Revista de la Universidad Cristóbal Colón
Número 19 (Edición digital)

 

Análisis económico de la delincuencia en México: 1980 - 2001

Mariana Cruz Hernández ** Roberto Jerónimo Brocado ***

Resumen
El objetivo de la presente investigación es mostrar cómo ha estado influenciada la delincuencia en México por un conjunto de factores socioeconómicos. Se aplican dos enfoques; en el primer caso, desde una perspectiva microeconómica y considerando el marco legal mexicano, se realiza una simulación para cuantificar el costo y el beneficio de delinquir, encontrando en la mayoría de los casos, un beneficio neto positivo. En el segundo caso, desde una perspectiva macroeconómica, se encuentra evidencia de que la evolución de las cifras sobre presuntos delincuentes, en el periodo 1980-2001, estuvo determinada por las condiciones del contexto socioeconómico nacional.


Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:

Cruz Hernández, M. y Jerónimo Brocado, R.: Análisis económico de la delincuencia en México: 1980 - 2001 en Revista de la Universidad Cristóbal Colón Número 19, edición digital a texto completo en www.eumed.net/rev/rucc/19/


El texto contenido en esta página web puede estar incompleto y carecer de notas a pie de página, imágenes, gráficos o fórmulas. Su objetivo es facilitar al investigador que lo encuentre en los buscadores de Internet y que pueda revisarlo.
Puede bajarse el artículo completo (11 páginas, 173 Kb) en formato PDF comprimido ZIP pulsando aquí.



I. INTRODUCCIÓN

Desde hace algunos años, la inseguridad y la delincuencia se han convertido en uno de los temas que más preocupa a los mexicanos. La magnitud de este problema se puede apreciar con las siguientes cifras obtenidas de la primera Encuesta Nacional sobre Inseguridad aplicada durante 2001; en el 14% de los hogares del país, al menos una persona fue víctima de la delincuencia. Es decir que, de cada 87 hogares, 10 tuvieron alguna víctima. De esta manera, a lo largo de 2001, el número de delitos por cada cien mil habitantes fue de 4,412.
Este fenómeno no reconoce una única explicación, sino que pueden ser numerosas las variables que intervienen en su determinación. Por ejemplo, para Romero (2000), en México, estas variables se pueden agrupar en 5 grandes categorías, tal como se muestra a continuación:

• Históricas: frustraciones ancestrales, composición geográfica, alteraciones climatológicas.
• Económicas: desarrollo económico desigual, desempleo o subempleo, falta de expectativas profesionales, insuficiencia retributiva del salario.
• Sociales: deficiente planeación urbana, sobrepoblación, mala canalización del ocio, desintegración familiar.
• Político–administrativas: corrupción, incompetencia policial, abandono p r e s u p u e s t a l , a b a n d o n o administrativo, falta de voluntad política para combatir la delincuencia, i n s u f i c i e n c i a d e c e n t r o s d e readaptación social, benevolencia de las penas, deficiente legislación, procedimientos en materia penal tortuosos e incomprensibles.
• Culturales: bajo nivel educativo, cultura de impunidad, crisis de valores y promoción de la violencia a través de los medios.

Aun cuando en nuestro país el problema es evidentemente policausal, en el presente documento se hace énfasis en mostrar sólo la influencia que tiene un grupo particular de variables socioeconómicas sobre su desarrollo. Para ello, el análisis se aborda desde dos perspectivas; la primera considerando a la delincuencia como resultado de una elección
individual, basada a su vez, en un análisis costo– beneficio, y la segunda considerando que la evolución de dicha delincuencia, en el agregado, es altamente dependiente del contexto socioeconómico nacional.

La forma en que está organizado el resto del documento es el siguiente; en la sección II, se amplía la panorámica que describe el problema de delincuencia que enfrenta nuestro país. En la sección III, se explican argumentos teóricos que respaldan las relaciones de causalidad que se proponen para explicar este fenómeno. En la sección III, se hace un ejercicio de simulación con el objeto de visualizar los potenciales costos y beneficios asociados al acto de delinquir. En la sección IV, se verifica econométricamente la influencia del contexto socioeconómico sobre la evolución de esta problemática. Finalmente, se presentan las conclusiones.

II. DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA DE LA DELINCUENCIA EN MÉXICO

Para evaluar la evolución de la delincuencia, se presenta en la siguiente gráfica, la información
histórica disponible sobre presuntos delincuentes registrados en los juzgados de primera instancia, por fuero. Esta información muestra el crecimiento significativo de la delincuencia en el país. De 1980 a 2000, el número total de presuntos delincuentes se incrementó en 142%. El mayor crecimiento se registró en los actos delictivos del fuero común, los cuales aumentaron en 123%.

Durante el año 2000, las cifras oficiales indican que se registraron un total de 183,977 presuntos delincuentes. El 84.5% de ellos (155,479) correspondiente al fuero común y el restante 15.5% (28,498) al fuero federal.

Dentro del grupo de actos delictivos considerados del fueron común, el robo resultó ser el más frecuente, crimen por el cual 34.2% de los presuntos delincuentes fueron consignados. En el delito de robo se considera el robo de vehículos, a transeúntes, comercios, transporte y casa habitación.

Después del robo, le siguió el delito por lesiones, con 22.8 %. La alta proporción de presuntos delincuentes por lesiones revela que el crimen se
acompaña por un importante grado de agresión, lo que sin duda está contribuyendo al mayor sentimiento de inseguridad que se vive en el país.
III. MARCO TEÓRICO
A partir de los primeros trabajos de Becker (1968) y Stigler (1970), la teoría económica ha considerado el mercado del delito como cualquier otro mercado y, por lo tanto, susceptible de ser analizado con las herramientas tradicionales. Las variables fundamentales que la teoría postula para explicar el fenómeno de la delincuencia surgen de evaluar los costos y beneficios individuales de delinquir (Cerro y Meloni; 1998).

Siguiendo a Becker, los individuos devienen en criminales cuando perciben que los beneficios esperados del crimen superan a los del trabajo legal, tomando en consideración la probabilidad de arresto y la magnitud de la pena.

La teoría económica del delito concibe el comportamiento delictivo como una respuesta racional a las oportunidades que enfrentan los potenciales delincuentes. El supuesto clave es que
43
los individuos maximizan su utilidad esperada. En ella se incluyen los beneficios y los costos esperados de delinquir. Entre estos últimos se encuentran la penalidad impuesta por la ley, la probabilidad de ser arrestado, la probabilidad condicional de ser sentenciado dado que fue arrestado y otros costos relacionados con las creencias religiosas, la ética y la moral.

Dejando de lado los costos relacionados con la religión, la ética y la moral, los costos del delito se podrían expresar de la siguiente manera:
E(c) = (pérdida de valores y de sentido de comunidad, entre otros, han sido señalados como elementos que explican que unas sociedades sean más violentas que otras (Ortiz y Pollarolo; 2000). De acuerdo con esos factores, es posible identificar grupos marginales o poblacionales en riesgo, denominados “delincuentes potenciales”, y tomar medidas tanto para reducir la probabilidad de que aparezcan entre ellos “delincuentes efectivos”, como para que éstos cometan el menor número posible de delitos.

V. ANÁLISIS DE COSTO-BENEFICIO DE LA DELINCUENCIA EN MÉXICO
44
Y para desarrollar la simulación, se consideraron los siguientes supuestos:
• Para establecer el nivel de ingreso que obtiene el individuo por delinquir, se multiplicó el monto que señala la ley por el salario mínimo nacional de 2000, que es de $35.12.
• Para determinar las probabilidades de ser sentenciado, utilizadas en los diversos escenarios, se dividió el número de sentenciados entre presuntos delincuentes registrados por clase de delito en el fuero común.
• En los delitos que contemplan multa, ésta se obtuvo de dos formas; en la primera, se multiplicó el salario mínimo por las veces que contempla la ley, y en la segunda, la misma ley contempla cuál será el monto a pagar.
• En el caso del costo de la pena, se sumó la multa establecida por ley, más el monto monetario de los años en prisión. Para obtener el monto monetario de los años en prisión, se multiplicaron los años en prisión que la ley establece en cada delito por el salario mínimo.
• Como último supuesto, los escenarios se determinaron de acuerdo a la flexibilidad que los jueces apliquen para
imponer las penalidades y multas en cada uno de los delitos del fuero común.

Escenario 1
En éste se utilizaron las penalidades y multas mínimas que la ley establece por cometer el acto ilícito. Se supuso que el juez se comporta flexible con el delincuente, es decir, en ciertos casos obtendrá la libertad únicamente con el pago de la multa o estar en prisión el tiempo mínimo.

En el cuadro 1.1 se presentan los resultados. En este caso, al comparar el costo esperado con el ingreso por delinquir, se observa que en la mayoría de los delitos, el ingreso es más alto, por lo tanto, el incentivo del individuo para cometer el delito es elevado.

También se observa que la probabilidad de ser sentenciado varía según el tipo de delito; el homicidio tiene la probabilidad más alta de 90.44%, mientras que el fraude tiene la probabilidad más baja de sentencia de 45.23%; por lo tanto, esto incentiva al delincuente para incurrir en este tipo de delito, y si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario mínimo, los incentivos del delincuente se incrementarían debido a que obtendrá beneficios esperados de $ 86, 200.63.
Cuadro 1.1
Delito Probabilidad Multa Costo de Costo E ( c ) deIngreso linquir cios
de ser años en de la Beneficios esperados
sentenciado prisión pena
Robo 0.86270311 3512.00 25286.40 3512.00 $ 3029.81 $ 3476.88 $ 4470.07
3512.00 50572.80 28798.40 $ 24844.47 $ 17524.88 $ -7319.59
6321.60 56894.40 $ 49082.98 $ 105360.00
Lesiones 0.72147122 0.00 37929.60 37929.60 $ 27365.11
Daños 0.59459677 100.00 63216.00 63316.00 $ 37647.49
Homicidio 0.90445665 0.00 50572.80 50572.80 $ 45740.91
Fraude 0.45235511 1053.60 0.00 1053.60 $ 476.60 $ 316.08 $ -160.52
351.20 37929.60 38280.80 $ 17316.52 $ 17524.88 $ 208.36
4425.12 37929.60 42354.72 $ 19159.37 $ 105360.00 $ 86200.63
Despojo 0.66586941 50.00 3160.80 3210.80 $ 2137.97
45
Para los casos en que el beneficio esperado resultó positivo, se plantearon otras situaciones hipotéticas. Estos planteamientos se basaron en las sanciones que aplica el juez y en los casos donde el ingreso del individuo sea superior a un salario mínimo. Los resultados se presentan a continuación:
a) Para el caso donde el delito de robo tiene un beneficio esperado de $447.07, éste será negativo cuando el juez aplique una multa de 115 salarios mínimos en adelante. En el caso de tener un beneficio esperado de $56277.02, éste será negativo si el individuo percibe un ingreso mayor o igual a 3 salarios mínimo.
b) En el delito de fraude, cuando el delincuente obtiene un beneficio de $208.36, éste disminuirá a partir de que el ingreso sea 2 veces el salario mínimo, y cuando el beneficio sea de $86200.63, se volverá negativo cuando el salario de la persona supere los 6 salarios mínimos.

Escenario 2
En este caso, se utilizaron penalidades y multas máximas que contemplan los diferentes artículos del Código Penal Federal 2002 en cada uno de los delitos.

De lo anterior se deduce que el juez, en todos los casos, impondrá las sanciones máximas que
priven de la libertad al individuo y, en casos específicos, el delincuente no tiene derecho al pago de una multa.

En la situación donde el juez aplica las penalidades máximas, tal como se observa en el cuadro 1.2, en la columna de beneficios esperados, sólo en un caso (cuando el valor de lo defraudado fuera mayor de quinientas veces el salario mínimo), el ingreso es mayor que los costos esperados de delinquir, por lo que en las demás situaciones, el individuo no tendría incentivos para cometer el delito.

Para el caso donde el delito de fraude obtiene beneficios de $34727.68, disminuyen los incentivos cuando el individuo obtiene ingresos superiores a un salario mínimo, y que el juez aplique las sanciones máximas.

Históricamente, las herramientas más efectivas para combatir el crimen han sido las acciones directas de arresto y castigo de los criminales. En virtud de lo anterior, es claro que la efectividad de las fuerzas policíacas y la dureza o severidad del castigo, expresadas en el modelo como las probabilidades de ser arrestado y el tiempo de condena, juegan un importante papel como factores de disuasión de la actividad criminal.
Cuadro 1.2
Delito Probabilidad Multa Costo de Costo E ( c ) deIngreso linquir Beneficios
de ser años en de la r esperados
sentenciado prisión pena
Robo 0.86270311 3512.00 25286.40 28798.40 24844.47 3476.88 -21367.59
6321.60 50572.80 56894.40 49082.98 17524.88 -31558.10
17560.00 126432.00 143992.00 124222.35 105360.00 -18862.35
Lesiones 0.72147122 0.00 75859.20 75859.20 54730.23
Daños 0.59459677 5000.00 126432 131432.00 78149.04
Homicidio 0.90445665 0.00 151718.40 151718.40 137222.72
Fraude 0.45235511 0.00 6321.60 6321.60 2859.61 316.08 -2543.53
3512.20 75859.20 79371.20 35903.97 17524.88 -18379.09
4425.12 151718.40 156143.52 70632.32 105360.00 34727.68
Despojo 0.66586941 500.00 63216 63716.00 42426.54
46
Como se mencionó en el modelo de Becker, se pueden determinar algunas políticas para restringir el crimen. Por ejemplo, el modelo predice un aumento en el número de criminales si los beneficios esperados de actividades delictivas aumentan, y un descenso si la probabilidad de arresto y la severidad de la pena o castigo se incrementan. Estas predicciones conforman los elementos centrales del modelo económico del crimen y el castigo. Una reducción en el crimen se obtiene de reducir los beneficios del crimen mediante un aumento en la probabilidad de ser presunto delincuente y sentenciado con penalidad máxima.

V. LA DELINCUENCIA EN MÉXICO COMO R E S U L T A D O D E L C O N T E X T O SOCIOECONÓMICO

La siguiente es la especificación general del modelo que se utilizó para capturar los efectos de la situación socioeconómica que vive el país sobre la delincuencia. Es importante aclarar que en este ejercicio, los actos delictivos únicamente corresponden a los del fuero común que son, a consideración propia, los que principalmente se encuentran vinculados con el contexto.
Y = l0 + i1 X 1 + t2 X 2 + t3 X 3 + t4 4 X +
donde:
Y = Presuntos delincuentes.
X 1 = Desempleo.
X 2 = Ingreso per cápita.
X 3 = Urbanización.
X 4 = Grado de escolaridad.

Con el modelo anterior se pretende encontrar la relación que hubo entre la delincuencia y algunas variables que describieron el entorno social (urbanización y grado de escolaridad) y económico (desempleo e ingreso per cápita) del país, en el periodo 1980-2001.

Resultado 1
Al estimar el modelo de regresión múltiple por el
método de mínimos cuadrados ordinarios, se obtuvieron los siguientes resultados:
Cuadro 1.3.
Variable dependiente: DELINCUENTES Método: Mínimos cuadros ordinarios Muestra: 1980-2001
Variable Coeficiente Std. Error t-Statistic Prob.
C -350121.5 231828.9 -1.510258 0.1493
DESEMPLEO 496.6814 2290.300 0.216863 0.8309
INGRESO -5106.360 1348.677 -3.786200 0.0015
URBANIZACIÓN 55740682 4315.263 1.291852 0.2137
ESCOLAR 21915.47 14217.23 1.541473 0.1416
R- squared 0.958730 Mean dependent var 123339.8
Adjusted R-squared 0.949019 S. D. dependent var 28576.76
S. E. of regression 6452.341 Akaike info criterion 20.57899
Sum squared resid 7.08E+08 Schwarz criterion 20.82695
Log likelihood -221.3689 F-statistic 98.72948
Durbin-Watson stat 0.655789 Prob (F-statistic) 0.000000
Como podemos observar en el cuadro 1.3, tres de las variables resultaron no significativas de forma individual pues su p-value está muy elevado; estas variables son: desempleo (0.8309), urbanización (0.2137) y grado de escolaridad (0.1416). Esto nos arroja un problema, ya que en términos generales, una prueba de significancia es un procedimiento mediante el cual se utilizan los resultados muestrales para verificar la verdad o falsedad de una hipótesis nula, y al resultar que una variable es no significativa estadísticamente, se entiende que Y no tiene ninguna relación con la variable X i , es decir, la delincuencia no tendría relación con el desempleo, la urbanización y el grado de escolaridad.

Al realizar la prueba normalidad en los errores Jarque-Bera, se observa que el valor de p es razonablemente bajo (p = 0.394482), y se rechaza el supuesto de normalidad en los errores, por lo que no podemos hacer inferencia estadística de los parámetros; además, presenta evidencia de colinealidad y autocorrelación de los errores. Por todo lo anterior, su planteó un nuevo modelo que mantuviera la intuición inicial.
47
Modelo corregido
Despues de realizar diversas pruebas al modelo, se llego a la conclusion de que la siguiente era la mejor forma de especificarlo:
Y = P0 + p1 X 1 + p2 X 2 + P3 X 3 + p4 X 4 + P5 Y t-1 + r
donde:
Y = Presuntos delincuentes.
X 1 = Desempleo.
X 2 = Ingreso per capita.
X 3 = Urbanizacion.
X 4 = Escolaridad.
Y t-1 = Delincuencia rezagada un periodo.
Utilizamos la variable dependiente como variable explicativa rezagada un periodo, debido a que la conducta de un delincuente pudiera ser consecutiva, es decir, que aun cuando el individuo sea sentenciado al pago de una multa o a la pena de carcel, esto no significa que al salir, la persona no regrese a cometer los actos delictivos.
Resultados 2
Los signos de los coeficientes son los esperados para el desempleo (+), para el ingreso per capita (-), urbanizacion (+), escolaridad (-) y para la variable rezagada (+), por lo que en este caso, la relacion entre las variables se cumple.
Cuadro 1.4
Variable dependiente: DELINCUENTES Metodo: Minimos cuadros ordinarios Muestra: (ajustada) 1981-2001
Variable Coeficiente Std. Error t-Statistic Prob.
C -287104.5 136074.7 -2.109903 0.0521
DESEMPLEO 2943.069 1385.754 2.123803 0.0507
INGRESO -1.030293 1.072200 -0.960915 0.3518
URBANIZACION 5349.417 2518.897 2.123714 0.0507
ESCOLARIDAD -8743.184 9665.214 -0.904603 0.3800
DELIN (-1) 0.765044 0.129153 5.923548 0.0000
R- squared 0.985301 Mean dependent var 125891.8
Adjusted R-squared 0.980401 S. D. dependent var 26589.86
S. E. of regression 3722.464 Akaike info criterion 19.51712
Sum squared resid 2.08e+08 Schwarz criterion 19.81555
Log likelihood -198.9297 F-statistic 201.0943
Durbin-Watson stat 1.599935 Prob (F-statistic) 0.000000
Los resultados de los estadisticos t y sus probabilidades muestran que todas las variables explicativas no son individualmente significativas al 5%, ya que la probabilidad de rechazar la hipotesis nula de que si coeficiente es cero siendo cierta, es superior a 0.05; sin embargo, si elevamos el nivel de significacion al 10%, solamente las variables ingreso y escolaridad son no significativas individualmente.

A pesar de que las variables resultan no significativas individualmente, de forma conjunta si lo son, ya que podemos rechazar claramente la hipotesis nula de que todos los coeficientes son simultaneamente iguales a cero. Hablamos de test de significancia conjunta, cuyo estadistico de contraste F-statistic toma el valor de 201.09, y permite rechazar la hipotesis nula con una probabilidad de equivocarse de 0.00000.

Los valores de los parametros en el modelo se interpretan como sigue: si la variable desempleo cambia un 1%, la delincuencia aumentara en 2,943 presuntos delincuentes. Ante un cambio de un peso en el ingreso per capita, la variable delincuentes disminuira en 1.0302 presuntos delincuentes. Por otro lado, al aumentar en 1% el grado de concentracion poblacional en las ciudades (urbanizacion), habra un aumento de 5,349 presuntos delincuentes. En el caso de la escolaridad, al aumentar un grado de estudio habra una disminucion de 8,743 presuntos delincuentes y, por ultimo, el valor del parametro de la variable delincuentes rezagada un periodo nos dice que de cada 10 delitos que se cometieron, para el proximo ano habra 7 nuevos delitos.

Despues de realizar las pruebas econometricas necesarias al modelo y saber que los resultados son favorables ya que cumplen con todos los supuestos, ahora se puede inferir que los resultados de las P's son los optimos, y que variaciones en las variables desempleo, ingreso per capita, urbanizacion, escolaridad y la variable delincuentes rezagada un periodo si explican las variaciones en la variable delincuencia.
48
VI. CONCLUSIONES

La delincuencia es un fenómeno que ha aumentado considerablemente durante los últimos 20 años, constituyéndose en uno de los problemas sociales que más están afectando a la sociedad mexicana en la actualidad.

En este proyecto, la delincuencia se enfocó de forma individual y de forma agregada o global, por lo tanto, es necesario hacer observaciones de ambos enfoques.

Enfoque individual
El control de la delincuencia implica una importante reducción en el número de delitos que se cometen cotidianamente en las calles, hogares, empresas y comercios del país. El poder legislativo debe alterar la estructura actual de incentivos (multas, amparos, autos de libertad, etc.) que conduce a las personas predispuestas a delinquir, a cometer actos criminales, es decir, se deben elevar los costos que enfrentan los criminales al realizar sus actos delictivos y con ello minimizar sus beneficios, para que las pérdidas económicas que sufre la población sean menores.

Para ello es necesario elevar la eficacia y eficiencia del Ministerio Público, de manera que sus actuaciones proporcionen mayores elementos a los jueces en las averiguaciones previas, al momento de la presentación de los delincuentes.

También es evidente que se necesita aumentar la probabilidad de que los presuntos delincuentes sean registrados, capturados y sentenciados con penalidades máximas, tales acciones elevarían el costo de llevar a cabo actos criminales.

Enfoque agregado
Bajo este enfoque se elaboró un modelo donde se recoge la intuición de que el problema de la delincuencia es generado por causas socioeconómicas como: desempleo, ingreso per cápita, urbanización y escolaridad.
Este enfoque global nos permitió verificar el efecto que el entorno social ejerció sobre la tasa de delincuencia de México en los últimos 20 años. Sin embargo, es evidente que hace falta realizar más investigaciones al respecto y una línea que pudiera seguirse es aquella que considerara el efecto de prevención del delito, medido generalmente por la eficiencia y eficacia de la fuerza policíaca (número de policías por habitante), gasto público en seguridad, gasto público en justicia, estructura jurídica (sentencias y penalidades) y, sobre todo, la participación civil, para así analizar tanto el efecto de prevención como el efecto social.
 


FUENTES DE CONSULTA

BECKER, Gary (1968). “Crime and Punishment: An Economic Approach”, Journal of Political Economy, Vol.76, No.2, marzo-abril, pp.169-217.

CERRO, Ana María; MELONI Osvaldo (2000). “Distribución del ingreso, desempleo y delincuencia en la Argentina”, documento de trabajo, Universidad Nacional de Tucumán, Argentina.

INEGI (varios años): Anuario estadístico de los Estados Unidos Mexicanos. Aguascalientes, México.

INEGI (2001): Estadísticas judiciales en materia penal, Aguascalientes, México.

ORTIZ, Gabriel; PALLAROLO Pierina (2000): Seguridad ciudadana, agenda para la primera década, Instituto APOYO, Perú.

ROMERO, José Elías (2000): La inseguridad pública en México. Secretaria de Seguridad Pública. México.



** Licenciada en Economía (UCC). Correo electrónico: gramasur@hotmail.com
*** Licenciado en Economía (UCC). Correo electrónico: rbrocado@hotmail.com
1 Artículo presentado en el Segundo Foro Académico del Área Económico-Administrativa de la Universidad Cristóbal Colón (noviembre, 2004).


 


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

 


Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-5245
EUMEDNET

Inicio
Acerca de ...
Números anteriores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > RUCC