Observatorio de la Economía Latinoamericana

 


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía de Venezuela

 

El Control de Cambio y la Banca

Enrique R. González Porras (CV)
enriquergp@yahoo.es

 


El año 2003 se inicia con una política económica de decreto, estrategia un la cual control tras control parece ser la norma y el efecto de los mismos pretenden ser solucionados con nuevas imposiciones o fijaciones de variables económicas. Contrario a lo que parece pensar los actuales tomadores de decisiones sobre política económicas y políticas publicas, las consecuencias de las medidas recién estrenadas así como de los controles que creen efectivos, constituirán una dolorosa lección de mercado.

La “Quimera” del Control de Cambio:

El control de cambio podría tener un efecto a corto plazo y otro a mediano plazo. En el corto plazo, el control de cambio puede favorecer una recuperación de la liquidez monetaria y de sus tasas de crecimiento. Al decretarse la suspensión de las operaciones en divisas se hace innecesario mantener y resguardar la paridad de intereses, esto derivado a la imposibilidad para los agentes económicos de trasladar o denominar sus ahorros o parte de su patrimonio en instrumentos financieros denominados en dólares. Es así como para el fisco nacional la situación de control de cambio se erige como un mecanismo de incentivo para reducir la estructura de tasas de interés, permitiendo así, aliviar la comprometida situación fiscal producto del sobre-dimensionamiento de la deuda interna.

En el mediano plazo la represión del ahorro y de los ingresos de los agentes económicos en bolívares permitiría la recuperación de los niveles de monetización de la economía venezolana. Esto significaría que se expandirá la oferta monetaria con mayor fuerza a la mostrada en los anteriores años de la gestión Chávez. Un incremento de la oferta monetaria también actuaría en pos de una reducción de los niveles de tasas de interés.

Sin embargo, aunado al pronunciamiento presidencial de reducción y control de tasas de interés por parte del B.C.V., una reducción de los niveles de tasas con las expectativas inflacionarias en el mejor de los casos entre 45-55%, generará indefectiblemente tasas reales negativas.

Efectos y Distorsiones:

Un escenario de tasas negativas traerá como consecuencias entre otras:

• Destrucción del Ahorro (en términos relativos y potenciales): El ahorro dejará de representar una promesa de consumo futuro y por el contrario se constituirá en una promesa de detrimento de consumo futuro. Nadie en su sano juicio ahorrará hoy para poder comprar menos mañana. Situaciones como estas son las que han alimentado el proceso de desmonetización y de desahorro en Venezuela, así como a la pérdida de participación del ahorro a mediano plazo, particularmente el cuasi-dinero sobre la liquidez monetaria. Se hace común en Venezuela ahorrar o pasar por el sistema financiero formal estrictamente por razones o necesidades transaccionales en moneda nacional.

• Compra de Activos Fijos como estrategia de Resguardo: En los episodios de tasas de interés reales negativas en Venezuela los individuos buscan protegerse de la pérdida de valor de la moneda debido a la inflación comprando activos fijos que en el mayor de los casos se revalorizan a la par de la inflación.

• Huida hacia el Mercado Paralelo: Si bien es cierto que en Venezuela ha existido una recurrencia en el resguardo en activos fijos ante estructura de tasas reales negativas, la situación actual se diferencia significativamente del pasado. La falta de credibilidad no sólo en la sostenibilidad de la gestión fiscal, sino en el sistema político y por ende sobre el nivel de gobernalidad necesario, produce e imprime sobre los activos fijos características no deseadas. En un país donde existe una absoluta indefensión de lo privado ante el Estado, donde las reglas del juego existentes son desconocidas o no son cumplidas, los activos fijos terminan representando activos de muy largo plazo. Es de esta manera, como una porción de los retiros motivados por las tasas reales no irá, como de costumbre, tras activos fijos sino detrás del mercado negro, con mayor fuerza que en el caso de no existir el control de cambio. Los activos fijos al representar los activos de más largo plazo y por tanto menos líquidos no serán considerados como resguardo por aquellos individuos que ven lejano el horizonte de solución de la crisis actual. Todo lo anterior alimentará una inusual y más nutrida demanda en el mercado negro o paralelo, buscando proteger no sólo el valor de su patrimonio, sino la posibilidad de disponer del mismo. Finalmente esta demanda sobre el tipo de cambio paralelo tenderá de depreciar con mayor velocidad al bolívar, a la vez que constituye un caldo de cultivo perfecto para el lavado de dólares en Venezuela.

• Iliquidez de la Banca: Todas las razones anteriores indican que la situación de iliquidez en el sistema financiero venezolano puede agravarse, pudiendo exponer a algunas de las instituciones más débiles al respecto. Los efectos psicológicos del conocimiento y difusión de una situación como la expuesta, alimentará un fenómeno de profecías autocumplidas de la que más de una institución financiera no podrá escapar. Es así como el pánico ante una eventual situación de dificultad de una institución financiera en particular podrá generar una situación de retiros nerviosos comprometiendo la sostenibilidad de la entidad financiera.

• Competencia Destructiva: Si la velocidad de “inundación” de liquidez monetaria ante el corralito implícito que representa el control de cambios no es suficiente, la disminución reciente en la estructura de tasas pasivas que desalienta el ahorro, nos harán presenciar un episodio de “destructive competition” o de competencia predatoria que sin duda alguna profundizará la crisis económica. Esta es una de las razones que influirá en contra de una reducción de las tasas de interés. Muchas instituciones financieras, aún cuando la estructura de tasas activas disminuya se verán obligadas o tentadas a mantener las pasivas, toda vez que su situación de liquidez no sea de holgura. Esta situación pondrá en peligro la gestión y situación de algunas instituciones financieras que componen el sistema financiero venezolano.

Gestión Bancaria nada Fácil:

Un eventual control de tasas desencadenado por añadidura al control de cambio y de precios, con el sentido de controlar no solo los ingresos de los empresarios sino también sus gastos financieros asociado a sus “insumos” financieros, podría colocar a la banca nacional en aprietos.

Por un lado, el control de cambios y el eventual control de tasas tendrán un efecto sobre el Margen Financiero de la banca para el 2003, y por el otro la inflación esperada impactará la estructura de Gastos de Transformación del sistema financiero reduciendo la capacidad de maniobrabilidad de la misma, todo esto sin que necesariamente mejoren los índices de calidad de la cartera de créditos.

En una primera instancia la disminución de las tasas de interés cobradas por la banca tanto por sus inversiones en títulos valores (principalmente deuda pública nacional) como por su cartera de créditos, presionará hacia una disminución de los ingresos financieros. Este efecto tasa podría ser más negativo si se le suma un efecto monto, representado por los bajos niveles de tenencia promedio tanto en la cartera de inversiones como de crédito y explicado por una lenta recuperación de los niveles de liquidez en el mercado financiero.

Asimismo, las expectativas inflacionarias y el incremento en los Gastos de Transformación ejercerán sobre las tasas pasivas hacia la baja, aún cuando exista el riesgo de que los depositantes encuentren poco atractivo ahorrar a tasas tan bajas y reales negativas.
Ante el escenario descrito previamente la banca nacional se verá forzada a acometer un esfuerzo de racionalización de los Gastos de Transformación que se traducirán en despidos, evaluación de rentabilidad y de oportunidad de agencias bancarias, e incremento del riesgo al ser forzada a financiar a los proyectos de mayor retorno e incertidumbre.

A raíz del eventual control de las tasas de interés no necesariamente se observará una recuperación ni de los índices de intermediación, ni se recuperará o mejorará la situación de morosidad de la cartera de créditos manejada por la banca.

El nivel de empapelamiento de la banca nacional producto de la negociación y compra de títulos del gobierno han desplazado a la actividad privada como demandante por excelencia y natural de los recursos financieros con los que cuenta el sistema financiero nacional. De hecho se ha producido en fenómeno de trade off (desplazamiento) de la deuda pública a la privada. Esto constituye un elemento que hace pensar no deseado tasas reales muy negativas para el fisco, ya que se destruirá ahorro que finalmente esta financiando la burocracia actual.

Sobre la calidad de la cartera de crédito que posee la banca nacional, podrá terminar pesando más la incertidumbre y la disminución de flujo de efectivo de los deudores ante un escenario recesivo de controles de precios, que la disminución de los gatos financieros generada por la reducción de las tasas de interés.

Finalmente, la banca se verá sobre-expuesta no sólo a problemas de liquidez sino al riesgo crediticio, ya que es reconocida por la literatura especializada, así como por especialista en la materia que la banca en países en vías de desarrollo, tradicionalmente expuestos a shocks externos, cobra subsidios cruzados de los buenos a los malos pagadores vía mayores niveles de tasas de interés o de ensanchamiento del spread bancario.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Observatorio de la Economía Latinoamericana

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

8 al 25 de
julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera

10 al 29 de
octubre
II Congreso EUMEDNET sobre
Arte y Sociedad

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet