RACIONALISMO Y SOCIEDAD ARTIFICIAL
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

EL FUTURO, DE LA ESPERANZA
 

Alejandro A. Tagliavini

 

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (336 páginas, 1949 kb) pulsando aquí

 

 

CAPITULO III. RACIONALISMO Y SOCIEDAD ARTIFICIAL

"El hombre es siempre igual; los sistemas que crea son siempre imperfectos, y tanto más imperfectos cuanto más seguro está de sí mismo", Juan Pablo II (1).

INTRODUCCIÓN

Paul Feyerabend explica que "...los 'racionalistas' de hoy que se enorgullecen de haber superado el dogmatismo de sus predecesores al tiempo de precisar de los talentos y... del conocimiento histórico para beneficiarse de los éxitos de ellos (Mach recomendaba el uso de hipótesis audaces e inductivismo criticado. Lo hacía en unas pocas líneas e ilustraba sus propuestas con ejemplos tomados de la historia de la ciencia. Popper extendió esas pocas líneas a toda una carrera sin incrementar su contenido) ... este 'racionalismo' es una buena ayuda para los llamados pensadores que pueblan ahora nuestras universidades y marcan pautas a la humanidad mientras que carecen de los elementos más básicos de ella. No los acuso. La miseria que constituye su hábitat natural fue preparada por grandes y vanidosos escritores, como Spinoza y Kant, que intentaron encajar a Dios y el Mundo en las diminutas áreas de sus cerebros capaces de una actividad constante y desarrolladas en profundidad por hordas de intelectuales apoyados estatalmente... Ya es hora de... retornar a ideas más modestas pero también más abiertas. Ya es hora de volver a apreciar la más amplia perspectiva de las visiones religiosas del mundo" (2).

Y en otro lugar: "¿Cómo pudo suceder que el proceder abstracto de los intelectuales, que el 'racionalismo' vacío que es su invención, haya podido desempeñar un papel tan importante en el pensamiento occidental? ¿Cómo se ha llegado a que esta tradición, a pesar de numerosos fracasos y a pesar de largos períodos de marchar en punto muerto, con todo haya podido regalarnos uno y otro pequeño descubrimiento? ¿Qué ha sucedido para que no se descubriera enseguida la inutilidad del método y no se rechazara inmediatamente ese mismo método? Las respuestas a estas cuestiones nos ofrecen una interesante visión de los mecanismos que mantienen viva una tradición" (3).

En definitiva, el racionalismo es 'una fe', que pretende reemplazar a la real, que quiere que creamos que la razón humana puede todo. 'Dogma' que no sólo es imposible de demostrar sino que los hechos desmienten. Efectivamente, si la razón pudiera todo, el hombre debería haberse auto creado, lo que no es cierto (4).

Esta creencia llevó a pretender que también podían construirse las sociedades humanas a partir de la planificación central, de la ingeniería social desde el Estado, del diseño racional constructivista, de algún burócrata estatal: la sociedad artificial que, como contraría a la naturaleza, debe necesariamente ser impuesta coercitiva, violentamente; de aquí que tengan necesidad de justificar a la violencia. Cuando lo cierto es que, inevitablemente, las generatrices de la coyuntura social serán el resultado de la interacción de millones de seres humanos (finalmente, de acuerdo con el orden natural, o desaparecerían) y esto es imposible de prever. Lo que no quieren comprender los racionalistas, es que la 'planificación' se realizará espontáneamente, naturalmente, y que no hay cerebro humano que la pueda anticipar (5).

Insisto en que, la creencia de que con la razón el hombre puede hacer todo, en consecuencia, también suplantar a Dios, nada tiene que ver con la participación del hombre en la infinita Creación. Efectivamente, el vehículo de esta participación es el orden natural. En tanto que el racionalismo viola al orden anterior, al que pretende suplantar con construcciones sociales ideadas a partir de la razón.

Como consecuencia, básicamente, la demostración que hago, en cuanto a que 'el deber ser' moral implica que, el principio que funda a la sociedad coercitiva, en definitiva, la coerción, la violencia institucional, es un equívoco al que hay que intentar disminuir hasta su desaparición, la realizo por el lado 'negativo'. Como debe ser. Ya que intentarlo en sentido 'positivo' significaría caer en el racionalismo que es exactamente lo que pretendo negar. Es decir, no puedo racionalizar un tipo de sociedad superior, una sociedad artificial, porque esto es lo que hace el racionalismo, el estatismo que pretendo negar. 'Racionalizar' una sociedad superior significaría pretender ponerme por encima de Dios que ya ha establecido un orden natural social, obviamente, preexistente al hombre (aunque, para el hombre).

De modo que, lo que haré es simplemente desenmascarar y negar las falacias sobre las que está construido el racionalismo, el 'socialismo' coercitivo. Luego lo que también haré, que sí puedo hacer, con el debido cuidado de no convertirme en positivista (el positivismo es, podríamos decir, la consecuencia práctica y actual del racionalismo), es mostrar, comparativamente, lo que de hecho ocurrió cuando la sociedad coercitiva se retiró de algún lugar. Esto lo puedo hacer porque no estaré planificando la sociedad al antojo de mi razón, sino solo describiendo hechos históricos.

Lo que también es lícito hacer, y haré, es explicar en líneas generales, que plantea el orden natural si se lo respeta. Pero existe una gran distancia entre esto y pretender planificar siquiera mínimamente a la sociedad humana.

Finalmente, para terminar esta breve introducción, me interesa aclarar que la sociedad artificial racionalista por excelencia, en estas últimas décadas, ha quedado configurada por el sistema socio político vulgarmente llamado 'estatismo' (cuyo máximo exponente ha sido el comunismo). Sin embargo, no creo que valga la pena discutirlo, sencillamente porque hoy está en franca decadencia y ya no tiene valor intelectual (aunque sí político, en algunos países). En cambio, sí me interesan discutir el liberalismo (que, por cierto, es un término muy genérico), por un lado, y el racionalismo supuestamente 'iusnaturalista', por el otro.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet