ÉTICA Y FILOSOFÍA MORAL EN EL PENSAMIENTO DE ALFREDO RODRÍGUEZ GARCÍA

Patricia ZAMBRANA MORAL *

Para citar este artículo puede utilizarse el siguiente formato:

Patricia Zambrana Moral (2012): “Ética y filosofía moral en el pensamiento de Alfredo Rodríguez García”, en Revista europea de historia de las ideas políticas y de las instituciones públicas, n.o 4 (diciembre 2012), pp. 31-52. Se puede consultar en línea: http://www.eumed.net/rev/rehipip/04/etica-filosofia-moral-alfredo-rodriguez-garcia/pdf.


RESUMEN: Gran parte de las reflexiones del profesor Alfredo Rodríguez García, desarrolladas a lo largo de su trayectoria investigadora, han girado en torno a la Moral y a la Ética y a su interconexión con el Derecho. Pretendemos, como homenaje, repasar su pensamiento en relación a la Filosofía moral, partiendo de las ideas reflejadas en algunos de sus trabajos más importantes como su discusión con Stamatios Tzitzis en relación al sentido de la justicia en Platón; su tesis doctoral sobre Tierno Galván, de la que presentaba una síntesis en su artículo de 1991, "Ética y Política. Un estudio sobre el pensamiento del profesor Tierno Galván" y que luego actualizó en su libro Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, publicado en 1993 y, especialmente, su extenso artículo dedicado de forma específica a esta temática, "Derecho y Moral", contenido en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación de 1996, donde revelaba una gran densidad filosófica al analizar la moral kantiana, la figura de Ronald Dworkin o las ideas de John Rawls, entre otros, sin obviar la moralidad de Maquiavelo que nunca puso en duda, desde sus consideraciones sobre el tacitismo.

PALABRAS CLAVE: Derecho, Ética, Moral, Filosofía, Alfredo Rodríguez García, I. Kant, Ronald Dworkin, John Rawls, Enrique Tierno Galván.

La Moral y la Ética y su relación con el Derecho han sido una constante en el pensamiento del profesor Alfredo Rodríguez García. Hace ya algunos años, analizamos un extenso artículo suyo titulado “Derecho y Moral” publicado en los Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), junto a dos libros sobre Ética de los profesores Antonio Millán-Puelles (Académico de Ciencias Morales y Políticas y entonces catedrático jubilado de la Universidad Complutense de Madrid) y Leonardo Polo Barrena (recientemente fallecido en Pamplona), aparecidos en 1994 y 1996, respectivamente1 . Consideramos aquellos trabajos como expresivos de la profesión de unas ideas claramente conservadoras, lo que nos sorprendió bastante en el caso del doctor Rodríguez García, aunque su artículo, en el que nos detendremos seguidamente, revelaba una gran densidad filosófica y de contenido, demostrando que había sido objeto de una elaboración preconcebida y pensada, a pesar de tener algunas carencias bibliográficas que no desmerecían su investigación2 . Nos consta que el profesor Rodríguez conocía la obra de Guariglia pero no tuvo en cuenta su trabajo sobre la Filosofía ética de uno de los neokantianos más renombrados de este siglo, L. Nelson (1882-1927) 3. Al estudiar las relaciones entre Derecho y Moral en Kant había entonces importantes publicaciones como las de F. L. Peccorini4 , A. Davidson5 (para quien una teoría moral kantiana no es formalista, a diferencia de lo que señalaba el doctor Rodríguez García, que se apuntaba a la teoría clásica y tradicional del formalismo kantiano), Michéle Crampe-Casnabet6 , A. Vladimirovitch Goulyga7 , G. Geismann8 , C. M. Korsgaard9 , J. Howard10 , A. Broadie y E. M. Pybus11 , Alice Ramos 12, N. Klatt 13 (que reflexionaba sobre los ataques de Kant a Jacobi, Schlosser y Stolberg incidiendo en los símbolos estéticos y contra la religión del sentimiento, lo que abría una perspectiva de consideración clasicista), J. Young14 , J. Kalin15 , P. Thibaud 16 (quien encontraba, mejor sería decir, trataba de encontrar, las conexiones entre la fenomenología y el criticismo kantiano, partiendo de lo que en páginas anteriores de la misma revista habían publicado L. Ferry y A. Renaut17 ), G. Cavallar18 , G. Pascal 19, A. Gilead 20, la tesis doctoral de H. Aviau de Ternay21 (que describía los contenidos bíblicos de la concepción kantiana de la Ley moral), J. Scheuermann 22 y G. Cacciatore 23, por poner algunos ejemplos. Para estudiar a Kant siempre es un buen punto de partida, el libro del antiguo profesor de la Universidad de Jena, Bruno Bauch24 . Por otra parte, Alfredo Rodríguez no llegó a establecer la relación entre Kant y el neokantismo y la escuela de Marburgo —con H. Cohen o P. Natorp— sobre el tema que, siguiendo los trabajos de K. C. Köhnke, H. Holzhey, G. Arlt y B. Tucker, había estudiado Carl von Wolzogen25 . Otras interesantes aportaciones, en aquel momento 26, sobre el pensamiento kantiano apuntaban a François Schroeter27 , Bernd Ludwig28 , Anthony J. Cascardi29 , Fabio Ciaramelli30 , Ian Ward31 , Thomas Sören Hoffmann 32, Ives Radrizzani 33, Pietro Faggiotto34 , Costantino Esposito 35, Thomas Gil36 , Domenico Venturelli 37, Georg Römpp 38, S. Houlgate39 , Thomas Mertens40, Michael Henkel 41, B. Bourgeois42 , A. Renaut43 , Stanley L. Paulson44 , Otfried Höffe 45 o la monografía de este último autor46 sobre el cual ya se pronunciaba Bernhard Schmid47 . Igualmente, hay que mencionar la obra de Alan Gilbert48 donde, no solo se enfrentaba a la moral, sino que hacía un interesante recorrido por diferentes planteamientos neokantianos, sin olvidar, tampoco, los posicionamientos de Marx, Max Weber, Engels y Rawls, entre otros, y todo ello con un profundo y extenso desarrollo que lo hacía acreedor de las palabras que le dedicara el profesor del Massachusetts Institute of Technology, Joshua Cohen: «The book presents an acute, historically informed, and unusually optimistic argument about moral progress. Striking in its intellectual breadth, [it] makes a significant contribution to the case that the social sciences are, at bottom, moral sciences». Asimismo, para Rodríguez García pasaron desapercibidos una serie de artículos relativos al pensamiento kantiano publicados en importantes revistas filosóficas como en Ethics, en la Revue de Métaphysique et de Morale o en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie. Nos referimos, entre otros, a los trabajos de Yumi Saito49, Thomas MacCarthy 50, Helmut Nicolaus 51, J. B. Schneewind52 , Michèle Cohen-Halimi 53, Reinhard Merkel54 , Karl-Otto Apel55 , Gerd Roellecke56 , J. Lenoble y A. Berten57 , Jean-François Kervegan58 , Peter Unruh59 , John Michael Krois 60, Fabien Capeillères61 , Annette C. Baier62 , David Cummiskey 63 o Thomas E. Hill Jr.64 , por poner algunos ejemplos. Tampoco recoge la aportación que sobre Kant escribió en Göttingen en febrero de 1933 Karl Larenz, luego incluida en la obra conjunta de la que es autor con Günther Holstein65 .
A la hora de llevar a cabo la interconexión entre Derecho y Moral, Alfredo Rodríguez establecía una adecuada sistemática de las principales diferencias y puntos de contacto entre ambos, recogiendo los criterios tradicionales (exterioridad e interioridad, unilateralidad de la Moral y bilateralidad del Derecho, Autonomía de la Moral y Heteronomía del Derecho, el Derecho y la institucionalización de la fuerza, y fines sociales del Derecho y fines humanos de la Moral)66 , y los actuales (punto de vista del lenguaje, la tesis de la unidad entre el Derecho y Moral, la de la separación entre ambos, y la que consideraba más adecuada y coherente, la tesis de las diferencias y conexión necesaria o de complementariedad como superación de las dos anteriores)67 , tras efectuar un interesante, aunque breve, recorrido histórico68 .
Cuando el profesor Rodríguez García reproduce textualmente las palabras de Bertrand de Jouvenel (1903-1987) en su obra El Poder. Historia Natural de su Nacimiento 69,quizás hubiera sido preferible que emplease el texto original 70 (en relación a la fundamentación del poder en la fuerza o a las consideraciones en torno al poder desprovisto de ética)71 . Para la comprensión de los autores medievales podría resultar de utilidad la monografía de Philippe Delhaye 72 que reunía diversos trabajos suyos anteriores, uno precisamente sobre la enseñanza de la filosofía moral en el siglo XII. Alfredo Rodríguez precisaba que, ya en la centuria siguiente, «Sto. Tomás da a entender la distinción entre Derecho y Moral no solo por la finalidad, sino por el modo en que se realizan»73 . Por otro lado, al referir las ideas de Christian Thomasius, y los criterios de “bilateralidad” o “alteridad” 74 y el contraste entre el principio fundamental que ha de presidir el Derecho junto al que sirve para la Moral, pensamos que no se precisa bien la cita de sus Fundamenta iuris naturae et gentium, I, 6, XXXIX, que se formula concretamente en los siguientes términos: «Principium honesti hoc esto: Quod vis, ut alii sibi faciant, tute tibi facies. Decori: Quod vis ut alii tibi faciant, ut ipsis facies. Justi: Quod tibi non vis fieri, alteri nec feceris».
La ética protestante en los siglos modernos no solo hay que entenderla a través de los posicionamientos clásicos de Max Weber 75 o de Amintore Fanfani, en uno u otro sentido, sino que Eric Fuchs 76 contaba con un resumen analítico bastante acertado, aunque fue Otto Hintze77 quien más reconocimiento científico tuvo por parte de la doctrina. Igualmente, se pronuncia sobre la ética protestante la obra, anteriormente citada, de Alan Gilbert78 . En otra línea, cuando el Dr. Rodríguez habla de Maquiavelo, no pone en duda su moralidad79 .

En cuanto a la figura de Ronald Dworkin 80, creemos que el doctor Rodríguez García se aproximó a su pensamiento con gran profundidad, situando su particular iusnaturalismo en unas coordenadas que consideramos justas y equilibradas81 . Asimismo, acertó plenamente al advertir que «desde un punto de vista ideológico supone su teoría (se refiere, naturalmente, a la de Dworkin) del Derecho la defensa de un liberalismo con bases progresistas e igualitarias y una crítica al positivismo y utilitarismo»82 , aunque no llegó a apreciar algunos aspectos de neutralidad de justicia distributiva y del conflicto de Dworkin con R. Rorty y A. MacIntyre de los que sí fueron conscientes L. Alexander y M. Schwarzschild83 , J. R. Wallach 84, G. A. Cohen85 , Philip Pettit86 y K. Kress87 . En este punto, creemos de interés referir la idea de M. Holmgren relativa a que a R. Dworkin hay que comprenderlo partiendo del principio de que la formulación de una teoría moral puede presuponer un posicionamiento teórico en cuanto a la existencia de verdades morales 88.
En aquel momento eran muchos los que habían reflexionado en torno al pensamiento de R. Dworkin, entre ellos, D. Shapiro 89, Simona C. Sagnotti90 , A. Glass , D. Lyons , P. G. Smith91 , Albert Calsamiglia Blancafort92 , B. Pastore93 , N. Snow94 , Aldo Schiavello 95, R. J. Yanal96 , Luc J. Wintgens97 , F. Michaut98 , A. Altman 99, J. Wagner Decew 100, S. C. Brubaker101 , M. Atkinson 102, Jean François Niort y Guillaume Vannier103 , Michael Pawlik104 , R. Grafstein105 , R. A. Shiner106 , C. B. Gray 107 o L. Galis108 . Otros lo han hecho con posterioridad109 , a veces en conexión con Kant 110. Hay además otras obras de Dworkin que constituyen un fiel reflejo de su pensamiento111 o sobre su interpretación de los límites y de las conexiones entre la Filosofía y el Derecho112 . No podemos dejar de mencionar el libro de Ronald Dworkin en el que efectuaba una explicación moral de la Constitución americana y de las enmiendas producidas a la misma 113. Indagaba en los aspectos morales de la declaración de derechos individuales contenida en la Constitución y expresada, en su mayor parte, a través de una serie de principios cuya abstracción lingüística dificulta su aplicación a las controversias diarias que, desde un punto de vista político, dividen América. Insistía en que dicha abstracción nos distancia del caso concreto y, en consecuencia, se hace necesaria la interpretación, la cual no se aleja en demasía de la lectura moral que él propone. De ahí que su teoría no sea revolucionaria desde un punto de vista práctico, aunque en ningún momento se pretende que los jueces, al interpretar, introduzcan su propia moral individual, es más, este sería el principal error a evitar. Ya Alfredo Rodríguez, al repasar las conclusiones de Dworkin —sobre todo su crítica al positivismo, su análisis de los casos difíciles y el imaginario juez Hércules a través de Los Derechos en serio—, recogía del pensamiento dworkiano la insuficiencia de las normas para responder a la complejidad de la realidad, de donde se deducía la necesidad de principios y directrices políticas 114, reproduciendo, igualmente, las propiedades de los principios señaladas por el mencionado autor. Volviendo a la obra de referencia, y tras justificar sus propósitos, Dworkin entraba de lleno en temas conflictivos y de candente actualidad como el aborto, el supuesto derecho a morir, la libertad de expresión, la pornografía, la homosexualidad... y todo ello partiendo de sentencias polémicas del Tribunal Supremo, intentando dar una posible solución desde la lectura moral de los principios y reglas contenidos en la Constitución. De este modo, ofrecía una nueva perspectiva a todos aquellos que buscan, desde la ética, una respuesta a los problemas actuales.
De otro lado, el pensamiento de John Rawls, al que también prestaba atención el profesor Rodríguez115 sería objeto de una revisión no superficial116 , en particular por lo que se refiere a su obra Political Liberalism —en concreto, Samuel Scheffer 117, Chantal Mouffe118 y Susan Moller Okin119 reflexionaban sobre ese libro y Thomas Kupka120 lo relacionaba con Dworkin— o su visión del contrato social 121. También darían, en su momento, una nueva concepción sobre Rawls Jean-Fabien Spitz122 , Adam Swift123 , Alain Boyer124 , Jean-Marc Ferry125 , Onora O’Neill126 , Kai Nielsen127 , Thomas Pogge128 , Will Kymlicka129 , Philip Pettit130, Catherine Audard 131, Julian Nida-Rümelin132 , Paul Ricoeur133 , P. J. Steinberger 134, G. Lafrance135 y el ya varias veces mencionado en estas páginas O. Höffe136 . Más recientes son los trabajos sobre Rawls de Catherine Audard137 , Soumaya Mestiri138 , Christian Arnsperger139 , Anthony Simon Laden 140, Ignace Haaz141 , Todd Hedrick, en relación con Habermas 142, Eric Thomas Weber143 , John Mikhail144 , Jan Werner Müller145 , Augustin Guy Heffa Nyamsi146 , Emmanuel Picavet147 , Robert S. Taylor 148, Molly Harkirat Mann149 , Miriam Bankovsky, en conexión con Habermas y Honneth 150, o la interesante perspectiva histórica de Cyrille Bégorre-Bret y Cyril Morana151. De obligada lectura en esta sede, por su contenido ético, es la obra de Terence Irwin 152.
Por otra parte, al estudiar San Agustín y sus ideas morales153 , el Dr. Alfredo Rodríguez García no tuvo en cuenta que en 1996 se habían publicado dos libros importantes sobre el obispo de Hipona154 ni tampoco el artículo de Evanghélos A. Moutsopoulos155 . Al reflexionar sobre John Austin156 , resulta esencial la edición de su obra de Wilfrid E. Rumble157 . No exclusivamente útil, sino prácticamente necesario, es reconsiderar lo que escribió hace años en un espléndido artículo J. Raz contrastando la autoridad, la ley y la moral158 .
No cabe duda de que el pensamiento filosófico platónico ha sido objeto de innumerables estudios, permitiéndonos mencionar, a título que pudiéramos considerar simplemente ejemplificativo, el de Kimon Lycos159 y, en otra línea temática, el de Trevor John Saunders160 o el de André Laks 161. Otras obras de interés que podrían haber sido tenidas en cuenta nos remiten a Nickolas Pappas y a su guía filosófica sobre la República de Platón162 .
En relación al sentido de la justicia en Platón, es obligado acudir a la discusión doctrinal entre Alfredo Rodríguez García y Stamatios Tzitzis163 , a partir de un estudio de este último sobre “Éros et Justice chez Platon”164 . En dicha discusión, Rodríguez reflexionaba, partiendo del pensamiento platónico, en torno a las ideas de Tzitzis que sintetizaba con la frase «el eros lleva a la filosofía y esta nos lleva a la justicia» 165; es más sería el eros el que nos traslada «desde el dominio de lo éstético al de lo ético y metafísico, más aún al de lo religioso»166 . Para Platón la clave de la justicia se encontraba en la filosofía y su dedicación a la misma alcanzaba la categoría de compromiso moral 167. En palabras de Rodríguez García, en el sentir platónico «la filosofía y la política deben tener como finalidad la justicia», entendida esta «como justicia de la multitud de la mayoría en cuanto que es contraria al mantenimiento de los privilegios de cuna de la categoría social de los nobles», y para que la referida justicia se pueda imponer de forma eficaz «debe ser realizada por los mejores y más fuertes que para Platón son los de mejor juicio»168 . De este modo, cuando Platón deja la política para dedicarse a la filosofía, busca «una justicia colectiva, un estado justo que haga posible la vida feliz de todos o, al menos, de la mayoría de los ciudadanos»169 .
Respecto a la Ética170 , a la Moral y al Derecho son muy numerosos los posicionamientos y desarrollos doctrinales y por ello nos permitimos citar algunos autores entre los muchos que han realizado aportaciones, que con la perspectiva del tiempo resultan ya clásicas, en la relación entre Derecho y Moral. Así, sobre ley y moral escribieron Daniel Brudney 171, Michael J. Perry172 , Luc Bégin173 , Roger A. Shiner174 , Letizia Gianformaggio175 , Klaus Günter176 , Hebert L. A. Hart177 , Erhard Kausch 178, Agata C. Amato Mangiameli179 (artículo que debería haber sido considerado por el profesor Alfredo Rodríguez al escribir sobre Alexy 180), Luc Ferry y Alain Renaut181 , Uwe Justus Wenzel182 , Aleksander Peczenik183 (trabajo igualmente obviado por Rodríguez García cuando desarrolla la «tesis de la inclusión entre lo jurídico y lo moral»184 ), o Paul Pietroski185 ; sobre metafísica y ética, Alan Gerwith186 ; sobre las implicaciones éticas de las relaciones entre derecho y economía, Jean-Robert Massimi187 ; sobre ética y ontología, Vittorio Possenti188 (aunque, más concretamente, se refiere a la relación entre metafísica y moral); sobre política y moral, Branimir Luksic189 o A. Mason190 ; sobre justicia social y ética, Philippe Von Parijs191 , y en torno a la relación entre cultura y ética, Albert Schweitzer192 , resultando también interesantes las reflexiones relacionadas con la Ética o la Moral de Bruce W. Brower193 , V. Gerhardt194 , Anton Leist195 , Hermann Cohen 196, Bernhard Waldenfels 197, Theodore R. Schatzki 198, Ota Weinberger199 , Pierre Blackburn200 , Alvin I. Goldman 201, Francesca Rigotti202 , Heinz-Gerd Schmitz 203, E. Heller 204, Baruch Brody 205, Dieter Bremer206 , Rolf Zimmermann207 , Renate Homann208 , alguno de los libros de Robert Spaemann209 , o la síntesis de Annemarie Pieper 210 quien ya hizo una destacable aportación sobre Albert Camus211 . Hay ideas importantes sobre la relación entre la ética y la sociología de la religión o incluso, si se quiere, la sociología de la orgía que ha estudiado Jean Séguy212 . La relación entre Derecho, Ética y Moral ha seguido siendo objeto de debate y contribuciones doctrinales más allá del momento en el que el profesor Rodríguez escribió su artículo. Muestra de ello son los trabajos de Arthur Kaufmann 213, Karl-Otto Appel 214, Antoine Grandjean 215, Dirk Brantl216 , Joseph Raz217 , Jöel Moret-Bailly, Didier Truchet 218, Jens Peter Brune 219, T. Potier220 , Xavier Labbée 221, Danilo Castellano 222, Chaïm Perelman223 ; Régine Maufoux-Immergout, Gilles Devers y Khady Badianes Devers224 o las ediciones de Rodolfo Vázquez225 , Hans Jörg Sandkühler 226, G. Bassham227 , D. Mineur228 , Dominique Bureau, France Drummond y Dominique Fenouillet 229, Brigitte Feuillet-Liger y Philippe Portier 230 o Bénédicte Boudou y Bruno Méniel 231.
Estimamos trascendente la contribución de John Finnis, catedrático de Filosofía Legal de la Universidad de Oxford, al tema de los absolutos morales232 . Estructura la obra en cuatro capítulos correspondientes, según afirma el autor, a «cuatro Conferencias J. McGivney, pronunciadas en el Instituto Pontificio Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, en Washington D. C., en el mes de septiembre de 1988, las primeras de una serie de ellas, públicas, anuales y patrocinadas por ese Instituto y por la Fundación The Knights of Columbus,que Fr. McGivney creó en 1882. Las Conferencias fueron pronunciadas en la Casa de Estudios de los Dominicos de Washington...»233 . Se trata de un completo estudio que comienza por los fundamentos, pasando a clarificar conceptos y a dar testimonio cristiano, terminando por plantear una serie de desafíos y respuestas, pero sin olvidar los elementos nodales. Constituye un replanteamiento de la moral cristiana profundizando en sus mismas raíces, cuya lectura consideramos obligada en cualquier reflexión sobre moral o ética, precisamente por lo depurado de sus lucubraciones. No obstante, tanto sobre John Finnis como sobre su maestro G. Grisez y el concepto que defiende de la ley natural y sus contenidos morales, conviene leerse las apreciaciones que hizo H. B. Veatch234 . Por otra parte, la ética de la discusión y su carácter universalista junto a la teoría consensual de la verdad fue estudiada en el pensamiento de Habermas por Anne Fortin-Melkevik 235. Igualmente, en torno a Habermas, destacamos el trabajo de L. Bortolotti quien,en lo concerniente a aspectos religiosos y teológicos, repasa las principales aportaciones sobre la materia236 . Sin duda, el punto de vista moral y ético sirvió de inspiración a Paolo Capellini 237 cuando se interrogaba acerca del auténtico significado del pensar jurídico, recordando a Heidegger238 e insistiendo en el pensamiento kantiano.
Nuestras relaciones sociales —nuestra vida— están continuamente presididas por planteamientos éticos y morales sin olvidar la presencia del Derecho que intenta dilucidar la adecuación de cada situación al ordenamiento jurídico. De entrada, Alfredo Rodríguez no tuvo como objetivo profundizar en demasía en los contenidos del Derecho y la Moral, sino simplemente «esclarecer el sentido actual del problema» 239 y precisamente por ello debería haber tenido en cuenta las carencias que hemos apuntado. Esto no supone enfocar nuestra crítica desde una óptica meramente formal sino que, simplemente, tratamos de ofrecer una amplia selección de aportaciones contextualizadas en el momento temporal de su trabajo, sobre la materia en cuestión, que podrían contribuir a «esclarecer» ese «sentido actual». Cuando actuamos, consciente o insconscientemente nos preguntamos —o al menos deberíamos hacerlo— si nuestro acto es justo y si se ajusta a unos principios éticos. De hecho, el profesor Rodríguez García se interrogaba: «¿Hasta dónde pueden y deben llegar el Derecho y la Moral en sus funciones de control y ordenación de la conducta humana?»240 . Todo depende de la moral individual de cada uno que suele venir fuertemente determinada por la moral social o colectiva241 , que, a su vez, sirve de base al legislador a la hora de redactar las normas esenciales del ordenamiento —de ahí que surjan grandes problemas en aquellos momentos históricos en los que se produce una relajación de los valores morales de la sociedad—. Ya lo clarificó, con principios certeros y una noción de eternidad, uno de los filósofos más emblemáticos de todos los tiempos, Soren Kierkegaard, al advertir que «la energía que yo empleo para tomar conciencia de mi yo ético es lo que importa o, mejor dicho, me es imposible tomar conciencia de mi yo ético sin energía. Por tanto nunca alcanzaré a ser consciente de mi yo ético sin tener plena conciencia de mi yo eterno. Esta es la auténtica prueba de la inmortalidad del alma. La prueba solo alcanza su madurez de manera natural, cuando la tarea coincide con el deber, porque aquello a que estoy obligado por una eternidad es una gran tarea eterna»242 . Por otra parte, esta cuestión ha estado presente a lo largo de la historia y pese a ello constituye un tema de máxima actualidad y aún no resuelto —como afirmaba Rodríguez García cuando se excusaba, como decíamos, nada más comenzar de no poder ofrecer una respuesta definitiva243 , aunque no hayan faltado candidatos a darla—. Por supuesto, no creemos que este sea el momento, ni la sede, para dar una solución alternativa y tampoco nos estimamos suficientemente capacitados para ello.
No obviaría Alfredo Rodríguez los aspectos éticos del pensamiento de Tierno Galván cuando llevó a cabo su tesis doctoral 244, que luego actualizó y reflejó en su libro Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, publicado en 1993245 . Según Rodríguez, Tierno Galván era un «intelectual político», capaz de «conjugar ambas condiciones sin ningún tipo de contradicción», definido por «teoría, práctica y comportamiento ético», para quien el concepto de política era «englobante» muy superior al usual que incluía todo lo que tuviese que ver «con la convivencia humana debiendo recuperar la lucidez intelectual y la dimensión ética» 246. Su defensa de la razón dialéctica marcada por la filosofía y la ética política le permitirá «sacar a la ciencia del mundo de los datos», siendo la dialéctica la encargada de «moralizar» la ciencia respetando sus métodos y leyes247 . Así, para Tierno Galván «el componente intelectual, el planteamiento político y el ingrediente ético» (fundamental este último, según Rodríguez, para conocer su vida y sus actitudes intelectuales y políticas) se encuentran tan ligados entre sí «que casi se podría decir que forman parte de una misma realidad», sobre todo teniendo en cuenta que «es raro encontrarse con un buen intelectual que al mismo tiempo sea un buen político» 248. Es más, Tierno advertía la falta de valores éticos y morales de la clase política de su tiempo, desplazados por la ambición por el poder y el dinero, que sería igualmente aplicable a la sociedad actual muchos años después, pero del todo ausente en el comportamiento del propio Tierno Galván, tal vez por el predominio de su condición intelectual más que política o por la fusión, según Manuel Pidallo, de «vocación intelectual, vocación política y vocación ética» que con frecuencia se encuentran desligadas o incluso en posiciones antagónicas, destacando en Tierno «la necesidad de recuperar para la política la lucidez intelectual y la dimensión ética» que la dignifique 249. No olvidaría Rodríguez García, al analizar esta faceta de Tierno Galván, las palabras de Rodríguez Ibáñez, al considerar que supo «conciliar» el «liderazgo moral y la actividad política», sin mermar ninguna faceta y todo gracias a la acción y, como diría Raúl Morodo, a la conexión entre teoría y práctica, a la que A. Rodríguez añade los hechos y que marcará la crítica ideológica y el pensamiento de Tierno Galván contrario a cualquier ideología que no se apoyase en los hechos 250. Del mismo modo, para Tierno, la filosofía debía ser «crítica y estar en conexión con la ciencia de la debe partir», al margen de una filosofía meramente académica 251. Serían principios morales los que llevarían a Tierno Galván a justificar la protesta de la juventud, en base a la «contradicción existente en la moral de los mayores que intentan imponer unos principios cuando su conducta responde a otros totalmente distintos», de forma que los jóvenes protestan, sobre todo, contra la incoherencia y la corrupción moral en su «búsqueda de una moral auténtica que realmente responda a la realidad y sirva para orientarnos y conducirnos en la vida»252 . De este modo, la juventud es la «antítesis, y en cuanto tal el inicio de su superación, de una sociedad que habla de unos principios éticos pero prepara una vida de sentimiento a comportamientos no éticos», reclamando la «práctica real de los valores en consonancia con la dialéctica del progreso»253 .

Recibido el 10 de diciembre de 2012 y aceptado el 27 de diciembre de 2012.


* Profesora Titular de Historia del Derecho y las Instituciones. Facultad de Derecho. Universidad de Málaga.

1 Patricia Zambrana, “Antonio Millán-Puelles, Alfredo Rodríguez García, y Leonardo Polo Barrena (Derecho, Ética y Moral)”, en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), pp. 5629-5669.

2 En primer término, las teorías de J. Derrida en las relaciones entre Ley y Moral no tuvieron acogida dentro de la bibliografía del doctor Rodríguez. Cfr. “Devant la loi”, en Philosophy,16 (1983), pp. 173-188, aunque partiese del caótico universo conceptual de Kafka. Desde otra óptica, el cardenal Poupard había escrito sobre las conexiones entre Derecho, Moral y consentimiento social y en torno al distorsionamiento que se producía en este sentido en relación a una teoría de los valores, facultándole para señalar la existencia de absolutos morales que diesen fundamento al Derecho positivo y le sirvieran de referencia para el consentimiento social en los modelos de sociedades democráticas occidentales [“Droit, morale, consentement social: l’Eglise et la crise de la société démocratique”, en Communio,XII, n.º 5 (1987), especialmente pp. 51-55].

3 “El lugar de L. Nelson en la filosofía moral contemporánea”, en Revista Latino-Americana de Filosofía,13 (1987), pp. 161-193. Hay quien afirmaba que la filosofía neokantiana era conocida en profundidad en España por Fernando de los Ríos (1879-1949). Cfr. Virgilio Zapatero, Fernando de los Ríos: Los problemas del socialismo democrático,Madrid, 1974 y Elías Díaz, Fernando de los Ríos: la vigencia del socialismo humanista,Madrid, 1993. Sobre la teoría neokantiana de la norma en W. Windelband, véase M. Laclau, “Windelband’s Notion of Normativity”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,18, n.º 3 (1987), pp. 335-343.

4 “Henry of Ghent and the Categorical Imperative: His Ethics’ Ultimate Reality and Meaning”, en Franziskanische Studien, LXX, n.º 2-4 (1988), pp. 196-213.

5 “Is Rawls a Kantian?”, en Pacific Philosophical Quarterly, LXVI, n.º 1-2 (1985), pp. 48-77.

6 Kant: une révolution philosophique,Paris, Bordas, 1989, 191 pp.

7 Emmanuel Kant, une vie, trad. franc. de Jean Marie Vaysse, Paris, Aubier, 1985, 349 pp.

8 “Libertà e diritto in Hobbes, Rousseau e Kant”, en Filosofia politica,VIII (1994), pp. 181-188.

9 “Kant’s Formula of Universal Law”, en Pacific Philosophical Quarterly,LXVI, n.º 1-2 (1985), pp. 24-47.

10 “Kant’s Moral Idealism”, en Philosophical Studies,LII, n.º 2 (1987), pp. 277-287.

11 “Kant and Weakness of Will”, en Kant-Studien,LXXIII, n.º 4 (1982), pp. 406-412. Ponen en duda la limitación del conocimiento moral de sí mismo. La concepción de Alfredo Rodríguez García se planteaba en otros términos sin tener en cuenta la determinación subjetiva de la voluntad y la limitación del conocimiento de la justicia partiendo de las inclinaciones morales.

12 “Ethical theology and its dissolution in Kant”, en Acta Philosophica. Rivista internazionale di filosofia,I, n.º 2 (1992), pp. 325-339. Ramos, profesora de la St. John’s University, precisaba con claridad: «Given the irreconcilability of man as a free moral being and man as a creature of nature, it is not surprising then that Kant’s insistence on the autonomy of the subject should lead to the immanentization of the trascendent. The moral predisposition which exists in man, that is, the predisposition to personality, to man as rational and accountable being, raises man above the desires of nature, above the empirical incentives as determinants of the will, making him thus capable of respect for the moral law “as in itself a sufficient incentive of the will”. To have personality is, in effect, to have an idea of the moral law and respect for it... The moral law thus makes man conscious of his autonomy and of his legislative capacity» (pp. 336-337). Ver, con una posición netamente contraria a la de Alice Ramos, el artículo de J. F. Malhere, “La autonomie de l’homme et la question de Dieu”, en Réseaux,53-54 (1987-1988), pp. 35-50 y el confuso trabajo de F. Leduc, “L’enjeu de l’accompagnement spirituel: une laborieuse croissance dans l’amour”, en Christus,XXXIV, n.º 134 (1987), pp. 145-157, que señalaba las contradicciones –para él– entre la ley y la moral de la Iglesia y el progreso del amor hacia el Señor. Algo más centradas y coherentes son las páginas de T. Goffi, “L’etica di Gesù di Nazareth”, en Rivista di teologia morale,XVII, n.º 6 (1985), pp. 33-42. Otra forma de ver las cosas nos la ofrece C. M. Korsgaard, “The right to Lie: Kant on Dealing with Evil”, en Philosophy and Public Affairs,XV, n.º 4 (1986), pp. 325-349.

13 “Kant Kniefall vor der verschleierten Isis”, en Zeitschrift für Religions und Geistesgeschichte,XXXVII, n.º 2 (1985), pp. 97-113.

14 “Schopenhauer’s Critique of Kantian Ethics”, en Kant-Studien,LXXV, n.º 2 (1984), pp. 191-212.

15 “The Intent of Romantiscism: Kant, Wordsworth, and Two Films”, en Philosophy and Literature,IX, n.º 2 (1985), pp. 121-138.

16 “Droit et société”, en Esprit,n.º 3 (1983), pp. 85-90.

17 “Penser les droits de l’homme”, en Esprit,n.º 3 (1983), pp. 67-84.

18 “Kant’s Judgement on Frederick’s Enlightened Absolutism”, en History of Political Thought,XV (1993), pp. 103-132.

19 Kant,2.ª ed., Paris, 1986, 198 pp.

20 “The Submission of our Sensuous Nature to the Moral Law in the Second «Critique»”, en Archives Internationales d’Histoire des Idées,número dedicado a la temática Kant’s Practical Philosophy Reconsidered,128 (1989), pp. 83-92.

21 Traces bibliques dans la loi morale kantienne,Paris, 1982.

22 “Universal Laws of Nature in Kant’s Moral Philosophy”, en Archiv für Geschichte der Philosophie,69, n.º 3 (1987), pp. 269-302.

23 “Vico e Kant nella filosofia di Ottavio Colecchi”, en Bollettino del Centro di Studi Vichiani,12-13 (1982-1983), pp. 63-99.

24 Immanuel Kant,Berlin, 1923, 482 pp. Con anterioridad había publicado un magnífico artículo sobre los problemas jurídicos en la filosofía de Kant en la Zeitschrift für Rechtsphilosophie.

25 “Pünktliche Bilanz? Cohen, Natorp und der Neukantianismus in neuer Sicht”, en Philosophische Rundschau,vol. 35, n.º 1-2 (1988), pp. 15-32. En esta misma publicación, dirigida por Rüdiger Bubner de la Universidad de Tubinga y Bernhard Waldenfels de la Universidad de Bochum, habían aparecido otros trabajos sumamente interesantes sobre la materia.

26 Las carencias que apuntamos y que, insistimos, no deslucen el trabajo van lógicamente referidas a los estudios e investigaciones existentes en el momento en que se publicó el artículo de Alfredo Rodríguez. No obstante, es una evidencia que el pensamiento kantiano y la figura de Kant siguen siendo de máxima actualidad y objeto de atención por parte de los diversos sectores doctrinales. Sirvan, a título de ejemplo, los trabajos más recientes (muchos de ellos con conexión directa con cuestiones relacionadas con la Moral y la Ética) de Vinicius de Figueiredo, “Le souci de la réalité dans la politique kantienne”, en Les études philosophiques,n.º 56, 1 (2001), pp. 19-29; Monique Castillo, “L’obligation morale: le débat de Bergson avec Kant”, en Les études philosophiques,n.º 59, 4 (2001), pp. 439-452; Hans Friedrich Fulda, “La théorie kantienne de la séparation des pouvoirs”, en Les études philosophiques,n.º 56, 1 (2001), pp. 3-18; Thomas E. Hill, Human welfare and moral worth: Kantian perspectives,Oxford, Clarendon Press y New York, Oxford University Press, 2002; Dieter Henrich, Between Kant and Hegel: lectures on German idealism,ed. de David S. Pacini, Cambridge (Mass.), Harvard University Press, 2003; Tom Rockmore, Kant and idealism,New Haven, Yale University Press, 2007; Bernard Freydberg, Imagination in Kant’s Critique of practical reason,Bloomington, Indiana University Press, 2005; Béatrice Longuenesse, “Les concepts a priori kantiens et leur destin”, en Revue de métaphysique et de morale,n.º 44, 4 (2004), pp. 485-510; Tudor Avrigeanu, Ambivalenz und Einheit: eine untersuchung zur Strafrechtswissenschaftlichen Grundlagendiskussion der Gebenwart anhard ihrer bezüge zu Kants Philosophie,Baden-Baden, Nomos, 2006; Michelle Kosch, Freedom and Reason in Kant, Schelling, and Kierkegaard, Oxford, Oxford University Press, 2006; John McDowell, Having the World in View: Essays on Kant, Hegel, and Sellars,Cambridge (Mass.), Harvard University Press, 2009; Ana Marta González, “Kant and a culture of freedom”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosphie, vol. 96, n.º 3 (julio 2010), pp. 291-308; Ian Proops, “Kant’s First Paralogism”, en Philosophical Review, vol. 119, n.º 4 (octubre 2010), pp. 449-495; Alexandre Travessoni, “Kants Rechtstheorie und die Beziehung zwischen Recht und Moral”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosphie, vol. 97, n.º 3 (Julio 2011), pp. 291-304; Martin Frank, “Alternative, Kritik und Überbietung Kants Kriegsrecht und die Theorie des gerechten Krieges”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosphie, vol. 97, n.º 3 (Julio 2011), pp. 305-321; Laura Anna Macor, La fragilità della virtu: dall’antropologia alla morale e ritorno nell’epoca di Kant,Milano, Mimesis, 2011; Marco Giovanelli, Reality and Negation-Kant's Principle of Anticipations of Perception: An Investigation of its Impact on the Post-Kantian Debate, Dordrecht, Springer, 2011; Günter Frölich, Form und Wert: die Komplementären Begründungen der Ethik bei Immanuel Kant, Max Scheler und Edmund Husserl,Würzburg, Königshausen und Neumann, 2011; Alix Cohen, Kant and the Human Sciences: Biology, Anthropology, and History, Hampshire, Palgrave Macmillan, 2009; Dietmar Hübner, Die Geschichtsphilosophie des deutschen Idealismus: Kant-Fichte-Schelling-Hegel,Stuttgart, W. Kohlhammer, 2011; Jean-Michel Muglioni, La philosophie de l’histoire de Kant: la réponse de Kant à la question, “Qu’est-ce que l’homme?”, Paris, Hermann, 2011; Bryan Hall, Mark Black y Matt Sheffield, The arguments of Kant’s “Critique of pure reason”,Lanham (Md.), Lexington books, 2011; Pavlos Kontos, “Kant’s Categories of Freedom as Rules of Moral Salience”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,65, n.º 2 (junio 2011), pp. 218-240; Christoph Bambauer, Deontologie und Teleologie in der kantischen Ethik,Freiburg, K. Alber, 2011; Robert Neal Johnson, Self-Improvement: an essay in Kantian ethics,Oxford, Oxford University Press, 2011; Mark D. White, Kantian ethics and economics: autonomy, dignity and character, Stanford, Stanford University Press, 2011; Benjamin J. Bruxvoort Lipscomb y James Krueger (eds.), Kant’s moral metaphysics, Berlin, De Gruyter, 2010; Ermanno Bencivenga, Ethics vindicated: Kant’s transcendental legitimation of moral discourse, Oxford, Oxford University Press, 2007; Karl Ameriks y Otfried Höffe (eds.), Kant’s moral and legal philosophy, trad. inglesa de Nicholas Walker, Cambridge, Cambridge University Press, 2009; Henry E. Allison, Kant’s groundwork for the metaphysics of morals: a commentary, Oxford, Oxford University Press, 2011; Peter Streit, Ethik gegen Machtpolitik: Immanuel Kants Friedensschrift im Kontext Zeitalters der Aufklärung, Bern, P. Lang, 2011; Philip Stratton-Lake, Kant, duty and moral worth, London, Routledge, 2004; Samuel Klar, Moral und Politik bei Kant: eine Untersuchung zu Kants praktischer und politischer Philosophie im Ausgang der “Religion innerhalb der Grenzen der blossen Vernunft”, Würzburg, Königshausen and Neumann, 2007; Frank Buhren, Kant und die Diskursethik: Antinomien der Moral bei Kant und Habermas,Berlin, Wissenschaftlichter Verl., 2010; Gilles Deleuze, Filosofía crítica de Kant,trad. castellana de Marco Aurelio Galmarini, Madrid, Cátedra, 2007; Christian Onof, “Reconstructing the grounding of kant's ethics: A critical assessment”, en Kant-Studien,C, n.º 4 (2009), pp. 496-517; Ralph Charles Sutherland Walker, Kant: la loi moral, trad. francesa de Ghislain Chaufour, Paris, Éd. du Seuil, 2000; Gerold Prauss, Moral und Recht im Staat nach Kant und Hegel,Freiburg, K. Alber, 2008; Richard Dean, The value of humanity in Kant’s moral theory,Oxford, Clarendon press, 2006; Allen W. Wood, Kantian ethics, Cambridge, New York, Cambridge University Press, 2008; Jennifer K. Uleman, An introduction to Kant’s moral philosophy, Cambridge, Cambridge University Press, 2010; Charles Parsons, From Kant to Husserl: selected essays, Cambridge (Mass.), Harvard University Press, 2012; Sally Sedgwick, Hegel’s critique of Kant: from dichotomy to identity,Oxford; Oxford University Press, 2012; Kiyoshi Chiba, Kants Ontologie der raumzeitlichen Wirklichkeit: Versuch einer anti-realistischen Interpretation der Kritik der reinen Vernunft, Berlin, W. de Gruyter, 2012; Alfred Cyril Ewing, Kant’s treatment of causality, Oxon, Routledge, 2012; Tommaso Valentini, “La filosofia politica di Kant: chiliasmo filosofico e diritto cosmopolitico”, en Acta Philosophica. Rivista internazionale di filosofia,vol. XXI, n.º 1 (2012), pp. 101-124; John Silber, Kant’s ethics: the good, freedom, and the will, Boston, W. de Gruyter, 2012; Robert Theis, La raison et son Dieu: étude sur la théologie kantienne,Paris, J. Vrin, 2012; Rolf Abresch, Kausalität bei Kant: der Mensch zwischen Naturnotwendigkeit und Freiheit,München, AVM, 2012; Robert Hanna, “Beyond the Myth of the Myth: A Kantian Theory of Non-Conceptual Content”, en International Journal of Philosophical Studies, vol 19, n.º 3 (2011), pp. 323-398; Brady Bowman, “A Conceptualist Reply to Hanna’s Kantian Non-Conceptualism”, en International Journal of Philosophical Studies, vol 19, n.º 3 (2011), pp. 417-446; Gary J. Dorrien, Kantian reason and Hegelian spirit: the idealistic logic of modern theology, Chichester, Malden (Mass.), Wiley-Blackwell, 2012; Michael Nance, “Kantian Right and the Categorical Imperative: Response to Willaschek”, en International Journal of Philosophical Studies, vol. 20, n.º 4 (2012), pp. 541-556; Marcus Willaschek, “The Non-Derivability of Kantian Right from the Categorical Imperative: A Response to Nance”, en International Journal of Philosophical Studies, vol. 20, n.º 4 (2012), pp. 557-564; Walter Jaeschke y Andreas Arndt, Die Klassische Deutsche Philosophie nach Kant: Systeme der reinen Vernunft und ihre Kritik 1785-1845,München, Beck, 2012 y Reiko Kobayashi, “Éthique et morale. Le concept d’hétéronomie chez Levinas et Kant”, en Revue Philosophique de Louvain,vol. 110, n.º 3 (agosto, 2012), pp. 519-540.

27 “Kants Theorie der formalen Bestimmung des Willens”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,47, n.º 3 (julio-septiembre/1993), pp. 388-407.

28 “Postulat, Deduktion und Abstraktion in Kants Lehre vom intelligibelen Besitz”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 250-259.

29 “Aesthetic Liberalism: Kant and the Ethics of Modernity”, en Revue Internationale de philosophie,176 (1991), pp. 10-23.

30 “Du mal radical à la banalité du mal. Remarques sur Kant et Arendt”, en Revue Philosophique de Louvain,93, n.º 3 (1995), pp. 392-407.

31 “The Sorceror and His Apprentices: Kant and the Critical Legal Project”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 508-533.

32 “Der Begriff der Bewegung bei Kant”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,45, n.º 1 (enero-marzo/1991), pp. 38-59.

33 “Kant répond- il à la question: «que dois- je faire?»”, en Revue Internationale de Philosophie, 166 (1988), pp. 271-288. Se trata de un número dedicado íntegramente a Kant.

34 “Il sostrato noumenico della natura in Kant”, en Giornale di Metafisica,n.º 3 (septiembre-diciembre/1987), pp. 405-427.

35 “Il posto cruciale della filosofia della religione nel pensiero di Kant”, en Rivista di Storia della Filosofia,2 (1995), pp. 277-311.

36 “Moralische Freiheit und Akkommodationszwang. Vermittlungsprobleme in der Rechts- und Staatsphilosophie I. Kants”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,79 (1993), pp. 528-535.

37 “Tempo, autocoscienza e libertà nella filosofia di Kant”, en Giornale di Metafisica,n.º 1 (enero-abril/1993), pp. 19-39.

38 “Moralische und rechtliche Freiheit. Zum Status der Rechslehre in Kants praktischer Philosophie”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,22, n.º 3 (1991), pp. 287-305.

39 “Kant, Nietzsche and the «Thing in Itself»”, en Nietzsche Studien,22 (1993), pp. 115-157.

40 “Zweckmäbigkeit der Natur und politische Philosophie bei Kant”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,49, n.º 2 (abril-junio/1995), pp. 220-240.

41 “Normen und politischen Handeln: Zur moralischen Verurteilung der Politik bei Kant und Hayek”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 208-221.

42 Se refiere tanto a Kant como a Hegel. Ver su artículo “L’idéalisme allemand et les droits de l’homme”, en Les Études Philosophiques,n.º 2 (1986), pp. 161-178.

43 “De la philosophie comme philosophie du droit (Kant ou Fichte?)”, en Bulletin de la Société Française de Philosophie,80, n.º 3 (1986), pp. 81-131.

44 “Kelsen senza Kant”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto, 69, n.º 3 (1992), pp. 404-417.

45 “Universalistische Ethik und Urteilskraft: ein aristotelischer Blick auf Kant”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,44, n.º 4 (1990), pp. 537-563.

46 Otfried Höffe, Immanuel Kant,München, 1992, 330 pp.

47 “Otfried Höffes transzendental-anthropologische Menschenrechtsbegründung”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,81 (1995), pp. 563-568.

48 Democratic Individuality,Cambridge, New York, Port Chester, Melbourne, Sydney, Cambridge University Press, 1990, 510 pp.

49 “War die Umstellung von § 2 der Kantischen «Rechtslehre» zwingend?”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 238-250.

50 “Kantian Constructivism and Reconstructivism: Rawls and Habermas in Dialogue”, en Ethics,105, n.º 1 (Octubre 1994), pp. 44-63.

51 “Freiheitsgesetzlichkeit versus Sozialbindung. Sozialistische Rezeptionen des Kantischen Eigentumsrechts”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 222-237.

52 “Kant and Natural Law Ethics”, en Ethics,104, n.º 1 (octubre 1993), pp. 53-74.

53 “L’antropologia in nuce de Kant et Hamann”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 99, n.º 3 (julio-septiembre/1994), pp. 313-326.

54 “«Lauter leidige Tröster»? -Kants Entwurf «Zum ewigen Frieden» und die Idee eines Völkerstrafgerichtshofs”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 161-186.

55 “L’éthique du discours comme éthique de la responsabilité: une transformation postmétaphysique de l’éthique kantienne”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 98, n.º 4 (octubre-diciembre/1993), pp. 505-537.

56 “Kants Rechtsphilosophie und die Modernisierung der Gesellschaft”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 187-195.

57 “Jugement juridique et jugement pratique: de Kant à la philosophie du langage”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 95, n.º 3 (julio-septiembre/1990), pp. 339-365.

58 “Le problème de la fondation de l’éthique: Kant, Hegel”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 95, n.º 1 (enero-marzo/1990), pp. 33-55.

59 “Anmerkungen zum Begriff der politischen Vernunft bei Kant”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,82 (1996), pp. 196-207.

60 “Cassirer, Neo-Kantianism and Methaphysics”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 96, n.º 4 (octubre-diciembre/1992), pp. 437-453.

61 “Sur le néo-kantisme de E. Cassirer”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 96, n.º 4 (octubre-diciembre/1992), pp. 517-546.

62 “Moralism and Cruelty: Reflections on Hume and Kant”, en Ethics,103, n.º 3 (abril 1993), pp. 436-457.

63 “Kantian Consequentialism”, en Ethics,100, n.º 3 (abril 1990), pp. 586-615.

64 “Donagan’s Kant”, en Ethics,104, n.º 1 (octubre 1993), pp. 22-52.

65 Karl Larenz, “Die Rechts- und Staatsphilosophie des deutschen Idealismus und ihre Gegenwartsbedeutung”, en Geschichte der Staatsphilosophie,München, 1933, en especial, pp. 95-108.

66 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), capítulo 2, pp. 5213-5224. Cuando se refería a la «exterioridad e interioridad» como uno de los «criterios tradicionales para distinguir el Derecho y la Moral» (pp. 5213-5216), habría que tener en cuenta las reflexiones de Radbruch: «...La diferencia que estas palabras señalan entre Moral y Derecho la podemos caracterizar con la siguiente expresión abreviada: exterioridad del Derecho, interioridad de la Moral. A la “Justicia” farisea, que se satisface con la ejecución u omisión de ciertos actos, se contrapone la Moralidad con pretensiones o exigencias dirigidas a la intención: a la norma “no debes matar”, se contrapone la norma “no debes odiar”. El imperio propio de la Moral es el alma humana: “nada en el mundo –dice Kant– puede ser tenido por bueno sin limitación, como no sea una buena voluntad”. Por el contrario parece que la valoración jurídica versa solo sobre la conducta externa. “A nadie se puede ahorcar por el pensar”, reza el refrán jurídico; pero mirando la cosa más de cerca, se ve, sin embargo que la conducta interna no es en modo alguno indiferente al Derecho» (G. Radbruch, Introducción a la Ciencia del Derecho,trad. de Luis Recasens Siches, con “Prólogo” de Fernando de los Ríos, Madrid, ed. Revista de Derecho Privado, 1930, pp. 9-10).

67 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), capítulo 3, pp. 5224-5234.

68 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 1, pp. 5197-5213.

69 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, p. 5234 y nota 83.

70 Bertrand de Jouvenel, Du Pouvoir. Histoire naturelle de sa croissance,Genève, Les Éditions du Cheval Ailé, 1947. Obras importantísimas para el estudio del trinomio Ética, Moral, Poder, son los libros o relaciones de textos, conferencias y clases de Bertrand de Jouvenel, La civilisation de puissance,Paris, Fayard, 1976, 206 pp.; Cours d’introduction à la sociologie politique,Paris, les Cours de droit, 1968, 250 pp., que recoge sus lecciones de Sociología política en la Facultad de Derecho de la Sorbona; De la politique pure,Paris, Calmann-Lévy 1977, 308 pp.; Les débuts de l’État moderne: une histoire des idées politiques au XIXe siècle,Paris, Fayard, 1976, 338 pp. o Du Principat et autres réflexions politiques,Paris, Hachette, 1972, 291 pp.

71 Bertrand de Jouvenel, Du Pouvoir. Histoire naturelle de sa croissance, pp. 598-601.

72 Enseignement et morale au XIIe siècle, Fribourg-Paris, Éditions Universitaires-Cerf, 1988, 134 pp.

73 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 1, p. 5200. Así parece también entenderlo M. J. Kelly, “St Thomas and the Nature of Moral Precepts”, en The New Scholasticism,LXI (1987), pp. 427-439.

74 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 1, p. 5205 y nota 24.

75 Sobre Max Weber ver Eberhard Dorndorf, “Zu den theoretischen Grundlagen der Interessenjurisprudenz: Die Beziehungen von Philipp Hecks allgemeiner Auslegungstheorie zu Max Weber und Heinrich Rickert”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,81 (1995), pp. 542-562.

76 L‘éthique protestante: histoire et enjeux,Genève-Paris, Labor et Fidès-Les Bergers et les Mages 1990, 142 pp. Un resumen de relieve es el que nos facilita Hubert Grenier, Les grandes doctrines morales,Paris, Presses Universitaires de France, 1989, 127 pp.

77 Féodalité, capitalisme et État moderne: essais d’histoire sociale comparée,trad. franc. de Françoise Laroche, Paris, Éditions de la Maison des Sciences de l'Homme, 1991, 337 pp.

78 Democratic Individuality,pp. 348-374.

79 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), capítulo 1, pp. 5202-5204, en p. 5203. En este sentido, sigue a P. Villari quien afirmaba, en su obra Nicoló Machiavelli e i suoi tempori,que «nunca ha existido nadie menos maquiavélico que Maquiavelo». No es una idea tan original. Unos años antes, Rodríguez precisó, al reflexionar sobre Maquiavelo y Tácito en la contrarreforma española, que en ningún momento Tierno Galván puso «en tela de juicio la moralidad de Maquiavelo» ya que toda su obra estaba «plagada de juicios morales» en conexión con su época básicamente moral. Serán las posturas religiosas de los contrarreformistas las que lleven a considerar a Maquiavelo como el representante de todas las herejías «al unir problemas religiosos, políticos y éticos», llevando a cabo «una interpretación falsa del maquiavelismo» que se podría calificar como «maquiavélica». La teoría de la doble verdad (verdad moral y verdad política, que aunque sean contradictorias y no coincidentes pueden ser compaginadas por el hombre superior) va a permitir que Rodríguez se acerque al pensamiento no solo de Maquiavelo, sino también del propio Tierno (Alfredo Rodríguez García, “El tacitismo español en nuestro siglo de Oro”, en La evolución del Derecho en los últimos diez años, Málaga, Servicio de Publicaciones e Intercambio Científico de la Universidad de Málaga y Madrid, Editorial Tecnos, 1992, pp. 384-400 y, en concreto, sobre la moral en Maquiavelo y la doble verdad desde el pensamiento de Tierno, pp. 390-393).

80 Véanse los trabajos de Ronald William Dworkin, Sovereign virtue: the theory and practice of equality,Cambridge, Harvard University Press, 2000 (hay una traducción castellana de Fernando Aguiar y María Julia Bertomeu, Barcelona, Paidós Ibérica, D. L., 2003); Justice in Robes,Cambridge (Mass.), Harvard University Press, 2006; Is Democracy Possible Here? Principles for a new political debate,New Jersey, Princenton University Press, 2006 (edición en castellano, Barcelona, Paidós Iberica, 2008) y Justice for hedgehogs,Cambridge (Mass.), The Belknap press of Harvard University Press, 2011.

81 Cfr. Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, § e, pp. 5247-5252. Cfr. el planteamiento de la relación entre la idea de comunidad y Derecho Natural aristotélica bajo el prisma de la comunidad de intérpretes del Derecho que hizo T. O’Hagan interpretando a Dworkin [“Four Images of Community”, en Praxis International,8 (1988), pp. 183-192].

82 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, § e, p. 5247.

83 “Liberalism, Neutrality, and Equality of Welfare vs. Equality of Resources”, en Philosophy and Publics Affairs,16 (1987), pp. 85-110.

84 “Liberals, Communitarians, and the Tasks of Political Theory”, en Political Theory,15 (1987), pp. 581-611.

85 “On the Currency of Egalitarian Justice”, en Ethics,99, n.º 4 (julio 1989), pp. 906-944.

86 “Rights, Constraints and Trumps”, en Analysis,47, n.º 213 (1987), pp. 8-14.

87 “The Interpretive Turn”, en Ethics,97, n.º 4 (julio 1987), pp. 834-860.

88 “Wide Reflective Equilibrium and Objective Moral Truth”, en Metaphilosophy,18 (1987), pp. 108-124. Véase el contraste del pensamiento de Dworkin con las argumentaciones jurídicas de Aulius Aarnio y G. MacCormick que realizó, hace ya bastante años, V. Villa “La coerenza normativa e i presupposti epistemologici della giustificazione”, en Rivista Internazionale di Filosofia del Diritto,65, n.º 3 (1988), pp. 567-597.

89 “Does Ronald Dworkin Take Rights Seriously?”, en Canadian Journal of Philosophy,12, n.º 3 (1982), pp. 417-434.

90 “L’indentità della persona e il valore della vita quali presupposti di una teoria della giustizia nel pensiero di Ronald Dworkin”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto, 69, n.º 4 (1992), pp. 529-559.

91 “Dworkin, Fish and Legal Practice”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,19, n.º 4 (1988), pp. 443-461.

92 “Reconstructing Legal Theory”, en Philosophy and Public Affairs,16, n.º 4 (1987), pp. 379-393.

93 “Constitutional Interpretation by Strict Construction”, en Journal of Social Philosophy,19 (1988), pp. 43-55.

94 “Dworkin and the Focus on Integrity”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 52-65.

95 “Dworkin giusnaturalista?”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto,61, n.º 1 (1984), pp. 66-82.

96 “Dworkin on the Rule of Recognition”, en Auslegung. A Journal of Philosophy,12, n.º 1 (1985), pp. 24-32.

97 “Riflessioni sulla distinzione rules/principles nell’opera di Ronal Dworkin”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto, 72, n.º 1 (1995), pp. 159-185.

98 “Hart, Dworkin, Judges, and New Law”, en The Monist,68, n.º 3 (1985), pp. 388-402. Este artículo hubiera sido muy útil al prof. Rodríguez al estudiar a Hart; así como la monografía de Michael D. Bayles, Hart’s Legal Philosophy. An Examination,London-Dordrecht-Boston, Martinus Nijhoff Publ., 1992, 328 pp., que dedica todo un capítulo a las críticas a Austin y otro a la polémica entre Hart y Dworkin. Cfr. Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996), capítulo 4, § b y c, pp. 5238-5244.

99 “A Plausible Story and a Plausible Way of Telling it. Some Comments on Dworkin’s Philosophy of Law”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,23, n.º 4 (1992), pp. 429-444.

100 “«Law’s Empire» de Ronald Dworkin”, en Archives de Philosophie du Droit,número especial dedicado a La Philosophie du droit aujourd’hui,33 (1988), pp. 113-119 y “Vers une conception postmoderne du droit. La notion de droit chez Ronald Dworkin”, en Droits. Revue Française de Théorie, de Philosophie et de culture juridiques,11 (1990), pp. 107-117.

101 “Legal Realism, Critical Legal Studies, and Dworkin”, en Philosophy and Public Affairs,15, n.º 3 (1986), pp. 205-235.

102 “Moral Rights: Conflicts and Valid Claims”, en Philosophical Studies,54, n.º 1 (1988), pp. 63-86.

103 “Taking Dworkin Seriously”, en Review of Politics,47, n.º 1 (1985), pp. 45-65.

104 “Taking Dworkin Seriously (A look at Lewis’Counter-Theory)”, en Australasian Journal of Philosophy,61, n.º 1 (1983), pp. 27-39.

105 “Sur la théorie du droit de Dworkin: de l’interprétation des principes à leur application aux cas difficiles”, en Droits. Revue Française de Théorie, de Philosophie et de culture juridiques,19 (1994), pp. 161-168.

106 “Ronald Dworkin und der Rechtsbegriff”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,23, n.º 3 (1992), pp. 289-310.

107 “Taking Dworkin to Hart. A Positivist Conception of Institutional Rules”, en Political Theory,11, n.º 2 (1983), pp. 244-265.

108 “The Metaphysics of Taking Rights Seriously”, en Philosophia. Philosophical Quarterly of Israel,12, n.º 3-4 (1983), pp. 223-256.

109 “Uniqueness and Right Answers”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto,65, n.º 1 (1988), pp. 34-44.

110 “The Real and Unrefuted Rights Thesis”, en The Philosophical Review,92, n.º 2 (1983), pp. 197-221.

111 Cfr. Justine Burley (ed.), Dworkin and his critics: with replies by Dworkin,Oxford, Blackwell, 2004; Jean-Fabien Spitz, “Ronald Dworkin et le faux dilemme de l’égalité et de la liberté”, en Revue internationale de philosophie, 233, 3 (2005), pp. 413-434; Claudia Rahm, Recht und Demokratie bei Jürgen Habermas und Ronald Dworkin, Frankfurt am Main, Peter Lang, 2005; Benoit Frydman, “Pourquoi Dworkin intéresse les philosophes?”, en Revue internationale de philosophie, 233, 3 (2005), pp. 291-302; Sandra Martinho Rodriguez, A interpretação juridica no pensamiento de Ronald Dworkin: (uma abordagem),Coimbra, Almedina, 2005; Alexander Brown, Ronald Dworkin’s theory of equality: domestic and global perspectives, Basingstoke, Palgrave Macmillan, 2009; Johannes Saurer, “Die Hart-Dworkin-Debatte als Grundlagenkontroverse der angloamerikanischen Rechtsphilosophie”, en Archiv fuer Rechts- und Sozialphilosphie, vol. 98, n.º 2 (abril 2012), pp. 214-232 o D. Goorden, “Dworkin and Phenomenology of the “Pre-Legal”?”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 393-408.

112 Julie Allard, Dworkin et Kant: réflexions sur le jugement, con “Préface” de Pierre Bouretz, Bruxelles, Éditions de l’université de Bruxelles, 2001 o Christina Chalanouli, Kant et Dworkin: de l’autonomie individuelle à l’autonomie privée et publique,Paris, L’Harmattan, 2010. De Julie Allard, ver también “Dworkin: une philosophie critique du jugement”, en Revue internationale de philosophie, 233, 3 (2005), pp. 303-334.

113 Cfr. A bill of rights for Britain,London, Chatto & Windus, 1990, 59 pp.; Law’s empire,London, Fontana, 1986, XIII+470 pp. o A matter of principle,Oxford, Clarendon, 1986, 425 pp.

114 R. Dworkin, “Law, Philosophy and Interpretation”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 463-475.

115 Ronald Dworkin, Freedom’s Law. The Moral Reading of the American Constitution,Cambridge, Massachusetts, 1996, 404 pp. Hay otra edición, New York, Oxford University Press, 1999.

116 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, p. 5248.

117 Cfr. A. Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, p. 5251.

118 Ver Brian Barry, “John Rawls and the Search for Stability”, en Ethics,105, n.º 4 (julio 1995), pp. 874-915 o “In Defense of Political Liberalism”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 325-330.

119 “The Appeal of Political Liberalism”, en Ethics,105, n.º 1 (1994), pp. 4-22.

120 “Political Liberalism. Neutrality and the Political”, Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 314-324.

121 “«Political Liberalism», Justice, and Gender”, en Ethics,105, n.º 1 (octubre 1994), pp. 23-43.

122 “Politischer Liberalismus und soziale Gerechtigkeit: John Rawls, Ronald Dworkin, der Wohlfahrtsstaat und die Abtreibung”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 335-362.

123 Ver Paul Ricoeur, “John Rawls: de l’autonomie morale à la fiction du contrat social”,en Revue de Métaphysique et de Morale,año 95, n.º 3 (julio-septiembre/1990), pp. 367-384.

124 “The Concept of Liberty in «A Theory of Justice» and Its Republican Version”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (1994), pp. 331-347.

125 “Response to Spitz”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 348-352.

126 “De la métaphysique au politique: à propos de John Rawls”, en Cahiers de philosophie politique et juridique,18 (1990), pp. 77-89.

127 “Approaches to Liberty. Outline for a «Methodological Communitarianism»”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 291-307.

128 “Practical Reason and Possible Community: a Reply to Jean-Marc Ferry”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 308-313.

129 “Rawls Revising Himself: A Political Conception of Justice”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,76 (1990), pp. 439-456.

130 “Rawls and Global Justice”, en Canadian Journal of Philosophy,18, n.º 2 (1988), pp. 227-256.

131 “Rawls on Teleology and Deontology”, en Philosophy and Public Affairs,17, n.º 3 (1988), pp. 173-190.

132 Rawls. A Theory of Justice and its Critics,Cambridge, Polity Press, 1990, 169 pp.

133 “Consensus and Democracy. An Anglo-French Conference on John Rawls”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 267-271.

134 “Die beiden zentralen Intentionen der Theorie der Gerechtigkeit als Fairneb von John Rawls -eine kritische Rekonstruktion”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,76 (1990), pp. 457-466.

135 “The Plurality of Sources of Law”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 3 (diciembre/1994), pp. 272-286.

136 “A Fallacy in Rawls’s Theory of Justice”, en Review of Politics,51 (1989), pp. 55-69. Analiza la teoría del mérito y las contradicciones que pueden darse en la justicia distributiva.

137 “Egalité et justice: une idée de l’homme”, en Revue internationale de philosophie”, 170 (1989), pp. 352-360. Estudia los componentes kantianos de la ética de Rawls, y conceptualiza, con un sistema próximo a la tópica, la igualdad, la moral, la justicia, el derecho y la noción de humanismo.

138 L’État et la justice. Les problèmes éthiques et politiques dans la philosophie anglo-saxonne de John Rawls et Robert Nozick,Paris, 1988, 173 pp.

139 “Peace or Justice? Some Remarks on Rawls’s Law of Peoples”, en Revue internationale de philosophie, 237, 3 (2006), pp. 301-326.

140 Rawls, justice et équité,Paris, Presses universitaires de France, 2009.

141 “What is Utopian about the Realistic Utopia? Recolocating Rawls in the space of normative proposals”, en Revue internationale de philosophie, 237, 3 (2006), pp. 285-300.

142 “Republican moments in Political Liberalism”, en Revue internationale de philosophie, 237, 3 (2006), pp. 341-367.

143 Les normes pénales chez Rawls: études éthiques en droit pénal,Paris, l’Harmattan, 2010.

144 Rawls and Habermas: reason, pluralism, and the claims of political philosophy, Stanford, Stanford University Press, 2010.

145 Rawls, Dewey, and constructivism: on the epistemology of justice,London, New York, Continuum, 2010.

146 Elements of moral cognition: Rawls’ linguistic analogy and the cognitive science of moral and legal judgment,New York, Cambridge University Press, 2011.

147 “Rawls, Historian: Remarks on Political Liberalism’s ‘Historicism’”, en Revue internationale de philosophie, 237, 3 (2006), pp. 327-339.

148 L’humanisme politique dans la conception de la justice selon John Rawls,Roma, Pontificia Università Gregoriana, 2011.

149 “La doctrine de Rawls et le Pluralisme comme modus vivendi”, en Revue internationale de philosophie, 237, 3 (2006), pp. 369-386.

150 Reconstructing Rawls: the Kantian foundations of justice as fairness, University Park (Pa.), Pennsylvania state University Press, 2011.

151 Ricoeur, Rawls, and capability justicia: civic phronesis and equality, London, Continuum, 2012.

152 Perfecting justice in Rawls, Habermas, and Honneth: a deconstructive perspective, New York, Continuum, 2012.

153 La justice: de Platon à Rawls, con “Préface” de André Comte-Sponville, Paris, Eyrolles, 2012. Cfr. Shaun P. Young (ed.), Reflections on Rawls: an assessment of his legacy,Farnham, Burlington, Ashgate, 2009; Mario Ricciardi (ed.), L’ideale di giustizia: da John Rawls a oggi,Milano, EGEA, 2010 o Thom Brooks (ed.), Rawls and law,Farham: Ashgate, 2012.

154 The development of ethics: a historical and critical study,vol. III: From Kant to Rawls,Oxford, Oxford University Press, 2009.

155 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 1, p. 5200.

156 Ver Henry Chadwick, Augustine,Oxford, Oxford University Press, 1996, 128 pp. y Jean Bethke Elshtain, Augustine and the Limits of Politics,University of Notre Dame Press, Chicago, 1996, 344 pp.

157 “Temps initial et temps initiaque chez Augustin. Une interprétation intentionnaliste”, en Giornale di Metafisica,n.º 2-3 (mayo-diciembre/1991), pp. 231-242. Véanse los trabajos posteriores de Philippe Cormier, “La fondation augustinienne de la personne”, en Les études philosophiques,n.º 81, 2 (2007), pp. 147-162; Eric Gregory, Politics and the Order of Love: An Augustinian Ethic of Democratic Citizenship, Chicago, University of Chicago press, 2008; Marie-Anne Vannier, Saint Augustin,Paris, Entrelacs, 2011; Lydia Schumacher, Divine illumination: the history and future of Augustine's theory of knowledge, Malden (Mass.), Wiley-Blackwell, 2011; Leon Lemmens, Foi chrétienne et agir moral selon Saint Augustin,Roma, Institutum patristicum Augustinianum, 2011; Chad Tyler Gerber, The spirit of Augustine's early theology: contextualizing Augustine's pneumatology, Farnham, Burlington, Ashgate, 2012 o Ciril Rütsche, Die ethischen Bedingungen des philosophischen Erkennens: zur Begründung des Dissenses in der Philosophie bei Platon, Augustinus und Dietrich von Hildebrand, Würzburg, Königshausen und Neumann, 2012.

158 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 1, 2 y 4, pp. 5207-5210, 5221 y 5239-5243.

159 John Austin, The province of jurisprudence determined,ed. de Wilfrid E. Rumble, New York, Cambridge, Cambridge University Press, 1995, reed. de la ed. de London, 1885, XXXIX+298 pp. Ver Wilfrid E. Rumble, Doing Austin justice: the reception of John Austin’s philosophy of law in nineteenth-century England,London, Continuum, 2005. Cfr. Martin Gustafsson y Richard Sørli (eds.), The philosophy of J. L. Austin, Oxford, New York, Oxford University Press, 2001.

160 “Authority, Law and Morality”, en The Monist,68 (1985), pp. 295-324.

161 Plato on Justice and Power: Reading Book 1 of Plato’s Republic,Basingstoke, McMillan, 1987, IX+201 pp.

162 Plato’s penal code: tradition, controversy, and reform in Greek penology,Oxford, Clarendon Press, 1991, 450 pp.

163 “Platon entre Cohens et Natorp: aspects de l’interprétation néokantienne des idées platoniciennes”, en Cahiers de philosophie politique et juridique,26 (1994), pp. 15-53.

164 Routledge philosophy guidebook to Plato and the Republic,London-New York, Routledge, 1995, XIV+230 pp.

165 Actualmente Tzitzis es Director de Investigación del CNRS (Centre national de la recherche scientifique), profesor asociado en la Université Laurentienne (Canadá) y también Director adjunto del Instituto de Criminología de la Université Panthéon-Assas (Paris II). Ver de Tzitzis otros trabajos como La Philosophie Pénale,Paris, Presses Universitaires de France, 1996; La Personne, l’humanisme, le droit, Québec, Les Presses de l’Université Laval, 2001o los más recientes, Droit et valeur humaine. L’autre dans la philosophie du droit, de la Grèce antique à l’époque moderne, 1.ª ed., Paris, Buenos Books International, 2010 e Identité Culturelle et Humanisme. De la Grèce Antique à l’Europe moderne, 1.ª ed., Paris, Buenos Books International, 2011.

166 Stamatios Tzitzis, “Éros et Droit en Grèce classique”, en Études de Philosophie et d’Histoire du Droit, Paris, 1988, pp. 95-109.

167 Ver Alfredo Rodríguez García, “A propósito de eros y justicia en Platón (Alfredo Rodríguez García vs Stamatios Tzitzis)”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), pp. 691-699, ad casum, p. 691.

168 Alfredo Rodríguez García, “A propósito de eros y justicia en Platón (Alfredo Rodríguez García vs Stamatios Tzitzis)”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), p. 692.

169 Alfredo Rodríguez García, “A propósito de eros y justicia en Platón (Alfredo Rodríguez García vs Stamatios Tzitzis)”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), p. 695.

170 Alfredo Rodríguez García, “A propósito de eros y justicia en Platón (Alfredo Rodríguez García vs Stamatios Tzitzis)”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), p. 698.

171 Alfredo Rodríguez García, “A propósito de eros y justicia en Platón (Alfredo Rodríguez García vs Stamatios Tzitzis)”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), pp. 698-699. Ver sobre la política de Platón, Dimitri El Murr, “La division et l’unité du politique de Platon”, en Les études philosophiques,n.º 74, 3 (2005), pp. 295-324.

172 Cfr. O. Höffe, ed. de Lexikon der Ethik,München, Bech, 1992, 300 pp.; Nicolai Hartmann, Ethik,Berlin, 1962 (hemos manejado la edición de la misma editorial Walter de Gruÿter & Co., pero la impresa en Berlin y Leipzig en 1935 con los dos prólogos que hizo Hartmann en Marburgo en septiembre de 1925 y en Berlin en 1935); Alain Badiou, L‘éthique: essai sur la conscience du mal,Paris, Hatier, 1993, 79 pp.; Alain Barrère, L’enjeu des changements: exigences actuelles d’une éthique économique et sociale,Toulouse, Erès, 1991, 325 pp.; Marcel Conche, Le fondement de la morale,Villers-sur-Mer, Éditions de Mégare, 1982, 148 pp. y 3.ª ed. Paris, PUF, 1993; André Léonard, Le fondement de la morale: essai d’éthique philosophique générale,Paris, Ed. du Cerf, 1991, 383 pp.; Jean Nabert, Éléments pour une éthique,con “Prólogo” de Paul Ricoeur, Paris, Aubier, 1992, 221 pp., y también prologado por Ricoeur, su libro L’expérience intérieure de la liberté, et autres essais de philosophie morale,Paris, Presses universitaires de France, 1994, 445 pp.; Andrei Plesu, Éthique de Robinson,trad. francesa de G. Klewek y Th. Bazin, Paris, L'Herne, 1990, 210 pp.; Bernard Williams, L‘éthique et les limites de la philosophie,trad. francesa de M. A. Lescourret, Paris, Gallimard, 1990, 243 pp. y La fortune morale: moralité et autres essais,trad. francesa de J. Lelaidier, Paris, Presses Universitaires de France, 1994, 358 pp.; Jean Jacques Wunenburger, Questions d’éthique,Paris, Presses universitaires de France, 1993, 389 pp.; Jean Paul Resweber, Le questionnement éthique,Paris, Cariscript, 1990, 155 pp. y Reiner Wimmer, Universalisierung in der Ethik: Analyse Kritik und Rekonstruktion ethischer,Frankfurt am Main, Suhrkamp, 1980, 464 pp.

173 “Two Links of Law and Morality”, en Ethics,103, n.º 2 (enero 1993), pp. 280-301.

174 Morality, Politics and Law: a bicentennial essay, New York, Oxford University Press, 1988, 323 pp.

175 “Le raisonnable en éthique et en droit”, en Cahiers de philosophie politique et juridique,18 (1990), pp. 91-106.

176 “The Morality of Legal Positivism”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 1 (marzo/1994), pp. 41-43.

177 “On Moral and Legal Justification”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,76 (1990), pp. 145-157.

178 “Justification et application universalistes de la norme en droit et en morale”, en Archives de Philosophie du Droit,37 (1992), pp. 269-302.

179 “La moralité du droit”, en Droits. Revue Française de Théorie, de Philosophie et de culture juridiques,19 (1994), pp. 105-123.

180 “Legalität und Moralität im jüngsten Abtreibungs-urteil des Bundesverfassungsgerichts”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,81 (1995), pp. 496-516.

181 “Variazioni positivistiche e giusnaturalistiche sulla dialettica fra diritto e morale. Osservazioni in margine a «Begriff und Geltung des Rechts»di Robert Alexy”, en Rivista internazionale di filosofia del diritto, 71, n.º 1 (1994), pp. 3-35.

182 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, pp. 5238-5239. Posteriores al artículo de Rodríguez García, pero relacionados con el pensamiento de Alexy y el Derecho y la Moral, son los trabajos de Giorgio Bongiovanni, Teorie “costituzionalistiche” del diritto: morale, diritto e interpretazione in R. Alexy e R. Dworkin,Bologna, CLUEB, 2000; George Pavlakos, Law, rights and discourse: the legal philosophy of Robert Alexy,Portland, Hart, 2007; Jan R. Sieckmann (ed.), Die Prinzipientheorie der Grundrechte: studien zur Grundrechtstheorie Robert Alexys,Baden-Baden, Nomos, 2007; Matthias Klatt (ed.), Institutionalized reason: the jurisprudence of Robert Alexy,Oxford, Oxford University Press, 2012; Carsten Bäcker, “Recht als institutionalisierte Vernunft? Zu Robert Alexys diskurstheoretischer Konzeption des Rechts”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosphie, vol. 97, n.º 3 (julio 2011), pp. 346-359; P. Gaido, “Some Problems with Robert Alexy's Account of Legal Validity: The Relevance of the Participant's Perspective”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 381-392 o D. Patterson, ”Alexy on Necessity in Law and Morals”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 47-58. Cfr. Robert Alexy y Eugenio Bulygin, La pretensión de corrección del derecho: la polémica Alexy-Bulygin sobre la relación entre derecho y moral, Bogotá, Colombia, 2001; Joseph Raz, Robert Alexy y Eugenio Bulygin, Una discusión sobre la teoría del derecho,edición y estudio preliminar de Hernán Bouvier, Paula Gaido y Rodrigo Sánchez Brigido, Madrid, Marcial Pons, 2007; Robert Alexy, Teoría del discurso y derechos humanos,trad. e introducción de Luis Villar Borda, Bogotá, Universidad Externado de Colombia, 2004; El concepto y la validez del Derecho,Barcelona, Gedisa, 2004; La institucionalización de la justicia,ed. y presentación de José Antonio Seoane, trad. castellana de José Antonio Seoane, Eduardo Roberto Sodero y Pablo Rodríguez, Granada, Comares, 2010 o “Law, Morality, and the Existence of Human Rights”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 2-14.

183 “L’éthique et le droit á l’âge démocratique”, en Cahiers de philosophie politique et juridique,18 (1990), pp. 11-21.

184 “Recht und Moral der Vernunft. Kants Rechtslehre: Neue Literatur und neue Editionen”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,76 (1990), n.º 2 pp. 227-243.

“Law, Morality, Coherence and Truth”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,7, n.º 2 (julio/1994), pp. 146-176.

186 Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),capítulo 4, pp. 5235-5238.

187 “Prima Facie Obligations, Ceteris Paribus Laws in Moral Theory”, en Ethics,103, n.º 3 (abril 1993), pp. 489-515.

188 “The Constitutive Metaphysics of Ethics”, en Revue de Métaphysique et de Morale,año 98, n.º 4 (octubre-diciembre/1993), pp. 489-504

189 “Ethique de l’entreprise ou commercialisation de l’éthique?”, en Archives de Philosophie du Droit,37 (1992), pp. 179-182.

190 “Etica e ontologia (Riflessioni sul nesso fra ragion pratica e metafisica)”, en Giornale di Metafisica,n.º 3 (septiembre-diciembre/1993), pp. 441-452.

191 “Politics and Morality”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 19-28.

192 “The Reconstruction of Political Concepts”, en International Journal of Moral and Social Studies,vol. 4, n.º 3 (1989), pp. 245-258.

193 “Social Justice and Individual Ethics”, en Ratio Juris. An International Journal of Jurisprudence and Philosophy of Law,8, n.º 1 (marzo/1995), pp. 40-63.

194 Kultur und Ethik,München, Beck, 1992, 372 pp.

195 “Dispositional Ethical Realism”, en Ethics,103, n.º 2 (enero 1993), pp. 221-249.

196 “Selbstbegründung. Nietzsches Moral der Individualität”, en Nietzsche Studien,21 (1992), pp. 28-49. Cfr. Simon Robertson, “A Nietzschean Critique of Obligation-Centred Moral Theory”, en International Journal of Philosophical Studies, vol. 19, n.º 4 (2011), pp. 563-591.

197 “Ethik der Abtreibung: Ein Überblick”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,45, n.º 3 (julio-septiembre/1991), pp. 371-390.

198 “Éthique de la volonté pure”, trad. de Jean Kahn, en Cahiers de philosophie politique et juridique,26 (1994), pp. 55-71.

199 “Der blinde Fleck der Moral. Überlegungen im Anschlub au Nietzsches Genealogie der Moral”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,47, n.º 4 (octubre-diciembre/1993), pp. 507-520.

200 “Ancient and Naturalistic Themes in Nietzsche’s Ethics”, en Nietzsche Studien,23 (1994), pp. 146-167.

“Moral als Dual-Code? Kritische Anmerkungen zu Niklas Luhmanns Theorie der Moral”, en Rechtstheorie, Zeitschrift für Logik, Methodenlehre, Kybernetik und Soziologie des Rechts,24, n.º 3 (1993), pp. 261-280.

“L’Évaluation des théories éthiques”, en Revue internationale de philosophie, 170 (1989), pp. 379-389. Constituye un número monográfico dedicado a la ética igualitarista.

“Ethics and Cognitive Science”, en Ethics,103, n.º 2 (enero 1993), pp. 337-360.

“The Influence of the Rhetoric on the Ethics”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,49, n.º 2 (abril-junio/1995), pp. 241-258.

“Macht, Moral und Gewalt”, en Archiv für Rechts- und Sozialphilosophie,80 (1994), pp. 29-51.

“Diesseits und jenseits von Gut und Böse. Zu Nietzsches Moralkritik”, en Nietzsche Studien,21 (1992), pp. 10-27.

“Pluralistic moral Theory”, en Revue internationale de philosophie,193 (1995), pp. 323-339.

“Die Grundlegung einer Ethik der Wissenschaft in der frühgriechischen Philosophie”, en Philosophisches Jahrbuch,2 (1993), pp. 317-336.

“Wertfreiheit und Ethik in den Sozial- und Naturwissenschaften”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,44, n.º 4 (1990), pp. 564-582.

“Zu neueren Versuchen einer Reaktualisierung des Erhabenen. Lyotards Utilisierung einer ästhetischen Kategorie für eine neue Ethik”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,48, n.º 1 (enero-marzo/1994), pp. 43-69

Moralische Grundbegriffe,München, Beck, 1991, 109 pp.

Ethik und Moral,München, Beck, 1985.

Annemarie Pieper, Albert Camus,München, Beck, 1985, 231 pp.

“Sociologie générale et sociologie religieuse”, en Archives des Sciences Sociales des Religions,vol. 59 (1985), pp. 205-215. Examina también el pensamiento de F. Ferrarotti, Philippe Levillain y J. M. Sallmann.

Derecho, moral e historicidad,trad. castellana de Emilio Eiranova Encinas, Madrid, Marcial Pons, 2000.

“La relation entre morale, droit et démocratie. La philosophie du droit de Jürgen Habermas jugée du point de vue d’une pragmatique trascendentale”, en Les études philosophiques,n.º 56, 1 (2001), pp. 67-80.

“Conscience-morale et certitude de soi dans les principes de la philosophie du droit de Hegel”, en Revue de métaphysique et de morale,n.º 40, 4 (2003), pp. 513-528.

“Anthropologie, Moral und Staat – Neuere Literatur zu Hobbes”, en Zeitschrift für philosophische Forschung,65, n.º 2 (junio 2011), pp. 255-273.

The autority of law: essays on law and morality, Oxford, Oxford University Press, 2009.

Déontologie des juristes,Paris, Presses universitaires de France, 2010.

Moral und Recht: zur Diskurstheorie des Rechts und der Demokratie von Jürgen Habermas, Freiburg, K. Alber, 2010.

“Nigel Simmonds' Law as a Moral Idea”, en Ratio Juris, 24 (2011), pp. 364-367.

Introduction générale au droit: pour une approche éthique, 4.ª ed. con “Préface” de Jean-Jacques Taisne, Villeneuve-d’Ascq, Presses universitaires du Septentrion; 5.ª ed. revisada y aumentada, Villeneuve-d’Ascq, Presses universitaires du Septentrion, 2011.

Ordine etico e diritto,Napoli, Edizioni scientifiche italiane, 2011.

Éthique et droit, con introducción de Alain Lempereur, 2.ª ed., Bruxelles, Éd. de la Université de Bruxelles, 2012.

Précis de législation, éthique et déontologie,Rueil-Malmaison, Éd. Lamarre, 2012.

Derecho y moral: ensayos sobre un debate contemporáneo,Barcelona, Gedisa, 1998; 2003.

Recht und Moral,Hamburg, F. Meiner, 2010.

“Legislating Morality: Scoring the Hart-Devlin Debate after Fifty Years”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 117-132.

“The Moral Foundation of Law and the Ethos of Liberal Democracies”, en Ratio Juris, 25 (2012), pp. 133-148.

Droit et morale: aspects contemporains, Paris, Dalloz, 2011.

Droit, éthique et religion: de l’âge théologique à l’âge bioéthique,con “Préface” de Raymond Boudon, Bruxelles, Bruylant, 2012.

Éthique et droit: du Moyen âge au siècle des Lumières, Paris, Classiques Garnier, 2012.

Ver John Finnis, Absolutos Morales. Tradición, revisión y verdad,trad. de Juan José García Norro, Barcelona, Ediciones Internacionales Universitarias, 1992, 94 pp.

John Finnis, Absolutos Morales,p. 11.

“A Critique of the Natural Law Theory”, en The New Scholasticism,62 (1988), pp. 353-365.

“À propos du projet d’éthique de la discussion de Jürgen Habermas. Morale et communication”, en Recherches méthodologiques en éthique et théologie morale,163 (1987), pp. 23-44.

“Tra agire comunicativo e agire strategico. Discussione sulla problematica religioso-teologica nella Teoria dell’agire comunicativo di J. Habermas”, en Studia Patavina,vol. XLI, n.º 1 (enero-abril/1994), pp. 133-182. Cfr. sobre Habermas, Richard Ganis, The politics of care in Habermas and Derrida: between measurability and immeasurability, Langham (Md.), Rowman and Littlefield, 2011; Firmin Marius Tomboué, Jürgen Habermas et le défi intersubjectif de la philosophie,Paris, l'Harmattan, 2011 y Jürgen Habermas et le tournant délibératif de la philosophie,Paris, l'Harmattan, 2011; Gregg Daniel Miller, Mimesis and reason: Habermas's political philosophy,Albany (N. Y.), State university of New York Press, 2011; Maureen Junker-Kenny, Habermas and theology,London, T&T Clark, 2011; Bjarne Melkevik, Droit et agir communicationnel: penser avec Habermas, Paris, Buenos books international, 2012; Pierre-Luc Dostie Proulx, Réalisme et vérité: le débat entre Habermas et Rorty, Paris, l'Harmattan, 2012; Sebastian D. B. Tegethoff, Weber und Habermas: Handlung und Ordnung im Vergleich,Weinheim, Juventa, 2012; Yves Charles Zarka (dir.), Refaire l'Europe avec Jürgen Habermas, Paris, Presses universitaires de France, 2012 y Julia-Constance Dissel, Das Realitätsproblem bei Habermas und die Philosophie des Pragmatismus: für eine erweiterte Sicht auf den Repräsentationalismus, Freiburg im Breisgau, K. Alber, 2012.

“Che cosa significa pensare (giuridicamente)?”, en Annali dell’Università di Ferrara, Scienze Giuridiche,vol. II (1988), pp. 45-59.

Se pregunta Martin Heidegger qué significa pensar cuando se da la circunstancia de que nosotros estamos pensando. ¿Somos o no somos capaces de llegar a pensar? Sobre este punto la reflexión que hace P. Capellini en relación a Heidegger puede verse en Annali dell’Università di Ferrara,vol. II (1988), p. 45.

Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),Introducción, p. 5192.

Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),Introducción, p. 5192.

Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),Introducción, pp. 5192-5195.

S. Kierkegaard, Den latinske Grammatik,en ed. de F. J. Billeskov Jansen, Vaerker i Udvalg,Copenhague, Gyldendal, 1950, vol. I, p. 190.

Alfredo Rodríguez García, “Derecho y Moral”,en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 19-20 (1996),Introducción, p. 5192.

Una síntesis de la misma nos presentaba Alfredo Rodríguez en un artículo, del que resultaba llamativa la ausencia de notas a pie de página, y que llevaba por título “Ética y Política. Un estudio sobre el pensamiento del profesor Tierno Galván”, en Annals of the Archive of “Ferran Valls i Taberner’s Library”: studies in the history of political thought, political and moral philosophy, business and medical ethics, public health and juridical literature,11/12 (1991), pp. 521-534. Consultar, asimismo, el trabajo previo de Rodríguez García, “El sentido del funcionalismo y la desideologización en el pensamiento de Enrique Tierno Galván: etapa de la conspiración (1953-1965)”, en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 15-16 (febrero-1993), pp. 3829-3875.

Véanse los comentarios y las discrepancias con algunos puntos de este libro puestas de manifiesto en “Serrano Alcaide y Martín Sánchez vs la versión del legado ético y político de E. Tierno Galván del Dr. Alfredo Rodríguez García”, en Cuadernos informativos de Derecho histórico público, procesal y de la navegación, 18 (abril-1995), pp. 4933-4947 y la respuesta de Rodríguez García, en “El legado ético y político de Enrique Tierno Galván. Respuesta del Dr. Alfredo Rodríguez García a Serrano Alcaide y Martín Sánchez”, misma sede, pp. 4948-4970. Aquí Rodríguez García se detiene en las críticas relativas a la «necesidad de una ética trascendente, de una ética metafísica de carácter religioso» (p. 4948) que le llevan a realizar una serie de reflexiones sobre el papel de la metafísica para Tierno y sus consecuencias en el campo de la moral, desde su crítica radical a la filosofía tradicional. Igualmente, resultan de interés sus comentarios a las críticas de Tierno Galván sobre la ética humanista que identificaba con «la ética cristiana elaborada como ética de clase», subordinada al capitalismo y que debía ser superado por un nuevo humanismo o cultura del fraccionamiento «que sea real, de todos y verdaderamente democrático» que deje de identificar la moral de los ricos con la de los pobres y se apoye en «otra idea de moral» (pp. 4963-4966). Rechaza Rodríguez García las críticas de Serrano Alcaide y Martín Reyes con la exposición del pensamiento de Tierno Galván sobre la metafísica y el humanismo, compartiendo con el viejo profesor la idea de «que la ética comporta una mirada hacia lo eterno», que supone «una relación con lo absoluto» y «que sea, en suma, una religación del carácter moral», renunciando a «la trascendencia como sistema interpretativo de la realidad» y buscando respuesta dentro del propio sistema (p. 4968).

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, p. 11.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, pp. 12 y 15.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, p. 23.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, pp. 24-25 y 27-28.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, pp. 28-30. Cfr. pp. 31-34.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, p. 36. Véase sobre la compleja y contradictoria personalidad de Tierno Galván que marcaría su vida y pensamiento, pp. 45-51

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, p. 68.

Alfredo Rodríguez García, Tierno Galván: La actualidad de su pensamiento. Legado ético y político del viejo profesor, p. 69.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


REVISTA EUROPEA DE HISTORIA DE LAS IDEAS POLÍTICAS Y DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS es una revista académica, editada y mantenida por Servicios Académicos Intercontinentales S.L., Sitio alojado en Gunzenhausen, distrito de Weissenburg-Gunzenhausen,
Baviera, República Federal de Alemania. http://www.eumed.net/rev/rehipip/.
La revista dejó de depender de la Universidad de Málaga en noviembre de 2013.

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a mjpelaez@uma.es o seghiri@uma.es


Presidente del C.R.: Antonio Ortega Carrillo de Albornoz
Director: Manuel J. Peláez
Editor: Juan Carlos Martínez Coll

ISSN versión electrónica: 2174-0135
ISSN versión impresa: 2386-6926
Depósito Legal: MA 2135-2014

Número actual
Presentación
Normas de Publicación
Hemeroteca
Consejo de Redacción
Evaluadores Externos
Otras Revistas de EUMEDNET
Servicios Academicos Internacionales > Eumed.net > Revistas > rehipip