Contribuciones a la Economía


"Contribuciones a la Economía" es una revista académica con el
Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas
ISSN 1696-8360

 

LA CRISIS FINANCIERA INTERNACIONAL Y LA OBSESIVA OPERACIÓN DE CRÉDITO ¿QUÉ SOLUCIONES PRÁCTICAS SE PUEDEN IMPLEMENTAR PARA EVITAR GENERAR GASTOS FAMILIARES EN EXCESO Y ATENUAR DE LA MEJOR MANERA LA TOMA DE CRÉDITO QUE SE HA VUELTO ONEROSA EN EL MERCADO?



Miguel Ángel Coronado Alcántara (CV)
mcorona94@hotmail.com



RESUMEN

Dada la crisis financiera internacional tan pronunciada y desgastante como ninguna otra en comparación, es imperativo tomar en consideración sus motivos discordantes, ya que no se trata de una crisis en la cual los “países soberanos” puedan participar implementando herramientas financieras que permitan corregir los efectos secundarios sobre la sociedad consumista. Ya no disponemos de autonomía financiera, ni económica y mucho menos política en un libre mercado que se ha vuelto depredador. Estamos a expensas de dictados unilaterales de organismos financieros que han encarecido el crédito, el costo del dinero, y quienes promueven fuertemente un nuevo orden mundial. Claro, amparados por políticas que emanan del gran capital oligárquico. Por tanto, resulta impostergable nuestra demanda y critica abierta al sistema de libre mercado que ha generado demasiada pobreza en el mundo como ninguno otro sistema, y es entonces que nos vemos obligados a sugerir bajo propio criterio, un proteccionismo económico que sirva de base o que permita al menos salvaguardar nuestro patrimonio de la mejor manera antes de levantar los verdaderos costos sociales que puedan reconocerse por delante. Trataremos entonces en este escenario de descomposición económica por sugerir cuales podrían ser las alternativas más fiables de protección salarial y cuales pudieran ser también según nuestro criterio, las necesidades de financiamiento mas baratas dentro de un mercado de crédito que se ha vuelto aniquilador y en niveles inimaginables de eleva especulación. El escenario no obstante esta polarizado y obstaculizado para posibles salidas financieras personales. Empero, el reto por particularidad necesaria debe ser nuestra forma más práctica, sensata y sencilla por tratar de aminorar al menos, el agobio al cual nos enfrentamos en medio de un centralismo de intereses económicos.

Palabras clave: Mercado, plutocracia, flotación, derivados, corrupción, banco, crisis, imperialismo, especulación.

Para ver el artículo completo en formato pdf comprimido zip pulse aquí


Coronado Alcántara, M.A.: La crisis financiera internacional y la obsesiva operación de crédito ¿Qué soluciones prácticas se pueden implementar para evitar generar gastos familiares en exceso y atenuar de la mejor manera la toma de crédito que se ha vuelto onerosa en el mercado?, en Contribuciones a la Economía, julio 2011, en http://www.eumed.net/ce/2011b/


INTRODUCCIÓN

El sistema financiero internacional esta descompuesto y las raíces de su formal inestabilidad tienen su base puntual en la estructura del poder político central que yace tras el sistema de emisión monetaria. El uso indiscriminado del dinero va más allá de su propia disposición. Se alimenta por un fuerte y constante sentimiento de demanda y posee sin objeción, un cúmulo de beneficios en su basta obsesión. Las altas inversiones y elevadas tasas de interés activas definen en concreto este comercio ilícito sobre el uso del dinero.

Como cuenta única de intercambio el dinero nació por una necesidad histórica para dar fuerza y empuje al comercio tras las trabas que desde entonces lo viciaban. El dinamismo comercial forzó la inventiva y la creatividad por hacer evidente la distribución y desarrollo de importantes vías de comunicación tras la decadencia del trueque hace más de 2,300 años. No obstante hoy día el dinero es el enemigo principal del sistema, y no por sus atributos físicos que formalmente se le reconocen, sino por un fatal destino de anormalidad económica en su tenencia física y por la decisión de dinamizar un comercio más allá de su forma estandarizada.

La forma tendenciosa que abarco este esquema sin limitación por tratar de reestructurar el mundo en zonas económicas, fue el resultado de un antiguo pacto concebido en los inicios de la era cristiana, y haciéndose cierto en estos tres últimos siglos. Es decir, esta forma práctica de operar y hacer mercados rebasa las intenciones históricas y moralistas del comercio que nos caracterizó hace más de trescientos años. Como esquema pretende ahora alimentar sectores productivos con dinero inflado; con dinero sucio salido de la nada. Salido de un mecanismo impropio y deshonesto, de un sistema artificial creado por intereses económicos globales. Dinero sin valor de respaldo, sin sentido productivo, sin valor económico real y a partir bases innovadoras totalitarias. Un mercado que ahora se sirve por si mismo y para así mismo ante su bondad historia para controlar las decisiones de un basto numero de consumidores que lo único que hacen es responder a los estímulos que deja la inequidad económica con tanta basura publicitaria.

Hoy por hoy la exigencia que representa el libre mercado ha vuelto especulativa la tenencia absoluta de dinero. Se ha encarecido el comercio y por igual los costos de producción y de distribución. Las materias primas junto a la mano de obra han elevado el estatus de los costos de extracción y refinanciamiento, y gracias a las ataduras políticas y absurdas inversiones en el juego político de la especulación de lo que representan hoy los llamados “commodities” en el libre mercado y que no es otra cosa que sobre-valorar el precio internacional de los insumos en un mercado reunido y superpuesto a los intereses de las empresas transnacionales que han vuelto traicionero el comercio en su perfil histórico caracterizado. La oferta y demanda dentro del sistema económico ha obligado ahora a crear dinero sin mayor recelo; sin mayor estorbo que el propio sentido de imprimirlo, para que atienda las reclamaciones de un emancipado mercado que se ha vuelto un ladrón de recursos en países emergentes como ningún otro. No hay mayor característica que ésta para identificar la crisis financiera internacional que nos ocupa, y por tanto, no existe medición alguna que permita poner obstáculo a los excesos de una banca transformada en emisión del dinero fiduciario. Antes, el banco central con apoyo del sistema bancario tenía sus propias herramientas para salvaguardar la soberanía monetaria a través del encaje legal, pero hoy día ya no es así. El poder de administrarlo en esa línea acabo, quedo muerto; esta sobre-valorado y ha vuelto loco al sistema, y empobrecido a todo el mundo. Por tanto, debemos dilucidar sus consecuencias económicas y sociales en el corto plazo, y atender posibles opciones de subsistencia humana por el vuelco crítico que ha tenido sobre el bienestar económico de las familias en todo el orbe mundial y no hay mayor respiro o consuelo, que advertir una descomposición social sin límites. Con este sentir emocional no hay salida para el que procura subsistir en medio de un trance agobiado como lo es este, sin intentar corromper su alma y diario vivir en la escena concreta. El desequilibrio económico obligara a colapsar socialmente a cualquier entidad con todas sus consecuencias jurídicas; así que sin dinero, el ser humano se expone a lo que dicte el poder sobre la miseria que él no pidió crear.

1. El libre mercado y sus consecuencias sociales

Se ha venido insistiendo sobre la critica de este modo fatídico de hacer mercado, y es de tal magnitud, que no es posible dejarlo aislado de conocimiento crítico. La consecuencias sociales que venimos empujando tras de sí, tienen su fiel representación en la ilegalidad de este siniestro esquema. No existen reglas serias de justicia económica, ni comercial en este nuevo orden económico. Los intereses se inclinan a favor del gran capital; de los grandes monopolios que se han conformado bajo este modo de pensar en cuanto al supuesto perfeccionamiento del mercado. Pero sin embargo deja mucho que desear el rol federalista de lo que es la Organización Mundial de Comercio en su participación política sobre la promoción de los tratados comerciales. La crisis manifiesta es motivo de ello y no hay duda de la irregularidad. Desde el motivo sensato de observar una crisis laboral notoria hasta el juicio de entender un trance emocional eminente en mayor cantidad de familias que son el motor económico de cualquier nación.

1.1. Vandalismo económico (saqueo de recursos nacionales)

Resulta innegable que detrás de la esfera de poder, muchos países han sucumbido ante la apertura comercial de sus fronteras jurídicas. Ya no es tratable el proteccionismo económico como pensamiento doctrinal. Está muerto. Keynes y su doctrina ha fenecido, aunque podemos considerar que fue la transitoriedad inmediata a esto que nos ocupa hoy. Empero es innegable que dicho sistema dio frutos de equidad antes de que colapsara finalmente en 1975. Hoy por hoy sin embargo, navegamos en “altamar” con demasiados costos para una sociedad que esta enferma. Un saqueo desmedido de recursos naturales, financieros y económicos se observa en infinidad de países subdesarrollados y gran parte de esa explotación marginal esta en poder de las grandes industrias y empresas globales. Eso es lo que ha hecho el libre mercado; comerse literalmente los principales insumos y sectores económicos de países en vías de desarrollo; que más que vía, es un retroceso agudo en su mercado.

Empresas como Wal-Mart y muchas otras, están engulléndose los mercados; comiéndose los recursos naturales de naciones con divisas depreciadas para obtener importantes márgenes de utilidad en su comercio extendido y favorecido. Estas empresas multinacionales con su poder de expansión e influencia económica, han penetrado las esferas políticas de gobiernos para obtener privilegios. Encajonan la proveeduría de bienes a escalas mínimas de producción para abaratarlos al consumidor final en un mercado ultra-depredador.

1.2. Control mundial de producción

Hablar del termino “control” no es nada nuevo en el argot cultural. Tratar de indicarlo no tiene nada de extraño para representar una forma absurda de autoridad. El termino es muy propio y altamente seductor para el que lo reconozca. Es una palabra impresa en la mente de cualquier ser humano y significa sometimiento para el que ejerce intervención sobre el que recibe la conquista. Nada mas acertado es esto en el contexto de la crisis global que vivimos. El control sobre las mercaderías es un fin directo hacia el destino del mundo que queremos ver bajo el sueño cristalizado de los dueños del gran capital.

Soñar bajo el liderazgo ecuménico de la plutocracia es el idilio perfecto de la gobernabilidad de esta esfera representativa. Unos cuantos lo destilan como fin para perfeccionarlo y lo idealizan mediante reglas de orden global. La oligarquía se ha adueñado de todo cuanto regula su pedestal de riqueza concentrada a través de sus políticas centralistas. Muchas empresas transnacionales se han comido infinidad de sectores productivos en los principales países y con el solo propósito de someter su destino a los lineamientos trazados por la agenda internacional de la riqueza.

El control mundial de alimentos se encamina como si fuese la condición perfecta para abaratar los productos, solo que en la estela de la transición se han elevado demasiado los costos sociales. Quizás nuestro destino se encamina hacia un escenario parecido al que vivió Alemania en 1922 bajo la fuerte hiperinflación que hizo concentrar los recursos y aumentar la miseria en todo el mercado, y no es por demás hacer esta critica, puesto que el desempleo ahora se está elevando a tasas desconcertantes, tal y como sucedió en aquél país. Ese escenario parece conducirnos a una realidad sin excepción.

1.3. Descomposición social

Bueno ante el argumento que precede creo que no hay más que decir al respecto. Los costos sociales se han elevado; se están haciendo evidentes en todo el contexto económico. El libre mercado ha recluido al resto del mundo; lo ha marginado ideológicamente. Así que la competencia global que se dice libre, no es tal, y debemos comprender los hilos de esta aplicación engañosa; de esta estafa ideada. Las divisas y su comercio absurdo se rigen hoy por un plan perfecto de la riqueza concentrada para fines imperialistas y es por tanto reconocer que cuando una divisa se deprecia, representa un gran empuje económico para las empresas corporativas que desean pillar mercados en países en desarrollo. Su expansión única es tan fuerte que los costos se dejan ver en línea vertical al encoger la retribución de la mano de obra productiva. Hoy los países subdesarrollados están bajo un plan mafioso y tutelar de sobre-explotación humana para enriquecer a una minoría capitalista a partir de ese desdén filosófico de usufructo humano. A muchos los ha engañado la economía de mercado e insisten en forzar su disposición, pero no saben que todo es ilusión y que lo único que se está logrando es encarecer la vida humana al pulverizar el comercio internacional a tan degradante escena, para después subsidiar con apego a un plan sempiterno.

El mercado global ha descompuesto la cultura e identidad en muchos pueblos que en sus inicios eran sumamente productivos. Los ha integrado a una filosofía federalista por medio del rompimiento de intereses nacionales y por tal razón, la descomposición social es evidente en medio de un spot clandestino que se difunde sin mayor cuestionamiento en los medios de información. El núcleo de la sociedad esta desintegrado, y es por la misma razón en que navega la incertidumbre. El desempleo y la falta de recursos monetarios es el primer desintegrador humano. Después le siguen en el orden las demás jerarquías sociales para fincar el propósito global deseado. Hoy las familias junto a una sociedad desintegrada navega en un ambiente de solemnidad crítica; de incierto económico y moral, y así el peligro yace detrás de esas sombras de iniquidad que obstaculizan el pensamiento para imponer la aparición indeseable de la delincuencia como cáncer social, junto a grupos de poco animo o aprecio compasivo. Los Mara Salvatrucha como víctimas de este plan y artífices de la gloria de otros, es un grupo de mercenarios que forman parte del crimen organizado en Centro América y EE.UU. Las guerrillas revolucionarias por igual están adoctrinadas bajo estándares de stress emocional con cultos a una deidad degenerada para aniquilar el sistema o a la sociedad misma, tal y como se observa en algunas regiones del planeta. Aparentemente se preparan para una insurrección, sin embargo tal pareciera que el mismo régimen nefasto crea contrapesos o ideológicas encontradas para sopesar el momento de la insurrección global. Estamos entonces asistiendo al final de una victoria irracional con financiamiento de un pequeño grupo que detenta el poder tras la clandestinidad. El control sobre la producción continua y de manera permanente a partir de infraestructuras de alta tecnología y con redes de comunicación digital registradas por todo el planeta.

2. Indicadores financieros y la sombra del libre mercado

Gran parte de la estadística mundial honesta revela hechos sorprendentes como nunca en su historia. El ingreso per cápita por familia y por individuo ha caído de manera sorprendente, y de igual forma la producción mundial. Otros indicadores como la concentración de la riqueza también tienen su causa inédita. Los índices delictivos por igual tienen su fin específico, al mismo tinte que los suicidios y desintegraciones familiares. Y en fin, el costo del dinero motiva una enorme transformación humana en todo el mundo y por causa directa, se ha desatado una enorme discordia y resentimiento en las clases sociales mas bajas. Veamos algunos indicadores.

2.1. Indicadores de México

México al igual que muchos países en desarrollo ha sufrido los estragos de este fenómeno transcultural. Las estadísticas, o al menos los indicadores formales que hemos reunido revelan una descomposición sin precedentes; una malformada sociedad con estilos nuevos de supervivencia. Con nuevos vicios de personalidad humana y no es la sociedad de hace tres o cuatro décadas. Es una sociedad alterada en su sentimientos, en su quizás mayor contexto histórico y económico. Veamos algunas gráficas:

Podemos observar en conjunto el efecto económico de estos indicadores que traen una descomposición permanente. Todos adversos y correlacionados y sin muestra de aliento. Cae el desarrollo económico en 9.5 % y se manifiesta una baja consecuente en la recaudación e ingresos petroleros, y por igual los gastos de gobierno tienen su propio efecto. Asimismo en contra la tasa de desocupación aumenta en 5.30% para el primer trimestre del año resultando indudable que los años por venir reflejarán el mismo síntoma, tal y como hemos advertido; al menos así se reconoce en el comercio ilícito de las divisas. De ahí es importante reflexionar que viene una especie de rebote que transformará a la economía en general al grado de obligar a reestructurar deudas soberanas y mercados domésticos para irlos incorporando a las políticas globales y a los intereses de las empresas multinacionales; mismas que son benefactoras de las desgracias sociales tipificadas en este plan.

Retomando los comentarios anteriores y haciendo una ilustración en la grafica sobre la contracción promedio que registra la economía mexicana de 9.5% a enero de 2009, podemos observar la caída importante que experimenta la industria nacional en ese sentido: un 11.1% con una variación de 10.5% con respecto a junio del año pasado es muy elevado si consideramos el cuidado que han tenido nuestros representantes en el gobierno con respecto a las revisiones de los diferentes tratados de libre comercio que históricamente ha suscrito México con el resto del mundo, y del cual suman trece. Esto es sumamente delicado y hasta desolador. Un país que no tiene una plataforma industrial digna de eficiencia, se puede volver parásito en su relación conexa con el sistema. Ahora con lo que respecta al sector servicio, podemos asimismo observar un juicio simétrico al caer el indicador en 9.1% para esa fecha estelar, aunque la mayor variación adversa se registra en diciembre y enero con un 7.3%. No obstante, su principal caída es de mas de un 500% si consideramos que a julio mantenía un índice de desarrollo de 4.2%

2.2. Indicadores globales

Referente algunos indicadores globales podemos asegurar que son igual de perjudiciales y en extremo desconcertantes.

Uno de los motivos por los que el mundo esta envuelto en esta pobreza genérica y absoluta, es la discordante distribución de la renta mundial. Tres de los más importantes millonarios en el mundo poseen una riqueza material de más del producto interno bruto de cuarenta y ocho naciones subdesarrolladas. El dato económico es más que alarmante. No se puede concebir tal disparidad. Sin embargo, es lo que deja el libre mercado a partir del ostentoso culto promovido por los medios a esta característica incondicional. El siguiente indicador revela que el 20% de la población mas rica gasta en consumo privado el 86%, mientras que el 20% mas pobre solo el 1.3%. Ahora en un país subdesarrollado la concentración de poder económico también reviste importancia mundial. En Brasil, el 8% de la población mas rica recibe el 48% de la renta nacional y lo mismo debe estar sucediendo en la periferia de cualquier otra nación.

Estamos expuestos en este mercado al sacrificio económico y sin medida de reflexión que nos haga entender el juicio crítico. Los problemas sociales están alcanzando niveles históricos como ningún otro en cuanto a la obsesión del materialismo impuesto. Así que transformar al mundo en una sola potestad jurídica es el plan de mil años que han diseñado los oligarcas materializando el sentimiento.

Veamos el resto de los indicadores. Llama la atención el caso concreto de los judíos que como minoría racial y que representa el 1% de la población mundial, mantengan en su haber patrimonial el 50% de la utilidades comerciales generadas en todo el mundo, y que por igual el 6% de los norteamericanos (algunos de ascendencia judía), ostenten el 50% de la riqueza nacional de ese país. El hecho es revelador y no es posible que estemos advirtiendo esta desproporción en la renta mundial. Pero solo la plutocracia con su poder político y económico pudo haber ideado este derecho por regular el sistema global a su antojo. Así que esta es la era del terrorismo financiero, del terrorismo económico que ha sido fabricado a partir de los lineamientos oscuros de un libre mercado retraído. La guerra ya no es tan formal a través de las armas, sino a través del desgaste económico; de la depreciación del dinero como medio de cambio.

Los dos últimos indicadores nos ofrecen el resultado final de esta infame concertación. El los países ricos el 15% de población controla el 80% de la riqueza y en los países pobres el 60% de la renta nacional se concentra en el 20% de la población. No hay dato más revelador que este y que tiene en jaque al sistema mundial.

2.3. Graficas

Veamos ahora algunas gráficas que reconocen este hecho asolador. Muchos visionarios están en contra de este sistema depredador. Son personas honorables y honestas en sus investigaciones, y no pretenden juzgar de manera incorrecta sus apreciaciones sociales. Ante todo nos están advirtiendo del eminente peligro que hay detrás de estas detracciones; de esta descomposición humana en pro del materialismo obligado que va más allá de una simple llamada de atención y más que nada rigurosa, y de fuerte espíritu combativo como arma favorita de sometimiento global.

Como hemos observado esto no es más que el desgaste económico al que nos hemos expuesto todos. El dinero es el elixir propio de la plutocracia. Es el alimento “espiritual” para los grandes “terratenientes del dinero”

Los inventores de este mercado han creado la forma más discriminatoria de operación económica. El dinero le has permitido legislar en cualquier esfera y comprar los destinos de cualquier nación. Por tanto el escenario es este y no el que nos pintan de manera absurda. Muchos pudieran decir que es cíclico el momento que estamos viviendo, pero no necesariamente. Hoy los efectos de la crisis se regulan de otra manera. El dinero ahora tiene un patrón de conducta que hay que reconocer y respetar, porque es el padrino del sistema a través del cual nos movemos por medio de la emisión, el crédito y la grande especulación.

2.4. La crisis global de las hipotecas (subprime)

Intentemos ahora ver un grafico muy ilustrativo para entender el momento que estamos viviendo respecto al fenómeno de la burbuja hipotecaria. Le invito a que vea con mucho detenimiento la secuencia de las láminas que se exponen en este gráfico: http://www.anuvac.org.mx/subprime.pps

Como tal se advierte, las entidades financieras que atienden este mercado de apoyo crediticio en todo el mundo y en forma particular México a través de bancos o Sofoles dedicadas a financiar la adquisición de viviendas, están colocando préstamos de una manera solapada o diríamos también, inmoral fuera de todo contexto normativo y sin medir la viabilidad o poder crediticio de los deudores. Así que en EE.UU. y en otros países en vías de desarrollo está sucediendo el mismo fenómeno en forma por demás dolosa ante el déficit de viviendas; sin garantía para los refinanciadores o compradores de último momento en la bursatilización “ilegítima” de la cartera. Esto indudablemente esta encareciendo el valor del dinero y de los bienes raíces en todo el orbe mundial y creando una bomba de tiempo que hará explotar todo el sistema de financiamiento social y con proporciones de riesgo elevadas. La crisis inmobiliaria que padecemos parece ser la medida final de hacer colapsar al sistema financiero internacional, junto con las apuestas en el mercado de los derivados. El riesgo asumido es significativo para los contratantes de estas operaciones como aseguradoras y fondos de pensión principalmente, mismas que están tentadas a quebrar junto con el sistema financiero mundial. Por tanto, es pertinente tener en mente la posibilidad sugerente de este colapso con todo el costo en su composición arbitraria y de elevada corrupción; que claro, siempre se parte de un decreto consensado para extender una quiebra. Todo es parte de todo. Todo ese dinero inflado, demandado y fabricado de manera artificial, ha provocado que el mercado doméstico de los países subdesarrollados sea improductivo, aparte de las reglas internacionales de comercio que someten al derecho soberano. Así que todo se ha encarecido en el sistema que se ha formado con fondeos mal intencionadas, y no solo en lo relativo a viviendas, sino también a contratos bursátiles y operaciones derivadas; además, de una gran colocación de créditos al consumo para adquirir bienes y productos domésticos. En este argumento podemos identificar a Elektra, Fonacot, Walmart, Coppel y muchas otras empresas que lucran con el sueldo mísero de muchos trabajadores. Una crítica más se la dejamos a las cajas populares encubiertas que también tienen parte en el pastel económico y que asimismo operan igual.

El crédito como podemos observar es la nueva modalidad del sistema del libre mercado para comprar y vender; para someter el sentimiento, pero también para encarecer la vida de consumo y por igual la producción global.

3. Breve historia de la crisis financiera internacional

Bueno, trataremos de hacer un resumen histórico de esta crisis que ya es permanente. Siempre ha habido crisis en la historia, pero consideramos que ésta tiene un espíritu definido, la cual pueden hacerla diferente de las demás, y entendemos que no hay manera de compararla con ninguna otra, puesto que los medios de producción son de una minoría capitalista muy caracterizada en el uso y fondeo permanente de recursos monetarios, y además, de que se ostenta un perfil depredador común. La forma explosiva de hacer riqueza parte de un consenso ilícito y discriminatorio en todo sentido y de una forma astuta de comercializar las monedas nacionales de muchos países a quienes se les vende el falso idilio de la libre competencia. Ahí pues, tenemos a este engendro formado por la clase poderosa. Por los dueños del dinero; por los oligarcas financieros. Esos grandes banqueros que inventaron la banca para gobernar al mundo.

3.1. El colapso de Bretton Woods

¿Que es Bretton Woods? Literalmente es una región de New Hampshire, estado de la Unión Americana, muy cercano a Nueva Inglaterra, al noreste del país.

Este emblemático lugar sirvió de sede para el plan de salvamento económico ante la llegada inesperada de la crisis del 29. El Hotel Moun Washington sirvió de anfitrión para tal acuerdo en la que se reunieron representantes diplomáticos de 44 países el 22 de junio de 1944. Bretton Woods fue el símbolo del proteccionismo económico que se vivió hasta 1976 en que se declara colapsado el sistema. Este acuerdo permitió que muchos países en el mundo tuvieran vía libre de hacer comercio sin descuidar su mercado interno. Lo más importante de esta disposicion internacional fue que el dólar como moneda de cambio se indexara al valor de cotización del oro en 35 onzas, y así de igual manera las demás divisas se alinearan indefectiblemente a la cotización internacional de la divisa norteamericana. Así que mientras la divisa estelar mantuviera esa relación con respecto al patrón oro, y este último sin fluctuar, permitiría que el comercio se equilibrara de manera justa y un tanto permanente, y así intentar ganar mercado sin inferir en importantes traspiés cambiarios. No obstante con la entrada de los famosos derivados y el comercio consecuente de los llamados “commodities” en 1990, se empezaría a colapsar el sistema de tasas fijas de cambio para dar entrada a los tipos de cambio flotante que son los vicios planificados que hoy dominan y que tienen en jaque al sistema financiero internacional. El sistema de tasas variables lo gobierna una elite particularizada, y no tanto el banco central de cada país como sucedía con el tipo de cambio fijo. Ahora hemos heredado el cambio libre que como doctrina imponen las marionetas del sistema como Milton Friedman, Friedrich Augusto von Hayek y Adam Smith. Ahí pues tenemos a este libre mercado inventado por los hijos predilectos de la dinastía glorificada y que está generando la peor crisis de la historia.

3.2. Neoliberalismo económico (monetarismo)

Pasando ahora al monetarismo, o lo que es lo mismo “neoliberalismo económico”; es un sistema apadrinado por la riqueza y que actualmente rige las reglas del mercado con una posición anónima. Es un sistema sumamente caracterizado en su estilo propio de dominación en donde se imponen módulos subhumanos con afán de poder y en donde el más fuerte se come al débil en la disputa del mercado. Las grandes empresas cuyos accionistas son los ricos banqueros, se han comido virtualmente los escenarios. No hay empresa corporativa en el mundo que no ostente más del 30% o 50% de los mercados en países subdesarrollados. Por tanto el neoliberalismo económico no es otra cosa que el poder por el poder mismo. El afán de dominarlo todo y sin reglas de protección que desmeriten el intento. Así que son normas planificadas en un mercado abierto para beneficiar a una minoría capitalista que ha sabido producir y utilizar el dinero en francas políticas control y abasto económico.

3.3. Competencia global y apertura económica

El libre mercado se ha impuesto con una filosofía perniciosa, pero en nada a favorecido a los del resto del mundo, y es una paradoja disfrazada de aliento sucio y enajenante. Desde que surge como novedad en los años 70s y 80s, solo ha castigado la renta nacional de cada país y por lo cual la pobreza se ha extendido a porcentajes nunca antes vistos. La competencia global y apertura económica mantiene matices importantes en el sentido del reproche al procurar una igualdad económica a nivel mundial, según dicen los diseñadores. No obstante las normas de afiliación y operación en el programa impuesto por la Organización Mundial de Comercio, deja mucho que desear en esa intensión dada. Los países desarrollados están siendo más favorecidos en esta coyuntura. Por ejemplo EE.UU. mantiene subsidios importantes en su sector agrícola, siendo esto contrario a las normas internacionales, y no obstante se le tolera, al igual que a otros países en el orden del privilegio, y entonces no es tan libre el mercado. O a menos que sea una estrategia permitida para evitar el colapso en cadena.

Con la nueva apertura estamos entregando en bandeja de plata innegablemente nuestros mercados al poder común por el rompimiento consecuente de los aranceles y cuotas al comercio. Se da el privilegio absoluto a los productos que vienen del exterior con mejores costos de producción y por tanto se destruye el mercado doméstico de países en vías de desarrollo. Aunque bien debemos reconocer que nuestra industria nunca estuvo a la altura de los estándares internacionales y ni estará preparada para competir en mercados tan abiertos, y menos con una devisa sin competencia internacional en el mercado de cambios. Empero, la verdadera causa de nuestra desgracia económica esta imbuida en su propia historia subyugada. Un mal historial crediticio yace sobre nuestra nación, aunado a un mal desempeño de la educación nacional y sistema de investigación científica. Además, de elevados índices de desintegración humana y falta de visión de representantes políticos; ligado claro, a un gobierno caracterizado en su viejo estilo de gobernar y vendido a intereses extranjeros desde tiempos inmemorables y que nos heredaron como cultura.

Las divisas tan castigadas en mercados integrados como éste han mermado la intención y el esfuerzo por conquistar otras fronteras comerciales. Nuestras empresas nacionales, y hablando en especial de las pequeñas y medianas, no pueden competir en un mercado fabricado y hecho a la medida de los grandes consorcios, y menos en un panorama en donde se especula audazmente sobre el humillación de una moneda nacional como la nuestra. Así que mientras se siga castigando nuestra divisa, no habrá fuerza política ni económica que permita mantener un desarrollo sustentable de nuestras empresas en un mercado dinámico como este, porque al menos así se insinúa.

4. Posibles soluciones para atenuar los efectos de la crisis

Ante este panorama de elevada incertidumbre económica y política, no nos queda más que planear nuestra propia vida humana. Como entidad social que somos requerimos sobrevivir a este modo impersonal de hacer mercado y por tal medida como entidad subordinada a una entidad económica, requerimos guardar nuestro empleo y tratar de ser productivos, aunque en esa intención filosófica se generen dentro de la sociedad misma más costos por la pérdida de puestos de trabajo al tratar de salvaguardar nuestra plaza con más horas de explotación o rendimientos físicos subhumanos como sucede en China. No obstante debemos procurar que esa exageración de la productividad no valla a ser tropiezo para nosotros mismos. Solo debemos esforzarnos por trabajar lo necesario para no autodestruirnos. Porque además de procurar de que nuestros costos y gastos no se vuelvan en contra nuestra al grado de mantenernos con déficit permanentes, es necesario que también nuestros ingresos puedan ser protegidos en tanto se usan, porque somos una entidad que requiere asimismo castigar costos en el mínimo posible a fin de resistir los embates de la crisis global asignada.

4.1. Evitar el endeudamiento y el refinanciamiento

Uno de los aspectos más notorios que han proliferado en los mercados de crédito, son de manera indudable los niveles encausados de endeudamiento personal. La promoción ardua de tarjetas de crédito y otros mecanismos de financiamiento personalizado han obligado a mucha gente a estar en continuos reveses en sus finanzas personales, y todo por el elemento mágico de la publicidad. Muchos de los consumidores son víctimas de la gran estafa o promoción bancaria y de la facilidad para hacerse de deudas en la esfera de la delincuencia financiera.

Infinidad de opciones de créditos se ofertan y sin elementos recíprocos, más que las necesarios. En algunos casos quizás hasta se omitan las garantías a fin de conseguir la colocación del crédito promocionado, independientemente de los fallos del buró de crédito. Hoy día a los bancos y empresas financieras lo que más les interesa es colocar financiamiento, exigiendo incluso a los ejecutivos metas de trabajo a fin de darle realce filosófico al sistema de la productividad como sucede en las llamadas sociedades de ahorro y préstamo, y sociedades financieras populares; además, de otras entidades de importantes cobertura regional como lo es BANSEFI (Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S.N.C.) y las propias Sofoles (Sociedades Financieras de Objeto Limitado). A esto es importante añadir inobjetablemente que la estrategia que se sigue en el libre mercado es concertar más crédito a fin de condenar la existencia económica de muchas familias, y ante esto, no nos queda más que criticar este sucio movimiento y resistir el embate, evitando a toda costa financiar lo que resulte imposible a nuestras posibilidades presupuestales. El país está hipotecado y lo mismo se desea hacer con nosotros. Así que es importante que todo intento apasionado por contratar deuda, lo observemos con un interés bien planificado para no encarecer nuestra vida financiera o acarrear desgracias futuras. Muchos endeudados en gran proporción han tomado el camino fácil del suicidio económico creyendo que es la mejor opción, no sabiendo que el tiempo siempre dice la verdad y que en muchas ocasiones las cláusulas contractuales no son plenamente transparentes, y las pólizas de seguros por igual, caen en el descredito. Asimismo es de señalar que gran cantidad de empresas que se dedican a la venta de productos electrodomésticos colocan infinidad de créditos auto-gestionados con los mismos estilos usureros y que han endeudado en gran proporción a personas con el falso eslogan: “abonos chiquitos para pagar poquito” Entre estas ya mencionamos a Elektra, Famsa, Coppel, y muchas otras. Además, del FONACOT (Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores) con sus altas tasas de interés antisociales, y en fin, son muchos los abusos de estas empresas que se han comido los recursos de los trabajadores a través del engaño publicitario y de la forma impropia en que violentan las normas de publicidad.

Se sugiere que en la medida de lo posible se evite este consumo exagerado de crédito, ya que las tasas de interés activas son demasiado onerosas como para recuperar inversiones. Por tanto, se aconseja mantener solvente el ingreso de la renta salarial devengada de nuestro trabajo para mantener el costo promedio de las inversiones en la familia. El único fondeo nuestro, es el salario devengado.

4.2. Evitar gastos suntuarios y cumplimiento de vanidades (idolatría de consumo)

Uno de los motivos por lo que muchas familias se endeudan, es sin duda alguna la vanidad de nuestros consumos, y que en muchas de las veces no cumplen con el objetivo, y hablo necesariamente de productos de belleza que según los spots publicitarios tan recurrentes permiten mantener bella la apariencia física y retrasan los signos de la edad, pero que en mayor ocasión son fraudes declarados y que bien generan otras desgracias al consumirlos tan obcecadamente. Estos gastos en exceso en estos estilos de vida tan triviales merman el ingreso que bien podría ser utilizado en otro tipo de necesidades con más objetividad.

Ahora en lo que corresponde al gusto vano en los hombres, pues podemos señalar muchos en la intención, como la adquisición de automóviles nuevos por medio de financiamientos caros. Gran parte de estos tipos de financiamientos provienen de igual manera de la intención de acabar con la renta del deudor. Así que este tipo de gasto está también dotado de vanidad extrema y siempre por encima de la media de consumo, y en el que el costo financiero es tan excedido como cualquier otro financiamiento. Los automóviles nuevos no son tan baratos como lo pudiéramos entender. Ahora el financiamiento los encarece por arriba del 80% del costo de producción. Así que no es cierta la publicidad de cero intereses que en ocasiones que aparecen en carteles, spots de radio o de televisión; porque debemos entender que hoy día la publicidad maneja extremadamente “el querer tener” del consumidor. Se ha vuelto demasiado engañosa y al servicio de la ingenuidad. En este libre mercado todos desean colocar sus productos de baja calidad a base de artificios ante el fuego de la ansiedad, que es el principal antídoto para consumir. Así que el ser humano tiene los peores defectos en su estilo de vida de poco valor perceptivo. Es seducido fácilmente por el poder de la imagen y la voz que materializa la razón, y entre estás extravagancias tenemos naturalmente el sentimiento de quedar bien o amarrar compromisos, y por el cual también, es bueno saber, entregamos nuestra dignidad al mejor postor. Asimismo otro de los fracasos en lista es el engrandecimiento de festejos tradicionales y esto al igual que la intensión de la crítica que venimos siguiendo, es una de las actitudes nada juiciosas que incitan a un estrangulamiento del sostén económico; al engrosamiento de las filas de financiamientos pignorados, que no es otra cosa que depositar prendas y activos patrimoniales para conseguir préstamos y atender así la honrosa tradición. ¡Cuán grande es la derrama económica que se extiende en los hogares para atender la tradición que año con año que vuelve costosa! Si hay dinero, pues no hay problema, pero cuando escasea, solemos tomar las peores decisiones para atender la obsesión y el qué dirán. Así que mucho dinero es el que bordea la intensión dada en esta crítica y los comerciantes se sienten sumamente complacidos con tanta campaña en pro de esos días que permiten engrosar sus ingresos de manera colosal por festejar tanto día ridículo como el día del compadre, de la enfermera y de tantos otros muchos, que a pesar del desgaste no se da por enterado del siniestro plan que hay detrás de su bolsillo. Festejemos el día de la madre y del padre, que son los más acostumbrados, pero no vallamos a los extremos. Además, como se ha expresado en otras ocasiones, el día de la madre, del hijo y del padre, son todos los días; y entonces, ¿Por qué obsesionarnos por castigar nuestros ingresos en esos días de alzas extremas?

Por conclusión diremos entonces que estos gastos son para alimentar vanaglorias y cubrir sentimientos de culpa, y si en ese sentido el ser humano no cura sus emociones internas, estará colapsando su propio destino.

Existe en el ambiente del comercio un tipo de persona muy común que es propensa al consumo y se le identifica como compulsiva por virtud de una alteración típica de conducta. Por tanto, si el consumo en exceso en una familia es por una alteración mental de esta naturaleza, bien podría existir un tratamiento médico para atenuar la intención y por lo demás, es conveniente quitarse ataduras idolátricas y demostrar la humildad de nuestras compras. Bienes que no necesitamos, bienes que debemos desechar de nuestros inventarios personales.

Debemos hacer destacar también que existe en la cultura del consumo sentimientos claros de rivalidad, y en igual sentido comprometidos al sentimiento del gasto. Nadie quiere ser menos en las jerarquías de vida. Así que si el vecino, primo o prima, se compró un automóvil nuevo, el reto queda abierto para la competencia y en compromiso franco a endeudarse con una institución de crédito sin medir los riesgos posibles. Así que ante este descontrol de sentimientos de rivalidad, aprendamos a ser austeros en medio de tanta crisis.

4.3. Evitar dispendio de recursos en juegos de azar (loterías, casinos, etc)

Una alternativa noble en el estricto sentido de la probidad de nuestra inteligencia, es hacer caso omiso de toda recomendación que no lleve una recuperación franca del gasto invertido. Así que es igual de importante tener presente esta reflexión en nuestra mente en relación a los juegos de azar. Muchos se quieren hacer millonarios de la noche a la mañana comprando una participación en juegos que en infinidad de veces dejan descompuesta nuestra vida financiera. Hombres como mujeres, y hasta adolescentes intentan ganar dinero en medio de su pobreza; en medio de la adversidad que los consume. No logran darse cuenta que el propio gasto ejecutado nunca regresará con frutos, y más bien continuarán hundidos en el pensamiento permanente de la obsesión. Así que se ensaña el materialismo esperando una ilusión que difícilmente llegara. Por tanto, es una torpeza pensar que los gastos capitalizados en juegos como la lotería nacional, y demás de ese estilo; así como apuestas en pronósticos deportivos, melate y revancha, super lotto millonario, zodiaco, trébol, cruz roja, e infinidad de juegos más, puedan retribuir nuestras inversiones en ellos. No hay tal cosa, ya que los organizadores y promotores siempre ganan con este estilo franco de desfalco. Los concursos promovidos por llamadas de celular son igual de recurrentes y también inspiran verdaderos desfalcos económicos aunque se reconozca un registro como tal ante la Secretaria de Gobernación. Asimismo concurren otros en igual sentido como el que organiza Reader´s Digest. O bien, el patrocinado anualmente por el Tec de Monterrey premiando una casa amueblada, autos, y viajes. Así que no gastemos más nuestro dinero en juegos de esta naturaleza en donde solo el que patrocina gana y muchos pierden. Los concursos que se llevan frecuentemente en las escuelas o centros de trabajo, también inciden en la misma cultura del timo; y por lo demás, el mensaje propio que lleva impreso el título de juego en casos particulares, es engañoso también y provoca sentimientos inciertos de superación. Igualmente, la frase de que son para la asistencia pública es muy relativo el fin propositivo, y más bien diríamos que es un chantaje; una vil patraña. Así que bien valdría la pena validar este argumento para darse cuenta de la infinidad de fraudes que existen en el sistema de libre mercado y en donde bien pudiéramos llamarles a estos delincuentes: especuladores blanqueados, y eliminar de tajo así tanto asalto a ingenuos.

4.4. Evitar miedos y desgaste emocional

La propensión al consumo también es causa inédita de nuestros miedos y desequilibrios emocionales en la escena económica y en la cual persistimos en gastos de aseguramiento personal, que muchas de las veces no están bien regulados en los contratos. Y por lo que se refiere al desgaste sentimental en pareja, pues va acompañado de los mismos costos que sin imaginarnos nos llevan a la ruina económica, claro, si se trata, de demandas, divorcios, pensiones alimenticias, etc. Son dos ejemplos sencillos que insinúan una grande reflexión, y hay muchos más en los que debiéramos meditar para darnos cuenta de nuestras desgracias humanas a la luz de estas consideraciones e insistir en ser tolerantes en nuestros desgastes humanos.

El miedo a la inseguridad también genera dispendio de recursos; el miedo a sufrimiento, el miedo a ser despreciado, etc. Y en fin, el temor destruye física y mentalmente al individuo y deja en ruina su haber patrimonial. ¿Cuántas personas son arruinadas y defraudas por gente hábil que se aprovecha de los sentimientos y de la ingenuidad? Pues muchas, y nos lo han revelado fehacientemente. Así que tengamos presente estas recomendaciones que nos pueden ayudar a salvaguardar nuestros recursos de manera eficaz en tanto nos pueda resultar la iniciativa protectora.

4.5. Evitar impuestos religiosos

Uno de los aspectos nunca analizados o que no nos atrevemos a crítica por desconocer su centro filosófico, es el de los gastos religiosos por cualquier concepto. Ya sea, diezmo, limosna, ofrenda o los clásicos gastos por fiestas patronales, bautismos, bendiciones de casas, autos, etc. Además, de las famosas misas pagadas por diferentes aspectos, especialmente por el festejo de día de muertos. Esto a mi juicio es una de los desatinos más grandes que posee el ser humano y que no prometen puntualmente salud espiritual. Así que estamos hartos de los impuestos que nos cobra el Estado y todavía debemos procurar a la iglesia con otro tanto de nuestra renta. Hay que pagarle un tanto más por darnos una supuesta doctrina. Y claro, según sacerdotes o ministros, lo debemos hacer para que haya bendición en nuestros hogares, lo cual también es un horrendo disparate.

Esto tal como lo evidenciamos es una de las presiones religiosas más coercitivas que podemos imaginar y que ponen en riesgo nuestro hogar; es una patraña de tantas que existen en el ámbito cultual, porque lo que hemos visto a lo largo de la historia religiosa es que más hogares están destruidos y más desgracias sociales se exponen en estas razones sin fundamento. Por tanto, debiéramos quitarnos estas argucias que infunden temor y que no tienen sustento bíblico. Muchas de estas organizaciones se escudan en pasajes bíblicos para engrandecer sus haciendas a costa de la ingenuidad de tanto feligrés que se deja engañar con palabrerías que no tienen sustento espiritual.

Esto aunque no lo queramos comprender, deja en la vil miseria a muchas familias en las distintas localidades de nuestra republica, y no digamos en el resto del mundo que también se mira tan extendido. La religión en lugar de ayudar a corregir los problemas del hombre, antes bien, y como lo hemos visto en infinidad de ocasiones, nos degrada más. Así que dejemos de pagar doble tributación. Al Benemérito de las Américas le costó trabajo incautar los bienes de la iglesia por evidente corrupción, y lo justo es que sigamos en el mismo sentido de la crítica no dejando que nos exploten más. Ya con los impuestos que cobra el Estado es más que suficiente. Así que despertemos y no permitamos que nos enajenen más con disposiciones eclesiásticas que no tienen razonamiento contra el rigor de la conciencia.

4.6. Evitar compras que cumplan con compromisos que violenten las normas de buena conducta

Cuantas personas hemos conocido que traen adherida la errada costumbre de buscar siempre amarrar compromisos, esperando retribuir en la misma dirección o en mayor proporción la dadiva. Pues muchos. Son bastante los motivos equiparados en ese estilo de vida corrupta que llevamos a cuestas. Los países pobres tenemos estereotipados esos modos culturales que en lugar de ayudarnos nos han puesto en jaque al materializar todo a un estilo propio como éste, y muy caracterizado sobre las emblemáticas actitudes que engrandecen la política. Desgraciadamente también se da en los demás terrenos de la vida civil, y bien, esto también genera dispendio de recursos y nos obliga a endeudarnos para cumplir el motivo inmoral. Por tanto sería bueno concienciar más en ello y evitar en lo posible convenir este tipo de operaciones pervertidas. Las leyes están al amparo de nosotros, solo que las limitamos con nuestros actos de poco valor y juicios de error.

Solo veamos un ejemplo en el aspecto educativo sin ir muy lejos. En las escuelas primarias es clásico observar como los padres de familias en actitudes deshonestas ofrecen siempre sin el más mínimo recato el regalito tradicional al profesor corrupto que está educando al hijo perezoso. Muchos de los estudiantes en ocasiones egresan de dichas escuelas con menciones honoríficas ante la evidente correspondencia de este tipo de corruptelas económicas y que en lugar de ayudar a elevar la educación, antes la sesgan para decepciones calificadas que aplica la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico). Así que esta sociedad que hemos construido con nuestros actos de correspondencia corrupta, nos tienen atados y hundidos en nuestra miseria, y luego nos quejamos de los que se sirven del botín político, no sabiendo que somos parte del mismo sistema y en la cual programamos a nuestros hijos a que sigan igual, en el mismo sentido de la deshonestidad. Ahí esta pues el comentario y argumento para entender muchas cosas que deambulan a nuestro alrededor y que destruyen los principios morales que una vez intentaron cambiar nuestra vida humana.

4.7. Evitar obsesionarse por el mantenimiento de mascotas

¿Qué hay con las mascotas? ¿Por qué están ante esta critica? ¿Por una posible expresión de repugnancia? Pues no. El papel crítico no es ese. Si antes habíamos dado pruebas sobre vicios adoptados, pues este no puede quedar atrás en la razón expresada. Hoy día se oferta una gran cantidad de animales domésticos y principalmente perros y gatos; y según dicen los protectores en su justificación que es para brindare compañía a las personas de edad avanzada, niños, y otros tipo de sentimentalismo. Sin embargo yo creo que el verdadero sentimiento debe estar afiliado al mismo ser humano y no ha mascotas que pertenece a otro rango de afinidad. No quiero decir con ello que debemos desarraigarnos, pero no se puede admitir que en ciertos hogares se le dé trato excelente a la mascota y se le procure en todos los aspectos antes que al propio ser humano que sufre por enfermedad o esta postrado en una silla de ruedas. No puede existir tal distinción. No puede valer más un animal que un ser humano. Y si así fuere, no debiéramos permitir los rodeos y el mal llamado deporte de la tauromaquia. Así que nos desvivimos por procurar todo un gasto a favor de un animal que por propio merito puede conseguir su alimento. Recuerdo muy bien a mi abuelo paterno que solo les daba tortillas a sus perros para arriar el ganado, y con ello advertíamos que el perro vivía agradecido. Una mascota como esta no necesita mucha inversión. Quizás otros sí, porque no tienen un plan de convivencia tan obvia con el hombre. Pero al fin y al cabo todo es un gasto que no se recupera, ya que si el perro es culpable de una desgracia a un transeúnte, usted será demandado y pagara daños y perjuicios por causa del incidente. Así que la obsesión resulta demasiado onerosa y perjudicial a la larga. Dejemos pues que los animales vivan su vida sin darles tanta atención como se acostumbra, ya que no son nuestra prioridad. Las personas de edad necesitan más cuidados. Los niños que están en los orfanatos y en otras instituciones, necesitan más del sentimiento humano, más calor de hogar. Los animales viven su vida y no necesitan de nosotros. Solo respetemos su hábitat.

Muchas de las veces el ingreso se agota en el cuidado exagerado de un canino para que nos guarde el hogar y en mayoría de ocasiones finalmente el delincuente mino nuestra casa. La solución a nuestra seguridad no son los animales, ni los tipos de vigía que implementemos, sino erradicar el temor que como sentimiento se aviva en nuestra conciencia por malos actos humanos operados en nuestra vida. Por tanto, la solución no esta en la cantidad de perros que tengamos a nuestro cuidado, sino la buena administración de nuestros ahorros para salvaguardar, aunque sea un poco nuestros ingresos del agobio tan mordaz de esta crisis existencial. Las mascotas demandan mucha inversión. El que los tiene es porque dispone de suficientes recursos para su manutención. No obstante la crítica está ahí para procurar acotar los gastos. Así que no podemos deshumanizarnos viendo mejores opciones en los animales. Repito, ¿Qué hay de los niños de la calle, de los indigentes, de lo huérfanos? ¿Tienen opción con este mundo materialista; en este mundo idolátrico que hemos construido? Pues no, el gusto de muchos de nosotros es desvivirnos desmedidamente por la mascota bien vestida aunque el abuelo se esté muriendo en una silla de ruedas.

4.8. Evitar consumir medicamentos y tratamientos médicos que operen al margen de la ley

Hemos sabido también reconocer que al margen de las normas médicas y de los modos éticos en cualquier profesión, clandestinamente operan médicos y seudomédicos en el libre mercado para vender sus tratamientos de poco valor reconstructivo. Se ha sabido del elevado costo de intervenciones quirúrgicas para elevar la belleza o atenuar en tal sentido el desgaste de la dermis, y en muchos casos han sido desastrosos los efectos secundarios que trae esta egolatría. Por igual sentido nos han invadido una serie de medicamentos “milagrosos” que ha carcomido el último centavo de nuestra tesorería, siendo en consecuencia un fracaso declarado en muchos de los casos, que de manera sincera debiéramos entender que cuanto más se publicita un producto, mas será el frustración sobre nuestra salud por estar maniatados a un producto sin calidad; sin verdaderos efectos dignos de consumo y sin efecto alguno en la enfermedad tratada, y hay evidencia de ello en todo el terreno mercadológico y podríamos enumerar un gran número, aunque a pesar de todo el consumidor no acabe de ser persuadido, aun a costa de los elevados precios que pacta y le hacen reconocer del gran engaño del cual es objeto. Observemos que también los famosos yerberos tienen su clásica forma de engañar, solo que no encarecen sus productos; son más decentes. Pero grande es nuestra desesperación por acudir efusivamente a comprar los famosos productos Omnilife y Herbalife (estafas piramidales), siendo declarados un vil fraude y con un objetivo pronto para morir. La enfermedad innegablemente ha pasado ser un negocio redondo para el que tiene el medio de timar. Así que ahí están los caprichos de este libre mercado vendiendo más miseria. Los experimentos que le permitieron llevar a cabo al médico nazi ocultista Josep Mengele están dando frutos al mercado delictivo. Las investigaciones médicas turbias están por doquier y sin darnos cuenta de la razón dolosa en que actúan. Repito, a nosotros nos gusta el engaño; nos gusta recrearnos en esperanzas inciertas, aunque bien debiéramos analizar intensivamente estas denuncias y apercibirnos de la gran mentira que hay alrededor de productos como Fatache que en forma curiosidad ya no se publicita, o Nikzon del laboratorio clandestino Genomma Lab. O en tal caso, apercibirnos sobre la forma en que conducimos nuestra vida humana tan fundamentada en sentimientos adversos, ya que ahí reposa la evidencia critica de nuestro cuerpo enfermo. Analicemos profundamente nuestro estado espiritual, porque creo que ahí está el problema de nuestra mala sabiduría, ya que continuamos siendo engañados con tal facilidad que el problema físico de nuestro cuerpo prevalece en las injusticas del alma que están fabricadas al descaro en el ambiente social.

5. ¿Qué opciones podemos proponer para salvaguardar aún más nuestros recursos económicos?

5.1. Fondo de salvaguarda económica o banco familiar

La historia “prodigiosa” sobre el nacimiento fortuito de las instituciones de crédito (bancos) nos revela que en cierta ocasión un hombre adinerado se dedicó a prestar sus ahorros sentado específicamente en un pequeño banco de madera y así opero sus transacciones. Así que en tal forma el nacimiento de un fondo de recursos de esta naturaleza tuvo viva intensión, pues debemos aceptar el reconocimiento y hacer lo propio constituyendo un fondo social de recursos personalizado. Esto es muy sencillo y fácil de aplicar, y no se trata de ser conocedores del mercado de crédito. Con solo reconocer que requerimos financiamiento barato y ganas de conformar un fondo familiar con reglas éticas sobre derechos y obligaciones gremiales, es más que suficiente, y no requerimos nada extraordinario. Sin saberlo constantemente lo estamos practicando en nuestros hogares, solo que falta la disposición para hacerlo practico en nuestra vida diaria. Me refiero a la famosa tanda que muchos de nosotros acostumbramos. Pues bien, partiendo de este proyecto tan simple, de ahí disponemos de un 80% de capacidad para instituirlo. Solo necesitamos invitar a posibles afiliados permanentes. Claro, el proyecto debe reconocer la honorabilidad y responsabilidad de las personas al momento de hacer efectiva la subscripción de los títulos sociales.

Para iniciar solo se necesita tipificar las cuotas mensuales o quincenales que se deban convenir con documentación sencilla. Una vez establecido el fondo, si algún miembro requiere financiamiento lo podrá hacer sin cargas financieras adicionales y con solo pagar el capital al vencimiento. Algo muy importante que no debemos perder de vista, es que el fondo de recursos constantemente se estará reinvirtiendo en un portafolio sobre instrumentos financieros de bajo riesgo, como lo es el papel gubernamental. La tasa activa de cero intereses estará vigente durante la vida del proyecto familiar y ese es el fin práctico de esta humilde recomendación. Será gratuito el costo del financiamiento. Así que ahí está una fina solución a nuestro problema humano de escasez monetaria.

5.2. Centro de abasto económico a bajo costo para autoconsumo

Con respecto a un centro de abasto de comestibles es muy propio pensar en una auto-compra y en un auto-consumo. Así que por volúmenes importantes se podrán conseguir bajos precios para así subsidiar nuestro gasto. Esto también estaría contemplado bajo un proyecto de subsistencia humana para mejorar la liquidez de nuestra economía en familia y la tentativa es interesante si pensamos en el interés del abasto continuo para el consumo y la compra.

Queremos entonces mejorar de manera pronta el dispendio de recursos, evitando o acotando en alguna forma el coyotaje extendido en la distribución de dichos satisfactores económicos y que prevalece fuertemente en el mercado. La inflación es producto de ese enrarecido sistema, porque son pocas las empresas industriales que procuran evitar los canales de distribución en ese encarecimiento sucesivo y abaratar de igual modo la producción. No obstante como entidades pequeñas, no tienen la fuerza y empuje económico que permita ofertar y vender en forma libre a consumidores finales. Por tanto, se aconseja que en medio de esta disyuntiva de intereses económicos y políticos concentrados, y verdaderos conflictos de intereses, podamos los simples ciudadanos protegernos con medidas subsidiarias como esta.

Repetimos, esto pequeño proyecto a nivel familiar puede enriquecer la intensión y por qué no, hasta el hecho de provocar una baja consecuencial de precios en el mercado en consideración a ello si se pondera el conocimiento de tal iniciativa. Al permitir la proyección se estaría haciendo una presión incuestionable en todos los órdenes del mercado a fin de procurar una baja de precios de la canasta básica principalmente. Así que el hecho de fungir como posibles distribuidores y consumidores de nuestros propios productos, estaríamos cambiando el modo bruto en cómo se conduce hoy el mercado. Es decir, estaríamos acotando canales de distribución que lo único que han hecho en la historia reciente del mercado es encarecer innegablemente el producto hacia una sola intensión mercantil. Se acabaría así de tajo el coyotaje en los centros de abasto, y asimismo se podría fortalecer el poder de compra de la moneda nacional. Así que sostener nuestra propia subsistencia económica con una fuente de administración particular como esta, permitiría mayor desahogo a nuestras finanzas personales y en la cual organizaríamos con nuestras propias manos y de una mejor forma a fin de limitar costos.

Ahí pues tenemos esta oferta económica que no tiene nada de complicación en el sentido jurídico, más que en el deber de constituirla y hacerla realidad para nuestro beneficio.

CONCLUSIONES

Como vimos a lo largo de este ensayo, pudimos darnos cuenta que esta crisis no tiene mayor solución que la critica sobre ella. Los intereses están demasiado concentrados y no hay manera de destrabar esta ingente situación. El plan esta determinado y no hay regreso para el fundamento keynesiano. El proteccionismo económico ahora es parte de la historia y lo vemos como añoranza. Así que el mundo de hoy se transforma a pasos agigantados llevando a cuesta los costos políticos y sociales en todo el mundo. La pobreza es parte insigne de esta crisis existencial y sigue su camino irreconocible. Se va acelerando dejando tras de si desesperación y un agudo problema de inequidad emocional en la vida de la gente. Las formas de este hiperpoder transcultural optan por las desgracias humanas. Desean el agobio para después traer la “felicidad”.

Mucho se ha insistido sobre este tipo de mercado creado sin bases doctrinales y en el que no hay regla justa. Todo esta apoyado en los intereses de un dinero que se concentra. Los grandes millonarios son dignos mandatarios de todo el sistema. Por eso es que cuanto más se complica la transformación del mundo, mas desequilibrios vienen a la vida social de las naciones. Mas entrega soberana, más entrega de patrimonio nacional, más disposición a obedecer reglas unilaterales, y en fin, son una marejada de cambios que se vierten en este consenso estructurado.

Con dinero se puede comprar el interés personal. Con dinero se puede legislar, y con dinero se puede transformar al mundo sin nada que lo impida; ni aun la lucha social insurrecta, ya que muchos líderes son títeres del sistema y se financia una lucha incierta por los mismos intereses que construyen el super-imperialismo. Son la antitesis de la tesis, dice Hegel. Son los contrapesos del sistema. Y es por lógica que el dinero, es el elixir de todo para forzar la transformación que se desea. Vivimos pues en mundo global por principios planificados y de un destino fincado en intereses plutócratas y en una metamorfosis forzada en el agobio. No obstante es nuestro deber ofrecer soluciones, aunque a la postre resulte contradictorio subsistir.

Sabemos que el plan mundial esta atento a nuestro sentir humano, pero no del todo es para bien. El dinero se mueve como lo quieren mover. Están sensibilizados al problema de la pobreza innegablemente, solo que lo están manejando con estrategias graduales de liberación a modo de no afectar de manera reactiva los intereses del plan global. Aunque no obstante los costos continuaran acentuándose aún más por el sufrimiento de los necesitados; de los desempleados.

La división de trabajo trajo ese absolutismo esclavizador y dividir el quehacer físico e intelectual fue la treta económica de este sistema de imposición, por lo que con ello se permitiría alcanzar el sueño dominador de la actividad económica en beneficio de unos cuantos. Sin embargo en la transición de este agobio singular podemos disponer de algunas herramientas o iniciativas de salvamento que el mismo sistema tolera para devolver el quehacer laboral de antaño, en donde cualquiera tenía la oportunidad de ser empresario y en una libertad económica inigualable. Así que el propio sistema nos invita a innovar en beneficio nuestro y de ellos como pedestal jurídico. Solo que esperan los detalles acomodados. La inflación tendrá que sucumbir como instrumento falso de liquidez monetaria en el futuro cercano y aparecerá la moneda electrónica que subsidie todo el intercambio económico sin más garantía que el propio trabajo físico como sucedía en siglos pasados. Así que un “nuevo patrón oro” marcara la diferencia. El mutualismo económico parece refinarse.

BIBLIOGRAFÍA

1. http://www.clubrichdad.com/foros/5605-que-son-los-commodities.html

2. Nilus, Segei. “Los Protocolos de los Sabios de Sion” Editorial Lectorum, S.A. de C.V. México 2005

3. Chossudovsky, Michael. “Globalización de la Pobreza y el Nuevo Orden Mundial” Siglo XXI Editores, S.A. México 2002

4. http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/espiral/espiralpdf/espiral41/espiral41_41.pdf

5. http://www.larouchepub.com/spanish/ (todas la gráficas están expuestas en el ensayo)

6. Ford, Henry. “El Judío Internacional” Editorial Perspectivas Versión Española

7. C. Thurow, Lester. “Construir Riqueza” Javier Vergara Editor, S.A. Buenos Aires, Argentina 2000

8. Michael Hart/Antonio Negri. “Imperio” Editorial Paidos Buenos Aires, Argentina 2002

9. Noam Chomsky y Heinz Dieterich “La Sociedad Global” Grupo Editorial Planeta. México. 1997.

10. Ramos, Alejandro. “La Guerra que Viene” Editorial Iberoamericana, S.A. de C.V. México, 1991.

11. http://lafuentevital.blogspot.com/2009/01/explotacin-exportacin-y-comercializacin.html

12. http://www.gratisweb.com/justicia_paz/seguridad-03.htm

13. Girón, Alicia. “Crisis Financieras” Editado por Eumed.Net 2005 (edición electrónica).

14. http://www.anuvac.org.mx/subprime.pps

15. http://www.jornada.unam.mx/2007/12/05/index.php?section=sociedad&article=044n1soc

16. Koch, Paul H. “Illuminati” Editorial Planeta Mexicana, S.A. de C. V. México, 2005.

17. Lozano, Martín. “El Nuevo Orden Mundial: Génesis y desarrollo del capitalismo moderno” Alba Longa Editorial, 1996.

18. http://www.doylet.org/docs/sana/LaMafiaMedica.pdf

19. http://www.expansion.com/2008/12/15/inversion/1229380666.html;http://carranzamagnolia.lacoctelera.net/post/2008/08/13/importante-saber-sobre-herbalife-y-sus-fraudes

20. http://www.estrella10.com/resources/El+Negocio+De+las+Farmaceuticas.pdf

21. http://www.elfindelmundohoy.com/2011/03/josef-mengele-angel-de-la-muerte.html

22. http://blog.duopixel.com/articulos/genomma-lab.html

23. http://www.elholocausto.es/pdf/IG%20Farben.pdf

24. http://es.wikipedia.org/wiki/Mutualismo_(teor%C3%ADa_econ%C3%B3mica)


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Contribuciones a la Economía

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet