Vocabulario de economía política

 

  Dr. D. José Piernas Hurtado

Exposición de la nomenclatura y de los principales conceptos de esa ciencia.

 

B

 

Balanza de comercio. —Llámase de esta suerte á la comparación, entre el valor de los productos que se exportan y el de los que se importan en un país determinado, hecha por medio de las noticias que suministran las Aduanas.

Sostenía la escuela mercantil, y hay quien cree todavía, que la diferencia entre las importaciones y las exportaciones se salda necesariamente en metálico, y que la balanza es por tanto favorable, cuando arroja un guarismo de exportación mayor que el que resulta para las importaciones, siendo desfavorable si sucede lo contrario; pero habiéndose demostrado que los productos se cambian por productos, y que la riqueza de una nación no depende de la abundancia del dinero; los datos de la balanza han de apreciarse ya de muy diversa manera.

EI exceso de la importación no acusa una pérdida, ni siquiera una disminución de numerario para el país en que se verifica, y antes bien, puede significar la ganancia que éste obtiene por su comercio exterior.— El comerciante que extrayendo de su nación mercaderías por un valor como cuatro, logra importar de retorno productos que valen seis, no dirá que ha perdido la diferencia de dos, sino que en ella consiste precisamente el beneficio de la operación que ha ejecutado.

La balanza de comercio es un trabajo estadístico, digno de mucha atención y que ofrece interesantes noticias para apreciar la situación económica de las naciones; pero es necesario tener en cuenta que sus datos son muy falibles y nada dicen por si solos. En primer lugar, la balanza no comprende todo el movimiento mercantil, porque no figuran en ella operaciones tan importantes como la entrada y salida del numerario, de los valores y documentos de crédito, los giros internacionales, el contrabando, etc.; y por otra parte, aun en aquellas operaciones de que toma razón, sus números no dan tampoco verdadera idea de los resultados del tráfico, porque el valor de los artículos declarado en la Aduana, suponiendo que sea exacto en aquel momento, es todavía muy distinto del precio que consiguen en el mercado á donde se dirigen.

Banco. —Es un centro á que afluyen por una parte los capitales en busca de colocación, y á donde acuden, por otra, los que desean recibirlos á préstamo. Son pues, los Bancos Intermediarios para el crédito, y descansan en la Confianza que inspiran á los capitalistas.

Esa función que los Bancos ejercen puede ser desempeñada por un particular, por una sociedad ó por una institución de carácter público, creada por los Gobiernos ó favorecida por ellos con subvenciones y privilegios. Cuanto más amplia sea la base y mayor el núcleo de capitales sobre que se funde un Banco, tanto más extenso será el circulo de sus operaciones, más completos los servicios que preste y más considerables los beneficios que realice; pero téngase en cuenta que su misión y su naturaleza son puramente económicas, que constituye una industria igual á todas las otras, y que no hay razón alguna para exigir que mantengan los Bancos una relación especial y más menos intima con la autoridad del Estado; al contrario, toda restricción puesta á la facultad de crearlos, es un ataque á la libre acción del trabajo, un obstáculo para el desarrollo del crédito y la prosperidad de la riqueza; y si llega hasta el punto de conceder el monopolio á una de esas instituciones, entonces se la vicia por completo y se renuncia á una de las condiciones más precisas de la vida económica, que es la existencia del crédito y el movimiento que imprime á la circulación de los capitales. Así como el crédito no se impone, tampoco es posible, sin cometer una injusticia, negar el derecho que tienen á hacer uso de ese elemento de producción aquellos que le disfrutan. Sólo la libertad de los Bancos puede conseguir que estos establecimientos funcionen en el número y con las condiciones propias de las necesidades que satisfacen.

Aunque la organización de los Bancos es por extremo variable, se clasifican, atendiendo á las formas generales del crédito, en Bancos de crédito personal y de crédito real, según que operan sobre simples promesas de pago, ó mediando la garantía de cosas materiales. Los primeros son los llamados Bancos mercantiles, y los segundos se dividen en Bancos de crédito mobiliario y Bancos hipotecarios, conforme á la naturaleza mueble ó inmueble de la garantía que exigen, subdividiéndose todavía estos últimos en Bancos territoriales, que anticipan sobre la propiedad rústica y urbana y Bancos agrícolas que prestan con garantía de labores, cosechas y frutos.

Los Bancos mercantiles, denominados también de emisión y descuento, porque éstas son sus principales operaciones, ejercen una grande influencia en el movimiento general de la circulación y prestan al comercio los auxilios del capital por los medios siguientes: admiten depósitos de capitales, abren cuentas corrientes, hacen el giro, conceden préstamos sobre valores y efectos públicos, practican el descuento de letras, pagarés y titulas de crédito semejantes, y emiten billetes de circulación. Esta última operación es la más importante de todas, porque determina el verdadero carácter de los Bancos mercantiles: en virtud de ella, esas instituciones no se limitan á ser mediadoras entre el comercio y los capitalistas sino que hacen uso del crédito por si mismas. El billete de Banco es un pagaré á la vista y al portador; cuyas condiciones le hacen preferible á la moneda en los cambios, y que permaneciendo largo tiempo en la circulación sin presentarse al cobro, se convierte, para los establecimientos que le emiten, en un documento á plazo, que les proporciona un anticipo y multiplica sus fondos.

Los Bancos de préstamos sobre prendas, llamados comunmente Montes de Piedad, en razón de su origen caritativo, anticipan pequeñas sumas sobre bienes muebles, que conservan en su poder como garantía del  reembolso, y forman su capital recibiendo imposiciones directamente ó enlazándose con una Caja de Ahorros.

Los Bancos industriales dedican sus recursos á subvencionar las grandes explotaciones, como los ferrocarriles, las minas, etc., y á operar con el crédito público. Emiten unos documentos al portador de vencimiento fijo é interés semestral, que generalmente se llaman obligaciones, y suelen tener como garantía, además de la responsabilidad del Banco, la de alguna operación determinada.

Los Bancos territoriales facilitan el capital á los propietarios de bienes inmuebles, y emiten con la garantía de éstos obligaciones hipotecarias que devengan interés y son reembolsables á largo plazo.

Los Bancos agrícolas, contratan con los cultivadores del suelo, operan comunmente á corto plazo y no emiten documentos especiales.

Baratura. -Consiste en el bajo precio de los productos y es resultado de su abundancia.

Habitualmente se gradúa el precio por la cantidad de moneda que representa, y se llama barato á lo que cuesta poco dinero; sin embargo, esa medida es inexacta, porque hallándose sujeta la moneda a las mismas alteraciones de precio que todas las demás cosas, puede consistir lo que se llama baratura del producto en la carestía del numerario. Para afirmar que un artículo está realmente barato, es necesario compararle con todos los otros, con un buen número al menos, y ver que se cambia por ellos en cantidades relativamente mayores, ó lo que es lo mismo, que para obtener el producto de que se trata basta con una pequeña cantidad de los restantes.

Barato es lo que se adquiere fácilmente; y como el definitivo precio de todos los bienes y satisfacciones está en el trabajo necesario para alcanzarlos, á él debemos referirnos en primer término para medir los demás, llamando barato á lo que exige un pequeño esfuerzo, si ha de ser obtenido directamente, ó un corto sacrificio de riqueza, si se ha de lograr por cambio. En este sentido, todo progreso económico disminuye el precio de los productos y tiende á la baratura, que es la abundancia y el bienestar

Beneficio. — Es aquella parte del valor del producto que excede á los gastos hechos para obtenerle, ó sea lo que, valiéndose de un nombre compuesto, llaman algunos producto líquido.

La importancia del beneficio depende de su relación con los gastos, de suerte que en una industria que haya empleado trabajo y capital como 100, un beneficio de 10 será mayor que otro de 20, si ha exigido un gasto como 300. —El productor tiene dos maneras de elevar el beneficio: aumentando el valor de los productos sin que los gastos crezcan, y disminuyendo los gastos sin que se altere el resultado de la producción. —(V. Retribución)

Bolsa—Se da este nombre á un local donde diariamente y en horas determinadas se reunen los comerciantes y corredores para celebrar los contratos, liquidar sus cuentas y enterarse de los precios corrientes, y al que concurren también con igual objeto las personas que se ocupan en la negociación de los que se dicen fondos públicos—títulos de la Deuda, valores de Sociedades, etc.,—y los agentes llamados particularmente á intervenir en esta clase de operaciones.

 


Volver al Vocabulario de economía política

Volver al índice de Diccionarios de Economía y Finanzas

Volver al índice de la Enciclopedia de Economía EMVI

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet