Tesis doctorales

EL IMPULSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, FELIPE GONZÁLEZ, A LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS Y DE PAZ EN NICARAGUA Y EL SALVADOR, 1982-1996

Belén Blázquez Vilaplana

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (610 páginas, 2,46 Mb) pulsando aquí

 

 

 

B.3. El problema de las Embajadas: 1980.

Durante 1980 la situación en Centroamérica se agravó. Sobre todo, en lo referente a los intereses españoles en la zona. Produciéndose el asalto a la Embajada en Guatemala por parte de las Fuerzas de Seguridad Guatemaltecas, lo que supuso la ruptura de relaciones diplomáticas1148. Así mismo, tuvo lugar la entrada y toma de rehenes en la Embajada en El Salvador, por parte del grupo Ligas Populares 28 F (LP28), debido al recrudecimiento de los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas gubernamentales y la oposición aglutinada en torno al FDR y al FMLN. Por su parte, el gobierno de UCD había ofrecido junto con Venezuela, Perú y Colombia, ayuda militar en febrero del 80 y también con Venezuela, Alemania RF y EE.UU, se planteó una ayuda militar conjunta al nuevo gobierno salvadoreño, surgido del pacto del ejército con la democracia cristiana. Según aseguró el ministro de Defensa del Salvador, coronel José Guillermo García, su país recibiría ayuda militar no sólo estadounidense, sino también de otros países como Perú, Colombia, Venezuela y España. Sin precisar qué tipo de ayuda. La cual fue denegada según los informes recibidos en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Dato confirmado al diario El País, por Héctor Dadá Irezi, ex-miembro de la Junta de Gobierno de El Salvador1149.

Felipe González y Miguel Ángel Marín presentaron una pregunta al Gobierno pidiendo explicaciones por los hechos ocurridos, criticando las relaciones del Gobierno español con las autoridades guatemaltecas, a las que acusaban de violar los derechos humanos y exigiéndole al mismo tiempo que que tomaran las medidas adecuadas para solucionar la crisis1150.

En el caso del comando que ocupó la Embajada de España en El Salvador, éste estaba formado por treinta personas de la mencionada organización trotskista LP 28. En su acción, cogió a 12 rehenes, entre los que se encontraba el embajador español, Víctor Sánchez Mesa; el consejero de Embajada, Juan Carlos Ranero; el canciller, Manuel de la Helguera; el ordenanza, Antonio Vidal y las secretarias, Lidia Aguilar, Elivar Menjívar y Zoraida Zamora. Estos exigían la liberación de 21 presos políticos detenidos por las autoridades salvadoreñas, así como que España y otros países democráticos rompieran sus relaciones diplomáticas con El Salvador por ser un régimen tan represivo como Guatemala y que el Gobierno de Madrid interviniese ante la empresa Agromán, para que aceptaran las condiciones laborales y económicas que exigían los trabajadores que estaban en huelga. Francia y Ecuador intervinieron como mediadores en la liberación de los rehenes. Por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores español, las negociaciones las llevó a cabo Pedro Bermejo, Director General para Latinoamérica. El PSOE expresó el 6 de febrero en un comunicado su apoyo a la lucha del pueblo salvadoreño, pero negó que ésta pueda efectuarse mediante la violencia contra representaciones diplomáticas y condenó la ocupación de la Embajada1151. El 14 de febrero fue liberado el embajador, pero aún quedaban 4 rehenes. Posteriormente fueron liberados otros dos. Finalmente, el asalto terminó el día 18 de febrero con la liberación de los últimos dos rehenes. La escalada en la violencia en el país tuvo un punto culminante: el asesinato del Arzobispo de San Salvador, Óscar Romero mientras oficiaba una misa.

Como consecuencia de estos hechos, la República Federal Alemana anunció que cerraría su Embajada en El Salvador1152. Estados Unidos se ofreció a coordinar junto con España, Venezuela y la República Federal Alemana, un plan de apoyo a la Junta salvadoreña. En EE.UU. las opiniones se encontraban divididas entre los que pensaban que debían intervenir para evitar una oleada de países con regímenes de izquierdas y los que denunciaban la intervención estadounidense en la política de terceros estados.

En febrero, Wolfang Lutter Bach, representante de la Fundación Friedrich Ebert en Nicaragua, afirmó que la misma había abierto una delegación a finales del 79 para apoyar más directamente los proyectos de colaboración con el Gobierno de Reconstrucción Nacional. Estos convocaron a finales de mes, una Conferencia Internacional de Solidaridad con Nicaragua, en colaboración con el FSLN. Es importante esta fundación porque durante todos estos años e incluso hasta la actualidad, ha sido una fuente de financiación de los partidos considerados socialdemócratas o más cercanos a la IS de la región.

Mientras, ese mismo mes, concretamente el día 15, dos jesuitas españoles, Ignacio Ellacuría y Francisco Javier Ibizate, fueron secuestrados por miembros del Bloque Popular Revolucionario (BPR), junto a quinientas personas más en todo el territorio salvadoreño. Al mismo tiempo, en marzo mientras llegaban a Managua 56 maestros españoles a participar en los procesos de alfabetización1153, y se realizaba en Madrid la reunión del consejo de Ministros del Pacto Andino1154, dos miembros de la Junta nicaragüense encargados de realizar una campaña de fortalecimiento de la imagen en el exterior del país y canalizar ayuda de la cooperación internacional, Violeta Chamorro y Sergio Ramírez1155 visitaron Madrid. Estos mantuvieron una entrevista con el Rey en la Zarzuela y con Felipe González1156, el cual expresó su opinión acerca de la única posible política inteligente a realizar hacia este país: la solidaridad sin condiciones. Afirmando que si en dicho país ha habido algún error, ha sido el de generosidad hacia los derrotados. Para el líder socialista, la situación en Nicaragua había sido incomprendida en Europa, por cuanto la focalización de la crisis internacional en Oriente Próximo y Asia Mesoriental, hacían viable la revolución sandinista. En marzo también acudiría al XI Congreso de la Unión de Partidos Socialistas y Socialdemócratas de los nueve países miembros de la CEE, donde explicó entre otras cosas el “no” del PSOE a la OTAN. Llama la atención que su discurso, en donde analizaba la situación internacional, se tuviera que acortar a última hora porque el mismo había sido “pisado” por la participación que le había antecedido: la de Willy Brandt.

Meses después, el 18 de julio, participaba en Nicaragua en el aniversario de la revolución1157. El líder socialista se encontraba en Panamá en visita privada, a la cual regresará una vez acabados los actos previstos y al día siguiente el 19 de julio, participaba en la conmemoración en Madrid del derrocamiento de Somoza1158. Como hemos referido en otros apartados, las relaciones con los dirigentes socialistas portugueses fue fluida y determinante en relación con el tema aquí tratado. En este sentido, en agosto, una delegación del PSOE viajó a Portugal, concretamente a Viana do Castelo, donde se reunieron con dirigentes del Partido Socialista Portugués. Ambas delegaciones estaban presididas por los respectivos Secretarios Generales, Felipe González y Mario Soares.

En junio fue el presidente Cárter quien visitó España entrevistándose con el Rey Juan Carlos, el presidente Suárez y con Felipe González. El 29 de agosto el Gobierno español designó nuevo embajador en Nicaragua a D. Mariano Baselga Mantecón, el cual declararía que existía una gran disponibilidad de su gobierno de recibir a la comisión nicaragüense que viajaría a España para renegociar la deuda externa.

El 7 de noviembre se anunció que una delegación del FSLN presidida por Bayardo Arce viajaría a Madrid para asistir con carácter de observador al XV Congreso Post-Guerra de la IS entre el 13 y el 16 de dicho mes. Fue durante la celebración de este Congreso de la IS en Madrid, cuando se nombra a Felipe González presidente de un Comité Internacional de Defensa de la Revolución Nicaragüense, a propuesta del Presidente de la IS, Willy Brandt. Decisión que fue aprobada por unanimidad. Su labor era velar porque se respetara el proceso de autodeterminación comenzado con la revolución y que no se produjesen interferencias de países extranjeros. Aunque, en honor a la verdad, si analizamos sus actuaciones, comprobamos que su papel fue más simbólico que real, puesto que dicho comité nunca llegó a reunirse formalmente. Aún así, lo cierto es que influyó decisivamente en la posterior actividad del líder socialista hacia estos países. Dicho Comité había definido cuáles serían sus tareas. Entre ellas, las cuatro más importantes serían: a) brindar apoyo a la autodeterminación del pueblo de Nicaragua y al proceso de reconstrucción nacional; b) exigir el más irrestricto respeto a la no intervención en los asuntos internos de Nicaragua; c) informar conjuntamente sobre el desarrollo de la situación de Nicaragua y su proceso de cambio hacia la libertad, la justicia y la independencia nacional; d) requerir una solidaridad internacional sostenida que permita al pueblo de Nicaragua terminar su proceso de reconstrucción nacional1159. Se decidió que el mismo se reuniera en Washington para tratar con Ronald Reagan respecto a la situación de este país centroamericano porque no hay que olvidar, en ningún momento, que en esos momentos había ganado las elecciones presidenciales norteamericanas. Lo cual dio lugar a cambios en la orientación de la superpotencia hacia los conflictos en la región.

En diciembre, visitó Cuba, donde se entrevistó con Fidel Castro, tratando entre otros el tema de Centroamérica y, de nuevo, Panamá donde mantuvo contactos con Omar Torrijos. Sobre este encuentro existe una anécdota narrada por Sergio Ramírez en su libro Adiós Muchacho, que es una clara muestra de la influencia del líder panameño sobre González. Así, cuenta Ramírez, que en una de sus visitas a Panamá, concretamente en 1980, le hizo ver a Torrijos su preocupación porque en Nicaragua todo el mundo se estaba convirtiendo en miliciano y en una sociedad militarizada no podrían tener cabida elecciones verdaderamente libres, a lo que contestó el líder panameño: pendejos serían si entregaran por papeletas lo que les costó ganarse con las armas.Según Ramírez, Torrijos tenía una visión mesiánica y fatal sobre la Revolución. Y Felipe González ya en la presidencia del gobierno, tuvo que ir cediendo a la idea de que no era justo reclamar el funcionamiento normal de la democracia en medio de una guerra, y que el sistema parlamentario europeo no podía imponerse como modelo a Nicaragua1160.

A su vuelta, antes de llegar a España, González hizo una escala en EE.UU. y ante la IS reunida en este caso en Washington, presentó su primer informe sobre la situación centroamericana. Coincidiendo con la primera conferencia sobre “Eurosocialismo y América” organizada por el Instituto Norteamericano para el Socialismo Democrático. Posteriormente viajó a Nueva York, donde pronunció una conferencia sobre la situación política en España. Aunque afirmó que no había tenido contacto con dirigentes norteamericanos sobre la situación interna española, expuso como desde fuera se nos ve con más calma, confianza y distancia, valorado todo desde un aspecto histórico global1161.

En una entrevista que concedió al diario El País, para explicar las líneas fundamentales de la política exterior del PSOE, comentó que ésta tenía una clara inspiración neutralista activa, lo cual no contradecía los grandes vectores de la acción exterior de España como nación, en las que se incluían las dimensiones europeas y occidentales. Todo ello, contando con proyectos prioritarios hacia Latinoamérica y el Mundo Árabe. En aquel momento afirmaba que como lo hemos dicho numerosas veces y estamos dispuestos a repetirlo, en este país existe la conciencia de que Norteamérica hizo posible la supervivencia del franquismo durante treinta años. Con relación a América Latina dijo que la política exterior de España hacia esta parte del mundo está aún por desarrollar, merece mayor atención y debe contemplarse desde ángulos bilaterales y globales (...) En el caso de Centroamérica, y más concretamente de Nicaragua, lo que urge es una solidaridad sin condiciones. Esto también fue tema de conversación con Cárter y también le dijimos al Gobierno español que, en mi opinión, no ha hecho todo lo que podía para ayudar a este país.

Creo que la revolución nicaragüense ha sido un proceso ejemplar, entre otras cosas, porque no hubo derramamientos de sangre revanchista, pero con riesgos evidentes a todo proceso revolucionario al que se intenta aislar1162.

En diciembre se reunió también la Cumbre Democrática Iberoamericana de Santa Marta, donde se reconoció a España como interlocutora privilegiada de Iberoamérica, especialmente con relación a los países de la CEE. En este sentido, es interesante un editorial que publicó el diario El País, en la cual se afirmaba que España no es un mero sujeto paciente destinado a sufrir como otras potencias de mayor rango internacional la epidemia del desdén por la inmunidad de las representaciones diplomáticas. El Rey y el Presidente del Gobierno han llevado a cabo viajes a muchos de estos países, trasladándoles la imagen de una nación que ha sabido pasar de la autocracia a la democracia sin costes caóticos, que enarbola la defensa de los derechos del hombre como principio básico de convivencia nacional e internacional y que aspira sinceramente a mantener unas relaciones con los países de habla hispana superiores a la hueca retórica de la relación convencional con la “madre patria”. A este respecto, es obvio que con mayor o menor oportunidad se están haciendo guiños a España desde varios países latinoamericanos para que nuestro país influya de alguna manera en la normalización de los problemas políticos allí planteados (...) no resulta descabellado sugerir la posibilidad de que nuestro Gobierno contribuya a establecer algún puente de diálogo entre Estados Unidos y algunos países centroamericanos que están entrando en el ojo del huracán de una revolución de nuevo cuño1163. Los hechos posteriores hablan por sí sólo como a continuación veremos.

Así mismo, Pablo Sebastián opinaba que después de tres años, la política exterior española aparece sumergida en la mayor de las confusiones, plagada de vacíos y contradicciones (...) La repentinización y los bandazos fueron las constantes de una acción de parcheo exterior que hoy impiden saber cuál es el exacto lugar que España ocupa en el mundo. Mientras tanto en América Latina se quiere dar cursillos de democracia a los procesos revolucionarios del centro y mantener una silenciosa cortesía con las dictaduras del sur. En definitiva, un quiero y no puedo permanente, plagado de parches y sometido al desconocimiento profundo de la geopolítica que se tiene en el palacio de la Moncloa y en sus inmediatas asesorías y a la poca capacidad de movimiento e iniciativas del palacio de Santa Cruz1164.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet