignar la escasez y por lo tanto el mecanismo más eficiente. Sin embargo, se ignoran muchos problemas como pobreza, diferencias culturales, desempleo, y marginalidad Se intercambian derechos de propiedad sin asegurar una adecuada redistribución Por lo que se afirma que el capitalismo es amoral, ni moral ni inmoral. Entonces, si el mercado sólo intercambia derechos de propiedad y éstos no existen porque soy muy pobre, soy invisible para él, el Estado adquiere en tiempos modernos el rol de proteger al marginado. En las tres religiones Dios se encarga del desvalido, la pobreza es una deformación de nuestras sociedades y no de Dios, los hombres tienen que remediar ese entuerto.

Además, este mecanismo se desarrolla bajo un contexto institucional, las diferencias culturales incrementan los costos de transacción, sin embargo una mayor información puede reducirlo. Occidente con toda su tecnología se encuentra paradójicamente en una nueva era de ignorancia e intolerancia, sólo ve diferencias, hasta donde no existen, pero no las similitudes. Estamos dominados por la tecnología, pero si la utilizamos para nosotros esta tecnología de la información, nos daría la información sobre los demás, nos permitiría rescatar nuestro interés por el otro, lo que el discurso postmoderno abate. Solo la Iglesia y su coetaneidad con lo sagrado esencia de lo humano puede ayudarnos a cubrir ese vacío y darle a la tecnología un fin más humano.

La conceptualización del mundo es el resultado de nuestro desarrollo cultural, las tres religiones monoteístas han tenido en la historia puntos de encuentro y desencuentros, y en estos últimos una dinámica de desarrollo independiente una de la otra, por lo que un acuerdo es difícil de alcanzar sin incurrir en algunos costos de transacción, ya que la negociación puede sufrir reveses en el camino. Hay diferencias culturales que generan diferencias de conceptos y comportamientos, y que generan en la toma de un acuerdo costos de transacción importantes si no existe la debida información. Por ejemplo, para el Islam está prohibido vender una mercancía pura o impura o que esté destinada a la fabricación de algo ilícito, como vino, cerdos, animales muertos sin sacrificar, estatuas o productos para bebidas alcohólicas (El Corán). Este problema se da por nuestra impertinente racionalización del mundo, es necesario retomar el elemento sobrenatural en nuestras vidas para sentirnos mejor con nosotros mismos y entendernos con los demás, logrando así una tolerancia que nos lleva a una coexistencia pacífica y fructífera en el plano económico. La iglesia para los católicos y las corrientes de pensamiento para los musulmanes tienen un rol aquí.

Otro punto importante es ¿son nuestros mercados actuales competitivos? Nuestros mercados están dominados hasta hoy por grandes grupos de poder, lo que nos aleja de la ética de tolerancia primigenia con la que nacen los mercados.

América Latina defiende la implementación de una Economía de Mercado, pero partiendo de una sociedad en transición con vastos sectores de marginados, y mercados no competitivos, el Estado tiene un rol en equilibrar estos sectores. El Islam en el s.VII habla de la necesidad de las economías mixtas en la que el rol del Estado es proteger a los desposeídos, el Estado está para combatir las desigualdades como representante de la sociedad civil. América Latina como región en desarrollo necesita de una economía mixta, con el Estado como mecanismo de llegada a la extrema pobreza. La modernidad ha desvalorizado las relaciones humanas, la Iglesia católica como representante de Dios en la tierra no debe ser el espacio donde el marginado (social y económico) encuentre refugio, esa es una perspectiva paternalista de corto plazo, sino debe ser el espacio en el cual las relaciones humanas se humanicen y los latinoamericanos nos veamos como iguales.

La Globalización

El proceso de globalización se inicia con los primeros imperios, para luego retomar fuerza con la colonización del Nuevo Mundo y la retoma de las antiguas rutas comerciales. Actualmente existe una tendencia a la fragmentación por bloques en base a complementariedades en común que permitan reforzar los niveles de productividad a través de mercados regionales. En tanto este proceso permite reducir los costos de transacción y hacer de nuestros mercados mecanismos eficientes. La globalización también supone una pérdida de las distancias físicas y temporales.

Así hoy en día, las relaciones internacionales se caracterizan por dos grandes procesos o dinámicas contrapuestas y complementarias: globalización y fragmentación, que agrupa a las fuerzas dispersadoras. La fragmentación se manifiesta a través de la regionalización de los bloques económicos. Es un fenómeno que requiere de la comprensión del mundo como de la intensificación de la toma de conciencia del mundo como un todo.

El avance del Islam y luego del cristianismo puede resumirse desde una perspectiva economicista en la expansión del poder comercial de una nación hacia nuevos mercados gracias a la protección de sus Estados, en los cuales para el cristianismo debían además sumarse a la fe, las Cruzadas son un fenómeno que responde a la necesidad de retomar el poder sobre rutas comerciales importantes, poder que se consolida con una fe única avalada por la Iglesia y Estados católicos

Según Ulrich Beck, la globalización se puede referir: a. los procesos en virtud del cual los estados se entremezclan mediante actores transnacionales con sus respectivas probabilidades de poder y el avance de sus identidades. b. según la segunda definición, la globalización es un proceso que crea vínculos y espacios transnacionales y que revaloriza culturas locales. Ambas definiciones hacen referencia a distintas consecuencias del fenómeno en cuanto a la distribución del poder mundial y la interrelación de las distintas culturas.

De acuerdo a la primera definición, muchos autores afirman que la globalización ha violado no sólo culturas sino la historia. Pueblos que tenían una historia a menudo oral fueron destruidas en su memoria. Además está el problema de la marginación, los que quedan al margen de los mercados, refuerzan más su religiosidad y las distorsiones propias de esto, fanatismos. Así algunos países árabes han adoptado como única solución “el único grito es el grito de guerra”, marginando las necesidades socioeconómicas de la población y la consecuente generación de conflictos en su región, empobreciéndose aún más. Otra respuesta es el aislacionismo en diferentes grados. En los países árabes, tan heterogéneos entre sí, existen muchos grupos que se oponen de manera tajante a este proceso. Nuevamente el fenómeno de la tecnología de a información es vital para solucionar este impase. La falta de regímenes democráticos y la serie de restricciones impuestas a la participación de las organizaciones de la sociedad civil, han generado la pérdida de oportunidades para avanzar en distintos campos de desarrollo y que se debiliten en muchos casos las estructuras de gobierno y los procesos de toma de decisiones (Naciones Unidas 2004).

Y aún si tomáramos la segunda definición que nos da Beck, la tendencia homogenizadora genera también la aparición de elementos fragmentadotes al interior de las sociedades. En los países árabes se dio una revolución de los medios de comunicación, una rápida escolarización de la sociedad al modelo occidental, dejando a un margen a los iletrados que no reciben las ventajas de estar conectados al proceso, con un Estado débil que está ausente en aquellos espacios o tiene poca representatividad en ellos, ya que los discursos de los imanes o dirigentes de facciones tienen más peso en la conciencia de las personas que el propio Estado a pesar de tener el control de los medios de comunicación. En América Latina se ha acentuado las diferencias al interior de nuestras sociedades, los marginados han recibido muy poco o nada del crecimiento e integración de nuestras economías al mundo globalizado. El Estado y la Iglesia atraviesan serias crisis institucionales, el Estado está muy burocratizado y la Iglesia ha perdido el espacio de la sacralidad, siendo desplazada por tendencias esotéricas y paganas. Por lo que es necesario que estas instituciones se reconstruyan para darnos la viabilidad como sociedad latinoamericana.

Sea una u otra posición, el proceso es irreversible y va abanderado por el neoliberalismo que tiene dogmas muy claros: crecimiento económico, libre mercado y globalización. El que se desarrolle sobre culturas diferenciadas y marcos institucionales pobremente definidos, no sólo genera costos sino incertidumbre que es aún más difícil de manejar ya que no se puede estimar. Es necesario desarrollar el factor confianza entre todos los grupos, la ética monoteísta: la honradez y honestidad para fijar nuestros acuerdos, éste será el elemento decisivo para completar con éxito el proceso de globalización.


Conclusiones

Las tres ‘religiones’ monoteístas tienen un mismo tronco de nacimiento y una misma polaridad entre el bien y el mal, tal que en términos éticos son idénticas. La ética de mercado nace con los mercados competitivos en el siglo XVI y tiene como base la tolerancia, dada la amoralidad de los intercambios de mercado. Sin embargo, los mercados han tendido a la imperfección y con ello a la concentración de poder.

El mercado requiere costos de transacción nulos para hacer coherentes entre sí los paradigmas capitalistas: crecimiento, libre mercado y globalización. Sin embargo, existen fallas de información que nacen de nuestras diferencias culturales que podemos subsanar gracias al avance de la tecnología de la información, la cual no está al alcance de todos, y que además se desarrolla en un período postmodernista que desvaloriza el interés por los demás. La Iglesia tiene aquí su rol, el rescate de nuestra humanidad, y el Estado el de integrar a los marginados al proceso, sin poses paternalistas. En muchos espacios estas instituciones aún son muy débiles o tienen que reconstruirse.

El comercio debe ser un medio hacia el desarrollo y no un fin en si mismo. Nuestra civilización surge cuando entre una multiplicidad de diferentes culturas, aparece ese elemento aglutinador a todas, aunque manteniendo su diversidad: la civilización. Seamos entonces civilizados.


Bibliografía

Beck, Ulrich Qué es la globalización? Ed. Paidós Buenos Aires 2004
Borgeaud, Philippe Ayudando a la escuela para hablar de lo sagrado en Le Temps 21.04.2006
De La Fuente, Luis y De La Vega, Gil ¿Hay contradicción entre la Teoría de los Sentimientos Morales y la Riqueza de las Naciones? En www.riesgoycontrol.net
El Corán Traducción de J. Vernet Editorial Optima Madrid 2002
Marzal, Manuel Algunas preguntas pendientes sobre la religión en América Latina en Marzal, Romero y Sánchez Para Entender la Religión en el Perú - 2003 Fondo Editorial Pontifica Universidad Católica del Perú Lima 2004
Naciones Unidas The Arab Human Development Report 2003, Building a Knowledge Society United Nations Development Programme Arab Fund for Economic and Social Development Washington 2004
Quintana, J. El Monoteísmo Bíblico y Africano: La Experiencia Israelita en http//:artesliberlaes.bc.inter.edu
Mejía Uribe, Francisco Pensando la ética desde la economía en wepondo.org

annd@cyberia.net.lb
www.uam.es
www.usuarios.lycos.es
www.webislam.com
www.wzo.org.il


Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo en CD-ROM
Si usted ha participado en este Encuentro,
le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.


Los EVEntos están organizados por el grupo eumednet de la Universidad de Málaga con el fin de fomentar la crítica de la ciencia económica y la participación creativa más abierta de académicos de España y Latinoamérica.

La organización de estos EVEntos no tiene fines de lucro. Los beneficios (si los hubiere) se destinarán al mantenimiento y desarrollo del sitio web EMVI.

Ver también Cómo colaborar con este sitio web


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet