Revista: Turydes Revista Turismo y Desarrollo. ISSN 1988-5261


COMALA: PUEBLO BLANCO, BOTANERO Y MEJOR PUEBLO MÁGICO

Autores e infomación del artículo

Anna María Fernández Poncela

Universidad Autónoma Metropolitana/Xochimilco, México

fpam1721@correo.xoc.uam.mx

RESUMEN
Este texto es un recorrido por el Comala cultural, natural y turístico, patrimonial, identitario y estético, entre narraciones de sus habitantes y miradas de los visitantes. El antaño pueblo blanco de América hoy centro botanero popular y nombrado mágico, oficialmente. Un Comala famoso por haber entrado en la literatura por la puerta grande con el relato de Juan Rulfo, también por sus paisajes urbanos del centro histórico y sobre todo volcánicos en el horizonte de la mirada, el amor de sus originarios, el aroma a café y pan, las leyendas de ayer y hoy, la humedad tropical y el empedrado de sus calles, de casas bajo tejas, y un sol radiante o una intensa lluvia según el clima y la estación del año. Un Comala que siempre fue mágico enclavado en la ladera, atravesado por ríos, entretejido por la vegetación exuberante, el calor imperecedero e implacable, cercano a la capital del estado, y hoy receptor de turistas de lejanas tierras buscando lo diferente y exótico, lo entrañable y auténtico, o por grupos de ruidosos jóvenes urbanos cercanos que llegan a divertirse, botanear y beber. 1
PALABRAS CLAVE: Comala, turismo, naturaleza, cultura, patrimonio.
ABSTRACT
This text is a tour of the Comala cultural, natural and tourist heritage, identity and aesthetic, between stories of its inhabitants and visitors looks. The old town White America today wheat popular and named magic Center, officially. A famous for having entered the literature through the front door with the story of Juan Rulfo, also by urban historic centre and above all volcanic landscapes in the horizon of the gaze, the love of their native, the aroma of coffee and bread, legends of yesterday and today, the tropical humidity and the pavement of streets Comala houses under Texas, and sunshine or heavy rain as the weather and the season of the year. A Comala that was always magical nestled in the hillside, traversed by rivers, interwoven by the luxuriant vegetation, heat Evergreen and relentless, near the capital of the State, and receiving tourists from distant lands today looking for the different and exotic, the endearing and authentic, or by groups of noisy near urban youth who come to have fun, snacks and drink.
KEYWORDS: Comala, tourism, nature, culture and heritage.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Anna María Fernández Poncela (2015): “Comala: pueblo blanco, botanero y mejor pueblo mágico”, Revista Turydes: Turismo y Desarrollo, n. 19 (diciembre 2015). En línea: http://www.eumed.net/rev/turydes/19/comala.html


1.COLIMA TIENE MAGIA
Colima, un  pequeño estado (5,627Km, el tercero en el país), con una población de 850,755 habitantes (INEGI, 2011), está situado en el noreste de México y dividido en 10 municipios.
Desde hace algún tiempo el eslogan turístico del estado es “Colima tiene magia”. Entre los destinos turísticos anunciados y promocionados por el gobierno del estado están: Armería, Coquimatlán, Cuauhtémoc, Ixtlahuacán, Manzanillo, Minatitlán, Tecomán y Villa de Álvarez. Además y por supuesto de Comala, localidad sobre la que trabajaremos en este artículo.  En general el turismo estatal se centra en últimas fechas en el de playas en el litoral colimense, artesanías, gastronomía, zonas arqueológicas, la capital, y el turismo rural y alternativo.
Declaraciones recientes de su Secretario de Turismo afirman que esta actividad está en crecimiento, de hecho para el verano del año 2015 y según reiteramos sus declaraciones hubo una derrama de 581 millones de pesos. Llegaron al estado 115 mil turistas, la estadía promedio del turismo fue de 2.27 días (Colima Noticias, 2015). Sin embargo, otras fuentes, en concreto los hoteleros califican al 2015 como el peor en cuanto a visitas turísticas en Colima en los últimos años. Se dice que ha sido el peor periodo en cuanto a ocupación en los últimos tres lustros, así mismo se afirma el cierre de varios restaurantes también (Gutiérrez, 2015).
En todo caso y además de otras riquezas Colima se ha distinguido en los últimos años por ser un lugar atractivo para el turismo por varias razones, destaca el turismo de sol y playa, y también el auge turismo rural o de aventura que se interna en los cafetos, navega por lagunas y sube al volcán. Esto último tiene lugar precisamente en Comala el pueblo que estudiamos en estas páginas.

2.COMALA: UN POCO DE HISTORIA Y GEOGRAFÍA

2.1.Datos sociodemográficos e información histórica
Comala  deriva del náhuatl comalli y puede traducirse como lugar de comales o donde se hacen comales (Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México, 2012). Pero todo hay que decirlo el nombre resuena a literatura rulfiana, y hay que añadir que en Murcia (España) existe otra población que se llama Comala, muy pequeña por cierto, aunque al parecer su origen es posterior a la colimense.
Con un clima cálido subhúmedo, cuya temperatura media anual va de 23 a 27 °C durante el primer semestre del año, las lluvias van de mayo a septiembre, generalmente (Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México, 2012).
La parte norte del municipio colinda con el estado de Jalisco, el cual posee en su territorio los volcanes, pese a que la mejor vista, todo el mundo acuerda, está desde Colima, y muy especialmente desde Comala.
Se sitúa al norte del estado y de su capital, a 7 Km y a unos 15 minutos por carretera. El municipio tiene según el último censo del año 2010, 20,888 habitantes -10,543 hombres y 10,345 mujeres- y la cabecera municipal cuenta con 9,442 habitantes y con 5,458 viviendas particulares, las dos siguientes poblaciones en número de habitantes son: Suchitlán con 4,450 y Zacualpan con 1,905 (INEGI 2011; SEDESOL, 2013). Mencionar que del total de hogares 1,297 están encabezados por mujeres (SEDESOL/CONEVAL, 2014). Se dedica a la agricultura, ganadería, y cada vez más servicios turísticos, ante la baja de las dos primeras actividades y el auge en últimas fechas de la tercera.
Comala tiene muchos atributos históricos, naturales y culturales, no en vano se afirma que cuenta con 3,000 años de antigüedad y que está edificada sobre un asentamiento de las antiguas culturas de más de 1,500 años. Se dice también que olmecas, náhuatls, toltecas, chichimecas y purépechas estuvieron por estos lugares dejando huella antes de la llegada de los colonizadores (Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México, 2012). De hecho, cuenta con la Zona arqueológica de “Potrero de la Cruz” y “Guachimontones” como huella ue dejaron otras sociedades de otros tiempos.

Fue encomienda durante tres siglos y en el XVIII todavía era República de Indios y  “formó parte del Centro Estratégico Administrativo de la Nueva España. El 20 de Diciembre de 1527, por Cédula Real, se le otorgó en Encomienda a Don Bartolomé López. El 8 de Marzo de 1553 recibió la visita del Lic. Lorenzo Lebrón de Quiñones, Visitador de su Majestad en la Nueva España. Habitantes de esta comarca que, en su aspecto espiritual, dependieron del Convento de San Francisco de Colima, después llamado de Almolonia, y al que muy pronto se le permitió tener una estancia-hospital con bienes propios y su iglesia con su Santo Patrono “San Miguel Arcángel”, nombrándole al caserío “San Miguel Comallan”. En los finales del Siglo XVI, con 548 habitantes, Comallan dejó de ser una encomienda y se le colocó en la “Real Corona”, sujeto a las ordenanzas y benevolencias otorgadas a los pueblos chicos”. Comala es el lugar que durante la Época Colonial quedó como pueblo de la Provincia de Colima y al que en 1815 aún se le denominaba “República de Indios”, asumiendo la Autoridad un cacique o “gobernador” indígena y regidores electos cada año, además de poseer ejidos o tierras comunales. En 1579 Juan García fue su Gobernador” (Valencia, 2013:1).
Desde 1820 es Ayuntamiento y desde 1964 cuenta con la extensión actual: “Es hasta el 17 de Septiembre de 1820 cuando se constituye su Primer Ayuntamiento, conforme al procedimiento de la Monarquía Española y es electo Don Cayetano Pizano como Primer Alcalde Constitucional. En 1824, por disposición del Segundo Congreso General Mexicano, se le da a Colima la categoría de Territorio de la República y Comala continuó integrado a éste. La Constitución Republicana de 1857 le otorgó a Comala la categoría de Municipio, con Ayuntamiento, cualidad política que aún conserva y en 1964 la Legislatura del Estado le determinó sus colindancias actuales, con una superficie de tan sólo 315 kilómetros cuadrados” (Valencia, 2013:1-2).
 El antaño pueblo tradicional y tranquilo hoy se llena de bullicio los fines de semana, periodos vacacionales y festividades varias. La parroquia de San Miguel Arcángel del Espíritu Santo del siglo XIX en parte de estilo neoclásico, siempre bien pintada preside el Jardín principal cuya herrería fue diseñada por Alejandro Rangel Hidalgo, el cual acoge la escultura bruñida de Juan Rulfo en el banco, de hierro blanco donde todo mundo se sienta a posar para la fotografía del recuerdo, y en medio el kiosko alemán. Enfrente la Presidencia Municipal con su reloj el cual marca las horas con la lentitud de la provincia fincada en la sabiduría de la salud y la paz, parece seguir la consigna de la canción de no marcarlas. Dicen que es el edificio de presidencia más bonito del estado, construido en el siglo XX, guarda un mural con las tradiciones del lugar. Alrededor del parque los Portales, una de las partes repleta de restaurantes típicos del famoso ponche con cuyo consumo se obsequia la botana, se come y bebe al son del mariachi en vivo o los conjuntos norteños que amenizan la charla y el paladar.
Además, como parte de la localidad se puede visitar el Jardín Escultórico Juan Soriano (con escultura de artistas nacionales e internacionales) en la entrada del pueblo y al costado de los nuevos restaurantes afamados que se han ampliado en este espacio. También y ya en la zona de Nogueras es recomendable conocer el Museo Universitario Alejandro Rangel (con una colección de cerámica prehispánica y obra personal del pintor) y el Centro Cultural Nogueras (ex hacienda azucarera), entre otras cosas. Hubo en la Casa de Cultura un museo del cineasta Alberto Isaac también hijo de la región, pero fue trasladado a Colima. Antes el arribo y salida del lugar podía llegar a ser complicado por la única vía de acceso, sin embargo, hoy existe un libramiento para poder ir al norte el municipio sin tener que atravesar su cabecera municipal.
Pero todavía más allá de sus límites urbanos están los alrededores exuberantes de vegetación y de historias. El Parque Nacional Nevado de Colima, el Cerro Grande parte de la Reserva de la Biosfera de la Sierra de Manantlán, el Área de Recursos Naturales de las Huertas y la Barranca de Suchitlán, además del Valle de Colima. El cielo y la tierra, y la eterna y majestuosa silueta del volcán, cuando esta se ve, pues todo hay que decirlo, la bruma y las nube a veces la oculatan.
Y con relación a los alrededores es posible recorrer lagunas (La María, Carrizalicho), ríos (El Remate), balnearios (Zacualpan, comunidad indígena ubicada en el Cerro Grande), localidades (La Becerrera con su fachada de máscaras; La Nogalera, parador gastronómico y artesanía; Suchitlán, comunidad indígena de tradición artesanal; El Remugadero, con su virgen que crece; La Yerbabuena, el pueblo más cercano al volcán), las huertas (área protegida) en Nogueras, y la Zona Mágica en el kilómetro 5.5 de la carretera Comala-San Antonio  “en la que parece que lo que “sube, realmente baja”. Lo anterior sucede cuando un vehículo situado en la pendiente con velocidad neutral, en vez de descender sube” (“Colima Tiene Magia”, 2014). Y es que como afirman varios entrevistados, se trata de una bajada pero por una ilusión óptica parece una subida. Hay también quien añade lo del magnetismo y el tratarse de un lugar multidimensional. Todo esto entre otras cosas más. Sobre la Zona Mágica hay muchas historias desde el borracho que se paró a orinar y vio como su auto se iba, hasta que en algún tiempo la gente se echaba sobre la carretera porque se decía que el magnetismo curaba el corazón, como narra un taxista del lugar.
Una de las características de algunas poblaciones a lo largo y ancho de la geografía mexicana es el amor o apego a la tierra y al lugar que su población en general tiene, y que en algunos casos destaca como en este de Comala el amor de Jaime Valencia a su pueblo, conocedor de historias y leyendas, de anécdotas y relatos varios. Este es otro atributo que hay que añadir a la estética, la arquitectura, el clima, la gastronomía, en fin, todo aquello que se vive y reconoce y valora de un lugar. Según las palabras del profesor: “Comala es un añejo pueblo del Estado de Colima que aún conserva su estampa, fresca y viviente, de los pueblos colimotes del pasado. Es Comala uno de los diez  Municipios que conforman nuestra Entidad Federativa, localizado al Norte de la misma y su paisaje lo Preside el “Volcán de Fuego”, “Dios y Mito” de nuestros antepasados, enmarcado por sus legendarios cerros y colinas, así como por la majestuosidad de su naturaleza en palpitantes tonos de verdes” (Valencia, 2013:1).

2.2.La economía y la sociedad
“Es elemental decir que el municipio de Comala cuenta con diversas actividades económicas, entre las que destacan la ganadería con la cría de ganado bovino, porcino y caprino, la agricultura con la producción de maíz, frijol, café y hortalizas, y el turismo, tres aspectos que han ayudado a que este lugar de desarrolle adecuadamente con el tiempo. En el sector turístico se pueden mencionar al aspecto de los productos y servicios, siendo los restaurantes y bares, lugares excelentes en donde además de divertirse, podrán disfrutar de diversos platillos típicos de la región, junto con las bebidas más representativas, siendo estos quienes le han dado fama a Comala. Es preciso decir que el sector industrial también ha contribuido de manera notable en el avance de Comala, debido a que existen pequeñas industrias enfocadas en el sector turístico, las cuales se dedican a la producción de artesanías, a la producción y comercialización del café, pan y ponche principalmente” (“Comala”, 2015).
Entre los cultivos que tienen lugar en el municipio y además del popular café, y el cultivo de caña importante en la región, se encuentran maíz, frijol, chile, tomate, jitomate, calabacita, pimiento, pepino, sandía, melón, cilantro, sorgo, limón, naranja, guayaba, papaya, mango, tamarindo, aguacate. Sobre la ganadería se centra en el bobino para leche y carne, así también el porcino y caprino, se elabora queso.
Entre las artesanías están las de madera de parota o caoba, para muebles y máscaras. También la cestería de carrizo y los sombreros de palma son producidos en la región. Además se hacen huaraches, entre otras cosas. La industria artesanal también incluye la elaboración del típico café, pan y ponche de la región, sobre lo que se volverá más adelante.
En los últimos tiempos el sector servicios ha crecido, ya que la agricultura y ganadería están en decadencia, como sucede también en otros territorios mexicanos cuando importar es más barato, las tierras se han desgastado, y el trabajo en el campo se ha desvalorizado y se ha ido abandonando.
Ya según los datos duros, la Población Económicamente Activa es de 55.6%, y de ésta 96.3% está ocupada y 3.7% desocupada. De la Población Económicamente Inactiva el grueso se compone con 52.6% de personas dedicadas a las tareas del hogar y 31.8% de estudiantes (INEGI, 2011).
En cuanto a la educación 99.2% de los individuos entre 15 y 24 años está alfabetizado y 92.8% de 25 años y más. Asisten a la escuela 98.7% de niños y niñas de 6 a 11 años, 89.4% de 12 a 14 años y 39% de 15 a 24 años de edad (INEGI, 2011). El grado promedio de escolaridad de la población de más de 15 años es 7.9 (SEDESOL/CONEVAL, 2014). Además 22.3% de la ciudadanía presentan algún tipo de rezago educativo o carencia social en este punto (SEDESOL/CONEVAL, 2014).
Hay un 22.2% de individuos que tienen problemas de acceso a los servicios de salud. Y a la seguridad social 76.2% (SEDESOL/CONEVAL, 2014). Respecto a derechohabiencia: 53.8% tiene seguro popular, 21.7% IMSS, 4.6% ISSTE y 18.9% ninguna (INEGI, 2011).
Con relación a la vivienda y según el INEGI (2011) hay 6.9% de viviendas con piso de tierra, 81.5% tienen agua entubada, 96.9% drenaje, 95.7% sanitario, 97.1% electricidad. Además 42.9% cuentan con teléfono, 55.2% celular, computadora 21.7% y acceso a internet 14.9%.
Se considera según datos e información gubernamental que el Grado de marginación municipal es bajo, el Grado de rezago social municipal es muy bajo (SEDESOL, 2013). Los indicadores de vulnerabilidad y pobreza de la región señalan que 33.3% de la población posee vulnerabilidad por carencia social, 3.2% vulnerable por ingreso, 9.8% ni pobre ni vulnerable, 48.9% se encuentra en pobreza moderada, y en extrema 4.7% (SEDESOL/CONEVAL, 2014).
Hay que recordar que el pequeño estado de Colima es uno de los que presenta indicadores socioeconómicos con mayor grado de desarrollo social del país, comparativamente hablando, y Comala no es la excepción.

2.3.Comala ayer y hoy
Una señora de 86 años oriunda de Comala e interrogada sobre cómo era en su infancia recuerda “era muy chiquito, pues nomás lo que era en centro, este como tres cuadras adelante del centro y ya empezaban los potreros que les decíamos…ordeñas donde iba la gente a tomar leche caliente en la mañana…todavía entonces llovía mucho”. Varias personas reiteran lo que antes llovía más intenso y más tiempo. En esa época según la señora “los ríos crecían, bien caudalosos…la gente bajaba a lavar ahí porque no había agua potable en las casas, este, iba uno al jardín estaban unas pilas, también en ciertas calles había pilas, iba uno a las pilas a recoger agua para el uso del día, pero para lavar se iba al río…también acostumbraba irse a bañar…Comala empezó a crecer de unos 15 años para acá”. No solo no había casas ni agua entubada, sino que escaseaba el transporte “no había mucha salida de camión hacia Colima, había un camión, salía y regresaba…luego como dos veces al día cuando mucho…luego la gente empezó a mandar a sus hijos a estudiar”. Por otra parte, “era bonito, pues había más convivencia con los vecinos ¿verdad? Y pues todo era como una sola familia”. Hoy en día todo ha cambiado mucho en estos aspectos “se ve mucha gente de afuera que nos visita, antes solo familiares…pero ahorita ves tú de todos los estados y vienen y visitan aquí, a conocer…más muchachos que estudiaron y que ya son profesionistas, más oficinas, más servicios, más de todo”. Además “ya tenemos agua” y “servicio de alcantarillado”. Sobre la luz “dicen que llegó pronto, según porque venía de El Remate…unas cascadas altas de agua …la hidroeléctrica que abastecía a Colima”. Esto fue en el año 1906 y hoy ya está en desuso, la primera hidroeléctrica estatal hace más de un siglo.
Estos relatos muestran el pasado de Comala, un pequeño pueblo donde solo se alteraba en épocas como la Revolución con bandoleros, como el indio Alonso, o en tiempos de Cristeros y sus encuentros con el ejército. Relata la señora entrevistada “los militares vinieron porque había cristeros”, y añade más adelante, “cuando se iban los soldados llegaban los cristeros, y cuando llegaban los cristeros venían los soldados y ya no los encontraban…eso no lo vivimos, pero sí me platicaban”, era el año 1926.
El profesor Jaime Valencia, ex cronista de Comala, dice que “ha cambiado mucho porque muchas de las tradiciones…tenemos que tomar en cuenta que muchas gentes van a Estados Unidos…los hijos tienen ya otras ideas…ya no es posible como la costumbre de salir en la noche a la banqueta a platicar, la familia, porque estaba más fresco, la ventilación, todavía algunas veces lo hacen”. Y entre otras cosas añade, “había mucho respeto a las personas” y también señala la costumbre de “saludar, el saludo” a toda la gente con la cual te cruzas en la calle aunque no la conozcas. De hecho, ambas cosas todavía acontecen pero quizás ya no de forma tan usual y natural como antes, pero reiteramos todavía están presentes en la vida cotidiana de las y los comaltecas.

2.4.Títulos y magias    
Varias personas señalaron la importancia de ser Pueblo Mágico, con sentimiento de orgullo ante tal reconocimiento, o con intención de apuntar a la mejora de servicios o infraestructura, así como la proliferación de negocios y el incremento de empleos. Además de todo ello, por ejemplo una miembro del Comité de Pueblo Mágico del sector hotelero, afirma: “lo que nos define a Comala como Pueblo Mágico es un conjunto de cosas…la actitud que se tiene en el pueblo…aceptan al visitante de entrada…tenemos una actitud positiva, y al igual que las personas, creo que la naturaleza ha sido muy benevolente…Y creo que esa riqueza que hay en la naturaleza, la hay también en el ser humano de aquí de la gente del pueblo, es un pueblo religioso, un pueblo con fe, y yo creo que esa fe que tiene la gente también es algo positivo”.
Comala hay que recordar fue nombrado Pueblo Blanco de América (1962) y Pueblo Mágico de México (2002), oficialmente también posee con otros nombramientos o declaraciones en el sentido de patrimonio protegido. El decreto de las Huertas de Comala como patrimonio ecológico y ambiental, el Parque Nacional del Volcán de Colima, la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, El Jabalí que es un área de protección natural, y Zona de Monumentos Históricos ya en el área urbana (1988) (Enciclopedia de los Municipios y Delagaciones de México, 2012). Como anotación curiosa la declaración de Zona de Monumentos Históricos data del final del sexenio  de Miguel de la Madrid originario de Colima, y el nombramiento Pueblo Mágico fue hecho en época de Leticia Navarro, la Secretaria de Turismo nacida en Colima y que viviera en Comala. Cabe añadir que en 2012 se le nombró el Mejor Pueblo Mágico en conjunto con Zacatlán de las Manzanas (Puebla), al quedar empatadas ambas localidades.
“Comala es un pueblo mestizo, donde la fusión entre las culturas prehispánicas de Occidente y los colonizadores, marcaron el estilo de vida de sus pobladores que se ha preservado y enriquecido a lo largo de 5 siglos, cada región y cada comunidad posee características naturales, culturales e históricas que le han valido reconocimiento nacional e internacional, así pues, en la actualidad Comala se perfila como un potencial destino turístico, cuyo valor agregado es su diversidad de actividades y lugares dignos de visitarse y disfrutarse” (Agenda de Competitividad Turística, 2014:8).
A sus bellezas naturales y culturales, la calidez de la gente y su clima, se ha sumado el impulso gubernamental hacia el desarrollo de la actividad turística, que como siempre tiene beneficios para algunos, impactos para el destino, y un cambio notable en varios aspectos sociales y culturales, además de estéticos y ambientales.

3.LA MAGIA DE COMALA

3.1.En su cultura
“Comala es un pequeño rincón de nuestro México en donde se departe con la fraternidad de sus gentes, se disfruta de la armoniosa conjunción de cielo y paisaje que han sido motivo de escenarios cinematográficos y fuente de inspiración de literatos y poetas; es el lugar propicio para transitar por sus calles angostas, empedradas y empinadas, admirando su caserío alineado, algunas de ellas construidas antes del Siglo XIX, así como para encontrar vestigios de lo que fuera, desde 1962, el Primer Pueblo Blanco de América, con sus blancas fachadas y sus rojos tejados, enmarcados con el verde de su abundante vegetación; para regalar al paladar con los exquisitos platillos de la cocina comalteca de antaño, saborear el ponche, pan y café o para gozar momentos de alegría, de romanticismo, de ensueño o de sano esparcimiento familiar en sus tradicionales e internacionalmente famosos portales, deleitándose con exquisitas bebidas regionales acompañadas con la gran variedad de “botanas”, al compás de mariachis, conjuntos o sentimentales tríos, que  convierten  en inolvidables los momentos de estadía” (Valencia, 2013:2).
Una representante legal de un famoso café de exportación en Comala señala que “la magia es sus costumbres, sus tradiciones, su gente”. El profesor Valencia dice que “Comala tiene un algo, un algo que no podemos explicar, como que nos atrae, como algo que tiene su gente” y añade “pero yo no voy a contestar esa pregunta…lo van a decir personas que vienen de otro lugar”. Un guía turístico afirma “la gente, la esencia de la gente, es gente honrada, trabajadora, respetuosa”, además de “las tradiciones, la gastronomía…por las tardes la gente está platicando con las puertas abiertas, la honestidad, la gente pues todavía tiene sus valores”. Así al nombramiento oficial de Pueblo Mágico se añade la magia real que sus pobladores apuntan, entre otras cuestiones que se desgranarán más adelante.
Algo a destacar es el color blanco del pueblo que como ya se ha dicho tiene una historia, pero a raíz de la nominación de Pueblo Mágico se quiso recuperar pues ya varias casas estaban de otro color y se decía que la cal deslumbraba y dañaba la vista, por lo que las autoridades junto a una marca de pintura diseñaron un tipo mejor de pintura blanca. Ahora el centro tiene que estar blanco y se recomienda también al resto del pueblo. Casas blancas, techos rojos de teja, y el azul del cielo brillante y luminoso.

3.2.Su patrimonio
En cuanto a su patrimonio, hay que decir que éste es notable en la parte natural, así también en la cultural tangible e intangible. Y como muestra del cultural tangible y en este caso arquitectónico y monumental presentamos un cuadro resumen del mismo. Con relación a los otros patrimonios, estos se irán desgranando en los siguientes puntos del redactado de este artículo.
           
3.3.Las historias y leyendas
Si nos preguntamos por la magia, además de Pueblo Blanco de América nombrado en 1962 (por el color de sus fachadas), en 1988 fue declarado Zona de Monumentos Históricos  y Pueblo Mágico de México (2002), además del premio de 2012 como Mejor Pueblo Mágico (con Zacatlán de las Manzanas, Puebla), como ya se dijo y aquí reiteramos, pero entre las magias están también las leyendas. Hay que recurrir a las narraciones tradiciones y populares de las que Jaime Valencia es experto. Nos relata varias, seleccionamos las más conocidas y populares en el lugar de forma sucinta.
Las leyendas son muchas, mencionarlas solamente: la historia del indio y bandolero en la época revolucionaria, el Indio Alonso en Zacualpan, personaje legendario que entre otras cosas robaba muchachas y que fue denunciado por su esposa y tras muerto se le cortó la cabeza para obtener la recompensa, esto último un episodio histórico real que recogió la prensa escrita de ese momento.  Otra es, El puente de los suspiros, construido en el centenario de la independencia y que se dijo habían sepultado infantes abandonados, de ahí que se escuchan sus suspiros, era una amenaza de padres a hijos para que estos no incursionaran en el lugar. La laguna de la María lleva tal nombre, ya que esta mujer celosa ante la ausencia de su marido, que fue a una fiesta, le pide al diablo que lo regrese a cambio de su alma, y sí vuelve el esposo, pero a ella se la lleva el demonio y la lanza en la laguna que desde entonces tomaría su nombre. Luego está La Virgen que crece en El Remugadero, un tal Ignacio Rolón la encontró recogiendo leña y la pintan pero le queda un espacio sin pintar con lo cual concluyen que creció. Los Niños del barranco, esos que echados al río por una mujer soltera, lloran por las noches. El Perro con patas de gallo es otro relato sobre un perro que se aparecía a Trini hasta que éste descubrió su olor a azufre y sus patas, quedando despavorido. Y así, varios relatos más circulan por las calles, el aire y las bocas de los habitantes del lugar.

3.4.Las actividades y las fiestas
También como en todo pueblo hay sus festividades desde la de la cabecera hasta las de los alrededores, en Zacualpan y Suchitlán especialmente. En abril y coincidiendo con la Semana Santa además está la Feria del Ponche, el pan y el café que ya se acerca a su quince cumpleaños. Las Fiestas Patrias setembrinas, las Posadas decembrinas, y la Virgen de Guadalupe con las charreadas y corridas de toros, desfiles y juegos pirotécnicos, que sacan la gente a la calle, entre otras. Sobresale, eso sí, entre todas ellas las fiestas en honor a la Guadalupana y su feria de charrería y tauromaquia.
Otras fiestas patronales de las comunidades aledañas importantes, tales como la Santa Cruz, San Isidro, Santiago, San Antonio de Padua, San Miguel, Santa Cecilia, Nuestra Señora del Refugio, Nuestra Señora del Carmen, entre otras, además del Carnaval.
Las danzas tradicionales son: Danza Guadalupana, Danza de la Conquista, La Morena, De Negros, De Sonajeros, De Malinches,  Del Rebozo, además de Los Gallitos, La Media Conquista, Los Aztecas y Los Apaches. Son famosas también las pastorelas. También existen rituales indígenas para las bodas, noviazgo y petición de mano, o para recibir a una personalidad.

3.5.Las artesanías
En este rubro hay que destacar la obra artística de Alejandro Rangel Hidalgo que dejó escuela de artesanos, pintores y carpinteros que siguen su estilo. Existe, por ejemplo la Cooperativa de Pueblo Blanco de artesanos del lugar. Las artesanías de Suchitlán y las máscaras de Herminio Candelario. Artesanía de madera y cestería son las principales.

3.6.La gastronomía
Como dicen desde la Secretaría de Turismo del estado: “La cuestión gastronómica le da mucha identidad al pueblo, el ponche, el pan, el café, la región de Comala es identificada por esos productos típicos, la gente los asocia, son elementos muy representativos”.
El ponche de jugo de frutas –tamarindo, granada, guayabilla, zarzamora, coco, piña, nance, nuez, cacahuate- con agua, azúcar y mezcal de maguey o tuxca; el de granada dicen es el más tradicional y va con mezcal y ya los otros los hacen con alcohol del 96. Luego está el bate, un atole con fruta de chán frío y endulzado con piloncillo.
El pan de Comala es también exquisito, cuando en las tardes sale a las calles en carritos o autos, o se puede conseguir en la panadería, eso sí antes que se agote. Famosos son los picones de huevo, bonetes, y empanadas de coco,
El café de Comala, café de altura de la variedad arábica, se rodea de la leyenda de que es el mejor café de la región y hay quien se atreve a decir que de México, de hecho lo que sí es cierto es que se exporta a Europa y Canadá en gran cantidad. De hecho, se inicia en el Porfiriato en la hoy hacienda de San Antonio (1879) (antes llamada la hacienda de la Cruz), cuando ésta pertenecía a un alemán que iba a ferias internacionales y “comienza a ganar primeros lugares en cuanto a la calidad del café”, como narra el guía turístico entrevistado, y añade que un boliviano le compra la hacienda, con posteridad su descendencia reconvertirán la construcción en el actual hotel de lujo el cual cuenta con aeropuerto  y recibe huéspedes exclusivos como el ex presidente de Francia o Madona.
Por otra parte, en los últimos años se ha implementado un nuevo atractivo turístico que es el recorrer la Ruta del Café, con objeto de diversificar la oferta del destino y crear competitividad de diversos recursos y servicios, en este caso con la participación de varias comunidades que conforman dicha ruta (Conde, Schmidt y Covarrubias, 2014). Se recorren cafetales, haciendas, fábricas y tiendas que muestran el proceso del producto y también lo comercializan. El turismo del café cuenta con gran aceptación en otros lugares, tales como Veracruz y Chiapas, y se encuentra en auge, parte del turismo de la experiencia y de la emoción que aumenta en últimas fechas.
La producción es en parte privada y en parte ejidal, hay unas ocho casas tostadoras con diferentes sabores y olores. En la actualidad diversos lugares abren sus puertas para ser visitados, desde las haciendas donde lo procesan, hasta las fábricas que tuestan y empaquetan, como alguna de ellas que tras la marca se publicita con el lema “Calidad de Exportación”.
Los antojitos con base de maíz son los tacos, las flautas, tostadas y sopitos, mismos que acompañan al ponche, o pueden ir con cerveza o refresco, botaneando como costumbre que data de la antigüedad y hoy revalorizada e incluso reactivada para locales y turistas.
Finalmente, en este apartado no podía faltar un comentario sobre el ponche acompañado por botanas, lo cual ya fue mencionado, pero lo que falta decir es que esta tradición tiene lugar en los restaurantes de los Portales del centro y también los que se encuentran a la entrada de Comala. Por cierto, todo tiene una historia pues se trata de la costumbre de que a las 11 de la mañana se tomaba alcohol –licor o mezca o tuxca- y algún alimento como parte del descanso del trabajo y luego se procedía a continuar con la jornada. Así sucedió que “un señor observó…yo voy a venderles el alcohol, entonces puso su mesita, la gente se paraba y compraba, y ya le decía que por qué no una botánica para ya no tener que ir hasta la casa…y así fue como comenzó, ya varias generaciones más tarde es lo que es” el restaurante, relata el guía turístico. “En los años 50 se empezó este concepto…Había atractivos naturales obviamente pero la gente empezó a llegar a Comala buscando estos lugares para comer y pues aderezado al buen clima y por el volcán y por el entorno del pueblo, pero el fenómeno turístico en Comala inicia con los Portales, con los botaneros de los años 50”, afirma el funcionario de la Secretaría de Turismo en Colima. Por su parte de participante hotelera en el Comité de Pueblo Mágico cuenta sobre el tema, “aquí en Comala existía la tradición de hacer las 11. A las 11 de la mañana las personas suspenden las actividades y se tenían preparadas ricas botanas, ricos platillos tradicionales acompañados por una bebida de tuxca o de mezcal que era lo que se consumía…las familias, las señoras con las muchachas, las jóvenes ya adultas a compartir platillos muy típicos y sabrosos, hechos a base de tortillas…eso era hacer las 11…posteriormente esa tradición se fue perdiendo…Hermenegildo Salazar y otro señor pusieron botaneros en los Portales, que era precisamente ir a hacer la tradición de las 11, sin embargo ya quedó algo marginal para las señoras, quienes iban eran los señores…luego fueron botaneros mixtos…ese fue el origen”. en la actualidad, el pueblo es conocido y reconocido por su ponches y botanas que lo acompañan.
Al respecto de la gastronomía a varios habitantes se les interrogó sobre a qué huele Comala y en general dijeron que a pan y a café, y alguno que otro también a tierra mojada en época de lluvias. Y es que el blando de sus fachadas y el aroma a café y a pan está presente en el día a día de la vida cotidiana.

3.7.En su naturaleza
Comala también es el espacio propicio para la práctica del alpinismo, montañismo o turismo extremo en las derivaciones del Volcán o en la Sierra de Manantlán, que es reserva de la biósfera; lugares propicios para los amantes de la ecología, la meditación y el silencio, entre bosques de pinos, encinos y fresnos. Lugares legendarios y silenciosos testigos de escondites y luchas sangrientas del célebre Indio Alonso y de los Cristeros de Colima. Para dejarse impresionar en los espacios de meditación y reflexión construidos en los barrancos del Río Suchitlán o con los desfiladeros en El Remate, “el lugar del fin”, espacio en donde, en 1906, se instaló la primer planta hidroeléctrica del Estado y que sirven de línea divisoria entre los Estados de Colima y Jalisco; o para sobresaltarse en su “Zona Mágica”, en donde líquidos, objetos y hasta vehículos sin marcha remontan una pendiente” (Valencia, 2013:3).
Áreas naturales protegidas
De forma sucinta sobre su flora diremos que hay selva baja con “especies caducifolias, bosque con especies latofoliadas y asociaciones especiales de vegetación con materiales subinermes: nogal, cobano, parota, higuera, rosamorada, primavera, tepemezquite, huizache, guasima, ciprés, fresno, pino; en frutales, el mango, ciruelo, guamuchil, nance, chico zapote y mamey”. Sobre su su fauna: “Se encuentran mamíferos como: Venado, zorra, coyote, tejón, mapache, tlacuache, jabalí; roedores como: Ardilla, tesmo y tuza; en aves: Paloma, torcaza, codorniz, urraca, chachalaca, pájaro carpintero, churio, ticus, zopilote, tecolote, gavilán, quelele, perico, tapa camino y calandria” (Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México, 2012).
Un guía turístico experto dice que la magia de Comala “es su entorno”, y todos los lugares a visitar, pueblos, lagunas, y sobre todo el principal atractivo son “los volcanes”. Y añade “es el recorrido que más nos piden: un poco de cultura como un poco de naturaleza, un poco de la historia”. La conjunción actual del turismo cultural puesto en práctica.
Y es que “Lo típico de Comala es la estampa del Volcán de Colima, a los pies de esa estampa un pueblo de paredes blancas, de techos rojos, de calles empedradas…la fisonomía urbana…el volcán, los ríos que atraviesan el pueblo”. relata un funcionario de turismo de la Secretaría en Colima, que por cierto es y vive en Comala.
“Creo que la mejor ventana para ver los volcanes es Comala…creo que los volcanes nos dan identidad…nacimos y crecimos con los volcanes…son un atractivo muy bonito, parte de nuestra identidad, igual que el Cerro Grande…pero además estamos sobre un asentamiento, si escarbas aquí debajo vas a encontrar cerámica, en todo Comala es un sitio arqueológico de cerámica muy importante…es un asentamiento arqueológico Comala y sus casas”, afirma la entrevistada hostalera del Comité de Pueblos Mágicos, y añade que se trata de, “la cultura de occidente que comprende Colima, Nayarit, Michoacán”.  No obstante, insiste en la naturaleza, “los volcanes generan una biodiversidad a través de sus emanaciones que hacen que Comala sea tan biodiverso y tan rico en su flora y en su fauna…pero también energéticamente es muy importante el volcán, hay reuniones de toda Latinoamérica de chamanes en los volcanes”.
En fin que como dice la dueña de un café en el centro de la localidad que abre por las noches, “la parte del entorno ambiental, está flanqueada por dos ríos, hay una vista maravillosa hacia los volcanes, para donde se pone el sol está el Cerro Grande que precisamente es como la fuente de agua y de abastecimiento para la zona metropolitana de Colima y Villa de Álvarez, es una vista muy interesante, o sea está rodeado de naturaleza, además yo creo que es clave poder ver una fumarola porque otros volcanes no son activos…los volcanes son como un sello”.
Así toda la belleza, riqueza y atractivo natural, en el recuento, la imagen del volcán, parece cobrar especial relevancia estética, afectiva, identitaria y cultural.
Patrimonio
El cuadro anterior es un recuento patrimonial, desde la arqueología, la cultura y la naturaleza, hasta la arquitectura urbana del centro histórico de Comala.

4.EL TURISMO EN COMALA
Un representante de la Secretaría de Turismo en Colima en entrevista afirma sobre Comala “Antes de ser Pueblo Mágico solamente contaba con un pequeño hotel, se denominaba hotel pero era un establecimiento muy pequeño, muy económico…actualmente son 26 establecimientos de hospedaje”. El funcionario público comenta los importantes cambios en cuanto al turismo en Comala, desde la imagen urbana, el crecimiento del número de cuartos, así como de restaurantes y tiendas de artesanías. Así también los proyectos que se han hecho o se están realizando para Zacualpan y Suchitlán, dos poblaciones del municipio cercanas a la cabecera municipal y que por sus artesanías, tradiciones, manantiales y barrancas resultan atractivas para quien visita la región.

4.1.La oferta turística
Además de las botanas y ponches de los que todo mundo habla, de los paseos por las calles pintorescas y rústicas como algún anuncio relata, se puede hacer senderismo, navegar en lancha y kayak, ciclismo, montar a caballo, recorrer haciendas, fábricas de café, visitar museos y zonas arqueológicas, taller de máscaras, acercarse a los volcanes, las lagunas, pueblos y zonas aledañas, disfrutar la flora y fauna, y experimentar en primera persona la Zona Mágica, y en fin, un ramillete de actividades más.
Un experto guía turístico entrevistado para este estudio, narra su asombro cuando visitó Costa Rica (modelo por excelencia de desarrollo turístico en el continente latinoamericano) y constató que todo lo que ahí había y veía lo tenía también Comala, lo cual lo inspiró para abrir su negocio. “Nosotros comenzamos a hacer los recorridos a partir de un viaje a Costa Rica…nada más que aquí no comemos gallo pinto pero de ahí en fuera es muy, muy similar, salvo que Comala no se exporta…90% de los ticos se enfocan en el turismo y aquí no”. Esto último subraya una empresaria dueña de casa hostal en el sentido que “Comala no se promociona”, seguramente querrá decir que no suficientemente, porque de que se promociona sí se promociona.
Una representante legal de café de exportación afirma “para nosotros el hecho de que haya calificado como Pueblo Mágico nos permite seguir recibiendo turistas de cualquier parte porque durante todo el año tenemos turismo…nuestras ventas han crecido todo el año”.
Varias personas entrevistadas comentan los problemas que han tenido lugar sobre la administración política turística en torno a los comités del programa Pueblos Mágicos, o también sobre el poco involucramiento de la gente en el proyecto, por varias razones, desde las obras públicas en el centro o el tener que pintar sus casas de un color, o el encontrar ruidosos a los turistas o mucho tráfico. La gente no se involucra y la administración no involucra, opiniones varias. El ex cronista afirma que no hay “involucramiento por parte de la población”, el guía turístico por su parte considera que la gente estaba en contra porque no había un respaldo del gobierno”  y es que falta que se entienda “que es un beneficio para todos”. Pero en eso, como en todos los proyectos turísticos hay un debate y opiniones encontradas, enfoques diversos, percepciones y valoraciones y actitudes, como se verá más adelante al abordar y centrarnos en el tema.
Por otra parte, diversas son las narrativas sobre el nombramiento de Pueblo Mágico, desde que Leticia Navarro la Secretaria de Turismo en 2002, llegó a Colima –nacida en Colima y habiendo vivido en Comala- y el gobernador la invita a Comala supuestamente de común acuerdo con el presidente municipal para solicitar ingresar en el programa que pensaba hacer éste último pero que el primero tomó la iniciativa, y la Secretaria dijo que sí. Eso sí, la constancia se entregó en 2005 con alguna que otra peripecia pues al parecer no se encontraban las autoridades comalquenses o sus representantes en ese momento, y un grupo de personas de Comala lo recibió en su nombre.
En la actualidad Comala cuenta con una oferta habitacional de 24 establecimientos y 190 habitaciones, en 2001 tenía 40 habitaciones (Agenda de Competitividad Turística, 2014).

4.2.La satisfacción del turista
Algo tradicional y típico de los estudios turísticos es la denominada satisfacción del turista. Sobre el tema decir que, por ejemplo, en una página web se encuentran comentarios de todo tipo en el foro con que ésta cuenta tras resumir los lugares a visitar y las actividades a realizar. Por ejemplo alguien dice “En verdad nunca en mi vida había conocido un lugar tan acogedor como lo es Comala, es un pueblo que refleja bastante tranquilidad y sus pobladores cuentan con una gran calidad humana, en verdad vale la pena que conozcan este encantador pueblo”.  Sobre el tema otro testimonio escrito relata “He conocido algunos pueblos…pero Comala en especial tiene una magia única que vale la pena vivir, todos los alrededores son tan especiales como su cabecera municipal, encuentras diversidad gastronómica y gente amable, tendré que regresar”.  A estos comentarios de visitantes responden los comaltecos orgullosos “hola, oigan gracias por hablar tan bien de Comala, yo soy comalteco, y sí me gusta mucho vivir en Comala”. Otro comalteco resume “ponche, pan, café, gastronomía, mujeres bellas, gente amable, paisajes inolvidables y su imponente Volcán de Fuego, saludos de un comalteco residente en Morelia”. No obstante, también hay visitantes que participan en el foro que disienten de la opinión mayoritaria y apuntan “un comentario un poco desagradable, fui de vacaciones…voy a desayunar a Comala y el punto es que no encontramos nada en todo el pueblo, es más terminamos perdidos, ojo con eso, le dan mucha promoción pero la verdad te decepcionas” (“Comala Pueblo Mágico”, 2013).
Una de las cuestiones a tener en cuenta es que ante el aumento del turismo en Comala, se tuvo que hacer un proyecto de hospedaje pues en el lugar solo había un “hotelito muy humilde” cuentan, y se decidió hacer “hostales tipo europeo”, o sea, casonas grandes que se abrieran para los visitantes. Así se pretendía cumplir con el programa turístico y también ofrecer la pernocta al visitante, ya que ante la cercanía de la capital éste muchas veces solo llegaba a comer y beber y se regresaba a dormir a la ciudad. “Comenzamos seis lugares, o sea se habló con la gente para ver si ellos, que tenían casas grandes podían adaptar un espacio de la casa para recibir a visitantes…hospedarse para que la gente se quede y derrame economía…ahorita ya van 19 o 20” dice el guía turístico, y si bien hay quien afirma que fue inspiración europea, hay también quien dice que fue el Secretario de turismo en el estado que vio ese tipo de hospedaje en Guatemala.
Por otra parte, un estudio de corte cuantitativo presenta el perfil del turista: llega en familia; más mujeres y de edades comprendidas entre los 18 y 35 años; sus motivos son por estar de paso a otro destino, por conocer el lugar o de visita a un familiar; el 5% poseen grado de secundaria, 66% tienen preparatoria y 30% educación superior; la mayoría (97%) son mexicanos; y finalmente, la derrama económica en establecimientos va de 1 a 1,000 pesos; en general el tiempo de estancia es un día. Otra cuestión es que “los visitantes expresaron en repetidas ocasiones una falta de información turística”  (Covarrubias Ramírez, 2015:55). Por otra parte, se considera “que gran parte de los turistas están satisfechos con Comala como destino turístico, les gusta el municipio como lugar para invertir su dinero y su tiempo libre, mientras que solo un pequeño porcentaje opina que ciertos aspectos del turismo en el municipio deben ser mejorados o desarrollados para tener un mejor destino turístico” (Covarrubias Ramírez, 2015:56). Y es que “los turistas consideran a Comala un lugar bonito, relajado, tranquilo…sí le recomendaría Comala a sus conocidos, amigos o familiares; el 100% de los turistas encuestados respondió que sí, y sus principales razones fueron la tranquilidad y el clima” (Covarrubias Ramírez, 2015:57). Así pues, la mirada y valoración del turista hacia el destino es en general y mayoritariamente de carácter positivo.

De hecho, se calcula el gasto promedio del turista en 2014 de hospedaje de 878 pesos, y promedio gasto diario 1,278 (Agenda de Competitividad Turística, 2014). Por otro lado, la estancia promedio es de 2.8 días y el porcentaje de ocupación 46.5%, y hay 121 establecimientos de bebidas y alimentos, una agencia de viajes, y un guía turístico (Pueblos Mágicos, 2014). A esto, y según las mismas fuentes turísticas oficiales, hay que añadir que el índice de ambulantaje es bajo, y alta la satisfacción del turista (9,2). Existe un Plan de Desarrollo Urbanístico en el municipio, así como un Programa de Ordenamiento Ecológico, un Reglamento de Imagen Urbana (Pueblos Mágicos, 2014).

Una de las características del lugar es, como ya se ha dicho, que la oferta habitacional  mayoritariamente reúne hostales, casas habitación remodeladas para ofertar al turista. Al respecto dice la participante del Comité de Pueblos Mágicos “Comala ya no siendo un pueblo agricultor o ganadero, porque ya la agricultura y la ganadería empezaron a tener como problemas…se fomentó la artesanía y el hospedaje para pernoctar, dormir y disfrutar de los atractivos que en sí mismo tiene Comala…El término hostal, como aquel hospedaje que se brinda de manera personalizada en un espacio más íntimo como la casa de un comalteco que abre sus puertas para que lleguen y pudieran atender de una manera excelente al huésped, así surge el concepto y nosotros para poder abrir un hostal nos capacitamos en su momento”.
Otra cosa a apuntar es que estamos hablando de un turismo nacional, y que además no se trata de un turismo masivo depredador como existe en otros puntos del país, más bien es un turismo de amantes de la naturaleza, de buscadores de la tranquilidad, así también de degustadores culinarios y consumidores de alcohol, música y alegría en convivencia.
Turistas
Esta diferencia entre el turismo nacional e internacional también tiene lugar en todo el estado de Colima. “La afluencia turística que visita Colima es predominantemente de origen nacional (85%) y extranjeros (15%), los cuales visitan principalmente Manzanillo” (COPLADECOL, 2009). Lo mismo acontece para todo el país.

4.3.La satisfacción de sus habitantes ante el turismo
Ya se ha apuntado en el apartado anterior algunas expresiones de orgullo comalteco hacia su localidad, sus bellezas y su ambiente, ante los comentarios de visitantes que en general son positivos hacia el destino. Ahora revisaremos la mirada de éstos, primero por medio de un estudio concreto realizado por la Universidad de Colima, y con posterioridad través de entrevistas realizadas a algunas personas en concertó de Comala que tuvieron lugar fundamentalmente en 2013.
Según el mencionado estudio (Covarrubias, Vargas y Rodríguez, 2010) que consistió en una encuesta en 2009 en Comala, 37.3% de los residentes está muy de acuerdo que el lugar es turístico y 52.7% de acuerdo. Porcentajes con la misma tendencia se ubican sobre el que sea Pueblo Mágico: 27.7% muy de acuerdo y 50% de acuerdo. Por otra parte, más de tres cuartas partes de la población consideran que se necesitan más servicios para que haya turismo: 35.8% muy de acuerdo y 30.2% de acuerdo. De hecho, 14.2% está muy de acuerdo con el turismo en Comala y 51.9% de acuerdo, además de 20.4% que se declararon neutrales, como que este último punto no parece tan favorable como los anteriores en el sentido de que si bien la mitad está de acuerdo, el muy de acuerdo es relativamente bajo con relación a la opinión anterior sobre la denominación de Pueblo Mágico o el considerar Comala un lugar turístico. O sea, se tiene una idea que el turismo es importante y se está conforme con él, si bien se precisan  más servicios al parecer.
En sentido similar giraban otras preguntas y respuestas de la encuesta, por ejemplo 23.8% están muy de acuerdo con el beneficio del turismo y 45% de acuerdo, si bien 18.5% se declaran neutrales en cuanto a opinión sobre el mismo. Además 13.1% está muy de acuerdo con el reactivo que el turismo da empleo a jóvenes de la entidad, mientras 44.6% está de acuerdo, 18.8% neutrales y 17.3% en desacuerdo en este caso . Otro interrogante señalaba que el turismo había aumentado los precios y 9.6% dijeron estar muy de acuerdo y 30.4% de acuerdo, en este punto 24.6% afirmaron estar en desacuerdo, además del 18.5% neutral. Sobre el dinero que genera el turismo 15.8% se declaró muy de acuerdo, 38.8% de acuerdo, 21.5% neutral y 16.2% en desacuerdo. Finalmente sobre si el turismo beneficia personalmente a la persona consultada, 13.8% dijo estar muy de acuerdo, 27.3% de acuerdo, 15.8% neutral, 25% en desacuerdo, además del 17.3% muy en desacuerdo. En resumen, se acuerdo en los beneficios del turismo en general (Covarrubias, Vargas y Rodríguez, 2010). Al parecer hay algo que la población detecta y declara, y es que Comala no posee actividades (53%), así mismo no hay limpieza (4%), no hay variedad (4%), falta seguridad (8%), carece de vida nocturna (3%) y atención (3%), eso sí hay comida (5%) (Covarrubias Ramírez, 2015).
Otra batería de preguntas estaba destinada a los servicios y actividades locales en el sentido por ejemplo de si hay más servicios desde que hay turismo a lo cual y en opinión de la población consultada se está de acuerdo en 34.2% y en desacuerdo 28.1%, algo dividida la mirada. Sobre si el turismo interrumpe las actividades locales de acuerdo 16.2% y en desacuerdo 40.8%. En cuanto a si la gente puede entrar a los lugares turísticos: 32.3% muy de acuerdo y 39.6% de acuerdo. Respecto a si afecta las buenas costumbres y la moral, 23.8% de acuerdo y 38.5% en desacuerdo. El turismo estimula la cultura y la venta de artesanías consideran, estando muy de acuerdo 38.1% y 51.9% de acuerdo. En el asunto del descontrol del turismo, 27.3% dice estar de acuerdo y 30.8% en desacuerdo. Finalmente, sobre si hay más delincuencia desde que hay turismo, 20.8% contesta que está de acuerdo y 37.7% en desacuerdo. Referente a si el turismo está dañando el medio ambiente: 29.6% de acuerdo y 33.5% en desacuerdo. Y en cuanto a si el turismo usa recursos necesarios para los habitantes, ahí sí 29.3% dijo estar muy de acuerdo y de acuerdo el 40% (Covarrubias, Vargas y Rodríguez, 2010). Así es posible afirmar que “la gran mayoría de la comunidad local contestó que son mayores los beneficios que los impactos negativos, de igual manera manifestaron que el principal beneficio de la actividad turística en el municipio es económico, mientras que los negativos, según su apreciación, no son tan graves como para que demeriten u opaquen los beneficios” (Covarrubias Ramírez, 2015:55). En este mismo tenor se concibe a “Comala como un lugar bueno para vivir y para practicar el turismo y con servicios turísticos regulares…los encuestados recomiendan a Comala como destino turístico” (Covarrubias Ramírez, 2015:56).
Por lo que si bien hay algún efecto negativo del turismo en general se siguen viendo los beneficios, y el turismo no impacta tanto, quizás salvo el último punto sobre el uso de los recursos locales Eso sí, todo mundo reconoce que son notables los recursos y patrimonio turístico natural y cultural, se señalan las montañas, los cuerpos de agua para lo primero, y destaca en cuanto a lo segundo las comunidades tradicionales. Y es que lo turístico de Comala no se concentra solo en la cabecera municipal, sino en varios lugares desplegados a lo largo y ancho del territorio municipal. Pese a lo que ya se ha mencionado de las limitaciones en cuanto a las prestaciones de servicios turísticos en cantidad y calidad, como los mismos habitantes señalan y reconocen, y los turistas ya hicieron en la anterior encuesta presentada. Los lugares más visitados son “Carizalillos” (24%) y “Las Marías” (13%), seguidos por las lagunas en general y las zonas volcánicas (6%) (Covarrubias Ramírez, 2015). Los primeros espacios de lagunas para comer, dormir, caminar, practicar deportes y estar en contacto directo con la naturaleza, luego se trata de senderismo y paseos en la región volcánica y lugares aledaños. En cuanto a comunidades destaca Nogueras y Suchitlán como al parecer las más visitadas.
Sobre los beneficios económicos se afirma que “hay quienes te van a decir que la gente del centro, los que viven en el centro y en el barrio alto ¿Por qué? Porque ellos son donde pasa el turismo, entonces pueden desarrollar un negocio, a ellos también les toca las remodelaciones de sus fachadas, que el gobierno les arregle sus banquetas, pero también a ellos les toca las calles abiertas por meses, los procesos de mejoramiento de vialidades, a ellos les toca mucho tráfico…hay gente que considera que sí, que los ricos de Comala son los que se benefician. Yo abro el panorama, por ejemplo, al hecho significativo que muchas personas de Villa de Álvarez de Colima, de las comunidades de Comala, que bajan a trabajar a los restaurantes que son fuente de empleo para mujeres, hombres, jóvenes, adultos mayores, en la cocina, en mantenimiento, como meseros, entonces hay múltiples beneficiarios, pero te reitero, yo creo que depende de a quién le preguntes” (entrevista funcionario Secretaría de Turismo de Colima).
Lo que sí se observa son los cambios en el primer cuadro, producto del Programa turístico se enterró el cableado, se arreglaron las vialidades y las calles que estaban en malas condiciones, se pintaron las fachadas de las casas. “Antes la obra pública del pueblo era mínima”, señala el funcionario de Colima entrevistado sobre el tema. Mientras una trabajadora de la Ventanilla de Turismo de la Dirección de turismo en Comala afirma “Antes de ser Pueblo Mágico no venía tanto como ahora, venían nada más a los Portales que era lo primordial”, esto con relación al turismo y su aumento en los últimos dos lustros y medio. También afirma que es importante el “turismo religioso, los festejos guadalupanos en diciembre” por ejemplo reúnen a numeroso público de fuera del lugar, lo mismo acontece durante la Semana Santa. También reconoce como otras personas relataron que en parte el turismo fue el detonante de las mejoras de la imagen urbana, en el sentido de que “acomodaron las calles, el empedrado estaba muy mal, ahora están remodeladas”.
Volviendo a los festejos religiosos la miembro del Comité de Pueblo Mágico remarca la importancia de los 12 de diciembre, así como todos los días 12 del año que hay una peregrinación, danzas, acto en la iglesia, además de los rituales eclesiásticos los primeros viernes de cada mes, confesarse y comulgar, insistiendo en la fuerte religiosidad del lugar. También como el testimonio anterior reitera en el crecimiento del turismo y de los poncheros, o sea, personas que elaboran el tradicional ponte, antes había como tres y ahora como 15, lo mismo con quienes se dedican al café hoy ya como 10, esto es las visitas traen relacionado el incremento de la producción de productos de la región para su venta o exportación, según sea el caso. Otra festividad importante según el cronista actual es San Juan Bautista en junio. Quien también coincide con la mejora del lugar a raíz de la entrada en el programa turístico federal. E igual que otros testimonios subraya el que un atractivo es que “aquí la gente es buena, la gente es amable, la gente es trabajadora”. Esta alusión fue constante por parte de casi todas las personas entrevistadas que ofrecieron su sentir y pensar testimonial para la elaboración de esta investigación, vertida en el presente artículo.
Todo ello pese a que afirma “Comala no ha tenido promoción, no ha sucedido lo que sucedió a Real del Catorce o Huasca de Ocampo, o en otros lugares donde no cabe la gente, en esas nos viéramos, nosotros estamos solos, la gente viene pero no se queda, aquí no ha habido promoción turística”, reitera una y otra vez la señora.
No obstante esta mirada, el Director de turismo insiste en que el nombramiento y galardón de Pueblo Mágico “desde luego que ha habido una afluencia superior al momento en que se nos reconoció como Pueblo Mágico (2002), y luego como el Mejor Pueblo Mágico (2012). Tan solo en Semana Santa y Pascua que es nuestra temporada más alta tenemos una feria que nos toca organizar, la Feria del Ponche, Pan y Café, productos del municipio…En la temporada alta del 2013, el promedio es de 30,000 personas solo en esas dos semanas se registraron 30,000 visitantes, el flujo vehicular fue de 6,000 vehículos diarios”. Por cierto que el lema de la mencionada feria es “Comala, vive su historia, siente su magia y disfruta su sabor”, todo un eslogan de las nuevas tendencias del turismo cultual actual, en el cual se entroniza la experiencia y se exacerban las emociones, entre autenticidad y diferencia, entre naturaleza y cultura, entre relatos históricos y actividades creativas. En todo caso y volviendo a la entrevista, el funcionario reconoce que la proximidad a Colima, la fácil transportación y su amplia oferta hotelera, no favorece que la gente permanezca en Comala. Aunque al parecer las cosas están cambiando y esa es la apuesta de inversionistas, empresarios y autoridades del gobierno local.
De hecho, no solo hay gente que visita Comala por muy diversas razones, también los hay que se quedaron a vivir, como señala el Director de turismo municipal “tenemos mucha gente que se enamoró de Comala y se vino a vivir en Comala”. Quien remarca la Ruta del café como parte de la nueva oferta turística que recorre varias localidades alrededor de la cabecera municipal como una manera de alargar el tiempo de estancia, y como una muestra de la importancia del café en la región, así como la posibilidad de conocer comunidades y viajar por el paisaje natural y cultural del área. Sin embargo, un taxista entrevistado afirmó que “pues la verdad yo como taxista soy beneficiado, pero desgraciadamente la gente que se beneficia es el puro centro, no se va a las orillas”. La ruta tiene la finalidad aclara un representante del Comité Pueblos Mágicos de “detonar el turismo rural, esto lo hemos hecho en todas aquellas localidades donde se elabora y produce café, se le denominó Ruta del café, ya tenemos dos unidades que son microbuses que hacen el recorrido los domingos para que la gente conozca más de lo que tenemos en Comala como cabecera municipal pero sin olvidar que tenemos comunidades que es Nogueras, Suchitlán, Cofradía de Suchitlán, El Remugadero, etc”.
Otro miembro del Comité de Pueblos Mágicos, representante del ramo restaurantero, afirma que Comala tiene “vocación turística”, siento un pueblo “enmarcado en la conservación y preservación de su arquitectura, las fachadas blancas, las techumbres de tejas y su trazo urbanístico…cuna de artistas…pueblo dedicado a la agricultura y la ganadería pero con una vocación turística muy fuerte, muy importante, no solo por sus lagunas y vegetación, árboles exuberantes que son las parotas, su cafeticultura que tiene muy alta calidad y reconocimiento internacional, sino también por su producción artesanal, la calidad y calidez de su gente…la riqueza más grande que tiene este pueblo son sus personas…la sonrisa con la que todos los comaltecos reciben a quien nos visita y el aire puro de la provincia”. Y sí realmente, la amabilidad local, la placidez de sus calles, la benevolencia climática, la belleza estética, la naturaleza prodigiosa, y un largo etcétera de otras cosas hacen a Comala realmente un deleite a los ojos, el olfato, el paladar y la piel humana.

5.PARA IR FINALIZANDO
Muchas cosas se han dicho en estas páginas sobre Comala, algunas recogidas de fuentes cuantitativa secundarias (por ya estar elaboradas), muchas otras directas de los testimonios de algunas personas que mostraron su amor por su tierra, desde la emoción del profesor Valencia, hasta la afirmación del guía turístico que no quiere un turismo de masas pues sería depredador, pasando por la fascinación por los volcanes, las tradiciones y la gente, de casi todo el mundo. Como resume un funcionario de la Secretaría de Turismo del estado “la experiencia de un pueblo tranquilo, apacible pero a la vez alegre, limpio, con la posibilidad también de estar a los pies de un volcán que resulta un espectáculo , muy, muy bonito…antojitos mexicanos…el ponche…Entonces creo yo que es un proceso de múltiples sensaciones o emociones que te puedes llevar”. Y es que Comala dicen, tiene “identidad”, pueblos bonitos hay muchos, pero no tantos con su “identidad”. Una identidad que despliega amabilidad, calidez, hermosura, paz y tranquilidad.
Cómala huele “a pan, a café, a tierra mojada” dicen unos, otros “ a antojitos” y añaden otros “son olores muy típicos”. La magia es “la gente, el pan, el café, los Portales, las casas blancas, el ambiente enmarcado en el volcán” según un testimonio entre los varios recogidos y que resume los atributos y atractivos del lugar. La gente y el volcán, el volcán y la gente, fueron respuestas usuales como parte de los atributos y características ddel lugar, como parte del patrimonio y la identidad, e incluso la magia de Comala. Como ya dijims que dice el lema de su feria: “Vive su historia, siente su magia y disfruta su sabor”.
BIBLIOGRAFÍA
Agenda de Competitividad Turística (2014): “Estudio de Competitividad Turística del Pueblo Mágico de Comala” en www.sectur.gob.mx/pueblos-magicos/Comala-Colima
Buatu Batubenge, Omer; Isabel Rodríguez Barragán, Adriana Elizabeth Mancilla Margalli y Benjamín Panduro Muñoz (2011): La sabiduría convivencial en Zacualpan. Colima: Universidad de Colima.
Cárdenas Munguía, Francisco Javier (2005): Suchitlán. Un acercamiento holístico. Colima: Universidad de Colima.
Colima Noticias (2015): “Verano 2015: deja cifras positivas para el sector” en http://colimanoticias.com/verano-2015-deja-cifras-positivas-para-el-sector-turismo/
“Colima Tiene Magia” (2014): en http://www.colimatienemagia.com.mx/turismo/731
“Comala Pueblo Mágico” (2013): en http://www.pueblosmexico.com.mx/pueblo_mexico_ficha.php?id_rubrique=332
 “Comala” (2013): en http://www.mexicodesconocido.com.mx/comala-pueblos-magicos-de-mexico.html
“Comala” (2015): en http://www.municipios.mx/colima/comala/
Conde Pérez, Ernesto Manuel; Nel Enrique Schmidt Cornejo; Rafael Covarrubias Ramírez (2014): “La ruta del café en Comala: una opción para diversificar la oferta turística” en TURyDES, n°17, en http://www.eumed.net/rev/turydes/17/cafe-comala.html
COPLADECOL (2009): Programa Sectorial de Turismo 2009-2015. Colima: Gobierno del Estado.
Covarrubias Ramírez, Rafael y Ernesto Manuel Conde Pérez (2009): “Percepción del nivel de satisfacción de los residentes con la actividad turística: caso Comala, Colima, México” en TURyDES, n°4, en http://www.eumed.net/rev/turydes/04/crcp.htm
Covarrubias Ramírez, Rafael; Astrid Vargas Vázquez y Ismael Manuel Rodríguez Herrera (2010): “Satisfacción de residentes con el desarrollo de la actividad turística en los Pueblos Mágicos de México: un indicador de competitividad. Casos de Comala en Colima y de Real de Asientos en Aguascalientes” en Gestión Turística, n°14, Universidad Austral de Chile.
Covarrubias Ramírez, Rafael (2015): Evaluación del potencial en municipios turísticos a través de metodologías participativas. El caso de los municipios de la Zona Norte de Colima, México. Eumed.net en http://www.eumed.net/libros-gratis/2015/1433/
Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México (2012): “Comala” en http://www.colimatienemagia.com.mx/turismo/731
Gutiérrez, Rosario (2015): “2015, el peor de los últimos 15 años para el turismo en Colima: hoteleros” en Ángelguradián.mx http://angelguardian.mx/beta/2015-el-peor-de-los-ultimos-15-anos-para-el-turismo-en-colima-hoteleros/
INEGI (2011): “Censo de Población y Vivienda, 2010” en http://www.inegi.org.mx/sistemas/consulta_resultados/iter2010.aspx?c=27329&s=est
INEGI (2011): Panorama Sociodemográfico de Colima. Aguascalientes: INEGI.
Pueblos Mágicos (2014): “Indicadores de Cometitividad y Sustentabilidad de los Pueblos Mágicos” en http://www.sectur.gob.mx/pueblos-magicos/comala-colima/
Rodríguez Garay, Cristóbal  (2011): Nogueras: La gente y sus voces. Universidad de Colima.
SEDESOL-CONVEVAL (2014): Informe anual sobre la situación de la pobreza y rezago social. México. en http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Informes_pobreza/2014/Municipios/Colima/Colima_003.pdf
SEDESOL  (2013): Catálogo localidades en http://www.microrregiones.gob.mx/catloc/LocdeMun.aspx?tipo=clave&campo=loc&ent=06&mun=003
Valencia Salazar, Rubén Jaime (2013): “¿Qué es Comala?” documento mecanografiado.
-(s.f.):  “Leyendas” documento mecanografiado.
-(s.f.):  “Tradiciones y fiestas” documento mecanografiado.
-(s.f.):  “La Revolución Mexicana en las faldas de los volcanes, El Indio Alonso” documento mecanografiado.

NOTAS FINALES

Una parte del trabajo de campo se realizó dentro del proyecto “Los imaginarios del turismo, el caso de los Pueblos Mágicos” CONACYT 181340.  Agradezco a Jaime Valencia su gentileza en proporcionarme sus materiales sobre Comala, los cuales aparecen citados a lo largo de estas páginas. También va mi agradecimiento a todas las personas que amablemente me concedieron entrevistas. Este estudio es una ventana a Comala, su gente y su magia, una ventana que subraya el patrimonio y se focaliza en el turismo, una ventana que tiene por objeto un acercamiento a un lindo pueblo de la geografía mexicana que como muchos otros conserva alegría y tranquilidad, tradiciones y sabores, naturaleza y costumbres, paisajes y energía. El proyecto se truncó y varias cosas quedaron por hacerse, no obstante, y parafraseando a Juan Rulfo pero en futuro “Volveré a Comala porque me dijeron…”.

Las entrevistas presentadas a lo largo de estas páginas tuvieron lugar en julio y en octubre del año 2013 durante el trabajo de campo realizado en Comala, si bien se estuvo en otros momentos en la localidad realizando otros trabajos, las entrevistas en concreto corresponden a dichas fechas.

Al respecto comentar como hay gente de Colima que vive en Comala, e incluso que se traslada diario a la ciudad para trabajar, lo mismo que hay personas de Comala que laboran en otras entidades, tales como Manzanillo, Colima o Tecomán. Por otra parte, hay migración hacia Estados Unidos, pero señalan algunos habitantes que no tanto como en otras épocas.


Recibido: 29/11/2015 Aceptado: 20/12/2015 Publicado: Diciembre de 2015

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.