TECSISTECATL
Vol. 1 Número 2, julio 2007

 NUMERO DOS
Junio 2007

LAS DESIGUALDADES ECONÓMICAS Y SOCIALES EN EL CONTEXTO NACIONAL (1988 – 2000).

Pedro Maldonado Cruz
Instituto Tecnológico de Oaxaca
pemece@gmail.com

Andrés E. Miguel Velasco
Instituto Tecnológico de Oaxaca
andmig@hotmail.com

Bajar en PDF

RESUMEN: Las desigualdades económicas y sociales existentes, evidencian estados con un alto grado de desarrollo en contraste con aquellos que presentan altos niveles de subdesarrollo. Estas desigualdades son críticas y difíciles de superar a mediano plazo.

 El Objetivo de este trabajo consistió en evaluar el impacto de las políticas públicas sobre las desigualdades económicas y sociales en el territorio nacional. El análisis de cluster como método de agrupación, permitió determinar el potencial de crecimiento económico y las condiciones de vida de la población para cada estado. Como resultado, se obtuvieron índices de crecimiento y condiciones de vida que al ser comparados en el tiempo, permitieron definir las variaciones existentes, evidenciando progreso o deterioro.

 Estos índices ofrecieron resultados que permitieron hacer una clasificación adecuada, según el nivel de desarrollo logrado en cada entidad, por tanto, quedó demostrado que Pese a la política de desarrollo nacional, no ha sido posible reducir las desigualdades económicas y sociales existentes, logrando resultados de escasa significación en los estados más pobres”.  Por esta razón, es necesario diseñar políticas públicas que fomenten el crecimiento económico y formen capacidades básicas en la población para contrarrestar las desigualdades territoriales e incidir en la reducción de la pobreza.

 SUMMARY: The economic and social inequalities, evidence states with a high development grade in contrast with those that present high underdevelopment levels. These inequalities are critical and hard to solve to medium run.  

Evaluate the impact of the public politicians about the economic and social inequalities in the national territory is the Objective of this work. The cluster analysis like grouping method, allowed to determine the potential of economic growth and the population's life conditions for each state. As a result, indexes of growth and life conditions were obtained that when being compared in the time, they allowed to evidence the existent variations, showing progress or deterioration.  

 These indexes offered results that they allowed to make an appropriate classification, according to the development level achieved in each state, therefore, it was demonstrated that "in spite of the politics of national development, it has not been possible to reduce the existent economic and social inequalities, achieving results of scarce significance in the poorest states."

 Analyzing the above-mentioned, is pertinent to design political public that impact in the economic growth and also form basic capacities in the population to counteract the territorial inequalities and to impact positively in the poverty reduction. 

   

INTRODUCCIÓN.

Dentro de la realidad mexicana, los problemas económicos y sociales de México, son críticos. Por ejemplo, la Región Sur del país, a pesar de poseer recursos naturales suficientes para presentar una situación mejor, la realidad es diferente; puede aseverarse que esta es una de las regiones con mayores desigualdades económicas y sociales en el país y sus condiciones son difíciles de mejorar en el corto plazo, ante las condiciones de atraso económico y tecnológico, pobreza y marginación social existentes en los estados de Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

 

De igual manera, se aborda el problema del desarrollo en las comunidades rurales, caracterizadas por una alta expulsión de población. Se considera que este trabajo constituye una herramienta útil para analizar la situación existente respecto al crecimiento económico en México así como las repercusiones que en términos de desarrollo humano ha provocado, pues permitirá tener una valoración integral, respecto a las diferencias económicas y sociales existentes para poder brindar a las distintas entidades de gobierno, propuestas tendientes a disminuir las brechas entre estados con atraso económico y aquellos que tienen los niveles más altos de crecimiento.

 

La importancia de esta investigación radica en los procedimientos de agrupación utilizados para la clasificación de los estados y en el análisis estadístico de la información, como acciones que no se habían realizado con anterioridad, determinándose la posibilidad de ser aplicada esta metodología en cualquier espacio subnacional, pues constituye una útil herramienta de trabajo para cualquier entidad pública.

 

El Objetivo de este trabajo consiste en evidenciar las desigualdades económicas y sociales existentes en el territorio  mexicano.

 

I. DESIGUALDADES ECONÓMICAS Y SOCIALES.

El patrón de desarrollo regional se caracteriza por su elevada concentración económica y poblacional en unas cuantas regiones y ciudades, producto de las diferencias en la formación de áreas de mercado, la aglomeración del capital fijo y en las productividades globales y sectoriales de sus economías. Alrededor del 97% del Producto Interno Bruto (PIB), se genera en actividades no agropecuarias; es decir, en industria, comercio y servicios que son de base urbana. Entre las funciones económicas de las ciudades, destacan su papel dinamizador en el contexto nacional y regional y su capacidad de interrelación con los mercados externos, aprovechando las oportunidades de la globalización y sus ventajas competitivas.

 

Entre 1970 y 1995, con alta marginación se mantuvieron: Oaxaca, Chiapas y Guerrero; a ellos se agregan Hidalgo, San Luis Potosí y Tabasco. Destacan tres casos de retroceso social: Veracruz, Yucatán y Campeche. Las entidades con menor grado de marginación son: Distrito Federal, Baja California y Nuevo León (Aregional, 2000).

 

La crisis económica de mediados de los noventa puso en evidencia que, ante la necesidad de ajustes al presupuesto, el gasto social se reduce en mayor medida que el gasto programable. Es importante señalar que una política de gasto público que ponga especial énfasis en el gasto social obteniendo sus recursos de la recaudación de impuestos, es insostenible, al reducirse estos paulatinamente (Case y Fair, 1992 y Mochón, 1987).

 

II. LA PARTICIPACIÓN SOCIAL EN EL DISEÑO DE POLÍTICAS PÚBLICAS EN LA PLANIFICACIÓN DEL DESARROLLO.

La pobreza no es sólo carencia de los bienes y servicios necesarios para vivir, como son los alimentos, el agua, la vivienda o el vestuario, es también, la falta de capacidades y oportunidades para cambiar estas condiciones. La buena salud y longevidad; una educación adecuada; el acceso a la tierra, al crédito y otros recursos productivos; comunidades y familias sólidas; la ausencia de discriminación, abuso y violencia, así como la justicia, son elementos que están ausentes de la vida de los pobres (BID, 1998:8).

 

Es imprescindible proteger la cultura local y regional, permitiendo su crecimiento y adaptando sus cambios a las necesidades nacionales, para esto es necesario reducir las desigualdades regionales, por medio de una adecuada política de redistribución que estimule la estabilidad económica de las regiones y salvaguarde los empleos existentes, para crear otros nuevos por medio del crecimiento de la economía, ya que ningún desarrollo regional puede realizarse independientemente del desarrollo del país. Es fundamental la protección del medio-ambiente y del paisaje, con el fin de mantener el equilibrio ecológico. Al proteger la autonomía y diversidad socio-cultural, se promueve la identidad regional que permite reforzar la unidad nacional  (Aregional, 2000 y Tomassini, 1993).

 

En las zonas más pobres del mundo, el desarrollo de instituciones productivas se ha visto retrasado por conflictos políticos y sociales. El desarrollo de instituciones de mercado eficaces es el desafío fundamental que se  plantea a las comunidades y economías. La clave es identificar qué tipo de instituciones se necesita, en vez de dar por supuesto que lo que hace falta es una estructura completa. Para ser eficaces, las instituciones deben concebirse de tal manera que los incentivos de los agentes de mercado estén orientados a conseguir el resultado deseado (Banco Mundial, 2003:5-13).

 

Cuando las instituciones no pueden proveer un ambiente seguro y previsible, las duras asimetrías de poder pueden polarizarse en sumo grado. Sin embargo, el afianzamiento de vínculos dentro de cada grupo social (unión) puede agravar las divisiones existentes y marginar aún más a los marginados de estos grupos (exclusión). Si la unión de un grupo va unida a una desintegración de la cohesión social entre los grupos, las instituciones se convierten en agentes de intereses partidarios en vez de agentes de acción social (Narayan, 1999). La falta de confianza en las instituciones sociales tiende a reforzar el deseo de la gente de buscar seguridad dentro de grupos, y no en la sociedad, agravando la inseguridad, la exclusión social, el conflicto y la violencia (Banco Mundial, 1998)

 

El capital social, al igual que la riqueza y el ingreso, está desigualmente distribuido en la sociedad, por tanto, la existencia del capital social puede ser un instrumento para promover la comunicación, pero para tener acceso a comunicaciones más importantes, hay que forjar un propio capital social. El capital social no es solamente un activo en las estrategias de vida y de sobrevivencia, también es parte de las estrategias de quienes quieren cambiar instituciones y discursos dominantes (Bebbington, 2003:31-38).

 

Una política pública corresponde a cursos de acción y flujos de información relacionados con  un objetivo público definido en forma democrática; los que son desarrollados por el sector público y, frecuentemente, con la participación  de la comunidad y el sector privado (Lahera, 2002). El trabajo coordinado con las organizaciones no gubernamentales ayudaría mucho en la formulación de políticas sociales para unidades de pequeña escala por la vinculación establecida por esas organizaciones y en su trabajo sobre el terreno los expertos de esas  organizaciones (Robb, 2002).

 

Con un adecuado conocimiento de las características de cada región es posible efectuar una correcta planeación a futuro sobre el rumbo económico y social de ese espacio concreto, por tanto, el desarrollo es un proceso de crecimiento económico continuo, permanente y equilibrado que se reflejará en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población  (Aregional, 2000). La microempresa constituye una importante fuente de trabajo para los pobres; este sector emplea una tercera parte de la fuerza laboral de la región y representa el 80 por ciento de todos los negocios. Una de las barreras para el crecimiento y el desarrollo de las microempresas es la falta de acceso a servicios financieros; menos del 5% de los microempresarios tienen acceso a estos servicios. También debe agregarse que la capacitación ofrecida a los microempresarios, es de baja calidad (BID, 1997:7,19).

 

Un clima favorable para la inversión puede generar crecimiento, siendo posible la reducción de la pobreza. Esto no se debe tomar como un hecho, porque no todo crecimiento es a favor de los pobres. Tres inversiones son de particular importancia para dotar de medios a los pobres: inversiones en educación, en protección social y en procesos participativos e inclusión social y económica (Stern, 2002 y Narayan, 2002).

 

III. Crecimiento Económico, condiciones de vida y Distribución del Ingreso.

La medición de la pobreza es una tarea que abarca aspectos conceptuales y metodológicos muy variados, que deben ser abordados al elegir un método de medición (MIDEPLAN, 2002; Hwa, 2003). En este trabajo, se hace referencia a Atraso Económico y Condiciones de Vida como variables, que al ser comparadas, permitan determinar la efectividad de las políticas públicas implementadas en el periodo analizado.

 

Diez indicadores son considerados para determinar el atraso económico en cada estado, hacen referencia a los porcentajes de: Unidades económicas; Empleo generado; Remuneraciones pagadas; Formación bruta de capital; Activos al 31 de diciembre; Producto interno bruto. Otros indicadores son: Producto promedio por trabajador; Ingreso promedio por trabajador; Relación Ingreso / Producto por Trabajador; y Número de empleos por empresa.

 

Catorce indicadores integraron el índice de condiciones de vida, se refieren a porcentajes sobre: ocupantes de viviendas con disponibilidad de agua; viviendas con piso de tierra; viviendas con disponibilidad sistemas sanitarios; Viviendas con 1 y 2 cuartos; analfabetos mayores de 15 años; población de 6 a 14 años que no asiste a la escuela; Número de médicos y de enfermeras por 10 000 habitantes; Tasa de mortalidad infantil; Población abierta; Saldo neto migratorio; Indice de Ruralización; Población Ocupada con ingreso hasta dos salarios mínimos; y Población Económicamente Activa del Sector Primario.

 

En este trabajo, el método de análisis de cluster es aplicado a los estados que conforman la República Mexicana, lo que permite mostrar las desigualdades económicas y sociales existentes. El análisis de cluster tiene por objetivo formar grupos de objetos o individuos homogéneos respecto a una variedad de variables cualitativas o cuantitativas. Los métodos estadísticos que se incluyen bajo el nombre genérico de Análisis de Cluster tratan de elaborar una taxonomía numérica, para hacer una clasificación de objetos en base a información numérica brindada (Valcarcel, 1992).

 

La información relacionada con el análisis del crecimiento económico y la distribución del ingreso, fue obtenida de los censos económicos de 1988, 1993, 1998 y 2003, así como del Banco de México y de la Secretaría de Hacienda con la finalidad de determinar hasta qué punto se han logrado reducir las desigualdades económicas existentes en el territorio nacional. En cuanto a las condiciones de vida, se utiliza información contenida en los censos de población y vivienda de 1990 y 2000 y el conteo de población de 1995, así como la proporcionada por la Secretaría de Salud y otras dependencias.

 

Los programas de cómputo que utilizados fueron: para las bases de datos, el programa Excel; el programa Word para la elaboración de los textos correspondientes al trabajo de investigación, así como el SPSS para el análisis de información y para el análisis de cluster que servirá para clasificar a los estados de acuerdo con las condiciones de vida y el crecimiento económico existentes. A nivel nacional, se formularán las conclusiones pertinentes para cada índice, señalando el número de estados que se encuentran en una situación dada, considerando los rangos o intervalos de clase establecidos.

 

Se considera que a partir de la aplicación de políticas públicas, las diferencias en cuanto al crecimiento económico y las condiciones de vida de la población serán disminuidas. Esto podrá observarse al analizar el número de estados que se consideraron en los diversos niveles de clasificación en Crecimiento Alto, Medio y Bajo, así como aquellos que se ubicaron con condiciones de vida desfavorables, medianamente favorables y favorables. En la hipótesis planteada, se considera que: “Pese a la política de desarrollo, no ha sido posible reducir las desigualdades económicas y sociales existentes en el país, siendo notoria la diferencia entre los estados del sur y los del norte, logrando resultados de escasa significación sobre todo en los estados más pobres, lo cual evidencia la ineficacia de las políticas públicas realizadas”.

 

La hipótesis emitida se validará cuando el atraso económico y las condiciones de vida evidencien la continuidad o el ensanchamiento de las brechas existentes.

 

IV. ANÁLISIS ECONÓMICO Y SOCIAL.

4.1 Crecimiento Económico.

En el periodo 1988 – 2003, los resultados obtenidos evidencian profundas desigualdades que persisten en el crecimiento económico. Sólo el Distrito Federal quedó clasificado en el nivel alto. El Estado de México, durante 1988 y 1993, estuvo considerado en el nivel de alto crecimiento, para 1998 se ubica en el nivel medio, otros estados son: Nuevo León y Jalisco. El estado de Veracruz permaneció en este nivel hasta 1993, para ubicarse como un estado con crecimiento económico bajo en 1998 (Mapa No. 1). 

 

Analizando la gráfica No. 1, se tiene que en 27 estados se da un deterioro considerable del potencial de crecimiento económico al superar el índice del 2003 al de 1988. Sólo 5 estados presentaron un deterioro en sus economías que los ubicó en el mismo nivel que en 1988. Esta situación se describe a continuación con las diferentes variantes que se presentaron como puede apreciarse:

 

En 6 estados su capacidad productiva mejoró en 1993 y 1998 sin embargo, se presenta un deterioro considerable que supera al nivel inicial; estos estados fueron: Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, México, Sonora y Veracruz.

 

En cinco estados se presentaron mejoras en su crecimiento tanto en 1993 como 1998 para quedar finalmente ubicados en el mismo nivel, cual evidencia la pérdida de los logros obtenidos en este periodo, estos estados fueron: Baja California Norte, Chiapas, Distrito Federal y Nuevo León y Yucatán. 

 

En nueve estados, en 1993 y 1998 el potencial de crecimiento se mantuvo en el mismo nivel para presentar un deterioro considerable en 2003, estos fueron: Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Hidalgo, Nayarit, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala. 

 

En Durango, Jalisco, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí y Sinaloa, se mejora el potencial de crecimiento en 1993 que se mantiene constante en 1998 para deteriorarse considerablemente en 2003 al retroceder por abajo del nivel inicial de crecimiento. En tres estados, el potencial de crecimiento se mantuvo al mismo nivel en 1988 y 1993; de 1993 a 1998 se da un proceso de mejora; y para el 2003 se tiene un retroceso considerable en el crecimiento; estos estados fueron: Chihuahua, Tamaulipas y Zacatecas.

 

MAPA NO. 1.
CRECIMIENTO ECONÓMICO
REPUBLICA MEXICANA 1988 - 2003

                        FUENTE: Anexo No. 1.

 

FUENTE: Anexo No. 1. 

 

Tres casos excepcionales son: el estado de Michoacán en donde se da el deterioro constante de su potencial de crecimiento económico; en Morelos se tiene una mejora en 1993 para darse un deterioro sostenido en 1998 y en 2003; por último, en Tabasco se presenta el deterioro en 1993 que se mantiene constante en 1998; para el 2003, continúa el proceso de deterioro de su economía.

 

Según lo anterior, podría explicarse el por qué la economía mexicana descendió de la posición 10 a la 14 en los últimos años en el ámbito mundial de comercio. Al parecer las acciones emprendidas para estimular el crecimiento económico fueron insuficientes para mantener una planta productiva competitiva en el ámbito internacional habiendo aprovechado esta situación, la India, Brasil y China.

 

La gráfica No. 2, apoya la explicación proporcionada en los párrafos anteriores y permite conocer con mayor precisión la magnitud de los impactos generados en las economías de los estados. Al analizar las variaciones de 1998 al 2003 se evidencia el deterioro que fue de consideración y que en muchos estados significó perder los avances logrados en los periodos anteriores.

 

FUENTE: Anexo No. 1.

 

 

4.2 Condiciones de Vida de la Población.

Las desfavorables condiciones de vida, se constituyen en uno de los mayores problemas de la sociedad en México dada la desigual distribución del crecimiento económico en el territorio nacional así como de la desigual distribución del ingreso, incidiendo ambos elementos en: mala salud, la falta de destrezas básicas, la falta de acceso a los servicios básicos, ingresos insuficientes para una vida digna, la vulnerabilidad y la exclusión social, como señala Paes de Barros (2003).

 

En 2000, los tres estados en donde un elevado porcentaje de población es pobre, son Oaxaca, Chiapas y Guerrero, siendo estas entidades, en donde se presenta con más intensidad el reto de enfrentar la pobreza y los rezagos en servicios públicos, a través de estrategias de desarrollo urbano-regional (Mapa No. 2). Los estados en donde se presentó un deterioro de consideración en las condiciones de vida fueron Veracruz y Puebla que pasaron de un nivel medio al bajo. Los estados de Morelos y Chihuahua también se vieron afectados al quedar clasificados en el nivel medio evidenciándose el retroceso según el periodo analizado.

 

MAPA NO. 2
CONDICIONES DE VIDA
1990, 1995 Y 2000

  FUENTE: Anexo No. 2

 

Analizando la Gráfica No. 3, se tiene que en 8 estados las condiciones de vida de la población mejoraron de 1990 a 1995 para mantenerse en la misma posición de 1995 al 2000; estos estados son: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Yucatán.

 

En 17 estados las condiciones de vida  mejoraron de 1990 a 1995 para deteriorarse  de 1995 al 2000, estos son: Baja California Norte, Colima, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas,  y Tlaxcala.

 

                  FUENTE: Anexo No. 2.

 

 

En cinco estados las condiciones de vida mejoraron de 1990 al 2000, estos fueron: Chiapas, Durango, Hidalgo, Veracruz y Zacatecas.  Sólo el estado de Guerrero presentó deterioro constante en las condiciones de vida, en tanto que para Chihuahua se muestra constante este indicador.

 

               FUENTE: Anexo No. 2.

 

La situación descrita en párrafos anteriores, se corrobora en la Gráfica No. 4, donde puede apreciarse que de 1990 a 1995 las condiciones de vida mejoraron en mayor o menor grado en casi todos los estados de la república a excepción de Guerrero donde se muestra un deterioro persistente para el periodo analizado. Por otra parte, de 1995 al 2000 sólo 5 estados mostraron una mejora permanente en las condiciones de vida.

 

4.3 Estrategia para Promover la Participación Social en el Diseño de Políticas Públicas en la Planeación Del Desarrollo.

El rasgo más sobresaliente de la estructura regional de México es la inequidad, no importa qué indicador se esté contemplando, ni cómo se mida o con qué metodología se elaboren las mediciones. En México no se puede asumir que los estados lograrán igualar sus niveles de bienestar por razón del proceso económico mismo. Tienen que ser incorporadas otras variables donde las políticas públicas pueden jugar un papel decisivo, con el fin de entender qué ha provocado la convergencia entre estados.

 

Hay tres variables básicas, que son cruciales para el fenómeno de la convergencia económica. La primera, es el nivel de escolaridad que existe; la segunda, es la composición más o menos agrícola de la estructura productiva de cada región; y la tercera es la provisión de infraestructura básica que permita superar las barreras geográficas al comercio y con ello mejorar las perspectivas de inserción y desarrollo de las regiones más apartadas. Estas tres variables tienden a reforzar las inequidades existentes antes que ayudar a atenuarlas, el reto es revertir el proceso para estimular la convergencia económica y social entre estados.

 

La pobreza y la desigualdad son signos que caracterizan a México. La desigualdad es una consecuencia de la pobreza, toda vez que esta es causada por la ausencia de capacidades básicas: nutrición, salud, educación y vivienda adecuada. Sólo enfrentando el problema de la pobreza se podrá atenuar, el de la desigualdad. La pobreza es falta de capacidades básicas que permitan al individuo aumentar sus niveles de ingreso y consumo.

 

Es necesario, por una parte, estimular el crecimiento económico apoyando a la micro y pequeña empresa en la obtención de financiamiento para proyectos rentables, así como dotar de infraestructura y equipamiento urbano a las ciudades para que se constituyan en atractivas de empresas y de inversión; dar certidumbre económica es uno de los retos a vencer en el futuro garantizando el progreso de las empresas y por ende, la creación de empleos, a la par que se promueve la capacitación de la población para que se desempeñe eficientemente en actividades productivas y de trabajo; la capacitación por si misma, es necesaria en la consecución de objetivos que apuntan a la posibilidad de que los jefes de familia obtengan un mayor ingreso y tengan por delante un futuro de mayor certidumbre.

 

Es necesario, que la factibilidad y pertinencia de los programas de apoyo a la producción sea revisada. Sin duda, la existencia de estos programas es legítima, pero debe analizarse hasta qué punto estos subprogramas pertenecen a un programa de superación de la pobreza basado en la adquisición y fortalecimiento de capacidades básicas. El México actual y futuro requiere y merece individuos capaces que fortalezcan a la sociedad aportando su creatividad y trabajo, y ejerciendo su libertad de opción y de participación en los sistemas económico y político.

 

Un individuo con mejores niveles de educación, salud, vivienda y nutrición cuenta con mayores posibilidades de participar en el mercado político; entre más pobre es un sujeto, menor es su capacidad de organizarse y de ejercer mediante la acción colectiva una de las funciones vitales del ciudadano: la de incidir en las agencias públicas y vigilar el ejercicio del poder. Si la población accede a este conjunto de capacidades mínimas, estará en posibilidades de iniciar o fortalecer su acción colectiva.

 

CONCLUSIONES, RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

Los métodos aplicados para la determinación de las desigualdades económicas y sociales existentes en el país, ofrecieron resultados que permitieron hacer una clasificación adecuada de los estados, según el nivel de desarrollo logrado.

 

Para apoyar los resultados obtenidos, se realizó el análisis de correlación entre las condiciones de vida y el crecimiento económico, habiendo obtenido una relación de 35 a 47% de 1988 a 1993 permaneciendo constante hasta 1998, lo cual muestra que en el periodo señalado los recursos destinados por el gobierno federal para paliar los efectos de la pobreza, han sufrido reducciones de consideración; por otra parte, la clasificación obtenida con el análisis de cluster, refleja adecuadamente la realidad económica y social de los estados que integran a la república mexicana.

 

Queda demostrado que Pese a la política de desarrollo regional, no ha sido posible reducir las desigualdades económicas y sociales existentes en México, logrando resultados de escasa significación sobre todo en los estados más pobres”. A esto debe agregarse que en los estados con atraso económico se da un lento crecimiento, derivado del proceso de terciarización de la economía, que contrasta con la escasa participación y atraso tecnológico del sector secundario y la baja productividad del sector primario, constituyéndose en un conjunto de limitantes para lograr el desarrollo económico y social.

 

Si se analiza las condiciones de vida de la población, puede plantearse que las políticas sociales del gobierno federal han tendido a paliar los efectos de la pobreza, sin embargo, en este sentido falta mucho por hacer, aunque debe tenerse claro que una política que privilegie el gasto social no permitirá a la población a salir de la pobreza. En este caso, la recomendación consiste en enfocar las acciones hacia la formación de capacidades básicas en los pobres para que puedan superar las condiciones de pobreza y marginación en las que viven. Esta acción debe reforzarse con el apoyo a proyectos productivos y a la comercialización de sus productos para que de esta forma, incrementen sus ingresos; al liberarlos de los acaparadores que les pagan precios irrisorios por sus productos.

 

Para concluir, es pertinente señalar que este estudio da las bases para trasladar el análisis hacia el nivel municipal.

 

BIBLIOGRAFÍA

aregional, 2000. Desarrollo Regional, Documento consultado el 17 de octubre de 2004 en www.aregional.com

Banco Mundial, 1998. Indicadores de desarrollo mundial, Banco Mundial, Washington.

Banco Mundial, 2003. Informe Sobre El Desarrollo Mundial, 2002. Panorama General, Banco Mundial, Washington, D. C.

Bebbington, A., 2003. El capital social en el desarrollo: ¿teoría, concepto o estrategia? En Irma Arriagada y Francisca Miranda (compiladoras), Capital social: potencialidades analíticas y metodológicas para la superación de la pobreza, Serie Seminarios y Conferencias No. 31, Cepal, Santiago de Chile. pp. 31 – 38.

BID, 1997. Estrategia para reducir la pobreza, BID, Washington, D. C.

BID, 1998. Para salir de la pobreza. Enfoque del bid para reducir la pobreza. BID, Washington.

Case Karl E. y Fair Ray C., 1992. Fundamentos de Economía, Prentice Hall Hispanoamericana, S.A., México.

Cepal, 2000. La brecha de la equidad. Una segunda evaluación, Cepal, Santiago de chile. Documento consultado el 10 de marzo de 2001 en www.eclac.cl

Hwa Son Hyun, 2003. A new poverty decomposition, Journal of Economic Inequality, Kluwer Academic Publishers, Netherlands.

Lahera, Eugenio, 2002. Introducción a las políticas públicas, Fondo de Cultura Económica, Santiago de Chile.

MIDEPLAN, 2002. Síntesis de los principales enfoques, métodos y estrategias para la superación de la pobreza, MIDEPLAN, Departamento de Evaluación Social, Santiago de Chile.

Mochón Francisco, 1987, Economía. Teoría y política, Mc Graw Hill, España.

Morgan Gareth, 1993. Imágenes de la Organización, Coeditado por Alfaomega – Rama, México. Cap. 6.

Narayan Deepa, 1999. Bonds and bridges: social capital and poverty, World Bank, Washington.

Narayan Deepa, 2002. Empoderamiento y reducción de la pobreza. Editado por Banco Mundial y Alfaomega, Colombia.

Paes de Barros Ricardo, 2003. Análisis del diseño de CONTIGO, en Banco Mundial, 2004. La pobreza en México: una evaluación de las condiciones, las tendencias y la estrategia de gobierno, Banco Mundial, Washington, D. C.

Robb Caroline M., 2002. ¿Pueden los pobres influenciar las políticas? Evaluaciones participativas de la pobreza en el mundo en desarrollo, Editorial Alfaomega, Colombia.

Stern Nicholas, 2002. Una estrategia para el desarrollo, Banco Mundial – Alfaomega, Colombia.

Tomassini Luciano, 1993. Estado, gobernabilidad y desarrollo, Serie Monografías del BID, Washington, D. C.

Valcarcel, B., 1992. Análisis  multivariante: aplicación al ámbito sanitario. Editorial Díaz de Santos, Madrid.

ANEXO NO. 1

ANÁLISIS COMPARATIVO DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

REPÚBLICA MEXICANA

NO

ESTADO

ICE 88

ESTADO

ICE 93

ESTADO

ICE 98

ESTADO

ICE 03

1

DF

5.701

DF

4.064

DF

4.166

DF

4.8845

2

MEX

8.074

MEX

7.094

MEX

7.692

NL

9.3625

3

NL

9.525

NL

8.575

NL

8.183

MEX

10.2090

4

VER

9.949

JAL

9.242

JAL

9.268

JAL

11.1092

5

JAL

10.481

VER

10.581

CHIH

10.624

VER

11.5523

6

COAH

11.276

COAH

11.056

VER

10.756

CHIH

11.7490

7

CHIH

11.285

CHIH

11.173

COAH

10.783

TAM

11.8985

8

TAM

11.583

BCN

11.388

BCN

10.965

COAH

11.8999

9

TAB

11.644

TAM

11.460

TAM

11.199

BCN

11.9502

10

PUE

11.837

GTO

11.550

PUE

11.262

GTO

12.4417

11

GTO

11.975

PUE

11.655

GTO

11.288

PUE

12.5324

12

SON

12.007

SON

11.809

SON

11.563

SON

12.8185

13

BCN

12.036

QRO

11.884

QRO

11.850

CAMP

12.9094

14

CAMP

12.245

TAB

12.106

TAB

12.048

QRO

12.9937

15

HGO

12.349

SLP

12.384

CAMP

12.246

TAB

13.4596

16

MICH

12.406

HGO

12.512

HGO

12.393

SLP

13.5233

17

QRO

12.421

SIN

12.561

SLP

12.399

SIN

13.5578

18

SLP

12.551

CAMP

12.568

AGS

12.533

AGS

13.5868

19

MOR

12.981

AGS

12.644

SIN

12.689

HGO

13.7586

20

SIN

12.992

QROO

12.674

QROO

12.754

MICH

13.7800

21

QROO

13.024

MOR

12.741

MOR

12.844

QROO

13.8030

22

DUR

13.126

MICH

12.747

MICH

12.922

YUC

13.8364

23

AGS

13.178

DUR

12.748

DUR

12.934

DUR

13.8458

24

BSC

13.306

BSC

13.167

BSC

13.032

MOR

14.0172

25

TLAX

13.416

YUC

13.180

YUC

13.034

GRO

14.0239

26

YUC

13.426

TLAX

13.319

TLAX

13.263

BSC

14.1072

27

GRO

13.471

GRO

13.358

GRO

13.353

CHIS

14.1492

28

COL

13.560

COL

13.488

COL

13.430

OAX

14.2764

29

OAX

13.572

CHIS

13.539

OAX

13.460

COL

14.3166

30

CHIS

13.940

OAX

13.585

CHIS

13.495

ZAC

14.4393

31

ZAC

13.975

ZAC

13.892

ZAC

13.622

NAY

14.5428

32

NAY

13.976

NAY

13.923

NAY

13.856

TLAX

14.5724

 

PROM

12.103

PROM

11.833

PROM

11.747

PROM

12.810

FUENTE: INEGI, Censos Económicos de 1988, 1993 y 1998, INEGI, Aguascalientes.

NOTA: Los índices fueron calculados a partir de la información contenida en los Censos Económicos.


 

ANEXO NO. 2

ANALISIS COMPARATIVO

CONDICIONES DE VIDA

NO

ESTADO

ICV90

ESTADO

ICV95

ESTADO

ICV00

1

Baja California Sur

5.708

Distrito Federal

4.178

Distrito Federal

4.389

2

Distrito Federal

6.623

Baja California Sur

5.168

Baja California Sur

5.196

3

Nuevo León

6.636

Nuevo León

5.461

Nuevo León

5.918

4

Baja California

7.035

Coahuila de Zaragoza

6.076

Aguascalientes

6.171

5

Coahuila de Zaragoza

7.065

Aguascalientes

6.233

Coahuila de Zaragoza

6.179

6

Colima

7.239

Colima

6.237

Baja California

6.727

7

Aguascalientes

7.494

Baja California

6.338

Colima

6.759

8

Sonora

7.852

Sonora

6.506

Sonora

7.139

9

Quintana Roo

7.952

Jalisco

7.088

Jalisco

7.291

10

Tamaulipas

8.096

Tamaulipas

7.122

Quintana Roo

7.611

11

Chihuahua

8.225

Quintana Roo

7.208

Tamaulipas

7.644

12

Jalisco

8.387

Chihuahua

7.300

Chihuahua

7.719

13

Morelos

8.787

Morelos

7.421

Querétaro de Arteaga

8.005

14

México

9.029

México

7.843

Morelos

8.282

15

Querétaro de Arteaga

9.242

Querétaro de Arteaga

8.039

Sinaloa

8.720

16

Nayarit

9.394

Sinaloa

8.312

México

8.747

17

Sinaloa

9.561

Tabasco

8.572

Durango

8.794

18

Tlaxcala

9.619

Tlaxcala

8.708

Nayarit

8.907

19

Yucatán

9.663

Nayarit

8.817

Tabasco

9.038

20

Tabasco

10.067

Durango

9.093

Campeche

9.184

21

Durango

10.153

Campeche

9.240

Yucatán

9.215

22

Campeche

10.202

Yucatán

9.261

Tlaxcala

9.478

23

Guanajuato

10.261

Guanajuato

9.281

Guanajuato

9.667

24

San Luis Potosí

11.297

Michoacán de Ocampo

10.692

Zacatecas

10.234

25

Michoacán de Ocampo

11.684

San Luis Potosí

10.770

San Luis Potosí

10.741

26

Hidalgo

11.986

Zacatecas

10.882

Hidalgo

10.825

27

Veracruz

12.078

Puebla

11.162

Michoacán de Ocampo

10.916

28

Zacatecas

12.126

Hidalgo

11.197

Puebla

11.567

29

Puebla

12.214

Veracruz

11.838

Veracruz

11.723

30

Guerrero

13.730

Guerrero

13.806

Guerrero

14.063

31

Oaxaca

14.591

Oaxaca

14.249

Chiapas

14.273

32

Chiapas

15.612

Chiapas

14.526

Oaxaca

14.350

 FUENTE: INEGI, Censos de Población y Vivienda de 1990 y 2000, y Conteo de Población de 1995, INEGI, Aguascalientes. Los índices fueron calculados a partir de la información contenida en los Censos de Población y en el Conteo de 1995.


 

Citación: Maldonado Cruz y Miguel Velasco   (2007): "Las desigualdades económicas y sociales en el contexto nacional". Tecsistecatl. Revista Interdisciplinar, 2, julio 2007.  Disponible en Internet: <http://www.eumed.net/rev/tecsistecatl/n2/pmc.htm>

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL DE TECSISTECATL

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 

TECSISTECATL: Economía y Sociedad de México
Director: Jorge I. Rionda Ramírez(CV)
Editor: Juan Carlos M. Coll (CV)

ISSN: 1886-8452
EUMEDNET

Revista TECSISTECATL