Contribuciones a la Economía


"Contribuciones a la Economía" es una revista académica con el
Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas
ISSN 1696-8360

LA GLOBALIZACIÓN EN EL SIGLO XXI Y SU IMPACTO EN LA EDUCACIÓN, LA CULTURA Y LAS HABILIDADES



Juan Francisco González Bermúdez (CV)
francisco.bermudez@cetys.mx



Resumen.
A lo largo del presente trabajo escudriñamos algunos aspectos en torno a la globalización y la cultura. Nos preguntamos si existen algunos derroteros en torno a la globalización  y nos encontramos con la cultura como un elemento importante que viene a detener la avalancha que pesa sobre los países subdesarrollados. A la cultura la vemos como una alternativa a ese proceso avasallador que trae consigo más dependencia tecnológica, científica y social, al igual que en antaño, en donde  se trató de ver a los países más pobres como la fuente de riqueza para las naciones más ricas. Estudiamos los aportes de la globalización y observamos que existen elementos homogenizantes que nos pueden ser útiles y que las universidades pueden aprovechar para el desarrollo de las naciones y de su forma de comprender la educación al interior de sus aulas. Así mismo, vemos que las empresas pueden aportar muchos elementos a al conocimiento global que se esta dando y ofrecer fórmulas de trabajo y valores que podemos aprovechar para desarrollarnos como naciones subdesarrolladas.  Pensamos que el mundo es uno sólo y  debe disfrutar en su conjunto  del  progreso técnico y humano, que nos encamine a homogenizar ciertas habilidades y destrezas  a través de una información fidedigna y de conocimientos  para bien de la humanidad.

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestra manera de ser. Le da lo mismo un pedazo de tierra que el otro porque él es un extraño que llega en la noche a sacar de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermano sino su enemigo. Cuando la ha conquistado la abandona y sigue su camino. Deja detrás de él las sepulturas de sus padres sin que le importe. Despoja de la tierra a sus hijos sin que le importe. Olvida la sepultura de su padre y los derechos de sus hijos. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano el cielo, como si fuesen cosas que se pueden comprar, saquear y vender, como si fuesen corderos y cuentas de vidrio. Su insaciable apetito devorará la tierra y dejará tras sí sólo un desierto.
Palabras del jefe indio Seattle.

Para ver el artículo completo en formato pdf comprimido zip pulse aquí


González Bermúdez, J.: "La globalización en el siglo XXI y su impacto en la educación, la cultura y las habilidades" , en Contribuciones a la Economía, enero 2012, en http://www.eumed.net/ce/2011b/


Introducción.
Las presentes notas tienen como objeto hacer un análisis de la globalización y su impacto en la educación, así como las características que deben tener los nuevos profesionistas que estarán ligados a una visión de mundo. Por ende, establecemos la necesidad de redefinir los contenidos curriculares de las universidades, ya que la tendencia educativa es a la homogenización del conocimiento a escala mundial, lógicamente con las diferencias sustanciales de cada lugar o región dependiendo de sus formas culturales. Ello nos conducirá a caminos que converjan en la superación educativa y  a la formación internacional.
Nos cuestionamos si la globalización, como producto occidental y en el presente siglo, nos llevará al tan ansiado desarrollo a través de la educación y de la información, así como de las nuevas habilidades que se deben tener para enfrentar un planeta con ciertas características homogéneas. Así también, nos interrogamos  si   traerá el tan ansiado equilibrio económico entre los países desarrollados y subdesarrollados.
Por otro lado, observamos cómo se generan nuevas habilidades debido a la organización de las empresas internacionales y con ello el cambio de los perfiles curriculares que se deben tener, ya que es necesario que las escuelas generen dichas características y a su vez, diferentes valores.
Ahora bien, comenzaremos por decir que a  la globalización se le han dado diferentes definiciones y enfoques: por el lado de las definiciones  se le ve como un proceso que tiene que ver con la economía, el arte, la cultura, la religión, etcétera.
Así mismo, se ha definido como globalismo a aquella globalización en donde predomina la generación de utilidades, las inversiones, el comercio y todo lo relacionado a la parte económica. A esta definición se le agrega la globalidad que tiene que ver con la época moderna o bien con el desarrollo del capitalismo. (Ulrich Beck, 1994)1
Desde su más reciente aparición en los 80, y precisamente con la caída del muro de Berlín, la globalización ha sido fuente de muchos males y de promesas incumplidas. Así también, de beneficios que se han glorificado en todo momento. Se apoderó de las mentes de todo estudioso de los negocios y la economía, así como de los adoradores del libre mercado y del consenso de Washington.
Por otro lado, generó sectores de población que han caído en la pobreza y en la pobreza extrema; de ahí que los globalifóbicos se dieron a la tarea de desprestigiar la creación de un mundo en donde el desempleo y la falta de oportunidades se estaban agrandando, independientemente que la calidad de vida iba decayendo.
Hay que hacer notar que a la globalización se le adjudican muchas consignas y se le responsabiliza de todo. Se la ha visto  impregnada de un virus neoliberal que le ha hecho sufrir y depender de un modelo financiero-monetario que ha llegado a saquear al mundo por parte de unos cuantos banqueros y hombres de las finanzas, y cuya respuesta actualmente ha sido la protesta callejera. Mientras, el mundo financiero crece en beneficios y cantidades de ricos. Nos preguntamos: ¿Qué ese no es el objetivo del neoliberalismo?


La globalización y el desarrollo.
A todo lo anterior consideramos necesario buscar los inicios de la globalización para saber de dónde proviene y lo que podemos hacer para modificar el actual rumbo para beneficio de toda la sociedad en su conjunto. Una aldea global  en donde  las oportunidades sean para todos.
La globalización es  vista desde planos diferentes y en muchos casos se argumenta que es un cumplido más de la teoría del desarrollo que se dio en el espacio de América Latina, misma que comenzó a  florecer desde las tesis duales con Raul Prebisch y la CEPAL, Theotonio dos Santos, Enrique Cardoso, Edelberto Torres-Rivas, Samir Amín y hasta el mismo Pedro Vuscović exministro de economía de Salvador Allende.
Lógicamente la contraparte era el pensamiento marxista de la dependencia representado desde el ángulo socioeconómico por Ruy Mauro Marini, Theotonio dos Santos, Vania Bambirra y Carlos Sempat, quienes siguieron la pista de André Gunder Frank y anteriormente de Paul Baran y Sweesy, cuya tesis central era el desarrollo del subdesarrollo.
Algunos de ellos como el caso de Vuscović, Marini o Sempat, aunque tenían enfoques diferentes, mantenían una gran preocupación por el beneficio social;  por el desarrollo económico. Preocupación que mostraban en el aula y que nos daban a entender en diversas ocasiones. Por cierto, todas estas teorías crearon un lenguaje nuevo y fresco que relacionaba el desarrollo y el subdesarrollo, la dependencia y contradependencia, el centro y  periferia, así como el concepto  metrópoli- satélite. Tesis que se manejaban dialécticamente y que intentaban en un lenguaje dialectico explicar los problemas económicos de América Latina.
Por otro lado, y ya desde los 60, Immanuel Wallestein dejaba ver ciertas consideraciones en torno a un comportamiento que se venía dando. Desde la Universidad estatal de Nueva York,  analizaba situaciones que empezaron a trasparentar la atmósfera sociológica en donde se estudiaban factores que estaban afectando al mundo en su conjunto. Dichos factores se basaron en una cosmovisión que se trasformaba sistémicamente. Los factores que tuvieron mayor impacto en el desarrollo interno de países pequeños fueron el nuevo sistema de comunicación mundial, los nuevos mecanismos de comercio mundial, el sistema financiero internacional, y la transferencia de conocimientos y vínculos militares, el conocimiento y el armamentismo. Todo ello dio origen a la teoría de los sistemas mundiales, que explican de diferente manera las interpretaciones de las tesis duales.
Por otro lado, la teoría de los sistemas mundiales estuvo cimentada  en los trabajos del alemán Ludwig von Bertalanffy, mismos que fueron publicados entre 1950 y 1968, los cuales tenían como eje central la explicación de un mundo con un centro, una semiperiferia y periferia. Curiosamente Bertalanffy hablaba sobre los sistemas administrativos y definía  un sistema como un conjunto de unidades recíprocas relacionadas que tenían un propósito y totalidad.  El propósito es el objetivo del sistema y la totalidad es un cambio en una parte de dicho sistema que originaría modificaciones en todo. Y la entropía, agregaba,   es la tendencia al desgaste de un sistema, así como la homeostasia que es la tendencia al equilibrio de los sistemas. Todo parece indicar que muchas de las tesis duales para entender la realidad latinoamericana, estuvieron basadas en ese enfoque sistémico.
Al mismo tiempo florecía otra tipificación del desarrollo  fuera de esta estructura de pensamiento dual,  en donde las  economías debían pasar ciertas etapas para ser desarrolladas  (Rostow, 1960)2 . Formulación contrapropuesta a las etapas estructuradas por Marx, mismas que se han identificado como un manifiesto no comunista y en donde se leía que las sociedades comienzan desde una sociedad tradicional, hasta una llamada de consumo a gran escala, pasando por una etapa de transición, de despegue económico y de camino a la madurez.
Estas tesis se han venido tipificando como la modernización de los países tercer mundistas que tenían que ser ayudados por los desarrollados a través de inversiones, tecnología, experiencia. Al igual que los postulados Cepalinos que consideraba que el desarrollo de los países pobres dependía de los ricos. Lo cierto es que muchos analistas vieron que ello no se podía realizar debido a la dominación de unos países sobre otros a través de la dependencia tecnológica y de otros factores.
En efecto, parece que el centro de atención ha sido y es, una forma de comportamiento de una sociedad dominante con respecto a otra. La tesis del crecimiento por etapas se pensó ingenuamente y se creyó en un mundo en donde el poder, la avaricia y el egoísmo no existen y sólo suavemente se iría rebasando una etapa por otra, mientras, las metrópolis, seguían  aprovechándose de los países periféricos. Vamos, si los países desarrollados habían caminado de esta manera, los subdesarrollados también, cosa que resultó ilusa en la medida en que nunca se contó con el dominio económico y tecnológico de unos sobre otros.
De hecho,  habría que consultar  la historia para saber de dónde y la forma en que se generaron las grandes fortunas de los países más ricos del orbe para poder deducir que no es fácil pasar de una etapa  a otra. Independientemente que en la actualidad los países avanzados ven entorpecidos sus esfuerzos para el desarrollo por culpa de un sistema financiero que es voraz y que no se llena con las grandes cantidades de dinero acumuladas. El mismo Thomas Jefferson (1802) observó el comportamiento de los bancos:
¨Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el dia en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron¨.3
Si alguien quiere explicar la crisis actual global que tuvo sus raíces en los créditos subprime y que actualmente es debido al sobreendeudamiento de los países de la Unión Europea, lo puede ver en los bancos principalmente;  en la parte financiera de las naciones. Ahora, ya no es únicamente la dependencia de unos países sobre otros  o el dominio de las naciones centrales sobre las periféricas. Parece que los grandes consorcios financieros en la actualidad dominan a las propias naciones centrales que se debaten en la forma en que deben salir de este problema que fue permitido por el expresidente  Reagan y  los dejó hacer lo que quisieran bajo la egida de libre mercado.
En suma,  todo parece indicar que las bases sobre la globalización se estaban preparando. Ahora, el mundo debe ser comprendido de acuerdo a su cultura, la economía y las comunicaciones. La crisis del modelo de Brettón Woods nos da la respuesta: las formas financieras de paridad estable pasan a paridad flexible, y el tablero de ajedrez económico movió una pieza que hizo que todas sucumbieran. De aquí que el sistema económico estaba tocando la puerta de la globalización mundial, tratando de abandonar el pensamiento dual impregnado en ocasiones de ideas marxistas y persiguiendo un desarrollo por etapas. El comunismo se derrumbó y con ello fue factible voltear a otro lado  que nos diera la alternativa. Ese otro lado se llama  economía de mercado y reforzamiento de las ideas liberales, a través, digamos, del consenso de Washington, mismo que vino a representar la bandera  de los intereses más oscuros de las sociedades opulentas. 
Todo ello se impulsó  con la ayuda de los planteamientos hegelianos sobre la eternidad del sistema de libre mercado y los aportes de Francis Fukuyama (1992)4 en torno al fin de las ideologías y el establecimiento del neoliberalismo. Su continuador es Samuel Huntigton (1993-1996) 4 que sin tocar puntualmente el planteamiento del fin de la historia,  veía el problema de las ideológicas y con ello la lucha entre civilizaciones. A Huntigton le sigue, bajo el mismo tenor,  Kenichi Ohmae (2005)6 , que hablaba sobre el  desarrollo de regiones y el fin del Estado-nación, mismo que puede abarcar varios países, pero que mantiene la idea de un mundo único desde el plano económico y bajo los conceptos del mercado.


La globalización y su impacto en la información, el conocimiento y la cultura
Las tesis sobre la globalización se encuentran entrelazadas con la polémica del desarrollo como ya lo hemos escrito. Por ende, nos cuestionamos: ¿Es la globalización la que nos llevará a ser países desarrollados? ¿Es la globalización educativa la alternativa a seguir para encontrar el desarrollo? Estos dos elementos son importantes en la medida en que el desarrollo tiene que ver con la educación y viceversa.
La respuesta hasta el momento sigue discutiéndose y por lo tanto debemos tener cuidado con la respuesta. Lo cierto es que la globalización puede ser enfocada por los cambios a escala educativa que se vienen dando. Para nadie es un secreto que la globalización de los mercados trae como consecuencia productos homogéneos; tal y como nos lo menciona Theodore Levitt (1991). Levitt hablaba de la homogenización del producto y establecía que  impactaba en la producción y en la venta del mismo. Los costos disminuyen y por ende las ganancias aumentan. Sin embargo, las críticas llovieron  y fue atacado por el lado de la cultura. Consideraron que  la globalización económica trae consigo patrones de comportamiento que si bien hacen al producto parecido, no es idéntico y mantiene formas diferenciadas de acuerdo a las maneras de ver el mundo. Una hamburguesa es diferente en China o en Alemania. Y en efecto, el producto diferenciado no es más que el reflejo que cada cultura tiene por sus propias formas de enfocar las cosas.
¨No se puede,-ni se debe- pretender que la cultura sea una –y universal, por tanto-, como ha sucedido y sucede en los procesos de colonización y de globalización, con sus impactos culturales desde occidente al resto del planeta, y más recientemente desde el capitalismo de consumo europeo y, sobre todo, estadounidense. Pero el pluralismo cultural y el desarrollo humano si pueden ser universales en tanto garantes de 1) que las culturas se preserven, se respeten, se promuevan, se expresen y evolucionen, y 2) que las culturas no impidan el desarrollo integral de los seres humanos que viven dentro de ellas¨. 7   
Ahora bien, Estas formas de ver un producto nos llama la atención,  ya que la educación tiende a ser similar en todas partes, por el impulso mismo de una humanidad volitiva. El impulso viene desde los países desarrollados que desean imponer su modelo educativo. No está mal el tener un prototipo educativo que homogenice y eleve ciertos conocimientos, sólo que hay que verlo con cuidado en la medida en que persigue formas en las cuales no se puede salir del subdesarrollo económico y mental. Parece que otra vez corremos el riesgo de la dependencia que se repite en todos los campos. Es excelente la idea de la globalización si saca a pueblos enteros de la miseria y los ayuda a independizarse en todo sentido. Pero el camino debe ser revisado en la medida en que vemos obstáculos llenos de peligros que nos puede dejar bajo la dependencia tecnológica y financiera eternamente.
Así mismo, Con agrado vemos los programas de bachillerato internacional que ayuda a homogenizar las habilidades y hasta cierto punto los conocimientos de los alumnos que los prepara en los niveles medios de manera similar. Genera estudiantes más dedicados y con mayores estructuras educativas. Lo mismo se puede dar en el nivel secundario y  primario. Ello parece ser en la medida en que se aplican exámenes a escala internacional como es el caso de PISA por parte de la OCDE. De forma tal que los conocimientos se miden  escala global. El problema radica cuando hablamos de materias propias de los países que necesitan enfocarse a la problemática de cada nación. Es ahí donde se debe particularizar el saber, ya que hablamos de su cultura, de su arte, de su historia, de su propia visión de mundo.
Aún más, hay una serie de intercambios internacionales, doble diploma o estancias de profesores y alumnos que hacen que los conocimientos tiendan a homogenizarse y a dar una visión más amplia de la cultura de otras naciones. Haciendo que este planeta no solamente se entienda desde la parte económica, sino también desde el plano educacional y cultural.
¨No se pretende, entonces, ni desde el desarrollo humano ni desde el pluralismo cultural, que pueda existir, o peor, que ya exista, una cultura universal o una manera especifica de lograr la realización. Sólo es universal la capacidad de todos los seres humanos de desarrollarse en su propia cultura, de ser libres de elegir la vida que más les conviene…¨8
Por otro lado,  las calificadoras del quehacer universitario, que en mucho se han dado en Estados Unidos, deben vigilar los procesos y en cierta forma los contenidos curriculares. Ello hará, en algunos casos  que avancen los países subdesarrollados a zonas de desarrollo elevado sin quitarle su propia forma de enfocar los problemas como país. Por experiencia hemos visto como dichas calificadoras  vigilan la gestión administrativa sin meterse en la parte medular del contenido de los programas. Este hecho nos hace ver que tratan con cierto respeto la forma ideológica de la carga académica. Pensamos que ello debe ser un respaldo en la elevación global del conocimiento y tiene que ser no sólo de ciertas calificadoras de un país, sino de muchos países que deseen abonar al desarrollo curricular y al desarrollo mundial. En suma: un mundo sin grandes desequilibrios sociales.
El rector de CETYS Universidad, escuela que se encuentra en Baja California, México, hablaba a pregunta expresa sobre el papel de las calificadoras internacionales,  de los beneficios de ser certificados.  Expresa acertadamente que se tienen planes y programas propios a largo plazo que les han denominado comúnmente Plan 2020 y que son respetados por dichas  calificadores internacionales que vienen y observan las evidencias para ser certificados como universidad excelente. De esta manera se sube a un escalón más elevado que lleva a las universidades a estar en el top de las mejores del mundo. Lo que conlleva a las escuelas a un constante cambio y excelencia académica. Es decir, a la mejora continua.
Ahora bien, Con ese saber homogéneo y con ciertas particularidades, contemplamos y trasformamos el mundo que nos rodea. Con ello también generamos nuestro propio desarrollo. Esto es importante, ya que no necesariamente debemos cumplir con formas de vida o comportamientos ajenos. Nuestro propio desarrollo es una categoría amplia que tiene formas de conocimiento de todo el mundo y aquellas que se han generado en cada país, mismas que en ocasiones son milenarias; es la manera en que deseamos progresar y proponerle a la vida nuestros cambios. Es la utilización de las técnicas globales a un problema concreto, y es la manera en que los pueblos  evolucionan al ritmo mundial y nacional, en donde los profesores deben también mantener un conocimiento global y saber generar estas habilidades en los alumnos. Son las promesas de una vida humana y menos egoísta que intenta llenar un alma vacía y procurar ser más y mejores. Es una aldea global que contempla la calidad de vida y la educación como ejes centrales.
Entonces, la educación global debe tener en cuenta esta postura si no desea  caer en un espacio en donde se confunda con manipulación y aprovechamiento de unos por otros basados en algo tan noble que es el saber, y con ello, la respuesta al desarrollo no se dé en los términos que desea cada pueblo y bajo el interés de superar sus barreras socioeconómicas, mismas que no deben ser impuestas por formas capitalistas aberrantes que a la larga sólo  traigan crecimiento económico y nunca desarrollo a los pueblos atrasados. Crecimiento que en muchas ocasiones sirve para confundir los términos y únicamente es para el beneficio de grandes monopolios internacionales o nacionales y  sólo lo modifican con nuevas posturas, cuando en realidad tratan de mantener el statu quo.
¨…el principal problema frente al cual nos encontramos hoy es decidir (cultualmente) – y desde cualquier punto de vista-  que queremos. Si queremos seguir apoyando la continuidad del modelo de desarrollo ya presentado, pletórico de una eficacia y una eficiencia títere forjada a la medida de la globalización ajena, tecnocrática y salvaje basada en la cultura del tener y su pertinente deshumanización…O si por el contrario queremos promover un tipo de desarrollo humanizante que: honre la cultura de la vida, construya social y creativamente la cultura del ser¨9
Henry Lansing en 1925 siendo secretario de Estado de los Estados Unidos, le escribe una carta al entonces presidente  Woodrow Wilson como respuesta a una posible invasión a México que se estaba tramando en la época de Venustiano Carranza en donde  le contesta lo siguiente:
¨…México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta con controlar a un solo hombre: El presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso llevaría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo: debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y el respeto al liderazgo de Estados Unidos. México necesitará de administradores competentes. Con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la presidencia. Sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queremos. Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros¨.10
Es evidente que estos son los peligros de la educación global en el sentido de crear formas de pensamiento que ayuden a dominar a un país sobre otro. Sin embargo, también deseamos dejar sentado que los Estados Unidos no se pueden leer de un sólo lado. Existen estudiantes que provienen de universidades americanas y son muy críticos. Escritores como Carlos Fuentes, Octavio Paz o el químico Mario Molina que tienen o tuvieron, según el caso, un pensamiento equilibrado y crítico. Si bien vivieron lo que se da en llamar el American way of life y estudiaron en escuelas de la Unión Americana, siempre han tenido una postura equilibrada en cuanto a las formas dominantes de los países avanzados. 
Sin embargo, también vemos que la profecía se ha hecho realidad en México en la medida en que algunos mandatarios que han realizado estudios en el vecino país del norte, han actuado mejor que sus presidentes  y se han comprometido con el modelo neoliberal de una manera sorprendente. Tal es el caso de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón.


Globalización, información y dependencia.
Esta educación homogénea indudablemente viene ayudada por los torrentes de información que se generan día a día  a escala  mundial y que hacen que el mundo tienda a identificarse con una marca, con una mercancía o con un servicio que nos hace consumidores bajo ciertos parámetros. Un ejemplo es el uso de internet y la forma en que arribamos a ella. Su consumo es a través de una computadora y con ciertos niveles de capacitación que las generaciones pasadas, en términos generales, no desean aprender por diversos motivos y se trasforman en analfabetas computacionales o informáticos.
La información, por ende, es un instrumento homogenizaste de la globalización en cuanto al consumo de un bien y las capacidades que se desarrollan. Tenemos, aparte del uso de internet que hemos mencionado, a la televisión y sus programas de todo tipo, los diarios, etc. Pero la información no sólo es la forma en que se adopta y la manera en que accedemos a ella, también es el cúmulo de datos que se generan cotidianamente en esta aldea informativa.
Hay una ligera diferencia en torno a la información: hay unos países que la generan y otros que la reciben; creando con ello dependencia informativa. Así mismo, el hecho de que haya mucha información no quiere decir que no haya dependencia de unos países sobre otros, puesto que  la información se vende: es, en la mayoría de los casos, una mercancía. No es un bien público y ello crea formas de dominio en la medida en que es impulsada desde los países centrales con ciertos criterios.
No dudamos que cierta información es pública, es decir, se ofrece para el beneficio de un mundo global. Sin embargo,  vemos casos como el de  Wikileaks, la organización dirigida por Julián Assange, que ha sido hasta el momento casi destruida por  los Estados Unidos por haber vertido información confidencial, no sólo de este país, sino de muchas otras naciones.
Este proceso ha dejado a la humanidad un tanto preocupada por el tipo de información que desea que sepamos y que es impulsada por el mundo desarrollado, misma que debe cumplir con los lineamientos de una sociedad dominante. De ahí que la globalización se trasforma en un sujeto que  lleva al mundo mensajes que convengan con las sociedades de mercado, o a intereses políticos particulares, partidos políticos o grupos sociales.  Tenemos la sospecha que en este mundo global hay cosas que no debemos saber.
Por ende, el problema es el tipo de mensajes al que nos enfrentamos cotidianamente y con los cuales construimos nuestro entorno: elaboramos y estructuramos nuestras críticas. Deducimos y argumentamos a partir de aspectos superfluos e irreales. Caemos en las formas que las economías del centro desean. Un ejemplo es el odio a Saddam Hussein sin explicación  alguna de parte de muchos sectores sociales, así también, a Hugo Chávez, Noriega, o Castro Ruz. Lo curioso no es que se odien, lo importante radica en que son enemigos de los Estados Unidos y también los hacemos nuestros adversarios ¿casualidad? La respuesta está en los medios de comunicación que sólo argumentan ciertas verdades a medias sin profundizar sobre la información que vierten a la gente. En la manipulación de los medios informativos que dejan ver la gran dependencia que tenemos de ciertos mensajes dirigidos a una población mundial. No dudamos de las tiranías, sin embargo vemos muchos apoyos de la Unión Americana a otras que por ser obedientes las mantienen y apoyan, y mucho menos son criticadas y por más solapadas en su economía aunque ésta se mantenga de la producción de drogas como el caso de Afganistán, que después de ser ocupado, la producción de heroína ha ido en aumento.
Entonces, es importante que tengamos plena consciencia de nuestro entorno y no nos dejemos llevar de manera tan superficial. Que dicha consciencia como países subdesarrollados la manifestemos y la socialicemos.  Que verdaderamente utilicemos los medios globales para superar nuestras deficiencias informativas y que nos cultivemos, ya que poco hacemos por cambiar este mundo en todos los términos y que protestemos contra el racismo o la opresión, y sobre todo, el engaño
Lo más contradictorio es que las protestas sobre estos aspectos y muchos otros casos se dan en países como Estados Unidos. Tales fueron  las que se dieron en Seattle por parte de aquellos globalifóbicos o la de Ocupas que recientemente se han pronunciado en el Central Park de New York. Indicador  que la sociedad estadounidense en muchas ocasiones es más solidaria y fraterna que aquella que vive en países subdesarrollados.
Estos Ocupas, que en Estados Unidos han manifestado,  se les denomina de esta forma ya que en los noticiarios han dicho que South Park está ocupado; de ahí sus nombres. Son manifestantes que al igual que los Indignados de España se lanzan  en contra de un gobierno que no da empleo, salarios, seguridad social, educación, etc. Es un Estado comprometido con el pensamiento neoliberal que está siendo fuertemente criticado después de 30 años. Es un cansancio que  lleva mucho tiempo  y no da los resultados para la mayor parte de la población mundial. De hecho, no fue pensado para ello y sí para polarizar las clases sociales.
Es claro que la educación tiene como fuente principal la información verdadera y honesta: pensamos que se conduce con la verdad científica. Sin embargo, con la información distorsionada  apenas se puede entrar a criticar el sistema político mundial que da poder a quien más lo tiene. Si a eso aunamos la desinformación, esto se torna cada vez más difícil, ya que los niveles de consciencia tienden a disminuir.
La CEPAL establece críticas muy fuertes en torno a la información existente y nos dice que vivimos en una sociedad desinformada que  poco hace por enterarse. Curiosa contradicción ya que lo que se tiene es grandes cúmulos de información que son desperdiciados.
Joaquín Brunner (2000)11   nos comenta que en 275 años  Harvard  logró un millón de libros. Recientemente y en tan sólo 5 años reunió la misma cantidad. En el mundo había en ese mismo año 1970 millones de internautas (825 en Asia, 475 millones en la Unión Europea y 470 millones en América)
Actualmente tenemos otros datos tal y como nos lo detalla el siguiente cuadro:
Fuente: Internet World Stats, http://www.internetworldstats.com/stats.htm

En dicho cuadro se puede determinar el abismo existente entre África y Asia, debido a causas que se pueden encontrar en lo económico. No obstante, el nivel de crecimiento en términos porcentuales es elevado entre los años 2000 y 2011. A esto le podemos agregar que  a través de computadoras podemos accesar a cursos de inglés, de biología, de química, de historia.  Podemos  ver nuestras casas,  ensayos, textos completos, etc.
Pensamos que la información es sumamente importante para el desarrollo de los pueblos. La educación, por si misma, es el elemento indispensable que crea valores, que nos impulsa a un desarrollo pleno de las facultades y no puede estar presa de procesos globales con malos instintos. Debemos saber escoger la forma y la manera en que nos incrustamos en el concierto global para obtener los mayores dividendos. No es que se esté en contra de la globalización. Existe, se siente; pero no es posible que se tome tal cual nos la están dando a través de fórmulas y vicios que nunca han dado resultado. Si se  habla de educación y con ello se desvirtúa su verdadera intensión de superación, caemos en algo tan parecido cuando el padre de una iglesia desde  el pulpito ora por todos y  a su vez es pederasta.
No olvidemos que estamos ante la forma más noble que el ser humano puede tener para desarrollar todo su potencial y llegar a la plenitud de la realización humana. Sin embargo, se corre el peligro de encontrar en el camino la misma situación de siempre: el bajo desarrollo y la pobreza. Entonces ¿en dónde está la desinformación o por que no nos informamos? ¿Existe otro nivel de análisis que nos puede responsabilizar por ser subdesarrollados?


Globalización, acceso a la información y educación.
Sumado a lo que hemos dicho anteriormente, en esta sociedad global que se dice informada globalmente y educada necesita el uso del internet y de las computadoras, que para muchos sectores de la población son demasiado caras ¿Cómo podemos hablar de educación, información, computadoras, libros  y realización personal con la pobreza existente?
Un factor que puede explicar nuestro subdesarrollo educativo es la pobreza, misma que  es un mal que no nos deja entrar a esta aldea global y mucho menos homogenizar la educación a un estándar mundial. La más reciente publicación sobre la cantidad de habitantes del orbe es de 7 mil millones de habitantes, de los cuales 1300 millones son extremo pobres, es decir, ganan menos de 1.25 dólares al día (ONU) y los pobres, según nos indica el mismo organismo internacional, son de 3000 millones de personas. Así también, nos dice que por la crisis la herencia de pobres será de 200 millones aproximadamente.  500 millones de niños sufren de bajo peso. Al día muren 50 mil niños menores de 5 años. Más de 1500 millones de seres no tienen acceso al agua. El 20 por ciento de la población mundial posee el 90 por ciento de las riquezas.
Según la CEPAL, en América Latina la población en pobreza pasó de 40.5 por ciento en 1980, a 38.5 en 2006. Así mismo, tenemos que en términos netos los pobres aumentan de 136 millones a 205 millones. Es decir, 69 millones  más de pobres. Los porcentajes en extrema pobreza son de 18.6 por ciento de pobres extremos para 1980 y de 14.7 en 2006, lo que representa una variación neta de 62 millones de pobres extremos a 79 millones.  Es decir, 17 millones de extremo pobres más. Ello sin considerar que el mismo organismo calcula se aumentará en 34 millones el número de pobres con la crisis actual.
En México 52 millones de personas son pobres y 11.71 millones son pobres extremos, de un total de población de 112 millones de mexicanos. (CEPAL 2010 y CONEVAL 2011)
También en México y en lo referente al PIB por habitante, hemos de decir que  ha crecido 0.6 por ciento entre 1980 a 2008, en contraste al 3 por ciento reportado en el mismo periodo anterior. En el siglo XIX llegó a ser el 60 por ciento del existente en Estados Unidos y en los 60 era de un 70 por ciento del PIB Estadounidense. De ahí en adelante declina y en 1981 es de 35.6 por ciento y en 2008 cae a 25.6 por ciento de los Estados Unidos. (La Jornada, 06/11/2011). Los salarios al mes de septiembre de 2011, eran de 723 pesos en la parte rural y 1,035 pesos en el nivel mínimo. Si tomamos la línea de bienestar, según el CONEVAL, es de 1,390 pesos en el ambiente rural y de 2,201 en el urbano. Cabe decir que este salario, en ambos casos sólo alcanza un 33 por ciento de los que se adquiría en los años 70, en donde los salarios fueron los más  elevados.
Con esto, y si tomamos en cuenta el precio de una computadora que en promedio es de 5,000 pesos, hemos de decir que hay que trabajar cerca de dos meses y medio para adquirirla. Situación muy difícil para las familias en extremo pobres o pobres.
Este panorama nos indica que fácilmente la mitad de la población mundial no tiene acceso a la información y menos a la educación por motivos económicos. Los países subdesarrollados están inclinados a un comportamiento que le imprimen los desarrollados y con ello se crean círculos viciosos. Más pobreza concibe a  su vez menores niveles de educación y viceversa.
Pero no todo es responsabilidad de un mundo global. También debemos saber cómo nos insertamos a esta aldea mundial. Cuál es la forma en que tomamos este mundo y cómo podemos accesar a él con políticas públicas nacionalistas, asertivas  y con alto contenido humano. Con valores y con  respeto a nuestra cultura.
¨Para algunos el poder es la facultadde mover la realidad. Esta bien, ¿pero desde donde y para que?¨ se cuestiona Ricardo Santillán Güemes (2006)12 y responde:
¨Lo que occidente movió fue su propia realidad cultural proyectándola e imponiéndola, ya sea en forma directa a través de la fuerza (¨el fundamento del derecho según Hobbes) o a través de persuasión clandestina intrínseca a ese orden de cosas que emanaba del poder y sus instituciones más relevantes (educativas, religiosas, etcétera)¨13
Otro factor que explica nuestra responsabilidad en este subdesarrollo educativo lo tenemos en la parte política de los pueblos. La educación es un arma importante ya que permite saber el lugar en donde estamos. Sin embargo, es necesario mantener ciertos ritmos educativos y dosificarlos para manipular a los pueblos. Ello parece ser cuando vemos que los sindicatos de educación, con la complacencia estatal, ahondan las diferencias en instalaciones educativas, en creación de aulas y en el fortalecimiento profesional de los  profesores  para trasformar a un país. Esto no es producto de la pobreza, sino de las formas deshonestas de conducción política que permiten mantenerse en el poder a muchos grupos.
Por otro lado y por desgracia, algunos alumnos han estado viendo a la computadora como un medio para escapar de la lectura analítica. Preparan clases de forma veloz y sin contenidos.  No desean nada que los haga pensar. Se encuentran en el confort de una información que si bien es de fácil acceso, les es digerida; pensada y sin crítica alguna. No es tratada la información para ser expuesta en el salón de clase y sólo se observan vagos contenidos en las exposiciones.
Otros aspectos que distorsionan la educación es la televisión como un medio manipulador cuando trasmite telenovelas, talk shows, etc. También están los teléfonos celulares que son utilizados para trasmitir mensajes sin fondo. Computadoras que sólo se usan para ver información absurda y  únicamente se utilizan para  perder el tiempo.
Los profesores en la actualidad observamos como el aula se trasforma en un lugar de tiempos vacíos. De formas huecas y desencantos. Muchos colegas se quejan de ello y ven como las tecnologías en vez de aprovecharse se utilizan como diversión. Los alumnos no atienden nada y sólo vigilan juegos absurdos, pero, a  cambio, desean más calificación. Muchos van a la escuela por calificaciones y no por conocimientos. En ocasiones esto se combina con la complacencia de profesores que faltos de ética no observan el mal que  les hacen a los estudiantes dándoles más de lo que es justo; más de lo que han aprendido.  
La vida en el aula también tiende a cambiar. Hay que sacar el mayor provecho a las plataformas educativas, el portafolio electrónico, el proyector, el uso de láminas, etc. Esto hace más ágil la clase, pero debe estar llena de contenidos. No debe ser únicamente para ver que existe un salón moderno en donde cada slide únicamente se lee sin presentar aspectos analíticos.  
Un compañero de trabajo, maestro, me comentaba que los alumnos cuando se comunican con él por internet lo hacen bajo formas en las cuales parece que están chateando con sus amigos y no de manera respetuosa, se pregunta y nos pregunta que si eso es lo que vamos a heredar en un futuro cuando  dicho alumno trabaje.  La respuesta es la inercia que se lleva de una forma de hacer las cosas de manera indiferente y falta de respeto. Lo que nos hace ver hasta donde debemos hacer que las cosas cambien como profesores y formadores del ser humano.
La educación globalizada debe transformarse a formas agiles de enseñanza en donde el alumno aprenda a aprender, a ser, y a bien ser. Debe fomentar el trabajo en equipo, ser creativo, contribuir a mejorar el comportamiento social. Se deben crear las condiciones de responsabilidad social, formar valores humanos, formar  profesionistas con consciencia y criterios globales bajo condiciones de desarrollo sustentable y sobre todo, que la educación les llene el alma. De hecho esta educación globalizada tiende a ello, sólo que en paralelo y como lo hemos mencionado, nos trasmiten desinformación en todos los medios, así como pobreza social y humana por modelos económicos que a la postre terminan por afectar a todos.
Hoy día los requerimientos tecnológicos para facilitar el aprendizaje deben utilizarse para hacer más fácil el entendimiento de la información, no para perder el tiempo. Tampoco para caer en un desorden que no permita generar consciencia sobre  el papel trasformador de las escuelas en la vida cotidiana como generadoras de consciencia.


La globalización y las habilidades.
Ahora bien, estas modificaciones informativas y de conocimientos  impactan sobre el mercado laboral y sobre el currículo. Los enfoques local y regional deben pasar a orientaciones globales en donde las empresas y todo organismo se modifican; trayendo consigo la flexibilidad en la producción de la organización y en el servicio, creando con ello habilidades diferentes que las universidades no deben dejar de lado a la hora de crear programas. El paisaje de una oficina anteriormente estaba lleno de máquinas de escribir y ahora hay computadoras. Ello demanda nuevas tareas y empleos que hace que se deba dominar el uso de ordenadores. El sector servicios tiende a aumentar y el  secundario sede ante los cambios tecnológicos en la información. Hay que saber leer y crear informes en computadora. Hay que manejar la computadora y otro idioma, o se corre el riesgo de ser analfabeto computacional como ya lo indicamos o bien, no darse a entender con otras culturas por la falta de un lenguaje diferente al materno.  
De esta manera, la globalización tiende a modificar la estructura laboral y las habilidades. Pasamos del trabajo individualizado, al trabajo flexible. De ese trabajo de documentos a aquel que tiene que ver con la computadora. Del trabajo dependiente y poco creativo, al independiente. Del trabajo rígido al flexible, en donde se necesitan  distintas capacidades para que los alumnos puedan conocer y aplicarse a todas las funciones de la empresa. Lógicamente al buen manejo del idioma materno y el conocimiento de algunas otras lenguas para las negociaciones o bien el entendimiento cultural.
Estos aspectos son importantes ya que el trabajador ha hecho que  su vida laboral sea más amena. Adama Smith hablaba de que la división del trabajo generaba calidad del producto en la medida en que los obreros se especializaban. Sin embargo, estableció que ello les llevaría al aburrimiento dado que siempre realizaban una sola faena y con ello la baja productividad y el bajo beneficio. En la actualidad se ha visto esto como acrecentado del beneficio de las empresas, sin embargo, mas allá de ello, es necesaria la diversificación de funciones en la medida en que no topemos con ese aburrimiento y sobre todo con aspectos que tienen que ver con la calidad de vida y realización laboral.
En el paisaje cotidiano vemos como los empleos se modifican y con ello muchos aspectos correlacionados. El correo electrónico ha relegado en gran parte las cartas que se entregaban de casa en casa y el trabajo de hacer sobres ha disminuido. Las postales navideñas o de viaje ya no se envían cuando los familiares iban de paseo a otras latitudes. Ahora, las oficinas de correo se utilizan más para enviar  paquetería que cartas. Los empleos están muy relacionados con la tecnología; en su uso y en su producción, trayendo consigo un boom en las carreras de ingeniería y diseño por computadora. Aumenta la demanda de profesionistas con  mayores conocimientos y destrezas afines a la actual situación tecnológica; tal y como lo muestra  el siguiente cuadro:

Habilidades tradicionales
Habilidades nuevas.
Trabajo individualizado.      
Trabajo en equipo.
Trabajo sobre documentos y archivos en cajas.
Trabajo en computadoras y reducción de archivos por efecto de la computadora.
Trabajo subordinado y dependencia.
Trabajo independiente. Interdependencia laboral.
Trabajo en una sola tarea.    
Trabajo en diferentes tareas (organización flexible del trabajo).
Manejo del idioma materno hablado y escrito.           
Excelente manejo del idioma materno con capacidad oral y escrita.
Manejo de un idioma.           
Manejo de idiomas.

Estas son algunas habilidades que la globalización ha traído como consecuencia de tener un mundo que se reduce rápidamente a esquemas de información y a empresas de carácter global. Lógicamente con todo y los problemas del desarrollo, es evidente que se deben cambiar los programas de estudio para estar preparados para enfrentar las realidades que se presentan y que necesitan de mayores niveles en la educación para entender la información.
Incluso la globalización de las empresas tiende a modificar la estructura de valores de los empleados. Muchas empresas globales han generado climas organizacionales más agradables. Comentarios de trabajadores de la empresa Samsung en Tijuana, Baja California,  establecen que la vida les cambió debido a la filosofía de trabajo, del orden, respeto, puntualidad y esmero. Ahora, en su casa, reproducen este esquema y lo llevan a la sociedad con un comportamiento diferente.
Hemos de decir que muchos de los valores de empresas japonesas son obtenidos de la forma en que viven. Lo hogares de los japoneses tienen poco mobiliario y hacen todo bajo consideraciones sintoístas. Este camino a los dioses les ha conducido al respeto y creación de valores.  A la simpleza de la vida (lean manufacturing)  que la han trasplantado a las organizaciones. Este comportamiento familiar, al llevarse a todo lugar, hace una vida armónica, en donde el trabajo se vuelve realización humana y la riqueza material se combina con las formas espirituales de existencia. Así mismo, el respeto al medio ambiente, a la tierra y al aire,  da como resultado calidad de vida.
A pregunta expresa al Dr. Carlos Rodríguez, profesor universitario y asesor de empresas,  nos comenta que los japoneses son sobrios en su casa. Que sólo utilizan lo necesario y que en la empresa también hacen lo mismo. Si podemos definir, nos explica,  la base de su comportamiento y el que hayan tenido tanto éxito económico, se debe a su filosofía, a sus valores y a su forma de actuar.
Por ello consideramos que es bueno copiar al otro; aprender del otro. Copiar es lo más importante: pero copiemos bien y las buenas cosas. Y es que la globalización obliga a nuevas habilidades que  pueden replicar empresas nativas de países subdesarrollados. Podemos empezar por crear formas de evolución y climas organizacionales que ayuden a ese cambio. O bien, tratar en las escuelas de impulsar los valores tradicionales que se tienen dormidos.
Pero cuidado con esa globalización a ultranza que desea beneficios y saqueos de un país a otro.
Cada cultura es especifica, pero las sociedades tienen mucho en común: todas tienen dispositivos culturales que permuten cubrir de necesidades de subsistencia, reproducción, intercambio, así como dar lugar realidades creativas, morales, intelectuales y espirituales…No todas las personas buscamos y deseamos lo mismo, pero nuestro horizonte es humano y humanizador y la mayoría de las necesidades- y no sólo las fisiológicas, sino de carácter psicológico, afectivo, mental y espiritual- que tenemos se asemejan al menos en su constante presencia y en la manera en que nos urge cubrirlas.14
Por ende, no se debe mal interpretar este hecho de copiar del otro y pensar que es para ser sumisos ante el capital internacional;  muy por el contrario. Lo que se trata es de vivir una vida más equilibrada en todo sentido y que las empresas nativas también impregnen a sus trabajadores formas de comportamiento más humano, empezando por los altos directivos. Que las familias modifiquen su comportamiento y construyan  estructuras de vida más estable. A su vez,  que estas habilidades que generemos sean para nuestro propio beneficio y para la sociedad en su conjunto. Esto es lo bueno de una globalización que tiende a compartir las formas humanas de pensamiento.  
Si aprendemos este comportamiento lo podemos llevar a las calles en donde nuestros valores se socialicen y con ello podamos obtener la tan ansiada calidad de vida. Hacerlas bien, para estar bien, y por supuesto tener y ser en un mundo global que  puede aprovecharse de la mejor manera para el desarrollo de los pueblos.15
La crítica sobre la globalización nos puede llevar a la contemplación de las cosas y a la dependencia en un mundo que queramos o no es global en muchos sentidos y en donde podemos pensar globalmente y actuar localmente; este sitio común  es la respuesta a muchas inquietudes.


Conclusiones.
La globalización es un esquema económico social que hemos de definir como una ola que viene sobre  nosotros y tratamos de detener. Es una realidad  que es impulsada por los seres humanos y que nos sirve para homogenizar el mundo; sobre todo, es un producto occidental. En ocasiones con malos instintos;  pero nos puede servir para igualar muchos comportamientos que se pintan de varios tonos. Muchos aspectos que crean una matriz en donde caben todas las ideas y los proyectos futuros. Es la última creación del ser humano que simboliza de lo que es capaz la humanidad de crear bajo la égida del espíritu social.
Por ende, la globalización es positiva para todo ser viviente que desea la trasformación. Que se sumerge en los mares del conocimiento global en todo sentido. No es la responsable directa de todos los males y mucho menos del subdesarrollo, como tampoco lo fueron las formas políticas que se dieron de antaño y que originaron  las tesis duales. En parte, somos responsables de ello, ya que hemos vendido nuestros países al mejor postor, ya que hemos aceptado tácitamente recomendaciones de organismos financieros internacionales que nos han empujado a la dependencia. Por ende, es el momento de voltear a ver en cuánto hemos cooperado para que las acciones de dominio y manejo de nuestras voluntades han fomentado tanta pobreza y despojo del  nuestras naciones.
Es claro que tenemos una nueva forma de dominación que no sólo ha perjudicado a países tercermundistas, sino a los propios países del centro. La lucha que se da en este momento es contra de estos grandes grupos financieros y sobre todo, de los monopolios internacionales que hacen todo lo posible por saquear las economías desarrolladas y subdesarrolladas.
En materia educativa, es imperativo que nos demos cuenta de los programas de estudio y las formas en que nos organizamos en las escuelas. Es necesario que evaluadores a escala internacional y nacional, así como internos, vigilen la estructura  de las instituciones educativas; respetando la libre expresión y la cultura de cada nación, así como las formas ideológicas. Por otro lado, y dadas las tecnologías existentes, es imprescindible que las apliquemos en el aula, pero con una vigilancia especial, para que no se trasformen en el objetivo y el distractor de los conocimientos. Se deben utilizar para que el alumno aprenda a sintetizar, analizar y tener un sentido crítico de las cosas.
Por otro lado, es importante que nos demos cuenta de la información que tenemos con la finalidad de no caer en contextos de manipulación. Información que permita hacer deducciones que nos lleven a la dependencia económica y social.  Si a todo ello nos unimos con posturas  faltas de consciencia y desconocimiento de las cosas, entonces seremos presas de un mundo que acecha para obtener grandes beneficios. Por ende, la globalización está ahí para ser aceptada o no, es un problema de la manera en que la encaramos.
Nos podemos insertar con criterio y voluntad y aprovechar las ventajas que nos da la globalización. Lo otro, es negarnos a ella y tratar de aislarnos del mundo. Esta idea autista no es del todo positiva ya que somos interdependientes a escala global. No todo es culpa de la globalización. Requerimos abrir esa puerta con madurez para tratarla vis à vis y responder de una manera creativa sin dejarnos llevar por las tentaciones de un falso progreso. Después de todo, Japón no respondió pasivamente al ser  destruido parcialmente en la segunda guerra mundial. Muy por el contrario, emprendió la idea de la reconstrucción, que  con los Estados Unidos  o sin él,  lo hubiera logrado gracias al espíritu que vive esta nación.
Desde este plano debemos crear y corregir los aspectos educativos que nos lleven a un desarrollo propio para poder nivelar las formas de vida entre los países desarrollados y subdesarrollados. Es necesario construir nuestras propias tecnologías y procurar rescatar el conocimiento que tenemos y que se ha generado por años. Somos culturas milenarias que sin bien nos enfrentamos con patentes tecnológicas, debemos escudriñar en nuestra historia, en nuestras costumbres y en todo, aquello que se refiere a nuestro propio ser y pensar. Por ende, la aldea que aspiramos es esa en donde reine un  nuevo paradigma y visión de mundo en donde existan las oportunidades y la calidad de vida, en suma el desarrollo humano. Así mismo, que el conocimiento y la verdad nos hagan libres (Nietzsche): ese es el único camino; no más, no menos.

Invierno de 2011

1 Cf. Beck Ulrich. La sociedad del riesgo: hacia una nueva modernidad. Edit. Paidós. Barcelona. 1994. Pp. 300

2 ROSTOW. W. W. The stages of economic growth: a non-communist manifiesto. Edit. Cambridge University Press. Third edition, 1990. Cambridge. P.1

3lacomunidad.elpais.com/.../la-crisis-actual-explicacion-no-economista...

4 FUKUYAMA, Francis. El fin de la historia y el último hombre. Edit. Planeta. 1992.

5 HUNTINGTON, Samuel. El Choque de Civilizaciones y la Reconfiguración del Orden Mundial. Edit. Paidós, Barcelona,   1988.  pp. 382.

6 OHMAE, Kenichi. El próximo escenario global: desafíos y oportunidades en un mundo sin fronteras. Edit. Norma.   México. 2005. Pp. 326

7 Ética, Pluralismo cultural y Desarrollo Humano. De lo intercultural a lo global, de Maria Elena Figueroa Díaz, en Cultura y Desarrollo Humano, de la misma autora como coordinadora. CONACULTA e Instituto Mexiquense de la Cultura. México, 2006. P. 69-70.

8 Ética, Pluralismo cultural y Desarrollo Humano. De lo intercultural a lo global, de Maria Elena Figueroa Díaz. Op. Cit. Anterior. P. 69.

9 Desarrollo Humanizante y Decisión Cultural. De Ricardo Santillán Güemes en Cultura y Desarrollo Humano. Op. Cit anterior. P. 139.

10 Periódico La Jornada. Viernes 22 de marzo de 2002. Rayuela.

11 Cf.  La educación al encuentro de las nuevas tecnologías. De Joaquín Brunner. Mimeo. archivos.brunner.cl/jjbrunner/archives/JJ_IIPE_BA_4.pdf

12 Desarrollo Humanizante y Decisión Cultural. Ricardo Santillán. En Cultura y Desarrollo Humano. Loc. Cit. P. 133.

13 Al igual que Santillán Güemes, Sergio Bagú, nos indica que ¨La historia escrita, como modo de dejar constancia del pasado, es hija de muchas culturas anteriores a las occidentales, si bien la historiografía que se cultiva en occidente nace en Grecia antes de Cristo. En cambio, los modos conceptuales y las técnicas de investigación de la historia institucional y política tales como nos han llegado se desarrollan en Europa centro-occidental a partir del renacimiento¨. En Tiempo, Realidad Social y Conocimiento. Edit. Siglo xxi editores, treceava edición. México. 1989. P. 15.   

14 Ética, pluralismo cultural y desarrollo humano. De lo intercultural a lo global de María Elena Figueroa Díaz. Op.cit. p. 61.

15 Para nosotros el concepto tener no tiene que ver únicamente con aspectos materiales de existencia. También se debe hacer una lectura en cuanto al ser, ya que podemos tener familia, amigos o bien aspectos materiales en los cuales no nos realizamos. No pensamos al igual que Marcuse en cuanto a que el ser humano se realiza en lo material. En este sentido podemos tener un auto y no realizarnos en él, sino que nos sirve para convivir con la familia, para trasportarnos. Lo mismo pasa con un estereofónico que lo podemos utilizar para escuchar la música que siempre nos ha gustado y nos da placer. Todo ello nos lleva a entender que la realización del ser humano, también se da en los aspectos materiales de existencia y nos ayuda a  estar bien. Desde el plano en que a los hombres se les reconoce por lo que posee y tienen cierto grado de éxito, estamos de acuerdo con Marcuse en el sentido de que en esta sociedad material  lo más importante son las riquezas materiales y se le reconoce a la gente por ello.  


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: ricardo de leon Fecha: 22 del 09 de 2016 - 01:34
si, quiero dar las gracias por poner al alcance de muchas personas estos artículos y a vez hablando de mí, estoy agradecido, muchas gracias,siempre le deseo mucha suerte en cada actividad suya.me gustaría poder tener aun mas informacion, para presentar mi ensayo en aiu¨ saludos.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Contribuciones a la Economía

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet