TURyDES
Vol 6, Nº 14 (junio/junho 2013)

POTENCIALIDADES ECOTURÍSTICAS DE LA REPÚBLICA DOMINICANA

Mario Castellanos Verdugo (CV) y Francisco Orgaz Agüera (CV)

El sector turístico requiere un tratamiento específico por la variedad en las interrelaciones que se producen entre todo lo que conforma la oferta y sus destinatarios, el turista. El turista no interactúa sólo con las organizaciones directamente prestatarias del servicio, también con su entorno y el contexto en el que se desarrolle el servicio. Por tanto, su grado de satisfacción dependerá también de las características físicas, humanas y organizativas o funcionales de dicho servicio.

El turismo opera como fuente de oportunidades para la modernización a nivel económico, social y cultural; y es el patrimonio un factor de cohesión social, por las importantes sensibilidades a las que afecta: El entorno o la propia historia del territorio. Pero se buscan, cada vez más, modelos sostenibles de desarrollo porque la sociedad está más concienciada en temas como el impacto medioambiental, tanto por motivos económicos como sociales, y cuya importancia repercute en el nivel de calidad de vida de sus habitantes.

En definitiva, los espacios de mayor interés natural junto con los lugares de especial valor cultural forman una densa red patrimonial que debe promocionarse para la modernización a nivel económico, social y cultural de una determinada zona geográfica.

Es imprescindible incorporar a los colectivos ciudadanos, o a los residentes, en los procesos de decisión y de gestión, puesto que es fundamental para evitar la creación de falsas identidades al servicio únicamente del turismo aunque sea este cultural o medioambiental.

Dada la complejidad del fenómeno a estudiar, donde influyen aspectos culturales, relacionados con la historia, con la gestión del patrimonio cultural y etnográfico, sin dejar de ser una actividad económica, es necesario atender a la opinión de los principales implicados directamente en el fenómeno que, a nuestro entender, son los ciudadanos residentes en la zona, así como los turistas que visitan el área protegida, sin olvidar la visión empresarial y económica ni la dimensión política.

Por tanto, es imprescindible estudiar el patrimonio etnológico, es decir, las manifestaciones tanto materiales como inmateriales, con un carácter integrador que representa el modo de actuar y concebir el mundo por parte de una sociedad. Y entender que el paisaje cultural es un elemento que aporta una visión actual e innovadora, con una dinámica física, pero también con una dinámica social, en continuo movimiento y vivo, donde los elementos patrimoniales se relacionan entre ellos, recogiéndose tradiciones, fiestas, gastronomías y oficios.

El marketing se convierte en una herramienta útil que puede ser utilizada como respuesta a ciertos cambios económicos, políticos y sociales en los destinos turísticos y su entorno operativo puesto que la gestión de un destino consiste en muchos colectivos y acciones interrelacionadas que abarca a muchas y variadas organizaciones. El marketing se ocupa, en último extremo, de la construcción, comunicación y gestión comercial de la imagen del destino. La imagen es un elemento fundamental y la marca afirma una identidad distintiva de forma que ofrece el potencial de asegurar la ventaja competitiva y económica, el desarrollo de la comunidad y la cohesión, así como promover un mayor compromiso civil sobre la identidad del destino turístico, en nuestro caso, los recursos naturales del país.

Todo esto, sin olvidar apoyar la puesta en valor del recurso natural con otros recursos patrimoniales, con la misión de identificar aquellos de mayor interés y ofrecer una interpretación estructurada y atractiva de los mismos, narrando una historia capaz de atraer visitas e inversiones, descubriendo así las oportunidades de la actividad y áreas del proyecto, y situando el territorio en condiciones de iniciar un nuevo impulso de desarrollo económico a través del turismo, buscando crear una experiencia turística única para el visitante.

Los recursos naturales guardan una estrecha relación en República Dominicana con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. La misión principal de esta institución es aplicar una política de Estado integral para la conservación, protección y regulación de la gestión de los recursos naturales y el medio ambiente para alcanzar el desarrollo sostenible de la República Dominicana (Ley 64-00 de Medio Ambiente). Busca desarrollar una política abierta, democrática y participativa, basada en la cooperación y en las alianzas estratégicas entre el Estado, las comunidades y el sector empresarial, a fin de comprometer a todos los actores públicos y privados que intervienen en la gestión del medio ambiente y los recursos naturales, con un modelo de desarrollo sostenible que garantice una calidad de vida adecuada para las generaciones presentes y futuras.

Como medidas de mejora y acondicionamiento de las áreas protegidas por parte de esta institución, encontramos que se realizan principalmente tres acciones. La primera de ella es la recuperación de zonas degradadas y contaminadas, con el objetivo de convertirlas en Parques Ecológicos, con la función de ser un lugar recreativo para la población local y turistas. La segunda consiste en recuperar y acondicionar zonas verdes y parques mediante la reforestación y creación de zonas de ocio y recreación. Por último, está acondicionando áreas protegidas para la práctica de la actividad ecoturística, con la creación de senderos, la edición de información para los visitantes de la flora y fauna, el acondicionamiento de áreas de descanso o la creación de embarcaderos en ríos o lagunas. A través de todas estas acciones se busca acondicionar las áreas protegidas para convertirlas en zonas potenciales para el ecoturismo, y para crear productos ecoturísticos a corto plazo, sin olvidar las funciones básicas que desarrollan como áreas de recreo para la comunidad y pulmones ambientales para frenar el cambio climático y la contaminación ambiental.

Cuando hablamos del término ecoturismo nos referimos al turismo interesado en visitar espacios naturales protegidos y conocer la flora y la fauna de los países y comarcas que se visitan (Sanz Domínguez, 2002). Hablamos por tanto de la forma de recreación más sana y gratificante de que dispone el ser humano para salvar las barreras que se interponen entre sus sentidos y la naturaleza, es decir, para entrar en contacto directo y a plenitud con el medio natural que le sirve de escenario a su existencia.  Aunque el ecoturismo no es de ninguna manera una idea nueva, tampoco lo es el hecho de que, desde hace tan solo unos pocos años, su conocimiento ha comenzado a ser abordado de una manera sistemática (Sandoval, 2007).  El ecoturismo es la alternativa a la práctica del turismo de masas, una práctica ambientalmente insostenible, que sobrecarga recintos naturales muy frágiles, poniendo en riesgo en muchas ocasiones valores ecológicos esenciales y únicos de la naturaleza, que provoca una demanda de recursos por encima del disponible por una persona promedio (Jiménez, 1992).

República Dominicana dispone de una gran variedad de recursos aptos para la configuración de productos ecoturístico, y con grandes posibilidades de competir con destinos latinoamericanos más consolidados en este turismo, como son Costa Rica, Belice o Cuba.

En la actualidad República Dominicana cuenta con 122 áreas protegidas, muchas de ellas acondicionadas para la visita de la población residente del país y de los turistas. Hasta el momento se han constituido cinco eco-rutas turísticas gestionadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales; eco-ruta Santo Domingo Este, eco-ruta Santo Domingo Oeste, eco-ruta Rio Ozama, eco-ruta Los Haitises y eco-ruta María Trinidad Sánchez. Existen otras como ruta de las Mariposas, ruta ecoturística Tamayo-Bahoruco o eco-ruta Macorix que se están estudiando para perfilarlas como posibles nuevas rutas turísticas ecológicas próximamente. Por otro lado, existen además otras que son gestionadas entre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y empresas privadas del propio país.

El objetivo de este documento de trabajo, basado en una metodología cualitativa, es analizar y profundizar en el conocimiento de la actividad ecoturística en República Dominicana. Este análisis generará unos resultados, que permitirán ofrecer unas conclusiones, y en algunos casos unas recomendaciones, para un desarrollo ecoturístico sostenible.

La elaboración de esta investigación ha seguido una metodológica centrada en el trabajo en el propio destino, aplicando un método cualitativo, cuyas principales técnicas han consistido en entrevistas, grupos de discusión y observación participante, considerando que estas técnicas nos podrían aportar datos más sensibles y de mayor amplitud sobre el tema (Davies, 2003).  Por esta razón acudimos a una estrategia de investigación que nos ayudará a generar relaciones y posibilitará la afloración de nuevos conceptos. Planteamos el estudio como parte de un caso único enmarcado en la Teoría Fundamentada o Enraizada (Glaser y Straus, 1967). Esta teoría facilita que el investigador extraiga información de los propios datos empíricos obtenidos, sin la necesidad de unas hipótesis de estudio previas. Son los datos los que de forma inductiva dan lugar a las teorías y permiten explicar fenómenos complejos y singulares en los que existen multitud de variables de difícil relación. Este método ya ha sido aplicado en el turismo en algunas ocasiones. De este modo Connell y Lowe (1997) explican como lo emplearon en una investigación y argumentan sobre las cualidades del mismo.

Para la realización de las técnicas cualitativas se decidió conocer la percepción que tenían del tema profesionales del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, de universidades, de la población local y de algunos turistas. Esto permite movernos entre la teoría y los datos, apoyándose unos en los otros para el establecimiento de relaciones.

Las entrevistas consisten en un acto de comunicación oral que se establece entre dos o más personas, con el fin de obtener una información (Malhotra, 2004). Las entrevistas de esta investigación fueron realizadas oralmente y de forma abierta a seis personas de la comunidad, a un profesional de universidad experto en ecoturismo en República Dominicana, a cinco expertos del Ministerio de Medio Ambiente de República Dominicana, y al Ministro y tres Viceministros del Ministerio de Medio Ambiente de República Dominicana, personas estrechamente relacionadas con el medio ambiente y el turismo en el país y con diferentes perspectivas sobre el tema, ayudando a reconstruir el puzle sobre el que proyectar el desarrollo turístico en la zona, partiendo de su experiencia y conocimientos sobre el asunto. Todos ellos han jugado en algún momento de su vida un papel relevante en relación a la actividad medioambiental y turística en el país. Lo importante de este tipo de entrevistas es que el entrevistado establezca su propio discurso para analizar posteriormente la información tanto de forma  vertical (encadenamiento de ideas y relaciones) como horizontal (los temas de interés de los entrevistadores).

Tabla 1. Estructura básica de las preguntas de la entrevista ha sido la siguiente

GUÍA DE ENTREVISTA

MOTIVACIÓN

¿Podrías decirnos su nombre, cargo y relación con el Ministerio de Medio Ambiente o turismo en la zona?

Romper el hielo, identificar el papel del individuo en la zona

¿Cuál es la importancia del turismo en general en República Dominicana?

Percepción de la actividad turística en el país

¿Cuál es la importancia del ecoturismo en República Dominicana?

Percepción de la actividad ecoturística en el país

¿Cómo se le podría dar un mayor impulso al ecoturismo?

Percepción de las posibles vías de desarrollo turístico

¿Qué puede ofrecer República Dominicana, en materia ecoturística, a los turistas?

Percepción del interés turístico del país más allá de su riqueza de playas

¿Qué rol juegan las instituciones públicas?

Identificar la percepción del esfuerzo realizado por los agentes públicos

¿Cómo percibirá el residente el incremento de la actividad turística?

Percepción de los impactos futuros de la actividad turística en los residentes

 

¿Algún comentario adicional?

Se deja abierta para que el entrevistador introduzca algunos ítems no comentados o refuerce lo que él considere más relevante a lo largo de la entrevista

Fuente: Elaboración propia.

La utilización de los grupos de discusión es una técnica de investigación donde se reúnen entre 5-8 personas para expresar su visión sobre un tema dado mediante una conversación en un ambiente permisivo, no directivo (Krueger, 1991). Los temas elegidos fueron los referentes a las ecorutas en República Dominicana, y al ecoturismo del país. Han participado exclusivamente nueve personas pertenecientes al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana.

La estructura básica de las preguntas en los grupos de discusión han sido las siguientes:

El trabajo de campo ha consistido en la participación de la situación que se estaba estudiando junto a los actores sociales, observando “in situ” a través de la inclusión en las “vivencias y percepciones”. Esta técnica de investigación ha consistido en convivir con diversas personas día a día en diferentes vivencias en las áreas protegidas; generalmente han sido dos, por un lado realizar viajes programados, y por otro lado, participar y observar directamente actividades en áreas protegidas. Para ello los actores sociales utilizados han sido el Ministro de Medio Ambiente, dos Viceministros de Medio Ambiente, dos trabajadores de las oficinas del Ministerio, y un trabajador de un área protegida del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana.

A través de estas técnicas cualitativas se han obtenido una serie de resultados, que a su vez nos generan una serie de conclusiones. Para ver con más claridad y detalle los resultados realizaremos un análisis DAFO. Esta metodología de análisis hace referencia a cuatro conceptos:

A través de este análisis, se evaluarán los puntos fuertes y débiles del sector junto con las amenazas y oportunidades externas al mismo. Aunque, esta metodología, para algunos autores puede presentar problemas (Quigley, 1996).

La metodología empleada nos lleva a partir de dos resultados principales: Por un lado el turismo en Republica Dominicana es el principal sector económico, y por otro, el Gobierno de Republica Dominicana ha tomado conciencia de que el futuro del desarrollo económico pasa por el sector turístico, realizándose por ello políticas para mejorar la calidad de vida de la población local a través de la creación de empleos en áreas protegidas, y a través del fomento del ecoturismo. A partir de aquí, tal metodología nos ha planteado una serie de resultados más concretos, que se desarrollan a continuación.

Todos los intentos de potenciar el ecoturismo se están llevando a cabo con la participación de los ciudadanos y contemplándose los impactos tanto positivos como negativos que puede tener la actividad ecoturística sobre el país. Entre los impactos ambientales negativos más significativos están los asentamientos ilegales de la población local para cultivar la tierra y como medio de ubicación de su vivienda, provocando perdida de la vegetación y contaminación ambiental.

Por su parte el empresariado local tiene un alto grado de motivación para aprovechar la oportunidad que brinda el turismo en cada provincia, habiendo pasado de un estado de pesimismo a un estado de optimismo en los últimos meses, tras la entrada a la presidencia del nuevo gobierno. Por lo tanto, la población local percibe la actividad ecoturística de manera positiva.

En cuanto a las instituciones públicas, estas pretenden generar conciencia en la población local acerca de la importancia del medio ambiente para la vida actual y para las generaciones futuras. Cada gobierno y oficina de medio ambiente de la provincia, tienen la misión de gestionar los recursos naturales de la provincia, con el objetivo de obtener beneficios en la provincia y para las propias instituciones.

Por lo que se refiere a la actividad ecoturística en Republica Dominicana, esta ofrece numerosas actividades en contacto con la naturaleza: Avistamiento y estudio de flora y fauna, baños en ríos, playa Caribe, balnearios naturales y piscinas en las áreas protegidas, observación de cuevas, pesca, etc.

Para ver con más claridad y detalle los aspectos desarrollados anteriormente, y profundizar más en los resultados obtenidos, realizaremos un análisis DAFO. Los resultados obtenidos ha sido el siguiente:

 

Estos resultados son relevantes para ayudar a generar conclusiones y a definir posibles modelos de desarrollo ecoturísticos para República Dominicana. Puede ser un documento fundamental para aclarar la postura de los diferentes actores que intervienen en el turismo ecológico del país.

El deterioro y los impactos negativos producidos en el medio natural, causado en parte por una falta de concienciación de la población y del sector turístico, ha provocado como reacción una progresiva valoración del medio ambiente, que no sólo ha dado lugar a una corriente específica de turismo, sino también a la necesidad de que instalaciones, productos y destinos turísticos tengan en su concepción y desarrollo determinados componentes medioambientales, que cada vez se identifican más con la calidad turística.
Esto ha dado lugar a un cambio en la demanda del turista, que busca lugares más tranquilos, fuera de las grandes urbes, y donde poder entrar en contacto con la naturaleza, apareciendo un nuevo turista con una mayor conciencia ambiental. Republica Dominicana dispone de grandes recursos medioambientales para la puesta en marcha de actividades turísticas en contacto con la naturaleza, y por consiguiente, para la creación de rutas e itinerarios en áreas protegidas. El principal problema para las instituciones públicas es crear conciencia en la población local para que valore la importancia de los recursos naturales, tanto para la vida como para la actividad turística, aunque poco a poco, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales lo está logrando.
Aquí adquiere importancia el ecoturismo, con un papel favorecedor del desarrollo local, a través de su explotación, traduciéndose esto en la generación de puestos de trabajos y la formación de la población para el desempeño de los mismos, de una mayor educación ambiental o de unos mayores beneficios económicos en la zona.
La puesta en valor del patrimonio cultural y natural debe ser adecuadamente canalizada para que revierta en el territorio como nuevas formas de participación y progreso social de la población local, y genere efectos muy positivos en la revalorización de la autoestima de la propia población. Y para ello, el turismo es una herramienta muy útil porque permite la continuidad de la cultura, sus modos de vida, sus costumbres y conocimientos y sus usos y creencias. Por lo tanto, el turismo tiene potencial para transformarse en un instrumento regenerador del medio ambiente y de la cultura, y una buena gestión medioambiental debe conseguir compatibilizar el aumento de la competitividad turística de los destinos y la conservación y mejora de las características medioambientales de los mismos.
Para ello se deben elaborar propuestas turísticas. Estas propuestas deben partir de un análisis global que vincule el recurso con el turismo de naturaleza, mejorando la percepción de los residentes sobre los efectos económicos, culturales y medioambientales. La percepción de estos efectos determina el apoyo de los residentes hacia el turismo y su planificación en la comunidad.
Los efectos positivos percibidos del turismo deben estar por encima de los negativos, lo que redundará en un apoyo al turismo y a su desarrollo, mejorando así la gestión pública. Los planificadores, en este caso, deben considerar las percepciones de la población local y preocuparse por cómo comunicar esos beneficios a través de acciones de marketing, ganando así su colaboración.
Por su parte el principal problema que encontramos una vez estudiadas las propuestas ecoturística, son los modelos de comercialización y promoción de las mismas; estamos hablando de modelos de marketing. En su caso, el Ministerio se identifica por dos elementos: El lema “Volvamos al verde” y los “biscochos” (torres pequeñas de piedras localizadas en las áreas protegidas). Pero, existe una pobre gestión de estos elementos de identificación, que provoca problemas en el conocimiento de las mismas. En muchos de los casos, la población y/o turistas no identifican ambos elementos con el ministerio ni con los recursos turísticos de naturaleza.
Por esta razón, y para evitar tales problemas, la comunicación de la marca debe realizarse desde tres posiciones. En primer lugar destacando el poder potencial de las acciones desarrolladas en un determinado destino. En segundo lugar, mediante actividades de marketing formales y deliberadas, tales como la publicidad, las relaciones públicas o el uso de eslóganes o logos, como “Volvamos al verde”. En tercer y último lugar, los modelos de comunicación que hacen referencia a un intercambio y representación de mensajes relativamente menos controlables, como informes en los medios o la comunicación personal entre individuos (el boca oreja).
Por otro lado, en muchas de las áreas protegidas, no encontramos establecida una cuantía económica en la entrada. Esta decisión debería ser cambiada, con el objetivo de generar unos beneficios económicos, obtenidos por la entrada de personas a las áreas protegidas acondicionadas para la práctica de la actividad ecoturística, que podrían ser un beneficio extra que puede reinvertirse en la mejora de la propia área.
Como conclusión final, Republica Dominicana cuenta con un enorme patrimonio natural, y bajo la actuaciones de las administraciones competentes en la materia, están concienciando a la población local y haciéndola participe de la importancia del medio ambiente para las personas y para el turismo en sí, mediante la creación de mano de obra especializada en las áreas protegidas y procesos de educación ambiental. Además se están elaborando nuevas medidas de gestión y sostenibilidad en las áreas protegidas, con el objetivo de salvaguardarlas de posibles problemas medioambientales y que perduren más en el tiempo. Con todo ello se provoca que la calidad de vida de la población local se eleve, que el medio ambiente se respecte, y que las personas puedan disfrutar de actividades en la naturaleza a través del turismo.

Connell, J. y Lowe, A., (1997): “Generating Grounded Theory from Qualitative Data: The Application of Inductive Methods in Tourism and Hospitality”. Management Research, vol. 3, pp 165-173.
Davies, B., (2003): “The Role of Quantitative and Qualitative Research in Industrial Studies of Tourism”. International Journal Tourism Research, vol. 5, pp. 97-111.
Glaser, B. y Strauss, A., (1967): The discovery of grounded theory: Strategies for qualitative research. London: Wiedenfeld and Nicholson.
Guía Legal del Turismo de República Dominicana, 2010. Ministerio de Turismo.
Jiménez, A., (1992): Turismo: estructura y desarrollo. McGraw-Hill, México.
Krueger, R. (1991): El Grupo de Discusión: Guía práctica de la investigación aplicada. Pirámide, Madrid.
Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, 64-00, 2000. Santo Domingo, República Dominicana.
Malhotra, N. K., (2004): Introducción y primeras fases de la investigación de mercados. Pearson: México.
Quigley, J., (1996): Visión: cómo la desarrollan los líderes, la comparten y la sustentan. Editorial McGraw-Hill, Colombia.
Sandoval, E., (2007): Ecoturismo: Operación Técnica y Gestión Ambiental. Editorial Trillas, México D.F.
Sanz Domínguez, C., (2002): Régimen Jurídico del Turismo en el Espacio Rural: Análisis y Compendio Normativo. Conserjería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía: Sevilla.

Recibido: 23/5/2013
Aeptado: 3/6/2013
Publicado: Junio 2013


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


TURyDES es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Sobre TURyDES ".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a turydes@eumed.net


 
Turismo y Desarrollo Ofertas especiales de
Paquetes por Europa con Paris y Londres
para los subscriptores de la revista.
Visita ya Europa y conoce nuevos lugares y culturas.
Inicio
Sobre TURyDES
Números anteriores
Anuncios
Subscribirse a TURyDES
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > TURyDES