Observatorio de la Economía Latinoamericana

 


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía de Costa Rica

 

LOS MODELOS HISTÓRICO-ESTRUCTURALES DEL DESARROLLO COSTARRICENSE

Antonio Luis Hidalgo Capitán (CV)
Universidad de Huelva (España)
alhc@uhu.es
 

RESUMEN

En este ensayo se presentan cuatro modelos histórico-estructurales que explican el funcionamiento del sistema socioeconómico costarricense a lo largo de su historia y que serían el modelo tributario-colonial (1560-1823), el modelo primario-exportador (1823-1959), el modelo agroexportador-industrial (1959-1984) y el modelo multiexportador (1984-2007).


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Hidalgo Capitán, A.L.: “Los modelos histórico-estructurales del desarrollo costarricense" en Observatorio de la Economía Latinoamericana, Nº 81, 2007. Texto completo en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/cr/2007/alhc.htm


INTRODUCCIÓN

El método de análisis histórico estructural que aquí utilizamos consiste en el estudio de un país, en este caso subdesarrollado, atendiendo al funcionamiento de su sistema socioeconómico. Se entiende por sistema socioeconómico el conjunto de estructuras (económica, social, política y cultural) vinculadas entre sí por ciertas leyes y vinculadas al mismo tiempo con otras estructuras de terceros países, en este caso desarrollados, por medio de relaciones de dependencia y dominación (económica, tecnológica, cultural y política). Este tipo de vinculaciones son temporales y el sistema socioeconómico suele modificar su funcionamiento a raíz de influencias internas y/o externas (Fallas, 1983: 57-8).

Por tanto un modelo histórico-estructural de desarrollo será la representación teórica que bajo este enfoque se realice del funcionamiento de un sistema socioeconómico durante un período de tiempo determinado, en el cual las vinculaciones no sufren modificaciones sustanciales.

A lo largo de la historia del desarrollo costarricense podemos distinguir claramente al menos cuatro modelos de desarrollo:

a)                 El modelo tributario-colonial (1560-1823).

b)                 El modelo primario-exportador (1823-1959).

c)                  El modelo agroexportador-industrial (1959-1984).

d)                 El modelo multiexportador (1984-2007).

Como puede observarse, los tres últimos están basados en la exportación, por lo que podemos caracterizar a Costa Rica como una economía extravertida; lo cual no deja de tener sentido al tratarse de un país pequeño y, por tanto, con un mercado de dimensión reducida que hace imposible el aprovechamiento de economías de escalas.

Trataremos de analizar a continuación las características de cada modelo y su funcionamiento y para ello seguiremos aquí el esquema propuesto por Talavera (1986: 280-320).

 

1. EL MODELO TRIBUTARIO-COLONIAL (1560-1823)

El modelo tributario-colonial se corresponde con el período que transcurre desde la colonización de Costa Rica, iniciada en 1560, hasta la primera exportación de café en 1823, dos años después de su independencia de la Corona española.

Las características de este modelo serían:

a)                 La propiedad de la tierra estaba bastante repartida en chacras, que eran cultivadas por los propios propietarios; prácticamente no existen actividades de intermediación comercial, financiera o de transportes, salvo las relacionadas en algunos momentos con el suministro de víveres a Panamá y la producción y exportación de cacao y tabaco.

b)                 Nos encontrábamos con una economía agraria de subsistencia familiar, concentrada en la producción de maíz, trigo, caña y frutales; con la excepción hecha de algunas plantaciones del Caribe de donde surgieron los fracasados intentos de desarrollar un modelo primario-exportador basado en el cacao y en el tabaco.

c)                  El territorio se encontraba aislado y desarticulado, sin que el Estado colonial presentara ningún interés por remediar esta situación, al carecer Costa Rica de productos interesantes para la exportación.

d)                 La producción se destinaba casi en su totalidad al mercado interno y, sobre todo al autoconsumo, con la excepción hecha de los tres casos de exportación mencionados.

e)                 El excedente económico generado era muy exiguo, y salvo la apropiación que realizaba el Estado colonial en forma de tributos, el resto, cuando existía, quedaba en manos de los productores.

f)                    Las funciones del Estado colonial quedaban limitadas a las necesarias para organización social (administración de justicia, dirección política, representación exterior, obras públicas, actividades religiosas...), pero que en la mayoría de los casos fueron desatendidas.

g)                 Dada la abundancia de tierras y la escasa población, los propietarios de la tierra se veían obligados a explotarla directamente ante la falta de mano de obra esclava o asalariada.

h)                  La distribución del escaso ingreso era bastante equitativa aunque el nivel de vida general sólo daba para cubrir las necesidades básicas.

i)                    La estructura social era bastante simple, frente a la clase dirigente vinculada a la administración colonial se encontraba la inmensa mayoría de la población compuesta por campesinos-propietarios pobres.

Se trataba, por tanto, de un modelo de estancamiento más que de desarrollo, donde el crecimiento económico venía vinculado al aumento de población que ponía en explotación nuevas tierras. La crisis de este modelo, si es que puede considerarse una crisis, o más bien su superación, no surge con la independencia. La presencia del Estado colonial era muy exigua, por lo que la independencia apenas alteró su funcionamiento; lo que acabó con el modelo fue el éxito del café como producto de exportación, coincidente con el momento político citado.

 

2. EL MODELO PRIMARIO-EXPORTADOR (1823-1959)

Bajo el modelo primario-exportador que surge con el café van a darse tres etapas; la primera, entre 1823 y 1879, coincide con el funcionamiento de un modelo primario-exportador de economía integrada basado en el café; la segunda, entre 1879 y 1948, se caracteriza por la coexistencia del modelo anterior con otro modelo primario exportador de economía de enclave basado en el banano; y la tercera, entre 1948 y 1959, donde los modelos anteriores van a coexistir con una política de sustitución de exportaciones de productos agrícolas de consumo básico, conformando la versión modernizada del modelo primario exportador de bicultivo café-banano.

2.1. El modelo primario-exportador de economía integrada

La etapa del monocultivo del café se va a caracterizar por los siguientes elementos:

a)                 Los cafetales son propiedad de nacionales, al igual que las escasas actividades industriales, las de transporte y los servicios financieros; sólo la intermediación internacional del café está en manos de extranjeros.

b)                 Los niveles de rentabilidad y productividad son relativamente altos al producirse un uso extensivo de la tierra de calidad superior localizada en Valle Central.

c)                  Se configura una infraestructura vial que conecta el Valle Central con las zonas portuarias del Caribe (Limón) y del Pacífico (Puntarenas) y se concretan los primeros esfuerzos en la construcción del ferrocarril, que se concluiría bajo la etapa bananera.

d)                 Coexiste la producción cafetalera con una producción de autoabastecimiento, sobre todo en una primera etapa.

e)                 La apropiación del excedente generado por la actividad cafetalera la realizan los importadores de terceros países, los propietarios de los pequeños cafetales, el Estado, pero sobre todo la burguesía que controla el beneficio del café y los canales de exportación, la burguesía financiera que anticipa los recursos para la producción y la burguesía mercantil-importadora que suministra los bienes de consumo que la economía demanda.

f)                    El Estado desempeñó un papel secundario en este modelo, al tratarse de un Estado patriarcal que trataba de garantizar las condiciones necesarias para que la burguesía a la que representaba obtuviera sus beneficios; esta situación cambiaría con la configuración del Estado liberal a partir de 1971.

g)                 No existe una infrautilización del factor trabajo, ya que la abundancia de tierras permite la ocupación de cualquier excedente de mano de obra.

h)                  El nivel de vida de la población se mantenía en niveles aceptables debido a que la tierra se encontraba suficientemente repartida y los salarios reales era elevados, por lo que la distribución del ingreso era bastante equilibrada.

i)                    La estructura social está conformada por una elite burguesa (agroexportadora, comercial-importadora y financiera), una clase media de pequeños propietarios agrícolas vinculados al café, comerciantes y artesanos, y una pequeña clase trabajadora tanto rural como urbana.

2.2. El modelo primario exportador de economía de enclave

Bajo la etapa del bicultivo café-banano, van a permanecer la mayoría de los elementos correspondientes al modelo de economía integrada, pero coexistiendo con los elementos del modelo primario-exportador de economía de enclave basado en el banano:

a)                 La casi totalidad de las plantaciones bananeras y la totalidad de actividad comercial, financiera y de transporte va a estar en manos de la United Fruit Company, empresa transnacional bananera.

b)                 Dada la baja productividad del sector el aumento de la producción bananera se realiza por medio del uso extensivo del trabajo y de la tierra, absorbiendo un importante volumen de mano de obra y poniendo en cultivo grandes extensiones de la costa caribeña y pacífica.

c)                  La plantación vivía de espaldas al país, sin generar efectos de arrastre en el resto de la economía y con infraestructuras y medios de transportes propios y exclusivos.

d)                 La producción se destina al mercado externo, por lo que las necesidades de abastecimiento interno del resto de la economía quedan en manos de la producción de autoconsumo y de la importación (el café tenía el mismo comportamiento).

e)                 La apropiación del excedente la realizaba la United Fruit Company, sin que el resto de la economía percibiera una parte significativa de ese excedente bananero.

f)                    El Estado liberal dio todo tipo de facilidades a la empresa transnacional y su nivel de exigencia tributaria y legislativa fue muy exiguo, hasta las primeras medidas de carácter sociolaboral de los años cuarenta y el intervencionismo del Estado benefactor tras la Guerra Civil de 1948.

g)                 Las plantaciones generaron un importante nivel de empleo asalariado, con lo que contribuyeron a la conformación del proletariado costarricense, que dadas las condiciones laborales existentes protagonizaron la primera huelga de trabajadores bananeros durante los años treinta de este siglo.

h)                  La distribución del ingreso no se vio deteriorada por la actividad bananera debido a la coexistencia de la actividad cafetalera que incidía positivamente en esa distribución.

i)                    La contribución de las plantaciones a la estructura social consistió en la generación de un proletariado rural y de una nueva elite económico-política, la United Fruit Company.

2.3. La versión modernizada del modelo primario-exportador

Con la llegada de los socialdemócratas al poder en 1948, se inician una serie de cambios que configuran una versión modernizada del modelo primario-exportador de bicultivo café-banano:

a)                 La propiedad de las explotaciones agrarias no se ve alterada, pero sí la de las empresas financieras que son nacionalizadas, para así servir mejor a los intereses de los pequeños agricultores.

b)                 Dados los límites del uso extensivo de la tierra en las actividades cafetaleras, comienzan a aplicarse un uso intensivo con nuevas técnicas de producción y nuevas variedades de cafetos, así como se diversifica la producción agropecuaria (carne, arroz, frijoles, leche, algodón...).

c)                  El Estado inicia una serie de obras de infraestructuras destinadas no sólo a facilitar las actividades exportadoras, sino también a mejorar la calidad de vida de la población (saneamiento, electricidad, agua, red vial...).

d)                 Bajo la estrategia de sustitución de importaciones de productos agrícolas de consumo básico, se consigue que parte de la nueva producción agropecuaria diversificada se destine al mercado interno, reduciendo así un elemento de dependencia.

e)                 La actuación decidida del Estado consigue que una parte del excedente que se apropiaba la burguesía agro-exportadora, comercial-importadora y financiera, así como la United Fruit Company, pase por vía de la tributación y la nacionalización bancaria a manos del Estado y por medio de su política redistributiva al resto de la población.

f)                    El papel del Estado bajo este nuevo modelo es esencial, ya que con sus actuaciones estimula la actividad agroexportadora y crea y mejora las condiciones para su expansión.

g)                 La conformación del Estado benefactor trae también consigo la creación de innumerables puestos de trabajo en sector público.

h)                  La mejora en la distribución del ingreso es sustancial debido a las políticas redistributivas y a la elevación de los salarios, tanto públicos como privados, dirigida por el Estado.

i)                    Desde el punto de vista de la estructura social, se debilitan los viejos sectores de la burguesía, y se fortalecen los sectores medios al configurarse una importante clase media con el aporte de la burocracia del Estado.

2.4. Funcionamiento del modelo primario-exportador

Los tres modelos se van a ir superponiendo en el plano temporal, conformando así un modelo primario-exportador muy particular cuyo funcionamiento es el siguiente.

En las fases de auge (bonanzas cafetaleras y bananeras), ante una elevación de los precios de los productos de exportación (por un aumento de la demanda internacional o una caída de la oferta de países competidores) se produce una expansión de la producción y una importante entrada de capitales en país.

El excedente generado se lo apropia la United Fruit Company, en caso de bonanza bananera, o bien, cuando se trata del café, la burguesía agroexportadora. Ésta lo transfiere en parte a otros grupos sociales, como son la burguesía financiera (que adelanta los recursos para la producción), a la burguesía comercial-importadora (a cambio de productos de consumo propios de sociedades desarrolladas), y al Estado (que según el momento lo dedica a atender las necesidades de infraestructura, educación, sanidad, etc. de la población).

Los salarios de los trabajadores y las rentas de los agricultores van en su mayoría destinados a demandar productos de consumo básico que tienen que ser importados, con el consiguiente beneficio de la burguesía comercial-importadora.

En las fases de crisis, ante la caída de los precios del café y del banano, la economía se deprimía, y pocos mecanismos de defensa le quedaban a Costa Rica, ya que dependía no sólo de las exportaciones de café y banano, sino también de las importaciones de productos de consumo básico.

No obstante, al depender Costa Rica de dos productos, aunque el efecto arrastre del banano era débil, la coincidencia a veces de bonanzas de un producto con depresiones del otro permitían suavizar los efectos.

Sin embargo, la toma de conciencia del problema de las crisis cíclicas, sobre todo a raíz de la crisis de los años treinta de este siglo, fue la que llevó a la adopción de medidas para diversificar la producción y reducir las importaciones agrícolas. Pero a pesar de ello, la tendencia al deterioro de los términos de intercambio ponía en evidencia la insostenibilidad del modelo primario-exportador, enormemente dependiente de los vaivenes del mercado internacional.

La adopción, por tanto, del modelo agroexportador-industrial no es tanto consecuencia de una crisis del modelo, ya que las crisis son consustanciales con este modelo, como de la toma de conciencia, algo tardía, de la insostenibilidad del mismo.

 

3. EL MODELO AGROEXPORTADOR-INDUSTRIAL (1959-1984)

El modelo agroexportador-industrial abarca desde la promulgación de la Ley de Industrias en 1959 hasta la aplicación de la política de promoción de exportaciones no tradicionales a partir de 1984. Durante todo este período va a darse una coexistencia de un modelo primario-exportador complementario, con algunas modificaciones que vienen a profundizar las tendencias marcadas en los años cincuenta, y del modelo de industrialización por sustitución de importaciones, basado en los bienes de consumo no duraderos (alimentación y textil); ya en los años setenta ante el agotamiento del primer modelo de industrialización se pone en marcha un segundo modelo de sustitutivo oligopólico público-privado, basado en el desarrollo de la actividad empresarial del Estado.

3.1. El modelo primario exportador complementario

Las características del modelo primario-exportador complementario vienen a ser coincidentes con las de la versión modernizadora del modelo primario-exportador de los cincuenta:

a)                 En cuanto a la propiedad de la tierra cabe destacar la creación de cooperativas de productores, que vienen a restar poder a la burguesía agroexportadora, así como el surgimiento de plantaciones de banano en manos de productores nacionales.

b)                 Se continúa con la política de diversificación y modernización de la producción agrícola, poniendo en cultivo nuevas tierras y aplicando nuevas técnicas.

c)                  Se amplía la cobertura de infraestructuras a lo largo del país con especial expansión en zonas rurales.

d)                 La producción se sigue destinando al mercado interno y al externo, sobre todo café y banano, aunque según el período otros productos cobran importancia (azúcar, carne, arroz...).

e)                 En cuanto a la apropiación del excedente disminuye la participación de la burguesía agro-exportadora y aumenta la del Estado, que va a transferirlo al resto de la población por medio de su política redistributiva y, sobre todo al sector industrial que necesita aumentar su inversión.

f)                    El Estado aumenta su papel intervencionista con el desarrollo de una política de regulación de precios y salarios, además de las ya señaladas.

g)                 La absorción de mano de obra por parte del sector agrícola moderno es reducida, por lo que los aumentos de la población económicamente activa son absorbidos por al sector industrial en expansión y por el sector servicios.

h)                  La distribución del ingreso del país sigue mejorando gracias a las políticas redistributivas del Estado.

i)                    En la estructura social aparece una nueva burguesía bananera, la margen de la burguesía industrial y el proletariado industrial que el otro modelo genera.

3.2. El modelo de industrialización por sustitución de importaciones

El modelo de industrialización por sustitución de importaciones basado en bienes de consumo no duraderos, también conocido etapa fácil de la sustitución de importaciones, posee las siguientes características:

a)                 La propiedad de las empresas industriales se va a repartir entre la burguesía industrial nacional y las empresas filiales de grandes corporaciones transnacionales, éstas concentradas en los sectores metal-mecánico, alimentación, madera y textil.

b)                 Se va a producir un aumento de la participación industrial en renta nacional, aunque el peso de la agricultura sigue manteniéndose alto; dicha producción industrial se va a concentrar en los bienes de consumo no duraderos (alimentación y textil) que antes se importaban, dado que la inversión requerida es menor que en la producción de bienes de consumo duradero.

c)                  La composición de las importaciones va a modificarse sustancialmente, ya que sustituyen las de bienes de consumo no duradero por las de bienes intermedios y de capital necesarios para la producción de aquellos; el saldo deficitario de la balanza comercial industrial tiene que ser compensado con el saldo positivo de la balanza comercial agropecuaria.

d)                 La producción se dirige hacia el mercado interno que, a pesar de su crecimiento debido al aumento de las clases medias con hábitos de consumo de países desarrollados, es demasiado estrecho para los volúmenes de producción industrial; esto provocó la ampliación de dicho mercado interno con la constitución del MERCOMÚN, donde se reproducían las condiciones proteccionismo con un arancel común; como consecuencia de todo esto aumentan las exportaciones industriales, pero sólo hacia el MERCOMÚN.

e)                 La financiación del modelo se realiza por diferentes vías; la primera es con parte del excedente del sector agropecuario que el Estado canaliza vía fiscal-crediticia hacia las actividades industriales; la segunda es por medio de las inversiones extranjeras directas (fundamentalmente norteamericanas) fomentadas a raíz de la Alianza para el Progreso en los sesenta y que supuso la entrada masiva de empresas filiales de corporaciones transnacionales; la tercera es por medio del crédito internacional público (promovido en los sesenta también por la Alianza para el Progreso) y privado (ofrecido por la banca comercial internacional a muy bajo interés en los setenta ante la abundancia de petrodólares).

f)                    El papel del Estado es fundamental en este modelo; determina aranceles altos para los bienes que producen internamente con el objeto de fomentar las industrias nacientes; aplica aranceles bajos para los bienes intermedios y de capital necesarios en la producción nacional; mantiene un tipo de cambio fijo sobrevaluado que beneficia la cita importación; aplica política de exenciones fiscales para las empresas que desarrollen las líneas consideradas prioritarias por la planificación económica, que también se desarrolla con la creación de la OFIPLAN; regula los precios de los productos en el mercado interno a través del Consejo Nacional de Producción, actuando así también en la redistribución de la renta por medio de la subsidiación de muchos bienes y servicios; desarrolla una política de redistribución del ingreso por medio del aumento del gasto público social (educación, sanidad, infraestructuras básicas...).

g)                 El papel de la tecnología en este modelo es bastante relevante; en primer lugar, se trata de tecnología importada, intensiva en capital cuando el recurso abundante en Costa Rica es el trabajo, y que requiere de gran cantidad de insumos intermedios que es necesario importar; y en segundo lugar, la falta de una política tecnológica de asimilación, investigación y desarrollo generan dependencia tecnológica, en unos momentos en que la tecnología comienza a convertirse en el factor estratégico para el desarrollo.

h)                  La apropiación del excedente bajo este modelo lo realizan esencialmente las corporaciones transnacionales que venden a sus filiales los insumos intermedios a precios muy elevados; el Estado también se apropia de parte del excedente que lo transfiere de las formas que hemos citado; la burguesía industrial beneficiada por los elevados precios internos fruto del proteccionismo; y la burguesía comercial importadora ante las facilidades que se dan a esta actividad.

3.3. El modelo sustitutivo oligopólico público-privado

El modelo sustitutivo oligopólico público-privado surge en 1972 como respuesta al agotamiento de la etapa fácil de sustitución de importaciones; dado que la producción de bienes de consumo duradero y la industria intermedia necesitaba de grandes inversiones que el capital privado nacional no podía acometer, el Estado con funciones empresariales y las corporaciones transnacionales se hacen cargo de ellas, configurándose así en el mercado un oligopolio constituido por las filiales de las transnacionales y las empresas públicas (el grupo CODESA, RECOPE, FERTICA...). Las principales modificaciones sobre el modelo anterior son las siguientes:

a)                 El Estado aparece como propietario de un número importante de empresas industriales, junto con las filiales de las corporaciones transnacionales y los empresarios privados nacionales.

b)                 Aumenta la participación de las industrias intermedias y, en menor medida, de los bienes duraderos en la producción industrial total, en detrimento de los bienes de consumo no duradero, que aún así siguen representado el mayor porcentaje.

c)                  En la financiación del modelo además de los elementos tradicionales (excedente agropecuario, inversión extranjera directa y créditos públicos internacionales), el volumen de los créditos privados internacionales dirigido hacia el sector público empresarial va a ser considerable, al tiempo que acapara gran parte del crédito público nacional en detrimento del sector privado nacional.

d)                 El papel del Estado en este modelo supera la frontera del Estado intervencionista para convertirse en un Estado empresario que compite con el capital privado nacional y extranjero en la apropiación del excedente; por otro lado se incrementa las políticas de redistribución de ese excedente hacia sectores marginados.

3.4. El funcionamiento del modelo agroexportador-industrial

Los motores económicos del modelo serían la demanda externa de productos agropecuarios realizada por los países desarrollados y la demanda "interna" de productos industriales de consumo realizada por el MERCOMÚN; mientras estas demandas crecen el modelo funciona y genera un desarrollo.

Las grandes importaciones de bienes intermedios y de capital necesarios para la industria son compensadas con el superávit comercial del sector agropecuario y con una importante entrada de capitales extranjeros en forma de inversión directa y créditos (que se destinan a financiar las inversiones productivas nacionales privadas y públicas).

Las debilidades del modelo comienzan a percibirse a principio de los años setenta cuando la demanda agropecuaria externa se contrae como consecuencia de la crisis internacional y la demanda industrial del MERCOMÚN se contrae también fruto de la muy desigual distribución del ingreso en el resto de los países de la región.

Ante la falta de divisas para financiar las importaciones, entre otros rubros de bienes intermedios, el Estado decide participar en la sustitución de la importación de dichos bienes por medio de la producción nacional pública y el fomento de la producción interior.

Para financiar las inversiones necesarias y compensar el desequilibrio de la balanza de pagos se acude al endeudamiento externo y se aprovecha la bonanza cafetalera de mediados de los setenta, consiguiendo así la reactivación temporal de la economía a la espera de una mejora de la demanda externa e "interna".

Sin embargo, la crisis del modelo sobreviene cuando a principios de los ochenta la demanda externa agropecuaria no se recupera y los términos de intercambio siguen deteriorándose, el MERCOMÚN ha entrado definitivamente en crisis con la consiguiente caída de la demanda industrial "interna", y la elevación de los tipos de interés internacionales y la revalorización del dólar hacen imposible el pago de la deuda externa y mucho menos su aumento. Ante la falta de divisas para la importación, ésta sufre una importante contracción que afecta fundamentalmente a la producción industrial y a través de ella al resto de la economía.

 

4. EL MODELO MULTIEXPORTADOR (1984-2007)

El modelo de desarrollo que explica el funcionamiento del sistema soeiconómico costarricense desde la crisis de principios de los años ochenta es el llamado modelo de promoción de exportaciones no tradicionales, que toma el nombre de la política de desarrollo implementada para salir de la crisis; sin embargo, a nuestro juicio, el nombre más adecuado como modelo histórico estructural de desarrollo sería el de modelo multiexportador, pues responde más a la caracterización de la estructura socioeconómica costarricense.

Las características de dicho modelo serían:

a)                 La propiedad de las diferentes empresas agropecuarias, industriales y de servicios está repartida entre empresarios nacionales y extranjeros, aunque los canales de distribución de las producciones de estas empresas se encuentran en manos del capital extranjero.

b)                 Los sectores tradicionales, con excepción del café y del banano, caracterizados por una baja productividad, destinan la mayoría de su producción hacia el mercado interno (productos industriales de consumo no duradero, granos básicos...), mientras que los sectores modernos, con alta productividad e intensivos en mano de obra, lo hacen hacia el mercado exterior (componentes electrónicos, turismo, textiles, frutas, flores...).

c)                  Existe una escasa articulación entre los dos sectores, tradicional y moderno, mientras que el sector moderno si presenta una importante articulación con otros sectores de terceros países; un ejemplo de articulación externa son las llamadas zonas francas, que han funcionado como auténticos enclaves.

d)                 La mayor parte de la producción tanto agropecuaria como industrial se destina hacia el mercado externo, satisfaciéndose la demanda interna con algo de producción nacional tradicional y, sobre todo, con importaciones.

e)                 El excedente generado por la exportaciones agropecuarias (café, banano, carne, azúcar, frutas, flores, pescado...), industriales (componentes electrónicos, maquila…) y de servicios (turismo…), se lo apropian las empresas transnacionales, la burguesía comercial (exportadora e importadora), la burguesía financiera, los distribuidores extranjeros y el Estado; éste último utiliza su porción  del excedente redistribuyéndola entre la sociedad por medio del gasto público.

f)                    Las funciones del Estado son, por este orden, garantizar las condiciones necesarias para el adecuado funcionamiento del mercado (eliminando las distorsiones internas y externas), liberalizar la economía y redistribuir el excedente que se apropia para garantizar la paz social.

g)                 El aprovechamiento de las ventajas competitivas de Costa Rica supone el uso de los abundantes recursos naturales del país, de su mano de obra altamente cualificada (para ser un país en desarrollo) y de su capacidad instalada a la hora de elegir las actividades económicas más rentables.

h)                  La distribución de la renta es ahora menos equitativa que bajo modelos anteriores, y pese al aumento de la renta per cápita y la reducción de los niveles de indigencia y de pobreza, el deterioro de los niveles de vida de las clases medias, junto con el enriquecimiento acelerado de algunos sectores de la burguesía (financiera y comercial, esencialmente), la desigualdad aumenta progresivamente.

i)                    Bajo este modelo surge el fenómeno de la exclusión social, que va más allá de la simple pobreza y que es consecuencia del abandono de determinadas funciones sociales que antes realizaba el Estado. Destaca también el aumento de la informalidad laboral y la reducción del número de empleados públicos como consecuencia de las restricciones presupuestarias. El mercado de trabajo se encuentra dualizado entre nuevos profesionales altamente cualificados y con elevados niveles de retribución y trabajadores precarios sin cualificación y con escasos ingresos. El proceso de pauperización de las clases medias amenaza con generar una fractura social importante.

El funcionamiento de este modelo se basa en el tirón del mercado internacional. Al ser la estructura socioeconómica muy dependiente del sector exterior, como único motor de la economía, la expansión de la economía internacional explica la expansión interna, mientras que las recesiones internacionales se traducen en profundas crisis económicas nacionales; sin embargo, este motor externo puede caracterizarse como un motor multiválvulas, ya que los riesgos están diversificados en un gran número de producciones exportables, por lo que las coyunturas sectoriales tienen menos influencias en el funcionamiento de este modelo que en el caso del primario exportador basado en el bicultivo. La estabilidad del crecimiento bajo este modelo depende de una adecuada combinación de productos exportables.

Aún así se corre el riesgo de basar toda la estrategia en una competitividad espuria, que es aquella en la cuota de mercado que se consigue depende de la explotación de los recursos naturales (no sustentable ecológicamente) y/o de los bajos salarios con que se retribuye a la mano de obra (no sustentable socialmente). El modelo multiexportador de Costa Rica se encuentra en una fase que Porter (1991: 674-701) denominaría de economía impulsada por los factores; dicha fase debe servir de base para una acumulación de capital que de paso a una segunda etapa donde la economía estaría impulsada por la inversión, basada en ventajas competitivas creadas y donde se realice la asimilación de tecnología extranjera; esta asimilación es necesaria para pasar a una tercera fase donde la economía estaría impulsada por la innovación y algunos sectores productivos del país se convertirían en líderes a nivel internacional.

 


BIBLIOGRAFÍA

Doryan Garrón, E. (1990): De la abolición del ejército al Premio Nóbel de la Paz, Ed. Universidad de Costa Rica, San José.

Fallas Venegas, H. (1984): “Crisis económica y transformación social en Costa Rica”, en J. Rovira Mas, Costa Rica hoy: la crisis y sus perspectivas, EUNED, San José: 57-82.

Hidalgo Capitán, A. L. (2003): Costa Rica en evolución. Política económica, desarrollo y cambio estructural del sistema socioeconómico costarricense (1980-2002), EUCR – Servicio de Publicaciones de la Universidad de Huelva, San José.

Palazuelos Manso, E. et al. (1987): Las economías capitalistas durante el período de expansión 1945-1970, AKAL, Madrid, (1ª ed. 1986).

Porter, M. (1991): La ventaja competitiva de las naciones, Plaza y Janés, Madrid, (1ª ed. 1990).

Talavera Déniz, P. (1987): “Tipología de las formaciones sociales capitalistas periféricas”, en E. Palazuelos et al., Las economías capitalistas durante el período de expansión 1945-1970, AKAL, Madrid, 1ª ed. 1986: 280-320.

Vega Carballo, J. L. (1986): Hacia una interpretación del desarrollo costarricense: ensayo sociológico, Porvenir, San José, 1ª ed. 1982.


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Observatorio de la Economía Latinoamericana

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet