OBSERVATORIO DE LA ECONOMÍA LATINOAMERICANA


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía de Ecuador

BREVE ANÁLISIS HISTÓRICO Y CONTEMPORÁNEO DEL DESARROLLO ECONÓMICO DEL ECUADOR

Carlos Alfredo Uquillas (CV)
alfuquillas@hotmail.com

El presente trabajo, tiene como objetivo estudiar y analizar brevemente el desarrollo económico del Ecuador; Los periodos Agroexportador y Desarrollista se revisarán en forma general, en tanto que el periodo de Ajuste Estructural (Neoliberalismo) se analizará en forma particularizada. Analizaremos el Producto Interno Bruto y la Distribución del Ingreso; el Fenómeno Político en relación con la economía; la degeneración de la Corrupción, y la necesidad de establecer un nuevo ordenamiento político y económico en el Ecuador.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Carlos Alfredo Uquillas: "Breve análisis histórico y contemporáneo del desarrollo económico del Ecuador" en Observatorio de la Economía Latinoamericana, Número 86, 2007. en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/index.htm


Además del análisis de los hechos, estadísticas y fenómenos económicos más relevantes, para caracterizar cada periodo en estudio se intentará dar un enfoque institucionalista de los paradigmas y concepciones dominantes, los cuales son conceptos mucho más explicativos de las transformaciones sociales, políticas y económicas acaecidas en el país durante el siglo pasado.

El pasado ha sido estudiado sobre todo como fuente de explicación de la realidad socio-económica contemporánea, principalmente la etapa Agroexportadora con herencia colonial profunda, en la que inicialmente se formó algunos núcleos incipientes de producción y de explotación de la fuerza de trabajo y la conformación de relaciones sociales de dominación.

Durante gran parte de nuestra historia económica, prácticamente desde la independencia en 1824 hasta 1950 el manejo de la economía por parte de los gobiernos de turno se basó en la administración de la política monetaria y cambiaria, salvo pequeños periodos de excepción verificados en determinados gobiernos; Sin embargo también se observa que el Estado respondió en determinadas etapas de su historia a circunstancias más complejas, como el manejo de la moneda, tipo de cambio, transporte, comunicación, educación y saneamiento, pero estos son periodos de excepción; lo común era ver al Estado administrando la política monetaria y cambiaria.

En lo referente al comercio exterior, el sector exportador es el de principal importancia.
De 1860 a 1920 comprende la denominada época cacaotera, cuya participación llegó a ser muy significativa en el total de la producción exportable del País. Luego el Ecuador entra un extenso periodo de transformaciones y conflictividad económica y política, las que están directamente ligadas a la producción cacaotera y al mercado internacional de dicha fruta.

El tramo de 1948 a 1965 es de gran importancia; en primer término porque comprende el auge bananero. Efectivamente la producción bananera es la que introduce al país dentro de las relaciones capitalistas modernas, así también el pago asalariado a trabajadores campesinos, modalidad que hasta ese entonces en el agro era casi nula; Y en segundo lugar tiene importancia esta etapa económica porque forma parte del periodo Desarrollista.

La economía ecuatoriana luego de su independencia tuvo un incipiente desarrollo, incorporándose al comercio internacional con exportaciones de productos agrícolas primarios, mercado que en ese entonces estaba dominado por el imperio Ingles.

Este periodo también se caracteriza por la utilización de las ventajas comparativas con la especialización en la producción de bienes agrícolas primarios bajo la utilización de modalidades precarias de explotación de la fuerza de trabajo indígena en las formas ya conocidas obrajes, mitas y encomiendas.

La producción bananera en el país permitió emprender un débil proceso de industrialización orientada por los lineamientos recomendados por la Comisión de Estudios Económicos para América Latina CEPAL, Organismo que institucionalizó en América del Sur el Modelo de Industrialización Sustitutiva de Importaciones ISI, el cual buscaba eliminar la importación de bienes de consumo e intermedios y erradicar el modelo Agroexportador de productos primarios que desde la independencia lo habíamos venido manteniendo; forzando en lo posible la modernización de la economía a través de la demanda interna para que sea ésta la generadora de una alta capacidad de empleo y valor agregado. El Modelo de Industrialización Sustitutiva de Importaciones ISI se basó en la interpretación Latina de la Teoría Modernizadora dominante en el mundo de la Post Guerra, la que sostenía que para alcanzar el desarrollo había que lograr un crecimiento económico sostenido, para lo cual la política del gobierno debía centrar su acción en los sectores de alta productividad como era el caso del sector industrial.

El Modelo de Desarrollo adoptado por el Ecuador desde 1950 acogió las recomendaciones de la CEPAL, en la que se señalaba que el rol central del Estado era la de suministrar servicios públicos, realizar obras de infraestructura y las demás que sean necesaria para crear la superestructura industrial que se consideraba indispensable para el desarrollo.

A partir de 1972, año en que empieza la gran explotación petrolera en el país el proceso de industrialización se intensifica el cual permitió generar ahorro interno e inversión y crecer la economía a tasas sin precedentes. Con el aumento de los precios del barril de petróleo la economía se intensifica.; solo en el periodo de 1970-80 la producción total del país se duplicó creciendo a un promedio anual del 9%. Según estudios la población creció a un ritmo del 2,9% anual, lo que permitió generar un incremento acumulado del producto per cápita del 75%. Los ingresos petroleros dieron lugar a que los gobiernos militares de la época incrementen sus gastos en forma desmedida, y producto de ese excesivo egreso corriente causó fuertes desequilibrios fiscales. La inflación en esta etapa no se disparó solamente porque el tipo de cambio permaneció estable durante todo este periodo debido a la capacidad exportadora del país y al fácil acceso al mercado financiero internacional, motivo éste último que condujo a un acelerado endeudamiento externo tanto público como privado. Mientras tanto la inversión publica descendió porcentualmente hasta el final de la década, igualmente la inversión privada experimentó un gran crecimiento en términos absolutos, sin embargo se advierte que la inversión total se mantuvo en los porcentajes que históricamente se habían venido dando.

Conforme queda anotado, gracias al petróleo y al endeudamiento externo el tipo de cambio permanece estable hasta el final de los 70, el que originó un cambio en la estructura del consumo pasando al componente de bienes importados y que la inflación interna supere la internacional en las décadas subsiguientes. La acumulación de recursos en el sector industrial urbano ocasionó la migración campesina a las ciudades, transformando su estructura que es desapercibida en términos de contabilidad nacional pero apreciable en el nivel de bienestar y cambio estructural observados; así, a finales de 1962 más de la mitad de la PEA se hallaba en el campo y para 1982 la mayoría se encontraba en la ciudad.

No hay duda que el modelo de Industrialización Sustitutiva de Importaciones formó un pacto implícito de “Modernización Social”1 entre trabajadores, empresarios y políticos, porque pudo consensuar un conjunto de instrumentos proteccionistas, el que se constituyó en la primera política de Estado; en unión con el progreso y desarrollo que se alcanzó; se llegó a pensar que era la mejor alternativa para superar el subdesarrollo.

Este Modelo Económico por perseguir la industrialización es Intervencionista. Por modificar la estructura como la tenencia de la tierra y el régimen tributario se lo considera como Reformista; Por regular los mercados internos y planificar la economía para realizar las inversiones públicas como privadas es llamado Tecnocrático; Por utilizar el proteccionismo arancelario, la selectividad del capital extranjero es Nacionalista; Por acoger criterios de justicia social en cuanto tiene que ver a salarios, protección laboral, subsidios es Redistribucionista; Finalmente por el esfuerzo modernizador, que creó varias instituciones públicas que absorbieron un amplio porcentaje del recurso humano calificado es considerado un Estado Empresario y Empleador.

Durante esta etapa tuvimos un prolongado periodo de prosperidad, estabilidad y desarrollo económico en el que conseguimos significativos progresos en todos los ordenes, así, se amplió el sistema de comunicaciones y la red vial; se desarrollo la industria, se modernizaron las ciudades, se redujo la mortalidad infantil y el analfabetismo; se amplió la cobertura de servicios públicos como educación, salud; se elevó el ingreso percápita; etc.; en definitiva se mejoró el nivel de vida de la población. Este Estado fue progresivamente multiplicando sus atribuciones, funciones y su acción de regulación de la economía, ejecutó ambiciosos programas sociales, lo que se denominó “Economía Mixta”2 o intervencionismo.

Este proceso es interrumpido bruscamente en 1982 cuando el Ecuador no puede cumplir con el servicio de la deuda externa y se ve obligado a declararse en mora. En este año se registra nuevamente un saldo negativo en balanza pagos, déficit presupuestario y la Reserva Monetaria Internacional sufre una profunda caída en mas de 300 millones de dólares, que junto con otros fenómenos acumulados en el Desarrollismo dan origen a las crisis económica de los 80, sus consecuencias fueron graves; la recesión económica, la inflación, el incremento del desempleo, la caída de los salarios reales, el empobrecimiento de la clase popular y media y en general el deterioro de los ingresos familiares.

Debido al agotamiento del modelo ISI se transforma radicalmente la política económica y se adopta un nuevo modelo de desarrollo, estas transformaciones empiezan con los llamados Programas de Ajuste Estructural que se ejecutó con la intención de restablecer el equilibrio macroeconómico, objetivo que se lo consideró como requisito principal para encontrar el progreso económico y social, así se ejecutaron severos programas de austeridad con el fin de sanear las finanzas públicas, corregir el desequilibrio en balanza de pagos, reducir la carga de la deuda externa, restringir las importaciones, y bajar la inflación crónica enemiga de los más desprotegidos.

Luego se ejecutó reformas estructurales dirigidas a reasignar eficientemente los recursos disponibles; se busco mejorar la competitividad de nuestros productos en el mercado internacional disminuyendo el control público de los precios y dejando que sea la oferta y la demanda el que los determine; es decir se redujo el papel del Estado como creador de empresas productivas y proveedor de servicios, el mercado sería el encargado de fijar la tasa de interés y la de cambios; se creó alicientes a la inversión extranjera, dándoles seguridad jurídica a la propiedad privada, se desreguló el mercado laboral, se redujo los aranceles, etc. Es decir el rol que mantenía el Estado disminuyó notablemente por considerar que los excesivos controles y la absorción de actividades que puede realizar el sector público eran las que ocasionaban el estancamiento económico.

Producto de la caída de los precios del barril de petróleo en el mercado internacional, la elevación de las tasas de interés de la deuda externa y el “simultáneo cese del flujo del crédito externo”3originaron la caída del producto, el desequilibrio macroeconómico y el deterioro del nivel de vida de los ecuatorianos.

Para el diseño de programas de estabilización comentados anteriormente, bajo la premisa de generar excedentes en el sector exportador para cumplir con el servicio de la deuda externa, que se volvió prioritaria, el país tuvo que soportar macro devaluaciones y así eliminar el rezago cambiario que se venía manteniendo desde la década anterior.

Producto de estas medidas fue afectado el sector privado que se encontraba endeudado en dólares y la situación se torno insostenible a finales de 1982, y siendo Presidente Constitucional el Dr. Oswaldo Hurtado asume la deuda del sector privado y la transfiere a la del sector público algo mas de 1600 millones de dólares y la refinancia en sucres a través de los créditos de estabilización; complicando aún más la ya difícil situación de la deuda pública externa. Debido a la falta de recursos para atender el servicio de la deuda esta se vuelve inmanejable y para fin de siglo esta deuda se convierte en una carga tan pesada, siendo una de las principales causas por las que el país no puede encontrar la senda del crecimiento y al contrario se ha incrementado la pobreza, la miseria y el subdesarrollo.

La temática general durante los 80, 90 y fin del siglo es “la desaceleración productiva, profundización de los desequilibrios económicos, el persistente incremento de la inflación (que solo el INEC no es capaz de advertirlo) y las constantes macro devaluaciones”4(hasta antes de la dolarización). Las políticas de ajuste se centraron en tratar de eliminar el rezago cambiario y controlar el déficit público y la emisión monetaria, renegociar la deuda externa y por último “contraer la demanda interna vía caída del salario real”5 como política que iba a reducir la inflación y las importaciones. El objetivo era mantener la estabilidad económica y lograr un saldo positivo en balanza comercial para poder atender eficientemente el servicio de la deuda externa.

En la Administración del Ing. Febrescordero 1984-88 prácticamente (al decir de Rafael Larrea en su libro “El Reto del Desarrollo”) se elabora la partida de defunción del modelo ISI, luego con el Dr. Borja en 1990 desmontan el andamiaje que construyó el Desarrollismo, así se derogaron las leyes de fomento industrial, se desreguló los mercados y se modificó la legislación laboral. La peor época del ajuste y neoliberalismo fue la correspondiente a la administración del Arq. Sixto Durán Ballén (1992-1996) periodo en la que proliferaron las instituciones financieras sin control alguno, años más tarde (1998-2000) varias de estas instituciones quebraron perjudicando a miles de pequeños ahorristas, comerciantes, etc., contribuyendo gravemente al consumo, al ahorro y a la crisis del aparato productivo en sí.

La política neoliberal a medida que avanzábamos a la finalización del siglo se fue profundizándose, así, a través del anclaje nominal del tipo de cambio se trató de eliminar las expectativas devaluatorias y la inflación, estableciendo la flotación controlada del dólar dentro de una banda preanunciada por la autoridad monetaria con base en una Reserva Monetaria Internacional fuerte; la que se logró fortificarla vía inversión especulativa e inversión directa y crédito externo que se obtuvo gracias a la renegociación de la deuda externa realizada en 1994. Pero para que se den estos flujos fue necesario atraer el ahorro interno y externo manteniendo altas tasas de interés que junto al deterioro de las importaciones por la apreciación del tipo de cambio real se contrajo la demanda agregada.

La modernización se condujo bajo profundas reformas estructurales con el objeto de reducir el rol del Estado, especialmente en el papel de suministrador directo de bienes y servicios, desregular el mercado y abrir la economía al comercio y finanzas internacionales.

En los 25 años de Neoliberalismo el país ha permanecido en un estancamiento permanente con importantes distorsiones macroeconómicas, principalmente la caída del ingreso per cápita que ha comprometido la tranquilidad social del país; la terrible inflación; el incremento del desempleo; la ampliación de la informalidad; el deterioro de los salarios reales, y otros.

Este periodo esta marcado por la crisis financiera sin precedentes ocurrida en el país, la que afectó directamente al aparato productivo; siglo que culminó con la quiebra generalizada del sistema financiero; el peso de la deuda externa supera ampliamente el 100% del PIB la que ha obligado a que el Ecuador sea el primero en el mundo en declararse en moratoria de los Bonos Brady; la deuda privada se encuentra en mas de tres mil millones de dólares de las que se estima que mas del 85% de los créditos concedidos son incobrables e irrecuperables debido a las altas tasas de interés y las constantes devaluaciones; la inversión extranjera cayó drásticamente; por lo que al año 1999 cerraron mas de dos mil empresas y se despidió según datos estimativos a un mínimo de 200 mil trabajadores.

Sin lugar a dudas la economía ecuatoriana se encontraba sumida en una profunda crisis, y precisamente una de las señales más claras del mercado fue la pérdida de las funciones del dinero, por lo que los agentes económicos preferían el dólar estadounidense y se iba poco a poco consolidándose la dolarización informal en el país. En marzo de 1999 en un acto desesperado por detener la fuga de capitales se decreta el Feriado Bancario, pero la conflictividad social, política y económica se mantuvo y el estallido social se hizo presente derrocando al entonces Presidente Jamil Mahuad Witt, el cual salió del país dejando instaurado el Esquema Monetario de Dolarización, como forma alternativa de controlar la crisis. Seis años más tarde, este Modelo Monetario no ha podido corregir los principales problemas ni atender las necesidades sociales más urgentes del país, por lo que no podemos determinar que se hayan producido grandes cambios y afirmar que nos encontramos en el camino del desarrollo.

Sin embargo queda por resolver los principales problemas: la pobreza y las desigualdades sociales. El modelo Agro exportador no arrojó resultados benignos mientras que el Desarrollista presentó cerca de tres décadas de prosperidad económica, que si bien consiguió grandes avances pero no logró que todos los sectores de la sociedad accedan equitativamente a los beneficios que trae consigo el progreso económico.

Las reformas que se aplicaron seguramente no fueron tan profundas especialmente la agraria porque no hay otra forma de explicar el porqué de tanta pobreza en el área rural; y es que el problema no es solo en este sector sino también en la ciudad, ahí donde se encuentran los barrios marginales conformando los cordones de miseria. Inclusive existe una proporción altísima de pobreza en forma de indigencia 9%, aquellos que no disponen ni de lo indispensable para la vida humana, los que comen una sola vez al día, ellos se encuentran en la mayoría de la población indígena y afroecuatoriana, hay poblaciones en el país que están consideradas como de desastre alimentario 9 de cada 10 niños sufren de desnutrición crónica; por la relación inversa entre el nivel d educación y el nivel de pobreza en el 2001 el porcentaje de pobres entre la población que vive en hogares cuyo jefe no tiene ninguna educación fue 90,8%, es decir 9 de cada 10 hogares son pobres; en el campo los agricultores y/o los indígenas apenas tienen 3,3 años de escolaridad, es decir solo saben poner su nombre.

La desigualdad en los logros sociales demuestran la presencia de prácticas excluyentes en la asignación de recursos públicos y en la oferta de servicios básicos; la pobreza es un indicador que resume la carencia de condiciones de vida elementales de la población, según la definición de necesidades básicas insatisfechas sugerida por la comunidad andina el 61,3% es pobre en el país, sin embargo este promedio nacional esconde diferencias al interior del país, 9 de cada 10 personas autodefinidas como indígenas y 7 de cada 10 personas autodefinidas como negras son pobres, el único grupo étnico con una incidencia de la pobreza inferior al promedio del país es el conformado por quienes se autodefinieron como blancos (cinco de cada diez).

El logro educativo según grupos étnicos se aprecia que en la población mayor de 24 años indígena apenas alcanzó 2,1 años de promedio de escolaridad, mientras quienes hablan solo español 7,4 años en promedio, por lo que difícilmente se podrá encontrar trabajadores calificados en el país, en efecto el 53,3% de la población ecuatoriana mayor de 24 años de edad o no tiene educación o tiene apenas aprobado algún año de educación primaria, siendo este problema más evidente en las poblaciones indígenas y negras, en efecto el 84,7% de los indígenas y el 59,4% de negros se encuentran en esta situación.

6El ámbito de la salud de por sí ejerce gran influencia en las condiciones de vida y trabajo de las poblaciones, a fin de tener una visión clara de este sector lo analizaremos en tres acápites:
1.- Situación de la salud, a través de indicadores de mortalidad, morbilidad y nutrición
2.- La oferta de salud con indicadores de establecimientos y recursos humanos.
3.- El procesos de reforma del sector salud, tomando en consideración indicadores sobre aseguramiento, descentralización y la aplicación de la Ley de maternidad gratuita y atención a la infancia

Si bien en la mortalidad en general la tendencia es decreciente pero la neonatal infantil y de la niñez presentan importantes tasas de crecimiento 15 de cada 1000 niños nacidos vivos mueren por trastornos e infecciones respiratorias, nacimientos prematuros y de bajo peso, infecciones intestinales y desnutrición, estas en su mayor parte pueden ser combatidas con una política de salud pública agresiva en los ámbitos de promoción y prevención colectiva e individual.

La morbilidad hospitalaria encontramos que la principal causa de atención es por parto, causas obstétricas, fracturas, etc., lo que indica que la política hospitalaria del país todavía no tiene claramente establecida en la práctica una política que direccione la referencia y contrarreferencia de las atenciones.

El problema de la nutrición en el país es muy importante ya que requiere intervenciones estatales que rebasen el ámbito sectorial de salud, así podemos ver que la desnutrición crónica afecta al 25,8% de los niños, lo que quiere decir de que uno de cada cuatro niños ecuatorianos se encuentra en riesgo de ser afectado severa e irreversiblemente en su situación física, intelectual y sicológica.

La oferta de establecimientos de salud hospitalarios ofrecida por el Estado muestra una retirada relativa 13,4% dejando a los privados a que se encarguen de este servicio 80,2%. Este hecho se evidencia en el deterioro del presupuesto público para salud, frente a una demanda cada vez mayor de la población de servicios de salud.

El personal de salud del sector público creció en apenas 13,5% (1997-2001), mientras que el personal de salud del sector privado creció en 188%.

Desde la anterior década y la presente se ha abierto al debate para la discusión sobre el mejoramiento de la salud, la ampliación y equidad del acceso al servicio y la configuración de un real sistema de salud con el Ministerio de Salud Pública como cabeza rectora del proceso.

Siendo uno de los principios fundamentales de la reforma del sector la separación de la provisión, el financiamiento, la regulación y la reforma al IESS sistema de seguridad social que es el segundo oferente público de mayor magnitud.

Sobre este tema existen tres procesos dignos de resaltarse: el aseguramiento universal de salud, la aplicación de la ley de maternidad gratuita y atención a la infancia y la descentralización de los servicios de salud.

La población ecuatoriana casi en su totalidad carece de aseguramiento en salud 83,9%, mientras un 16,1% se halla asegurado en el IESS seguro social campesino (16,76%), ISSFA, ISSPOL (1,09%), aseguradoras y compañías de medicina prepagada privada (2,93%).

Si analizamos quienes están asegurados al IESS veremos que el 20% más rico del país es el beneficiario, y solo el seguro social campesino es el programa que presta atención de salud pública a los más pobres de los pobres.

La corrupción se ha apoderado de varios estamentos públicos y privados, motivo por el cual en la actualidad nos han calificado como uno de los países más corrupto del mundo; últimamente este mal ha logrado fisurar el tejido de los Organismos Estatales que se encargan de velar y mantener la paz ciudadana interna y externa que han caído presa de esta enfermedad llamada corrupción en concupiscencia con banqueros privados y empresas multinacionales.

La migración ha formado una lacra visible en las familias ecuatorianas logrando la descomposición social, el abandono de amplias zonas agrícolas, lo que antes la mano de obra no calificada era abundante y barata y constituía nuestra ventaja comparativa hoy ya no lo es, porque todo ese ejército de reserva industrial migró hacia los grandes centros industriales de Europa y Norte América; se estima que aproximadamente vía migración legal e ilegal más de 600 mil compatriotas salieron en busca de mejor suerte, muchos de ellos murieron en el intento y los que lo lograron no han regresado; hoy por hoy son los que están sosteniendo la economía del país; según datos estadísticos del Banco Central confirman que por remesas de migrantes se transfiere al país la no despreciable cantidad de 2.000 millones de dólares el 8% del PIB y mayor que la inversión extranjera, ingreso que representa el segundo rubro de entrada de divisas al país.

La crisis es producto de fenómenos de carácter estructural y coyuntural, que tiene un origen interno y externo el cual ha comprometido el desarrollo económico y la tranquilidad social del país. Pasa a constituirse en tema urgente y fundamental de reflexión sobre los principales contenidos de la política económica alternativa que ha de ser propuesta para su discusión ante todos los actores sociales, políticos y grupos económicos del país y su posterior aprobación en la venidera Asamblea Nacional; para que a partir de la concepción integral de la crisis comprenda medidas que enfrente los problemas más urgentes en el corto plazo y en el mediano resuelva los temas de naturaleza estructural y finalmente a largo plazo planifique la imagen objetivo del Estado.

Las grandes revoluciones históricas comienzan por pequeñas e ignoradas conspiraciones que tienen el efecto de remover bases caducas y obsoletas y transforman “viejos paradigmas dando oportunidad a que nuevas formas del pensamiento conformen nuevas estructuras, sueños y esperanzas”7

La situación actual es un proceso que se fue haciendo visible desde los 80, la política económica debe ir más allá de las devaluaciones, convertibilidad, dolarización, o de meros retoques tipo parche de política neoliberal, lo que debe plantearse en la alternativa de desarrollo no debe ser un recetario vago, impreciso y abstracto, lo contrario debe ser un gran replanteamiento sobre el rol del Estado, del mercado, de la sociedad civil, con la “conducción de nuevos actores y protagonistas”8. Siempre la reforma política ha sido un caso de características cíclicas, cada vez que surgen dificultades en la conducción del gobierno se lleva al debate nacional en el mejor de los casos para que se conduzca en óptimos escenarios de gobernabilidad, o se convoca a consulta popular y si es el caso se logra reformar, pero quienes son los que se encargan de ejecutar? los mismos políticos de siempre, lo cívico será elegir a nuevos líderes de una nueva generación que hagan propuestas serias y contemporáneas que merezca el voto digno, soberano y decoroso de la sociedad; desechando en las urnas a los demagogos de la política.

Puesto de manifiesto nuestra realidad se evidencia y se demuestra que el hecho no es circunstancial, que la era de las Dictaduras Militares ha fenecido, que la Democracia no ha logrado consolidarse, la Libertad Pública no está garantizada, los Derechos Humanos no están protegidos, la Función Judicial y Legislativa no están desempeñándose con independencia; las Fuerzas Armadas no están subordinadas a la Autoridad Civil; lo único visible es el incremento de la concurrencia de la población a los eventos electorales. Por ello estos defectos no han permitido legitimar jurídicamente ante la Comunidad Internacional la democracia del pueblo ecuatoriano, y mucho menos asegurar la estabilidad y permanencia de las Instituciones Democráticas; quedando por definir el nuevo rol y competencia del Estado para que pueda enfrentar los retos del desarrollo que en lo principal deberá tender al fortalecimiento social, estimular a los sectores productivos, proteger el interés nacional en las relaciones del comercio exterior, al control de la inflación, a distribuir equitativamente el ingreso, a ampliar la cobertura de los servicios sociales, a erradicar la pobreza corrigiendo la injusticia social, porque estas son mucho más profundas en las sociedades democráticas “en razón de los principios que la inspiran y de los objetivos que sus Cartas Políticas proclaman”9; y finalmente ser el motor del desarrollo. Es urgente la necesidad de incorporar a la “legitimidad jurídica”10 la “legitimidad social”11 de la que carece, cualidad que un sistema político lo posee cuando la población le adjudica la virtud de perceptora de sus necesidades y resuelve sus problemas.

Si esta democracia se vuelve capaz de resolver problemas, producir resultados concretos y visibles tanto en lo económico y social, y además garantiza la libertad, los derechos humanos ampliamente y promueve la participación ciudadana; logra que sus instituciones se consoliden y gocen de prestigio; hace que la ciudadanía lo quiera y se sienta respaldada, es decir consigue que ingresen a la conciencia colectiva afectiva, y forma sus valores parte de la cultura; habrá obtenido la garantía de su permanencia en el tiempo.

La democracia en la historia ha tenido que transitar por varias formas siendo una democracia elitista, luego de la clase media y es ahora cuando nos encontramos dentro de una democracia abierta a las grandes masas; habiendo sido una democracia representativa hoy debemos caminar hacia una democracia participativa activa y “creciente de la población y de la sociedad civil en la discusión y solución de los problemas colectivos”12; de un régimen de intolerancia debemos ir hacia el pluralismo político y cultural; desde el aislamiento y del enfrentamiento entre naciones hemos cambiado y transitamos por la senda hacia una actitud de entendimiento, cooperación y solidaridad; y desde una posición de dependencia en relación con los grandes centros industriales está creciendo en el país la necesidad imperiosa de primero generar un crecimiento hacia adentro para luego enfrentarnos competitivamente en la economía mundial, ostentando “términos de eficiencia y competitividad”13.

El mundo en general asiste a un cambio de época en la que bajo la metáfora de la máquina la revolución tecnológica promueve una visión cibernética del mundo; bajo la metáfora del mercado la revolución económica promueve una visión mercadológica del mundo; bajo la metáfora de la trama de relaciones entre formas de vida, la revolución sociocultural promueve una visión contextual del mundo14; y bajo la metáfora del desarme de las grandes potencias asistimos a un cambio de manos del poder del mundo.

Por ello es que este Estado para estar acorde con los lineamiento sociales, políticos y económicos actuales y sobrevivir en este mundo actual y ser eficiente necesita de una reforma al aparato político, económico y social; un instrumento que por un lado equilibre y represente a la sociedad, por el otro lado sea capaz de organizar, condicionar y que confronte no en sentido de hostilidad pero si en el sentido de defender y proteger los diversos intereses de nuestro pueblo.

El crecimiento económico no será compartido por los sectores más postergados si sus efectos no son eficaces, la justicia social es un requisito insustituible y más aún es un punto de apoyo básico e importantísimo para emprender cualquier proyecto de transformación, reforma y consolidación estable de la democracia; el crecimiento con equidad debe ser la principal idea de la nueva alternativa.

La deuda social con los sectores pobres es enorme, esa brecha existente entre clases de nuestra sociedad es una realidad fuertemente dolorosa e histórica y ha tendido a profundizarse como consecuencia del avance de la ciencia y la tecnología, a las cuales pueden acceder solo los que tienen posibilidad económica, como ya lo hemos apreciado líneas arriba. Debido a la aplicación de estos avances y progresos científicos se han generado conflictos económicos, sociales y políticos de enorme significación, y gracias a estos progresos de la ciencia los países industrializados se hallan en mejores condiciones de permanecer en el tiempo; por ello la alternativa de desarrollo debe pretender la elaboración de un plan de desarrollo humano para que sea capaz de enfrentar los retos que propone el futuro en mejor condición y de legar a nuestros hijos una vida digna dentro de este Estado15.


 


1 INGOBERNABILIDAD Y TRANSICION DE LA DEMOCRACIA ECUATORIANA, Alfredo Mancero, pg 14.
2 LOS NUEVOS LIMITES DEL ESTADO, Oswaldo Hurtado, pg 11.
3 EL RETO DEL DESARROLLO, Rafael Larrea, pg11
4 IBIDEM, pg 16.
5 IBIDEM, pg 17.
6 Los análisis y datos estadísticos de salud y empleo, pobreza, educación son recogidos del libro Tendencias del Desarrollo Social en el Ecuador 1990-203 MBS.
7 REVISTA LA FAMILIA, 18 de Noviembre del 2001, pg 8.
8 GLOBALIZACION E INTERNACIONALIZACION DEL MUNDO, Hugo Moreno Romero, pg. 43.
9 ESTRATEGIAS PARA REDUCIR LA POBREZA EN AMERICA Y EL CARIBE, Owaldo Hurtado, pg, 425.
10 IBIDEM.
11 IBIDEM
12 LOS NUEVOS LIMITES DEL ESTADO, Franco Montoro, pg. 127.
13 IBIDEM, pg. 128.
14 Documento de trabajo de la EPN del PHD Hugo Banda Gamboa
15 Los comentarios y el texto en si es responsabilidad del autor del documento Eco. Alfredo Uquillas
 


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Eduardo Del Castillo Fecha: 06 del 05 de 2014 - 03:05
El documento en sí es excelente; me gustaría conocer en síntesis cuáles son las etapas de desarrollo económico que ha tenido el país en los últimos 50 años. apreciaré remitir a mi mail. Cordialmente.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

10 al 29 de
octubre
II Congreso EUMEDNET sobre
Arte y Sociedad

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias

17 al 28 de
noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre
El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet