Observatorio de la Economía Latinoamericana

 


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía Latinoamericana

 

LA PERSPECTIVA INNOBLE DE LA INTEGRACIÓN ECONÓMICA LATINOAMERICANA
 

Isaías Covarrubias Marquina

Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado
isaiascovarubias@hotmail.com

 

 

La superación de la crisis política y diplomática entre Colombia y Ecuador, provocada por el ataque del gobierno colombiano a un puesto guerrillero de las FARC asentadas en suelo ecuatoriano, tiene diversas lecturas sobre el futuro del proceso de integración andino y, por extensión, latinoamericano. Una de estas lecturas se deja entrever de las declaraciones dadas por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, posteriores a la crisis, en las cuales aseguraba que, más allá del conflicto político, del cual parece dar algunas pistas se mantendrá con otros mecanismos (bien lo dijo Clausewitz "la guerra es la continuación de la política por otras vías" y se podría parafrasear que la "política es la continuación de la guerra por otras vías") el intercambio comercial colombo-ecuatoriano se mantendrá, no obstante, indemne, aspirando incluso que se fortalezca. Más o menos lo mismo ha estado en la mente y en la acción inmediata de los empresarios colombianos, venezolanos y de ambos gobiernos al actuar rápidamente luego de la "solución" de la crisis en cuanto a garantizar los flujos comerciales bilaterales entre ambas naciones.

Esta realidad de insistir en garantizar el intercambio comercial tras la crisis revela, a mi manera de ver, una paradoja: el hábito sostenido de muchos políticos e intelectuales latinoamericanos de justificar y privilegiar las acciones que conlleven a una integración política por sobre la posibilidad de avanzar en la integración económica. La paradoja estriba en que la integración política suramericana, bajo cualquier parámetro de análisis medianamente objetivo, resulta, al menos en el mediano plazo, algo prácticamente inalcanzable. Por el contrario, la integración económica, con sus obstáculos y dificultades, sigue en marcha y es la cara más visible de la integración. Sin embargo, la integración económica no tiene ni de lejos el encanto que representa apostar por una posible integración política.
Para citar este artículo recomendamos utilizar este formato:

Covarrubias Marquina, I.: "La perspectiva innoble de la integración económica latinoamericana" en Observatorio de la Economía Latinoamericana Nº 95, abril 2008. Texto completo en http://www. eumed.net/cursecon/ecolat/la/


Esta constatación refleja que existe una suerte de animadversión en América Latina a ver futuro en la integración económica, es decir, la que se basa en intercambios, en flujos de comercio y de inversiones, cuando es ésta la que a todas luces sustenta la integración. Esta animadversión resulta curiosa si se revisa lo que ha sido la experiencia histórica de integración más exitosa: la UE, la cual enseña, inequívocamente, que ésta se apoyó en sus comienzos y se sigue apoyando (66% del total de su comercio es intra UE) en los intercambios comerciales y que ha sido este éxito precisamente el que ha impulsado los avances en los ámbitos institucionales, reforzando, entre otros aspectos, una visión compartida de desarrollo sostenible, posibilitando a territorios de España, Portugal, Grecia y ahora de los países de Europa del Este, incorporarse a la senda de convergencia de calidad de vida e ingresos de la media europea. Paradójicamente son aún los obstáculos políticos a la integración los principales retos que tiene por delante la UE del presente (y donde se observan las diferencias de fondo, como la no aprobación por parte de los franceses de la constitución europea).

En este contexto, ¿por qué no seguir profundizando y allanando el camino para fortalecer la integración económica? Es que acaso ¿la integración política sí aseguraría la integración económica? Una prueba en contrario a esta hipótesis es observar lo siguiente: a todos los efectos la integración política de los Estados Unidos funciona como una suerte de integración económica, pues la cincuentena de estados norteamericanos tiene, en la práctica, un sucedáneo de unión aduanera muy efectiva. Pero, si examinamos a los países latinoamericanos, su integración política no ha sido condición para lograr una integración económica efectiva entre sus propios territorios. Los ejemplos sobran: Santa Cruz de la Sierra está más integrada económicamente con otras regiones de Brasil y de Argentina que con el resto de los territorios de Bolivia; el estado de Nuevo León en México está más integrado con los estados del sur estaunidense que con el resto de los estados mexicanos.

Esta perspectiva innoble de la integración económica suramericana tiende a minimizar los impactos positivos (probados empíricamente) que han tenido el crecimiento de los flujos de comercio y de inversión entre los países de la región, por limitado que éste haya sido. Si los países de Suramérica no se vendieran entre ellos mismos una importante porción de su comercio exterior de manufacturas ¿Dónde las colocarían? ¿Tienen las condiciones de competitividad necesarias para saltar el "mercado natural" de estas exportaciones manufactureras y acceder a mercados más sofisticados? La respuesta en la mayoría de los casos es un rotundo no. De manera que la integración económica, al avanzar aunque sea lentamente, es la que posiblemente abrirá las compuertas a futuras integraciones políticas y sociales entre los países suramericanos.

La visión que privilegia lo político por sobre lo económico en el tema de la integración hunde sus raíces en un inconsciente colectivo que sigue nutriéndose, por extraño que parezca, de la epopeya independentista, la cual sigue siendo percibida como una gesta heroica inigualable. Se debe subrayar lo de inigualable en el sentido que esta internalización colectiva viene a decirnos que nada ni nadie de estas tierras podrá igualar tal gesta heroica, lo cual ha colocado por dos siglos a los gestores de esta épica en un limbo inalcanzable, a la altura de los dioses (no por nada los héroes venezolanos con Bolívar a la cabeza se encuentran en un magnifico "Panteón").

De este razonamiento se sigue que los gestores empresariales, es decir, todo aquel empresario de estas tierras que se arriesga a invertir y a producir para exportar así sea entre sus vecinos, no sólo no recibe el apoyo público e institucional debido (logístico, infraestructura) y antes más bien se obstaculiza su faena (con medidas para-arancelarias o impuestos confiscatorios), sino que también carga con el estigma de representar lo negativo de la integración: el lucro, la ganancia, la ambición, por contra al sueño de nuestros libertadores, la integración buena, la noble: la integración política.

La solución de la reciente crisis política ha demostrado, paradójicamente, que, con todas sus limitaciones, el nivel de profundidad alcanzado por la integración económica entre los países andinos ha estado en capacidad de permeabilizar una crisis cuyo contenido ideológico nacionalista bien puede seguir siendo un señuelo y un atajo para ser aprovechado por gobernantes populistas, pero está condenada a fracasar frente a la apuesta por una integración económica probablemente menos noble y más vulgar que la soñada integración política, pero sin duda mucho más efectiva y duradera.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Observatorio de la Economía Latinoamericana

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet