CIENTÍFICO - TEÓRICO - ESTADÍSTICO - COMERCIAL JURÍDICO - SOCIOLÓGICO
 
RECOPILADO POR EL PROFESOR MANUEL SERRA MORET

 

M

 

 

MARKKA

Unidad monetaria de Finlandia, equivalente al marco alemán. Su valor a la par sería de 0.0426 dólares oro, pero la conversión fué suspendida en 12 de octubre de 1931.

 

MARLO, Karl (Karl Georg Winckelblech)

Economista alemán (1810-65). Perteneció a la escuela jurídica del socialismo que se distinguía de la científica por buscar en los principios del derecho las fuerzas motrices de la producción y los medios de asegurar el bienestar y la justicia distributiva. Marlo desarrolló la tesis de que la miseria desaparecería, más por la abundancia de la producción, que por una distribución más justa. Consideraba que los principios de la Revolución francesa constituían la esencia. de las doctrinas cristianas. Sus .mejores libros son Untersuchungen über die Organisation der Arbeit oder System der WeZtokonomie (3 vols. 1848-59); über Maassysteme und Geld (1855) y Aus Karl Georg Winkelblechs literarischem Nachlass (editado por W. E. Biermann en 1911).

 

MARSHALL, Alfred

Célebre economista inglés (1842-1924). Siendo profesor de ética se vió impelido al estudio de las ciencias económicas hasta llegar a ser uno de los primeros tratadistas en la materia. Según él, intentó "traducir a fórmulas matemáticas los razonamientos de Ricardo para convertirlos en generalidades", desarrollando un método diagramático que le condujo, sin habérselo propuesto, al análisis marginal antes de que Jevons publicase su Theory of Political Economy en 1871. En 1873 publicó The Pure Theory of Foreign Trade y en 1879 The Pure Theory of Domestic Values, que lo acreditan como perfecto definidor. En 1875 visitó los Estados Unidos para estudiar de cerca el sistema proteccionista con Mary Paley que fué su esposa dos años más tarde. Como-resultado de sus investigaciones publicó Economics of Industry en 1879. Siguiendo la costumbre de los economistas británicos, concretó su doctrina en sus PrincipIes of Economics (1890) desarrollando "las relaciones generales de oferta, demanda y valor". La estructuración de los "principios" de .Marshall comparada con la de John Stuart MilI demuestra evidente superioridad en la integración de la teoria económica. Sin embargo, la simetría de su obra no le llevó a la pretensión de que ésta fuese definitiva, pues, según él, las teorías económicas "no son un cuerpo de verdades concretas, sino un instrumento para el descubrimiento de estas verdades". Aunque creía que "el análisis cualitativo realzaba su trabajo", reconocía que "la más dura y elevada tarea de los análisis cualitativos" apenas si estaba iniciada. No puede dudarse de que él la inicíó con el juego de las estadísticas; las demostraciones y los conceptos estadísticos ilustran constantemente sus razonamientos y especulaciones.

Parece que dudó mucho antes de dar su trabajo a la imprenta. Venía elaborando sus teorías monetarias desde 1875 y sus primeras aportaciones en este sentido fueron las respuestas dadas a la encuesta de la Comisión de estudio de la depresión del Comercio y de la Industria, en 1886. Varios de sus mejores trabajos tuvieron ese carácter. Se sentía profundamente interesado en los problemas del "progreso humano", al punto que se hace difícil darse cuenta "del car¡1cter esencialmente estático de su teoría del equilibrio que a menudo camuflaba. con agudos y penetrantes problemas de dinámica" como dice John M. Keynes en su Treatise on Money. Esas obiter dicta interferencias se originan en la noción de la condición evolutiva de la naturaleza humana, mientras que la teoría del equilibrio estático fluye de las concepciones utilitarias. Para Marshall, la conducta económica viene controlada por motivos que pueden clasificarse como satisfacciones y privaciones y hasta como placeres y dolores, y la fuerza de esos motivos puede medirse en términos de dinero; pero también el hombre es un animal de costumbres que demuestran cambios comulativos. Por eso sus análisis técnicos tienen mucho de las ideas de Bentham y sus esperanzas de futuro tienen mucho de Darwin. Posiblemente creería que Spencer había llegado a reconciliar las dos concepciones de conducta.

Marshall, no sólo es el teorizante que ejerció mayor influencia en sus días sino que fué, además, un gran maestro. Para muchos de sus contemporáneos Marshall dejaba resueltos los problemas más fundamentales de la teoría económica al lograr demostrar lúcidamente las relaciones mutuas de costo, utilidad y valor; y había colocado a la economía al abrigo de toda crítica ética o Psicológica al conseguir fundar sus análisis del poder de motivación en medidas monetarias que permanecen válidas para la interpretación de los motivos en sí; y, finalmente, había creado "un instrumento para el descubrimiento de verdades" que podría perfectamente aplicarse a cualquiera de los problemas económicos que se presentasen en el futuro.

 

MARTOV, L. (Yuli Osipovich Zederbaum)

    Escritor y dirigente socialista ruso (1873-1923). Autor de varios libros de historia relacionados con la vida económica de su país, entre los que destacan Istoriya Rossi v XIX veke (Historia de Rusia en el sigla XIX,H vols. 1H07-11) , y Razvitie krupnoy promiShlen nosti i rabocheye dvizhenie do 1892. {Jada (Desarrallo de la gran industria y del mavimienta obrero en 18H2).

 

MARX, Karl

Filósofo y economista alemán (1818-83). Expatriada par causa de sus actividades revolucionarias, se pasó gran parte de su vida en Inglaterra. Ningún economista antiguo a moderna tuvo una influencia tan vasta en la formación de la mentalidad social de su época y en la orientación política de los pueblas modernas. Se combinaran en él, una cultura inmensa, un sentida penetrante de ab. servación e interpretación de las hechos históricos, y un alienta revolucionaria de patente fuerza creadora. En este última aspecto, el Manifiesto Comunista, redactada en colaboración con Engels en 1847, aparece como uno de los hitos que señalan un nuevo rumba a la historia de las relaciones humanas. Publicó algunas obras de carácter filosófico, en una de las cuales, Miseria de la filosofía, combate duramente las ideas de Proudhon. Como economista, elabaró un cuerpo de doctrina propia en su célebre obra Das Kapital, cuya primer volumen apareció en 1867 y los dos restantes después de su muerte. Sus obras estan vertidas a todas las lenguas, siendo una de las mejores versiones castellanas la del Dr. Manuel Pedroso (Madrid, 1931).

Marx se distingue par su sistema esencialmente dinámico y par la aplicación de los principios de la evolución orgánica al fenómeno económico"-social. Afirma' que el valor de las cosas se determina por su utilidad y que nada es valor' si no es a la vez objeta de Usa. Todas las mercancías' reúnen la cualidad de cambiarse par dinero, pero tienen otra cualidad común que determina su valar y es el trabajo incorporada a ellas. Esta idea, ya definida par David Ricardo, encontró fuerte oposición entre otros economistas, particularmente los de la llamada escuela austríaca con Böhm Bawerk a su cabeza. Marx la amplía en el sentido de que el trabaja será representativo de valor si resulta socialmente útil, y dejará de ser valor cuando el trabajo se realice en forma anticuada a con medios inadecuados a la producción. El trabaja es también una mercancía que se cambia por un salario, el preciso para la subsistencia del productor, pero, disponiendo el patrono a empresaria de suficiente poder para prolongar la jornada de trabajo más allá de lo equivalente a dicha .salario, el supertrabajo o plusvalía resulta un remanente de valor que el empresaria se apropia en forma de beneficios. Al capital representado par las instrumentos de producción, materias primas, etc., Marx la llama capital constante, y al que se conmuta en fuerza de trabajo y poder de transformación lo llama capital variable. Este último es el único susceptible de producir beneficios. Siendo la fuerza de trabajo la única mercancía creadora de valor, los capitales engendran "muy distintas cantidades de beneficios, porque en las distintas composiciones orgánicas del capital en las distintas esferas de la producción, su parte variable es distinta y, por tanto, distinta también la cantidad de trabajo vivo puesta par ellos en movimiento, Y distinta también la cantidad de trabaja por ellas apropiada, a sea la substancia de la plusvalía y, par consiguiente, del beneficio". Al capitalista "la único que le interesa es la proporción de la plusvalía o del remanente de valar" y no si "el grado efectiva de su ganancia está determinado, no par la proporción can respecto al capital variable, sino can respecto al capital total". Las "cuotas de beneficio se reducirán por la concurrencia a una cuota general de beneficio, que será el pramedio de todas esas cuotas de beneficia distintas", pero "si colocamos de un lado la suma de los precios de coste de las mercancías de tado un país, y de atro la suma de sus beneficios o plusvalía, resultará, clara que tendrá que salir bien la cuenta".

Es interesante también la interpretación que Marx da a 'la ley de disminución progresiva de rendimientos o beneficios. "Cualquier cantidad determinada de capital social, por ejemplo, un capital de 100, expresará siempre una cantidad mayor del mismo en medios de trabajo y una cantidad siempre menor del mismo en trabaja vivo".' Y en otra parte: "La disminución relativa del capital variable y del beneficio corresponde a un aumenta absoluto de ambos" y "como el fin del capital no es la satisfacción de las necesidades, sino la producción de un beneficio, y como este fin sólo se consigue por métodos que organizan la masa de la producción, según la escala de la producción, y no a la inversa, tendrá necesariamente 'que darse este dualismo entre la dimensión limitada del consumo sobre la base capitalista y una producción que tiende constantemente a superar esos límites". He aquí la contradicción fundamental que origina las crisis del régimen capitalista. Si las mercancías "no se venden a se vende de ellas tan sólo una parte, o se venden a precios por debajo de los de producción, el obrera resultará siempre explotado, pero su explotación no aprovechará a los capitalistas, pues podrá ir unida a una realización parcial o nula de la plusvalía extraída e incluso con la Pérdida de todo su capital". "La ley de la producción capitalistaa está determinada por las constantes revoluciones en los métodos de producción y la desvalorización, constantemente unida del capital constante, por la lucha general de la concurrencia; por la necesidad de mejorar la producción y de extender su escala, como medio de conservación y bajo pena de aniquilamiento... La contradicción interna trata de compensarse por la extensión del campo exterior de la producción. Pero cuanto más se desarrolla la fuerza productiva tanto más aparecerá ésta en contradicción con la estrecha base en que descansa el consumo". Aunque "el equilibrio volverá a establecerse par la reducción a la inactividad y aun destrucción del capital en un volumen mayor o menor" las sucesivas crisis y su tendencia a empeorar, obligan a una mayor concentración de capitales y a hacer cada día más precaria la situación de los trabajadores, por lo que se hace inevitable la transformación del régimen y se preparan las condiciones sociales y económicas para que los "expropiados expropien a sus expropiadores" .

Las ideas económicas y sociales de Marx son, naturalmente, vulnerables y han suscitado largas y extensas polémicas que llenan miles de volúmenes. Si sus predicciones no se han cumplido en lo que respecta al empobrecimiento progresivo de los trabajadores, ello puede ser debido a las interferencias políticas en la ordenación de la economía y a la organización de los obreros en grandes núcleos sindicales y partidos políticos. Pero es evidente que todo el sistema económico de Marx descansa en su concepción del trabajo socialmente útil como formativo exclusivo de valor. Sin esta base, se viene abajo la idea de la plusvalía y hasta la misma dinámica de su sistema se resiente, pues no se presenta tan clara la evolución fatal' del régimen capitalista hacia el socialismo. Sin embargo, hay que reconocer que Marx cambió mucho los rumbos de la economía y que son pocos hoy los que se aparten de los conceptos dinámico-sociales para el estudio de esta ciencia y se obstinen en darle carácter de ciencia pura y de especulación abstracta. Puede, decirse, con razón, que su materialismo histórico y su determinismo económico se han cruzado en el campo de las ideas e inciden poderosamente en el actual desarrollo de las ciencias. Para su más completo estudio puede verse Marx-Engels historísch-kritische Gesamtausgabe (Berlín, 4 vols. 1927-30); Aus dern literarischen Nachlass von Karl Marx, Fríedrich Engels und Ferdinand Lassalle (4 vols. 1913) y Die Briele von Karl Marx und Friedrich Engels an Danielson (Nikolai-on) (Leipzig, 1929). (V. MATERIALISMO) .

 

MASSIE, Joseph

Eminente bibliógrafo británico. Murió en 1784. Durante los años de 1750 a 1764 publicó una serie de folletos y monografías sobre temas sociales y económicos. Se dedicó pre1erentemente a recoger y ordenar un indice bibliográfico de autores y libros sobre asuntos comerciales y en 1764 tenía ya 2377 fichas reunidas que aun hoy sirven de guía para conocer la literatura de carácter económico producida en países de habla inglesa antes de Adam smith. En 1750 publicó un libro titulado Essay on the Governing Causes of the National Rate of Interest en el cual, según Roscher y otros críticos, refuta definitivamente la relación directa entre el tipo de interés y la cantidad de dinero circulante. Sus argu­mentos fueron más tarde repetidos o, según Marx, copiados por Hume, y tienen importancia dentro de las discusiones planteadas sobre beneficios con anterioridad a Adam Smith.


Volver al Diccionario económico de nuestro tiempo

Volver al índice de Diccionarios de Economía y Finanzas

Volver al índice de la Enciclopedia de Economía EMVI

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet