ÉTICA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS RELACIONES LABORALES

Armando J. Camejo R.

Canales de conectividad

En la busqueda de los elementos teóricos que conectan ética, responsabilidad social empresarial y relaciones laborales, subrayamos como factor de conexión en el discurso guía, que estamos hoy  bajo la apertura de un nuevo proyecto humano, circundado de las nuevas contingencias, complejidades e incertidumbres que sirven de correaje al cambio epocal hacia la visión postmoderna; fenómeno transicional que obliga reconocer que en el cierre de la primera década  del siglo XXI, enfrentamos profundas contradicciones  y paradojas desconcertantes que se ponen de manifiesto en todas las instancias del campo referencial del trabajo.  

Como alternativa de amoldamiento al cambio y en un intento, por sistematizar estas transformaciones direccionamos la mirada hacia el horizonte de los estudios sociales del trabajo, con la idea fuerza de ampliar las concepciones teóricas que fundamentan la  perspectiva analítica sobre el lugar de la ética en las relaciones laborales y desplazamos la racionalidad hacia la construcción de una nueva visión sobre los formatos normativos regulatorios del trabajo en tiempos de cambio.

Así entonces, si consideramos el impacto de la mundialización  más detenidamente, denotamos que  los tiempos actuales atesoran no sólo los grandes cambios que promueve el despliegue de globalización, sino que configuran escenarios que encaminan a la  humanidad a reflexionar en torno al quehacer empresa-hombre-sistema mundo. El nuevo paradigma -que no es  más que el resultado del desarrollo tecnológico y comunicacional de la época- permite la emergencia de nuevas crisis como las relacionadas con los valores, la represión,  exclusión  e imposición de políticas que provocan siempre reacciones (riesgos) que perturban la vida de todos y mantienen una agitación constante en nuestras sociedades.
Frente a  ello, las  nuevas formas de pensar e imaginar  las innovaciones del fenómeno globalizador, permiten refundar un andamiaje ético  emparentado con la integración -a manera de simbiosis- y no con la disociación  de los intereses individuales y colectivos de los actores sociales que hacen vida activa en el mundo empresarial y en los procesos productivos en forma general.

Los procesos productivos a los que nos referimos, están interconectados a una amplia gama de agentes económicos carentes de respuestas al discurso triunfante que les encerró en un mundo caracterizado por el individualismo. Esto obligó a ampliar aun más las grandes                brechas entre los sectores empresariales y los trabajadores y abrió compuertas a un nuevo tipo de capitalismo, un nuevo tipo de economía, un nuevo tipo de orden global, un nuevo tipo de sociedad, un nuevo tipo de relaciones entre los actores laborales y un nuevo tipo de vida personal. Todo ello, con la subsecuente redefinición del llamado progreso capitalista. Fundamentalmente, estos cambios globalizadores implican una  nueva valoración de la concepción ética–societal  redefinida por los cambios a nivel mundial y un giro sustancial del sistema mundo como eje central de la humanidad.

Estos procesos globalizadores, que se muestran como irrefrenables, tienden a impulsar grandes cambios que se configuran en la redimensión de la perspectiva  ética: ésta, mediada por los avances de la ciencia y la tecnología, privilegia la productividad y la competitividad como valores sustantivos de toda actividad económica. De este modo, se soslaya de manera perversa el sentido humano que debe prevalecer en las interacciones propias de los procesos de socialización y, en particular, de aquellas que se  producen en el campo empresarial.

Estas tendencias, forman parte de una nueva arquitectura ética, con alcance en las relaciones laborales promovidas por el nuevo capitalismo. Se trata  de una nueva forma de acumulación marcada por el consumo, cuyo signo definitorio consiste en la aplicación del conocimiento al conocimiento mismo.

El panorama descrito, implica que no se trata ya de un modelo basado en ideario del poder por la fuerza-músculo de los trabajadores, sino en la valoración del conocimiento como eje guía para la modificación de las concepciones que se tienen de la actividad productiva. Ese proceso se ve reforzado por las innovaciones tecnológicas aplicadas al proceso económico, bajo las concernientes modas del trajinar administrativo-productivo:  reingeniería de procesos, Kaysen, cuadros de mando integral, sig sixma y otros dispositivos asociados a la búsqueda de calidad y productividad, basada en las altas exigencias de competitividad en el mercado.

Por otra parte, cabe señalar que la reestructuración productiva,  aplicada en los ámbitos laborales desarrollados con la finalidad de reducir los altos costos operativos empresariales, produce fenómenos impensados. En otrora, representaban la simulación laboral, el trabajo precario, la desregulación, tercerización y la deslocalización, cuyo estruendo deja al descubierto los altos índices de desocupación laboral en los cuales se tejen los indicadores de la dinámica empresarial otosigada de presiones sociales que incluso mueven los más reconditos espacios del ideal democrático.

 Este escenario asociado a la automatización y a las prerrogativas de la tecnología de la comunicación, tiene un impacto fuerte en la configuración de los llamados puestos de trabajo, que dejan en muchos casos de ser una realidad en cuanto a la permanencia y a las garantías que ofrecían para convertirse en nodos críticos del cambio en las consideraciones sobre el mundo del trabajo.

En el caso especifico  de América Latina, los efectos de la innovación tecnológica y las exigencias en los patrones de competitividad en el mercado, han puesto en jaque los perfiles tradicionales de la demanda de mano de obra. Cada vez más se establecen necesidades ligadas al manejo de las tecnologías en red (software) como parte sustancial de la formación de recursos humanos en la era microelectrónica.

Un fenómeno similar ocurre, en particular, en las empresas de telecomunicaciones y que se hace más evidente en aquellas que se ocupan del campo de la telefonía móvil en Venezuela. Éstas usan desarrollo de tecnología de punta, difunden tecnofactos complejos como los móviles de generaciones avanzadas, manejan el espectro comunicacional de banda ancha, cubren todo el territorio nacional, marcan pauta en la salarización de sus trabajadores, contribuyen fuertemente en el llamado altruismo empresarial a través de donaciones, campañas publicitarias y dádivas sociales.

Algunas de ellas, que hoy forman parte del sector público, no actuaron del mismo modo cuando eran empresas privadas (Iranzo y Richter, 1999) ya que desataron una fuerte campaña contra la sindicalización de los trabajadores, modelaron los puestos de trabajo en términos de tercerización, promovieron despidos, impulsaron el amiguismo y como si fuera poco,  nunca controlaron el impacto ambiental del producto que manejan, cuyos componentes son altamente contaminantes e infradegradables.

Un caso típico lo constituye la empresa CANTV-Movilnet, cuya gerencia timó con ofertas engañosas a los trabajadores y sus acciones fueron un fracaso como mecanismo de preservación de los intereses de los trabajadores (Iranzo y Richter, 1999, p. 89). Esta especie de ligazón empresa estatal-empresa privada, deja ver hoy la emergencia de diversos problemas como: la acumulación de una multiplicidad  de quejas por el servicio, protección del paralelismo sindical, encarecimiento del costo en la prestación de los servicios de telefonía y una evidente reiteración de la ausencia en el control del impacto ambiental de los componentes empleados en los teléfonos celulares y en otros dispositivos de alta tecnología.

En consecuencia, el abordaje sobre la ética y la responsabilidad social empresarial en las relaciones laborales  en el espacio empírico del estudio,  parte del argumento-hipótesis según el cual, se trata de una visión del mundo y de los acontecimientos humanos que apuntan a rescatar el ideario de la ética, la responsabilidad social empresarial y el mundo de las relaciones laborales, como norte del proceso reconstructivo para la explicación-interpretación del fenómeno que nos ocupa desde la perspectiva transicional de la modernidad.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga