ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS RELACIONES LABORALES

Armando J. Camejo R.

CAPÍTULO III

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

MOMENTO EPISTÉMICO

Acotaciones previas

          Los estudios sobre la ética, la responsabilidad empresarial y las vinculaciones que estos dos factores del sistema axiológico empresarial tienen con las relaciones laborales, se han desarrollado desde diversas perspectivas. Sin embargo, en la presente investigación el abordaje metodológico, en correspondencia con los propósitos guías que le asisten, se ha dispuesto con la finalidad de revelar los nodos críticos que se asocian a la teoría desde la cual se intenta explicitar el problema. En este caso, se trata del contexto disciplinar en los estudios sociales del trabajo, así como el fondo sociolaboral en el cual se produce el fenómeno que liga la triada ética-responsabilidad-relaciones laborales. La orientación que fija el estudio en la discusión del sustrato teórico, en contraste con las evidencias desde el escenario empírico, atendió a los lineamientos que se exponen a continuación:

La visión paradigmática

          El enfoque paradigmático en el cual se fundó el estudio, permitió considerar que el tejido argumental derivado del enfoque empleado se ubica, en una primera instancia, en el corte epocal transicional de la modernidad tardía (Lyotard, 1998; Rojas Osorio, 2003). Responde así a la arquitectura de investigaciones metódicamente integradas, cuya arista  cuantitativa se enmarca en el orden del neopositivismo lógico (Popper, 1998), desde la cual se hizo énfasis, por intermedio de la observación rigurosa y la disposición del método científico, alcanzar patrones explicativos al objeto de estudio.

En una segunda perspectiva, la complementariedad metódica fue asumida desde la visión interpretativa, en tanto es de relevancia el contenido y extensión de los  esquemas representacionales manejados por los actores sociales implicados en la dinámica del fenómeno en estudio. Se concibe así, que las construcciones discursivas surgidas desde la mismidad de los sujetos vinculados con el escenario empírico, dan sentido  al contenido categorial manejado en la interacción comunicativa que se produce en el ámbito gerencial de las empresas tomadas como eje de interés de la indagación.

 Según la naturaleza de la investigación, ésta fue concebida dentro de la modalidad de estudios de campo, basada en integradores que permiten disponer de un herramental metódico que hibrida los enfoques cuantitativos con los procedimientos metodológicos interpretativos. Se toma en cuenta lo expuesto por De la Garza (2008), quien considera importante: “…articular la visión del paradigma configuracionista y el paradigma interpretativo a los fines de extender el proceso de interpretación de la acción                         social” (p. 123). En ésta última cosmovisión, lo perceptual no prevalece sino que la realidad es reinterpretada, adentrándose la indagación en la introspección vivenciada de la conducta humana en los escenarios sociales.

La hibridación implica emplear los registros cuantitativos, los cuales consisten en el análisis sistemático de problemas con el propósito de descubrirlos, explicar sus causas y efectos, entender su naturaleza y factores constituyentes o predecir su ocurrencia (Bisquerra, 1990), con la construcción del sentido de lo vivenciado (Padrón, 2000). En este tipo de estudios, los datos o la información de interés se recogen en forma directa de la realidad estudiada, partiendo así de los llamados datos originales o primarios; la complementariedad se consigue cuando son utilizados los registros originales provenientes de la voz activa del actor social implicado.

Atendiendo a los objetivos y la dimensión cronológica, la investigación promueve un eje generatriz de discusión teórica transeccional, que facilita el contraste teoría-problema-metódica. La prospectiva o potencial inferencia emerge debido a que se “...pretende evaluar los efectos de dos o más factores y los tratamientos utilizados son combinaciones de los niveles de los factores” (Pagano, 2000, p. 371). Se visualizan acá los factores concomitantes en la interacción de las variables base del estudio: ética, responsabilidad social empresarial y relaciones laborales.

La visión operacional

Respecto a los diseños integradores, estos requieren la consideración de los más complejos aportes de las disposiciones cuantitativas, con formulación de hipótesis; por ello, se estimó procedente forjar el registro desde los abordajes cuasiexperimentales, tal como los diseños factoriales.  De este modo, se hace énfasis en garantizar la rigurosidad requerida por la ciencia en el estudio. Para Stanley y Campbell (1978), este tipo de diseño se puede emplear en muchas situaciones de investigación social, respecto a lo cual los autores citados asienten que: “...el investigador puede introducir algo similar al diseño experimental, en su programación de procedimientos para la recopilación de datos “(p. 70).

En este caso, se considera también que el investigador carece del control total de los estímulos experimentales, por la condición de estar involucradas en el trabajo investigativo personas y no objetos. 

Sobre el asunto, (Stanley y Campbell), existen  una serie de condicionantes que pudieran invalidar el cuasiexperimento y sobre los que afirman que el investigador debe tener algún control; en lo particular, se controlaron los efectos de variables externas en los términos siguientes: maduración, administración del test, regresión, selección muestral y mortalidad de la muestra. Se reconoce, en concordancia con lo planteado por Sierra Bravo (1991) que no se controlan la historia, la instrumentación y la interacción de las pruebas.

Sin embargo, en el primer segmento metódico para la integración, sobre la base de saber que el diseño cuasiexperimental es de control interno aceptable, se eligió el diseño de 3x2, de dos vías, con efectos fijos, para grupos independientes.

Este diseño, según Pagano (1998), es el correspondiente al análisis de la varianza de dos factores,  en la cual la estimación de varianza entre grupos e intragrupos, es fundamental para la caracterización de la estimación de la varianza poblacional. De esta manera, un estimador para valorar la varianza es F de Fisher (Pagano, 2000), como razón de aceptación o rechazo de la hipótesis.

La necesaria utilización de una tabla de doble entrada para organizar los cálculos implica en el caso de la estimación del efecto de dos factores para la varianza, adoptar la división de las varianzas   por celdas y por columnas. Si se dividen entre los grados de libertad facilitan estimar la varianza por renglón y por columna para entonces decidir sobre la orientación de la hipótesis. Cada estimación representa, de modo particular, cálculos de la estimación de varianza para: entre celdas, por renglón, por columna, renglón por columna, y la determinación de las razones F; estos cálculos  se realizan a los fines de verificar el efecto principal de las factores que se consideran de asociados a las llamadas variable independiente A,  la variable independiente B y de la interacción de las variables A y B.   

Como puede verse, la rigurosidad metódica del componente cuantitativo está al menos resguardada en el plano del análisis; su complemento, se deriva de la puesta en escena del componente introspectivo vivencial cuya convergencia en el enfoque cualitativo le revela como un espacio de corte interpretativo. Aquí cobran relevancia los discursos aportados por los actores sociales considerados como informadores clave o informantes privilegiados, de modo que el reduccionismo del número (resultado de la prueba de hipótesis por estimación con F de Fisher) permita extender el alcance de lo vivenciado en el nodo recursivo comprensión-interpretación-aplicación, constituido en los discursos de los sujetos aportantes.

Los Escenarios de Intervención

  • Conglomerado de Informantes:

En la investigación, se tomaron como universo de referencia a los profesionales que administran cargos de gerencia (media y alta) en las empresas tomadas como escenario empírico para el estudio. El número de gerentes ya referido se muestra en el cuadro  siguiente:

Cuadro Nº 7
Universo de referencia

UBICACIÓN

Cantidad

Empresa A (Digitel)

18

Empresa B (Movistar)

18

Empresa C (Movilnet)

18

TOTAL

54

Fuente: Archivos, empresas del sector telefonía móvil. (2008). 

Los Informantes Clave:

En la fase de atención al requerimiento restrictivo de la ciencia, un espacio referencial construido a modo de selección muestral, entendida tal como lo plantean Glass y Stanley (1990),  “es un subconjunto de informantes extraídos de una población” (p. 213). Se escogió a través de un proceso de muestreo no probabilístico, dirigido a conveniencia con razón a la forma como se configuran los cargos gerenciales en las organizaciones empresariales del sector telefonía móvil (Korchran, 1990).  Se consideró también la posibilidad de reagrupar a lo interno los sujetos muestrales, empleando el criterio de integración dirigida postulado por Korchran.  

Sobre la totalidad de sujetos informantes se dirigió el instrumento de valoración de las variables implicadas: ética, responsabilidad social empresarial, relaciones laborales y, a partir de la discriminación de los niveles de valoración,  se procedió a elegir los sujetos informantes hasta completar los requeridos por el cuasiexperimento.

  • Selección de los Informantes Clave:

          El recorte del universo referencial fue configurado, tal como ya se dijo,  mediante un muestreo no aleatorio, que en el caso atiende a la manera natural de generar los llamados  grupos formales en las organizaciones empresariales, respetando las características de elegibilidad de los integrantes de este subconjunto de trabajo: administrar un cargo gerencial, miembro de una cultura organizacional exitosa y conocedor del tema eje del estudio.

Los componentes de la selección se muestran en el cuadro N.- 8 con los resultados siguientes:

Cuadro Nº 8
Informantes Clave.

Ubicación

Cantidad

Alta gerencia

9

Gerencia media

15

TOTAL

24

Fuente: Elaboración del autor.
         
Los integrantes de este segmento de interés se integraron de manera aleatoria en ambos estratos, de manera que se pudieron formar grupos de seis gerentes por cada subgrupo de consideración.

 El Eje de Regulación Metódica

Los datos, inherentes al apartado de corte cuantitativo del estudio, fueron recolectados empleando como técnicas las siguientes:

  • Observación directa, empleando listas de cotejo para verificar la existencia o no de visibilidad operacional de las categorías base.
  • Encuesta, basada en la aplicación de tres cuestionarios estructurados a modo de escala fraseada licker.
  • Diarización y grabación tanto de eventos relevantes como de los discursos construidos por los informadores clave sobre el problema.

Instrumentos

Fueron diseñados y aplicados los siguientes:

  • Cuestionario 1: Valoración del autoreconocimiento de la ética. Esta técnica se dirige a recolectar información sobre los niveles de autoreconocimiento del componente axiológico, puestos en función del deslinde no sólo de lo sensible y lo virulento,  sino también de la transcendencia que esta decisión comprende. Este cuestionario fue aplicado a la totalidad de los sujetos muéstrales a los fines de fijar lo tendencial de la representación (ver anexo 1 y 2).
  • Cuestionario No.2: para determinar valoraciones específicas sobre  ética y responsabilidad social empresarial (ver anexo 3).
  • Cuestionario No. 3: Guía de entrevistas, valoración del impacto de la ética y la responsabilidad sobre las relaciones laborales (ver anexo 4).

Validez, Confiabilidad y Credibilidad de lo Procesual

El proceso operacional de la investigación se fundó en los instrumentos diseñados para la recolección de información cuantitativa y en los registros de la complementariedad cualitativa: los instrumentos usados en la variante cuantitativa fueron validados a través de dos procedimientos: el primero, para determinar la validez; y el segundo, para calcular el índice de confiabilidad del instrumento. Los procedimientos propios del enfoque cualitativo siguieron el dictamen de la triangulación simple (Goetz y LeComté, 1998) para derivar la credibilidad (ver anexo 5).

  • Validación de los Cuestionarios

Asumiendo los criterios planteados por Galindo (1998), se partió de la premisa que un instrumento  toma atributos de validez “...cuando la regla de medición es adecuada, libre de errores aleatorios” (p. 64).

Por ello,  se  consideró  conveniente  fijar  las  condiciones de validez para los instrumentos del Cuestionario estructurado. En este caso, se atendió a lo expuesto por  Hernández, Fernández y Baptista (1998) quienes señalan que la validez tiene tres vertientes de importancia:

La primera referida a la validez de contenido; donde la representatividad de un cuerpo definido de contenidos, consta de temas o procesos. Este factor se analiza en un examen lógico de los ítems respecto de sus contenidos. Un segundo elemento: la validez de constructo, que hace considerar al instrumento como una hipotética medición que hay que poner a prueba como si fuera una hipótesis de investigación; de allí la necesidad de evaluar el constructo como rasgo, atributo o cualidad no observable directamente, sino que puede inferirse a través de una teoría. El tercer elemento es  la validez de criterio, que se asume como una posición de expertos frente al contenido del instrumento; éstas pueden ser concurrentes o predictivas. La última es más acabada y exigente que la primera y se usa cuando se desea conocer la posible predictibilidad del instrumento (p.156-157).

Así mismo, se tomó como recurso de validación de los  cuestionarios, la validez por juicio de experto y fue empleado para ello la contribución de seis profesionales del área de investigación (Ver anexo 5). Éstos, se pronunciaron por considerar que el instrumento posee congruencia entre los ítems, es suficientemente claro y puede valorarse con él la información que se pretende recolectar; es decir, el contenido en cuanto construcción del ya referido instrumento puede estimarse válido.

Hechas las observaciones correspondientes, se elaboró la versión final de los instrumentos, la cual fue nuevamente referida a revisión de los expertos. Una vez aprobado  se aplicó al segmento de informantes clave seleccionada para el estudio.

Confiabilidad

En cuanto a la confiabilidad de los instrumentos, Hernández, Fernández y Baptista (1993), señalan que está referida a la consistencia que pueda presentar un instrumento y los resultados de las pruebas pilotos que se apliquen.

En este caso, los instrumentos denominados cuestionario No 2 y 3 fueron sometidos a contraste en su contenido. Según Ruiz Bolívar (1998) “se refiere hasta dónde los ítems de un instrumento son representativos del dominio o universo de contenido de la propiedad que se desea medir” (p. 58).

El cuestionario No. 1, no precisa del cálculo de confiabilidad pues explora sólo contenido representacionales de una o varias categorías.

Es por eso que para obtener la confiabilidad del grupo de instrumentos se aplicó una prueba piloto  a un grupo de gerentes, no pertenecientes al segmento de actores sociales implicados, pero con características similares a estos, para contrastar la información proveniente del estrato poblacional ante el contenido de los instrumentos. 

A los resultados obtenidos en la prueba piloto, se les calculó el coeficiente Alfa de Crombach, para conocer el índice de confiabilidad, por ser estos instrumentos formatos construidos en forma de escalas.

  • Cálculo del Índice de Confiabilidad

Una vez obtenidos los resultados de la prueba piloto en los cuestionarios, se procedió al análisis de los mismos mediante el tratamiento estadísticos con el  Coeficiente de Confiabilidad Alpha (a) de Crombach. Se tomó en cuenta lo planteado por Ruiz (1998), lo cual facilitó el cálculo del índice de confianza que posee el instrumento cuando las respuestas son escalonadas (p. 47). La fórmula utilizada para el cálculo del coeficiente de confiabilidad fue la siguiente:

En la fórmula, los códigos representan lo siguiente:

Cuadro de texto:            N                  Σ  si2  a =   ------       1 -   ----------            N- 1                  st2
 

a =  es el valor que define la el coeficiente de confiabilidad.
N =  es el número de ítems del instrumento.
si2 = Sumatoria de la varianza de los  ítems.
st2 = varianza total del instrumento.
 
Para hallar el coeficiente de confiabilidad se procedió de la siguiente manera:

  1. Aplicación de la prueba piloto a un grupo de cinco (5) personas pertenecientes a un segmento gerencial similar a los informantes clave, pero no incluidos en ellos; las alternativas se dispusieron para el primer instrumento como: Siempre (5); Casi Siempre (4); Algunas Veces (3); Casi Nunca (2); Nunca (1).
  1. Transcripción de las respuestas en el Paquete Estadístico Computarizado S.P.S.S versión 11.0 para las  Ciencias Sociales  (ver anexo 6).
    • Los registros  para el primero de los instrumentos dan como  resultado un coeficiente de confiabilidad de 0.82
    • Los resultados  para el segundo instrumento dan como  resultado un coeficiente de confiabilidad de 0.7272.
    • Los resultados  para el tercer instrumento dan como  resultado un coeficiente de confiabilidad de 0.8743.

La interpretación de los valores de confiabilidad se realizó tomando en cuenta la escala sugerida por Ruiz (1998):

RANGO                                     MAGNITUD
                         0.81 – 1.00                                muy alta
                         0.61 – 0.80                                alta
                         0.41 – 0.60                                moderada
                         0.21 – 0.40                                baja
                         0.01 – 0.20                                muy baja

La confiabilidad obtenida en los instrumentos presenta un rango de confiabilidad de alta a muy alta, se concluye que  el  rango de confiabilidad es aceptable y se demuestra que los instrumentos diseñados son válidos y confiables para ser aplicados a la muestra de estudio.

Fases de la Investigación

El trabajo de la investigación se desarrolló en las etapas que se enumeran a continuación:

I.- Referida al desarrollo de la arista cuantitativa de la indagación: En esta instancia fue aplicado el cuestionario y fueron recolectados los datos para el tratamiento estadístico correspondiente al diseño factorial previsto en la investigación.
II.- Referida al desarrollo de los requerimientos del tratamiento cualitativo del objeto de estudio; esta fase comprendió los pasos siguientes:

  • Diagnóstico previo: se realizó a fin de caracterizar las competencias asociadas a la racionalización (representación) empleadas por los gerentes para valorar las categorías implicadas.
  • Estructuración de una carta de asociación sobre el impacto de la ética y la responsabilidad social empresarial sobre las relaciones laborales.
  • Desarrollo del contraste representación-teoría
  • Captura de la información cualitativa (discursos de los gerentes sobre las categorías estudiadas).

Tratamiento Metódico de la Información

Fue realizado, en una primera fase, el posteo previo de información, a fin de caracterizar el dominio conceptual de la gerencia sobre las categorías usadas; en este caso el interés se fijó en el autorreconocimiento de la ética en tanto contenido representacional. Posteriormente, fueron aplicados los cuestionarios 2 y 3, para conocer la valoración de los gerentes sobre la responsabilidad social empresarial y establecer la relación entre las categorías ética y responsabilidad social empresarial con las relaciones laborales. El análisis de los datos base de la investigación se efectuó empleando herramientas estadística inferencial con estimación de varianza para grupos factoriales. El apartado cualitativo se trabajó como estudio del discurso en la vertiente semiótica social (Van Dick, 1998; Verón, 1998; Eco, 2000; Martínez, 2006).

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados

El conjunto de métodos aplicados al conocimiento de la ciencia, derivan de la Epistemología, que es una rama de la filosofía. La Epistemología es la aplicación de los principios de la Teoría del Conocimiento, en este caso, al conocimiento de la ciencia Económica. Al dar comienzo a esta obra, postulo que la ciencia económica y, con ella, su método, es la más teñida por los intereses ideológicos.
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga