Tesis doctorales

EL IMPULSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, FELIPE GONZÁLEZ, A LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS Y DE PAZ EN NICARAGUA Y EL SALVADOR, 1982-1996

Belén Blázquez Vilaplana

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (610 páginas, 2,46 Mb) pulsando aquí

 

 

 

B.5.1. Las operaciones para el mantenimiento de la paz (OMP).

En este punto de la investigación hay que hacer un apartado específico a las conocidas como Operaciones para el Mantenimiento de la Paz (OMP)1454, auspiciadas bajo el mandato de las Naciones Unidas. Y ello, debido a que éstas tienen una especial trascendencia en el estudio del papel que representó España en la resolución de los conflictos centroamericanos. La inclusión de esta materia en el estudio puede parecer fuera de lugar si tenemos como único punto de referencia, el hecho de que el objeto del mismo es estudiar qué hizo el Presidente del Gobierno en estos dos países durante los procesos de pacificación y democratización de los mismos. Pero estimamos desacertada la anterior opinión tal y como pasaremos a argumentar.

En primer lugar, lo primero que llama la atención a cualquiera que se acerque a su estudio es por qué España envió no sólo un contingente tan importante de militares españoles, sino de tan alta graduación, a una zona de tan escasa importancia geográfica y económica como era Nicaragua y El Salvador para los intereses geopolíticos y estratégicos españoles. Sobre todo, como se va exponer, manteniendo a las mismas en un momento en el cual la mala situación económica española implicaba recortes en todos los ministerios, especialmente en el de Asuntos Exteriores, ascendiendo en el 91 la parte proporcional del referido ministerio tan sólo al 0´57 del Presupuesto del Estado. Mantenimiento que implicó el endeudamiento del Gobierno español con las Naciones Unidas por vez primera en su historia, ascendiendo a finales del 92 su deuda a 2.700 millones de pesetas y duplicándose para el año siguiente.

Siendo la principal causa de ello, el que este Ministerio tenía que hacer frente a los pagos en divisas.

Según Máximo Cajal, lo que más les preocupaba era el creciente esfuerzo que iban a exigir en los próximos años las Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Lo cierto es que, aunque a González le apasionaba la política exterior, no por ello le otorgó los medios necesarios a ese Ministerio en los años de bonanza económica1455.

Tabla 18. Presupuestos de Exteriores de los principales países europeos y de Canadá en 1991.

Fuente: Diario “El País”, 1 de agosto de 1993.

(1) En millones de pesetas al cambio de 1991.

(2) Sobre el Presupuesto del Estado.

*Los ministerios de AAEE de estos países no gestionan la Cooperación.

En este sentido, y aunque es cierta la afirmación que se realizaba en la “Revista Española de Defensa”1457, al tratar el papel de España en dichas operaciones acerca de que la inseguridad en una zona del planeta afecta, directa o indirectamente, a todas. Desde el punto de vista del interés nacional, ayudar a resolver conflictos es una forma, nada despreciable, de construir la propia seguridad. Lo cierto es que la inestabilidad de la sociedad internacional que pudiera derivarse del polvorín centroamericano era ínfima, sobre todo, si se la compara con la grave situación por la que estaban atravesando otras zonas. Especialmente, en los años en que España empieza a mandar sus contingentes militares a Centroamérica: fines de los ochenta y comienzo de los noventa.

De ahí que sostengamos en este estudio que la razón primigenia de su envío se debió, no tanto a la preocupación por la inestabilidad de la seguridad mundial, sino fundamentalmente al compromiso adquirido por González durante las negociaciones en el seno de Contadora y Esquipulas, así como en las múltiples reuniones bilaterales con los dirigentes centroamericanos que hemos ido exponiendo hasta el momento. No por menos, este tipo de acciones permitió reforzar las relaciones bilaterales con los países del istmo. En una visita efectuada por Daniel Ortega a España en 1988, ya referida, el Presidente del Gobierno le expresó con relación a la petición del Presidente nicaragüense para apoyar el proceso de paz, que en lo que sea necesario en términos de verificación de los acuerdos de cese el fuego, de cese de la violencia y de la guerra, España está dispuesta1458 . El medio para realizar tal promesa, fue, entre otros, las OMP. Lo cual no implica que las mismas, visto los resultados obtenidos en cuanto al prestigio que dieron al Gobierno español, a la larga, fueran utilizadas para mantener un cierto protagonismo en determinadas esferas de la sociedad internacional. Y, sin duda, se puedan considerar un acierto, tanto por los efectos directos de su participación para la región centroamericana, como indirectos para el prestigio en el ámbito regional e internacional de una potencia media como era el caso de España. En la “Revista Española de Defensa”1459, se afirmaba que la presencia selectiva de España se había ido consolidando en el mundo en los últimos años, con el objetivo de contribuir en la medida de sus posibilidades al establecimiento de una paz y seguridad bajo los auspicios de organismos internacionales.

En segundo lugar, las referidas operaciones son un buen ejemplo para mostrar uno de los principales problemas que tal y como se ha expuesto al comienzo de la investigación tiene el estudio de la política exterior1460: la estrecha relación e incluso dependencia que mantiene este ámbito público con otros ministerios o departamentos ministeriales a la hora, entre otras cosas, de elaborar su agenda. En este caso concreto, los contactos formales para la puesta en marcha de las OMP tuvieron que contar con el Ministerio de Defensa, tal y como se pondrá de manifiesto a lo largo de estas páginas. Es decir, la toma de decisiones; la elección de la alternativa a implementar; la propia implementación, etc. de esta política pública, se complica en exceso. El número de los actores se multiplica, siendo en algunos momentos difíciles delimitar los ámbitos de actuación y, sobre todo, de responsabilidad de cada uno de ellos. A la hora de encontrar a quién felicitar, los candidatos salen hasta de donde no existen, siendo aún más difícil si lo que hay que buscar son las razones de una decisión equivocada o de una proyección errada. En este caso, además, se complica por el papel de liderazgo que como venimos sosteniendo mantuvo González a lo largo de todo este período.

Por tanto, las OMP son un elemento importante a tener en cuenta en cuanto concreción de las promesas efectuadas por el Presidente. Es más, es uno de los escasos elementos que permiten afirmar que la presencia española en la zona abandonó por fin la tan recriminada retórica hacia Iberoamérica. Tal y como indica el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez1461, la política exterior española encuentra en las Fuerzas Armadas el apoyo que a menudo necesita para convertir lo que son compromisos políticos en realidades tangibles. El momento en el cual se comenzaron a llevar a cabo estas operaciones, correspondió con la puesta en marcha del ya mencionado Decálogo de Paz de 1984, enunciado por el Presidente del Gobierno, así como con la superación de la indeterminación sobre la política española de paz y seguridad tras el ingreso en diversos organismos internacionales.

En palabras del ministro de Defensa español, Julián García Vargas con esta actividad se había ido superando la tendencia aislacionista de nuestra sociedad, que tan poco conveniente resultaba ser en los tiempos presentes, hasta el punto de que la opinión pública, según las encuestas, apoya hoy decididamente las misiones de paz con cobertura de organismos internacionales, reconocidos (...) haciendo incapié en aquellas áreas donde la presencia española resulte más útil y apreciadas desde el punto de vista político y cultural, como ha sido el caso de nuestra labor en los países de Centroamérica1462.

Existe, según se desprende de diferentes encuestas realizadas, tanto en el interior de España por el INCIPE, como en el exterior por la propia ONU a través del Internacional Research Associated, un amplio consenso de la población española a la participación de militares españoles en las mismas. Sobre todo, porque se hace a petición de los interesados, con su consentimiento y bajo un mandato claro. EL 59% de los españoles estaban a favor de la ayuda humanitaria que las Fuerzas Armadas realizaron en el Kurdistán según el INCIPE de 1991. Sin embargo, y a pesar de la trascendencia y el eco de las mismas, llama la atención que no existe referencia a la participación de tropas españolas en Centroamérica. Y ello, sorprende aún más, si tenemos en cuenta que a la pregunta sobre si España debía desempeñar un papel activo en el logro de la paz en Centroamérica, tal y como se aprecia en la siguiente tabla, un 67´9% de la población opinó favorablemente. Porcentaje que aumentó hasta un 93´9% cuando la pregunta se dirigió hacia los líderes. En el del 95 sólo se menciona la participación en Bosnia1463. De ahí parece acertada la afirmación que dice que cualquier actuación en el exterior y la participación en misiones internacionales de paz lo son, tienen sentido si lo tienen también para los ciudadanos del país participante1464.

TABLA19: ¿Cree usted que España debería desempeñar un papel activo en el logro de la paz en Centroamérica? Fuente: La opinión pública española y la política exterior. Informe INCIPE 1991. Salustino del Campo. Tecnos. Pp 51.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet