TURyDES
Vol 4, Nº 10 (julio/julho 2011)

ECOTURISMO EN COLOMBIA: UNA RESPUESTA A NUESTRA INVALUABLE RIQUEZA NATURAL

Catalino Desiderio Molina Molina (CV)

 

DIVERSIDAD ECOSISTÉMICA, NUESTRO GRAN POTENCIAL

En Colombia ha evolucionado una clara conciencia de sus riquezas naturales y el potencial irremplazable que éstas materializan para el desarrollo.

Nuestro país figura entre los cuatro países más ricos del orbe en recursos hídricos. Posee 700.000 micro cuencas, de las cuales depende el 80% del agua potable que se consume en el país

Tenemos más de 1.600 ríos, regiones de elevadas precipitaciones –como el Chocó- y copiosas selvas que explican nuestra riqueza en esta materia.

Cálculos del Instituto de Recursos Mundiales de México reportan a Colombia con una disponibilidad de 50.000 metros cúbicos de agua por habitante, mientras que el abastecimiento mundial promedio estaría en 8.000 metros cúbicos por habitante.

De la misma manera Colombia es un caso excepcional en materia de biodiversidad, por su alto porcentaje de la misma con respecto a otros países del mundo. “Colombia presenta una alta variedad biológica, por lo que es considerado el segundo país megadiverso del mundo, albergando cerca del 10% de biodiversidad en el planeta” . Este considerable porcentaje en tan sólo el 0.7% de la superficie terrestre.

Es el segundo país del mundo en especies vegetales (49.000 especies, frente a Brasil que ocupa el primer lugar y alcanza 55.000). En avifauna Colombia es todavía más notable (1.754 especies, el 19.4% del total mundial, mientras Brasil alcanza el 17,62% y África entera el 15%. Es el primero en variedad de orquídeas y palmeras, el segundo en anfibios y tercero en reptiles

Su diversidad biológica se deriva de varios factores como son su posición geográfica; la existencia en su territorio de tres ramales del cordón andino; la influencia de dos océanos; su ubicación en la zona de convergencia intertropical y su riqueza hídrica. Así, la gran variedad de ecosistemas y biomas existentes contiene una cantidad importante de endemismos o de concentración de especies naturales, que sólo es superada por Brasil, con un territorio siete veces mayor que el de Colombia.

Por encontrarse en el trópico nuestro país posee ecosistemas ricos en especies y únicos por sus características. Los ecosistemas terrestres están determinados principalmente por su localización en la zona tórrida, por la forma del relieve y por lo períodos de lluvia. En las zonas montañosas, los ecosistemas varían con la altitud que van desde los bosques cálidos hasta los páramos y nevados. Donde no hay montañas encontramos las selvas tropicales húmedas, sabanas tropicales y desiertos. Por poseer costas en dos océanos y tener muchos ríos, lagunas y ciénagas nuestro país es muy rico en ecosistemas marinos. La inmensa mayoría de estas riquezas se encuentran reunidas en los 54 Parques Nacionales Naturales que cubren cerca del 10% del territorio nacional.

Esta ventaja comparativa unida a la diversidad cultural y a una mayor sensibilización por el medio ambiente, consagran un enorme potencial para que nuestro país se apropie del valor estratégico del potencial natural que posee, para efectos de aprovecharlos y protegerlos en el contexto de la actividad turística en general. Esto nos pondría a tono con uno de los grandes retos difundidos en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible, celebrada en Johannesburgo (2002) que expresa: “la tendencia marcada es la diversificación del mercado y el desarrollo de nuevas formas de turismo, especialmente las relacionadas con la naturaleza, la vida salvaje y la cultura”

POR EL SENDERO DEL ECOTURISMO

La Unión Mundial para la Naturaleza –UICN- define el ecoturismo como “aquella modalidad turística ambientalmente responsable, consistente en viajar o visitar áreas naturales relativamente sin disturbar con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos naturales (paisaje, flora y fauna silvestres) de dichas áreas, así como cualquier manifestación cultural (del presente y del pasado) que puedan encontrarse ahí, a través de un proceso que promueve la conservación, tiene bajo impacto ambiental y cultural y propicia un involucramiento activo y socioeconómicamente benéfico de las poblaciones locales”.

La actividad ecoturística ha adquirido gran preponderancia en el contexto internacional en las últimas décadas. “El sector turístico basado en la naturaleza y en las áreas naturales protegidas (ANP) es aquel que ha presentado un constante aumento en su demanda por parte de los viajeros del mundo”.

En Centro y Sudamérica, el ecoturismo muestra una dinámica creciente en los mercados, algunos países se han posicionado como destinos ecoturísticos ofreciendo una oportunidad de desarrollo, ya que se presenta como un importante instrumento de protección y cuidado de las áreas con esta vocación, una gran oportunidad de crecimiento de la conciencia hacia una sostenibilidad en el uso de los recursos naturales, así como la apertura de nuevas posibilidades económicas que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida.

Siendo Colombia poseedora de un gran potencial ecosistémico, es indudable que la industria turística encuentra amplias posibilidades de aprovechamiento ecoturístico. Teniendo en cuenta que por su misma condición esta modalidad requiere de una gestión especial para prevenir los impactos ambientales y sociales, se revelan importantes beneficios socioeconómicos y el manejo sustentable de los recursos.

El gobierno nacional conciente de que el país no podía marginarse de este proceso que cobra gran fuerza internacional, ha venido preparando de manera gradual pero efectiva las condiciones para encaminar el país por los caminos del ecoturismo,

Dentro del amplio panorama de potencial de uso de la biodiversidad en el país, nace la iniciativa de la Red de Turismo Sostenible de Colombia, buscando responder a la construcción de las bases conceptuales de la actividad turística, para que sea desarrollada bajo los lineamientos de la responsabilidad ambiental y social.

En 1996 se crea la ley general de turismo que le da relevancia al ecoturismo como uno de los tipos especializados de turismo en los cuales el país está empeñado en crear ventajas competitivas. El ecoturismo es definido como “aquella forma de turismo especializado y dirigido que se desarrolla en áreas con un atractivo natural especial y que se enmarca dentro de los parámetros del desarrollo humano sostenible”.

En la misma dirección el plan estratégico de ecoturismo en el ámbito nacional, identifica unas áreas temáticas prioritarias aplicables en nuestro país y establece los lineamientos preliminares para un trabajo conjunto de planificación y desarrollo regional y local.

El plan sectorial de turismo 2002-2006 “Turismo para un nuevo país”, contempla una visión 2020 para el sector en la cual el ecoturismo, siguiendo las tendencias internacionales, es uno de los siete productos fundamentales en los cuales el país concentrará sus esfuerzos en las próximas décadas”

La “política nacional para el desarrollo del ecoturismo”, divulgada en el 2004, contiene los elementos fundamentales para el desarrollo de esta actividad, proponiéndose fortalecer y diversificar la actividad ecoturística teniendo como referente esencial su desarrollo sostenible, y una oferta competitiva de servicios, en armonía con la diversidad ecológica y cultural

El plan sectorial de turismo 2007-2010, “Colombia destino turístico de clase mundial” con relación al ecoturismo plantea que “Se trabajará tomando como eje esencial las áreas protegidas en las cuales se han realizado procesos de concesión de los servicios en tanto que ofrecen mejores estándares para el turismo internacional” .

En efecto, los planes y proyectos ecoturísticos se han materializado en las áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales y en los esfuerzos privados concentrados en la Red de Reservas de la Sociedad Civil. y como el mismo plan sectorial lo reconoce, el 36,12 % de los clusters (conglomerado de ofertas) que iniciaron los convenios de competitividad turística en el año 2000, identificaron al turismo como su producto bandera

El ecoturismo para parques nacionales se define como una Modalidad turística ambientalmente responsable para disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos naturales (paisajes, flora y fauna silvestres), así como cualquier manifestación cultural (del presente y del pasado), que contribuye al cumplimiento de los objetivos de conservación de las áreas protegidas

La consolidación de los proyectos ecoturísticos, en los parques naturales se está desarrollando bajo el esquema de concesión de dichos servicios a entes privados, quienes manejan el negocio de entradas, alojamiento, tiendas eco turísticas, restaurantes, parqueaderos y demás bienes de infraestructura turística de los parques. Este proceso de concesión se inició en el 2005 con los parques Isla Gorgona, Amacayacu, Los Nevados y Tayrona.

LO QUE EL ECOTURISMO LE DEPARA AL PAÍS

El ecoturismo es una actividad que apropiadamente concebida ofrece importantes ventajas, porque se convierte en una fuente de ingresos destinados a la protección de las áreas naturales donde se desarrolla, beneficia a las comunidades locales y al mismo tiempo contribuye a sensibilizar a los actores involucrados sobre la importancia de proteger la naturaleza. “Se ofrecen actividades educativas y recreativas en general al público para aumentar el nivel de conciencia en el patrimonio cultural y natural del país, obteniendo: Un Beneficio Social, logrando la concienciación de los visitantes con respecto a la preservación y conservación de los recursos naturales”.

A pesar de que en Colombia son bastante recientes las prácticas recreativas y turísticas ligadas a los recursos naturales, se ha ido consolidando la oferta del turismo de naturaleza, la cual se desarrollan tanto en áreas con protección de carácter nacional, en otras áreas protegidas con carácter regional o municipal y en áreas de reserva de la sociedad civil a cargo de entidades u organizaciones gubernamentales o no gubernamentales.

El Sistema de Parques Nacionales, que reúne las áreas que por excelencia han sido reconocidas como destinos predilectos por los visitantes, ha recibido aproximadamente 420 mil personas por año. Esto ha generado un promedio de ingresos anuales de mil doscientos millones de pesos (calculados hasta el año 2001).

Estas referencias, son una buena noticia para Colombia en la medida en que el ecoturismo conserve su esencia, es decir su fidelidad a los lineamientos que le marca el modelo de sostenibilidad. Debe garantizarse que la explotación de las áreas naturales contribuya a la preservación de los ecosistemas y satisfaga las necesidades de las comunidades locales; reglas claras que concilien los intereses de crecimiento económico con mejores condiciones de vida.

Por ello la sociedad debe seguir muy atenta los pasos de esta actividad, pues su descuido amenazaría la sostenibilidad ambiental, social y económica del área de influencia y por tanto del negocio mismo. Es decir todos seríamos perdedores. En caso contrario, el ecoturismo se consolidaría y Colombia tendría un futuro promisorio, hacia la conservación de la naturaleza y el desarrollo local.

BIBLIOGRAFÍA

DACHARI, Alfredo César. Desarrollo sustentable y turismo. Universidad de Guadalajara. México. 2.001

OMT Educando educadores en Turismo., Instituto de Turismo empresa y Sociedad. Universidad Politécnica de Valencia. 1998

CEBALLOS LASCURAIN Héctor. Ecoturismo, naturaleza y desarrollo sostenible. Editorial Diana. México. 1998

Guía para administraciones locales: Desarrollo turístico sostenible. OMT. 1.999

ZAMORANO CASAL, Francisco Manuel. Turismo Alternativo. Servicios turísticos diferenciados: animación, turismo de aventura, turismo cultural, ecoturismo, turismo recreativo. Editorial Trillas, México. 2002.

MINISTERIO DE INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO. Plan sectorial de turismo 2007-2010, “Colombia destino turístico de clase mundial”. 2008

ROMERO M., Cabrera E. ORTIZ N. 2008. Informe sobre el estado de la biodiversidad en Colombia 2006-2007. Instituto de Investigación Alexander von Humboldt. Bogotá, D.C. Colombia. 186 p.

INSTITUTO DE INVESTIGACIONES BIOLÓGICAS ALEXANDER VON HUMBOLT. Incentivos a la Conservación y Uso de la Biodiversidad. 2000


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


TURyDES es una revista académica iberoamericana, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.

Para publicar un artículo en esta revista vea "Sobre TURyDES ".

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a turydes@eumed.net


 
Turismo y Desarrollo Ofertas especiales de
Paquetes por Europa con Paris y Londres
para los subscriptores de la revista.
Visita ya Europa y conoce nuevos lugares y culturas.
Inicio
Sobre TURyDES
Números anteriores
Anuncios
Subscribirse a TURyDES
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > TURyDES