GOBERNANZA DE LA SUSTENTABILIDAD LOCAL: ÍNDICES DE MEDIATIZACIÓN HÍDRICA PARA LA CIUDAD DE MÉXICO



José Marcos Bustos Aguayo*
Universidad Nacional Autónoma de México
María Luisa Quintero Soto**
Unidad Académica Profesional Nezahualcóyotl
Cruz García Lirios***
José Alfonso Aguilar Fuentes****
Universidad Autónoma del Estado de México Unidad Académica Profesional de Huehuetoca
marcos.bustos@unam.mx


RESUMEN
Los estudios de la mediatización de la gestión, autogestión y cogestión hídrica advierten diferencias entre los actores políticos y sociales con respecto al establecimiento de tarifas por los servicios hídricos. En este sentido, el objetivo del presente estudio fue establecer un índice para la ponderación de la difusión de los medios en cuanto a las problemáticas hídricas. Se llevó a cabo un estudio no experimental, retrospectivo y exploratorio con una selección no probabilística de 100 notas de prensa, considerando la circulación local y nacional, las palabras clave de “disponibilidad”, “abastecimiento” y “tarifas”, así como el periodo de publicación de enero de 1990 a diciembre de 2016. Los resultados muestran una prevalencia de la difusión de la gestión estatal (IMGH = 57 de 100 notas) con respecto a la autogestión social (IMAGH = 31 de 100 notas) y la cogestión socioestatal (IMCGH = 12 de 100 notas). Se advierte el estudio de los determinantes de la cogestión como línea de investigación explicativa de las diferencias entre autoridades y usuarios con respecto a la gobernanza o cogestión de los recursos y los servicios hídricos.
PALABRAS CLAVE.
Propaganda, agenda, índice, tarifas, subsidios
ABSTRACT
Studies of the mediatization of water management, self-management and co-management indicate differences between political and social actors regarding the establishment of tariffs for water services. In this sense, the objective of the present study was to establish an index for the weighting of the diffusion of the media in terms of water problems. A non-experimental, retrospective and exploratory study was carried out with a non-probabilistic selection of 100 press releases, considering the local and national circulation, the keywords "availability", "supply" and "tariffs", as well as the period (IMGH = 57 out of 100 notes) with respect to social self-management (IMAGH = 31 out of 100 notes) and socio-state co-management ( IMCGH = 12 out of 100 notes). The study of the determinants of co-management as a line of research explaining the differences between authorities and users with respect to governance or co-management of water resources and services is noted.
KEYWORDS
Propaganda, agenda, index, tariffs, subsidies
I.-INTRODUCCIÓN
En el marco de la seguridad pública, con énfasis en la salud pública y la seguridad alimenticia, el Estado genera una propaganda que legitima su rectoría, a la vez que la ciudadanía produce una contra propaganda y anti propaganda para desvincularse de los sistemas políticos, regímenes de gobierno y formas de Estado (McCombs y Hua, 1995).
En tal escenario, el objetivo del presente trabajo es medir el impacto de la propaganda en la sociedad civil a través de un Índice de Mediatización de la Cogestión Hídrica para las demarcaciones de la Ciudad de México donde prevalece el desabastecimiento, el incremento de tarifas, el subsidio y la condonación. Para tal propósito, se realizó un estudio no experimental, documental, exploratorio y retrospectivo con una selección de notas de prensa relativas al tandeo, las tarifas, la calidad del servicio y los conflictos entre autoridades y usuarios de la delegación Iztapalapa durante el periodo que va de 1990 a 2016.
Posteriormente, se utilizó la técnica Delphi para establecer la homogeneidad de los conceptos en la codificación de las notas de prensa y ponderación por jueces que evaluaron con -1 aquella información desvinculada de las categorías de “escasez”, “desbasto”, “tandeo”, “insalubridad,” “conflicto”, “boicots” y “mítines”, “secuestros”. Los jueces calificaron con un cero aquella información que refería a alguna de las categorías, pero desvinculada de la categoría “gestión”, “programa”, “medición”, “tarifa”, “subsidio” y “condonación”. Por último, la información que vinculaba a todas las categorías fue ponderada con una unidad positiva.
En seguida, la sumatoria de las calificaciones fue multiplicada por el total de las 100 notas de prensa seleccionadas dando un rango de -100 hasta +100 en la que la suma de las calificaciones ubicaría el nivel de mediatización, considerando su cercanía a -100 como baja y su proximidad a +100 como alta y en el caso de su cercanía con el cero como mediatización moderada.
De este modo, se interpretó el análisis de contenido de las notas de prensa desde la teoría de la gestión hídrica de Carreón, Bustos, García, Hernández y Mendoza (2015) y García, Aguilar, Rosas, Carreón y Hernández (2015) la cual advierte la emergencia de temas que son difundidos por los medios de comunicación, son representados por la sociedad civil como información fidedigna y son asimilados en discursos de verosimilitud como es el caso de la “escasez” difundida en los periódicos, representada como una “amenaza” por la ciudadanía y narrada en discursos de verosimilitud que consisten en responsabilizar a las autoridades por la gestión de los recursos hídricos y el desabastecimiento residencial.  
Se trata de la construcción de una agenda con temas tales como; “escasez”, “desabasto”, “tandeo”, “costo”, “fugas”, “insalubridad”, “corrupción”, “negligencia”, “nepotismo” y “opacidad”. Tales categorías son incluidas los discursos de la sociedad civil a través de los noticiarios, las columnas de opinión y las redes digitales.
Una vez que la información se concentra en las categorías, acto seguido se reorganizan en un discursos o lógica de verosimilitud que consiste en atribuir la calidad del servicio al desempeño gubernamental. De esta manera, si existe un abastecimiento continuo la ciudadanía se lo atribuye a la temporada pluvial, pero si persiste un desabastecimiento los usuarios responsabilizan a sus autoridades locales y federales.
Por lo tanto, un estudio de la mediatización de la cogestión hídrica permitirá anticipar escenarios de conflicto entre autoridades y usuarios, así como un diagnóstico social para la intervención de la medición de conflictos entre los actores políticos y civiles, así como una evaluación del desempeño gubernamental y la participación civil en materia de autogestión y cogestión de los recursos y servicios hídricos.
En cada uno de los escenarios, gestión estatal, autogestión social y cogestión socioestatal los conflictos son inherentes a la negociación de la regularización del abastecimiento a partir un pago equitativo por el suministro hídrico y el tratamiento de agua residuales, así como su reciclaje y reutilización.
I.I.-Teoría de la Gestión Hídrica
Los sistemas políticos, regímenes de gobierno y formas de Estado han transitado del iusnaturalismo o comunidad primitiva donde prevalece la ley del más fuerte hasta la democracia participativa en donde existe un diálogo permanente entre actores políticos y civiles que se traduce en la gestión y administración consensuada de los recursos y servicios asumidos como comunes.
En tal proceso, la gestión es un fenómeno observable en las comunidades primitivas, ya que consistía en el establecimiento de una necesidad común como lo es la alimentación en la que la comunidad tenía día con día que orientarse al abastecimiento delimitación de un escenario en el que ubicaría un objetivo de consumo para su supervivencia (García, Carreón, Hernández, Mejía, García y Rosas, 2015).
En los regímenes totalitarios y autoritarios, el territorio era representado como parte del sistema político y por lo tanto era una prioridad para el monarca resguardar sus fronteras, por consiguiente, la gestión consistió en la formación bélica de fuerzas que garantizarán la paz interna y la guerra con el exterior por el cuidado de sus recursos (McCombs, Llamas, López y Rey, 1998).
En los sistemas políticos de transición, los gobernantes procuraron la construcción de una identidad nacional que inhibiera el regreso al sistema totalitario y autoritario, a la vez que facilitara el emprendimiento político para el control de los recursos naturales y los servicios que se consideraron públicos (McCombs, Cole, Stevenson y Shaw, 1981). De tal suerte que los caudillos que liberaron a su pueblo de la opresión de tiranos apelaron a una identidad que asociaron a un recurso y la necesidad de protegerlo como una conquista de la guerra civil de liberación nacional.
Precisamente, es en las democracias presidencial y parlamentaria que la seguridad territorial de las tiranías y la seguridad nacional de los regímenes de transición se convirtió en una seguridad pública, la cual sería adoptada por la sociedad civil en una seguridad ciudadana (McCombs, 1996). La diferencia entre la seguridad pública y la seguridad ciudadana estribó en la participación de los actores políticos y sociales. En el primer caso, el Estado se asumía como rector de los recursos y servicios públicos, pero la sola posibilidad de que el gobierno privilegiara a un sector de la sociedad generó una indignación que llevó a los sectores más organizados a formar un sistema de seguridad ciudadana que consistió en una vigilancia permanente de sus autoridades y una evaluación consecutiva a su desempeño mediante las denuncias, el seguimiento, los resolutivos y la impartición de justicia.
A partir de la seguridad ciudadana se gestó una seguridad privada que no sólo consideró a los recursos como tales, sino además rompió el diálogo y la negociación con las autoridades, propiciando la autogestión social. En consecuencia, los recursos naturales en general y los recursos hídricos en particular, fueron asumidos como bienes semiprivados que podían ser compartidos sólo en caso de una catástrofe ambiental y desastre natural como una sequía permanente, una inundación o un incendió sin precedente. 
Sin embargo, los conflictos entre ciudadanos y autoridades se exacerbaron de un modo tal que la escasez de recursos se intensificó y con ello la posibilidad de un acercamiento, reconciliación y renegociación entre los actores políticos y sociales. A partir de tal reconocimiento, emancipación o reivindicación del derecho al agua, las partes en conflicto generaron un modelo de cogestión socioestatal que consiste en 1) la conceptualización de recursos naturales como bienes comunes; 2) la preservación de los bienes comunes a partir de derecho de otras generaciones humanas y no humanas a su consumo; 3) la administración de un sistema de distribución con base en la disponibilidad y el costo de suministro.
Además, la gestión del Estado y la autogestión ciudadana son asumidos como dispositivos que se contrarrestan y tienden a la extinción el uno del otro (McCombs y Shaw, 1972). En ese sentido, la cogestión socioestatal es un sistema de mediación que facilita el acuerdo y la corresponsabilidad entre los actores políticos y sociales. Se trata de un proceso comunicativo permanente acerca de las necesidades, expectativas y capacidades de las partes en conflicto con la finalidad de alcanzar una gestión y administración consensuada.
I.II.-Estado del conocimiento
La mediatización de la cogestión hídrica ha sido preferentemente estudiada desde la psicología social para la sustentabilidad. En ese tenor, algunos trabajos muestran los factores determinantes de un comportamiento orientado hacia la sustentabilidad, pero en términos de mediatización son derivados de los temas establecidos por los medios de comunicación y la representación consecuente de tales ejes de discusión en la opinión civil (véase Tabla 1).
De esta manera, los estudios de mediatización de la cogestión hídrica resaltan los espacios como factores para una gestión interna y residencial de la ciudadanía ante el desabastecimiento de agua en la década de los ochentas. En la siguiente década, destacan los motivos para el uso sustentable del agua como factores determinantes del ahorro luego de que los usuarios han representado la problemática como una amenaza de escasez permanente (García, Carreón, Hernández, Montero y Bustos, 2014).
Precisamente, el sistema racional, cognitivo, deliberado, planificado y sistemático de uso sustentable del agua encontrado en la década de los noventas, sirvió para delimitar los estudios hacia la inclusión de sectores civiles marginados, vulnerados y excluidos de los servicios de abastecimiento hídrico. Es el caso de los trabajos que destacan la orientación a la sustentabilidad, la propensión al futuro, los valores de la humanidad y la cooperación como indicadores de la gobernanza o cogestión de los recursos y servicios hídricos (García, Carreón, Mecalco, Hernández, Bautista y Méndez, 2014).
En la presente década, los estudios parecen orientarse hacia factores más instrumentales como el uso de dispositivos tecnológicos, electrónicos o digitales en la difusión de una contra propaganda y antipropaganda a la gestión del Estado y a favor de la cogestión socioestatal. En este escenario subyacen fenómenos como stalking, trolling y trending indicativos de una transición hacia la gobernanza de los recursos y los servicios hídricos que tiene un origen local, pero un efecto global en cuanto a conflictos y mediación entre las partes.
I.III.-Especificación del Índice de Mediatización de la Cogestión Hídrica
En virtud de que la información es diversa y vinculante con otras problemáticas de políticas, gestión, administración, programas y estrategias en torno al agua, a partir de la revisión del estado del conocimiento, se especificó un modelo para el estudio del Índice de Mediatización de la Gestión Hídrica (IMGH) observado y ponderado en notas de prensa de circulación nacional durante el periodo que va de 1990 a 2016 (véase figura 1).
El modelo para el estudio del IMGH incluye 10 variables que sintetizan los estudios de la mediatización de la cogestión hídrica. Se trata de valores que pueden ser altruistas si se asume al agua como un bien común o egoístas si se considera un bien privado. En seguida, las creencias que pueden ser antropocéntricas y ecocéntricas dependiendo de si el agua es vista como bien exclusivo para el consumo de un sector social actual, o bien, si se ve como un bien disponible para todas las generaciones humanas y no humanas. En el caso de las percepciones que pueden ser de riesgo si se piensa que el agua cada vez es más escaza o utilidad si se asume lo contrario.
Cada una de las tres variables exógenas, valores, creencias y percepciones se vincularían con otras tres variables relativas a motivos extrínsecos –cuidado del agua por su alto costo– e intrínsecos –cuidado del agua por su importancia para la vida de generaciones futuras–, actitudes heredadas o aprendidas de uso del agua y conocimientos de optimización o explotación de fuentes de agua.
Si las tres variables exógenas de valores, creencias y percepciones son difundidas por los medios como antecedentes de las variables mediadoras –motivos, actitudes y conocimientos–, entonces será posible observar una gestión racional, cognitiva, deliberada o razonada en torno a los recursos y servicios hídricos (hipótesis 1 o cogestión deliberada).
Empero, si además del proceso deliberado se observa una vinculación con intencionalidades de gestión de los recursos y servicios hídricos, entonces asistimos a un escenario de planificación estratégica (hipótesis 2 o cogestión planificada). Es decir que la relación entre las variables exógenas y mediadoras supone una fase de gobernanza conocida como planificación de la cogestión.
Sin embargo, el ciclo de cogestión termina cuando las variables exógenas se relacionan con las mediadoras y éstas con la variable intencional para determinar la conducta de los actores políticos y sociales en torno a la gestión de los recursos y los servicios hídricos y que estarían indicados por el establecimiento de tarifas, subsidios o condonaciones (hipótesis 3 o cogestión corresponsable).
De esta manera, una gestión hídrica determinada por la mediatización consistiría en un decremento o aumento de tarifas si los medios de comunicación han difundido tales escenarios, o bien, la emergencia de subsidios si los medios han generado información en donde la gestión del Estado prevalece sobre la autogestión ciudadana. O bien, condonaciones si la información ha propiciado una opinión contraria a la calidad de los servicios gestionados por el Estado. 

II.-RESULTADOS
La figura 2 muestra una prevalencia de la gestión del Estado (IMGH = 57 de 100 notas) con respecto a la autogestión ciudadana (IMAGH = 31 de 100 notas) y la cogestión socioestatal general (IMCGH = 12 de 100 notas). Es decir que el actor preponderante en la difusión de las problemáticas hídricas es el Estado, seguido de la ciudadanía y la academia como mediadora de los conflictos.
Se observan los índices de mediatización de la cogestión hídrica para el periodo que va de enero de 1990 a diciembre de 2016 en el que es posible observar una baja mediatización de gestión racional, cognitiva, deliberada o razonada de los recursos y los servicios hídricos entre los actores políticos y sociales (7 de 12 notas), la cual explica una todavía más baja mediatización de cogestión planificada (= 3 de 12 notas) e insignificante mediatización de cogestión acordada (2 de 12 notas).
Es decir que la cogestión ha sido mediatizada de un modo tal que su difusión ha sido baja y su efecto en la opinión pública también ha sido mínima. Esto es así porque la verosimilitud de un acuerdo entre gobierno y ciudadanía es poco creíble entre los lectores y por consiguiente, la prensa de circulación nacional prefiere difundir la gestión del Estado y la autogestión ciudadana más que un acuerdo entre las partes.

III.-DISCUSIÓN
El aporte del presente trabajo al estado del conocimiento radica en el establecimiento de un índice para la medición de la difusión de los medios de comunicación con respecto a las problemáticas hídricas de escasez, desabastecimiento y tarifas del agua en una demarcación de la ciudad de México. Se trata de una metodología para medir la propaganda del Estado, la contra propaganda civil y la anti propaganda académica, considerando la difusión, ponderación e interpretación de notas de prensa relativas a categorías tales como escasez, desabastecimiento, conflicto, tarifas, subsidio y condonación.
Los resultados ponen de relieve que los medios de comunicación prefieren la difusión de la rectoría del Estado conocida como propaganda de gestión estatal y prevalece sobre la contra propaganda ciudadana relativa a la autogestión social, así como la anti propaganda académica conocida como cogestión socioestatal.
En relación con los estudios de la mediatización de las problemáticas hídricas en las que se observan discursos y narrativas relativas a la verosimilitud y la verificabilidad de la ciudadanía con respecto a las políticas, programas y estrategias del Estado en materia de abastecimiento de agua, cobro de los servicios hídricos, subsidios y condonaciones a grupos adherentes al gobierno local (García, Carreón y Quintero, 2015), el presente trabajo ha medido la gestión del Estado, la autogestión civil y la cogestión socioestatal propuesta desde la academia.
Sin embargo, futuras líneas de investigación concernientes a la baja mediatización de la cogestión explicarían las diferencias entre los actores políticos y sociales, así como la prevalencia de la difusión de los medios con respecto a la atribución de responsabilidad del Estado y el estigma de ciudadanía como víctima de las políticas de tandeo o el galopante cobro de los servicios hídricos.

IV.-CONCLUSIÓN
El índice de Mediatización de la Cogestión Hídrica supone un proceso histórico de diferenciación entre gobernantes y gobernados con respecto a la problemática de abastecimiento y pago de los servicios hídricos, así como sus efectos colaterales de subsidio y condonación del pago de los servicios de agua potable, reciclaje o reutilización.
V.-BIBLIOGRAFIA
          Carreón, J., Bustos, J., García, C., Hernández, J. y Mendoza, D. (2015). Utilización de SPSS y AMOS en un estudio del pensamiento ambientalista y las intenciones de voto en una muestra de estudiantes. Multidisciplina, 20, 76-95
         García, C. (2011). Mediatización de la participación hídrica en Iztapalapa. En J. Pihedraita (coord.). Gestión social para el desarrollo humano. (pp. 521-547). Bogota: UCMC
         García, C., Aguilar, J., Rosas, J., Carreón, J. y Hernández, J. (2015). Diferencias de fiabilidad sociopolítica ante conflictos hídricos entre actores civiles. Invurnus, 10 (2), 3-13
         García, C., Carreón J., Mecalco, J., Hernández, J., Bautista, M. y Méndez, A. (2014). Sistemas políticos complejos: Implicaciones para la seguridad pública sustentable. Acciones e Investigaciones Sociales, 34, 183-206
         García, C., Carreón, J. y Quintero, M. (2015). Dimensiones de gobernanza para la sustentabilidad hídrica. Revista Pueblos y fronteras, 20 (10), 195-203
         García, C., Carreón, J., Bustos, J., Hernández, J. y Salinas, R. (2015). Especificación de un modelo de comunicación de riesgos ambientales ante el cambio climático. Entre Ciencias, 3 (6), 71-90
         García, C., Carreón, J., Hernández, J., Bustos, J. y Aguilar, J. (2016). Especificación de un modelo de hipermetropía sociopolítica. Luna Azul, 42, 270-292
         García, C., Carreón, J., Hernández, J., Mejía, S., García, E. y Rosas, F. (2015). Hacia una agenda hídrica para la gobernanza local sustentable. Revista Internacional de Investigación en Ciencias Sociales, 11 (1), 130-154
         García, C., Carreón, J., Hernández, J., Montero, M. y Bustos, J. (2014). Sistemas sociopsicológicos de la propaganda sustentable. Enseñanza e Investigación en Psicología, 19 (1), 219-244
         García, C., Carreón, J., Morales, M. (2014). Hacia una administración consensuada de los recursos hídricos, Interdisciplinaria, 31 (1), 163-174
         McCombs, M. y Hua, J. (1995). Capacity, diversity, and volatility of the public agenda. Trends from 1954- 1994. Public Opinion Quarterly, (59), 495-525.
         McCombs, M. y Shaw, D. (1972). The agenda setting function of mass media. Public Opinion Quarterly, (36), 176-187.
         McCombs, M., (1996). Influencia de las noticias sobre nuestras imágenes de nuestro mundo. En J. Bryant, Zillman, D. (coord.). Los efectos de los medios de comunicación. investigaciones y teorías. (pp. 13-34). Barcelona: Paidós.
         McCombs, M., Cole, R., Stevenson, R. y Shaw, D. (1981). Precision journalism: an emerging theory and technique of news reporting. Gazzette, (27), 21-34.
         McCombs, M., Llamas, J., López, E. y Rey, F. (1998). Candidate images in spanish elections: second level agenda setting effects. Journalism & Mass Communication Quarterly, (74), 703-717

* Labora en la Universidad Nacional Autónoma de México

** Unidad Académica Profesional Nezahualcóyotl-UAEM

*** Doctor en Comunicación y Profesor de Tiempo Completo en la Universidad Autónoma del Estado de México, Unidad Académica Profesional Huehuetoca.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


Tlatemoani es una revista académica , editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a xochitl@uaslp.mx


 

Directora: Sara Berenice Orta Flores; revista.tlatemoani@uaslp.mx
Editor: Juan Carlos Martínez Coll

ISSN: 1989-9300

Numero Actual
Presentación
Normas de Publicación
Hemeroteca
Consejo de Redacción
Comité
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > Tlatemoani