Economía Autónoma
edición virtual
ISSN solicitada

Nº 3 (junio - noviembre 2009)

PIENSO EN EL HIMNO DE ANTIOQUIA, COMO UN POEMA A LA LIBERTAD

Óscar Tulio Lizcano González
I BELIEVE IN THE HYMN OF ANTIOQUIA, AS A POEM TO FREEDOM

 

El 4 de diciembre, del 2008, la Universidad Autónoma Latinoamericana, le rindió un homenaje a su egresado, economista Óscar Tulio Lizcano González. Como se sabe, él estuvo secuestrado por las Farc, durante más de ocho años. El siguiente es el texto del discurso que él, a titulo de gratitud, pronunció en el mencionado homenaje, en el auditorio “Rafael Uribe Uribe”, de nuestra institución.

 
Para facilitar la búsqueda en Internet y una rápida revisión de los contenidos, se ofrece a continuación parte del texto. Faltan gráficas y tablas. Puede ver pulsando aquí el artículo completo en formato PDF.


 

“Buenas noches.

Hoy, quiero sentirme saboreando lo más hermoso como es la primera posición del hombre sobre la tierra: la libertad. Quiero agradecerle al señor rector, Sergio Naranjo, a los directivos que me acompañan, a los doctores Alfonso Tito Mejía, Álvaro Ochoa Morales, a los decanos, a mis compañeros, que se encuentran aquí, que estuvieron estudiando conmigo economía y a todos ustedes, muchas gracias.

Empiezo por pensar en el himno de Antioquia, como un poema a la libertad. Me inspiraba cuando oía los mensajes de Martha, “mi barquerita”, y las ganas de buscar salir con vida, porque como dije la primera vez que tuve la oportunidad de hablar ante la gente, porque lo hacía en medio de la soledad, del aislamiento, durante ocho años y tres meses que estuve secuestrado, en las selvas del Chocó buscaba romper la soledad.

Recordaba mis años de estudio en la Facultad de Economía de esta entrañable, amorosa Universidad de la que tantos recuerdos he tenido. Recordaba las frases de Federico Engels “En El Origen, La Familia y La Propiedad” texto de estudio aquí en la Universidad, en esa época, que decía: “La necesidad crea el órgano”. Esa misma necesidad me llevaba a buscarle salidas para romper la soledad; fue así como preparaba las clases, como si estuviera frente a aquellos que fueron mis alumnos, en Manizales, en la Universidad Nacional y en la Universidad Autónoma Latinoamericana.

Les ponía un papel, una hoja de cuaderno a los árboles y establecía un diálogo. Dictaba unas clases y así me fui yendo, así mismo, se fueron yendo los días, los meses y los años.

También las poesías me ayudaron mucho. Como decía Benedetti, uno de los poetas que yo tanto leí, como Neruda, como Machado, como Miguel Hernández. Decía Benedetti, en un poema suyo que “la poesía es un drenaje de la vida, que nos permite no temerle a la muerte”.

Eso fue uno de los instrumentos que yo tuve, mecanismos para poder luchar, para poder sobrevivir y así fue como se me presentó la oportunidad para volver a vivir.

Recordaba esta mañana, esta tarde, ante los funcionarios de la alcaldía, ante el señor alcalde, en un acto especial que tuvieron conmigo, aquellos versos del poeta indio, amigo de Neruda, que decía “lloré, sufrí, vi la vida, vi la muerte qué hermosa es la vida”.

La verdad es que aquí, cuando uno se encuentra con la vida sabe que no hay riquezas si no hay vida y la verdad, entendí que se necesitaba más valor para sufrir que para morir. Eso lo tenía presente, porque fue una de las grandes dificultades que tuve que enfrentar, como es el permanente temor a perder la vida, vía rescate militar, vía fusilamiento, vía una enfermedad toda vez que estuve muy enfermo. Sufrí, ocho veces paludismo y uno de ellos, cerebral, que me paralizó medio cuerpo. El neurólogo me decía en la clínica: “Dos meses más y usted queda inválido”. Tenía otras dificultades que no me permitían caminar, dificultades para hablar y todavía en el ejercicio de la palabra, que me fue muy escasa.

No quiero alargarme más. Quiero aprovechar este escenario, para que nos unamos a fin de que oremos, luchemos unidos por aquellos compañeros que quedaron en la selva; yo entiendo este homenaje de la Universidad, como una voz para que todos, unidos, podamos luchar por estos compañeros, que quedan en la selva pudriéndose y que están en peores dificultades que las mías. Quiero pues decirles que luchemos, que oremos por esos compañeros, que busquemos una manera de unirnos para que, hacia el futuro, podamos lograr una presión a fin de que el gobierno y las FARC, cara a cara, se sienten a buscar una salida a este problema del secuestro y que puedan salir estos compañeros.

Algo propicia la oportunidad, finalmente, para rendirle un homenaje de gratitud a quienes fueron mis profesores, mis compañeros. A la Universidad, que fue muy solidaria con mi familia, con mis hermanos, con mi linda “barquerita”, con mi hijo, aquí presente, que también sufrió el rigor del secuestro, mientras yo estaba secuestrado. A nombre de ellos, les quiero dar las gracias y muchas gracias. Pero no me puedo despedir sin pensar en aquellos que fueron mis directivos, mis profesores como: Ramón Emilio Arcila, hoy ausente, muerto por la balas asesinas en este conflicto que vive el país, a Jaime Sierra García, Jairo Uribe Arango, a todos estos amigos, que me acompañaron en la tarea de ayudar a la Universidad, desde el punto de vista estudiantil.

Muchas gracias.

 
 
ECONOMÍA AUTÓNOMA es una revista académica de la Universidad Autónoma Latinoamericana UNAULA, de Medellín, Colombia. La versión digital es editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Director
Álvaro J. Correa Vélez


ISSN: 1989-5526
EUMEDNET

ECONOMÍA AUTÓNOMA
Universidad de Málaga > Eumed.net
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático