Diccionario de economía política

de Borísov, Zhamin y Makárova

 

CÁLCULO ECONÓMICO: método de gestión económica planificada en las empresas socialistas basado en la confrontación monetaria de los gastos y resultados de la actividad económica propia en la compensación de los gastos de las empresas mediante sus propios ingresos, en la rentabilidad, en el interés material y en la responsabilidad de la empresa y de sus trabajadores. Las empresas organizadas según el principio del cálculo económico se diferencian de las empresas o instituciones cuyos gastos se cubren mediante asignaciones presupuestarias, en que los gastos derivados de la actividad de la empresa se han de cubrir con los recursos obtenidos mediante la realización del producto fabricado, y los beneficios han de tener el mismo origen. En el cálculo económico encuentran su reflejo las relaciones económicas que existen: 1) entre las empresas y el Estado socialista, 2) entre las propias empresas, 3) entre las empresas y su personal. El cálculo económico se basa en la utilización de todo el sistema de leyes económicas del socialismo. Su vínculo más estrecho se da con la ley económica fundamental del socialismo, con la ley del desarrollo planificado de la economía nacional y con la ley del valor. Para aplicar el cálculo económico, son indispensables varias condiciones. En primer lugar, la empresa organizada sobre la base del cálculo económico posee cierta independencia económica operativa en el marco del plan general del Estado. Ello se manifiesta en el hecho de que cada empresa estatal recibe del Estado socialista los medios necesarios (básicos y rotativos) y puede utilizarlos según propia iniciativa para aprovecharlos del mejor modo posible, y cada empresa cooperativa es dueña de determinados medios. Para cumplir su plan de producción, la empresa tiene derecho a concertar acuerdos económicos con otras empresas. La autonomía de la empresa organizada bajo el régimen del cálculo económico encuentra también su reflejo en el derecho a recibir créditos bancarios para hacer frente a necesidades temporales, etc. Bajo el socialismo, la independencia de las empresas estatales posee un carácter relativo: es una independencia en el marco de las tareas planificadas, en la elección de las medidas concretas para cumplir el plan. En el carácter de las relaciones reciprocas entre las empresas y el Estado se revela con toda claridad el principio según el cual la dirección centralizada y planificada ha de combinarse con la iniciativa de los organismos locales. Uno de los principios del cálculo económico estriba en el sistemático control financiero (control por medio del rublo) de la actividad económica de las empresas. El control por medio del rublo se lleva a cabo por otras empresas a tenor de acuerdos económicos. Las relaciones contractuales permiten concretar las tareas planificadas correspondientes a las empresas. El cumplimiento de las condiciones del contrato permite dar cima a los planes aprobados para abastecer la economía nacional de productos de determinadas cualidades y surtidos en los plazos necesarios. La responsabilidad de las partes por la puntual observancia de las condiciones establecidas se fija en los contratos. La aplicación de sanciones económicas (compensaciones multas) a la empresa que no cumple las condiciones del contrato contribuye a que se organice mejor la producción, a que se aplique el régimen de economías y a que se reduzca el costo de producción. El sistema crediticio se vale del rublo para establecer el control del trabajo de las empresas sobre todo en el proceso de la concesión de los créditos, que se otorgan por determinados plazos y con un fin concreto, han de ser reintegrados y exigen el pago de un determinado interés. Las instituciones del sistema crediticio pueden contribuir a mejorar el trabajo de las empresas y a consolidar el régimen de cálculo económico imponiendo sanciones crediticias y de otro tipo a las empresas que no cumplen con puntualidad las obligaciones contraídas. Los órganos financieros también controlan el trabajo de las empresas al percibir las sumas del impuesto sobre la circulación y las deducciones de las ganancias, al comprobar los estados de cuentas de las empresas, etc. En el periodo de la edificación de la sociedad comunista en todos los frentes, se eleva más aun la importancia del control de la marcha de las empresas y la consolidación de su economía por medio del rublo. Para organizar el cálculo económico es de gran trascendencia el interés material, personal y colectivo, de los trabajadores por los resultados de su trabajo. El interés material por el cumplimiento del plan, por la reducción de los gastos de producción, por el crecimiento de la rentabilidad no sólo se asegura a través del sistema de salarios, sino, además, mediante la formación y la utilización del fondo de la empresa, cuyo volumen se establece en dependencia de la magnitud de la ganancia, es decir, de los resultados de la gestión económica de la empresa. Dicho fondo se utiliza para ampliar la producción en la empresa dada, en parte para la construcción de casas de reposo, clubes, viviendas y para conceder premios a los mejores trabajadores. En la U.R.S.S., el interés material de los trabajadores de las empresas por el cumplimiento y superación del plan, por la reducción de los costos y por el crecimiento de la rentabilidad presupone la concesión de premios a las empresas según los resultados de la emulación socialista en toda la Unión Soviética, y también la entrega de premios a los dirigentes, a los ingenieros y demás personal técnico y a los empleados por el cumplimiento y superación de los planes en cuanto a la reducción del coste de producción y al establecimiento de nuevos procedimientos técnicos. El cálculo económico contribuye a que se cumplan con éxito los planes de las empresas y, por consiguiente, el plan de la economía nacional en su conjunto. En un grado u otro, los principios del cálculo económico se aplican en el interior de las empresas (en los talleres, en los sectores de producción, en las brigadas). Los elementos fundamentales del cálculo económico interior son la contabilidad de los gastos en forma monetaria y su cotejo con las tareas planificadas y los resultados económicos; el estimulo material de los trabajadores que hayan alcanzado mejores índices en la economía de recursos y en la reducción de los costos de taller, etc.


Volver al Diccionario de Economía Política
de Borísov, Zhamin y Makárova

Volver al índice de Diccionarios de Economía y Finanzas

Volver al índice de la Enciclopedia de Economía EMVI

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga