Antonio María Baggio, Adriana Cosseddu y Antonio Márquez Prieto (Coord.), Fraternidad y Justicia, Comares, Granada, 2012, 94 págs.

Guillermo Hierrezuelo Conde


 

RESUMEN: Esta obra nos ofrece una visión triádica entre libertad, justicia y fraternidad, destacando el carácter novedoso de esta última. En efecto, únicamente un análisis conjunto de las tres categorías permitiría alcanzar, según sus autores, un significado pleno de la fraternidad. Esta relación queda en evidencia en el art. 1 de la Declaración Universal de los Derechos del hombre. De hecho, se destaca a la fraternidad como el principio olvidado de la revolución francesa (liberté, egalité, fraternité). Diversos autores la analizan como categoría política, lo que permitiría corregir algunos errores e injusticias de los sistemas políticos. Por otro lado, en la fraternidad podemos observar la relacionalidad, entendida como las relaciones entre los hombres. Asimismo, cuando hablamos de justicia se requieren tres elementos: la relacionalidad, la reciprocidad y la socialidad, en la medida en que la relación requiere lugar en el espacio social, donde adquiere sentido.

PALABRAS CLAVE: Justicia, Fraternidad, Relacionalidad, Reciprocidad y Socialidad.

José Luis Monereo Pérez, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Granada, inicia el Prólogo a esta obra destacando el sentido político-jurídico del principio de fraternidad y su carácter novedoso al ser introducido en España un significado inédito de la noción de fraternidad. Destaca el hecho de que Baggio asuma el concepto de relación de la Francia revolucionaria entre "libertad, igualdad y fraternidad" (pp. VII-VIII) y que «no se intenta, de forma expeditiva, traducir en clave jurídica la categoría política de la fraternidad; sino plantear adecuadamente cómo haya de ser el encaje jurídico de la tríada unitaria de principios, de forma interconectada y desde una comprensión amplia, abriendo un diálogo respecto del cual el libro pretende constituir un primer paso» (p. VIII).
Los autores destacan que en la actualidad la fraternidad constituye "el principio olvidado" de la Revolución francesa (liberté, egalité, fraternité). Ante esta situación, Antonio Maria Baggio propone plantear doctrinalmente la cuestión de la fraternidad como categoría política y una comprensión necesariamente compleja de este concepto, en la medida en que se plantea necesaria una aprehensión interdisciplinar sobre la fraternidad (aunque siempre en conexión con las otras dos categorías) (pp. 1-2).
Antonio Maria Baggio analiza la fraternidad como categoría política (pp. 3-18). Destaca Baggio que «la fraternidad puede entenderse como categoría política y, de igual manera, la libertad y la igualdad, solamente si se entienden, juntas, como categorías de lo político» (p. 3). En la actualidad se observa una ineficacia en la acción política, no sólo en los específicos conocimientos sino en el método mismo con el que se desarrolla el pensar y el actuar políticamente. En este contexto, la fraternidad permitiría corregir algunos errores y las injusticias de los actuales sistemas políticos, sin cuestionarlos. Destaca, por otro lado, que «una sola categoría, sin las otras, cualquiera de las tres, adquiere un significado diferente del que tiene cuando interactúan conjuntamente» (p. 4). Asimismo, hay que evitar la creación de una "ideología fraterna", que dé lugar a una falsa conciencia, a un pensamiento de la apariencia, que deformase la libertad y la igualdad, como ocurriera en el pensamiento de Marx. De esta forma, únicamente de la relación de las tres categorías nos resultaría un significado pleno, tal como sucedió en la Revolución francesa de 1789: liberté, égalité, fraternité. Pero, por desgracia, «la fraternidad desaparece muy pronto de la Revolución; la libertad y la igualdad, privadas del principio regulador fraterno, comienzan a combatirse» (p. 5). Por ello, únicamente con el tríptico entero se podrá encontrar un nuevo camino hacia la esperanza. Atribuirle a la fraternidad el concepto de "categoría política" supone «formar juicios políticos en número ilimitado, pero teniendo una naturaleza precisamente determinada: formando tales juicios se produce pensamiento político, a través de la óptica de la fraternidad» (p. 7). Además, el concepto de fraternidad siempre implica una relación de paridad entre dos sujetos diversos. En otras palabras, el concepto de fraternidad implica necesariamente una relación entre libertad e igualdad. Asimismo, a la fraternidad hay que atribuirle la naturaleza de ser portador de los derechos naturales de la libertad y la igualdad, que la fraternidad custodia unidos. De esta forma, se conseguiría alcanzar una dimensión universal de la humanidad. Rousseau tenía una gran desconfianza hacia el concepto de humanidad y de fraternidad universal, abogando por una fraternidad particular, que consolidase los vínculos entre los ciudadanos, distinguiéndolos de los extranjeros. Por el contrario, la fraternidad jacobina extendía a toda la humanidad el disfrute de los principios y de los derechos que movieron la revolución. Por ello, concluye Baggio que «considerar los tres principios juntos, es una tentativa de comprender la vida humana en su concreción, sin renunciar a ninguno de sus aspectos esenciales. Para alcanzar una sociedad fraterna, libre y justa es necesario considerar los tres principios juntos. La renuncia consciente a una o a otra categoría política ha producido las formas ideológicas –de poder y de contra-poder– que han prevalecido en las sociedades industriales» (p. 18).
Adriana Cossedu hace un planteamiento jurídico de la cuestión y analiza el Derecho como lugar de encuentro y de relaciones sociales (pp. 21-54). Comienza haciendo alusión al art. 1 de la Declaración Universal de los Derechos del hombre al señalar en su Preámbulo que «todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos... y deben comportarse fraternalmente los unos con los otros». En sentido similar se pronuncia el art. 28 de la Carta Africana de los derechos del hombre y de los pueblos, adoptada en Nairobi el 28 de junio de 1981. El jurista se centra en la legalidad y en el cumplimiento de las normas de comportamiento que hagan posible la convivencia. En la fraternidad podemos observar la relacionalidad, entendida como las relaciones entre los hombres. Cossedu señala que «la fraternidad no se perfila sólo como principio que junto a la libertad y la igualdad busca un espacio suyo y una autonomía propia; más bien en la relacionalidad de la que se sustenta, podrá concurrir a realizar plenamente la misma igualdad» (p. 50). Además, la fraternidad permitiría superar el obstáculo de la propia libertad individual. Por ello, afirma que «la conclusión entonces quiere ser en realidad el inicio de itinerarios ulteriores si, como nos parece, la fraternidad interpela hoy a la humanidad» (p. 54), y propone recuperar la dimensión relacional en el Derecho, al tiempo que la fraternidad sea un punto de encuentro entre norma y vida, entre teoría y praxis. En efecto, las relaciones entre los individuos se deben adaptar a la norma y al contenido normativo, lo que permite alcanzar la fraternidad, tal como se contempla en la Declaración Universal de 1948, que nos acerca al mismo tiempo a la igualdad entre todos y a la libertad de cada uno.
Antonio Márquez Prieto estudia la justicia relacional y la fraternidad (pp. 55-89) en un sentido amplio e interdisciplinar. Destaca Márquez Prieto que la justicia relacional se refiere a «la búsqueda de la justicia en la relación, o el examen de la relación, según su grado de justicia» (p. 55). Desde un punto de vista moderno, la relacionalidad ha entrado en las ciencias sociales fundamentalmente con Durkheim, pero también se ha ofrecido un enfoque de la justicia en la relación interpersonal, considerando que la justicia encuentra explicación desde la noción de relación, que representa vinculación y reciprocidad. Donati habla del "eje de relacionalidad", lo que implica que «la relacionalidad jurídica constituye sólo un ámbito, una parte o aspecto del Derecho, dentro de una dinámica relacional cuyo buen funcionamiento se conecta con la consecución de la justicia» (p. 63). Pero la búsqueda de la justicia no debe hacerse sólo desde la relacionalidad, sino también desde la reciprocidad, ya que si la relacionalidad no está abierta a la reciprocidad, se queda en unilateralidad (el Derecho de uno respecto del otro; el deber de uno para con el otro). Por ello, es necesario introducir el enfoque de reciprocidad, que crearía una relación dinámica entre los sujetos de la relación. A modo de ejemplo, en la cooperación social en las relaciones sociales, alude al "dilema del prisionero" (juego de "suma no cero") y la "caza del ciervo", este último aparece en un relato de Rousseau. Por tanto, interesa la actitud respecto de la relación, la intención de construir la justicia en la relación, al tiempo que la reciprocidad se plantea en realidad como interacción entre las distintas estrategias individuales (pp. 69-70). Aunque la justicia requiera de dos elementos: el ámbito de relacionalidad y el de reciprocidad, hay que plantear si necesita de un tercer elemento como la socialidad. Márquez Prieto se plantea la necesidad de este tercer elemento en la medida en que el Derecho pertenece al ámbito de la socialidad. De hecho, manifiesta que se puede llamar socialidad porque la relación tiene lugar en el espacio social, donde adquiere su sentido. Además, destaca el autor que «la socialidad constituye el ámbito idóneo para la revisión de la justicia». Concluye Antonio Márquez que «la fraternidad está –o puede estar– presente en los tres ámbitos de la justicia relacional. Además de un principio (relacionalidad) es también un modelo (reciprocidad) e incluso una realidad subjetiva (socialidad)» (p. 81).
En esta obra los profesores Baggio, filósofo político, Cosseddu y Antonio Márquez, juristas, ofrecen una visión inédita del concepto de fraternidad. A esta cuestión también ha hecho referencia el profesor Baggio, catedrático de filosofía política del Instituto Universitario Sophia de Loppiano (Florencia) y miembro del Centro de Estudios Interdisciplinario "Scuola Abbà", en su Ponencia Inicial dentro del Seminario Científico Nacional sobre Fraternidad (celebrado en la Universidad de La Habana en 2010). Cosseddu, profesora de Derecho penal comercial de la Universidad de Sassari, hace un planteamiento más jurídico, al igual que Márquez Prieto, profesor titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Málaga, que también cuenta en su haber con obras relacionadas con esta cuestión como Repensar la justicia social (2008), así como de otra temática, sea el caso de Calidad ambiental de las relaciones laborales (2011). Esta última ha sido recensionada en la Revista Crítica de Historia de las Relaciones Laborales y de la Política Social, nº 3 (2011), pp. 96-99.
[Recibido el 23 de diciembre de 2012].


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

Página: [1]
Por: Manuel Gil Palenzuela Fecha: 01 del 05 de 2013 - 18:59
Me extraña no se haga referencia alguna la Masonería, tanto Francesa como universal. La fraternidad constituye uno de los pilares simbólicos, analíticos, internalizados, socio-políticos, de la Masonería. Precisamente la Fraternidad, que debe basarse en la libertad y la igualdad, o de lo contrario no puede ni ser ni estar,constituye uno de los pilares fundamentales de la Masonería, heredado de la Revolución Francesa. Es su signo de saludo. No es solamente externalidad sino expresión de una internalidad fundamental que habría que profundizar asociativamente -fraternidad masónica- y filosóficamente -fraternidad como fundamento socio-vital-. Agradecería, como estudioso de la Masonería, toda reflexión y comentario sobre la fraternidad masónica, heredada de la Fraternité de la Revolution Française.
Por: Manuel Gil Palenzuela Fecha: 01 del 05 de 2013 - 18:58
Me extraña no se haga referencia alguna la Masonería, tanto Francesa como universal. La fraternidad constituye uno de los pilares simbólicos, analíticos, internalizados, socio-políticos, de la Masonería. Precisamente la Fraternidad, que debe basarse en la libertad y la igualdad, o de lo contrario no puede ni ser ni estar,constituye uno de los pilares fundamentales de la Masonería, heredado de la Revolución Francesa. Es su signo de saludo. No es solamente externalidad sino expresión de una internalidad fundamental que habría que profundizar asociativamente -fraternidad masónica- y filosóficamente -fraternidad como fundamento socio-vital-. Agradecería, como estudioso de la Masonería, toda reflexión y comentario sobre la fraternidad masónica, heredada de la Fraternité de la Revolution Française.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


REVISTA EUROPEA DE HISTORIA DE LAS IDEAS POLÍTICAS Y DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS es una revista académica, editada y mantenida por Servicios Académicos Intercontinentales S.L., Sitio alojado en Gunzenhausen, distrito de Weissenburg-Gunzenhausen,
Baviera, República Federal de Alemania. http://www.eumed.net/rev/rehipip/.
La revista dejó de depender de la Universidad de Málaga en noviembre de 2013.

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a mjpelaez@uma.es o seghiri@uma.es


Presidente del C.R.: Antonio Ortega Carrillo de Albornoz
Director: Manuel J. Peláez
Editor: Juan Carlos Martínez Coll

ISSN versión electrónica: 2174-0135
ISSN versión impresa: 2386-6926
Depósito Legal: MA 2135-2014

Número actual
Presentación
Normas de Publicación
Hemeroteca
Consejo de Redacción
Evaluadores Externos
Otras Revistas de EUMEDNET
Servicios Academicos Internacionales > Eumed.net > Revistas > rehipip