OBSERVATORIO DE LA ECONOMÍA LATINOAMERICANA

 

Revista académica de economía con el Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352.
Vea aquí los números más recientes.

ECONOMÍA DE ECUADOR 

SITUACIÓN DE LA SALUD EN EL ECUADOR

Galo Viteri Díaz (CV)
Subsecretaría de Política Económica del Ministerio de Economía y Finanzas, Ecuador.
gviteri@mef.gov.ec

 

RESUMEN

En el transcurso de los últimos años se observa un mejoramiento de las condiciones de salud de la población ecuatoriana, sin embargo, se registran todavía tasas elevadas de mortalidad neonatal, infantil, niñez, materna y general, así como, deficiencias en infraestructura, equipamiento, recursos humanos y limitaciones presupuestarias.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Viteri Díaz, G.: "Situación de la salud  en el Ecuador" en Observatorio de la Economía Latinoamericana, Número 77, 2007. en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/index.htm


Ofrecemos en esta página parte del texto, sin formato, notas, tablas ni gráficos. El objetivo de esta página es tan solo facilitar que sea encontrada mediante los buscadores en Internet y que pueda revisarse rápidamente su contenido.

PULSE AQUÍ PARA BAJARSE EL ARTÍCULO COMPLETO EN FORMATO PDF


I. SALUD: PRINCIPALES INDICADORES

1. Tasa de mortalidad neonatal1

Según el SIISE2, se trata de un indicador de resultado que refleja varias situaciones de salud ligadas con la madre y su atención de salud durante el embarazo, el parto y el puerperio referidas sobre todo a sus estados nutricionales, a los riesgos y presencia de toxemias del embarazo, entre otras.

Anota que refleja también, de manera indirecta, la disponibilidad de servicios de salud, los niveles educativos de las madres y su calificación para el cuidado infantil, las condiciones socio-sanitarias de los hogares, el acceso a agua potable y/o segura y a saneamiento ambiental y, en general, los niveles de pobreza y bienestar del medio familiar.

La tasa de mortalidad neonatal muestra una tendencia descendente en el período 1991-2000, con tasas de 11,7 y 9,3 muertes por 1.000 nacidos vivos, respectivamente.

Para fines de comparación de la situación del país, anotemos que Cuba posee una tasa de mortalidad neonatal de 2,7 por 1.000 nacidos vivos en el año 2004, comparable con la de países desarrollados como Japón, Finlandia y Suecia3.

Es importante señalar que el 99% de los fallecimientos de recién nacidos se producen en países en vías de desarrollo, siendo las principales causas de mortalidad neonatal: enfermedades infecciosas (neumonía, tétanos y diarrea) con el 36%; nacimientos prematuros con el 27%; y, las asfixias con el 23%4.

2. Tasa de mortalidad infantil5

De acuerdo al SIISE6, se trata de un indicador de resultado que refleja varias situaciones de salud ligadas a la madre y su atención durante el embarazo, el parto y el puerperio: por ejemplo, su estado nutricional, la presencia de toxemias del embarazo o dificultades al momento del nacimiento. Pero sobre todo refleja el estado de salud del niño durante el primer año de vida: crecimiento y desarrollo, nutrición, avitaminosis, anemia, inmunizaciones contra las enfermedades contagiosas más frecuentes, detección oportuna de anomalías congénitas y la práctica adecuada y permanente de la lactancia materna, por lo menos durante los seis primeros meses de vida.

La información disponible muestra una reducción de la tasa de mortalidad infantil de 101,9 muertes por 1.000 nacidos vivos en 1956 a 22,1 en el 2005.

Sin embargo del descenso anotado, la STFS-SIISE7 mencionan que permanecen “importantes inequidades en el sistema de salud, mostrando tasas de mortalidad mucho más altas y acceso limitado a atención de salud para la población indígena, los pobres y aquellos que viven en áreas rurales”.

Sobre lo cual, la UNICEF8 indica que alrededor de un 50% de las muertes infantiles que se producen en la actualidad se pueden evitar y hay una tasa más elevada de mortalidad para los niños y las niñas indígenas y afro ecuatorianos.

A continuación se presentan cifras sobre la tasa de mortalidad infantil del año 2004 para varios países, a fin de evidenciar la situación del Ecuador.

Respecto a las principales causas de mortalidad infantil en el Ecuador, el SIISE9 menciona que “las principales causas de muerte se relacionan con enfermedades prevenibles”.

A continuación se inserta la información correspondiente al año 2005.

3. Tasa de mortalidad en la niñez10

El SIISE11 indica que se trata de un indicador de resultado. Pasado el primer año de vida, los riesgos de enfermar y morir se asocian principalmente con las condiciones del cuidado infantil, el complemento y refuerzo de los esquemas de vacunación, el consumo de alimentos adecuados, la prevención o tratamiento efectivo de las principales enfermedades del grupo de edad, las infecciones respiratorias y las enfermedades diarréicas agudas, y la prevención de accidentes en el hogar.

La tasa de mortalidad en la niñez se redujo de 40,7 muertes por cada mil nacidos vivos en 1991 a 26 en el 2004, como resultado de mejoras en la disponibilidad y calidad de los servicios de salud, el acceso a los servicios básicos de agua y saneamiento y la educación de las mujeres12.

No obstante el descenso señalado, la cifra del año 2004 es considerablemente mayor a la de países como Islandia, que tiene la menor tasa de muerte de niños en el mundo (tres por cada 1.000 nacidos vivos) o Cuba, que tiene la menor tasa en América Latina (siete por 1.000 nacidos vivos).

4. Tasa de mortalidad general13

La tasa de mortalidad general de la población ha descendido de 14,2 muertes por cada 1.000 habitantes en 1956 a 4,3 en el 2005.

Esto se debe, según el SIISE14, a la expansión de la cobertura de los servicios de salud, el mejoramiento de los niveles educativos de la población, la influencia de los medios masivos de comunicación, el acceso a medidas prevenibles como las inmunizaciones, el desarrollo de los fármacos para tratar y curar enfermedades que antes no eran combatibles, la urbanización de la población lo que la acerca a los servicios de salud de las ciudades, al mejoramiento de la infraestructura sanitaria (agua, alcantarillado y disposición de basuras).

A continuación se presenta información sobre las principales causas de mortalidad general en el año 2005.

5. Tasa de mortalidad materna15

De acuerdo al SIISE16, se trata de un indicador de resultado que refleja la atención que la sociedad otorga al cuidado de la salud de las mujeres durante su edad fértil, permitiendo evaluar la calidad de atención de salud antes, durante y después del parto. Refleja, por un lado, el acceso de las mujeres embarazadas a los servicios de salud y al personal debidamente calificado y, por otro, la situación nutricional de la madre, especialmente la presencia de anemia durante el embarazo.

La tasa de mortalidad materna muestra una reducción de 203,3 muertes por 100.000 nacidos vivos en 1971 a 85 en el 2005.

Las principales causas de muerte materna para el año 2004, se presentan a continuación:

Según la UNFPA17, en todo el mundo, hay una notable coherencia en cuanto a las causas de defunción materna. Se deben, en un 80%, a complicaciones obstétricas directas: hemorragia, sepsis, complicaciones del aborto, preclamsia o eclampsia, y trabajo de parto prolongado u obstruido. Un 20% de esas defunciones tienen causas indirectas, por lo general trastornos médicos preexistentes agravados por el embarazo o el parto, inclusive anemia, paludismo, hepatitis y, cada vez más, SIDA.

Señala que dentro de un mismo país, la pobreza acrecienta espectacularmente las posibilidades de que una mujer pierda la vida durante el embarazo o poco tiempo después. Las poblaciones en mejor situación económica tienen altas tasas de asistencia del parto por personal capacitado, mientras que para la mayoría de las demás mujeres es sumamente infrecuente contar con asistencia de personal capacitado. En el mundo desarrollado, las mujeres raramente pierden la vida o experimentan discapacidades permanentes debido a problemas relativos al embarazo, debido a que reciben sin tardanza el tratamiento adecuado.

Para el caso del Ecuador, se indica18:

La anemia en el embarazo, el analfabetismo, el bajo nivel social y económico de la mujer, la violencia intrafamiliar, la falta de garantías para ejercer su pleno derecho a la libre elección sexual y reproductiva, el acceso limitado a programas de información, educación y comunicación, y las dificultades prácticas -restricciones económicas, geográficas, sociales y culturales- para acceder a servicios específicos de calidad (tanto de salud como sociales), son factores, entre otros, que contribuyen a mantener los altos niveles de morbimortalidad materna.

6. Camas hospitalarias disponibles19

De acuerdo al SIISE20, la relación entre el número de camas hospitalarias y la población es una medida de la oferta de los servicios de salud con hospitalización y su capacidad de respuesta al tamaño de la población.

El número de camas hospitalarias muestra un incremento de 13.393 en 1974 a 21.200 en el 2004.

7. Desnutrición global y crónica21

Según el SIISE22, la desnutrición es uno de los principales problemas de salud en los países en desarrollo, que contribuye directamente a la mortalidad infantil y a rezagos en el crecimiento físico y desarrollo intelectual de las personas. La frecuencia de desnutrición es un indicador de resultado que sirve para identificar grupos de intervención prioritarios de las políticas de salud y, específicamente, a niños/as con alto riesgo de muerte. Refleja el grado de desarrollo de un país; junto con las medidas de pobreza, es uno de los mejores instrumentos para describir la situación sociosanitaria de la población. Es, además, uno de los testigos más sensibles de la aplicación de políticas sociales integrales.

Indica que los factores que causan la desnutrición son de orden sanitario, socioeconómico y cultural. Los principales incluyen la falta o desigual acceso a los alimentos, falta de disponibilidad o acceso de servicios de salud, inadecuada atención pre y post-natal, deficiencias educativas de adultos y menores y la dieta y costumbres alimenticias inapropiadas. Un elemento creciente tiene que ver con el consumo de alimentos industrializados poco nutritivos que compite, y a veces supera, el de alimentos tradicionales adecuados.

En el país, a pesar de la disminución observada en los últimos años, la desnutrición afecta a un importante porcentaje de la niñez ecuatoriana. Cifras al respecto proporcionadas por el SIISE23, señalan que entre 1998 y 2004 la desnutrición crónica (baja talla) disminuyó de 21% a 17.4% y la desnutrición global (bajo peso) de 16.9% a 14.7%. Esto significa que en el año 2004, cerca de uno de cada cinco niños/as menores de cinco años sufría de desnutrición crónica y un poco más de uno de cada diez de desnutrición global; lo cual implica que alrededor de 210.000 niños/as menores de cinco años adolecían de una baja talla para su edad y de 176.000 niños/as de un bajo peso para su edad.

De acuerdo a la fuente anotada, la situación es más crítica en el área rural. Los niños/as del área rural presentan baja talla (26.6%) y bajo peso (18.4%) para su edad, en tanto que, en el área urbana, 12% y 12.4%, respectivamente.

Los indígenas son un grupo poblacional históricamente excluido, particular que se corrobora con las tasas de desnutrición. Los niños/as que provienen de hogares cuyos jefes hablan una lengua nativa presentan una tasa de desnutrición crónica del 43.7%, frente a una tasa de 15.1% en aquellos hogares con jefes de habla hispana, siendo similar el comportamiento en el caso de la desnutrición global, con tasas de 21% y 14.1%.

La desnutrición crónica tiende a afectar relativamente más a los varones que a las mujeres (19.5% y 15.2%), al igual que la desnutrición global (16.2% y 13%).

Son los más pobres quienes tienen mayor riesgo de sufrir desnutrición. En el 10% más pobre de la población la tasa de desnutrición crónica fue de 28.2% y la tasa de desnutrición global de 21.8%, mientras que en el 10% más rico fue de 6% y 5.8%, en su orden.

Finalmente, la fuente indicada menciona que existen diferencias geográficas significativas. En términos provinciales se aprecia que Chimborazo (40.3%), Cotopaxi (34.2%), Bolívar (31.7%), Imbabura (29.9%), Loja (28.7%), Tungurahua (28.5%), Cañar (26.5%), las provincias de la Amazonía (21.3%) y Carchi (20.2%) tienen, en ese orden, tasas de desnutrición crónica superiores al promedio nacional. En contraste, las provincias con tasas de desnutrición crónica inferiores al promedio son, ordenadas de menor a mayor, El Oro (9.8%), Guayas (10.9%), Esmeraldas (14.1%), Manabí (14.2%), Los Ríos (15.1%), Pichincha (15.4%) y Azuay (16.9%).

Un análisis similar para la tasa de desnutrición global muestra un panorama algo distinto. Las provincias con tasas superiores al promedio nacional son, ordenadas de mayor a menor, Chimborazo (22.4%), Cotopaxi (20.3%), Loja (19.6%), Tungurahua (17.1%), Bolívar (16.5%), Los Ríos (16.4%), Manabí (15.6%), Guayas (15.1%) y Cañar (14.8%). En cambio, las provincias con tasas de desnutrición global inferiores al promedio del país son, ordenadas de menor a mayor, Carchi (9%), Pichincha (11.2%), El Oro (11.5%), Imbabura (11.7%), Azuay (12.1%), Esmeraldas (13.4%) y las provincias amazónicas (14.1%).

Se observa que Chimborazo y Cotopaxi, provincias serranas de alta presencia indígena, comparten las tasas más altas de desnutrición crónica y global. Otro rasgo relevante es que mientras todas las provincias costeras presentan las menores tasas de desnutrición crónica del país, algunas de ellas (Los Ríos, Manabí y Guayas) tienen tasas de desnutrición global un tanto superiores al promedio nacional. Igualmente, Imbabura y Carchi tienen tasas de desnutrición crónica superiores al promedio nacional y tasas de desnutrición global inferiores a la media del país.

En este contexto, información relativa al tema24, señala:

En las últimas décadas, el país ha avanzado muy poco en reducir este problema silencioso. A diferencia de la mortalidad infantil, el país no cumplió la meta de reducir a la mitad la desnutrición, comprometida en la Cumbre Mundial de la Infancia en 1989. La desnutrición es más alta en el campo, entre los grupos indígenas y en los hogares en extrema pobreza. Este problema latente explica que la desnutrición sea también una causa de muerte de los niños: actualmente, una de cada 10 muertes de los menores de cinco años se debe a deficiencias nutricionales.

El Observatorio de los Derechos de la Niñez y Adolescencia25, menciona que la desnutrición de la niñez ecuatoriana es un mal sobre todo serrano, indígena y rural. La desnutrición crónica en las provincias de la sierra es hoy en día más alta que el promedio nacional de hace 20 años. Los grupos vulnerables habitan en zonas con poco acceso a servicios de agua potable y saneamiento, tienen bajo nivel educativo y son ancestralmente pobres. Este hecho evidencia la baja efectividad de las políticas de seguridad alimentaria del Estado ecuatoriano y la escasa provisión de servicios de salud primaria y de saneamiento ambiental que el mismo provee.

Añade que la talla es un indicador de desnutrición y los niños/as del campo tienen casi el doble de probabilidades de tener baja talla que los urbanos. La falta de agua potable y de saneamiento ambiental generan enfermedades diarreicas cuyas secuelas desembocan en la desnutrición . Sólo el 27% y el 24% de las familias en el área rural tienen agua y poseen alcantarillado.

Sostiene que la educación de la madre también tiene gran influencia en este fenómeno. La desnutrición entre niños/as es menor en un 30% a un 40% cuando la madre estudió la primaria y baja más aún cuando la madre estudió la secundaria.

Concluye manifestando que el flagelo de la desnutrición pone en juego: el derecho a la vida, el derecho a crecer sanos y el derecho al desarrollo intelectual.

La CEPAL-PNUD26 señalan:

Las personas más vulnerables a la inseguridad alimentaria, además de ser pobres, presentan en mayor medida rasgos indígenas y habitan en zonas rurales de sierra y altiplano o en la periferia urbana. Los sectores rurales de la cordillera de los Andes son los más vulnerables a la desnutrición de los menores de cinco años, "herederos de las condiciones socioeconómicas desfavorables" y de "la desnutrición que viven sus padres y abuelos, reproduciendo estos factores adversos de una generación a la siguiente".

A nivel de los países andinos, las cifras relativas a la desnutrición global y crónica son las siguientes:

8. Cobertura de inmunización infantil27

De acuerdo al SIISE28 se trata de un indicador de insumo que mide el resultado de las acciones de los servicios sobre la población, señalando que la cobertura de la vacunación a la población infantil ha sido una de las principales acciones públicas de salud y, tal vez, una de las pocas que se han convertido en políticas de Estado. Particular que ha tenido efectos ciertamente positivos ya que “las principales epidemias que amenazaban a la niñez han sido controladas”29.

La cobertura de la inmunización infantil se incrementó del 16.2% en 1975 al 80.5% en el 2000.

A continuación se muestra información más reciente (año 2005) sobre el porcentaje de cobertura de inmunización en menores de 1 año y de 1 año de los países andinos, proporcionada por la OPS, que permite evidenciar la situación del Ecuador.

9. Asistencia profesional en el parto30

Según el SIISE31, se trata de un indicador de insumo y de alerta temprana, directamente relacionado con la mortalidad materna y sus cinco primeras causas (hemorragia del embarazo y parto, toxemia del embarazo, obstrucción del parto y complicaciones del postparto, infecciones del aparato genito-urinario durante el embarazo).

Anota que el indicador refleja la eficiencia y la eficacia de las políticas y acciones de atención primaria de salud; entendidas en este caso como: (i) la captación temprana y oportuna de las mujeres embarazadas para brindarles la debida atención prenatal y prevenirlas sobre el desenlace del parto (normal, cesárea, con riesgo, sin riesgo); (ii) la educación de la población, sobre todo de las mujeres en edad fértil, sobre la necesidad de asistencia del parto por personal calificado, como medida preventiva de riesgos para sí mismas y sus hijos recién nacidos; (iii) la accesibilidad de la población a los servicios de salud, sean éstos públicos o privados; y (iv), la promoción de la salud por parte de los servicios de salud.

En el año 2005, a nivel nacional, el 80% de los nacidos vivos tuvieron asistencia profesional en el parto y el 20% carecieron de ella, existiendo grandes diferencias a nivel urbano y rural: el 88% de los partos ocurridos en el área urbana contaron con asistencia profesional, mientras tanto en el área rural apenas el 51%.

10. Seguros de salud32

De acuerdo al SIISE33, se trata de un indicador de acceso a la salud, que muestra la cobertura de los sistemas de previsión pública y privada, así como las posibilidades que tiene la población para adquirir seguros privados.

Información al respecto34 señala que Ecuador tiene apenas un 20% de población con algún tipo de protección de salud, es decir, el 80% no tiene protección garantizada. Las organizaciones aseguradoras que protegen al 20% de la población son: Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) incluyendo el Seguro Social Campesino (SSC), Instituto de Seguridad de las Fuerzas Armadas (ISSFA), Instituto de Seguridad de la Policía (ISSPOL) y los seguros privados (SP), con la siguiente distribución:

11. Cobertura de los servicios básicos de agua y saneamiento ambiental

Los servicios de agua y alcantarillado tienen mucho que ver con las enfermedades de la población.

En el 2001, el 67.5% de las viviendas disponen de abastecimiento de agua por red pública, pero existen diferencias entre el área urbana (83.7%) y el área rural (39.9%).

El 48% de las viviendas cuentan con eliminación de las aguas servidas por red pública de alcantarillado: 66.6% urbana y 16.4% rural. Esto significa que cuatro veces más viviendas urbanas están conectadas a sistemas de evacuación que las rurales.

12. Recursos humanos médicos

El número de personal que trabaja en establecimientos de salud se incrementa en el país de 57.524 en 1994 a 67.360 en el 2003.

En lo relativo a la distribución de los profesionales de salud, para el año 2003 se observa su concentración en el área urbana.

Para el año 2003, el Ecuador registra una tasa de 15,6 médicos por cada 10.000 habitantes, cuando en 1990 fue de 9,5.

A nivel de los países andinos la situación para el 2003 es la siguiente: Bolivia 7,6; Colombia 12,7; Perú 11,5 ;y, Venezuela 20.

13. Número de establecimientos hospitalarios

En el año 2004, según la “clase”, de los 691 establecimientos de salud con internación registrados, 498 (72.1%) son clínicas particulares; 92 (13.3%) hospitales cantonales; 71 (10.3%) hospitales generales; y, 30 (4.4%) hospitales especializados (crónicos y agudos).

En lo relacionado al “sector”, 514 (74.4%) son establecimientos de salud privados y 177 (25.6%) son públicos.

Respecto a la “entidad”, las instituciones particulares son 514 (74.3%); del Ministerio de Salud 122 (17.6%); del Seguro Social 18 (2.6%); del Ministerio de Defensa 14 (2.3%); de la Junta de Beneficiencia, SOLCA y Sociedad Protectora de la Infancia 10 (1.4%); Fisco-Misionales 5 (0.7%); de la Policía Nacional 4 (0.5%); y, de los Municipios 4 (0.5%).

Hay que destacar que el incremento observado en el número de establecimientos de salud con internación entre 1994 y 2004 (239), obedece fundamentalmente al aumento de los establecimientos del sector privado (237), toda vez que a nivel del sector público se registran únicamente 2 nuevos establecimientos.

14. Esperanza de vida al nacer35

La esperanza de vida, según el SIISE36, es una medida hipotética, constituyendo un indicador de las condiciones de salud en un momento dado. Al cambiar en el futuro las tendencias de la mortalidad en la población, también cambiará la expectativa de vida de las personas conforme envejecen; naturalmente, muchas personas fallecen a una edad más baja que la esperanza de vida, mientras que otras lo hacen a edades más avanzadas.

La esperanza de vida al nacer en el Ecuador aumentó de 52 años en 1974 a 75 años en el 2004.

Información para otros países (año 2004) permite apreciar la situación del Ecuador.

Las cifras expuestas permiten confirmar la aseveración de que la esperanza de vida al nacer está íntimamente relacionada con el desarrollo económico y social de cada país; de ahí que, los países desarrollados del mundo hayan alcanzado un alto nivel en este indicador37.

II. PRESUPUESTO DEL SECTOR SALUD

1. Monto del presupuesto

El presupuesto del sector salud pasa de USD115,5 millones en el 2000 a USD561,7 millones en el 2006.

2. Presupuesto del sector salud y su relación con el Presupuesto del Gobierno Central (PGC) y el Producto Interno Bruto (PIB)

Respecto al gasto total del PGC y del PIB, el presupuesto del sector salud pasa del 2.7% al 6.6% y del 0.7% al 1.4% entre los años 2000 y 200638.

A continuación se inserta información correspondiente al gasto público en salud como porcentaje del PIB y del Gasto Público Total de varios países de América Latina para 2002/2003.

3. Presupuesto del sector salud por grupo de gasto

La estructura del presupuesto del sector salud por grupo de gasto para el año 2006, permite apreciar la mayo importancia de los gastos en personal con USD286,1 millones (50.9%), luego los bienes y servicios para inversión con USD120,4 millones (21.4%) y a continuación los bienes y servicios de consumo con USD76,7 millones (13.7%).

4. Presupuesto del sector salud por naturaleza del gasto

El desglose del presupuesto del sector salud del año 2006 por naturaleza del gasto muestra: gasto corriente con USD370,1 millones (65.9%), gasto de inversión con USD173,8 millones (30.9%) y gasto de capital con USD17,8 millones (3.2%). Esta situación afecta la dotación de infraestructura y equipamiento, con un impacto negativo a nivel de cobertura y calidad.

5. Gasto en salud per cápita anual

El gasto en salud muestra que en el año 2000 se destinaron USD9,39 por habitante, incrementándose a USD41,89 en el año 2006.

A continuación se presenta información para América Latina sobre el gasto público en salud per cápita (en dólares del 2000), para el bienio 2002-2003.

ANEXO No. 1

PLAN ESTRATÉGICO DEL MINISTERIO DE SALUD PUBLICA

El Plan Estratégico del Ministerio de Salud Pública39 contempla los siguientes elementos fundamentales:

1. SISTEMA NACIONAL DE ASEGURAMIENTO UNIVERSAL DE SALUD

• Dar cobertura al 45% de la población incluida en los quintiles y II (sin acceso a la atención de salud), es decir 1’350.000 beneficiarios ubicados e identificados en las 200 parroquias más pobres, y que se beneficiarán en forma subsidiada del Aseguramiento Universal de Salud hasta diciembre del año 2006.

• Incrementar la cobertura hasta el 88% de la población contemplada entre los quintiles I y II hasta el año 2010, e incorporar paulatinamente los demás quintiles, hasta lograr la universalidad en el año 2015.

• Fomentar la sostenibilidad del proceso financiero del Programa.

• A través de los recursos CEREPS se priorizará una serie de proyectos destinados a mejorar la infraestructura física de los servicios de salud del MSP.

• Incorporar suficientes profesionales de la salud y personal auxiliar, a fin de cubrir el déficit de este recursos humano, especialmente en aquellas Unidades Operativas de atención primaria y rural.

• Mantener una coordinación directa con la Secretaría de Desarrollo de los Objetivos del Milenio (SODEM) y mejorar los niveles de cooperación con IESS, ISSFA, ISSPOL, SELBEN, STFS, MEF y las Instituciones de Salud del sector privado; todo ello enmarcado bajo la normatividad del Ministerio de Salud Pública y la política de la Presidencia de la República del Ecuador.

• Ser integrante activo de los Consejos del AUS, por ser normatizador, partícipe y el mayor proveedor de servicios de salud del sistema.

2. AMPLIACIÓN DEL SISTEMA INTEGRADO DE LA RED NACIONAL DE ASISTENCIA A EMERGENCIAS MEDICAS (SIREM)

• Rescatar a través de las Unidades Móviles y de los procesos establecidos con el SIREM, el sistema ambulatorio de atención de emergencias, en todas las áreas urbanas y rurales del país.

• Integrar unidades móviles con tecnología de punta y personal capacitado, con el fin de brindar una atención en el sitio de la emergencia, y durante su traslado a una unidad médica.

• Realizar los convenios necesarios con las redes de emergencias médicas ya establecidas en el país.

3. FORTALECER LA RECTORÍA DEL MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• Se impulsarán las gestiones pendientes a lograr la aprobación del “Nuevo Código de la Salud”, el cual enfoca y actualiza las normas para cada uno de los grandes capítulos relacionados con la Salud Pública, de las personas y de los riesgos por el ambiente.

• Se propenderá a establecer un Sistema único de información en Salud, que permita disponer de una información confiable y oportuna para la toma de decisiones. El programa del AUS contempla módulos informáticos de sistemas estadísticos que reforzarán el conocimiento nacional sobre los indicadores de salud.

• Consolidar y fortalecer el Consejo Nacional de Salud, CONASA y sus comisiones técnicas, con el liderazgo de la Autoridad Sanitaria dentro del marco normativo establecido por el Ministerio de Salud Pública.

4. REFORZAMIENTO DE LOS PROGRAMAS PRIORITARIOS DE SALUD

• Anticipar los procesos de atención a los programas de control de enfermedades de alto riesgo epidemiológico y de inmunizaciones, con el fin de iniciar oportunamente la ejecución de los mismos.

• Ampliar las coberturas en inmunizaciones y promocionar la salud ambiental, enfocada especialmente a la vigilancia de la calidad del agua y de los factores ambientales determinantes.

• Reforzar la vigilancia epidemiológica y los programas de promoción y prevención en todos los niveles con especial énfasis en aquellas zonas amenazadas por las estaciones invernales, fenómenos naturales o con riesgos de epidemias como dengue, malaria, influenza aviar, rabia, leishmaniasis y oncocercosis.

• Apoyar todas las actividades relacionadas con el control de VIH-SIDA con miras a cumplir con los Objetivos y Metas del Milenio.

• Impulsar y liderar las campañas contra el consumo de cigarrillos.

• Apoyar las estrategias de detección oportuna de pacientes resistentes a la medicación antituberculosa en la mayoría de las provincias.

• Reforzar los programas de prevención de enfermedades crónicas no transmisibles con énfasis en los problemas relacionados con la dieta alimenticia (diabetes, hipertensión arterial, sobrepeso, obesidad).

• Apoyar la aplicación de la Ley de Maternidad Gratuita continuando con el pago por las prestaciones brindadas tanto en las Unidades del MSP, como en aquellas que han realizado convenios de gestión y fomentar la participación de los Comités de Gestión Local.

5. PROGRAMAS DE ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN

• Liderar el Sistema Integrado de Alimentación y Nutrición (SIAN) con énfasis en los grupos de embarazadas, madres en período de lactancia y niños.

• Reforzar el Programa PANN 2000 para la entrega de alimentos complementarios “Mi papilla” y “Mi bebida” y micronutrientes como hierro, ácido fólico y vitamina A.

• Optimizar las campañas nacionales de fomento del programa de Lactancia Materna.

6. PROGRAMA DE MEDICAMENTOS

• Implementar a nivel nacional un Registro único de proveedores para todas las instituciones de salud con capacidad de comercialización y distribución en todo el país.

• Optimizar los procesos de adquisición de medicamentos genéricos a través de subastas de precios, para la provisión directa a las Unidades Operativas.

• Establecer un Sistema de Control permanente de la calidad posregistro de los medicamentos, de los establecimientos de comercialización y la distribución ilegal de fármacos.

7. OBRA PUBLICA

• Desarrollo de proyectos nuevos y de arrastre para la readecuación y equipamiento de 600 Subcentros de Salud en las áreas más deprimidas y desposeídas del país.

• Finalización de más de 70 obras sanitarias.

• Atención a la construcción de obras nuevas (hospitales o centros de salud), siempre enmarcados en el esquema de cobertura y provisión de servicios para el AUS.

8. FINANCIAMIENTO

• Plantear para el año 2007 un presupuesto con financiamiento regular y con un incremento que sirva para satisfacer las necesidades del Sector Salud.

• Buscar los mecanismos idóneos para incrementar la captación de recursos de manera prioritaria los no reembolsables, y así lograr la ejecución de varios programas de salud.

9. POLITICO ADMINISTRATIVO

• Mantener una relación de diálogo positivo con los diferentes gremios del sector, que permitan una fluidez de los servicios.

• Fomentar procesos de desconcentración hacia las diferentes Direcciones Provinciales de Salud del Sistema del MSP.

• Dimensionar adecuadamente la estructura del MSP.

10. COOPERACION NACIONAL E INTERNACIONAL

• El MSP fortalecerá su gestión mediante una coordinación adecuada con las agencias de Cooperación de las Naciones Unidas, Banco Mundial, Comunidad Económica Europea y otros cooperantes nacionales e internacionales que apoyen proyectos de salud.

ANEXO No. 2

PROGRAMA DE ASEGURAMIENTO UNIVERSAL DE SALUD40

El Programa de Aseguramiento Universal de Salud, (AUS), fue creado por el Presidente de la República, Dr. Alfredo Palacio, mediante Decreto Ejecutivo No. 1832, del 5 de septiembre, con el objetivo de proporcionar protección financiera para el acceso efectivo a un Plan de Beneficios de Salud a las personas registradas en los quintiles 1 y 2 de la base del Sistema de Selección de Beneficiarios de Programas Sociales, SELBEN, de la Secretaría Técnica del Frente Social.

El AUS propone articular un sistema nacional de aseguramiento interrelacionando a las instituciones aseguradoras públicas y privadas; brindando atención a la población más vulnerable del país.

Este programa permitirá acceder a los centros de salud de los diferentes proveedores públicos y privados debidamente calificados y contratados por la Secretaría Nacional de los Objetivos del Milenio, SODEM.

Los proveedores podrán ser del Ministerio de Salud Pública (MSP), Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Fuerzas Armadas, Policía Nacional, unidades de salud de gobiernos seccionales y organizaciones privadas con y sin fines de lucro, en donde el afiliado y su grupo familiar podrán recibir atención médica gratuita.

El Programa de Aseguramiento Universal de Salud impulsará la promoción de la salud, atención preventiva, curativa y de rehabilitación. Se atenderá a la comunidad, mediante visitas al hogar o en centros de salud, hospitales generales y especializados (patologías especificas); fortaleciendo al primer nivel de atención como puerta de entrada al sistema.

Este sistema de aseguramiento es considerado por el Gobierno Nacional como una Política de Estado de corto, mediano y largo plazo, a través de la cobertura gradual.

El Programa de Aseguramiento de Salud se financia con parte del Presupuesto Fiscal, con un monto de 15 millones de dólares para el pago de prestaciones de salud y aportes para los sistemas de soporte del AUS con crédito del Banco Mundial por 90 millones de dólares. Actualmente se está negociando financiamientos con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento BIRF por otros 90 millones de dólares, y con el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

El principal impacto del AUS es que a mediano y largo plazo se espera realizar la cobertura universal de manera progresiva, es decir 100% de beneficiarios, alcanzando las metas del milenio en cuanto a acceso a salud y disminución de la pobreza, esto significa: disminuir la mortalidad infantil y materna, debido a que mejorará la accesibilidad económica a los servicios de salud y la calidad de la atención.

ANEXO No. 3

PROGRAMAS PRIORITARIOS: SECTOR SALUD

Vásconez, Córdoba y Muñoz41 señalan que a partir del año 2000, con el diseño del Plan Social de Emergencia, se definen programas sociales prioritarios para enfrentar los desequilibrios sociales que surgieron a causa de la crisis económica-financiera de finales de los años noventa. Del plan social de emergencia se ejecutaron algunas acciones especialmente aquellas que ya estaban en marcha y se identificaron como programas prioritarios 22 proyectos que cubren los sectores de: educación, salud, bienestar social y vivienda.

A continuación se presentan los programas prioritarios administrados por el Ministerio de Salud Pública, con información correspondiente al año 200442.

- Control de Malaria y Dengue

Objetivo

Reducir los impactos de malaria y dengue en la salud de la población, mediante la disminución de la morbilidad malárica, porcentaje de infecciones de plasmodium falciparum, índices de infestación del mosquito aedes aegypstis en las áreas consideradas de riesgo potencial; asimismo, lograr la participación interinstitucional e intersectorial y de la comunidad en la adopción y ejecución de medidas de prevención y control de enfermedades transmitidas por vectores.

Metas y avance

Para atender a su población objetivo constituida por 6’800,000 personas ubicadas en áreas de riesgo en provincias de la Costa, valles subtropicales de provincias andinas y provincias del oriente, el programa definió medidas preventivas con la participación comunitaria e interinstitucional, y al final del año se sumaron a esta iniciativa municipios, centros educativos, ONG’s y áreas de salud. A continuación se detalla las metas y avance del programa:

Fuente y Elaboración: STFS

- Tuberculosis

Objetivo

Reducir los impactos de la tuberculosis en la salud de la población, a través de campañas de inmunización y posterior tratamiento a los pacientes enfermos.

Metas y avance

Se planteó como meta en el 2004 tratar a 8.500 pacientes. A diciembre de ese año se atendió a 6.500 personas.

- Programa Integrado de Micronutrientes

Objetivo

Contribuir a reducir las deficiencias de hierro, vitamina A y ácido fólico en niños menores de 1 año y mujeres embarazadas. Mantener bajo control epidemiológico la deficiencia de yodo de la población ecuatoriana.

Metas y avance

La meta del 2004 fue atender a 245.677 niños y niñas menores de 1 año, y 183.657 mujeres embarazadas. A septiembre 2004, fueron suplementados 45.000 niños y niñas con sulfato ferroso, y 92.000 mujeres embarazadas con sulfato ferroso y ácido fólico.

- Programa de Maternidad Gratuita/Cuidado Materno Infantil

Objetivo

Contribuir a la reducción de las tasas de morbimortalidad materna e infantil para mejorar el bienestar y calidad de vida de la población.

Metas y avance

Fuente y Elaboración: STFS

- Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)

Objetivo

Disminuir las tasas de morbimortalidad por enfermedades inmunoprevenibles en la población infantil, así como erradicar el sarampión, poliomielitis y tétanos.

Metas y avance

Fuente y Elaboración: STFS

- Programa de Alimentación y Nutrición (PANN 2000)

Objetivo

Mejorar el estado nutricional de las mujeres embarazadas y madres en período de lactancia y contribuir a prevenir la desnutrición y el retraso en el crecimiento y los daños de malnutrición de niñas y niños menores de 2 años de edad.

Metas y avance

La meta anual fue atender a 99.846 niños y niñas y 79.806 mujeres. A diciembre del 2004 se beneficiaron del programa 101.898 niños y niñas y 82.285 mujeres.

- Medicamentos Genéricos

Objetivo

El Plan Nacional de Medicamentos Genéricos Gratuitos tiene como objetivo garantizar el continuo suministro y accesibilidad de medicamentos esenciales de calidad, eficacia e inocuidad comprobada, a la población de escasos recursos económicos, a través de las Unidades Operativas del Ministerio de Salud.

Meta

Garantizar la accesibilidad a 1’500,000 usuarios a un grupo de medicamentos esenciales, para atender las primeras causas de morbimortalidad en el país.

- Unidades Móviles de Salud

Objetivo

Desarrollar una red de unidades móviles de salud para niños y niñas escolares de sectores rurales ampliando la cobertura del Ministerio de Salud Pública.

Metas y avance

La meta anual fue brindar atención integral en salud, odontología y salud mental a 400.000 escolares y población de las comunidades con elevados niveles de pobreza. Hasta septiembre del 2004 se atendieron 333.250 personas, de los cuales 236.759 fueron niños y niñas escolares de los sectores rurales y urbano-marginales, y 96.491 personas menores de 5 años y adultos mayores de 65 años.

- Programa Nacional de Prevención y Control de VIH/SIDA

Objetivo

Disminuir la incidencia y prevalencia de la pandemia y el impacto social de la infección por VIH/SIDA.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Maira Jissela Velez Rodriguez Fecha: 04 del 08 de 2010 - 00:13
Es gratificante conocer de proyectos encaminados a mejorar la salud en nuestro País. Pero mi pregunta es; porque no existen departamentos médicos o centros médicos en todas las Instituciones Educativas Fiscales y Fiscomicionales. Y que se debe hacer para lograr implementar estos centros especialmente en las áreas rurales.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

17 al 28 de
noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre
El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de
enero
X Congreso EUMEDNET sobre
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de
febrero
XI Congreso EUMEDNET sobre
Educación, Cultura y Desarrollo

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet