Economía Autónoma
edición virtual
ISSN solicitada

Nº 3 (junio - noviembre 2009)

LA INDUSTRIA DEL CALZADO EN LEÓN, GUANAJUATO, MÉXICO. ANÁLISIS, A PARTIR DE LAS ECONOMÍAS EXTERNAS Y DE URBANIZACIÓN

Maximiliano Gracía Hernández *


AN ANALYSIS OF THE FOOTWEAR INDUSTRY IN LEON GUANAJUATO-MÉXICO, BASED ON EXTERNAL
ECONOMIES AND URBANIZATION

 

 

Resumen:

Este trabajo presenta un análisis teórico de los factores que generan localización y economías de urbanización. El documento señala que la organización espacial de la producción es un fenómeno asociado con las estrategias de localización de las empresas. Argumenta que son varios los factores que hacen a una empresa elegir una localización concreta, entre las que se encuentran: la experiencia histórica, la buena mano de obra y sus bajos costos, aunado a la existencia de insumos cercanos y su vinculación con los elementos teóricos señalados.

Este trabajo, además, analiza las fuerzas de atracción que llevaron a la región mexicana de León Guanajuato a convertirse en una localización de la industria del calzado.

Palabras claves: Clusters, localización, globalización, urbanización, industria del calzado, Guanajuato.

Clasificación JEL: L - L16

An analysis of the footwear industry in Leon Guanajuato-México, based on external economies and urbanization.

Abstract

This essay presents a theoretical analysis of the factors generating clusters and urbanization economies.

This paper underlines that the spatial organization of production is a phenomenon associated with the localization of the companies. It shows that there are several factors that make a company select a specific location; among them: the historical experience, manpower and low costs as well as the existence of row materials nearby and its association with the theoretical elements above mentioned.

Additionally, this essay analyzes the attraction forces that led the León Guanajuato region in Mexico to become a key location for the footwear industry.

Keywords: Footwear industry, clusters, localization, globalization, urbanization, Guanajuato.

JEL Classification: L - L16

 
Para facilitar la búsqueda en Internet y una rápida revisión de los contenidos, se ofrece a continuación parte del texto. Faltan gráficas y tablas. Puede ver pulsando aquí el artículo completo en formato PDF.


 

Introducción

El análisis de la actividad de un sector, comprende al conjunto de relaciones y dependencias entre la empresa y su entorno productivo y social. Por ello, es importante analizar la presencia de externalidades en la producción.

Alfred Marshall, efectuó el primer análisis de las economías de localización, estudió los fenómenos por los cuales las empresas de un sector encuentran ventajas al concentrarse en el territorio, ya que observan rendimientos crecientes para el conjunto de la agrupación empresarial, los cuales no están presentes para cada empresa en particular. Esto es, las economías externas se detectan al ubicar las ganancias de eficiencia, derivada de la aglomeración de la actividad económica en un espacio delimitado. De lo contrario, dichas ganancias no podrían obtenerse por el mecanismo de precios. Las economías externas se descubren al momento de responder la interrogante de: ¿Cuáles son los motivos que determinan la persistencia de una actividad en una localización concreta?

En los últimos años, ha renacido el interés por analizar y estudiar la localización de las actividades industriales. Existen casos exitosos, en diferentes partes del mundo, por ejemplo: la electrónica en Silicon Valley; la industria del automóvil en Detroit; la industria de cerámica en Sassuolo; el calzado en Brenta, en Elche y en León, y la industria textil-confección en Reutlingen, Santo Domingo y Pekín. Uno de estos casos, es el objeto de estudio del artículo, el cual realiza un vínculo entre el origen y características del distrito industrial de calzado en León, con los aspectos que lo describen teóricamente: economías externas (estáticas & dinámicas), y economías de urbanización.

La hipótesis del trabajo es demostrar la existencia de similitudes entre el enfoque teórico de las economías externas y de urbanización, con el origen y la realidad actual en la Industria del calzado leonés.

Para lograr lo anterior, el trabajo realiza primero un acercamiento a los enfoques teóricos señalados. En segundo lugar, explica el origen de la industria del calzado en León. Finalmente, vincula los aspectos teóricos con los empíricos.

1. Las economías externas. Un acercamiento a sus primeros postulados

Si se desea analizar no sólo el surgimiento, sino también la expansión de una actividad industrial, se deben considerar las condiciones de producción de las actividades relacionadas. De ahí, surgen las economías externas. Es decir, las economías de producción, a gran escala, las cuales raramente pueden ser atribuidas exactamente a una industria en particular. Están, en gran medida, conectadas con grupos, frecuentemente grandes grupos de industrias correlacionadas (Marshall A. 1920:188).

Para Marshall las economías externas son factores que influyen en los costos o en la función de producción, los cuales no se originan del tamaño de cada empresa individual, sino del conjunto del distrito industrial. De esta forma, las economías internas, que se generan en el territorio, se pueden transmitir en forma de economías externas a las unidades particulares que configuran la aglomeración productiva. “Cuando una industria ha escogido una localidad para situarse en ella, es probable que permanezca en la misma, durante largo tiempo, pues son muy grandes las ventajas que los que se dedican a la misma industria, obtienen de la misma proximidad. Los misterios de la industria pierden el carácter de tales; están como si dijéramos en el aire y los niños aprenden mucho de ellos de un modo inconsciente. El buen trabajo es apreciado como se merecen; los inventos y los perfeccionamientos en la maquinaria, en los procesos de fabricación y en la organización general de los negocios, se estudian pronto, para dilucidar sus méritos o inconvenientes: si una persona lanza una nueva idea, ésta es adoptada por las demás y combinada con sus propias sugerencias, y de éste modo se transforma en una fuente de nuevas ideas” (Marshall A. 1920:226).

Marshall argumenta que las interacciones entre las empresas impactan el costo de producción de un producto, dado que el costo de fabricar un bien en una empresa determinada, dependerá, además, de los costos de las otras empresas que ofrecen los diferentes insumos. Por ello, señala lo siguiente: Debemos alejarnos mucho de la realidad de la vida, para obtener un caso en el cual el costo de producción de una cosa, sólo puede ser exactamente deducido a partir del costo total de la empresa en la cual se fabrica. (Marshall A. 1920:190). Por ello, las economías externas le permiten a Marshall demostrar que es posible alcanzar economías de escala, en función del tamaño productivo de un sistema de empresas localizadas en un territorio y no de la dimensión particular de cada empresa. Para el autor, un sistema de pequeñas empresas especializadas en distintas funciones de producción, responde a la división del trabajo, y es resultado de la ampliación del tamaño del mercado, beneficiándose la sociedad de la flexibilidad en las relaciones de las empresas, lo que estimula las innovaciones.

Concretamente, las economías externas a una industria, son las ganancias procedentes de las empresas en todas las industrias. Surgen, como resultado de los incrementos en el tamaño económico total de una localización dada. Marshall definió las economías externas como los ahorros en el costo de producción que dependen del desarrollo general de la industria, y pueden, a menudo, lograrse mediante la concentración de muchos pequeños negocios de carácter semejante en localidades particulares (Marshall A. 1957:222).

Dividió en tres grupos los factores que pueden generar externalidades, y por tanto, estimular la concentración de las empresas de un sector en un determinado territorio (Marshall A. 1920:134).

El primer elemento son los flujos de información, los cuales están relacionados con las habilidades y los conocimientos específicos del sector. Los flujos de información se difunden, fácilmente, entre las empresas cercanas. Se genera así, un proceso acumulativo de saber hacer. Marshall fue quien, por primera vez, identificó la importancia de los desbordamientos en la concentración de las actividades en el territorio. Krugman (1992:44), en la misma línea, sólo que 70 años después señala, “debido a que la información fluye con más facilidad en un ámbito reducido que a lo largo de grandes distancias, un centro industrial genera lo que podríamos llamar ósmosis tecnológica (technological spillovers)”. Actualmente se les llama desbordamientos tecnológicos de carácter intraindustrial (knowledge spillovers).

Segundo. Cuando las empresas de un sector se aglomeren, genera el establecimiento de otras actividades que son complementarias. Esto significa proveedoras de inputs y servicios que generan beneficios al sector. Un lugar, donde se ubiquen diferentes empresas, les permite tener acceso a diferentes factores de producción a menores costos.

Tercero. Cuando se aglomeran las empresas se forma un mercado de trabajo el cual es especializado. Por tanto, se puede compartir por todas las empresas del sector. Teóricamente se señala que trabajadores y empresarios ganan con la aglomeración, ya que se genera, por un lado para el empresario una oferta de trabajo especializado; y por otra parte, para los trabajadores la seguridad de no depender solamente de una empresa para obtener un empleo. Esto significa que cualquier industria concentrada puede ofrecer un mercado de mano de obra, lo cual genera la atracción de trabajadores hacia ese lugar, en busca de empleo.

Con el trabajo pionero de Hoover (1933), el autor analiza la industria curtidora y del calzado, de principios del siglo XX, en Estados Unidos. Con esta obra, el autor nos ofrece un primer acercamiento a dicho sector. Para el autor, esta cadena productiva se debe analizar, dado el fuerte vínculo entre tenerías y fábricas de zapatos. Para Hoover (1933), la necesidad de materia prima y el suministro constante de pieles, son dos factores esenciales por los cuales, las curtidoras se localizan cerca de las fábricas de zapatos.

2. Las economías externas. Consideraciones contemporáneas

Para Fujita y Ogawa (1982), las economías externas surgen en el momento en que la producción aumenta como resultado de una disminución en la distancia que va del lugar de producción al mercado o al lugar de los insumos. Las economías externas ofrecen una fuerza centrípeta. Esta fuerza empuja hacía los centros de negocios a la fuerza de trabajo. En el mismo sentido Ohlin B. (1971:173-195), argumenta que son la distancia entre los recursos naturales y los mercados, el transporte de las materias primas y de los productos acabados y las diferencias locales en los recursos, los que ceteris paribus, influyen en la localización de una industria en un lugar determinado.

Contrario a la postura de Fujita, Ogawa y Ohlin; para Callejón y Costa (1996), las economías externas no deben entenderse como transferencia de efectos económicos, entre agentes cercanos. Argumentan que deben considerarse, como la presencia de un activo intangible, con extensión territorial limitada, del cual se pueden beneficiar las empresas localizadas en el territorio. Estas empresas participan, al mismo tiempo, en la creación de dichas economías externas.

Para Michael Porter (1991), las economías externas son unas economías que se producen fuera de la empresa en cuestión, pero dentro del grupo de empresas ubicadas en una localidad o nación.

Morgan, T. (1972:25), analiza las economías externas, a partir de la vinculación con el polo de crecimiento. Afirma que las economías externas se originan cuando se reducen los costos medios unitarios de las empresas, los cuales están vinculados con el crecimiento de las empresas del polo. Estas empresas tienen vinculaciones hacía adelante y, por ende, la posibilidad de comprar sus inputs de forma más barata si habiendo innovado, la empresa del polo de crecimiento consigue economías de escala y decide disminuir sus precios. Por su parte, las empresas con vinculaciones hacía atrás, disfrutan también de economías de escala, a causa de sus mayores ventas al polo de crecimiento.

Krugman P. (1989:495) mediante un análisis de los cinturones industriales en Estados Unidos y en particular el de Green Bay, San Louis, Baltimore y Pórtland señala: “...Cada una de las fabricas permaneció dentro del cinturón industrial por las ventajas que proporcionaba el estar cerca de las otras fábricas”.

Henderson J. (1988:43) por su parte, destaca la importancia de las condiciones históricas y por ello contrasta el dinamismo de las externalidades. El autor plantea que su efecto se prolonga a lo largo del tiempo.

2.1 Economías externas estáticas y dinámicas

En un estudio de Henderson ({et. al.} 1995:37-65), analizando las externalidades desde el punto de vista del conocimiento y la información, señalan que el flujo de conocimientos contiene externalidades estáticas y dinámicas. En el primer caso, se trata de trasvases de información básicos, sobre las condiciones actuales del mercado. En las externalidades dinámicas, se trata, principalmente, de la información lo que configura el now-how local que fluye entre las empresas de la aglomeración y que proviene del stock de conocimientos, acumulados a partir de las numerosas interacciones y relaciones mutuas, generadas con el paso del tiempo, o sea, se hace referencia a los spillovers de información, acumulados en el tiempo sobre aspectos tecnológicos y de marketing, diseño y gestión que ocurre entre empresas del mismo sector que se encuentran espacialmente próximas.

Callejón, M. y Costa, M. señalan: “Por analogía con el concepto de economías de escala dinámicas y estáticas en la producción, se puede establecer que las externalidades dinámicas son irreversibles y se identifican con los desbordamientos de conocimientos tecnológicos y de otros tipos, que ocasionan un aumento permanente de la eficiencia de las empresas en términos de costos o calidad. Aunque la empresa beneficiaria de las externalidades cambiase de localización, no se anularía el efecto sobre la función de producción del aprendizaje ya adquirido. Por otra parte, en las externalidades de carácter estático (tipo forwards o backwards linkage) es reversible su efecto sobre los costos, y los beneficios desaparecen al cesar la externalidad. Por ejemplo, ante la desaparición de proveedores locales especializados o ante la pérdida de mercado local que obliga a reducir la escala productiva. Por tanto, los efectos dinámicos se incorporan en la función de producción de la empresa y los efectos estáticos, no modifican su función de producción” (1996:7).

2.1.1 Economías externas estáticas: Pecuniarias y tecnológicas

Las economías externas estáticas se dividen, para su estudio, en pecuniarias y tecnológicas. Scitovsky (1954:146-150), las introduce en el análisis, sostiene que las economías externas que se dan en los países desarrollados –donde los mercados se encuentran bien implantados- son siempre de naturaleza tecnológica, mientras que, en las economías menos desarrolladas, como sería el caso mexicano, predominan las economías pecuniarias.

Callejón y Costa lo observan, a partir de un enfoque diferente. Para ellas, “Las economías externas pecuniarias se refieren a las interrelaciones entre empresas que operan a través del mercado y que dan lugar a una reducción en los costos de los in puts, afectando a la función de beneficios. Las economías externas tecnológicas, se relacionan con la difusión de conocimientos entre empresas que operan al margen del mercado y se plasman en la función de producción”. (1996:4)

Callejón, M. y Costa, M. (1996:5-6), argumentan que las externalidades tecnológicas que inducen a la aglomeración de empresas operan dada la existencia de líneas de comunicación entre dichas empresas, lo cual les permite intercambiar información (knowledge spillovers) que no solamente se refieren a aspectos estrictamente tecnológicos, sino también a otras cuestiones de interés (aspectos de organización, financieros o comerciales). En cierta medida, la información tiene característica de bien público, o sea, el uso de información por una empresa no disminuye la cantidad disponible para las demás empresas.

Para Arrow, K. (1962:155-177), el conocimiento generado por una empresa es conocimiento endógeno, producto del learning by doing, y no puede ser inmediatamente utilizado por otras empresas a un costo nulo. No obstante, a medida que las empresas adquieran distintos conocimientos, los beneficios de la comunicación crecerán al aumentar el número de empresas. En el mismo sentido, Henderson, J. (1988) plantea que las líneas de comunicación entre agentes que vinculan conocimiento, toman tiempo para madurar y ser eficaces, incluso aunque éstas sean innovaciones menos sofisticadas. Por tanto, generar una red eficaz de intercambio de información, no resulta fácilmente trasladable en el espacio. Sin embargo, el autor matiza que el aprovechamiento de este tipo de externalidades genera la persistencia de clúster sectoriales en determinadas localizaciones y, de ese modo, favorece la aglomeración de la actividad en el territorio.

Krugman señala que es la presencia de distintos conocimientos la que estimula la actividad innovadora. Por tanto, en la medida que la calidad de la comunicación sea sensible a la distancia, las empresas tenderán a agruparse con el objeto de facilitarse el movimiento de los flujos de información.

3. Las Economías de Urbanización

La segunda parte del enfoque teórico son las economías de urbanización, las cuales se definen como economías externas a las industrias individuales, dado que tales economías son probablemente máximas en los centros urbanos (Isard, W. 1956:182-188). Isard Walter señala que mientras las economías de localización pueden derivarse de la especialización interindustrial, las economías de urbanización representarían un carácter intraindustrial.

Las economías de urbanización incluyen (Richardson H. 1977:77):

• El acceso a un mercado más grande;

• El desarrollo de los mercados urbanos de mano de obra o las reservas de talentos empresariales;

• La presencia de servicios comerciales de banca y financieros;

• Las economías conectadas con los servicios de transporte, por ejemplo, mejores servicios terminales.

• Economías de comunicación. Por ejemplo, oportunidades para contactos personales con servicios especializados, tales como contables, consultores de empresas y firmas de publicidad.

• La existencia de instalaciones sociales, culturales y de ocio que influyen en las decisiones de localización; y

• Las economías de escala, en servicios públicos, particularmente reducciones en los costos unitarios de la energía al aumentar la demanda.

Para Richardson, el nivel de actividad económica, de la población y de la infraestructura en las ciudades, crea economías externas con un efecto dinámico acumulativo, lo cual permite fomentar, organizar y distribuir la producción. A esto, se agrega su efecto positivo en el aumento de la productividad del trabajo, con lo cual se fomenta la atracción de nuevas industrias y actividades (1977:69). Richardson, H. plantea que independientemente de su denominación, la concentración de empresas en las ciudades tienen, además de las economías de transferencia al minimizar costos de transporte y aprovechar la flexibilidad del mercado de trabajo, el usufructo de una serie de servicios privados y públicos que permiten mayor eficiencia productiva. Estas economías de urbanización, son fundamentales para atraer la localización de empresas, incluso más importantes que las economías ínter industriales (Richardson, H. 1977:67)

Se considera, también, economías de urbanización al nivel de dotación de los diferentes renglones infraestructurales existentes en un parque industrial, o en la ciudad donde se ubica. Estas economías son resultado de varios elementos, entre los cuales podemos destacar las interrelaciones industriales, usufructo privado de todo el engranaje infraestructural de energéticos, comunicaciones y transportes, instituciones de educación, de salud, centros de investigación, empresas de servicios, una fuerza de trabajo grande y variada y espacios de esparcimiento. “La verdadera base económica de una gran ciudad es la creatividad de sus universidades y equipos de investigación: la sofisticación de sus empresas de ingeniería e instituciones financieras, la persuasividad de sus agencias de relaciones públicas y publicidad, la flexibilidad de su red de transporte y del sistema de servicios públicos y todas las otras dimensiones de la infraestructura que facilitan la rápida y ordenada transferencia, desde las viejas bases en decadencia hasta las nuevas en crecimiento” (Malcolm, J. 1977:131)

Para Chinitz B. (1961:17) y Henderson, J. (1988:34-65), las economías de urbanización son las ganancias de eficiencia de las empresas, cuando se ubican en zonas, en plantas y en actividades variadas. Surgen de la interacción de actividades diversas, dentro de la misma aglomeración y son externas a la empresa y al sector, pero internas a la aglomeración urbana donde se ubica la actividad. Por esta razón, las economías de urbanización muestran las ventajas de la diversificación.

Finalmente, se puede plantear que dos de los factores que pueden explicar la productividad de las empresas son microeconómicos o internos a la empresa (economías de escala, desarrollo tecnológico, capacidad administrativa, etcétera.), y macroeconómicos o externos a la empresa (concentración de la fuerza de trabajo, economías ínter industriales, economías de urbanización). Concretamente se puede afirmar que ambos poseen una importancia similar y, por tanto, deben considerarse en los intentos por explicar la localización de las empresas.

4. Características de la economía de León

La Ciudad de León se encuentra ubicada en el Estado de Guanajuato, colinda al oeste con el Estado de Jalisco, al norte con el Estado de San Luis Potosí, al este con el Estado de Querétaro y al sur, con el Estado de Michoacán. El municipio tiene una extensión territorial de 2801.60 km.² El municipio de León participa con el 32 por ciento del PIB del Estado de Guanajuato, lo que representa la mayor participación en el plano estatal.

La industria del cuero-calzado continúa siendo la más importante en producción (22 por ciento), exportaciones (60 por ciento) y empleo (20 por ciento).

El mercado laboral es joven, 40 por ciento de las personas son menores de 30 años; está integrado por 520 mil personas con ingreso promedio diario de 3.5 salarios mínimos, la escolaridad promedio es de 8.3 años.

De las empresas existentes, el 96 por ciento son MiPyMes, generan el 64 por ciento del empleo en el total de la población ocupada.

Las empresas tienen grandes retos: garantizar su financiamiento y liquidez, reducir su cartera vencida, la implementación de sistemas de calidad, mejorar sus técnicas de producción, incrementar la capacitación de sus recursos humanos, mayor desarrollo de proveedores y clientes e incrementar sus lazos de cooperación y alianzas con otras empresas .

5. El origen de la industrial de calzado en León

La ciudad de León tiene como, característica primordial la producción de calzado. Es productor desde el año 1645 (Martínez A. 2007: 147) y se constituye como gremio, a partir del año 1808 - 1809.

En el año de 1888, la ciudad de León fue víctima de una fuerte inundación, lo cual originó que muchos productores emigraran a Puebla, México y Monterrey, sin embargo, algunos se quedaron laborando dentro de la región.

“Desde la tercera década del siglo XIX comenzaron a procesarse insumos talabarteros para proveedores de aperos, como productos indispensables usados en su gran mayoría para el transporte. Sin embargo, la industria curtidora leonesa comienza a desarrollarse, formalmente, a principios del siglo XX”. (Iglesias, E. & Ángel, R. 2006)

La Industria del Calzado se consolida al pasar a una etapa artesanal y lograr que la producción fuera, mayormente, de productores mexicanos. Lo anterior, gracias a que a principio del siglo XX, los dueños del capital extranjero se dedicaron a surtir el calzado militar para Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial y además, sus inversiones se destinaron a otros sectores con alto nivel tecnológico. Por tanto, no incursionaron en el mercado de cuero y calzado mexicano (Iglesias E. 1998:34).

A lo largo de la primera mitad del siglo XX, la gente dejó sus antiguas actividades y se concentró en la industria del cuero y el calzado, posiblemente por las mejores oportunidades que le generaba a las personas la expansión del mercado, ello, resultado de la acelerada industrialización y urbanización del país, el arribo de tecnología y las mejores remuneraciones que ofrecía dicha industria (Martínez, A. & Ortiz, A. 2000: 550).

Durante los años sesenta, se crean una serie de asociaciones de productores de calzado, aunado a la creación de nuevas fábricas. Con ello, se fortalece la producción. Sin embargo, se ha acompañado de varias crisis económicas (1982, 1995 y 2008/9), que obligaron a muchas empresas a cerrar, no obstante, León se mantiene actualmente como la principal ciudad productora de calzado.

6. Las externalidades y las economías de urbanización dentro de la industria del calzado.

Martínez A. & Ortiz, A. (2000: 551), basados en una serie de entrevistas detectan que los fundadores de las cuatro principales empresas productoras de calzado en León no son originarios de la región. Las razones, por las que escogieron la ciudad de León para producir calzado fue la existencia de proveedores cercanos y la facilidad para contratar mano de obra calificada, este último punto es resultado de la tradición histórica para producir calzado en dicha ciudad.

Así mismo, en el estudio de referencia se le preguntó a los entrevistados ¿cuál hubiese sido el resultado sí se hubiesen ubicado en una ciudad diferente? La respuesta de todos fue: “el fracaso”.

Se destaca la existencia de una fábrica, ubicada en la ciudad de México, la cual tenía principalmente sus compradores en la capital del país. Sin embargo, decidió relocalizarse en León. El objetivo, para ellos, fue reducir costos, y por ende, dieron prioridad a la cercanía de proveedores y de mano de obra, antes que al aumento en los costos de transporte.

La producción de calzado en León, tiene como ventaja, la cercanía con la demanda final y es que se encuentra cerca de ciudades con fuerte desarrollo industrial y por ende con un alto nivel adquisitivo: Guanajuato, Celaya, Aguascalientes y Querétaro son algunos ejemplos. Así mismo, cuenta con fuertes encadenamientos productivos, tal es el caso de la curtiduría local o regional.

En diferentes estudios (Unger, K. 2003; Martínez, A. & Ortiz, A. 2000; Katz, J. 2000; Martínez, A. 2007), se afirma que la aglomeración en la producción del calzado en León representa un clúster , y es que se observa una integración de la cadena industrial en la cual se vinculan las materia primas y otros insumos para la producción. Se observa la integración de diferentes y variadas empresas, entre las que destacan, la industria textil, la de tintes y pinturas de madera, de proveedores de maquinaria y equipo, la industria ganadera, la de proveedores de hule, etc. Todas estas empresas son apoyadas por instituciones financieras educativas y de gobierno.

Un elemento importante en la productividad del sector calzado es la experiencia, la cual en las industrias tradicionales, como es el caso del sector analizado, se origina a partir del aprender haciendo y del aprendizaje interactivo; procesos en los cuales, los trabajadores aprenden durante el proceso de producción y / o a través del aprender con los mismos compañeros de trabajo.

Las empresas de calzado en León, tienen la posibilidad de desarrollar su propio calzado. Sin embargo, cuentan con la posibilidad de contratar centros de diseño externo. Tal es el caso del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC), el cual funciona, desde 1976, en la ciudad de León. Su objetivo, como señala su página web, es: Proveer a las industrias del calzado, curtiduría y su proveeduría de los servicios tecnológicos que les apoyen para fortalecer sus ventajas competitivas, a fin de que puedan afrontar, con oportunidad y eficacia, a sus competidores.

Martínez, A. (2007:154-156) destaca que, para el funcionamiento de un distrito industrial, son importantes los flujos de comunicación. A partir de un estudio realizado, se muestra en el texto de referencia la nula o escasa comunicación existente entre los productores de la industria del calzado de León, resultado de los celos profesionales y de la competencia desleal. En relación con los proveedores, las empresas grandes tienen una estrecha comunicación. Para el resto, es nula la comunicación. En relación con los clientes el resultado es similar. Lo anterior nos lleva a observar en el sector de estudio una limitante para avanzar en el proceso de consolidación y de expansión de las economías de localización. No obstante, hay consenso acerca de que la industria del calzado en León sí representa un Clúster.

Para elaborar calzado, la destreza manual es el elemento fundamental. Sin embargo, tiene la característica que el trabajo se va desmembrando, cada vez más, dentro de este sector. Esto es, los obreros se especializan en una parte del proceso de producción. Lo anterior genera, por una parte, beneficios y por otra un retroceso, y es que cuando las empresas, en particular las pequeñas, buscan contratar mano de obra, los obreros se encuentran muy especializados. Por ello, es complicada la contratación, porque las empresas pequeñas buscan personas que conozcan todas las partes del proceso de producción; por otra parte, para las empresas medianas o grandes, esta especialización es benéfica, porque les permite contar, en cualquier momento, con personal apto para el desempeño de una función particular, porque buscan especialistas en una parte del proceso de producción.

En la región de estudio, la aglomeración del sector calzado-cuero les ha proveído a las empresas localizadas en ese lugar, una serie de apoyos externos. Se cuenta con instituciones que promueven la capacitación, y otras más que apoyan con financiamiento.

Cursos de capacitación y apoyos crediticios

La eficiente integración, en cualquier Cadena de Abastecimiento, es fundamental para asegurar la eficiencia y calidad de los productos elaborados. Para su análisis, se deben revisar varios niveles: a) Industriales del calzado y proveedores directos, b) Integración entre las empresas curtidoras, partes y componentes con sus proveedores, c) Relación entre los fabricantes del mismo ramo.

Con base en un estudio de la secretaría de economía, denominado Programa de Acción para el desarrollo de la Competitividad del Distrito Industrial de Cuero y Calzado en Guanajuato, se observa la siguiente situación en las empresas articuladoras (curtiduría y proveeduría) con la industria de Calzado en León.

El estudio se basa en un diagnóstico obtenido, a partir de los resultados de 50 entrevistas realizadas a empresas del ramo.

• Se observa que existe una insuficiente integración en la Cadena de Abastecimiento.

• En relación con la mano de obra, se detecta alta rotación e insuficientes programas de capacitación laboral. Contrario a ello, la capacidad de los trabajadores, en cuanto a habilidades múltiples, capacidad para innovar y aprendizaje fue positiva, excepto la curtiduría.

• Abastecimiento en la cadena de producción. Las empresas de la industria del calzado se proveen en un 42 por ciento de insumos locales. Para el 72 por ciento de las empresas, sus ventas, en la localidad, constituyen el 35 por ciento. El 80 por ciento de los proveedores de la curtiduría y de la proveeduría colaboran con las empresas del calzado para la mejora de los productos, apoyan con técnicas de producción y en el financiamiento. Sin embargo, se destaca que estos vínculos son informales y poco frecuentes. Cabe destacar que no existen programas de proveeduría en la industria del calzado.

• Los productores del calzado deben pagar en efecto la piel, porque el crédito para adquirir los insumos es escaso. Si existe un pedido grande por parte de una empresa productora de calzado, la proveeduría no siempre puede surtirla.

• Si se considera la relación entre empresas contratistas y maquiladoras, se observa que esta relación tiene un carácter informal y esporádico. Esto es, dentro de los esquemas de subcontratación no existe fortaleza en integración. Por tanto, si se considera un clúster a la industria del calzado en León, podemos afirmar que dados los datos, antes señalados, no existe una verdadera integración que permita darle funcionamiento al clúster.

• Vinculación de la Cámara con sus asociados. En este rubro se detecta que los servicios ofrecidos por las cámaras de la industria del calzado son bien aceptados por los empresarios. Sin embargo, no todos usan sus servicios.

• Capital Logístico. Guanajuato es un Estado que se caracteriza por una excelente ubicación geográfica. Los empresarios consideran adecuada la infraestructura con la que cuentan: carreteras, puertos industriales, aeropuertos, aduanas eficientes, infraestructura energética y telecomunicaciones. Además, se detecta cercanía con fabricantes de componentes, centros de consumo, universidades e institutos.

• De los programas de apoyo, federales y estatales para las exportaciones (DRAWBACK, ALTEX, ECEX, PITEX, COFOCE y BANCOMEXT), son muy pocas las empresas que los utilizan.

• El diseño no es el más adecuado para lograr competir en el mercado internacional, y es que al ser muchas empresas del tipo artesanal, su adaptación a los estándares que exige la competencia mundial no ha sido rápido ni eficiente.

• Se detecta la ampliación de la maquila, a través de medios como el de pegado y el de pespunte

• Se observa la inexistencia de instituciones especializadas en la comercialización de zapatos, lo cual representa una debilidad en el clúster observado (Iglesias E. & Ángel R. 2006).

7. Vinculación entre lo teórico y lo empírico

Resultado del análisis anterior, hemos detectado vínculos, muy sólidos, entre los enfoques teóricos revisados y los fenómenos empíricos:

1. La teoría de la localización señala que cuando una industria ha escogido una localidad para situarse en ella, existen grandes posibilidad es de que permanezca, en ese lugar, durante largo tiempo. Ello es el resultado de las ventajas que se obtienen al encontrarse empresas de la misma industria cercanas entre sí. En este sentido, se observa que la ciudad de León se mantiene, como productora de calzado, desde 1645 hasta la fecha.

2. Dice Marshall, los misterios de la industria pierden el carácter de tales; están como si dijéramos en el aire y los niños aprenden mucho de ellos de un modo inconsciente. El buen trabajo es apreciado como se merecen; los inventos y los perfeccionamientos en la maquinaria, en los procesos de fabricación y en la organización general de los negocios, se estudian pronto, para dilucidar sus méritos o inconvenientes: si una persona lanza una nueva idea, ésta es adoptada por las demás y combinada con sus propias sugerencias, y de éste modo se transforma en una fuente de nuevas ideas. Empíricamente, se observa que un elemento importante, en la productividad del sector calzado, es la experiencia, la cual se origina a partir del aprender haciendo y del aprendizaje interactivo; procesos en los cuales, los trabajadores aprenden durante el proceso de producción y / o a través del aprender con los mismos compañeros de trabajo.

3. Para Marshall, las externalidades generan tres fenómenos distintos; el primero son los flujos de información. En este punto se observa que los productores de calzado tienen nula o escasa comunicación, lo cual es resultado de los celos profesionales y de la competencia desleal. Por ello, se debe trabajar, profundamente, si se desea mantener las externalidades; no obstante, en relación con la comunicación entre proveedores y empresas, se logra apreciar que las grandes tienen una estrecha comunicación con sus proveedores. Sin embargo, en las empresas, micro, pequeñas y medianas la comunicación es nula. En relación con los clientes el resultado es similar.

4. La aglomeración genera el establecimiento de otras actividades que son complementarias. En este sentido, se observa, en el municipio de León, que a partir de los años sesenta se crean una serie de asociaciones de productores de calzado.

5. La aglomeración forma un mercado de trabajo especializado. Por tanto, se puede compartir por todas las empresas del sector. Empíricamente se observa, a lo largo de la primera mitad del siglo XX, que la gente dejó sus antiguas actividades y se concentró en la industria del cuero y el calzado.

6. Teóricamente, se señala que trabajadores y empresarios ganan con la aglomeración, ya que se genera para el empresario, una oferta de trabajo especializada; y por otra parte, los trabajadores tienen la seguridad de no depender solamente de una empresa para obtener un empleo. Para el caso de la industria analizada, lo anterior tiene una validez intermedia. Se observa una mayor especialización de la mano de obra, lo que genera beneficios para las empresas medianas y grandes, las cuales buscan, principalmente, mano de obra calificada y especializada; en contraste, las empresas micro y pequeñas buscan obreros que conozcan todas las partes del proceso de producción, factor que es escaso en la industria de calzado de León.

7. Henderson J. destaca la importancia de las condiciones históricas en el proceso de consolidación de la localización. En este sentido, se observa que la experiencia, de más de 360, genera facilidad para contratar mano de obra calificada.

8. Para que una economía sea de urbanización, es necesario que se detecten las siguientes variables: El acceso a un mercado más grande; el desarrollo de los mercados de mano de obra; la presencia de servicios comerciales de banca y financieros; transportes y medios de comunicación eficientes; servicios especializados (contables, consultores de empresas y firmas de publicidad); existencia de instalaciones sociales, culturales y de ocio; fabricantes de componentes; centros de consumo; universidades e institutos. Los elementos antes señalados se observan en León, Guanajuato, lugar en el que existe una integración de la cadena industrial. Existe la integración de diferentes y variadas empresas, entre las que destacan, la industria textil, la de tintes y pinturas de madera, de proveedores de maquinaria y equipo, la industria ganadera, la de proveedores de hule. Guanajuato es un Estado que, además, se caracteriza por una excelente ubicación geográfica. Tienen adecuada infraestructura: carreteras, puertos industriales, aeropuertos, aduanas, infraestructura energética y telecomunicaciones, servicios, etc.

9. Henderson, J. plantea que las líneas de comunicación entre agentes que vinculan conocimiento, toman tiempo para madurar y ser eficaces, incluso aunque éstas sean innovaciones menos sofisticadas. Por tanto, generar una red eficaz de intercambio de información no resulta fácilmente trasladable en el espacio. Sin embargo, el autor matiza que el aprovechamiento de éste tipo de externalidades, genera la persistencia de clúster sectoriales en determinadas localizaciones y, de ese modo, favorece la aglomeración de la actividad en el territorio. En este sentido, se observa que el 80 por ciento de los proveedores de la curtiduría y de la proveeduría, colaboran con las empresas del calzado para la mejora de los productos, apoyan con técnicas de producción y en el financiamiento. Sin embargo, se destaca que estos vínculos son informales y poco frecuentes, porque como señala Henderson, las líneas de comunicación entre agentes que vinculan conocimiento, toman tiempo para madurar y ser eficaces. Por otra parte, si se considera la relación entre empresas contratistas y maquiladoras, se observa que esta relación tiene un carácter informal y esporádico

10. Para Thomas, M., las economías externas se originan cuando se reducen los costos medios unitarios de las empresas, los cuales están vinculados con el crecimiento de las empresas del polo. Con esto, la empresa del polo de crecimiento consigue economías de escala. Considerando el trabajo empírico de Martínez A. & Ortiz, A., se detecta que los fundadores de las cuatro principales empresas productoras de calzado, en León, no son originarios de la región. Las razones por las que escogieron la ciudad de León fue la existencia de proveedores cercanos y la facilidad para contratar mano de obra calificada.

11. Para Ohlin B., la distancia entre los recursos naturales y los mercados, el transporte de las materias primas y de los productos acabados y las diferencias locales en los recursos, son los que ceteris paribus influyen en la localización de una industria en un lugar determinado. En León, se destaca la existencia de una fábrica que se localizó originalmente en la ciudad de México, la cual tenía, principalmente, sus compradores en la capital del país. Sin embargo, decidió relocalizarse en León. El objetivo, para ellos, fue reducir costos, y por ende, dieron prioridad a la cercanía de proveedores y de mano de obra, que al del mercado original.

12. Para Fujita y Ogawa, las economías externas surgen en el momento en que la producción aumenta, como resultado de una disminución en la distancia, que va del lugar de producción al mercado o al lugar de los insumos. La producción de calzado en León, tiene las dos ventajas: la cercanía con la demanda final y con los insumos, y es que se encuentra cerca de ciudades con fuerte desarrollo industrial y, por ende, con un alto nivel adquisitivo: Celaya, Aguascalientes y Querétaro, son algunos ejemplos. Así mismo, cuenta con fuertes encadenamientos productivos con la curtiduría local o regional.

Conclusiones

Está demostrado que la competitividad empresarial, depende más de los servicios de innovación, comercialización y marketing que de los activos físicos en el proceso de producción. Por ello, en este proceso de globalización, no basta con ser eficientes en la empresa. Es necesario integrarse a un distrito industrial y buscar generar economías externas y Clusters industriales. De lo contrario, las empresas no podrán sobrevivir en este feroz proceso de competencia, y las ventajas competitivas que las compañías creen tener, se irán diluyendo, con el tiempo.

Las empresas de calzado, en León se encuentran rodeadas de economías externas y de aglomeración. Esta se observa con los servicios existentes, aunados a las estructuras sociales que se originaron desde el año 1800, y es que más de 360 años generan experiencia en la mano de obra, en la adquisición de insumos, en la venta, etc., lo cual finalmente representa una ventaja competitiva que se debe aprovechar y preservar.

Se observa que las empresas grandes establecen relaciones de subcontratación con las pequeñas. Sin embargo, para que funcionen, se requiere el cumplimiento de estándares de calidad, compromiso con la entrega, diseños modernos etc. Para lograrlo, se genera un vínculo a través de la asistencia tecnológica, financiera y de trasmisión de conocimiento.

Cada uno de los 12 puntos señalados, anteriormente, muestran, para el caso de la industria de calzado en la región mexicana de León, la vinculación estrecha entre la postura teórica y empírica. Por ello, podemos afirman que, en dicho sector, se hacen presentes economías de localización y de urbanización, aunado a la existencia de un clúster que se encuentra en proceso de consolidación, pero con grandes ventajas para permanecer dentro de la esfera del comercio nacional e internacional.

Bibliografía

Arrow, Kenneth (1962). Economic Welfare and the Allocation of Resources for Innovation; en Nelson, R., The Rate and Direction of Innovative Activity. Princeton University Press. Nueva Jersey.

Callejón, María y Costa, Teresa. (1996). Economías de Aglomeración en la Industria. En Cuadernos de Trabajo E96/07, Universität de Barcelona. Barcelona.

Chinitz, Benjamín. (1961). Contrasts in agglomerations: New York and Pittsburgh. En American Economic Review, Vol. 51, Núm. 2. Pittsburgh.

Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas. (2008) Disponible en http://www.emagister.com.mx/ciatec-centrodetalles-45085.htm. Revisado febrero 2009

Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (2009). Disponible en línea: http://www.ciatec.mx/ciatec/index.htm. Revisado diciembre 2008

Fujita, Masahisa e Hideaki Ogawa (1982). Multiple equilibrium and structural transition of non-Monocentric urban configurations, Regional Science and Urban Economics Vol. 12. Núm. 2.

Gobierno de León 2006-2009 (2006). Plan de Gobierno. Disponible en Línea: http://www.leon.gob.mx/portal/modules/icontent/inPages/tugobierno/plangobierno/plangobierno2006-2009.pdf. Revisado noviembre 2008

Hoover, Edgar (1933). The Location of the Shoe Industry in the United States. The Quarterly Journal of Economic. Vol. 47 Núm. 2. The MIT Press. Massachusetts.

Henderson, Vernon, et al. (1995). Effects of Air Quality Regulation," NBER Working Papers 5118, National Bureau of Economic Research, Inc. Cambridge, Massachusetts.

Henderson, Vernon (1988). Urban Development Theory, Fact, and Illusion. Oxford University Press. Oxford.

Iglesias, Esther y Ángel, Rocha. (2006). La macrorregión del calzado guanajuatense: ¿un espacio en transición? En Revista Pueblos y Frontera digital UNAM Núm. 1. Disponible en línea. http://www.pueblosyfronteras.unam.mx/a05n1/pdfs/005_Enrriquez.pdf

Iglesias, Esther. (1998). La industria del cuero y el calzado en México. UNAM. México.

Isard, Walter (1956). Location and Space Economy: A General Theory Relating to Industrial Location, Market Areas, Land Use, trade, and urban structure. Massachusetts Institute of Technology. MIT Press. Massachusetts.

Krugman, Paul (1992). Geografía y Comercio. Traducción de Alfonso Méndez

Antoni Bosch. Barcelona

Malcolm, Moseley (1977). Centros de Crecimiento en la Planificación Espacial. Colección Nuevo Urbanismo. Madrid.

Marshall, Alfred (1957). Principios de Economía: Un tratado de introducción. Traducido por Emilio de Figueroa de la 8ª edición inglesa. Edit. Aguilar. Madrid.

Marshall, Alfred (1920). Principles of Economics. Macmillan. London.

Martínez, Adriana. (2007) ¿Es factible hablar de un distrito industrial del calzado en León? En Revista Economía Informa. Núm. 345. Marzo-abril. UNAM. México.

Martínez, Alberto y André, Ortiz. (2000). Factores de competitividad, situación nacional y cadena productiva de la industria del calzado en león Guanajuato. En Revista Economía Sociedad y Territorio, vol. II núm. 7. Universidad del Estado de México. México.

Méndez, Ricardo y Caravaca Inmaculada (1996). Organización industrial y territorio. Síntesis. Madrid.

Morgan, Thomas (1972). The Regional Problem, Structural Change and Growth Pole Theory. En Kuklinsky A. R. Growth Poles and Growth Centers in Regional Planning. The Hague: Mouton. Holland.

Ohlin, Bertil (1971). Comercio interregional e internacional, Oikos-tau. Barcelona.

Porter, Michael (1991). La Ventaja Competitiva de las Naciones. Javier Vergara. Buenos Aires.

Richardson, Harry. (1977). Teoría del Crecimiento Regional. Pirámide. Madrid

Scitovsky, Tibor (1954). Two Concepts of External Economies. The Journal of Political Economy, Vol. 62, No. 2. Chicago.

Secretaría de Economía (2001). Programa de Acción para el desarrollo de la Competitividad del Distrito Industrial de Cuero y Calzado en Guanajuato. Disponible en línea: http://www.contactopyme.gob.mx/agrupamientos/ConsulDiag.asp?CveEdo=11&CveSec=19 Revisado agosto 2008.

Unger, Kurt (2003). Los clusters industriales en México: especializaciones regionales y la política industrial. Documento de Trabajo. CEPAL. Disponible en línea: http://www.eclac.org/ddpe/noticias/paginas/8/15078/KurtUnger.pdf

* Doctor en economía internacional y desarrollo económico de la Universidad de Barcelona, Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México, Docente de la Universidad del Mar, México, adscrito al Instituto de Estudios Internacionales. E-mail: maximiliano@huatulco.umar.mx, gracia@correo.unam.mx

 
 
ECONOMÍA AUTÓNOMA es una revista académica de la Universidad Autónoma Latinoamericana UNAULA, de Medellín, Colombia. La versión digital es editada y mantenida por el Grupo de Investigación eumednet de la Universidad de Málaga.

Director
Álvaro J. Correa Vélez


ISSN: 1989-5526
EUMEDNET

ECONOMÍA AUTÓNOMA
Universidad de Málaga > Eumed.net
Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

10 al 29 de
octubre
II Congreso EUMEDNET sobre
Arte y Sociedad

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias

17 al 28 de
noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre
El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de
diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre
Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global