Revista: Turydes Revista Turismo y Desarrollo. ISSN 1988-5261


RETROSPECTIVA, VISIBILIZACIÓN Y REVALORIZACIÓN DE LA HERENCIA CULTURAL DEL PUEBLO AFRO Y AFROECUATORIANO, A TRAVÉS DEL TURISMO COMUNITARIO, PARA EL BUEN VIVIR

Autores e infomación del artículo

Nhora Magdalena Benítez Bastidas

Jorge Iván Albuja León

Gabriel Álvaro Tapia González

Universidad Técnica del Norte

nmbenitez@utn.edu.ec

RESUMEN:
La investigación, revela el valor y la herencia cultural del Pueblo Afro y Afroecuatoriano, en casi 489 años, quienes son ejemplo de trabajo, perseverancia, sacrificio, talento y humildad, a pesar de las adversidades del entorno geográfico y de la opresión sufrida desde su llegada al Ecuador. Han generado un rol protagónico en armonía con indígenas y  mestizos,  respecto a  la lucha por sus ideales y siempre han arengado por mejores días para su clase. Ha sido un camino matizado por fracasos, retos y desafíos; no obstante, también de logros y glorias en los ámbitos: político, cultural, educativo-científico y deportivo; contribuyendo así, a la construcción de la historia del Ecuador. El objetivo es, rescatar, visibilizar y revalorizar este legado, mediante el turismo comunitario, orientado al Buen Vivir.  
PALABRAS CLAVE: Visibilización, Revalorización, Herencia, Afroecuatorianos, Turismo Comunitario, Buen Vivir.
ABSTRACT:

The research reveals the value and heritage of African and Afro-Ecuadorian people in almost 489 years, who are working example, perseverance, sacrifice, talent and humility, despite the adversities of geographical environment and the oppression from arrival in Ecuador. They have generated a leading role in harmony with indigenous and mestizos, regarding  the fight for their ideals and have always harangued for better days for their class. It was a way tempered by failures,  and challenges; however, also achievements and glories in the following fields: political, cultural, educational and scientific and sports; thus contributing to the construction of the history of Ecuador. The objective is to rescue, visibilize and enhance this legacy through cultural tourism, oriented Good Living.

KEYWORDS: Visibilización, Revaluation, Heritage, Afro-Ecuadorians, Community Tourism, Good Living.



Para citar este artículo puede uitlizar el siguiente formato:

Nhora Magdalena Benítez Bastidas, Jorge Iván Albuja León y Gabriel Álvaro Tapia González (2015): “Retrospectiva, visibilización y revalorización de la herencia cultural del pueblo afro y afroecuatoriano, a través del turismo comunitario, para el buen vivir”, Revista Turydes: Turismo y Desarrollo, n. 18 (junio 2015). En línea: http://www.eumed.net/rev/turydes/18/pueblo-afro.html


INTRODUCCIÓN:
De acuerdo a la CEPAL (1997), La población afrodescendiente en América Latina y el Caribe suman alrededor de 150 millones, en relación a Estados Unidos que son más de 30 millones, mientras que en el Caribe y Panamá son más del 90%, en América del Sur los afro son más del 50% de su población. Así, en Ecuador, según el censo del 2010, en Ecuador existen 14’483.499 habitantes de los cuales en su distribución, se muestran así: mestizos 71,9%, montubios 7,4%, indígenas 7% y la población afrodescendiente se eleva a 1’042.812, o sea 7,2% de la población en relación al censo del 2001 que se identificaron 604.009 de afroecuatorianos; es decir, el 4,9% de los habitantes ecuatorianos. Con respecto a lo señalado, se debe mencionar que en el sistema censal del 2010, en esta categoría se solicitó a la población que se autoidentifique como Afro      ecuatoriano(a)/Afrodescendiente, Negro(a) y Mulato(a), y como es lógico de 1.041.559 personas de este grupo se identificaron como afrodescendientes 615.262. Es claro que esta forma de clasificarlos pudo causar confusión, al menos en los dos primeros tipos.

Algunos autores como: Mauniex(1970), Moncada(1977), Reyes(1931) y  Antón (2009), coinciden en que la  dinámica de identidad, resistencia y ciudadanía en los procesos de construcción ciudadana, estuvo influenciado por grandes activistas e ideales del mundo, tales como:  Martín Luther King, Malcon X, Leopoldo Sedhar Senghor, Amilcar Cabral, Aimé Cessaire, Franz Fanón, Nelson Mandela; lo que sin duda, marcó en la conciencia de los afroecuatorianos y su aporte a la sociedad. Es así, que para la presente investigación, ha sido necesario profundizar en temas de esclavitud y abolición, lucha de clases, estructura organizativa, procesos de construcción identitaria, sistemas de desarrollo social, discriminación racial, estudios de expresiones culturales y con énfasis en el rol protagónico de algunos personajes afros y afrodescendientes en todos sus tiempos, destacando aportes reales de los mismos.

Según Antón, J(2007, p.235)  “aunque los afroecuatorianos comenzaron a estructurar un concepto moderno de sociedad civil desde finales de los años 1970, cuando el interés étnico e identitario se asentó entre ellos” es claro, que actualmente, se percibe la convicción de sus actores, para lograr su visibilización y reivindicación total; para el efecto, se observa y evidencia un proceso organizativo que enfoca el fortalecimiento de las competencia de líderes, activistas, políticos y académicos, para que se cumplan sus demandas a través de la implementación de políticas públicas incluyentes y equitativas, y que en gran medida, ya consta en la Constitución del 2008 (Art.56 al Art. 60), sin ser aún suficiente para lograr la revalorización de este importante Pueblo.

En el presente documento se hace referencia al término  afro y afrodescendiente de forma constante, que en el primer caso se hace referencia  a los primeros africanos que llegaron a las costas del pacífico y empezaron a poblar lo que hoy se conoce como Ecuador, respecto al término afrodescendiente según Antón (2007, p. 13) “ se conoce  a todos los pueblos descendientes de la diáspora africana en el mundo”; es decir, son los descendientes africanos que sobrevivieron al comercio esclavista dado en el Atlántico desde el siglo XVI hasta el XIX.

En el Ecuador la presencia Africana según varios historiadores como son: Savoia (1987,1988,1990,1992), Jurado (1990,1992), Estupiñán(1977), Alcina (1974), Báez (1983), Pezzy (1996) y Kapenda (2001), entre otros, que (Antón Sanchez) cita en su publicación denominada: Diagnóstico de la problemática Afroecuatoriana y propuestas de acciones prioritarias; en la cual señala que “los Africanos deben situarse en Ecuador desde el mismo descubrimiento de las costas de Esmeraldas en 1526, constituyéndose así, en el primer asentamiento de ascendencia africana, este acontecimiento fue relatado por el líder negro Alonso de Illescas, al Prebístero español Miguel Cabello de Balboa”. Sin embargo, en un estudio de Rapoport Center (2009) se asegura que “(...) tierras colectivas ancestrales remiten a 1532 (…) Cuando los comerciantes españoles trajeron a los primeros africanos”, habitando zonas urbanas y rurales del Ecuador. En este proceso y en el interior del Reino de Quito los jesuitas fundaron varias haciendas de explotación agrícola y ganadera con la finalidad de abastecer a los colegios y conventos de su creación; se ha considerado que la hacienda más importante fue la del Valle Coangue o Valle de la Muerte, hoy conocida como el Valle del Chota, en estos lugares los afros eran obligados a cumplir con actividades denigrantes en plantaciones de azúcar, café, tabaco, arroz y en la minería.

Es así, que los Afrodescendientes tienen presencia en Ecuador hace poco más de 500 años y se diferencian dos momentos históricos durante la esclavitud y la libertad; es claro que sus antepasados vivieron en la época de la Real Audiencia de Quito y su transformación como República en 1830, han ayudado a enriquecer la diversidad cultural, siendo parte del Ecuador Pluricultural. A través de la historia los afros se han enfrentado con rebeldía a ganar la libertad, tanto que se convirtió en un sueño y una meta para todo descendiente de la diáspora Africana en América y particularmente en Ecuador. Así mismo, su visibilización estaba ausente, como afirma Edizon (2006, p.7) en un fragmento del catálogo fotográfico Los Colores de la Diáspora señala que “la presencia de los descendientes de África en la América Andina ha sido invisibilizada y negada. (...)”; situación que es considerada en el proceso histórico del Ecuador como responsabilidad de todos.

Antón (2009, p. 87) manifiesta que,  “las primeras claves históricas de los afrodescendientes si bien estuvo marcada por los acontecimientos que se dieron en Esmeraldas, vale reseñar que igualmente se desarrollaron importantes hechos que merecen destacarse en otras partes de la nación ecuatoriana, como el Valle del Chota-Salinas, Guayaquil, Quito, Zamora y el Oriente”; en este contexto se debe mencionar que la ciudad de Guayaquil fue el principal centro de comercio de esclavos que venían desde varios lugares, entre ellos Perú, Chile, Jamaica y Haití. El Historiador Valarezo (2008, p.03), en su obra señala que “La cultura Afroecuatoriana en la historia del Ecuador se ha caracterizado por tres formas de presencia regional así: una cultura afroandina en el Valle del Chota, una cultura afrourbana en Guayaquil y Quito y una cultura tropical en Esmeraldas y Sucumbíos”.

Aunque de manera impropia, los afrodescendientes ayudaron a almacenar la fortuna de los Jesuitas, como afirma el historiador Reyes (1931), que se reemplazaban a mulas o toros por su fuerza y resistencia increíble. Luego, existirían importantes pero poco logradas luchas para abolir la esclavitud; revisando, a Moreano (1976) y a las afirmaciones del Dr. Julio Tobar Donoso, se puede mencionar que a pesar que en el Congreso de Viena de 1815 se aprobó la abolición del tráfico negrista y más tarde el Presidente del Ecuador, José María Urbina en 1851, determina la liberalización de esclavos, acción que ha sido considerada poco efectiva, ya que de esclavos pasaron a ser peones en la tagua, madera, caucho, caña de azúcar, contribuyendo a consolidar grandes capitales.

Los africanos tuvieron una activa participación en 1895, cuando participaron en la Revolución Liberal, en la cual Eloy Alfaro luchaba incansablemente en contra de Gabriel García Moreno; así, Manabí y Esmeraldas se constituyeron en el cuartel de Alfaro. Según Antón los afros desde su opresión perseguían la tan anhelada transformación económica y social; como consecuencia,  de la victoria liberal  de 1906, se hacen realidad algunos logros como: separación de la Iglesia del Estado, se implanta el laicismo, se fundan escuelas, colegios, además de ser gratuita y obligatoria, se promulga entre varias leyes la del matrimonio civil, se expropia los bienes raíces a las congregaciones de religiosos, el concertaje queda abolido, entre otros logros; sin embargo, no se alcanzó una libertad verdadera, más bien se consolidó el Capitalismo.

Continuando con este proceso, una vez que se asesina a Eloy Alfaro, los negros esmeraldeños se unen al ejército del Coronel Carlos Concha Torres, con la finalidad de dar venganza a quienes asesinaron a su Líder de la Revolución Liberal en 1912, y que según Antón (2007), este evento se logra en 1916 con la Independencia de Esmeraldas. El mismo autor señala que Eloy Alfaro trajo mano de obra de Centro América y el Caribe para la construcción del Ferrocarril, destacando que luego se radicarían en Esmeraldas, de allí el origen de sus apellidos. A propósito, vale señalar que en nuestros días el ferrocarril se ha convertido en un atractivo turístico de primera, lo que revive la valía de este gran legado de manos africanas al Ecuador.

Es importante destacar que un gran aporte de los afros se efectuó en 1910 y 1941, cuando sin ni siquiera dudarlo participaron en el problema limítrofe con el Perú, destacándose por estar en las primeras líneas de combate. Moreano (1976), en su obra pasada y presente, destaca que la Literatura Ecuatoriana ha sido enriquecida por los Afroecuatorianos sobre todo en temas de denuncia y protesta, siendo su principal inspiración los tiempos de esclavitud. Que decir, de sus extraordinarias expresiones culturales como la música, danza, artesanía, gastronomía, rituales, creencias, desde el pasado hasta la actualidad se caracteriza por su concepto, mensaje y trascendencia, constituyéndose en una riqueza singular para el desarrollo del turismo cultural.

En la Constitución del 2008, en el artículo 57 se señala “No ser objeto de racismo y de ninguna forma de discriminación fundada en su origen, identidad étnica o cultural” y “El reconocimiento, reparación y resarcimiento a las colectividades afectadas por racismo, xenofobia y otras formas conexas de intolerancia y discriminación” (numeral 2 y 3). Al respecto se debe mencionar que aunque al tiempo presente se evidencian eventos y acciones de reivindicación y visibilización, aún es muy marcado el estigma que se evidencia en muchos de los actores afrodescendientes, por no decir en su mayoría. Como experiencia personal se ha evidenciado paternalismo, discriminación, violencia, quemeimportismo, lo que se da lugar a una forma de esclavitud moderna y que sin lugar a dudas mucha de esta realidad es generada por sus propios actores.

En el Ecuador, existe escasa producción bibliográfica sobre las culturas ancestrales, contribuyendo a la invisibilización de los Pueblos.  Es así que, esta investigación está enmarcada en el área de conocimiento de Humanidades y Artes, de acuerdo a la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación CINE- UNESCO (2007), en la línea de investigación de patrimonio intangible  y el turismo cultural, por lo cual, busca convertirse en una propuesta válida para al rescate, visibilización y consecuente revalorización  del  pasado, presente y futuro de los afroecuatorianos, a través del desarrollo del turismo cultural, ya que, presenta estrategias inclusivas y viables, las cuales, conducirán al anhelado Buen Vivir de sus involucrados.

DESARROLLO.

Restrospectiva y Visibilización  de la  herencia de los Afros y Afrodescendientes en la historia del Ecuador.
Actualmente los principales asentamientos de afrodescendientes se encuentran en las Provincias de Esmeraldas, Guayas e Imbabura, es así que los apellidos que se registran en estas provincias son provenientes en su mayoría del Congo; conforme lo afirma Díaz(2003, p 14) destacando “Congo, Matamba, Cangá, Anangonó, Cambindo, Mairongo, Ayoví, Minda, Capena, Banguera, Carabalí”.  En este sentido, Kapenda Jean (2001) se refiere a las palabras africanas que se utilizan en el castellano del Continente Americano como catanga, cununu, marimba, wasa, ñame que se entiende fueron originarias de Katanga, Kongo y Angola, por lo que se presume que los esclavos fueron descendientes de estas naciones.
Sin duda, los esclavos en América generaron  importantes ganancias a sus amos, por lo que el comercio se incrementaba durante los siglos XVII, XVIII y XIX, al respecto Bertaux (1972)  asegura que los barcos negreros al nuevo continente provenían de: Senegal, Gambia, Costa de Oro, Ghana, Togo, Dahomey, Níger y coincide con Kapenda en mencionar Congo y Angola. Comercio que intensificó adquiriendo una justificación cristiana fomentada por el Obispo Mexicano Fray Bartolomé de las Casas.
Respecto a lo anterior Palacios (1973), señala que en América la trata esclavista ascendió al menos a 13 millones de seres humanos en esta condición. En Ecuador, el primer asentamiento africano se registra en lo que hoy es la Provincia de Esmeraldas quienes habrían llegado accidentalmente a mediados del siglo XVI como resultado del naufragio de un barco que se desplazaba de Panamá a Lima. Este evento se habría efectuado en 1533 con el caudillo Alonso de Illescas, quien con 6 mujeres y 17 hombres decidieron unirse a la población indígena entre los cuales, González (1970) destaca a los Niguas, Lachis, Campaces, Malabas y Cayapas, son idiomas distintos y así constituyeron la llamada República de los Zambos de Esmeraldas, es decir los hijos de un negro y una india, según afirman Whitten y Friedemann (1974).
Tardieu(2006, p.15), afirma que desde el punto de vista jurídico a los esclavos “ se les consideraba como bienes semovientes”, este autor menciona que resulta difícil establecer quienes fueron los primeros negros que pisaron tierra ecuatoriana, y en contraposición a la teoría que afirma que los primeros serían los esclavos negros que naufragaron en las costas del pacífico de Esmeraldas y  liderados por el cimarrón Antón y luego Illescas; pero lo que si se presume es que llegaron conjuntamente con los españoles, al menos, así lo manifiesta Federico Gonzáles Suárez. De hecho, Tardieu(2006), señala que se efectuaron dos expediciones para el descubrimiento del Mar del Sur(1524-1526) lideradas por Francisco Pizarro y Diego de Almagro y que no hay duda que también se desplazaron negros en calidad de esclavos, muchos de ellos habrían fallecido, al igual que los españoles por picadura de insectos que los enfermaron de dengue hemorrágico.
Para comprender el asentamiento afro en Ecuador, Díaz (2003) manifiesta que los primeros negros serían procedentes del África Central y Austral, así los dos principales asentamientos se registran en Esmeraldas e Imbabura, a esta última provincia fueron traídos por los españoles, evidenciándose una importante presencia en el Valle de Coange (Chota) Salinas y Cuenca del Río Mira, siendo la orden de los Jesuitas los principales responsables de la esclavitud por intereses económicos. Los esclavizados según Costales (1964) citado por Antón (2007) señala que desempeñaron trabajos en las minas de oro y plata en Zaruma, Zamora, Cuenca, Quijos y Esmeraldas, también en las haciendas de caña, tabaco y algodón, de la misma manera en trabajos domésticos en las ciudades de Quito y Guayaquil; al igual que, llevaban una vida indigna en las haciendas de los Jesuitas del Valle del Chota, simplemente eran tratados como mercancía. Este pueblo, de acuerdo a Reyes (1931), cuando se explotó hasta el cansancio a los indígenas que fueron reemplazados por los originarios de África, llegando a sustituir a mulas y toros.
Para el siglo XVIII fue el tiempo de fugas, huidas, querellas, reclamos e impugnaciones, se instaló a lo que Tardeu (2006) llama manumisión por rescate, lo que significa que familiares libres podían comprar la libertad de sus conocidos.  Según Antón (2007), el proceso de la abolición en el Ecuador fue bastante lento, establecido en 1.851 en la presidencia de José María Urbina, aunque claro, no significó la libertad total, solo se cambió de forma, pasaron a trabajar en el concertaje, en el huasipungo y la servidumbre, de todas maneras siguió siendo un sistema de dominación racial, situación que no ha cambiado mucho a tiempo presente.
Los afroecuatorianos han tenido una participación dinámica y activa en todos los diversos períodos  históricos que dado lugar a la construcción de la nación Ecuatoriana, así se debe señalar que por sus características físicas y de valentía se constituyeron en mano de obra importada en el sector agrícola y pecuario del país en especial para las congregaciones de religiosos cono fueron los Jesuitas, quienes almacenaron fortuna gracias a los originarios de África, aunque de forma denigrante; no obstante, han heredado formas y prácticas ancestrales de producción que al tiempo presente inciden positivamente en la economía de las poblaciones que aún registra esfuerzo afrodescendiente como es caso del Valle del Chota, Salinas y Cuenca del Río Mira.
Como no destacar el valioso involucramiento y aporte a las gestas independistas para liberarse del yugo español. Para los próceres de estas batallas y para quienes ayudaron a conseguir la victoria, el libertador Simón Bolívar decretó la libertad absoluta. Según Antón (2012), otro hecho histórico, en el que intervinieron activamente los afrodescendientes es en la revolución liberal de 1895, en la que respaldaron completamente a Eloy Alfaro, con la frase ¡libertad o muerte!, por lo que el autor señala que la principal motivación de los negros en la Revolución Liberal tuvo que ver con la motivación de conseguir la libertad y una ciudadanía plena. De la misma manera participaron en la Revolución de Esmeraldas, más conocida como la Revolución del Coronel Carlos Concha (1913-1916); en la cual, según Carrión (1980) citado por Antón (2012), el propósito de esta batalla habría sido vengar el arrastre y asesinato del General Eloy Alfaro; aunque otros estudiosos señalan que fue el descontento de Concha con respecto a la administración presidencial de Leonidas Plaza.
Desde luego, las luchas revolucionarias no lograron conseguir todos los sueños y anhelos de los afrodescendientes; sin embargo, la Constitución de 1906  destaca la separación de la Iglesia y el Estado; creación de escuelas y colegios; la instrucción primaria gratuita y obligatoria; promulgación de las leyes del matrimonio civil, de beneficencia y de Manos Muertas que quiere decir la expropiación de las propiedades de las congregaciones religiosas; se suprimen Los diezmos eclesiásticos y la contribución obligatoria del indio; además, el concertaje queda abolido legalmente, aunque en la práctica subsistió.
Es importante conocer que ocurrió con los indígenas y negros, después de la Constitución antes señalada, y para el efecto se cita a Moreano (1976), quien señala que lo que se logró fue la intensificación de la acumulación del capital, se incrementaron los burgueses y a decir de los indígenas y sobre todo los negros no asistieron a la escuela laica obligatoria; es claro que, continuaron siendo peones de los terratenientes, solo se cambió el mecanismo y/o forma de esclavitud.
Entonces, es muy claro que la Revolución Liberal dio lugar a los primeros millonarios del país, pues, se crearon y consolidaron las bases del capitalismo del país en el marco de la expansión de la economía norteamericana. Esto significó, intensificar la producción industrial y comercial, por lo que los capitalistas norteamericanos facilitaron los recursos económicos al Presidente Eloy Alfaro, para la construcción del ferrocarril Guayaquil- Quito; siendo, la obra más importante de la Revolución Liberal. Desde luego, como siempre, el trabajo forzado estuvo destinado para el negro. Sin duda, fueron los pioneros en surcar los caminos para que atraviesen los rieles y el tren, muchos de ellos murieron en condiciones insalubres principalmente por fiebre amarilla, paludismo, disentería y por los riesgos en la construcción.
También la historia muestra la lucha por la tierra y el resurgimiento de la identidad negra, misma que se ha logrado desde 1960 hasta la presente fecha. Según Zambrano (2010, p.23) “la alta concentración de tierras en Valle del Chota hizo que la Ley de Reforma Agraria, tanto de 1964 como de 1973, apareciera como una oportunidad importante para la población campesina”. Efectivamente al entregar los huasipungos y promover la Ley de Reforma Agraria, los terratenientes podían mantener sus tierras mucho más productivas, generaban empleo, en muchos casos tecnificaron la agricultura y ganadería, y lo mejor de todo es que ya no tenían que compensar a los huasipungueros todos los años de trabajo. Sin duda, los afrodescendientes como los indígenas en todas estas décadas han impulsado la producción, la industrialización y han contribuido a la modernización y consolidación de tres importantes ciudades como son Quito, Cuenca y Guayaquil.
Es necesario, resaltar el aporte y valor cultural de los afrodescendientes a la identidad Ecuatoriana, aunque ha sido sensible en el tiempo a problemas socio culturales, económicos, políticos, religiosos, ambientales, es un pueblo que mantiene su patrimonio cultural vivo. García (2012) afirma que han hecho parte de la vida cotidiana del pueblo negro ecuatoriano y se han caracterizado por ser vehículos de transmisión de enseñanzas, en los que han bebido muchas generaciones, contribuyendo al fortalecimiento de la identidad y el sentido de pertenencia a la cultura Afroecuatoriana.
En este contexto, se debe mencionar que a nivel nacional, en las gestas libertarias, de todos los tiempos, el valor de: Antón,  Alonso de  Illescas como pioneros de la Libertad, también a: Los Mangache, entre ellos se destaca Francisco Arrobe,  María del Tránsito Sozorra, Cristobal de la Trinidad y Bernarda Loango Grijalba, Martina Carrillo, Ambrosio Mondongo, Fungencio Congo, Negra Zerón,Francisco Carrillo y Polonia Francisca Méndez en calidad de gestores de las luchas libertarias; además de, General Juan Otamendi Anangonó  que desarrolló un rol fundamental en la campaña libertadora; así como, Ramón Estupiñán, Manuel Muriel, Manuel Lavayen  que fueron próceres de Río Verde, se destaca a la Mulata Martina, Juan Feliciano Navarro, Pío Quinto Nazareno, Domingo Trejos, Sargentos Romualdo Pacheco, Juan Caicedo, José Angulo, Francisco Navarrete, José Román Echeverría, Marcos Quintero, Ferrín Aurelio, Juan Vivanco y Manuel Matías como personajes involucrados en la revolución liberal, de forma general se resaltará el trabajo de los afro jamaiquinos en la construcción del ferrocarril; destacar también, a los negros macheteros como los Comandantes Sixto Mena, Enrique Torres, Carlos Toalla, Mayor Federico Lastra, Cap. Nicolás Castro, Ferrin Aurelio, Juan Vivanco y Manuel Matías Manzaba que demostraron una gran presencia en la Revolución de Esmeraldas, y a Jaime Ricaurte Hurtado González, Ernesto Estupiñán Quintero, Douglas Quintero Tenorio, Mae Montaño Valencia, Mariana de Jesús Minda y Alexandra Ocle, como políticos actuales que luchas por los ideales y reivindicación total del pueblo Afroecuatoriano.

La producción y fortaleza literaria que sin duda ha dado visibilidad a la cultura afroecuatoriana a nivel nacional e internacional, según: Handelsman (2001); Hidalgo (1982) y Rahier (1985) destacan en sus investigaciones a: Adalberto Ortíz, (1914 - 2002) quién escribió poemarios como: Jolgorio, Tierra Son y Tambor; novelas como: Juyungo, La Entundada, La Ventana y el Espejo. También resaltar a Antonio Preciado (1944), considerado uno de los mejores poetas de Ecuador, se asume que tiene influencia del cubano Nicolás Guillén; principalmente escribe sobre aspectos poéticos y románticos de los negro con términos africanos, su obra más premiada es el Poemario De Sol a Sol.  Otro gran personaje en el ámbito literario es: Nelson Estupiñán Bass, (1915 – 2001) autor de: Cuando los Guayacanes Florecían, Canto Negro por la Luz, El Paraíso, el Ultimo Río, Las Huellas Digitales y Timarán y Cuabú. Desde luego, existen muchos otros destacados escritores afrodescendientes como: Julio Estupiñán, Lady Ballesteros, Argentina Chiriboga, Jalisco González, José Sosa, Mireya Ramírez, Orlando Tenorio, Adalinda Zamora, Juan Montaño, Julio Micolta, sin embargo, Ortiz, Preciado y Estupiñán han alcanzado gran prestigio y reconocimiento a nivel nacional e internacional.
Para nacionales y extranjeros es posible conocer y aprender de su música, danza, historia contada, mitos, leyendas, gastronomía, vivienda, prácticas agrícolas y medicina ancestral, literatura, artesanía y el carisma propio del pueblo negro en toda su máxima expresión, resaltando a: María Aída Conseja Espinosa  Minda y Doña Zoila Úrsula Custodial Espinoza Minda Espinoza, que son extraordinarias mujeres imbabureñas, que con mucha algarabía y entusiasmo aún desfilan y rinden homenaje al cantón y provincia en sus fiesta. Doña Rosa Wila Valencia como una de las ganadoras de los saberes ancestrales en el Ecuador y los grandes artistas del folklore negro, como son: Las Tres Marías, Edgar Gonzalón, Guillermo Ayoví-Papá Roncón, Karla Kanora y Milton Tadeo Carcelén. En la música, se destacan los ritmos al son de: la marimba, arrrullo, bundes, alabaos, bomba, el guasá, la agualarga, el andarele, la caderona, la fuga, el fabriciano, la cumbia y el berejú de pleno origen africano. Son ritmos que conservan características tradicionales con fuerte contenido étnico.  La producción histórica disponible en Ecuador, se debe al trabajo constante de: John Antón Sánchez, Juan García Salazar, Juan Montaño Escobar, Orlando Tenorio, Salomón Chalá Lara, Oscar Chala Cruz, José Franklin Chalá Cruz, Iván Adalberto Pabón Chalá y Alí Omar Folleco.

En el ámbito deportivo, Ecuador ha tenido y tiene un reconocimiento y presencia mundial debido al talento de: Kid Lombardo, conocido como el caballero de los puño, la atleta Carola Castro Jijón, conocida como la flechita de oro, además de Olga Quiñonez destacada en básquet, Alfonso Quiñonez Bonito en la categoría de básquet, Luz María Cabezas la vicecampeona en lanzamiento de bala y campeona en jabalina, salto alto y triple, Fausto Velásquez en básquet, natación y boxeo, Nubia Villacís en jabalina, Publio Rodríguez en peso Walter, el máximo goleador  de la Copa Libertadores de América Alberto Spencer; otros deportistas son: Luis Castillo (peso pesado), Hugo Chila (salto triple), Flanklin Nazareno Macías (atleta), Jaime Cortez Padilla(boxeo), Seledina Nieves(pesista), Alexandra Escobar(pesista), Carmen Chalá ( Judoca). En el fútbol,  Alberto Spencer Herrera, Cristhian Rogelio Benítez Betancourt, Agustín Javier Delgado Chalá, Ulises Hernán de la Cruz Bernardo, Iván Hurtado Angulo, Luis Antonio Valencia Mosquera, Felipe Caicedo, Edison  Vicente Méndez Méndez, Carlos Vicente Tenorio Medina, Marlon Ayoví, Juan Carlos Paredes, , Otilino Tenorio, Enner Valencia, Giovanny Espinoza, Alexander Domínguez Carabalí, Neicer Reascos Yano, entre otros que se detallan en el texto; así como la gran atleta imbabureña: Lucecita María del Carmen.

Es innegable, que existen factores que limitan el crecimiento sostenido de los afroecuatorianos, y se debe fundamentalmente a los limitados servicios de educación, servicios básicos, escasos emprendimientos socioeconómicos, insuficientes acciones de rescate cultural, entre otras, tal como lo refiere la actual Secretaria de Pueblos del Ecuador. Sin duda esta complejidad, es fruto de un pasado histórico en el que prevaleció la inequidad, el desamparo, la discriminación, el racismo y condiciones de explotación inhumana en todas sus formas; sin embargo, esta realidad irónicamente fortaleció el orgullo, la voluntad, la perseverancia de muchas figuras que han sabido orientar, guiar, luchar y representar a la cultura afroecuatoriana con altura en los ámbitos político, socio-cultural, educativo-científico y deportivo en los últimos 550 años de historia afroecuatoriana. Este grado de visibilización, contribuye a la revalorización y puesta en valor en favor de su clase.

Realidad de los Afroecuatorianos en el Turismo Comunitario del Ecuador.

Ecuador  tiene una población actual de 16.225.000 habitantes (De Wulf, M, 2015), cubre un área geográfica de 256.370 Km2 de tierra,  y es el tercer país más pequeño de Sudamérica después de Uruguay y las Guayanas, su superficie es semejante a de Nueva Zelanda, Burkina Faso o Guinea. En los últimos dos años,  el turismo respectoa exportaciones no petroleras, ocupando el tercer lugar, después del banano y el camarón; en este sentido,  la visión del Plandetur 2020, es “consolidar el turismo consciente, como una herramienta eficaz de oportunidades, de empleo y de mejoramiento de la calidad de vida de sus poblaciones, comunidades y territorios bajo un marco legal e institucional modelo, eficaz y enmarcado en la visión del Sumak Kawsay o buen vivir”.
 

Según el Boletín de estadísticas de Turismo de la Cámara Provincial de Pichincha,  hasta diciembre del año 2014, el Ecuador recibió 1.557.006 turistas extranjeros, en relación al total del año 2013, que fue de 1.364.056 visitas. Es posible determinar, que los 10 principales países emisores de Turismo son: Colombia, Estados Unidos, Perú, Venezuela, España, Argentina, Chile, Cuba, Alemania y Canadá. Según la Organización Mundial de Turismo (OMT). Las perspectivas del Turismo para Ecuador, son muy optimistas; es así, que para el 2020, se receptará alrededor de 1,4 billones de turistas extranjeros, entre tanto, para el 2030, será de 1.8 billones de visitas.

Para cumplir con las expectativas, antes señaladas, es vital la transformación de la Matriz Productiva, en la cual, se plantea: a) Ampliar la oferta turística con alto valor agregado; b) Diversificar la oferta turística; c) Incrementar la productividad y calidad; d) Integrar a nuevos actores al Turismo Comunitario; e)Desconcentrar territorialmente la oferta turística. En este contexto, las acciones actuales, están encaminadas a generar información turística relevante, mejorar los destinos y servicios, mejorar las competencias del talento humano, crear nuevas oportunidades para las inversiones, diversificar los mercados de origen y desde luego la desconcentración de las visitas en los destinos.

Con el Gobierno actual, el turismo se  ha convertido en un eje estratégico en la matriz productiva de los pueblos involucrados; y  al respecto, la Constitución del 2008 ratifica que la prosperidad humana debe darse con énfasis en la conservación y preservación de la naturaleza, de ahí que en el País, existen alrededor de 150 operaciones de turismo comunitario distribuidas en tres regiones continentales del Ecuador: Costa, Sierra y Amazonía. De las cuales, 25 corresponden iniciativa y desarrollo de quienes se autoidentifican como negros, afrodescendientes, afroecuatorianos y mulatos.
De la tabla presentada se puede determinar que los afroecuatorianos, aún con el gran potencial cultural tangible e intangible que poseen; al igual, que variados y únicos recursos naturales, agropecuarios y demás prácticas cotidianas; aún, su presencia e involucramiento es limitado. La mayor concentración, se visualiza en la región costera; sin embargo, continúan siendo escasas y casi invisibles, los proyectos y actividades en base al rescate y aprovechamiento de la historia y la cultura. Así como, a nivel nacional, es evidente la escasa inversión en la diversificación de la oferta de hospedaje, alimentos, bebidas, viajes, por parte de los Afroecuatorianos.
Sin lugar a dudas, existen iniciativas de desarrollo turístico, y en la mayoría de casos bajo la asesoría del Ministerio del Turismo del Ecuador, que en la Región Sierra Norte, ya se evidencian algunas actividades socioproductivas por parte de los habitantes del Valle de Chota, que intentan convertir a esta actividad en el motor que dinamice la economía de sus involucrados. Sin embargo, hasta el momento es de temporadas, ya sea por Carnaval y feriados nacionales. Hacer de turismo una sociedad organizada y estable tomará mucho tiempo todavía, es un real desafío para el Pueblo Afroecuatoriano.
Entre las fortalezas del Pueblo Afroecuatoriano, en el campo artesanal conservado en un 80%, se destaca viva y rica tradición artesanal (tagua, coco, chonta, damagua, balsa, rampida, calabaza, concha, bambú, guadua, semillas y cerámica), con lo que pueden elaborar aretes, llaveros, collares, pulseras, binchas, canastas, abanicos, carteras, esteras, mantas, tapetes, canaletes, canoas, maracas, bombos, cununos, máscaras, adornos etc. Su danza y música es muy rica en contenido ancestral, como la banda mocha con su tradicional baile de la botella, otros ritmos como: marimba esmeraldeña, el arullo, el andarele, la caderona, torbellino, la caramba, el berejú, el currulao, Juana María, entre otras; etc, utilizan instrumentos musicales de soplo y percusión como: hoja de naranjo, puros, tubo de fibra de cabuya, flautas de carrizo, bomba, maracas, el bombo, la caja o tambor, el guiro o raspador, los platillos y la guitarra.
Otro atractivo y deleite para los turistas es la gastronomía afroecuatoriana, que la conservan en un 85%, está basada en productos derivados del mar, con alto contenido de nutrientes y en el Valle del Chota y Cuenca del Río Mira, su alimentación es variada y nutritiva. Otro aspecto vital se refiere a la rica tradición oral que también se constituye en mitos y leyendas que intentan contar una historia a partir de la imaginación de su gente de ébano. La vivienda, se mantiene con características ancestrales en un 25% y en la zona costera está construida de pambil, caña guadúa y techos de palma; en el Valle del Chota y Cuenca del Río Mira su construcción es mixta, aunque aún es posible ver viviendas con paredes de bahareque o chocoto.
Los Afroecuatorianos se dedican a actividades cotidianas, mantenidas en 57%, tanto en la costa, como en la serranía a nivel de los valles, se sostienen de la: agricultura de frutales, granos, caña, hortalizas etc; desde luego, combinan con otras actividades de prestación de servicios profesionales y domésticos en centros urbanos cercanos. Apenas un 7% de afroecuatorianos, se encuentran vinculados a la actividad turística organizada, las actividades que ofrecen son: pesca artesanal, preparación de platos típicos, paseos en botes por los ríos o los manglares, visita a las islas perdidas en el Pacífico, paseo por acantilados, arrecifes rocosos, paseos a caballo, playas, molienda de caña, elaboración de artesanía. Se observa, el 60% dedicado a actividades operativas.

Entre las debilidades y limitantes que aducen tener los afroecuatorianos para no vincularse plenamente a la actividad turística de cualquier tipo son: recursos económicos, dificultad de acceder a créditos, conocimientos técnicos, aspecto legal, entre otros.  Es evidente que cuando se les pregunta las razones por las que se dedicaría al turismo, responden: fuente de empleo, por incrementar sus ingresos económicos y en consecuencia mayores y mejores condiciones de vida, por rescatar su cultura y difundir su riqueza histórica, por dejar un legado de a las nuevas generaciones acerca de sus costumbres y tradiciones, por comunicar y enseñar a propios y extraños su riqueza cultural e identitaria. Como es evidente la cultura afroecuatoriana tiene mucho que ofrecer a propios y extraños, pero se requiere que los Organismos rectores de la actividad turística continúen reafirmando sus políticas de capacitación, apoyo y asesorías para que los diferentes asentamientos de afroecuatorianos, puedan vivir del turismo en todas sus formas y expresiones.
20 Lineamientos Estratégicos para el desarrollo del Turismo Afroecuatoriano, para el Buen Vivir.
Todos los elementos antes referidos, configuran y dan lugar al Pueblo Afroecuatoriano, además, generan un bagaje cultural, que se expresa de múltiples formas. Sin embargo, no existen lineamientos claros para promover un desarrollo sostenido en aspectos socioeconómicos, desarrollo social, política, manejo ambiental, educación, salud, etc, como consecuencia de la limitada implementación y evaluación de programas y proyectos; lo que genera una paulatina pérdida material e inmaterial de esta base cultural.

Una de las primeras acciones a tomarse en cuenta y rigor es eliminar el grado de analfabetismo, aún latente entre los Afroecuatorianos;a sí mismo, el Estado debe implementar las políticas y garantizar el acceso total al sistema de Estudios en el país. La razón principal de este artículo, refiere al desarrollo del Turismo, como eje dinamizador del rescate de la cultura y de la economía de sus actores; así se plantean veinte lineamientos:

  • Fortalecimiento Organizacional: El eje, del cual dependerá el éxito o no de cualquier programa o proyecto, se derivará de la calidad organizacional, tanto de los Organismos rectores del turismo a nivel nacional, regional y local, como de las estructuras y liderazgo de cada una de las Parroquias, Comunidades y/o Barrios. Es una condición, que marcará la calidad de vida de todos sus involucrados.
  • Compromiso de trabajo de la Empresa Pública y Privada: Es urgente, la unión de capacidades, recursos y conocimiento en torno al desarrollo de proyectos que garanticen la sostenibilidad de la cultura a través del desarrollo turístico. Han sido décadas de trabajo aislado, que no ha representado un cambio positivo en la cultura poblacional.
  • Planificación Territorial: El Ecuador se caracteriza por su paisaje construido (natural, cultural, agropecuario, arquitectónico) formado por pueblos, ciudades, parques, plazas, arquitectura y más recursos; por lo que, se hace imprescindible, registrar y ordenar toda este legado, con la finalidad de buscar mecanismos y estrategias de aprovechamiento, tendientes a generar oportunidades y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
  • Elaboración de un Plan de Desarrollo del Turismo Afroecuatoriano.- Existe el PLANDETUR 2020; sin embargo, en este no se considera el desarrollo de destinos y productos a partir de emprendimientos afrodescendientes. Es necesario, que los organismos rectores del turismo en el Ecuador en conjunción con la Academia desarrollen un Plan de Desarrollo  Turístico Afrodescendiente.
  • Investigación desarrollada por la Academia Ecuatoriana: En Ecuador, está casi todo por hacer, por lo que en los diferentes asentamientos de Afroecuatorianos, existe muchas oportunidades de investigación en los ámbitos: historia, geografía, territorio, interculturalidad, patrimonio cultural material, patrimonio cultural inmaterial, biodiversidad, recursos paisajísticos, recursos hídricos, cosmovisión afrodescendiente, etc. Sin duda, la Universidad Ecuadotoriana, puede y está en la obligación de convertirse en la gestora del conocimiento y sobre todo el de convertirse, en el eje dinamizador de desarrollo de su localidad y/o región, que forma parte de su jurisdicción.
  • Monitoreo y evaluación de los planes anuales operativos: Aún los proyectos dependen mucho de las decisiones y cambios políticos, por lo que su continuidad y posibilidad de éxito, se ven limitados. Se debe desarrollar las habilidades y competencias en la población, para que sean quienes asuman la gestión del turismo en sus localidades, y así se eliminará la dependencia, el paternalismo y los fracasos.
  • Procesos de Capacitación y desarrollo de competencias individuales y colectivas en los Afrodescendientes: Si bien el Ministerio de Turismo, así como cada Gobierno Local, desarrollan programas de capacitación tendientes a profesionalizar el sector turístico; también, es verdad que se descuida a las comunidades que se encuentran buscando alternativas de desarrollo económico, y han contemplado al turismo como una promesa de vida. En este sentido, estos organismos, como entes de desarrollo local, deben disponer de planes de trabajos articulados y participativos, que garanticen resultados en el menor tiempo posible.

Los temas de capacitación, deben estar enfocados en: fortalecimiento organizacional, liderazgo, estrategias de comunicación, idiomas, estrategias de negociación, cultura general, relaciones humanas, relaciones públicas, investigación y desarrollo artesanal, investigación y desarrollo gastronómico, guianza turística, senderización e interpretación ambiental, gestión de hospedaje, gestión de alimentos y bebidas, gestión cultural, gestión ambiental, investigación y medicina ancestral, agricultura orgánica, técnicas agrícolas ancestrales, investigación y sabiduría ecológica, investigación y rescate del patrimonio cultural material, investigación y rescate del patrimonio cultural inmaterial, georeferenciación y diseño de rutas turísticas, estrategias de mercadeo para emprendimientos turísticos, calidad turística, manejo higiénico de alimentos, etc..

La capacitación no debe ser esporádica, sino que debe ser desarrollada en función de las necesidades de las Redes de Turismo Comunitario y con objetivos a corto, mediano y largo plazo; además, se deberá evaluar los resultados, ya que la inversión es alta, y los efectos de la misma deben visibilizarse en la calidad y variedad de la oferta turística.

  • Créditos para emprendimientos turísticos Afroecuatorianos en la CFN y Banco Nacional de Fomento: Asegurar recursos económicos que permitan financiar emprendimientos turísticos, con énfasis en la Redes de Turismo Comunitario, con una tasa de interés baja, y sobre todo ágiles y eficientes en tiempo.
  • Creación e implementación de Museos Etnográficos, en  la geografía Ecuatoriana (principales asentamiento afrodescendientes).-  En todo el Ecuador no se fomentado la creación de museos afrodescendientes. El Ministerio de Patrimonio y Cultura debe priorizar este proyecto, ya que permitirá rescatar y difundir el patrimonio tangible e intangible de tan importante desde sus orígenes.
  • Organización e implementación de Redes de Turismo Comunitario Afrodescendiente.- Las bondades de las redes es muy amplia, puede involucrar familias, comunidades, parroquias, cantones, provincias con sus respectivos productos y potencialidades. El condicionante, será sin duda el: liderazgo, la organización, los procesos, impactos, la administración y gestión de la calidad etc.

Las Redes de Turismo Afrodescendiente incluirán historia, cosmovisión: música, danza, gastronomía, hospedaje, artesanía, mitos, leyendas, fiestas, rituales, prácticas cotidianas, talentos artísticos, deportivos, literarios, científicos, recorridos; la suma, de todas estas fortalezas se constituirán en productos turísticos de interés nacional e internacional.

  • Formación de Promotores y Guías Turísticos nativos.- Los Gobiernos Autónomos Descentralizados, Ministerio de Turismo, Ministerios de Patrimonio y Cultura y Comunidad afrodescendiente deben establecer acuerdos y proceso de capacitación en pro de la formación de guías y promotores turísticos; mismos que se convertirán en los intérpretes, asesores de viajes, organizadores de eventos locales, motivadores, educadores ambientales y en los mejores agentes vendedores de los atractivos turísticos de sus localidades.
  • Innovación y Diversificación de la oferta turística actual de los afroecuatorianos.- Desarrollar procesos de investigación de mercado, con la finalidad de redefinir algunos productos turísticos en función de las necesidades reales de la demanda; también permitirá identificar plenamente los segmentos de mercado, para desarrollar acciones de marketing efectivas. A la vez, se mejorarán e innovarán los proyectos existentes en las áreas: técnicas, tecnológicas, bienes, servicios, alianzas etc. La innovación de los emprendimientos turísticos incluirá el uso de sistemas de información y comunicación que garantice el cumplimiento efectivos de reservas, uso de redes sociales, manejo contable, administración del talento humano, seguimiento postventa y más acciones. Además, se en el área Turística, es vital georeferenciar los destinos y productos turísticos.
  • Creación de Operadoras de Turismo Comunitario Afroecuatoriano: Mismas que deben estar en capacidad de planificar y comercializar rutas turísticas que incluyan fundamentalmente la base cultural Adrodescendiente. Deben trabajar en coordinación con las diferentes Redes de Turismo Comunitario.
  • Fortalecimiento de la Capacidad Institucional local: Las Comunidades y Juntas Parroquiales Afrodescendientes, deberán afianzar su liderazgo, capacidad de integración, inclusión, equidad y gestión de políticas de desarrollo local, enmarcadas en el Plan Nacional del Buen Vivir.
  • Gestión de nuevos patrimonios tangibles e intangibles del pueblo afrodescendiente-UNESCO.- Es un trabajo que visibilizará los logros y la puesta en valor del pueblo afrodescendiente para contribuir a la memoria social de los ecuatorianos.
  • Plan de Marketing Integral para todos los emprendimientos afrodescendientes del Ecuador.- Diseñar un plan de marketing que garantice el fortalecimiento de marcas, imagen y oferta del turismo afroecuatoriano en su totalidad, convirtiéndose así en un producto ecuatoriano vital. Desarrollar estrategias que permitan llegar a todas las latitudes del  mundo a través de las bondades de la tecnología.
  • Creación de Centros Culturales en poblaciones afrodescendientes del Ecuador: Existe una riqueza cultural, artística, científica y deportiva que merece ser difundida para revalorizar y fomentar la autoestima de la población afrodescendiente. Centros Culturales, que se conviertan en espacios para integración de los actores culturales, la investigación, biblioteca, lanzamientos de textos, artículos, desarrollo de eventos culturales, capacitación exposición artesanal y sobre todo para premiar, incentivar a todo el talento, obra y mérito de la cultura afroecuatoriana.
  • Creación de Parques Temáticos y Recreacionales Afrodescendientes.- Parques especializados en medicina ancestral, vivienda, costumbres ancestrales y revitalización de la vida, obra y legado de los personajes afrodescendientes de pendiendo de la ubicación geográfica de los parques.
  • Institucionalizar eventos festivos, cívicos, culturales y científicos.-Calendarizar los eventos afroecuatorianos, con el propósito de crear el interés de propios y extranjeros; es un forma positiva y valiosa para difundir, visibilizar y en consecuencia revalorizar la identidad afroecuatoriana.
  • Investigación de la historia y  manifestaciones ancestrales de los afroecuatorianos.- No se puede permitir que se pierda en el tiempo tanta riqueza de la cultura afroecuatoriana; hay personas que han fallecido y consigo se han llevado sus recuerdos, sus acciones heroicas y hechos que dan valor a este pueblo.

Conclusiones:

El presente estudio revela, que los descendientes de África, llegaron a costas ecuatorianas en 1526, por lo que han formado parte de la historia del Ecuador al menos desde la Época Colonial, que incluye: la Conquista Española entre 1529 y 1534; la implantación del orden colonial entre 1534 y 1593; el auge del orden colonial desde 1593 a 1721 y la redefinición del orden colonial entre 1721 y 1808. Luego, los Afroecuatorianos, participaron activamente en la Independencia y Gran Colombia, en el primer momento entre 1808 y 1812, en el segundo momento desde 1812 hasta 1820 y un tercer momento entre 1820 y 1822; así como, en la Gran Colombia que se registra desde 1822 hasta 1830. En lo que refiere a la época Republicana del Ecuador, los afrodescendientes estuvieron presentes en el proyecto nacional criollo de 1830 a 1895, en el proyecto nacional mestizo que va desde 1895 a 1960 y en el proyecto nacional de la diversidad de 1960 hasta la presente fecha. Determinándose así, la participación activa en el proceso de construcción de la nacionalidad ecuatoriana.

En el proceso investigativo, se ha identificado y estudiado a cada uno de los personajes que han contribuido de forma más visible a la construcción de la historia del Ecuador; es decir, que han estado presentes en procesos de lucha para la libertad, defensa de sus derechos humanos, condiciones laborales justas, por la equidad, inclusión social, por la no discriminación racial, por la visibilización de sus obras, por compartir sus expresiones culturales, por el fortalecimiento organizacional sobre todo del sector femenino; sin duda, han buscado y esperan la reivindicación total y absoluta del pueblo afrodescendiente y se proyectan positiva y propositivamente para alcanzar el Buen Vivir. Así, en el campo político en los últimos 489 años de presencia africana en el país, se destaca la labor excepcional de 47 personajes, sus biografías han sido publicadas en un texto.

En el campo socio-cultural, se distinguen al menos a 18 personajes afrodescendientes, todos ellos, seres humanos extraordinarios, llenos de carisma, talento, habilidades, actitud y sobre todo constancia. Es impresionante a nivel literario la gran producción existente en el Ecuador y que es muy poco socializada, en consecuencia poco apreciada y valorada. A nivel artístico se presentan varios grupos y solistas con melodías y uso de instrumentos musicales ancestrales de gran valor cultural y talento. En danza, una incomparable riqueza que proyecta la alegría, el sufrimiento del pueblo afrodescendiente a través del tiempo. Promotores/as culturales de gran valía, que se han convertido en líderes y lideresas de su pueblo y en consecuencia amados/as por su gente y cuando su obra es conocida, también admirados por personas externas a su cultura. A nivel educativo y científico, se destacan 9 personajes y en deporte 32 glorias que han triunfado a nivel nacional e internacional.

Los afroecuatorianos se han constituido en un referente de trabajo, de unión, de lucha y logro de ideales. Es necesario sin embargo, que el Estado a partir de las Políticas del Buen Vivir; razón por la cual, se propone al Turismo Comunitario, como una alternativa y promesa de rescate histórico-cultural y desarrollo socioeconómico, que es incluyente y requiere de todas las capacidades y conocimientos de la población afrodescendiente, para promover destinos y productos turísticos a través de Redes. Lo que, garantizará la unión de su pueblo, la conservación de su patrimonio cultural material e inmaterial, y la efectiva inserción y visibilización de esta cultura a nivel nacional e internacional.

Los textos escolares han mejorado, respecto a la visibilización del Pueblo Afrodescendiente, aún se difunde una imagen estereotipada y estigmatizante tanto de esta cultura como de los indígenas, no se hace referencia a aspectos como la discriminación, segregación y explotación; por lo tanto, no se puede generar un análisis crítico de la diversidad cultural ecuatoriana, si se sigue invisibilizando las relaciones de poder.

Bibliografía.

Abad, G. (2013). “Juan García y Juan Montaño: “Territorios distintos y narrativas complementarias desde la memoria afrodescendiente”, Línea de Fuego, Revista Chasqui N°120. Disponible en: www.ciespal.net/chasqui.P.89
Antón, J. (2003). “Organizaciones de la sociedad civil. Consultoría sobre Diagnóstico de la problemática afroecuatoriana y propuestas de acciones prioritarias”. CT BID ATN SF 573. Consejo de Coordinación de la Sociedad Civil Afroecuatoriana. Quito.

Antón, J. (2004). “Afroecuatorianos, condiciones sociales y ley de derechos colectivos”. Boletín Palenque. Año 23 Número 3. Septiembre Octubre. Centro Cultural Afroecuatoriano. Quito.

Antón, J. (2005), “Afroecuatorianos: invisibilidad, racismo, exclusión y pobreza”. En: Secretaría Técnica del Frente Social. Quito.

Antón, J. (2007). “Afroecuatorianos, nuevo estado y políticas públicas en el Ecuador”. En  II Congreso Ecuatoriano de Antropología y Arqueología.P.13
Antón, J. (2007), “Afroecuatorianos”.Fundación Museo de la Ciudad. 2007. Afrodescendientes, una historia dinámica de identidad, resistencia y ciudadanía”. Fundación Museo de la Ciudad. (pp. 07-109). Quito.

Antón, J. (2007). “Afrodescendientes: sociedad civil y movilización social en el Ecuador”. Journal of Latinamerican and Caribbean Antrophology, Vol. 12(1), (pp. 233, 235, 245).  Quito.

Antón, J. (2009). “El proceso organizativo afroecuatoriano: 1979-2009”. Tesis doctoral no publicada. FLACSO, (p.87).Quito.

Antón, J. (2012),  “El Liberalismo, la Revolución Liberal y los Afroecuatorianos” (p.119).

Bertaux, P. (1972). “África desde la Prehistoria hasta los Estados Actuales”. Colección Universal siglo XIX, N°32. México. Editorial XIX.  (p. 135).
Cámara de Turismo Provincial de Pichincha; Cifras Turísticas 2014.
 
CEPAL (1997). “Panorama Social de América Latina”: Disponible en: www.eclac.cl/d.asp?id=4649.

Carrión, A. (1980).” Imágenes de la vida política del Ecuador”, vol. I, (p. 50). Banco Central, Quito.
CINE.UNESCO (2007), Clasificación Normalizada de la Educación.
Constitución de la República del Ecuador, 2008. Decreto Legislativo 0, Registro Oficial 449 de 20.oct-2008- última modificación del 13 de julio del 2011.Art. 56, 57, 60.

Costales, A. y  Peñaherrera, P. (1964).  “Historia social de Ecuador. Tomo I: Concertaje de Indios y Manumisión de Esclavos”. Llacta Número 17. Quito: Instituto Ecuatoriano de Antropología y Geografía.

Chalá, J. (2006). “Chota Profundo: Antropología de los Afrochoteños”. Quito: Abya Yala, Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil Afroecuatoriana.
De Wulf Martin (20159, Pirámides de población del mundo desde 1950 a 2100, Disponible en: http://populationpyramid.net/es/ecuador/2015.

Díaz, R. (2003).   “Diagnóstico de  Identidad Cultural Afroecuatoriana”. Técnica BID ATN –SF-7759, Quito, diciembre. (P. 14.)
Estupiñán,  J. (1977), “Historia de Esmeraldas” Ed. Gregorio de Portoviejo, Esmeraldas.
FEPTCE (2014), Diversidad Cultural y Territorios para la Vida 2013-2014.
García, C. (2001). “Reconstrucción, transformación y construcción de nuevos escenarios de las prácticas de la Afroamericanicidad. En Cultura y Transformaciones Sociales en tiempos de la Globalización”, (pp.79–87). Caracas: Colección Grupo de Trabajo FLACSO.

García, J. (2002). “Los Guardianes de la Tradición”. Compilador. PRODEPINE, Quito.
Handelsman, M. (2001). “Lo Afro y la Plurinacionalidad”. (pp.34-123).  Editorial Abya Yala.

Hidalgo, A. Laura (1982), “Décimas Esmeraldeñas”, Recopilación y análisis socio-literario”.

Kapenda, Jean (2001), “Diccionario Lingala – Español / Español - Lingala: Historia y Origen Africano del Negro ecuatoriano”. Editora Casa de la Cultura Ecuatoriana – Quito. pP. 8-9.
Mauniex, D. (1970). “Historia de la Trata de Negros” México. A.LD.

Moreano, A. (1976).  “Ecuador: Pasado y Presente”, Quito, Edit. Universitaria.

OMT (2014); Panorama Mundial del Turismo hasta el 2030.

Palacios, J. (1973). “La trata de los negros por Cartagena de Indias”. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Tunja. (p.23).
Pabón, I. (2007). “Identidad Afro, Procesos de Construcción en las Comunidades negras de la Cuenca Chota-Mira”. Ediciones Abya-Yala, Quito Ecuador.
Pabón, I. (2008). “Historia de vida de la afrochoteña: Aída Espinosa”. Publicación del Ministerio de Cultura del Ecuador, Octubre/2008. PP.9-59.
PNUD (2007); Informe Objetivos de Desarrollo del Milenio, Estado de Situación 2007- Pueblo Afroecuatoriano.

PLANETUR 2020. Gobierno del Ecuador.
Rahier, Jean (1985), La décima: Poesía oral negra del Ecuador.
Reyes, O. (1931). “Historia de la República”, Quito, Imprenta Nacional.

Savoia, R. (1989). “El negro en la historia de Ecuador y del sur de Colombia”, ABYA YALA, Quito.

Tardieu, J. (2006). “El negro en la Real Audiencia de Quito”, Siglos VI-XVIII, ABYA YALA, IFEA, COOPI, Quito. (p.15).

Valarezo, G. (2010). “Los Negros del Valle del Chota”; La búsqueda de un estilo artesanal propio. Proyecto de fortalecimiento de los emprendimientos productivos artesanales de la Sierra Norte del Ecuador: Carchi e Imbabura.

Walsh, C. y  García, J. (2002). “El pensar del emergente movimiento afroecuatoriano. Reflexiones (des)de un proceso”. En: Daniel Mato (coord.): Estudios y Otras Prácticas Intelectuales Latinoamericanas en Cultura y Poder. Caracas: Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) y CEAP, FACES, Universidad Central de Venezuela

Whitten, N. y  Friedemann, N. (1974). “La Cultura Negra del Litoral Ecuatoriano y Colombiano: Un Modelo de adaptación étnica”; Instituto Colombiano de Antropología; Bogotá.
Zambrano, M. (2010), “La formación racial y re significación de la justicia social en el valle del chota”, FLACSO,         tesis para obtener el título de Maestría en Ciencias Sociales con mención en Ciencia Política. (p.23).

Zapata, M. (1989). “Las claves mágicas de América Plaza y Janes”, Bogotá (p. 23, 102).

    • Fuentes Electrónicas:
  • Afro-Latinos in Latin America and Considerations for U.S. Policy ( 21 de noviembre del 2008), Disponibles en: http://www.fas.org/sgp/crs/row/RL32713.pdf
  • ONU, Mujeres (2013), Disponible en: http://www.unwomen.org/es/csw/ngo-participation/registration
  • Afroecuatorianos, Personajes(1995), Disponible en: http://afros.wordpress.com/historia/personajes-afroecuatorianos-historicos/cristobal-de-la-trinidad-y-bernarda-loango-grijalba/
  • Comunidad Negra y Cambio Cultural, Quito, 1996. Disponible en: http://www.hispanista.com.br/lan%C3%A7amento34esp.htm

Recibido: 08/05/2015 Aceptado: 10/05/2015 Publicado: Junio de 2015

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.