Tesis doctorales

EL IMPULSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL, FELIPE GONZÁLEZ, A LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS Y DE PAZ EN NICARAGUA Y EL SALVADOR, 1982-1996

Belén Blázquez Vilaplana

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (610 páginas, 2,46 Mb) pulsando aquí

 

 

 

E. 1988: EL AÑO DEL LLAMADO FIN DE LA TRANSICIÓN EN POLÍTICA EXTERIOR.

El quinto Debate sobre el Estado de la Nación tuvo lugar el 14 de febrero de 1988982. En éste, Felipe González afirmó en su exposición: en política exterior (para empezar por un apartado que normalmente dejamos para el final y que, sin embargo, por su importancia, por lo que afecta cada día a nuestra vida cotidiana, yo querría introducirlo hoy como primer elemento) tomaré en cuenta no la totalidad de la política exterior, sino alguno de los elementos más relevantes (...) En una fase en la que todavía estamos definiendo o terminando de definir la especificidad -eso que llaman algún margen de autonomía dentro de la solidaridad con otros países- de la política exterior española, en función de lo que interpretamos que son los intereses de España. Y sobre la bases, además, de un esfuerzo de consenso que creo que realmente respalda algunos de los aspectos más importantes de la política exterior (...).

Respecto al problema de Centroamérica, hay algunas discrepancias. La posición del Gobierno ha sido y es el apoyo a las gestiones de paz del Grupo de Contadora y posteriormente de las resoluciones de Esquipulas. España ha mantenido esa posición con plena coherencia. Yo creo que hoy se puede ver con mayor esperanza, es una zona que nos importa, no tanto por la proximidad geográfica cuanto por la proximidad en otros muchos sentidos. He defendido la no intervención extranjera en el territorio centroamericano y creo que la política exterior de paz diseñada, primero por Contadora y más tarde, por Esquipulas, es una fórmula idónea para conseguir no sólo un bien absolutamente necesario como la paz en la región, sino para conseguir una evolución hacia la democratización y el desarrollo. Por tanto, este año también aparece una mención explícita del Presidente del Gobierno al tema centroamericano, vinculado en este caso a los procesos de Contadora y de Esquipulas y abogando por la no intervención extranjera en la zona, debido a los ataques de la llamada contra al territorio nicaragüense apoyados por EE. UU y a la defensa que hacía el gobierno español de no intervenir de manera directa sino como mediador en el conflicto.

Expone también, además de otros temas como Israel u Oriente Medio, cuáles serían las líneas de futuro para la política exterior española en materia de paz y de seguridad. En primer lugar, debo decir que España está culminando, reitero una vez más este proceso de definición y, por consiguiente, que su política exterior de seguridad y de paz no puede seguir basándose en decisiones unilaterales. Tiene que ser una política solidaria e integrada con sus socios europeos y occidentales. Sobre Europa, comenta que habrá un debate sobre la renovación del Acuerdo de Lomé, pero nosotros tendríamos que insistir en fortalecer la relación europea con áreas de nuestro interés, como puede ser el área latinoamericana, el conjunto de Iberoamérica y, en especial, las políticas concretas respecto a Centroamérica983. España relaciona las políticas a realizar hacia Centroamérica con Europa, en un momento que a diferencia de casos anteriores, ya se formaba parte de la UE.

Por Coalición Popular intervendrá el Sr. García Tizón, el cual le recrimina a la política exterior española el apoyo prestado a dictaduras en Hispanoamérica. España es básica en la defensa del mundo occidental, es pieza básica en conseguir la pacificación en el proceso centroamericano, y ustedes están obligados a jugar limpio984.

La siguiente palabra la tomó el Sr. Suárez González, portavoz del Centro Democrático y Social, afirmando que compartimos algunas de las orientaciones de la política exterior del Gobierno en diversos ámbitos. Así, hemos apoyado también el proceso de Contadora, hemos apoyado el proceso de Esquipulas (...) a veces es muy difícil saber qué es lo que quiere el Gobierno en relaciones internacionales. Resulta difícil conocer con precisión cuál es la posición española o interpretar ciertos hechos con exacto conocimiento de causa, porque con frecuencia se hace lo que no se dice y se dice lo que no se hace985.

Sobre lo anterior, replicaría González: en cuanto a América Latina y a Centroamérica, nuestra política es bastante transparente, desde el principio. Es una política clara que hemos descrito y expuesto multitud de veces ante la opinión pública. Por tanto, cuando se dice que hay ambigüedades en relación con qué dictaduras se prefiere o no, he de decir que yo no prefiero ninguna dictadura. He dicho muchas veces que, en política exterior, para mí lo deseable sería que la evolución en términos políticos y de respeto de los derechos humanos, de respeto del pluralismo fuera de la misma evolución, que quiero para nuestro país. Y eso vale para el continente iberoamericano, tratamos de que eso sea así. Otra cosa es que, a veces, nuestra política sea de seguidismo de los intereses particulares de algún otro país, sea el que sea. Ahí es donde hay que poner, quizás, una cierta preocupación986. Aparece, por tanto, de nuevo la defensa o la crítica hacia la situación concreta de Nicaragua en relación con la evolución del régimen sandinista. Puesto que existían múltiples declaraciones de políticos sobre la conversión de la revolución nicaragüense en una dictadura marxista, la cual seguía las orientaciones de la URSS y del régimen cubano. Y donde los grandes olvidados eran, como durante la dictadura somocista, el pueblo.

Después, intervendría el Sr. García Tizón López. El cual, expondría sobre Centroamérica, que había hecho unas afirmaciones que le preocupaban. Le voy a decir por qué. Le he dicho al principio de mi intervención que creo que España debe estar comprometida en los procesos de paz de Centroamérica, primero como nación democrática que es y perteneciente al mundo libre y, además, por una razón que quizá no comprendan otros países europeos, pero que es profundamente sentida por España, porque se trata de países de raíz hispánica, a los cuales nos unen unos importantes lazos. Hay que apoyar a los planes de paz de Esquipulas y de Contadora, pero fundamentalmente, hay que procurar que la democracia sea el camino de muchas de las dictaduras. No me importa de qué signo987.

Otros portavoces reafirmarían la idea de ambigüedad de la política exterior española. Así, el Sr.

Rupérez Rubio (PDP) comentó que tenemos la impresión de que para ustedes a veces la política exterior ha dejado de ser un problema. Tienen una fórmula evasiva que consiste en sostener a la vez la tesis y la antítesis988. Y el Sr. Segurado García, por la Agrupación de diputados del partido Liberal dijo que le preocupaban los elementos de ambigüedad de su conducta y el abuso que representa la utilización de la política de gestos exteriores como material de consumo para la política doméstica989.

Sobre Centroamérica, comentaría en su intervención el Sr. Iglesias Argüelles, por la agrupación de diputados de IU. EEC, que era sin duda otro punto importante de nuestra política exterior. Nos congratulamos, del apoyo y la mediación de este Gobierno en el proceso de pacificación de Centroamérica, a la vez que solicitamos una actitud más enérgica de denuncia hacia el intervencionismo norteamericano990. Lo cual sería apoyado por las palabras del Sr. Bandrés Molet, por Euskadiko Ezquerra, al mencionar que estaba absolutamente de acuerdo con su política y me permito darle sólo un consejo.

Probablemente en esta materia no hay que seguir la doctrina Monroe, quizás si habría que seguir la doctrina Estrada, pero con seguridad, Sr. Presidente, no debe usted seguir la doctrina García Tizón, y si me permite una pequeña ironía, muchísimo menos la doctrina Tocino, expuesta el otro día en una emisora de radio, por cierto con nocturnidad, porque nos conducirá a declarar inmediatamente la guerra a Cuba y Nicaragua que imagino que es algo que ninguno de nosotros queremos. Aplique usted la doctrina González, que es correcta, que va bien y que nosotros le vamos a seguir aplaudiendo991.

Lo cual recibió respuesta de la diputada Tocino Biscarolasaga por alusiones: lo que manifesté fue única y exclusivamente la sorpresa que me producía la actitud de este Gobierno que ante dictaduras como, por ejemplo, la de Cuba, que viola sistemáticamente los derechos de aquellos ciudadanos, esté todavía en duda sobre cuál va a ser su postura ante la próxima cumbre que se va a celebrar, para ver si se apoya o no ese documento en donde se ha estudiado a fondo la violación de los derechos de los ciudadanos cubanos992.

Un resumen de esta temática apareció en el diario El País, en la editorial del día 22 de febrero del 88, dedicada a la política exterior dentro del Debate sobre el Estado de la Nación. En donde se afirmaba que del debate debería salir potenciada la actividad exterior de España en sus diversas facetas. Ni el secretismo ni el triunfalismo favorecerían ese objetivo. Así mismo, criticaba la postura de la oposición por utilizar de forma mezquina los complicados problemas de la política exterior para poner en dificultades al Gobierno. Sobre el tema objeto central de esta investigación, exponían que el mayor papel de España en el ámbito europeo repercute de modo positivo en las otras áreas decisivas de nuestra acción exterior. En Centroamérica, los avances de Esquipulas 2 confirman el acierto de la política seguida por el Gobierno.

Hoy, ante problemas candentes como la situación de Oriente Próximo o el proceso pacificador en Centroamérica, España necesita lograr que se vaya articulando una política coordinada de la CE. Del debate debería salir potenciada la actividad exterior de España en sus diversas facetas993.

Es deducible de lo expuesto, la importancia que durante este año tuvo Centroamérica, por cuanto, la misma fue mencionada por diversos grupos parlamentarios. Sobre todo, apoyando el proceso de Contadora y Esquipulas y en oposición a la intervención norteamericana en la zona, cuyo máximo exponente tuvo lugar en 1989, con la invasión de Panamá. Aunque en comparación con otros años, comienza a apreciarse la disminución del tiempo que se le dedica a este tema por las distintas fuerzas parlamentarias y por el Presidente del Gobierno.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet