LA DESILUSIÓN SEXENAL

Óscar Antonio Jiménez Morales

Recuento parcial del Tribunal Electoral Poder Judicial de la Federación

Una cifra no precisada, pero que ronda los mil votos, fueron restados a Felipe Calderón en los 15 distritos electorales federales de Jalisco que estuvieron a revisión al terminar la primera jornada del conteo ordenado por el TEPJF y que incluye 2 mil 705 casillas en la entidad, casi una de cada 3 de las que se recuentan en el país. 1
El representante enviado por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD para el conteo de votos en Jalisco, Jesús Zambrano, estableció que al término de la primera jornada en todos los distritos sin excepción, se encontraron con paquetes abiertos bajo justificaciones tan insultantes como la que dio en Ciudad Guzmán el presidente de la Junta Distrital, quien dijo que “el calor había reventado las cintas” en la mayoría de los 145 paquetes electorales de esa demarcación electoral. Zambrano estableció que en el Distrito 2 con cabecera en Lagos de Moreno, uno de los más votados a favor del PAN, aproximadamente el 92 por ciento de todos los paquetes estaban abiertos. Otra de las observaciones que hicieron los perredistas es que en el Distrito III, hay casillas en donde Felipe Calderón gana 10-1 a López Obrador y hay boletas marcadas con el mismo trazo.
En el Distrito VIII con cabecera en Guadalajara se encontraron que 80 votos que estaban asignados al Partido Nueva Alianza (Panal) en realidad habían sido a favor de la Coalición por el Bien de Todos. En el distrito 5 con cabecera en Vallarta se descubrió que igualmente se habían restado 75 votos a López Obrador y también fueron asignados al Panal. Zambrano denunció que en el Distrito III los representantes del TEPJF mostraron una actitud indolente e intransigente.
Samuel Romero Valle, representante del PRD denunció que en el distrito electoral federal 3 con cabecera municipal en Tepatitlán de Morelos se detectaron irregularidades en cuando menos 80 por ciento del total de paquetes electorales abiertos.2
Sin embargo, el más grave registrado hasta ese momento fue el comprendido en la casilla 7 básica del municipio de Acatic en donde se encontró una alteración del acta de manera importante, a Acción Nacional le dieron tres veces más de los que obtuvo. El PAN tenía contabilizados 349 votos a favor, luego de este recuento se constató que únicamente le correspondían 11, es decir, una diferencia de 233 sufragios. En el conteo de las primeras cinco urnas ya se habían encontrado una alteración grave que modifica el resultado, en las otras han sido errores menores aritméticos.
Mientras que en el distrito 7 con cabecera en Tlaquepaque se encontraron anomalías en las primeras 50 casillas de las 202 que se contabilizarían hasta el domingo 13 de agosto de 2006. El resultado del corte parcial registrado hasta las 10 de la noche detectó que el abanderado del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, tenía 19 votos de más, razón por la cual, las autoridades electorales procedieron a descontarlos, en tanto que López Obrador, se le sumaron siete sufragios que no se habían tomado en cuenta al cierre de la jornada electoral del 2 de julio.
En el segundo día de recuento, en la Junta Distrital 07 con cabecera en el municipio de Tonalá, la Coalición por el Bien de Todos recuperó 90 sufragios en una sola casilla, la 2709 contigua 8 que por “descuido” no se capturaron, mientras que el entonces abanderado del PAN, Felipe Calderón, se le descontaron 50 sufragios de la casilla 2673 contigua 1 que de un plumazo se le habían añadido.3
Ahora bien, al termino del recuento de las 246 casillas que se escrutaron en el 3 Distrito electoral federal, con cabecera en Tepatitlán de Morelos, datos preliminares de la Coalición por el Bien de Todos indican que se descontaron 600 votos que habían sido otorgados durante el conteo del 5 de julio al candidato presidencial del PAN. Estas irregularidades se dieron principalmente en los municipios de Acatic, Jalostotitlán, Arandas y Tepatitlán4. Samuel Romero Valle indicó que son votos encontrados principalmente en casillas de estas localidades, se tratan de 10,15 o 20 votos que contabilizaron de más para este candidato.5
Ahora bien, el 16 de agosto de 2006 fue publicado en algunos diarios de circulación nacional un panfleto pagado por el Partido de la Revolución Democrática en donde se establece que:

El recuento de casillas, ordenado por la Sala Superior del TEPJF en el 9% del total de las instaladas el 2 de julio, prueba plenamente que en la elección presidencial hubo un operativo de defraudación, organizado, masivo y sistemático para usurpar la voluntad ciudadana. Se demostró que hay cientos de miles de votos introducidos y sustraídos ilegalmente en las urnas y, además, miles de actas falsificadas que cambian el resultado real de la votación emitida por los ciudadanos.
I.- Información del recuento y sus resultados.
En 3,873 de las casillas (33%) fueron introducidos ilegalmente (taqueo) 58 mil 056 votos, es decir, un promedio de tres votos por casilla en el total de las recontadas. Por sí sola esta defraudación modifica completamente los resultados electorales.
En 3,659 casillas (31 por ciento) fueron retirados ilegalmente 61 mil 688 votos. Es decir, un promedio de 3.2 votos por casilla en el total de las recontadas. Por si sola, esta defraudación modifica completamente los resultados electorales. Es decir, el número total de casillas en donde ilegalmente se introdujeron y sustrajeron votos, es 7 mil 532, el 65 % de las casillas recontadas, y significan 119 mil 744 votos alterados.
Esta situación confirmada y cuantificada en el recuento realizado por el Tribunal, no es reparable ni con el recuento mismo, pues el Tribunal no puede contar votos robados, ni identificar los votos introducidos en la urna ilegalmente, de aquellos que genuinamente depositaron los ciudadanos, pues se trata de las mismas boletas que imprimió el IFE y que modifican, evidente y ampliamente, el resultado de la elección.
En la ley general del sistema de medios de impugnación en materia electoral se establece en su artículo 75, las causales de nulidad de casillas: k).- Existir irregularidades graves plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo, que en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.
Se prueba como un efecto secundario de la indagatoria que hubo falsificación dolosa de las actas de escrutinio, al asentar en miles de ellas un número de votos que claramente no correspondían a la voluntad de los electores. Si bien hubo errores humanos en el escrutinio, no son éstos los que modifican el resultado. 
Hubo variación en los datos en el 81% de las actas de escrutinio recontadas. La votación obtenida por López Obrador prácticamente no tiene variación pues sólo perdería 43 votos en el total de las actas recontadas. Por el contrario, resulta evidente que existió una falsificación masiva y deliberada para beneficiar a Felipe Calderón, pues en el papel se habían registrado a su favor 13 mil 335 votos que nunca existieron en 4,969 casillas, en el 43% dando un promedio de 1.14 votos por casilla recontada. Es decir, que lo que el PAN ha llamado “errores humanos comprensibles” beneficiaron 5000% veces más a Felipe Calderón que a López Obrador (no se incluyen los votos reservados por el Tribunal).
3.- Se prueba que los paquetes electorales han sido abiertos y violentados después del Cómputo Distrital.
En prácticamente todos los distritos donde se realizó el recuento se encontraron decenas de miles de paquetes sin sellar y centenares de miles de los sobres que contienen la votación electoral, con sellos violados y sin firmas e incluso paquetes electorales desaparecidos. Es decir, hubo manipulación ilegal de los paquetes, los sobres y las boletas electorales antes, durante y después del cómputo distrital.
4.- Se prueba que el Consejo General del IFE y los Consejos Distritales actuaron con dolo al ser omisos en el cumplimiento de sus obligaciones legales y al abusar de su autoridad. Esto es evidente y explícito en la resolución judicial del TEPJF que ordena un nuevo cómputo parcial. Los funcionarios del IFE impidieron deliberadamente que se cumpliera la Constitución Política de la República y con el Código Federal de Procedimientos Electorales, impidieron con premeditación, alevosía y ventaja la aplicación de la ley para encubrir las evidentes y señaladas alteraciones al proceso electoral.
II-. Impacto en la elección presidencial del fraude electoral
Sostenemos que el recuento parcial realizado por el TEPJF es insuficiente para garantizar el principio de certeza en la elección presidencial consagrado en al artículo 41 de nuestra Constitución.
Sin embargo, lo consideramos un extraordinario botón de muestra de lo que ocurrió en la elección en el ámbito nacional. Los resultados de las diligencias judiciales practicadas, proyectadas al ámbito nacional, mostrarían la magnitud del fraude: Felipe Calderón obtuvo en el ámbito nacional, producto de la introducción fraudulenta de 651,538 votos en las casillas instaladas, además de 149 mil 653 votos por la falsificación de los resultados en las actas de casilla. A López Obrador, por el contrario, se le eliminaron cerca de 692,299 votos como resultado de los votos extraídos ilegalmente. Esto significa que Andrés Manuel López Obrador ganó la elección del 2 de julio con cerca de 1.5 millones de votos. La demanda del conteo voto por voto fue sensata, legal posible y necesaria.

El entonces ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Mariano Azuela, argumentó las razones, según él, del por qué es improcedente la petición de que el máximo tribunal investigue, como lo han solicitado varias personas en lo individual, la presunta violación grave al voto público en la reciente elección presidencial. Señaló que el artículo 97 constitucional es "totalmente anacrónico, obsoleto" y está "realmente redactado con los pies".6
Además, dejó en claro que en materia de elecciones la SCJN sólo puede actuar de oficio cuando uno de sus miembros lo plantea al pleno, pero "lo que yo puedo decir es que no ha habido nadie que dentro de la Corte pida que ésta intervenga"7.
El 16 de agosto de 2006, Claudia Sheinbaum Pardo, vocera de la coalición Por el Bien de Todos, entregó a La Jornada un dvd con evidencias de violación de paquetes electorales en siete distritos del país.
Las escenas, disponibles en la edición electrónica de ese diario (www.jornada.unam.mx/ultimas) muestran paquetes electorales carentes de los sellos oficiales que exige la ley; sobres de la elección presidencial desgarrados o vueltos a cerrar con cinta adhesiva; boletas electorales que no fueron dobladas para ser introducidas por la ranura de las urnas y, coincidentemente, marcadas en favor del candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón Hinojosa, entre otras muestras de lo que Sheinbaum y muchos analistas califican de “fraude masivo”.
La vocera reiteró que si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anulara los resultados de 7 mil 532 casillas en las que el recuento ordenado por los magistrados probó que hubo alteraciones graves, se confirmaría que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones del 2 de julio de 2006.
Cabe mencionar que los distritos electorales donde fueron videograbadas las infracciones al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) son el 12 de Veracruz, el 3 de Durango, el 1 de Morelos, el 6 de Baja California, el 8 de Nuevo León y el 2 y el 3 del estado de México, pero prácticamente en los 149 distritos donde el Tribunal ordenó el recuento parcial de votos, estableció la vocera, que se encontraron paquetes abiertos, sobres desgarrados, votos de más que fueron taqueados, votos de menos que le robaron directamente a la CPBT y además existe la videograbación de bodegas manoseadas.
Hasta ese momento, Claudia Sheinbaum estableció ''es sintomático el estado de indefensión en que se encuentra la ciudadanía ante el hecho de que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (Fepade, adscrita a la Procuraduría General de la República) no haya hecho ningún comentario acerca de este episodio, ni procedido a actuar legalmente contra los mapaches que en el video son fácilmente identificables'' 8.
Ahora bien en panfleto publicado por el Grupo Parlamentario del PRD el día 27 de agosto de 2006 en algunos diarios de circulación nacional, se puede apreciar lo siguiente:

1.- Realizado el 100% del recuento parcial voto por voto, la Coalición acreditó ante 146 jueces y magistrados designados por el TEPJF lo siguiente:
Resultado A: 7,532 casillas alteradas. Al comparar boletas recibidas menos boletas sobrantes en contra del número de votos emitidos, 2 de cada 3 casillas fueron alteradas. 7,532 casillas que no coinciden en votos y listados (64%). 1 de cada 3 casillas tuvo votos de más; 3,873 casillas (33%). 1 de cada 3 casillas tuvo votos de menos, 3,659 casillas (31%). Se ordenó la revisión en 11, 839 casillas, al final la cifra revisada fue de 11,720 casillas.
Resultado B: 8,428 casillas alteradas. Al comparar los votantes en la lista nominal contra la votación total en el recuento ordenado. Siete de cada 10 casillas alteradas. 8,428 casillas que no coinciden en votos y listados (72%), 2 de cada 5 casillas tienen votos de más, 5,037 casillas (43%), 1 de cada 3 casillas tiene votos de menos. 3,391 casillas (29%).
Conforme a la ley, tesis y jurisprudencia del TEPJF. Las 8,428 casillas son de anulación obligada. En ese caso el PAN pierde 1,389,653 votos y la Coalición pierde 618,933 votos, lo que elimina la presunta diferencia de 243,934 votos a favor de Calderón y da el triunfo por 526,786 votos a López Obrador.
Pruebas del fraude electoral:
1.- Votos sin sustento en boletas y votos eliminados.
De acuerdo con la base de datos del PREP y actas que tiene en su poder la Coalición por el bien de Todos, en más 72 197 casillas existen “errores aritméticos” que significan votos computados que no están respaldados por votantes o votos que fueron eliminados.
En esas casillas el total de votos falsos sumados de manera ilegal son 898, 862 y los  que fueron eliminados son: 722,326 votos, es decir hay 1,621,188 votos que fueron eliminados o sumados de manera ilegal.
Esta información proviene de comparar la información del total de boletas por casilla, su destino y el número de votantes, la cual está excluida de la base de datos del cómputo distrital y sólo aparece en el PREP y en las propias actas de casilla de escrutinio y cómputo.
Cabe recordar que las dos actas de donde proviene la información para las bases de datos del PREP y cómputo distrital son producto del mismo acto al cierre del escrutinio y cómputo de la elección de Presidente de la República. El acta de escrutinio y cómputo es de donde proviene el cómputo distrital y el acta del PREP es una copia de la primera.
Recordemos que la diferencia, que el IFE informó entre Calderón y López Obrador es de 0.6% y los votos indebidamente eliminados o sumados representan el 3.9% de la votación total.
2.- Votos agregados y eliminados ilegalmente en la base de datos del cómputo distrital que no corresponden con las actas de casillas.
Existe al menos un segundo nivel de alternación de la voluntad popular visible y demostrable. Es decir, además de la alteración registrada en las actas de escrutinio y cómputo arriba señalada existe una defraudación adicional, ya que los resultados capturados en la base de datos del cómputo distrital son diferentes a lo reportado en las correspondientes actas de casilla. En una muestra de 616 actas de escrutinio y cómputo en la base de datos de cómputo distrital al PAN se le aumentan artificialmente 616 votos y a la Coalición por el Bien de Todos se le disminuyen de manera ilegal 8,382 votos lo que amplía la diferencia a favor del PAN de manera artificial en 16.5 votos por casilla. Esto significa, que en 616 casillas se aumentó la diferencia entre el PAN y la Coalición en 10,156 votos que no tienen sustento en actas ya que alteraron la base de datos del cómputo distrital.
3.- Otras irregularidades en el resultado de la elección.
a).- Casillas en donde sólo tuvieron representantes el PAN y el PANAL.
De acuerdo con los cómputos distritales del IFE, Calderón obtuvo el 35.89% de la votación y AMLO el 35.31%. Resulta increíble que en las casillas donde sólo tuvieron representantes el PAN y el PANAL el resultado de la votación, independientemente del estado donde haya ocurrido es favorable por casi el doble al PAN.
Esto ocurre en 3,942 casillas cuyo resultado de la votación es: Calderón: 675,304 y AMLO 370,709. Es decir, en tan sólo estas casillas existe una diferencia favor del candidato del PAN de: 304,595 votos. Situación determinante en una sola elección donde el resultado entre Felipe Calderón y López Obrador es de 243,934 votos. En comparación, en las 854 casillas donde no hubo representantes de ningún partido, la CPBT resultó ganadora con un 44.96% contra 34.27% del PAN.
b).- Casillas donde diputados y senadores de la Coalición tienen más votos que AMLO .
Todas las encuestas de opinión sostuvieron que AMLO sacaría más votos que los candidatos de la Coalición al Congreso. En el resultado final así ocurrió. Sin embargo, hay 21,177 casillas donde la votación de AMLO es menor a la obtenida por candidatos al Congreso de la Unión por la Coalición.
En 9,312 casillas los candidatos a diputados de la Coalición obtienen 72,876 votos más que AMLO y en esas mismas casillas los votos nulos representan el 3.21% el doble que la media nacional. En este mismo sentido, en 11,865 casillas los candidatos a senadores de la Coalición tienen 108 mil 186 votos más que AMLO y en esas casillas, el porcentaje de votos nulos es de 2.83%, esta situación es completamente atípica y resulta determinante en el resultado nacional, pues la diferencia entre Calderón y López Obrador es de tan sólo 0.58%.
c).- Casillas donde la participación ciudadana es mayor o igual al 75%, favorecen inexplicablemente al PAN.
La participación ciudadana en la votación del 2 de julio fue en promedio de 58.55% de acuerdo con la base de  datos del cómputo distrital. Si consideramos las casillas cuya participación es mayor o igual al 75% de la participación ciudadana, resultan ser 4,342 casillas cuya votación para el PAN es de 763,742 votos y para la Coalición 569,261 votos.
Es decir, en esta casillas (17% arriba de la media nacional) la diferencia en la votación entre el PAN y la Coalición es claramente atípica, pues mientras en la votación total la diferencia es 0.6% entre ambos partidos en estas casillas es del 14.6%, es decir 24 veces mayor a la media nacional y representa el 80% (194,481 votos) de los votos de la diferencia dada a conocer por el IFE. Más impresionante aún, es que estas casillas tienen una distribución amplia en las 32 entidades de la República.
d).- Casillas donde entre los cómputos del PREP y distrital el PAN gana votos y la Coalición pierde.
Al revisar las bases de datos donde el PAN aumenta su votos entre los datos del PREP. Y los del cómputo distrital, se encuentra que esto ocurre en 828 casillas computadas cuyo resultado es que el PAN gana 10,148 votos. Por otro lado, al revisar las bases de datos donde la Coalición por el Bien de todos disminuye sus votos entre los datos del PREP y lo del Cómputo distrital, se encuentra que esto ocurre en 742 casillas computadas cuyo resultado es que la Coalición pierde 15,533 votos.
Esta situación es inexplicable y esto genera una falta de certeza en los resultados de la votación ya que las dos actas de donde proviene la información para las bases de datos del PREP y cómputo distrital son producto del mismo acto al cierre del escrutinio y cómputo de la elección de Presidente de la República.
4.- Casillas que se abrieron durante el cómputo distrital.
La información que dio el IFE sobre las casillas que fueron abiertas durante el conteo distrital no sólo es contradictoria respecto a la cantidad sino que es al menos parcial, porque no señala que en la mayoría de los casos no se contó voto por voto sino sólo se abrieron los paquetes porque las actas venían adentro. En el caso del Distrito Federal y del Distrito III de Querétaro tenemos la certeza que se abrieron los paquetes para contar voto por voto.
En el DF hablamos de 201 casillas que al contar voto por voto, la Coalición obtuvo 95 votos más y el PAN disminuyó 323 votos respecto a lo que reportaba el PREP.
En el Distrito III de Querétaro, donde incluso hay prueba de un  video del conteo voto por voto de la casilla 740 básica, se contaron nuevamente los votos de 15 casillas y en ese caso, el PAN disminuyó 212 votos y la Coalición tan sólo 1 voto.

Cuadro: 15
Resumen de “errores aritméticos


En un total de 72,197 casillas

Votos sin sustento
en boletas

Votos eliminados

Votación total más boletas sobrantes diferentes a boletas recibidas

740451

363,925

Votación total no es igual al número de boletas depositadas

123,860

75,605

Votación total más boletas sobrantes no es igual a la lista nominal mas 10.

34,551

224,271

Boletas depositadas + boletas sobrantes menor a la lista nominal mas 10

 

58,525

Total

898,862

722,326

Fuente: Grupo Parlamentario PRD Cámara de Diputados, Congreso de la Unión.

Por su parte, el Centro de Investigación Económica y Política (Center for Economic and Policy Research, CEPR), con sede en Washington9, conformado por economistas en su mayoría estadounidenses, realizó un análisis de los datos publicados en la página de Internet del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en los que encontró que tras el recuento de más de 11 mil casillas hubo una reducción significativa de votos para el candidato presidencial panista, Felipe Calderón.
Ese centro de estudios tomó una muestra de mil 706 casillas, 14.4 por ciento de las casi 12 mil que el TEPJF ordenó recontar, y encontró que el panista sufre una pérdida de mil 362 votos, mientras el candidato de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, gana 77. El director adjunto del CEPR, Mark Weisbrot, consideró que ese análisis comprueba que el resultado de la elección presidencial "es inexplicablemente parcial".10
Ahora bien, el trabajo de José Antonio Crespo resulta al igual, muy interesante pues indica que no se requiere de un fraude colosal para modificar el resultado de las elecciones, pues bastaría con unas cuantas anomalías, dolosas o no, para ello, pues según la famosa “regla de oro de la democracia” que establece que por un voto se pierde o se gana en buena lid. No obstante se omite que “si por un voto se pierde o se gana, basta uno sólo que sea irregular, de origen incierto, espurio o que no se hubiera considerado en el cómputo total, para generar incertidumbre sobre quien ganó”11 pues en tal caso no es posible conocer con precisión la voluntad del electorado.
Crespo apunta que el 82% de los paquetes que por ley debieron haber sido abiertos y recontados, quedaron sin ser revisados ni por el IFE ni por el Tribunal.
Ahora bien, estamos de acuerdo con Crespo que con el análisis de las actas no se puede saber quien ganó, sin embargo, no estamos de acuerdo con este autor al afirmar que el “fraude electoral de 2006” “es un mito”12. Por supuesto que no podemos decir que existió fraude sólo con el análisis de las actas, pues éstas sólo revelan, en este estudio, que el número de votos irregulares o inciertos fue superior a la diferencia entre el “primero” (Felipe Calderón) y el “segundo” (López Obrador) lugar de la contienda, no obstante, ya hemos analizado la opinión de otros muchos autores que apoyan la tesis, no la hipótesis, del fraude electoral de 2006, pues hay muchas formas de evidencia empírica (no sólo las actas) que la comprueban.
López Obrador también lo indica: “nunca he tenido duda: nosotros ganamos la elección presidencial. Las pruebas están en los propios documentos oficiales. Como pocos, el gran fraude electoral de 2006 está plenamente documentado: Podrán destruir y aún quemar las boletas, pero en las propias estadísticas del IFE hay un cúmulo de alteraciones”.13
Obrador establece también que: “Los que ordenaron y operaron el fraude electoral contaron con el apoyo de algunos intelectuales, quienes en artículos y desplegados argumentaron que todo había sido legal y legítimo; es decir que no vieron o que prefirieron callar y obedecer a la versión oficial, por convenir así a sus intereses”.14
Resulta asombroso y demasiado cínico que el expresidente del TEPJF, José Fernando Ojesto Martínez, haya declarado el 20 de junio de 2007 que: “Abrimos los paquetes, los contamos, vimos las actas, los informes; y la verdad, la organización electoral está fuera de sospecha. Si alguien está bajo sospecha es la calidad cultural del pueblo de México, con lo doloroso que es esto. No sabe leer, no sabe escribir y menos sumar”, como si este asunto se redujera a uno de analfabetismo y/o con el adjetivo funcional.15
O bien que a un año de la elección presidencial, Manuel Espino Barrientos, ex dirigente nacional del PAN niegue que ese partido político haya orquestado la guerra sucia contra López Obrador (por supuesto que no va a decir lo contrario), afirma que la provocación surgió del tabasqueño, y que alaba la labor de Calderón en el Ejecutivo.16
De igual manera, resulta incoherente la calidad académica de Soledad Loaeza con sus interpretaciones parciales y poco objetivas quien escribió que: “el próximo lunes los panistas celebrarán el aniversario de la elección presidencial que llevó al poder a Felipe Calderón. Los lopezobradoristas, en cambio, habrán de rememorar, lo que consideran un fraude, una traición, un robo, una comedia, en fin un acontecimiento que han llamado de muchas maneras, menos por su verdadero nombre, la derrota de su candidato presidencial”17
“Ni los señalamientos de la Corte de la injerencia indebida del presidente Fox en el proceso electoral, de las denuncias de supuestas irregularidades, y de las atarantadas confesiones del ciudadano Fox, pueden hacernos olvidar que el candidato del PRD cometió errores graves que le costaron votos: no participó en el primer debate televisado entre los candidatos presidenciales, insultó repetidamente al presidente de la República (que lo era aunque fuera Vicente Fox), proyectó una imagen de picapleitos que disgustó a muchos y, antes de la elección, manifestó un desprecio notable por las instituciones que despertó inquietud y desconfianza, sobre todo entre las clases medias” 18, como si este asunto se redujera también a los supuestos, o no,  errores de campaña cometidos por el otrora candidato de la CPBT.
Y preguntamos ahora; ¿qué confianza pueden dar esas instituciones cuando de un plumazo borraron todo lo construido en cuanto a democracia procedimental se refiere? Loaeza, efectivamente tiene un punto de vista acotado o determinado por el grupo socioeconómico al cual pertenece. Nos parece que esto se engarza con lo que Karl Marx apuntaba en el sentido que el condicionamiento que ejerce la clase social es concebido a todas las formas de conocimiento, sin embargo, Manheim (1893-1947) va un tanto más lejos pues defendió la idea que los grupos sociales, y no sólo los económicos, a los que pertenecen los individuos determinan sus puntos de vista sobre el mundo y que los intelectuales que no pertenecen a ninguna clase social muy precisa y que a menudo muestran itinerarios sociales heterogéneos tienen un acceso privilegiado a conocimientos más próximos a la verdad , más bien, a la realidad.


1 La Jornada, 10 de agosto de 2006.

2 Idem, la primera plana del diario La Jornada tiene como titular; “Irregularidades al por mayor al iniciar el conteo”

3 La Jornada, 11 de agosto de 2006.

4 La Jornada, 12 de agosto de 2006.

5 Diversos intelectuales entregaron a la oficina de Transparencia del IFE una solicitud para tener acceso a las boletas electorales, incluidas las sobrantes e inutilizadas, los votos nulos y los alcanzados por los partidos y coaliciones en la elección presidencial. El escrito fue firmado, entre otros, por Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Bertha Chaneca Maldonado, Daniel Giménez Cacho, Cecilia Suárez, Jesusa Rodríguez, Hugo Gutiérrez Vega, Alejandra Moreno Toscano, David Huerta Bravo, Olga Harmony y Luis Mandoki. En el documento se establece que el IFE está obligado a acatar la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, con base en su propio reglamento, y destacan que no se están solicitando datos personales de los electores, como podrían ser los contenidos en la lista nominal. De igual forma subraya el escrito que la violación de la voluntad ciudadana expresada en las urnas constituye un grave atentado a un derecho cívico fundamental expresado en nuestra Carta Magna, y que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información establece que no podrá invocarse el carácter de reservado cuando se trate de la investigación de violaciones graves de derechos fundamentales.

6 La Jornada, 17 de agosto de 2006.

7 Ibidem.

8 Por su parte el periodista Guillermo Zamora expresa que Vicente Fox utilizó al Estado mexicano para aliarse con los grupos de poder fáctico, en una confabulación siniestra para cerrarle el paso a como diera lugar a AMLO en lo que define como un asalto al poder desde el poder mismo. Zamora plantea que el fraude existió, había una decisión tal que bajo ninguna circunstancia habrían dejado ganar a López Obrador. Señala que a pesar de las evidencias, Felipe Calderón se apoderó del gobierno y su primera acción fue militarizar al país, apoyándose en las bayonetas
Zamora, Guillermo, Democracia inconclusa, diagnóstico de un fraude, México D.F., Ed., Jorale editores y Orfila 2007. Aquí se ordenan, en 11 entrevistas con analistas e investigadores, los cuales son: 
Rafael Barajas, El Fisgón, Armando Bartra , Héctor Díaz Polanco, Luis Javier Garrido, Julio Hernández López, Lorenzo Meyer, Francisco Portillo, José Reveles, Paco Ignacio Taibo II, Florence Toussaint y Juan Villoro sobre los orígenes y los autores del fraude.

9 http//www.cepr.net/publications/ mexico_discrepancies_2006_08.pdf.

10 Ibidem

11 Crespo, José Antonio, 2006, Hablan las actas. Las debilidades de la autoridad electoral mexicana, México, D.F., Ed. Debate, 2008.

12 Igualmente Crespo afirma que el “triunfo inobjetable de Calderón” es también un mito y que esta afirmación no se puede desprender del análisis de las actas electorales, estamos también de acuerdo.

13 López Obrador, Andrés Manuel, La mafia nos robó la presidencia, Opus Citatum, pag. 225.

14 Ibidem.
En este sentido, ahí está la publicación de Fernando Pliego en el que asegura que “la elección presidencial de 2006 no puede interpretarse con el esquema de un fraude electoral cometido contra López Obrador para beneficiar a Calderón pues éste está construida sobre tres mitos: el fraude cibernético en el registro de votos,, los errores aritméticos intencionados y el voto por voto, casilla por casilla”. El autor establece que tampoco encontraron que “se hubiera presentado inequidad por el uso político de los programas sociales del gobierno federal, así mismo, en el caso de la denuncia contra la intervención del presidente Fox, se trata de una acusación muy discutible, pues depende de una visión excluyente del derecho de opinión política”. Pliego Carrasco, Fernando, El mito del fraude electoral en México, D.F. Ed. Pax Mexico, 2007.

15 La Jornada, 21 de junio de 2007.

16 La Jornada, 28 de junio de 2007.

17 La Jornada, 28 de junio de 2007

18 Ibidem.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

2 al 16 de octubre
I Congreso EUMEDNET sobre

Economía y contextos organizativos: nuevos retos

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga