TURyDES
Vol 5, Nº 13 (diciembre/dezembro 2012)

DIAGNOSTICO DE LA POTENCIALIDAD TURÍSTICA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL. ESTUDIO DE CASOS: DPTOS. ARAUCO Y SAN BLAS DE LOS SAUCES, LA RIOJA - ARGENTINA

Ana E. de la Puente (CV), Griselda Martínez y Paola Spitale

Marco Teórico

Antecedentes del Proyecto

Para empezar a desarrollar el tema de estudio, primero se realizo una revisión bibliografía  y una búsqueda de antecedentes en documentos, libros, archivos, Internet, etc. En los que se encontraron muy pocas investigaciones que estudien a los componentes intangibles del  patrimonio cultural y su vinculación con la actividad turística. Por ello, se tuvieron en cuenta  a aquellos antecedentes que más se acercarán al problema planteado. A continuación, se exponen las investigaciones encontradas a nivel internacional que tocan el tema de estudio:

El diagnostico de la potencialidad e inventario turístico para los municipios de Catacamas, Santa María del Real y la Biosfera del Rio Plátano en Dulce Nombre de Culmí, Olancho – Honduras. Este estudio, se enfoco en la elaboración de un inventario turístico de los Municipios involucrados en la investigación, con el propósito de crear un instrumento técnico útil para la planificación de programas e inversiones turísticas. (Bonilla, R., 2010: 6).
También el caso, el diagnostico de la oferta turística, atractivos turísticos, equipamiento e infraestructura, Comuna de San Felipe. (Hernández Baüerle P. A. 2009: 5). 
Otro ejemplo a mencionar es el proyecto de Diagnóstico de los bienes del patrimonio histórico-cultural del municipio Zamora, como atractivos turísticos del Estado Aragua – Venezuela. (Zerpa Linares J.; Lunar Leandro R. 2008: 523, 524).
Inventario y marco conceptual para el desarrollo turístico del cantón la troncal,                                provincia de cañar. (Mancero Freire A. et otros: 1).
El relevamiento de las leyendas y mitos como detonante del turismo cultural en la ciudad   Morelia, México. (Cortés Hernández A., Espítia Moreno I., 2008:41).
El inventario de los edificios catalogados por la UNESCO como inmuebles patrimoniales  para conocer las leyendas de fantasma del centro histórico de Puebla, México. El objetivo principal, fue la necesidad de realizar investigaciones formales orientadas a evaluar la utilización de las leyendas sobre fantasmas y sucesos sobrenaturales desde diferentes perspectivas, entre las cuales, destaca la satisfacción obtenida por los turistas ante este tipo de atracciones complementarias a la visita turística de sitios y monumentos patrimoniales.  (Valdez A. 2010: 553, 554).
Este último caso,  se acerca más a lo que plantea este trabajo de investigación porque se enfatiza en realizar un inventario temático, cuyo tema particular será profundizar sobre el conocimiento del patrimonio cultural intangible mitos, leyendas, creencias populares, festividades  y lugares de asociados a estos del área de estudio.
Estos antecedentes muestran lo ventajoso que resulta diagnosticar de ante mano a los elementos del patrimonio turístico atractivos turísticos culturales y naturales, así como a la planta turística (servicios y equipamiento) además de la infraestructura y generar un catalogo de los mismos. Información que luego servirá de base para la planificación adecuada y maximizar los recursos disponibles para el desarrollo de la actividad turística local en cada caso.
Estos antecedentes, servirán de base junto a otros autores para el diseño de un catalogo específico para registrar y sistematizar la información sobre los elementos del patrimonio cultural, servicios e infraestructura que apoyen a estos recursos para motivar el desplazamiento de los turistas hacia los Departamentos Arauco y San Blas de Los Sauces de La Rioja.

Además de estos documentos, se recopilo información en fuentes nacionales y provinciales en las que se encontraron los siguientes proyectos de investigación que de igual manera sirven de base para abordar el problema de esta investigación en un marco metodológico similar a los siguientes:
Diagnostico de la potencialidad turística del patrimonio arquitectónico religioso en Mar del Plata. (UNMDP, 2006: 95).
El patrimonio histórico-cultural y la gastronomía como producto turístico en el Departamento Fray Mamero Esquiü – Catamarca.
Arquitectura, patrimonio y turismo cultural en zonas rurales de San Juan Y La Rioja, Argentina. (Rotondaro R. et. otros:1).
“Mapa Turístico de la Provincia de La Rioja. Estudio de Caso: La Rioja Capital”,
El objetivo central de este proyecto fue elaborar un Mapa Turístico de la Provincia de La Rioja, con la situación actual de los recursos y atractivos turísticos, en un Sistema de Información Geográfica y para lograrlo se desarrollaron las siguientes actividades: se relevaron los atractivos naturales y culturales de la capital riojana; dentro de los culturales: centros históricos y monumentales; folklóricos, científicos, técnicos y acontecimientos programados en donde también se preparo y se diseño planilla para realizar el Inventario del patrimonio turístico del Dpto. Capital, la cual se determino a partir de la relación de cuatro componentes: atractivos turísticos, planta teística, infraestructura, superestructura. (Farías M. 2010)
“Los Colorados (Provincia de La Rioja) Un caso de planificación interpretativa”, (Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, 2008).
“Patrimonio turístico del Dpto. Castro Barros, La Rioja – Argentina”, el cual se busca realizar una evaluación objetiva (cualitativa y cuantitativa) de los atractivos y recursos de los cuales dispone el Dpto. Castro Barros; con el fin de seleccionar aquellos de uso turístico inmediatos o para establecer acciones de mejoramiento. (Farías, 2012:1).

Este, estudio también trabajará con un marco metodológico similar al de los casos citados anteriormente pero en cambio se estudiaran tanto los recursos tangibles como intangibles que alberguen a las prácticas, expresiones, representaciones, conocimientos y sitios tradicionales relacionados con las creencias populares, mitos y leyendas de los Dptos. Arauco y San Blas de los Sauces.
Esta idea parte del enfoque del turismo sostenible, ya que planea rescatar, reconocer y revalorizar al patrimonio cultural inmaterial compuesto por el conocimiento, los saberes, la historia y la cultura mitológica del área de estudio, como parte del legado andino.

Bases Teóricas

Los elementos del patrimonio intangible mitos, leyendas, creencias populares y las festividades pueden ser la materia prima que la actual oferta turística cultural necesita para poder diversificar los productos turísticos sostenibles de la provincia de La Rioja y en especial del área de estudio.
En donde se demuestre la importancia que tienen estos recursos culturales para el bienestar económico y social de la comunidad local, y cómo ésta puede ayudar a preservarlos para su disfrute también en el futuro.
Según la (OMT) El desarrollo del Turismo Sustentable responde a las necesidades de los turistas y de las regiones anfitrionas presentes, a la vez que protege y mejora las oportunidades del futuro. Está enfocado hacia la gestión de todos los recursos de manera que satisfagan todas las necesidades económicas, sociales y estéticas, y a la vez que respeten la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas de soporte de la vida.

El patrimonio turístico es el conjunto de bienes potenciales tangibles o intangibles de un lugar determinado y que tienen la capacidad de motivar a los visitantes y/o turistas a viajar fuera de su residencia habitual.
Los componentes del mismo, son los atractivos turísticos sean estos naturales y/o culturales además de la planta turística: servicios y equipamiento, así como la infraestructura y la comunidad local de dicho destino.
El patrimonio turístico, necesita de recursos sean estos naturales y/o culturales para transformarlos en atractivos turísticos que luego sean expuestos en el mercado  turístico para su promoción y comercialización. Por ello, este adquiere la materia prima del patrimonio cultural y natural para explotarlos en el desarrollo de la actividad turística de cualquier destino.
Pero esto debe hacerse de una manera sostenible en el que se respete la autenticidad sociocultural de la comunidad de los Dptos. Arauco y San Blas de Los Sauces, conservar los activos de la oferta turística cultural de la zona y sus valores tradicionales, y además contribuir al entendimiento y a la tolerancia intercultural entre los mismos.
Por ello, es fundamental que se identifiquen las teorías y componentes del patrimonio cultural que enmarcan y definen al tema de investigación.
“El patrimonio constituye el conjunto de elementos tanto del tipo físico-natural como construidos así como otros espacios culturales que su atracción puede representar la primera materia potencial sobre la que se habrá que realizar una intervención por parte de los responsables del desarrollo turístico para convertirlos en recursos turísticos”.
Por lo cual, se reconocen a los elementos del patrimonio cultural como recursos turísticos que podrían renovar la oferta de productos locales, si se le incorporan los servicios adecuados para satisfacer las necesidades de la demanda.
Patrimonio cultural está compuesto no solo  por los monumentos, sino que también por las manifestaciones del pasado (sitios y objetos arqueológicos, arquitectura colonial, documentos y obras de arte) sino también lo que se llama patrimonio vivo, las diversas manifestaciones de la cultura popular, las poblaciones o comunidades tradicionales, las artesanías y artes populares, la indumentaria, los conocimientos, valores, costumbres y tradiciones características de un grupo o cultura.
 “El patrimonio cultural es el conjunto de exponentes naturales o productos de la actividad humana que nos documentan sobre la cultura material, espiritual, científica, histórica y artística de épocas distintas que nos precedieron y del presente; y que, por su condición ejemplar y representativa del desarrollo de la cultura, todos estamos en la obligación de conservar y mostrar a la actual y futura generación”.
El patrimonio cultural se divide en dos grandes ramas muy importantes: El Patrimonio  cultual Material y el Patrimonio Cultural Inmaterial, los cuales se definen a continuación.
Según la Convención de 2003 para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial también llamado patrimonio viviente, es la raíz de nuestra diversidad cultural y su mantenimiento es una garantía para la continuación de la creatividad. Se define de esta manera:
“Patrimonio cultural inmaterial: significa las prácticas, representaciones, expresiones, conocimientos y habilidades - así como los instrumentos, los objetos y artefactos, los espacios culturales asociados con los mismos que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconocen como parte de su legado cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, transmitido de generación a generación, es constantemente recreado por comunidades y grupos en respuesta a su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, y les proporciona un sentido de identidad y continuidad, promoviendo de este modo el respeto por la diversidad cultural y la creatividad humana”.

Mito: surgieron como respuestas colectivas de una sociedad frente a lo inexplicable. En sus comienzas este relato circulaba y se transmitían de generación en generación, sufriendo cambios en el correr del tiempo con algunas variantes. De este modo se conocen distintas versiones según el lugar y el tiempo. Santiago del estero, como todas las regiones del mundo tiene una fecunda y amplia variedad mitológica. A través de los mitos, los antepasados, explicaban sus creencias. Son preguntas sobre los fenómenos de la naturaleza: lluvia, sequía, escasez de alimentos., el origen de la vida y el cosmos, también los comportamientos de los hombres y de los pueblos (creación, evolución, desaparición, guerra...), desde la remota antigüedad. Como en la tradición clásica griega o celta, la cultura santiagueña tiene mitos y leyendas, cuyo objetivo es prevenir al hombre de los grandes "pecados" que atentan contra la misma humanidad, cuando el pecado se come, surge como tema mítico el castigo, que generalmente se desemboca en una metamorfosis "El mito son los hechos de la mente puestos de manifiesto en la ficción de la materia" (Maya Deren).
El mito está lejos de ser una ficción deleznable como parece surgir del lenguaje corriente, estereotipo que se alimenta en la desvaloración que siempre hizo el racionalismo occidental del pensamiento simbólico, sin entender que este con las fuerzas de las imágenes, ayuda a percibir las zonas brumosas que permanecen reacias a la pretensión abarcadora del concepto. (Colombre, 2008:1).
Un mito se refiere a un relato que tiene una explicación o simbología muy profunda para una cultura en el cual se presenta una explicación divina del origen, existencia y desarrollo de una civilización. En este contexto, puede considerarse a un mito como un tipo de creencia establecida, habitualmente a través de varias generaciones, con relación a ciertos hechos improbables y sorprendentes que, de acuerdo al mito, han sucedido en la realidad, los cuales no son posibles de ser verificados de manera objetiva. Pero incluso los hechos históricos pueden servir como mitos si son importantes para una cultura determinada.
 “Los mitos son una mezcla de verdad religiosa con la psicología lógica del temor y de la esperanza, situaciones propias del mero hecho de existir en un lugar y un espacio determinado; en un tiempo y en una historia y circunstancia irrepetibles”. (Flores T, 2009: 28.).
Los mitos son más complejos que las leyendas, ya que relatan el origen de una cultura y constituye su historia e identidad. (Urbano, 2012: 27).

Leyenda: es la regionalización del mito y su fin es eminentemente didáctico. Los grandes temas de los mitos universales, están presentes, pero con personajes y países cercanos a la propia realidad y expresado con un lenguaje autóctono. ¿La ciencia destruye al mito?. En la actualidad estos interrogantes son respondidos por el hombre, a través de la ciencia, la historia, la antropología, la sociología, en fin siempre hay una explicación, científica, racional, objetiva de la naturaleza y de la historia. En épocas remotas se respondían mediante relatos que trataban de explicar, al recurrir a la imaginación, hechos que de otra manera no hallaban explicación.
Las “creencias” cuentan historias, relatan acontecimientos que han tenido lugar en tiempos fabulosos. Dicho de otro modo; cuentan como gracias a las hazañas de los seres sobrenaturales, una realidad ha venido a la existencia, sea esta realidad total, el cosmos o solamente un fragmento: un suceso, una especie vegetal, un comportamiento humano, una institución.
La leyenda, narra los orígenes, las características y los nombres de los lugares, plantas o fenómenos de la naturaleza. (Urbano, 2012: 27).

La Argentina, esta colmada de historia, mitos y leyendas cada una de ellas tiene su razón de ser algunas refieren a animales con rostro humano, gnomos asesinos y mujeres vestidas con harapos, entre otras. Conforman una parte fundamental de la propia identidad cultural del territorio. Alguna más fabulosas otras más verosímiles.
Los visitantes viajeros usan el silencio y la impenetrable oscuridad inspiración para contar alguna historia. El campo se vuelve eterno y amenazante. Es que en esos arbustos puede estar el protagonista de ese relativo relato que agita la calma de los visitantes. (Bargach, Fernandez Guida, 2012:29).
De alguna otra manera, todos fueron, oyentes o narradores de cuentos populares. La extensa, despoblada y heterogenia geografía Argentina hace de esta tierra un suelo fértil en leyendas que pasan de generación en generación. Es que no hay otro abono efectivo para el cultivo de relatos que las grandes extensiones de campo, donde la distancia entre habitantes no es una pared sino una hectárea, y la herramienta de comunicación más efectiva es el de boca a boca. (Bargach Fernandez Guida, 2012:29).

Por ello, para aprovechar las riquezas culturales que tienen el país a nivel de creencias, tradiciones y herencia popular, es que se pretende penetrar en la geocultura de los mitos locales que son, algunos, relacionados del amplio territorio andino del Noroeste Argentino - NOA y de Perú y Bolivia. 
La Rioja corresponde al NOA por diversas razones: por geografía e historia, por el desarrollo de excelentes culturas agrícolas anteriores por siglos a la conquista; por su mitología, entre otras.
El extenso territorio del NOA integraba el TUCUMANAHO al que los conquistadores españoles dieron el nombre de nación diaguita, que significa “gente de la tierra”, uniendo bajo esta denominación a todas las tribus organizadas que hablaban esa parte del actual país. Estos habitantes, se apiñaban, en pueblos, parcialidades o tribus bien formados política y socialmente.
“Los diaguitas eran el pueblo más inteligente y desarrollado de los que poblaron el Tucumán además eran belicosos y rebeldes. Un pueblo indomable que resistió tenazmente a la conquista española, tanto a la servidumbre política y social como a la conquista espiritual.
La región diaguita llego a ser en total de 200 mil habitantes cerca del año 1535. Muchos de los dioses a los que ellos adoraban fueron introducidos por los Incas, por ello, la imposición del evangelio tuvo grandes dificultades, ya que a los, dioses cada una de las tribus se sumaron los dioses fuertemente los del panteón incaico, como es el culto al sol, que era el más arraigado a Cuzco y zonas aledañas.
El culto de la Pachamama, estaba difundido en las regiones andinas y era tradicional entre los diaguitas antes de la interrupción de los Incas.
Al llegar las primeras expediciones españolas, encontraron diversas naciones aborígenes con distinto grado de desarrollo cultural: omaguacas, lules, tonocotés, juríes, comenchingones además de los olongastas, sanagastas, yacampis y musitianes, entre otros.
Los mismos, tenían ideas religiosas muy marcadas como: consideraban al Sol como el más importante y al trueno y al relámpago como dioses menores.
Esta religión es muy atractiva hasta estos días: reconocían el poder de la tierra a la que debían preservar mutuamente, ya que esta era el lugar sagrado de residencia, el alimento y a la vez, la forma específica de uno de los más cercanos elementos mágicos, pues era un ser vivo y poderoso que permitía la vida en todas sus formas y las manifestaciones culturales de la subsistencia.
Los diaguitas, conjunto de pueblos originarios, que habitó en parte en la actual provincia de La Rioja. El nombre proviene del quechua con etimología aymara, y significa “serrano”, aunque su idioma era el cacán. En su lengua se llamaban a sí mismos pazioca o paccioca y los que vivían al oeste de los Andes eran llamados chili, según Eric Boman. Eran alfareros, vivían en poblados organizados y usaban metales. Actualmente 62.000 personas (en Catamarca, Tucumán, La Rioja, Santiago del Estero y Salta) se consideran “diaguitas”. El cacán es el idioma hablado por la etnia pazioca o “diaguita” en el noroeste argentino y, de acuerdo a autores como Ricardo E. Latcham, también en el Norte Chico chileno hasta aproximadamente mediados del siglo XVIII. Según el misionero español Lozano era “una lengua dulce y armoniosa, tenía dificultades enormes de pronunciación, a tal punto que sólo lo percibe quien lo mamó de leche, porque es en extremo arrevesada y forma sus voces en sólo el paladar”. Se utilizan actualmente raíces de nombre propios como Gasta (pueblo: aimoGASTA, nonoGASTA), o en palabras completas (aloja, chamiza, chifle, iguana, mogote, sotrera, tuna; cocho, chicha, hozar, jarana, jarilla, jején, macho, manta, noque, paila, pegual, pericote, salamanca, sébila, sucucho, uraco, yoli), y en apellidos como Caliba o Caliva o Caliua, entre otros.

El territorio de La Rioja estuvo habitado por tres grupos de aborígenes: los diaguitas, en la región central; los capayanes, en el oeste; y los olongastas, en el sur del territorio. Los dos primeros, influidos por la civilización incaica, contaban con un gran desarrollo cultural. Eran sedentarios, es decir que vivían siempre en un mismo lugar. Edificaban sus casas y aldeas con piedra seca, sin unidas con ningún elemento, como barro o argamasa, sistema que en quichua se denomina 'pirca'. Este mismo nombre suele dársele a la empalizada que protegía las viviendas o servía de corral. Estos, Trabajaban la tierra, de la que obtenían maíz, zapallo, porotos y quinoa; conducían el agua para el riego de sus cultivos mediante canales y acequias que ellos mismos construían. criaban la llama, que les servía como animal de carga y además les proporcionaba lana, cuero, leche y carne, sus ropas consistían en una especie de camiseta larga o "uncu", que tejían con lana de llama con las tinturas obtenidas de extractos de fibras vegetales aprendieron a teñir sus hilados y a decorar las piezas de cerámica que fabricaban. Sabían fundir y trabajar los metales, con cobre, bronce, oro y plata hacían objetos de adorno y utensilios de uso diario, como cuchillos y cucharas.
La cultura de los olongastas del sur, en cambio, era más rudimentaria que la de los diaguitas y capayanes, formaban tribus de cazadores, muy parecidos en costumbres y creencias a los indios pampeanos.

También los diaguitas y capayanes enterraban a sus muertos, especialmente a los niños, dentro de urnas decoradas. Al parecer, la religiosidad de estas culturas originarias era un sentimiento de pequeñez y debilidad lo que los llevo a buscar amparo y compañía en sus dioses, de los cuales fueron despojados por los conquistadores españoles. Se mencionan a continuación algunos de estos dioses:
Veneraban a la Pachamama o Madre Tierra, a la que consideraban protectora de los cultivos y de los animales. También le atribuían poderes maléficos. La representaban como a una mujer anciana, o con forma de lagarto o sapo. La Pachamama era la diosa voluptuosa, bella, fuerte y violenta madre de la tierra que habita en la montaña y preside sus misterios, se le ofrecen comidas y bebidas en pozos cavados en la tierra.
Adoraban también al Sol (Inti) y a la Luna (Quilla). En las partes altas de las montañas levantaban los "pucarás", fortalezas con murallas para defenderse en épocas de guerra.
Ante todo, la mayoría de las culturas poseen una rica tradición celosamente guardada en mitos, historias y leyendas y que conforman la tradición popular. Y en la provincia de La Rioja, mucho  antes de la colonización española, los antecesores (seguramente para no olvidar su esencia y en busca de lograr la supervivencia cultural) recurrían a la tradición oral como una manera de oponerse a la pérdida de su identidad y de transmitirla a las generaciones venideras, desde el importante panteón mitológico que signara sus días y su actuar en el mundo. El pueblo riojano, formado ideológicamente en el más profundo respeto por las tradiciones, mantiene esa sabiduría, fusión entre los elementos heredados desde el catolicismo y diversas culturas indígenas (cada una de ellas con sus dioses y creencias), que habitaran el suelo riojano, y que hoy se pueden investigar y difundir.
Muchas historias están relacionadas con las divinidades diaguitas adoradas por los antepasados. Casi todos son personajes mitológicos transmitidos de generación en generación en aquellas reuniones en torno al calor del fuego campero o en las siestas invernales donde las abuelas abren su memoria al recuerdo popular. Se citan a continuación algunas de ellas:

El Mandinga: o Duende "siestero" (de siesta, luego del mediodía), especie de duende de baja estatura y ropajes oscuros, lleva sombrero grande y aparece generalmente a los niños que juegan en la siesta de verano ó para castigarlos, también tienta a las jóvenes ofreciéndoles pañuelos, caramelos o dinero; pero si es rechazado suele vengarse con las peores bromas o daños mayores. También castiga a ebrios y asusta a caballos, roba el pan y lo transforma en carbón.
El Zupay: diablo, es el causante de todos los males y adversidades que sufren los hombres, tiene forma de macho cabrío o gran chivato aunque a veces adopta la forma de un animal o de un hombre para hacer el mal. Es una bestia lujuriosa que encarna también todas las miserias y vicios terrenales y que busca seguidores.
El Llastay: dios de las manadas de llamas, vicuñas, guanacos, cóndores, protector de la fauna local, con su agudo silbido los alerta de la presencia de cazadores. Le gusta adoptar la forma de los animales que ama y protege presentándose como el rey de esa especie.
El Pujllay: divinidad de la chaya riojana, dios de la alegría, el banquete y el baile.
El Cachiru: divinidad maligna que a la hora de la muerte arrebata el alma de los hombres
Huayrapuca: es el viento, que todo lo castiga y reseca, afiebra a los hombres y a los animales: el viento Zonda.
La Saramama: diosa fecunda, protectora del maíz –alimento sagrado- representa la esencia de este alimento, por lo que se le ofrecen plegarias y sacrificios. Su figura está cubierta de una mazorca de maíz y en cada hogar se poseía una imagen para proteger los sembradíos.
La Zapam-Zucum: diosa protectora de los algarrobales; madre y providencia de los niños abandonados, a quienes amamanta.
La Mayumama: diosa del agua, tiene torso de sirena y delinea los cauces torrentosos de ríos e inundaciones.
El Chiqui: duende maligno, de menor importancia pero de enojo fácil y terrible maldad, castiga con sequías y terremotos, distribuye las lluvias y los vientos a su capricho. Es el símbolo de la desgracia.

Además, muchas otras historias están relacionadas con creencias y personajes mitológicos menos conocidos y muy cercanos a estos días, muchas personas que cuentan haber vivido experiencias increíbles e inexplicables, como las que dicen conocer a quienes les sucedió, algunas son pocos contadas por el solo hecho de no ser creídas, ya que las personas que cuentan estas narraciones pueden ser considerados como un locos, demente, o mentiroso que solo quiere llamar la atención. Algunas de estas historias, están referidas con La Salamanca:
Salamanca: Salla=peña. Mancca = bajo, infierno): vocablo quechua que significa aquelarre, reunión de brujas, almas condenadas y seres demoníacos que se unen para divertirse, bailar, beber, planear diversas maldades contra los seres humanos, renegando de todo precepto moral o religioso. El Zupay o diablo es el rey de la Salamanca y el que preside las reuniones y sella los pactos de los hombres que acuden a él, en busca de la clave de la vida, la ciencia de la carne y los secretos del mal. La música que de allí proviene sirve de guía para llegar hasta la entrada, pero no todos pueden ingresar. Esta superstición afirma que la Salamanca más importante es la de Sanagasta, sin embargo existen innumerables locaciones, todas ellas en el hueco de algún monte o en cavernas apartadas donde el geo montañoso las hace inaccesible.

El término festividad se utiliza para hacer referencia a aquellos actos o eventos culturales en los que el ser humano se prepara para festejar, agradecer, conmemorar u honrar determinadas circunstancias. Lo consideramos cultural ya que siempre las festividades tienen que ver con el modo en que cada sociedad entiende el mundo, con su espiritualidad, con su tecnología, con el desarrollo de una mentalidad abstracta y emotiva. Las festividades son especialmente diferentes de una sociedad a la otra, y esto es justamente lo que tiene que ver con la cultura y no con los hábitos naturales que todos los seres humanos desarrollan.
Las festividades se caracterizan en términos generales por ser grandes eventos en los que una comunidad participa de manera completa o mayoritaria. El objetivo de las festividades es demostrar agradecimiento, compromiso o devoción, así como también conmemorar a determinado evento, pedir por algo o simplemente reunirse a disfrutar de una fecha importante.
Los festivales que se relevaran, en la investigación  serán aquellos que celebren a la niña Chaya, fiesta ancestral de la provincia de La Rioja, que es fiel continuadora de una tradición precolombina que celebraban los Diaguitas, festejando la finalización de las cosechas con una fiesta singular de agua y danza. Es una gran fiesta de amistad y de alegría, de compartir y dejar a un lado todas las penas, específicamente en Arauco y en San Blas de Los Sauces.

El relevamiento del turismo cultural de los Dpto. Arauco y San Blas de Los Sauces, favorecerá el crecimiento económico, social y turístico del área de estudio, ya que en tiempos modernos, sus componentes como la danza, las costumbres, tradiciones, etc. son aplicarlos a la oferta de activos explotables en la industria turística, asignándoosle un valor turístico aún mayor, recursos que sumados a los demás atributos del entorno podrán constituir un nuevo atractivo turístico en los mismos.
El relevamiento turístico, es el punto de partida y los cimientos sobre los cuales se asienta todo proceso de planificación turística. (Ricaurte Quijano C., 2009: 3).
Por ello, esta investigación apuesta al reconocimiento, revalorización de estos componentes del patrimonio cultural, para lo cual el siguiente paso será realizará el relevamiento, registración y posterior catalogo de los mismos, para conocer las debilidades y potencialidades de los Departamentos de Arauco y San Blas de Los Sauces, instrumento que servirá de base para el desarrollo de nuevos productos culturales y fortalecer los existentes y tomar decisiones de las futuras estrategias; así como la herramienta posibilitará evaluar el éxito o fracaso de planes, programas y proyectos a mediando y a largo plazo.

Bibliografía

Agüero Vera J. Z. 2006. Divinidades Diaguitas. Ed. Colección La Ciudad de los Naranjos. La Rioja.
Bargach A. y Fernandez Guida A. 2012, Mitos y Leyendas Bien Argentinos. Primera Fila, Revista de Supercanal (263):27.
Boullón, R.1978, El Sistema Turístico, OEA/CICATUR, México.
Barretto M. junio, 2007, Turismo y Cultura Relaciones, contradicciones y                                          expectativas, PASOS, Revista de Turismo y Patrimonio Cultural  (1).
Colombre A. 2008. Seres Mitologicos Argentinos. Ed. 2º ed. Colihue:1.
Cortés Hernández A., Espítia Moreno I. 2008. El relevamiento de las leyendas y mitos como detonante del turismo cultural en la ciudad   Morelia, México:41.
Cerpa Linares J., Lunar Leandro R., 2008, Diagnostico del Patrimonio Histórico- Cultural del Municipio de Zamora, como Atractivos Turísticos del Estado Aragua, Universidad de Oriente Venezuela. PASOS, Revista de Turismo y Patrimonio Cultural 6(3): 523, 524.
Flores T., 2008  La Rioja Mágica y Misteriosa: Mitos y Leyendas y Creencias Populares, Colección “Rumy Mayu” Volumen II. Córdoba, Argentina: 28,35-36.
Falchi M., Torres M., 2008, Los Colorados (Provincia de La Rioja). Un caso de planificación interpretativa, Comechingonia  Virtual Revista Electrónica de Arqueología (2): 110,111. 
Mancero Freire A., Maroto          Zamora      D., Faytong Durango J. Inventario y Marco Conceptual para el Desarrollo Turístico del Cantón La Troncal, Provincia De Cañar: 1.
Oriola J., Tabares C., et otros, 2003. Patrimonio Cultural y Patrimonio Turístico: 203-204.
(Ricaurte Quijano C. 2009. Manual para el Diagnostico Turístico Local: Guía para Planificadores. Escuela Superior Politécnica del Litoral: 3.
Román F., 2008, Turismo y Sustentabilidad: Una Relación Compleja. Universidad Nacional de Lanús. Ed. De la UNLa. Provincia de Buenos Aires: 27.
Valdez R., 2008 Leyendas de Fantasmas del Centro Histórico de Puebla, ¿Un Recurso Complementario de Atracción Turística? Universidad de las Américas, Puebla-México. 2010: 553, 554).
Zerpa Linares j. Lunar Leandro R. L. 2008. Diagnóstico de los Bienes del Patrimonio Histórico-Cultural del Municipio Zamora, como Atractivos Turísticos del Estado Aragua Universidad de Oriente (Venezuela). PASOS, Revista de Turismo y Patrimonio Cultural www.pasosonline.org (Vol. 6) 3 págs. 523.

http://www.folkloretradiciones.com.ar/argentina/la_rioja.htm

Recibido el 19 de octubre de 2012.

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


TURyDES es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Sobre TURyDES ".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a turydes@eumed.net


 
Turismo y Desarrollo Ofertas especiales de
Paquetes por Europa con Paris y Londres
para los subscriptores de la revista.
Visita ya Europa y conoce nuevos lugares y culturas.
Inicio
Sobre TURyDES
Números anteriores
Anuncios
Subscribirse a TURyDES
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > TURyDES