Enrique González Matas y José Martín Pinto, Malagueños en la Institución Libre de Enseñanza. Una revolución cultural sin precedentes, Arguval, Málaga, 2010, 222 págs.

María Encarnación Gómez Rojo


 

ABSTRACT: No han perdido el tiempo los autores José Martín y Pinto y Enrique González Matas y fruto de su colaboración y de su actividad investigadora nos presentan un trabajo centrado en la Institución Libre de Enseñanza fundada en 1876 por Gumersindo de Azcárate Menéndez-Morán, Francisco Giner de los Ríos y Nicolás Salmeron. Precisamente la conexión con Málaga de la Institución a través del propio Giner y, entre otros muchos, del diputado socialista, ministro, catedrático y embajador Fernando de los Ríos Urruti, cuestión que no ha sido muy tratada hasta ahora por la doctrina que se ha ocupado de la Institución, es lo que ha permitido a González Matas y a Martín Pinto centrarse en la importancia de la labor desarrollada por un exquisito y selecto grupo de malagueños en el seno de dicho establecimiento privado dedicado de forma primigenia a la educación universitaria fundamentada en los postulados del pensamiento de Karl Christian Friedrich Krause, introducidos en España por Julián Sanz del Río.

PALABRAS CLAVE: Institución Libre de Enseñanza, Francisco Giner de los Ríos, Julián Sanz del Río, Alberto Giménez Fraud, José Moreno Villa, Emilio Prados Such, Domingo de Orueta Aguirre, José María Hinojosa Lasarte, Victoria Kent Siano, Fernando de los Ríos Urruti, Enrique González Matas, José Martín Pinto.

Fruto de una muy intensa actividad investigadora nos presentan en este volumen los autores un nuevo trabajo centrado en la más que conocida Institución Libre de Enseñanza (ILE) fundada en 1876 por Gumersindo de Azcárate Menéndez-Morán (1840-1917), el almeriense que fuera Presidente de la Iª República Nicolás Salmerón (1830-1908) y por el insigne rondeño Francisco Giner de los Ríos (1839-1915), ambos tres juristas y pensadores. Precisamente esta conexión con Málaga desde sus orígenes, no tratada científicamente hasta el momento por la doctrina especializada, es la que hace a González Matas y a Martín Pinto centrarse en la importancia de la labor desarrollada por un exquisito grupo de malagueños en el seno de dicho establecimiento privado dedicado de forma primigenia a la educación universitaria.

Tras el completísimo prólogo del catedrático emérito de la Universidad de Málaga, Juan Fernando Ortega Muñoz y seguido de una breve introducción donde los autores destacan tipográficamente en negrita a personajes de la talla de Alberto Jiménez Fraud (1883-1964), José Moreno Villa (1887-1955), Emilio Prados Such (1899-1962), Domingo de Orueta y Aguirre (1833-1895), José María Hinojosa Lasarte (1904-1936), Victoria Kent Siano (1892-1987) y Fernando de los Ríos Urruti (1879-1949), amén del ya mencionado Giner, los investigadores acometen el primer capítulo de los ocho en que se estructura el cuerpo del volumen con los fundamentos filosóficos de la Institución Libre de Enseñanza, basados en el pensamiento de Karl Christian Friedrich Krause (1781-1832) cuyos postulados fueron introducidos en España por Julián Sanz del Río (1814-1869).

Bastante acertado me parece el tratamiento que otorgan González Matas y Martín Pinto a la figura del fundador de la ILE oriundo de la ciudad del Tajo, Francisco Giner de los Ríos, de quien realizan una biografía en algunos aspectos bastante detallada lo que les sirve para adentrarse en la historia de su nacimiento encuadrándola perfectamente en su marco histórico-cronológico, mostrándose los A. muy acertados en la exposición de sus principios y métodos pedagógicos haciendo especial hincapié en «su defensa de la independencia total en el ejercicio de la labor educativa, ya que pretendía alejarse de todo espíritu partidista» (p. 77), en la importancia de la figura del maestro dentro del sistema educativo, en el papel de la familia como colaboradora de la labor educativa, o en la defensa de la neutralidad religiosa en la educación. Por tanto, Martín Pinto y González Matas inciden en la concepción pedagógica integral defendida desde sus comienzos por la ILE y puesta de manifiesto en su principal órgano de difusión, el Boletín (BILE) por cuyas páginas se deslizan escritos de figuras nacionales –Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), Miguel de Unamuno (1864-1936), Juan Ramón Jiménez (1881-1958), Antonio Machado Ruiz (1875-1939), Manuel Machado Ruiz (1874-1947), Benito Pérez Galdós (1843-1920), Eugeni d'Ors (1882-1954) o Emilia Pardo Bazán (1851-1921), entre otros– e internacionales como Rabindranath Tagore (1861-1941), Léon Tolstói (1828-1910) o Herbert George Wells (1866-1946).

Tan importante fue la labor renovadora desarrollada por la ILE que su influencia lejos de restar circunscrita únicamente al ámbito cultural privado quedó plasmada también en el campo de lo público, promovida por el manifiesto espíritu abierto a las transformaciones en todos los ámbitos de una inquieta minoría intelectual y, sobre todo, por el acceso de los liberales al poder en 1881, lo que hizo que se emprendieran diversas reformas, surgiendo al calor de la ILE diferentes organismos entre los cuales los A. destacan el Museo Pedagógico de Instrucción Primaria (1882), el Instituto de Reformas Sociales (1902), la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (1907), el Centro de Estudios Históricos (1910), la Residencia de Estudiantes (1910), la Residencia de Señoritas (1915) o el Instituto-Escuela (1918).

Tras el fallecimiento de Giner acaecida en 1915, continúa su labor al frente de la ILE el que había sido su discípulo, Manuel Bartolomé Cossío (1887-1935) y se crea la Fundación Francisco Giner de los Ríos encargada de seguir los postulados del rondeño. Señalan los autores que Bartolomé Cossío fue una figura que trató de aunar esfuerzos siendo su labor como impulsor de nuevas técnicas pedagógicas reconocida por la gran mayoría de institucionistas con independencia de su tendencias políticas.

Martín Pinto y González Matas inciden, a lo largo del volumen que estamos comentando, en varias ocasiones en que la ILE supuso una renovación educativa, cultural y social sin color político alguno determinado ni impuesto desde los puestos de dirección, tratándose de un organismo plural integrado por personalidades de diversos sectores de la cultura de diferente signo político. Es más, ni a Giner de los Ríos ni a Cossío se le pudo atribuir entonces ni se le puede adjudicar ahora, con objetividad, afiliación política concreta de ningún signo determinado y si bien es cierto que muchos institucionistas fueron afines a la República, no es menos verdad que en ciertos aspectos de las decisiones políticas de este periodo relativas a la educación, manifestaron su desacuerdo, señalando los A. que Bartolomé Cossío manifestó su oposición a la norma que imponía la prohibición de enseñar a las instituciones dependientes de la Iglesia Católica, mientras que el socialista Fernando de los Ríos se opuso a la disolución de la Compañía de Jesús y a la supresión de la enseñanza del Derecho canónico en las Facultades de Derecho. Dicho esto creo justo reconocer que en gran parte el programa educativo de la IIª República era en buena parte acorde con los postulados básicos defendidos por la ILE, entre los cuales quizás quepa destacar en esta sede la defensa de la enseñanza primaria obligatoria y gratuita, la igualdad de sexos en la educación y la abolición de los libros oficiales de texto, entre otras cuestiones.

La contienda civil y la posterior instauración del régimen franquista abrieron un periodo convulso lleno de dificultades operativas dentro de la ILE, señalando González Matas y Martín Pinto que, al final del curso académico 1935-1936, se vio obligada a echar el cierre a sus instalaciones, siendo declarada ilegal y confiscados sus bienes por decreto de 17 de mayo de 1940, haciéndose eco los autores que la argumentación de dicha norma para tomar tan desafortunada decisión se fundamentaba en que era «parte de la masonería internacional y responsable de una cultura anticristiana y revolucionaria» (p. 92). Nada más lejos de la realidad. A partir de este momento, la ILE seguiría funcionado en el exilio especialmente en México. Habría que esperar hasta la aprobación del Real Decreto de 27 de enero de 1978, ya durante la transición a la democracia, para que le fueran reintegrados sus bienes y vuelto a reeditar su Boletín.

Tras el epílogo, el volumen cierra sus páginas como todo trabajo de investigación coherente y bien estructurado con un índice bibliográfico y otro onomástico de interés para cualquier avezado en la materia.

Mis felicitaciones más sinceras a los autores por este nuevo y bien presentado trabajo de investigación, que tiene el mérito de profundizar en cuestiones a veces espinosas, con una notoria elegancia siendo un libro de fácil y amena lectura que estoy segura es ya todo un muy meritorio éxito editorial. [Recibido el 7 de febrero de 2011].


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios


REVISTA EUROPEA DE HISTORIA DE LAS IDEAS POLÍTICAS Y DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS es una revista académica, editada y mantenida por Servicios Académicos Intercontinentales S.L., Sitio alojado en Gunzenhausen, distrito de Weissenburg-Gunzenhausen,
Baviera, República Federal de Alemania. http://www.eumed.net/rev/rehipip/.
La revista dejó de depender de la Universidad de Málaga en noviembre de 2013.

Para cualquier comunicación, envíe un mensaje a mjpelaez@uma.es o seghiri@uma.es


Presidente del C.R.: Antonio Ortega Carrillo de Albornoz
Director: Manuel J. Peláez
Editor: Juan Carlos Martínez Coll

ISSN versión electrónica: 2174-0135
ISSN versión impresa: 2386-6926
Depósito Legal: MA 2135-2014

Número actual
Presentación
Normas de Publicación
Hemeroteca
Consejo de Redacción
Evaluadores Externos
Otras Revistas de EUMEDNET
Servicios Academicos Internacionales > Eumed.net > Revistas > rehipip