TURyDES
Vol 5, Nº 13 (diciembre/dezembro 2012)

TURISMO ALTERNATIVO COMO HERRAMIENTA PARA EL DESARROLLO LOCAL. EL CASO DE EL PARQUE NACIONAL EL CHICO EN EL ESTADO DE HIDALGO

Cristina Flores Amador, Victoria Hernández Ramírez, Juana Patricia Mu ñóz Chávez, Ivonne López Hernández y Eréndira Yaretni Mendoza Meza

 

Introducción

De acuerdo con las previsiones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el rápido crecimiento de las corrientes turísticas en las últimas décadas continuará hasta llegar a ser la actividad comercial más importante del planeta, con un número de transacciones mayor al de la industria automotriz y la del petróleo. Esto supone, por lo pronto, una creciente presión para los espacios naturales de uso turístico.

Para atender estos desafíos se han instrumentado una serie de medidas, entre las que destacan una normatividad más estricta y la necesidad de elaborar estudios de impacto ambiental pre operativos, para todo proyecto turístico situado en ambientes naturales. Sin embargo, es preciso avanzar hacia metas más ambiciosas, hacia un modelo de mayor complejidad, estructurado a partir de nuevos valores y con un soporte intenso de conocimientos científicos y tecnológicos, un modelo no solamente encaminado a atenuar impactos ambientales, sino en especial a crear un nuevo umbral de desarrollo, en el que más allá de perseguir la viabilidad de la actividad turística, se busque satisfacer las necesidades de las comunidades, de los turistas y de quienes operan negocios con un criterio de sustentabilidad.

La referencia al análisis del ecoturismo, es porque hay una urgencia hoy en día en este sentido. El origen de muchos de los problemas ambientales, sociales y económicos, entre ellos el exterminio de bosques incluyendo la marcada escasez de alternativas económicas para la sobrevivencia de zonas rurales e indígenas puede atribuirse a la ausencia de procesos de integración de la población a actividades económicas que proporciona el modelo de desarrollo capitalista.

Para ampliar su contexto de acción y priorizar la participación en las actividades económicas a las regiones que están al margen del proceso económico, el capitalismo ha generado un nuevo modelo de desarrollo, el denominado "sustentable", cuya principal función es la de servir como estrategia útil para lograr la conservación y preservación de los recursos naturales y culturales, mediante un uso racional, promoviendo la participación social necesaria para disfrutar en el presente y garantizar el uso de los mismos recursos a largo plazo. Precisamente es aquí, donde la actividad turística toma ventaja al considerar como parte fundamental en su desenvolvimiento a los recursos naturales y culturales susceptibles de ser usados.

Por lo tanto, el ecoturismo o turismo ecológico, es una estrategia para la protección de las formas naturales, para la promoción de la cultura y para generar el desarrollo económico a nivel regional o microregional. Es así que la propuesta, permitirá desarrollar la investigación en el Parque Nacional El Chico en el Estado de Hidalgo espacio geográfico que se distingue por contar con potencial natural, riqueza ecológica y grandes posibilidades de desarrollo turístico. Por lo que se considera en primera instancia hacer  un proyecto que resulte útil en un futuro a los habitantes de la región y las organizaciones de dicho parque, que contribuya a su desarrollo.

Derivado de lo anterior, se decide  tratar el tema del senderismo interpretativo, el cual forma parte del ecoturismo, así también, por considerarse como un turismo moderado, que produce un impacto mínimo en el entorno, en el cual se persiguen objetivos relacionados con la conservación, la comprensión y la valoración del entorno y las culturas que se visitan.

Se toma en cuenta el inventario y análisis de los recursos y servicios turísticos existentes en el Parque Nacional El Chico, así como de los principales aspectos para gestionar un destino turístico: seguridad, calidad ambiental, enfatizando en el aprovechamiento de la infraestructura actual, implementación de cédulas de información, señalamientos, capacitación e integración activa de la comunidad anfitriona como guías e intérpretes dentro de las rutas turísticas, para contribuir al desarrollo de la comunidad y evitar la construcción, modificación, ampliación de estructura e infraestructura en la zona.

Es importante señalar, que el proyecto surge como una herramienta complementaria a un plan de servicios y productos ya existente, pero con áreas de oportunidad en relación al desarrollo del turismo, los cuales se pretenden atender y solventar en colaboración con los organismos y estudios con mayor profundidad a corto plazo, así como, con el cumplimiento de las etapas correspondientes para lograr exitosamente la presente propuesta.

Por lo anteriormente expuesto, el objetivo del trabajo es llevar a cabo un proyecto de ecoturismo integrado, que sirva como herramienta de planificación y gestión para el desarrollo socioeconómico actual de las comunidades rurales del Parque Nacional El Chico en el Estado de Hidalgo,  contribuyendo a mejorar las condiciones físicas y psíquicas de los individuos por medio del senderismo interpretativo, aunado a la recuperación del medio natural.

La actividad turística en los espacios rurales latinoamericanos debe ser considerada como un instrumento para el desarrollo sostenible de dichos espacios en todas sus formas, fomentando, como lo refiere Viñals (2002) de la Universidad Politécnica de Valencia, el intercambio cultural de turistas y receptores locales, mejorando la calidad de vida de las comunidades rurales.

En este sentido Ramírez Blanco (2001) plantea que el turismo como fenómeno social de masas se ha convertido en un factor importante. Suiza, Italia y España  son algunos ejemplos de países en donde el Turismo se ha convertido en la actividad de mayor trascendencia para sus respectivas economías. En el caso de México, esta actividad constituye la tercera fuente de ingresos en divisas al país, después de las remesas que envían los mexicanos del extranjero. La misma Secretaria de Turismo informa que México durante 2011, rompió record con la llegada de cerca de 190 millones de turistas de los cuales 22.67 millones fueron visitantes extranjeros, (Secretaria de Turismo, 2012).

En el marco de la Cumbre de Asia Oriental sobre Viajes, Comercio y Turismo del Foro Económico Mundial se hizo un reconocimiento a México por su liderazgo en materia turística a nivel internacional (Secretaria de Turismo, 2012), esto nos permite vislumbrar que el turismo en sus diferentes tipos puede ser una fuente de ingresos importante para México. Primero porque México cuenta con excelentes ventajas comparativas como lo son sus diferentes playas, ríos y qué decir de las zonas ecoturísticas que en los últimos años son cada vez más valoradas, en segundo porque la riqueza cultural y artística se da en cada uno de los rincones de México, como lo refiere González-Rubiera (2002).
En los últimos 20 años, ha crecido de manera considerable, por lo que la actividad turística en México es una opción económica real. En este sentido la Secretaría de Turismo reporta que durante el mes de marzo de 2012, los visitantes internacionales vía aérea aumentaron 5.8 por ciento reportando un crecimiento consecutivo en los últimos ocho meses, (Secretaria de Turismo, 2012). Según el boletín 113/2012 publicado el pasado 17 de junio de 2012, México nuevamente tuvo un considerable incremento de turistas internacionales en los primeros cuatro meses del año, diferente al mismo periodo del año pasado, (Secretaria de Turismo, 2012b).

Con relación a la actividad ecoturística, diversas dependencias como la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, refiere como cada año ingresan a estas zonas un promedio de seis millones de visitantes cuya derrama económica por el uso turístico rebasaba los tres mil millones de pesos.  Esto porque México a diferencia de otros países cuenta con ecosistemas y una biodiversidad única en el mundo. En este sentido, otras dependencias como SECTUR, SEMARNAT, SAGARPA, SEDESOL, FONAES, CONANP, CONAFOOR y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos indígenas, han puesto a disposición de quienes pretenden desarrollar proyectos ecoturísticos una serie de guías y apoyos para su concreción. (Secretaría de Turismo, 2012).

Por otro lado, para seguir impulsando la actividad Turística en México, se debe considerar las diversas estrategias de Mercadotecnia que hay, y más cuando la tendencia de la misma maneja la línea verde, donde se busca promover una conciencia ecológica, responsable, buscando en este sentido el cuidado del medio ambiente. En el siguiente apartado se hace una presentación de los sustentos teóricos que nos permiten conocer los conceptos de Turismo, Turismo alternativo, Ecoturismo.

Con relación al concepto de Turismo,   si bien existen diversas posturas, muchos coinciden que es un fenómeno que ha tenido “importantes repercusiones en la vida social, económica y cultural de los pueblos” (Palafox-Muñoz, 2005, pág. 29).  Es así que De la Torre (1984) plantean que:

El turismo es un fenómeno social que consiste en un desplazamiento temporal de individuos o de grupos de personas que, fundamentalmente por motivos de recreación, descanso, cultura o salud, se trasladan de su lugar de residencial habitual a otro, en el que no ejercen ninguna actividad lucrativa y remunerada, (pág. 30).

La experiencia de la actividad turística generó subdivisiones, básicamente por los destinos turísticos, como playa, centros de descanso, centros culturales por citar algunos, de ahí que los enfoques sean variados (Quesada, 2007). La organización Mundial del Turismo generó en 1991 una definición según la cual el turismo se define como: “las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un periodo de tiempo  consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos” (Organización Mundial del Turismo, 2008, pág. 11).  La misma OMT establece que es un fenómeno social, cultural y económico, por tanto tiene efectos en la economía, en el entorno sea éste natural o edificado.

En cuanto a los tipos de turismo, el enfoque variado que ha tenido el turismo ha dado la pauta para profundizar su estudio. Diversos autores han presentado propuestas para clasificar los segmentos del turismo, se citan los trabajos de (Aceverenza, 1999), (Cebrián, 2001), (Ávila-Bercial, 2002) (Aguiló-Pérez, 1996a), (Aguló-Pérez, 1996b), (Valls, 1996) (Bigné , Font, & Andreu , 2000), (Horner & Swarbrooke, 1996), (Molina, 1997), (Iranzo-Martín et al. 2003), (Lanquar, 2001), (Rey-Moreno et al. 2004), (Serra-Cantallops, Marketing Turístico), (Cárdenas-Tabares, 1991), (Cárdenas-Tabares, 1995), (Talaya-Águeda, 1996), (González-Rubiera, 2002).  En común encontramos los relacionados con sol y playa, el turismo de idioma, turismo de deporte, turismo de negocios y turismo rural por citar algunos.

El turismo puede dividirse en formas distintas, según el motivo del viaje, la forma de viaje, o dependiendo el tipo de viaje, el tipo de operación, tomando de igual forma la permanencia en el lugar de destino.

El presente trabajo considera la clasificación desde un enfoque sociológico, por lo que se toma al “turismo alternativo” como punto de partida. En este tenor, el turismo alternativo se “refiere a una gama de alternativas de viaje que tienden a apartarse de las características que presenta el turismo masivo” (Aceverenza, 1999, pág. 41).

Del enfoque de turismo alternativo, Aceverenza (1999) refiere que las alternativas de viaje incluyen, entre otras, al turismo cultural, al turismo de aventura, al turismo rural y al turismo ecológico o ecoturismo.

Por su parte la Secretaría de Turismo en su fascículo 1, refiere como el turismo alternativo es una nueva forma de hacer turismo, en él hace énfasis sobre esta nueva forma es el reflejo de las tendencias mundiales, que permite al ser humano un reencuentro con la naturaleza, además de un reconocimiento al valor de la interacción con la cultura rural. Es justamente este documento que describe a detalle los significados de Ecoturismo, Turismo de aventura y Turismo rural (Secretaría de Turismo, 2004).

Bajo esta premisa, el Turismo alternativo surge de una búsqueda por acercarse a la naturaleza y donde se preocupa por la conservación de los recursos naturales, sociales y culturales.  Por tanto, la Secretaria de Turismo define al  “Turismo alternativo” como:

Los viajes que tienen como fin realizar actividades recreativas en contacto directo con la naturaleza y las expresiones culturales que le envuelven con una actitud y compromiso de conocer, respetar, disfrutar y participar en la conservación de los recursos naturales y culturales. (Secretaría de Turismo, 2004, pág. 23)

Lo anterior, permite apreciar  que a pesar del turismo de masas, producto de un sistema económico capitalista que induce al consumo indiscriminado y a una falta de conciencia, la tendencia a generado una nueva forma de recrearse, de divertirse, de encontrarse con uno mismo en la naturaleza, en lo simple, en lo sencillo  y a la vez incomparablemente más bello que genera y permite apreciar la madre tierra, (Figueroa & Simonetti, 2003).

Por otro lado, en la definición de ecoturismo, se hace ver aspectos de sustentabilidad, especialmente al preocuparse por respetar y conservar los recursos naturales y culturales. Es así que para aclarar mejor, se expone la definición de “Ecoturismo” y “Desarrollo turístico sustentable”. Si bien algunos autores plantean la gran diferencia entre Turismo ecológico y Desarrollo turístico sustentable, se toma como base las aportaciones que en esta materia realiza la Secretaria de Turismo. El Desarrollo turístico sustentable tiene que ver con la responsabilidad administrativa de quienes desarrollan y conforman el sector turístico como los prestadores de servicios y comunidades anfitrionas quienes representan el sector privado y a los gobiernos municipales, estatales y federales y donde se involucra al turista para que actúe responsablemente en el cuidado de los recursos tanto naturales como culturales.

Para ampliar las implicaciones que tiene el ecoturismo,  Pérez de las Heras (2010) refieren los siguientes puntos importantes a observar: Actitud ética hacia el medio ambiente, el respeto y cuidado de los recursos, orientado al medio ambiente más que en a los seres humanos, beneficiará a la naturaleza en su flora y fauna, involucra a la comunidad local en la operación turística, lleva consigo una capacitación tanto para guías como para los propios turistas.  En este tenor, si bien el ecoturismo se realiza en el medio natural, va más allá, por todos los alcances que tiene como ya se mencionó al principio, (Quesada, 2007).
Es así que ecoturismo, se define como los viajes que tienen como fin el realizar actividades recreativas de apreciación y conocimiento de la naturaleza a través del contacto con la misma y que abarca una serie de actividades.
El ecoturismo, abarca la observación de la naturaleza en todas sus expresiones, fauna, flora, ecosistemas, la observación de fósiles, la observación sideral, los proyectos de investigación biológica, así como los talleres de educación ambiental y el senderismo interpretativo.

Por su parte, al hablar de los retos que debe considerarse en materia de turismo, (Rodríguez-Rodríguez & Martínez, 2009) consideran importante tomar en cuenta aspectos como la calidad, la innovación y la medición de los impactos que tenga la práctica del turismo como tal. Así, de acuerdo a los datos que genera la Secretaría de Turismo y la misma Organización Mundial del Turismo,  la actividad turística se constituye en una fuente importante de recursos económicos, pero no se debe olvidar las implicaciones de sostenibilidad que debe tener independientemente si es turismo alternativo, turismo de playa o de sol, (Cebrián, 2001). Al aplicar la sustentabilidad  a los diversos tipos de turismo se garantizará el ingreso potencial, y la supervivencia de los diferentes entornos, cultura, social y sin duda se tendrá la experiencia de aprender de las comunidades étnicas quienes con ejemplo por siglos cuidaron del medio ambiente (Ávila-Bercial, 2002).

El senderismo de acuerdo a la Secretaria de Turismo (2004), “es la actividad dónde el visitante transita a pie o en un transporte motorizado, por un camino a campo traviesa predefinido y equipado con cédulas de información, señalamientos y/o guiados por interpretes de la naturaleza”  (pág. 26). Normalmente son de corta duración y de orientación educativa. Los diferentes elementos que se conjugan en el Parque Nacional El Chico, conforman una condición muy especial y propicia para ofrecer una serie de servicios de turismo, aprovechando el paisaje y belleza escénica de sus bosques, peñas, valles y cuerpos de agua; así como las construcciones históricas dentro del centro urbano de Mineral del Chico.

En tanto los talleres de Educación Ambiental representan “las actividades didácticas, en contacto directo con la naturaleza y en lo posible involucrando a las comunidades locales” (Secretaría de Turismo, 2004, pág. 25). Para lograr la conservación del Parque Nacional El Chico, se debe involucrar a la sociedad en su conjunto. La educación ambiental constituye un elemento importante para contribuir a revertir el deterioro del entorno, mediante la participación consciente de la población en las estrategias de conservación de las áreas naturales protegidas. En el siguiente punto, se describe el contexto de la región a quien se le realiza la propuesta.

Se encuentra localizado al norte de Pachuca de Soto, capital del Estado de Hidalgo. El Parque Nacional El Chico tiene especial relevancia, dado que el macizo montañoso que comprende el parque constituye una mínima fracción del parteaguas que separa a los sistemas hidrológicos correspondientes a la Gran Cuenca del Río Pánuco y a la Cuenca del Valle de México (Melo y López, 1993). Localmente, el parteaguas se conforma por la interconexión de las estructuras mayores del relieve que en sentido este-oeste superan altitudes de 3,050 msnm. La vertiente orientada hacia el norte abarca la mayor superficie del parque 2,273 ha, que significan 83%, mientras que la expuesta al sur se limita a sólo 466 ha, es decir, 17% respecto al área. Entre ambas vertientes existe un marcado contraste en cuanto a sus redes de drenaje, dinámica fluvial, captación pluvial y recarga acuífera. La red hidrológica de la vertiente norte es típica de zonas altas de montaña, dando origen a la cabecera de cuencas mayores que hacia el exterior del parque aportan caudal acuífero al río Amajac que confluye y descarga en el río Moctezuma, a su vez afluente tributario del Río Pánuco.

El Parque Nacional El Chico, aunque enclavado sobre una región montañosa accidentada, goza de una estratégica y privilegiada ubicación geográfica respecto a la escasa distancia que lo separa de la zona metropolitana de la Ciudad de México y la ciudad de Pachuca, centros urbanos con los cuales vincula el usufructo del público visitante.

Esta circunstancia determina que el parque ostente adecuada, fácil y rápida accesibilidad mediante una sola vía de comunicación, que desde la caseta de cobro de la autopista México-Pachuca hasta la entrada principal del parque totaliza 84 Km. Esta vía integrada por cuatro segmentos carreteriles se desplaza, en principio, a través de 59 Km  de autopista que entronca con el libramiento periférico de la ciudad de Pachuca, recorriendo 9.9 Km. Para unirse a la carretera federal 105 Pachuca-Tampico que recorre 10.4 Km hasta encontrar la desviación rumbo al poblado Mineral del Chico, donde inicia el camino estatal cuyo trayecto de 6 Km aproximadamente llega al acceso principal del parque nacional. Las vías de comunicación dentro del parque se establecen por tres medios con jerarquías distintas.

La vía principal de comunicación en el parque, lo constituye la carretera estatal de la cual, desde el vértice sur-oriente facilita el ingreso al parque, proyectándose con rumbo oeste hacia el lindero centro-poniente, recorriendo 5 Km  hasta el 18 paraje “Las Milpas” donde entronca con otro camino de asfalto que pasa por la Presa del Cedral, conduciendo posteriormente a las comunidades de La Estanzuela, El Cerezo y a la Ciudad de Pachuca. En este paraje el camino principal vira al norte y luego al oriente, ascendiendo a la porción central del parque para descender con rumbo al norte, hacia el poblado de Mineral del Chico, donde finaliza después de recorrer una distancia aproximada de 7 Km. En su trayecto esta vía, de norte a sur permite el acceso a varias instalaciones de servicio recreativo como el campamento Dos Aguas, albergue alpino Miguel Hidalgo, peña Las Ventanas  y el Centro de Visitantes, e interconectando con numerosos valles ubicados en el extremo sur del parque.

Asimismo, el camino incursiona a la masa boscosa, facilitando desde algunos parajes una visión panorámica del paisaje forestal y afloramientos rocosos. La vía secundaria corresponde a un camino empedrado transitable durante todo el año, presenta laderas inestables y está expuesto a derrumbes arbóreos; constituye la prolongación del camino anterior, iniciando su recorrido de 5 Km en dirección este hasta la ranchería de Carboneras. En su recorrido permite observar el nacimiento de algunos manantiales que alimentan a diversos arroyos, dando acceso al invernadero florícola cuya instalación es contigua a la referida ranchería, limítrofe al lindero noreste del parque. Tanto en la vía principal como en la secundaria existe el servicio de transporte colectivo proveniente de Pachuca, dando atención a las comunidades de El Cerezo, La Estanzuela, Mineral del Chico, Carboneras y Pueblo Nuevo.

Las Ventanas, representan el punto de elevación máxima del parque, con una altitud de 3,090 m. También sobresalen la Peña Cercada y Peña del Cuervo. Puntos en los cuales se aprecia una de las mejores y más completas vistas panorámicas del parque. Otras rocas no menos importantes y vistosas son: El Capulín, Las Goteras, Las Brujas, La Cruz Grande, El Altar, Peña del Azúcar, Peñas Moradas, Peña de la Muela, Peña del Panal, Arribillas, Los Magueycitos y Peña del Culantro. En los límites del Parque Nacional, también destacan algunas rocas de singular tamaño y vistosidad como Peña Redonda, Ventana Chica y El Jacalón, situadas en el pueblo del Cerezo; Peña Rayada, Peña Barrenada y El Sumate de Pueblo Nuevo; Peña Colorada y Las Monjas en el límite con el pueblo de El Puente. Estas últimas alcanzan altitudes hasta de 2,900 msnm. Por su conformación semejan caras humanas, en particular: La Estilvita o Peña de las Caras. También existen grandes valles, entre los cuales sobresalen por su tamaño y singular belleza La Orozca, Los Conejos y Las Papas al este del parque. En la parte oeste se encuentran los valles de Diego Mateo, Tlaxcalita y Las Milpas. Hacia la parte sur del parque se localizan Llano Grande, El Capulín Grande, La Presita, Las Cebadas, El Churro, El Potrero, Llamo de Barrera, Los Enamorados y La Sabanilla.

Para el Parque Nacional El Chico, las subzonas definidas son: Preservación, uso tradicional, uso público, asentamientos humanos y recuperación.

Esta subzona se localiza en la parte sur del Parque Nacional El Chico, con una superficie de 435.5498 hectáreas, comprende los bosques templados que constituyen la belleza natural, características propias para el esparcimiento, recreación al aire libre y educación ambiental, contando con infraestructura que contribuye para dicho fin, representado por el Centro de Visitantes. En esta zona se ubica la elevación más alta del Parque Nacional denominada Las Ventanas, paraje con peñascos cuya altura fluctúa alrededor de los 3,090 msnm, donde se practican deportes extremos; tal es su importancia que en su cercanía se encuentra el albergue alpino Miguel Hidalgo. Otro sitio que destaca en esta subzona lo constituye la presa  El Cedral, idóneo para la actividad turística, que por su belleza paisajística se prestan servicios de hospedaje, paseos en lancha de remo y pesca.
Para terminar, en el siguiente punto se presenta la propuesta del presente trabajo, sustentado en dos de las principales actividades más reconocidas y practicadas en el segmento del ecoturismo, que son el Senderismo Interpretativo y los talleres de educación ambiental.

Con la propuesta de incorporar las actividades de senderismo interpretativo se establecen los elementos necesarios para proporcionar los servicios de turismo en el área natural protegida, integrando para ello a los habitantes de las comunidades del entorno del parque nacional, concertando con ellos las acciones concretas, capacitándolos para que lleven un buen control de los visitantes en el parque y ofrezcan los servicios de senderismo, generando fuentes de empleo e ingreso para sus familias.

En la presente propuesta se considera emplear e instaurar los siguientes diseños y rutas para los recorridos en senderos interpretativos:

Espacio de concentración de visitantes, se debe poner señalización informativa y restricciones.

En este se ubicará el atractivo focal o complementario, donde se observará el atractivo a distancia, en estas estaciones el guía puede hacer una pausa, para dar una explicación en especial se pueden colocar mamparas o materiales informativos en el caso de no contar con guías. En las estaciones se debe contar con el espacio adecuado para que los visitantes presten atención al guía.

Espacio entre las estaciones interpretativas, en las interestaciones se pueden dar explicaciones del guía, pero se reconoce que ya hay áreas de mayor interés.

Mixtos: Sendero equipado con cédulas de información y es apoyado a través de guías durante el recorrido que sirven de intérpretes de la naturaleza.

El mobiliario será tradicional, adquirido de manera local sin dañar al medio, construido de materiales resistentes a las condiciones ambientales y que no requieren mucho mantenimiento.

• Preventivo
• Informativo
• Restrictivo
• Mixto
• Panel
• Señalamientos para actividades de aventura en la naturaleza
• Señalamientos de apreciación y observación de la naturaleza
• Señalamientos de corte étnico y rural.

La comprensión de los usuarios y pobladores de la zona de influencia del parque nacional, la región y el estado, sobre la importancia de los bienes y servicios ambientales que genera el sistema ecológico del parque nacional, para el mejoramiento de su calidad de vida, se da mediante una interpretación accesible a la sociedad. Asimismo, la convivencia de grupos sociales con los ambientes naturales del área protegida, incrementa su comprensión y mejora su valoración. La interpretación ambiental es un proceso de comunicación y de formación que posibilita la adquisición de conocimientos y valores, es decir, revela al público significados e interacciones de nuestro patrimonio natural y cultural.

Lo anterior se desarrolla en ámbitos no ordenados específicamente para educar, en que la información se reduce a la temática ambiental del lugar visitado y la práctica es expositiva e informativa,  los contenidos son estructurados en breves periodos de tiempo. A través de la interpretación y la convivencia con la naturaleza se impulsa al visitante a desarrollar conciencia de la diversidad e importancia de los recursos naturales, por medio de una experiencia agradable.

Es esencial para el parque nacional, contar con un componente de tipo administrativo y operativo, que garantice el funcionamiento y operación del área, para ejecutar, integrar, coordinar y supervisar las acciones necesarias para cumplir los objetivos marcados en su declaratoria, se requiere establecer una estructura administrativa que funcione con el personal adecuado, que cuente con lo necesario para desarrollar sus funciones y aplicar las regulaciones apropiadas y darle seguimiento al Programa de Conservación y Manejo. Para asegurar el éxito en la operación del parque nacional, se necesita contar con una adecuada organización en cada uno de los niveles de la estructura administrativa y operativa.

En este sentido se ha diseñado una estructura organizativa, que involucra la participación  de instituciones de los tres niveles de gobierno, del sector público y privado, que incluye la representatividad de los habitantes de los alrededores del parque nacional.

Se constituye El Consejo de Administración, que es un órgano de gobierno integrado por los representantes de gobierno federal, estatal y municipal, sectores productivos y organizaciones no gubernamentales. Derivándose una Dirección General del Parque Nacional, como instancia ejecutiva, conformada por un director y una plantilla base de personal de apoyo.

La comercialización que se empleará es por medio de las campañas de promoción de la entidad, caso concreto la que actualmente se difunde en el mercado nacional: “Hidalgo en la Piel”, así también, a través de revistas especializadas, folletos, trípticos, medios masivos electrónicos, ferias turísticas, viajes de familiarización, video en transporte público, agencias de viajes minoristas, mayoristas y operadoras nacionales e internacionales, congresos y convenciones.

Se identifican los recursos financieros que podrán permitir la ejecución de las obras y acciones propuestas, tanto la tradicional aplicación de recursos públicos, así como, el aprovechamiento de otros mecanismos asequibles como es la banca de desarrollo, recursos privados y promoción de inversiones.

Se propone la creación de una agencia para la construcción de infraestructura y equipamiento en la región que tenga entre sus atribuciones comprar y vender propiedades, hacer préstamos y aportaciones, arrendar y llevar a cabo otro tipo de contratos, construir o rehabilitar zonas.

Dentro de las labores de coordinación será muy relevante la participación de la Promotora Turística del Estado de Hidalgo (PROTURH), que funcionará como entidad coordinadora para vigilar la ejecución de las obras y acciones propuestas.

Conclusiones
La implantación del proyecto de ecoturismo integrado en la que se potencia el senderismo interpretativo propiciará en el Parque Nacional El Chico, Estado de Hidalgo:

REFERENCIAS


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


TURyDES es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Sobre TURyDES ".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a turydes@eumed.net


 
Turismo y Desarrollo Ofertas especiales de
Paquetes por Europa con Paris y Londres
para los subscriptores de la revista.
Visita ya Europa y conoce nuevos lugares y culturas.
Inicio
Sobre TURyDES
Números anteriores
Anuncios
Subscribirse a TURyDES
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > TURyDES