EL REINADO DE MOHAMED VI FORTALEZA FRENTE A LA CRISIS MUNDIAL

Fouad Bouras

III - Un campo industrial más competitivo

          El tejido industrial de Marruecos genera en torno al 25% del valor añadido bruto marroquí. Es un sector que se caracteriza por su gran concentración geográfica y sectorial. La región de Casablanca concentra casi al 40% de la industria seguida por las regiones de Tanger-Tetouan, y con mucho menos peso las regiones de Rabat y de Fez.
          En cuanto al reparto sectorial, destacan la industria agroalimentaria seguida de la química y para química, la industria textil y el cuero (estas últimas englobadas dentro de la industria manufacturera), las industrias metalúrgicas y metálicas y la industria eléctrica y de electrónica (Grafico 16).
          El perfil empresarial del país lo conforman un pequeño grupo de poderosas compañías privadas industriales que compiten con el resto, en su mayoría pymes (85% de las empresas del sector). Estas pymes se caracterizan por su pequeño tamaño, su carácter familiar, la baja cualificación de la mano de obra, el poco desarrollo tecnológico y unos escasos medios financieros.
          Tras la independencia del país, el sector público desempeño el papel de estimular la economía y para ello se fundaron empresas públicas en los sectores económicos ventajosos.
          En los años 80 y 90 tímidamente comenzó un proceso liberalizador con una serie de programas de ajuste estructural que incluían la privatización de algunas empresas públicas, así como el abandono de los controles de precios.
Pero hasta el año 1995 no empieza a definirse una nueva política económica marroquí, la motivación la encontramos en el acuerdo de libre comercio previsto en el proceso de Barcelona responsable de un ciclo de liberalización económica como resultado del empuje dado a las empresas hacia una mayor transparencia y hacia una mejora de la productividad.
Pero esta apertura de la industria a la competencia internacional puso de manifiesto la falta de competitividad de la misma, lo que desemboco en 2002 en la puesta en macha de un proceso de modernización industrial conocido como (mise à niveau) cuyo objetivo último era la modernización del sector y su preparación para la apertura a la competencia internacional.
Un estudio de Marruecos encargado a McKinesy concluyo que el plan no había producido los resultados esperados, de hecho, el informe seguía poniendo de manifiesto la falta de competitividad del sector industrial en su conjunto, hecho que además quedaba reflejado en un déficit comercial creciente durante los últimos años.
Para intentar relanzarla y tras realizar un análisis de benchmarking respecto de una serie de países considerados competidores se identificaron 7 sectores calve para el desarrollo de Marruecos, estos son: el offshoring, el sector automovilístico, la electrónica, el agroalimentario, el textil, la aeronáutica y los productos del mar. Nació así el llamado plan emergente en 2005. Según este estudio estos sectores serán los responsables del 70% del crecimiento del valor añadido industrial hasta 2015.
Este plan ha sido reformulado debido a la crisis económica mundial. Estos sectores estratégicos identificados se agrupan en dos grandes bloques:

Además se ha creado la agencia Marroquí para el desarrollo de las inversiones (AMDI) que se encargara de la promoción y el seguimiento de las distintas inversiones que se vayan realizando, las medidas han sido adaptadas para cada subsector.

1 -  El  Sector Offshoring

Consiste en la internalización de las actividades de servicios de las empresas europeas este sector un potencial considerable para la economía marroquí. Se estima la creación de 100.000 empleos en el horizonte de 2015, así como un volumen de negocio  más de 20 Mil Millones  Dírhams.
Este sector ha experimentado un gran desarrollo en los últimos años, con un crecimiento sostenido del 25 % por año. Además se estima un crecimiento de la demanda por parte de países de Europa en los próximos 10 años equivalente a 337 mil  millones de dírhams. Esta tendencia confirma la recuperación del interés por las zonas francófonas.
El país se posiciona como el 7° destino preferente de la zona MENA y figura en el top 30 de los países más propicios para el offshore según el ranking Gartner (Grafico17).
Casa nearshore se posiciona entre los 5 primeros destinos offshore de las 37 ciudades que componen el ranking McKinsey, así un crecimiento espectacular y continuo de los contacto centers.
Actualmente, están operando en Marruecos más de 320 centros de llamadas con una renta que supera 410 M € en 2010, + 23% más que en 2009.
           Una actividad con gran potencial y en pleno desarrollo, El sector offshoring está compuesto por 6 zonas  con infraestructuras acordes a los estándares internacionales de calidad, dotadas de conexiones y servicios de última generación.
            El  coste de alquiler de edificios "Ready for output": es de  9 € al mes por  m2, con posibilidad de financiación (fondo Emergence + acuerdos con bancos locales).
Para desarrollar la industria del offshoring, el gobierno se ha centrado en el desarrollo de recursos humanos y en la creación de infraestructuras en zonas francas especificas (muy importante la de Tanger-Med (Grafico 18).
           Su objetivo principal es atraer a empresas  internacionales hacia esas zonas económicas especiales, además estas, se beneficiaran de unas tasas de alquiler muy bajas
(9 euro / m2) y cinco años sin obligación de pago del impuesto de sociedades, entre otros incentivos y una tasa del 17.5% en los siguientes años, por otra parte dada la baja cualificación de la mano de obra marroquí, el gobierno está implantando numerosos planes de formación de personal.
Los centros están repartidos  geográficamente en cinco zonas estratégicas del Norte al Sur de Marruecos,  ciudades que presentan facilidades logísticas y mano de obra cualificada abundante (Grafico 19 y 20).
Los resultados, ya se están empezando a notar, sobre todo en el empelo, estas medidas están afectando especialmente a España, que está viendo como empresas multinacionales consolidadas echan el cierre en España   y se localizan en el Norte de Marruecos. Ejemplos recientes de este fenómeno son la  norteamericana Del phi y Renault-Nissan.
Para las empresas la ventaja es clara, ya que a las ventajas señaladas se añade la mano de obra barata marroquí.
           Este plan está afectando en gran medida al resto de industrias puesto que son muchas las Empresas que se están instalando en el país en concreto por lo que respecta al sector del automóvil con un volumen de exportaciones de 11,3 millones de dírhams (17% del total de las exportaciones del país) y un valor añadido de 3 millones de dírhams (5% del PIB  industrial) este sector se configura como estratégico dentro de la nueva política industrial del país en los últimos años ha experimentado fuertes tasas de crecimiento, beneficiado por los proyectos de equipamiento  mundial y por la perspectiva del gran proyecto de Renault en Tánger.
Sin embargo, en el año 2009 se encuentra entre los más afectados por la crisis internacional, a finales de agosto de 2009 ha registrado una caída de las exportaciones del 24% .
A nivel nacional el sector se está centrando en el desarrollo de nuevos servicios con gran valor añadido como servicios informáticos y financieros. Así, a finales de 2008 las actividades   de servicios informáticos contaban con 19 empresas (1.900 empleos), mientras que las de servicios informáticos eran 35 empresas (3.100 empleos).
Al igual que en los demás sectores, ha ocurrido que la crisis ha puesto de manifiesto las principales debilidades del sector, entre ellas destacan que es un sector con gran subcontratación por parte de los grandes constructores extranjeros (europeos principalmente).
Además la producción destinada a la  exportación se encuentra concentrada en dos productos principales: el cableado (89% de las exportaciones) y las fundas para asiento (6%). También destaca la fuerte concentración de exportaciones al mercado Europeo 86% solo a España y Francia copa el 70%.
Además la nueva configuración mundial del sector, tras la crisis, deberá sin duda acentuar la deslocalización de la producción por la búsqueda de estructura de coste competitivo. Es en este punto donde la industria automovilística Marroquí debe posicionarse, ya que le han salido fuertes competidores con costes muy bajos (china, Túnez, Egipto, Europa del este). Se da la circunstancia de que la mano de obra especializada es muy escasa.
La estrategia a seguir por Marruecos en este sector es de vital importancia para el mantenimiento del mismo frente a la competencia.
 Marruecos debe tomar esta situación como una oportunidad ofrecida por los reposicionamientos estratégicos que tendrán que llevar a cabo el periodo 2009-20015. Esta estrategia pretende crear 70.000 nuevos empleos en 2015, así como 12 millones de dírhams de PIB adicionales.
La estrategia se concentrara en la creación de una oferta de equipamientos y de una oferta de fabricantes especializados, a través de la concesión de ayudas financieras a las PYME del sector, una oferta inmobiliaria diversificada enmarcada en plataformas industriales integradas, etc. para logar que el entorno sea atractivo se han destinado 300 hectáreas para la implantación de un futuro lugar de ensamblaje mayor, se ofrecerá una logística de alto nivel, así como un plan de formación de calidad.

2 -  La industria del sector eléctrico y de la electrónica

Está formada por unas cuarenta empresas, este sector ha experimentado en los últimos años un auge notable, registrando en el ejercicio 2008 cerca de 6,2 millones de dírhams de exportaciones. Fuertemente orientado a la exportación (70%) este sector se encuentra entre los más afectados por la crisis económica y financiera mundial, el volumen de exportaciones ha experimentado un descenso del 30% en los nuevos primeros meses de 2009.
También la crisis ha puesto de manifiesto las principales debilidades de este sector. Cerca del 80% del volumen de negocio se subcontrata y está muy concentrado en tres actividades principales: componentes electrónicos, electrónica integrada y electrónica industrial. A esto se une el problema de la cualificación de los recursos humanos.
El gobierno Marroquí ha definido una estrategia de reposicionamiento de este sector centrado en los siguientes aspectos:
v Creación de la oferta Marruecos electrónica, que permitirá la competitividad del sector de forma dinámica para ello se establecerá un marco atractivo (estatuto de zona franca, ayudas a la instalación en torno al 10%), ayudas a la financiación de las PYMES del sector, así como un dispositivo de desarrollo de recursos humanos cualificados.
v Un programa de formación adaptado, que garantizara la disponibilidad de 9.000 perfiles adecuados a las necesidades del sector.
v A nivel comercial, se desarrollara una política agresiva y multi-canal de los principales productos ofrecidos.
v Creación de una oferta de recepción electrónica, dividida en cinco departamentos según los distintos componentes y productos. Esto no es más que una plataforma dedicada a la creación, incubación y promoción de proyectos innovadores con gran potencial. Este proyecto se ha concretado con la Technopolis de Rabat, que entro en servicio en septiembre de 2008, con una superficie de 30.000 m2 ampliables hasta 2050.000 m2.

3 -  La industria agroalimentaria       

Este sector desempeña un papel muy importante en la económica marroquí. Está formado por cerca de 1.750 establecimientos, lo que supone el 24% del conjunto de unidades industrial, de las cuales 300 son exportadoras.
Las exportaciones de este sector suponen el 20% del total industrial y emplea de forma directa a 88.600 personas (19% de la población activa ocupada en la industria).en cuanto a su estructura empresarial se caracteriza, en su mayoría, por pequeñas y medianas empresas; las cuales generan muy poco valor añadido, frente a unas pocas empresas importantes, algunas estatales, que atraen inversión extranjera. Entre estas empresas grandes destaca Régie de Tabac (recientemente comprada por Atladis) y central lechera (en un 49% por Danone) que es una de las empresas que posee los índices de rentabilidad más elevados.
 4 - La industria textil y de cuero
Este sector ocupa el tercer lugar por importancia dentro de la industria marroquí, representa el 15% de la producción industrial y emplea a cerca del 47% de la población ocupada en la industria, se trata del sector exportador más dinámico (supone el 37% de las exportaciones), en el sector conviven un gran número de pequeñas empresas (generan el 11% de la producción) frente a grandes compañías que son responsables de la mayor parte de la producción, destaca también el número de empresas con participación extranjera (16%).
Tras haber sufrido un efecto rebote en los años siguientes al desmantelamiento del       acuerdo multifarias debido a la reinstauración de cuotas sobre los productos Chinos y a la buena posición de Marruecos en el negocie de la moda rápida, el sector se encuentra en un momento bajista.
Las exportaciones han descendido en 2009. Esta bajada de actividad se debe fundamentalmente a una disminución del consumo de productos de vestir en los países europeos causada por la crisis.
Esta coyuntura internacional ha puesto de manifiesto las fragilidades estructurales del sector textil, entre las que se encuentran la fuerte concentración de las exportaciones al mercado europeo y la ausencia de estructuras y medios de financiación específicos. Por otro lado, la ausencia de cualificación y de habilidades técnica se tradujo en un débil crecimiento de la productividad generadores de un mayor valor añadido, las actividades subcontratadas contribuyen en un 70% del volumen total del negocio que depende de un número muy limitado de ordenantes.
Además, el sector no utiliza instrumentos de cobertura contra los riesgos de tipo de cambio, ni en las importaciones ni las exportaciones otras debilidades importantes del sector son la falta de penetración sostenida en los circuitos internacionales de distribución y, sobre todo la falta de mano de obra cualificada.
El gobierno, consciente de las implicaciones socioeconómicas de este sector lo han elegido como uno de los sectores estratégicos del plan emergente. Así el contrato, programa firmado con la profesión se centra principalmente en reformar el tejido existente en la actualidad (200.000 empleos y un valor añadido de 9.6 millones de dírhams), también pretende explotar el potencial de crecimiento esperado (aproximadamente 1 millón de dírhams del PIB 32.000 nuevos puestos de trabajo directos en 2015).
El gobierno ha marcado seis ejes estratégicos de acción para el sector: plan de desarrollo y fomento de la exportación, un programa de adaptación del tejido sectorial textil al anterior programa de exportación, un plan de desarrollo agresivo en el mercado nacional, modernización de las empresas del sector y finalmente, un plan de mejora de las condiciones de trabajo.
 5 - La industria aeronáutica
Este sector  ,ha pasado de ser totalmente insignificante en el año 2000, a disponer de más de 70 empresas instaladas en el país ,el número de empleos directos es de 6.000,por otra parte, el gobierno está habilitando zonas especiales dedicadas a él, en concreto, 200 hectáreas en torno al aeropuerto Mohamed V.
Por último, la industria de transformación de productos del par supone el aprovechamiento, de los abundantes recursos pesqueros del país. Ya comentábamos antes la importancia que tiene el sector pesquero en la industria de Marruecos, con el desarrollo de esta industria se añade aun más valor a este. En la actualidad, el gobierno está invirtiendo en la creación de plataformas regionales de transformación con la intención  de crear 35.000 empleos directos.
 6 -  La industria química y para química
            Otra industria digna de mención por su importancia es la industria química y para química, esta industria engloba distintos subsectores entre los que se encuentran el refino de petróleo, los fosfatos y otros productos mineros transformados, la industria cementera y la farmacéutica.
Marruecos es el primer país exportador de fosfatos del mundo siendo poseedor de las tres cuartas partes de las reservas mundiales. Este subsector representa una  contribución al PIB del 6% y de empleo a 40.000 personas directamente y a un millón indirectamente.
El mercado mundial de fosfatos y derivados se encuentra en pleno proceso de cambio. Estos cambios han estado marcados por un crecimiento sostenido de la demanda mundial y por la inestabilidad de los precios.
Desde 2006 los precios de los fosfatos han experimentado una tendencia alcista especulativa, así en 2008 la subida afectado al acido fosfórico. Esta situación ha sido excepcional y se explica en parte por los efectos que la crisis económica ha tenido sobre la demanda y por otra por el carácter cíclico que tienen los fosfatos.
En la actualidad el mercado mundial de los fosfatos se encuentra en pleno cambio por la irrupción de nuevos proyectos presentados por distintos países, concretamente, el mega proyecto jalamid de Arabia Saudita, que prevé la producción de 3 millones de toneladas de fosfato di amónico (FDA) en el horizonte 2010-2015 a un precio muy competitivo debido a su cercanía con los principales demandantes (la India y China). También China Brasil han lanzado proyectos para reforzar su producción de este mineral.
Sin embargo, a pesar del incremento de la competencia el aumento de la demanda mundial de fosfatos por el crecimiento demográfico y el desarrollo de la producción agrícola mundial en especial de China y la India, ofrece muchas oportunidades para los principales productos de fosfatos y sus derivados, entre los que se encuentra Marruecos.
El sector está siendo explotado desde 1996 en régimen de monopolio por la OCP (office des phosphates), en la actualidad está implementando una estrategia contra cíclica.
La estrategia está basada en cuatro pilares fundamentales, dirigida al desarrollo industrial, de apoyo a la inversión extranjera directa, de refuerzo de la política comercial y al desarrollo de herramientas financieras y organizativas. Se prevé un aumento notable de la inversión (37 millones de dírhams) en el periodo 2008-2012, con el objetivo de aumentar la capacidad de producción.
Para llevar a cabo esta estrategia se ha previsto que durante los próximos seis años se inviertan 3 millones de Euros procedentes de la OCP y 4 millones de Euros procedentes de inversión extranjera directa.

7 -  El sector de la energía

El sector de la energía en Marruecos ha conocido cambios importantes en los últimos años, debido a un progresivo proceso liberalizador, aunque todavía son muchos los desafíos existentes en el sector.
Marruecos no es un país productor de petróleo su dependencia de petróleo bruto del exterior alcanza el 95% y representa el 61% de su consumo energético, esta situación ha generado una factura energética en 2008 de 71 millones de dírhams lo que ha grabado la cámara de compensación.
 Esta situación hace que esté enteramente dependiente de la coyuntura petrolífera mundial marcada por la inestabilidad del precio del petróleo, la fluctuación del dólar, las tensiones sociopolíticas, así como el crecimiento sostenido de la demanda mundial en particular de los países emergentes.
El ministerio de energías y minas marroquí decidió enfrentarse a este problema analizando el sector en profundidad y lanzando una estrategia global denominada plan nacional de energía. Los principales ejes que la sustentan son:
v La seguridad de abastecimiento.
v El acceso  de todo el mundo a la energía.
v La preservación del medio ambiente, el control y la seguridad técnica.
v La energía al mejor coste.
v La liberalización de los mercados energéticos y la reestructuración de los diferentes tipos de energía.
La dirección general de la energía, es el organismo que elabora y ejecuta la política energética nacional. Además, es la encargada de asegurar el abastecimiento en todo el territorio marroquí en las mejores condiciones y precios, este organismo posee competencia legislativa, administrativa y ejecutiva. Junto a él se encuentra la ONE, que es una institución pública de carácter industrial y comercial dotado de personalidad civil y autonomía financiera. Sus funciones incluyen la prestación de servicio público en materia de energía eléctrica (servicios, producción, transporte y distribución de energía eléctrica). Este bajo la tutele del ministerio de asuntos sociales.
En cuanto a la seguridad de abastecimiento, parece que lo más sensato que puede hacer marruecos es aumentar la producción interna de energía, sobre todo dado el aumento de demanda que está viviendo el país.
En Marruecos la electrificación del mundo rural junto con el lanzamiento de varios programas nacionales de gran envergadura está acentuando el consumo de productos energéticos, de hecho, según el escenario de partida del departamento de energía la demanda energética primaria se multiplicara por cuatro desde el año 2008 hasta 2030.
 Con este panorama, Marrueco ha lanzado una nueva estrategia de desarrollo del sector energético nacional, esta estrategia se centra en acciones a corto, a medio y a largo plazo.
A corto plazo se ha creado un plan nacional de acciones prioritarias (PNAP) en julio de 2008, este plan trata de asegurar el equilibrio entre la oferta la demanda en el periodo 2008-2012 centrándose por una parte, en el refuerzo de las capacidades de producción y por otra en la utilización racional de la energía, en este sentido se han abierto dos nuevas centrales eléctricas en Jorf Lasfar con un coste de 10 millones de dírhams, estas dos unidades con extensiones de la central de York las FARC y  aumenta la capacidad del complejo a 2060MW.
A medio plazo la estrategia se centra en el desarrollo del carbón limpio como fuente principal a la vez que explora las opciones de extensión del gaseoducto Magreb Europa, se prevé igualmente el desarrollo de energía eólica.
A largo plazo la estrategia prevé el desarrollo de tecnologías nucleares con el lanzamiento de un estudio para una central electronuclear en el horizonte 2025, la inversión requerida para el desarrollo de esta estrategia se estima que alcanzara los 92 millones de dírhams en el periodo 2008-2020, cifra financiada por el sector público, el sector privado local o extranjero a través de concesiones administrativas,
Con el fin de desarrollar la estrategia energética se creó en junio de 2009 la sociedad de inversión energética (SIE) con un capital de un millón de dírhams repartidos entre el estado y el fondo Hassan II para el desarrollo económico y social.
El gobierno marroquí ha orientado sus esfuerzos hacia la energía eléctrica y las energías renovables.
La energía eléctrica se ha convertido en una de las principales apuestas del país hecho al que contribuyo la puesta en marcha en 1995 de la térmica de Jorf Larsfar, además también ha contribuido a su desarrollo la construcción y puesta en marcha en 2005 de una central eléctrica de ciclo combinado en Tahadart. Tampoco podemos olvidarnos de la conexión con España, de donde importa buena parte de su energía eléctrica y a la que exporta en momentos punta (verano). En la actualidad se encuentra en funcionamiento una interconexión submarina con capacidad para 400 megavatios (Grafico 22).

7-a -  Energía eólica

La costa atlántica marroquí es azotada por fuertes y constantes vientos y el estrecho de Gibraltar, donde se ha instalado la planta de Gamesa, es un pasillo natural para las corrientes, que pueden alcanzar una media de 10 metros por segundo, esta ventaja lo ha aprovechado para   desarrollar un programa eólico innovador  e estructurado , el desarrollo de  parques eólicos con una potencia instalada de 2000 MW (38% de la potencia instalada actual) en  horizonte de 2020 , una producción de 6600 GWH (26 % de la producción nacional actual ). Además de los proyectos de Tarfaya, cinco grandes sitios han sido identificados, en vista de su recurso eólico excepcional:
| Tanger II 150 MW (Tanger).
| Koudia Baida II 300 MW (Tetúan).
| Taza 150 MW (Taza).
| Tiskrad 300 MW (Laâyoun).
| Boujdour  100 MW (Boujdour).
El programa permitirá de economizar anualmente 1.5 millones de TEP,  ósea  750 millones US al año, así evitando la emisión de 5.6 millones de toneladas de CO2 al año.
El primero parque eólico estará en servicio en 2014 y la totalidad del programa lo será en 2020.

 7-b -  Energía renovable

Otro aspecto considerado como prioritario es la utilización y desarrollo de las energías renovables, que cumplen un doble objetivo: ayudan a reducir la importación de energía (petróleo y carbón) y tratan de preservar el medioambiente.
El centro de desarrollo de las energías renovables (CDER) se creó en 1982 con una misión más científica que de realización de proyectos, numerosos proyectos se están llevando a cabo con el fin de potenciar el uso de este tipo de energías que en la actualidad representan tan solo en torno al 4% de la balanza energética del país.
En cuanto al sol, el país cuenta con más de 3.000 horas del sol al año, y las zonas desérticas ofrecen una gran disponibilidad de terrenos y áreas con potencial de hasta 5,5 KW/h por metro cuadrado.
Entre los numerosos proyectos lanzados en esta línea podemos destacar:
v Promasol, que es el programa de desarrollo del mercado marroquí solar.
          § Entre los objetivos del programa se encuentran:
          § Aumentar el mercado de energía solar térmica para el  calentamiento de agua. Pasando en 4 años de 5.000 a 40.000m2/ano.
          § Generar una cifra de actividad de 400 millones de dírhams.
          § Reducir la emisión de gases de efecto invernadero en 1,3 millones de toneladas de CO2.
          § Promover el empleo de jóvenes para la creación de las casas de energía (maison energie).
v Maison energie, es un proyecto enfocado, en principio a la generalización del acceso a la energía en el medio rural. Esto lo consigue a través de la creación de 500 microempresas energéticas para la población rural, de esta forma consigue ir más allá del simple acceso a la energía, puesto que crea empleo y respeta el medio ambiente.
Entre las misiones del proyecto se encuentran la comercialización de equipamientos energéticos, su instalación y mantenimiento.
vPrograma  Biomasa: La Leña es el material tradicional de Marruecos para la calefacción y usos domésticos en las zonas rurales. Actualmente representa el 30% del consumo nacional de energía esta fuerte presión sobre la biomasa leñosa crea un desequilibrio entre la producción y el consumo de madera y conduce a la deforestación, la desertificación y la erosión del suelo.
Aproximadamente 6 millones de tonelada de madera se utilizan cada año para satisfacer la demanda. El mundo rural consume el 88% de esta madera con fines energéticos. Un hogar rural utiliza un promedio anual de 5 toneladas de madera, equivalentes a 30.000 hectáreas al ano. El consumo urbano se limita a las instituciones socioeconómicas, como los baños de vapor, hornos de pan y cerámicas.
Los esfuerzos realizados por Marruecos se han centrado en la exploración de las posibilidades de situación de la Leña por otros recursos, y la introducción de nuevas tecnologías para reducir drásticamente el consumo. Otras formas de biomasa, como la producción de biogás a gran escala y los biocombustibles están en fase de estudio, especialmente por parte de inversores privados.
Marruecos ratifico en su día el protocolo de Kioto por lo que puede beneficiarse de una serie de ayudas contempladas para aquellos países que tengan intención de reducir las emisiones de CO2.
 Dadas las características partículas del país las energías que tienen un mayor potencial de desarrollo son la solar y la eólica.
Simultáneamente, Marruecos también tiene que lidiar con el problema de la accesibilidad a la energía. Este punto es muy importante, puesto que los años 90, tan solo el 14% de la población marroquí tenía acceso a la electricidad, lo que, entre otros problemas, suponía una dificultad añadida a la hora de implementar los programas de desarrollo social (hospitales, escuelas, etc.), por ello se implanto el programa PERG de electrificación rural.
La ONE había establecido como fecha límite para la globalización del sistema eléctrico el año 2007, aunque el objetivo ha sido imposible de cumplir, pues existen zonas muy aisladas que no pueden ser conectadas a la red por razones técnicas y económicas. Para estos casos se está estudiando la producción de electricidad a través de placas fotovoltaicas. También contribuyo a la generalización de la electricidad en las zonas rurales la progresiva bajada de precios experimentada por el sector eléctrico, este, es otro de los objetivos de la ONE, que desde 1987 viene bajando los precios progresivamente.

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga