DELOS: Desarrollo Local Sostenible
Vol 3, Nº 9 (octubre 2010)


ESTIMACIÓN DE LA HUELLA ECOLÓGICA CORPORATIVA. UN ESTUDIO DE CASO VINCULADO A LAS EMPRESAS DE REPARACIONES

 

Alejandro Martínez Gascón
Valencia, España
alejandrovall@gmail.com
 


1 RESUMEN

En el presente trabajo se calcula la huella ecológica corporativa a una empresa de reparaciones de chapa y pintura de automóviles, dándole las indicaciones pertinentes para que la empresa sea más sostenible. Todo esto utilizando la metodología descrita por Juan Luis Domenech Quesada. También mostramos la actualización de los factores de conversión para el año 2009. Los factores de conver-sión nos permiten el paso de euros a toneladas de producto consumido. Y se acaba calculando la intensidad energética de la empresa tanto en Gj/€ como en tanto por cien de la factura dedicado a energía, cumpliendo, así, el objetivo de la investigación. Concluimos diciendo cual es la ecoeficiencia de la empresa.

Palabras Clave: Huella ecológica corporativa, factores de conversión, intensidad energética, ecoefi-ciencia.

1 ABSTRACT

In this paper we calculate the corporate footprint to a repair facility of auto body and paint, giving ap-propriate details for the company more sustainable; all this using the methodology described by Juan Luis Domenech Quesada. We also show the renovation of the conversion factors for 2009. The con-version factors allow us to step Euros to tons of product consumed. And just by calculating the energy intensity of the company both Gj / € as in percentage of the bill devoted to energy, thereby fulfill the purpose of research. We conclude by saying what the eco-efficiency of the company.

Key Words: corporative ecological footprint, conversion factors, energy intensity, ecoefficiency.


Pulse aquí para bajarse el artículo completo en formato PDF.



2 INTRODUCCIÓN

Ante la actual demanda de sostenibilidad por parte del consumidor cada vez son más las empresas que se prestan para el cálculo de índices ecológicos. La sostenibilidad se ha convertido en sinónimo de competitividad. Además todo hace ver que pronto la normativa exigirá a las empresas ciertos nive-les de ecología. Así que aquellas que estén adaptadas ganaran ventaja sobre las demás por estar ya preparadas.

El pequeño taller de chapa y pintura que analizamos aquí (del cual ocultaremos su nombre llamándo-lo Alfa) tuvo el valor de enfrentarse a la realidad de la huella ecológica. Nos concedió sus cuentas contables y sus ficheros de facturas, ya que se tuvo que descender a este nivel.

2.1 LA HUELLA ECOLÓGICA

La huella ecológica es un indicador de índice único que mide la necesidad de terreno bioproducible de una sociedad para abastecer tanto sus necesidades de consumo como sus desechos. Es usado para países, ciudades e incluso el mundo. No obstante en este artículo veremos su aplicación al sec-tor empresarial.

Para calcular la huella ecológica se supone lo siguiente (Ewing et al. 2008):

• La mayoría de las personas consumen recursos y generan residuos que pueden ser seguidos.

• La mayoría de estos recursos y flujos de residuos se puede medir en términos de áreas biológi-camente productivas necesarias para mantener los flujos. Los recursos y flujos de residuos que no pueden ser medidos están excluidos de la evaluación, dando lugar a una subestimación sis-temática de la huella ecológica verdadera de la humanidad.

• Por cada área de ponderación en proporción a su productividad biológica, diferentes tipos de áreas pueden convertirse en una unidad común de hectáreas globales, hectáreas con la biopro-ductividad media mundial.

• Debido a que una sola hectárea global representa un solo uso, y todas las hectáreas globales en cualquier simple año representan la misma cantidad de bioproductividad, pueden sumarse para obtener un indicador agregado de la Huella Ecológica o biocapacidad.

• La demanda humana, expresada como Huella Ecológica, se puede comparar directamente con el suministro de naturaleza, la biocapacidad, cuando ambos se expresan en hectáreas globales.

• El área demandada puede sobrepasar el área suministrado si la demanda de ecosistema excede a la capacidad regenerativa de los ecosistemas (por ejemplo, los seres humanos temporalmente puede pedir más biocapacidad de los bosques, o la pesca, que los ecosistemas tienen disponi-ble). Esta situación, donde la Huella Ecológica supera la biocapacidad disponible, se conoce co-mo rebasamiento.

Basándonos en el primer supuesto aplicaremos la huella ecológica a la empresa ya que si los recur-sos consumidos y los residuos generados de las personas se pueden seguir también se pueden se-guir los mismos de las empresas.

2.2 CÁLCULO DE LA HUELLA ECOLÓGICA

El cálculo de la huella ecológica es relativamente fácil de entender. Se trata de pasar todos los con-sumos y residuos a hectáreas de terreno bioproductivo. Veamos el caso de los productos bióticos. Si una determinada población consume 20 toneladas de patatas, por ejemplo, esta cantidad es genera-da por cierta área de cultivos, pongamos 100 hectáreas. Pues bien ya tenemos pasada a hectáreas el consumo de patatas de dicha población. Diremos que esta sociedad ha consumido 100 ha de culti-vos. Lo mismo se puede hacer con los demás productos bióticos.

Veamos el caso de los productos no bióticos como puede ser la extracción de minerales, los electro-domésticos, productos manufacturados, etc. Con estos no podemos hacer lo mismo que con los pro-ductos bióticos porque no son generados por ningún terreno fértil, así que lo que haremos es tener en cuenta toda la energía necesaria para su obtención. Con ello no es suficiente porque no tenemos superficie, sino Gigajulios. Para terminar de pasar a hectáreas lo que haremos es suponer que esa energía ha sido generada a partir de combustibles fósiles. Estos generan un humo que debe ser ab-sorbido por hectáreas de bosque. He aquí lo que buscábamos. Así pues ya tenemos el método para pasar de toneladas de producto no biótico a hectáreas de bosque necesarias para absorber todo el CO2 emitido para obtener la energía necesaria para la fabricación u obtención del producto en parti-cular.

En 2005, la huella ecológica del planeta fue de 17.500 millones de hectáreas globales (hag), en cuan-to al área productiva fue de 13.600 millones hag, es decir, una huella de 2,7 hag per cápita frente a un área productiva de 2,1 hag por persona. Lo que nos da un déficit de 0,6 hag per cápita. (Hails 2008)

2.3 LA HUELLA ECOLÓGICA CORPORATIVA

Como ya hemos visto antes se puede calcular la huella ecológica de una empresa. No obstante hay algunas peculiaridades. La huella ecológica corporativa (HEC) valora la cantidad de ecosistema o naturaleza medida en hectáreas necesaria para su existencia. Para ello se define como:

“el impacto ambiental (en hectáreas) de cualquier organización, provocado por: a) la compra de todo tipo de productos y servicios claramente reflejados en sus cuentas contables; b) la venta de productos procedentes de la producción primaria de alimentos y otros recursos forestales o bióticos, es decir, cuando hortalizas, frutas o carnes, entran por primera vez en la cadena de mercado; c) la ocupación de espacio; y d) la generación de desechos claramente reflejados en su memoria ambiental”. (Dome-nech 2006)

Por tanto los productos de flujo (aquellos que compra, manufactura y vende) se le contabilizan como huella también a la empresa porque los necesita para su existencia tanto o más como los productos en que la empresa es consumidora final.

El cálculo de la HEC se hace igual que con la huella ecológica. La diferencia reside en que la infor-mación disponible por parte de las empresas respecto a su consumo lo tenemos en unidades mone-tarias, es decir, euros. Para pasarlo a toneladas, y así aprovechar lo que sabemos de la huella ecoló-gica, tenemos que recurrir a los factores de conversión. Los factores de conversión son índices en unidad toneladas/1000€. Con ellos basta multiplicar el consumo hecho en euros por el factor de con-versión correspondiente y tendremos el consumo hecho en toneladas. A partir de aquí todo sigue igual que en la huella ecológica.

Los factores de conversión han sido obtenidos a partir de los capítulos arancelarios de importación y exportación de la base de datos http://aduanas.camaras.org/ . Se han calculado sumando la tonela-das de las importaciones y las exportaciones y se ha dividido entre el valor resultante de la suma de los valores económicos de las importaciones y exportaciones. De este modo nos da igual la proce-dencia de los productos tanto si son del extranjero como nacionales. A continuación presentamos una tabla de los capítulos arancelarios y sus factores de conversión.

Seguidamente veremos otra tabla donde tenemos los capítulos arancelarios agrupados según sus características en común. Para su obtención se ha calculado el promedio de los capítulos arancela-rios que forman cada agrupación.

3 APLICACIÓN DEL ÍNDICE A LA EMPRESA DE REPARACION.

El Taller Alfa, situado en la localidad de Tavernes de la Valldigna (Valencia), está formado por tres trabajadores. Tiene un rendimiento promedio de unas 200 reparaciones anuales, entre las cuales encontramos una gran variedad referente al tamaño de la reparación, no obstante todas ellas son de chapa y pintura. Cuando se requiere la intervención de la mecánica, este servicio es externalizado a otro taller como si el dueño del vehículo lo hubiese contratado aparte. Es decir, la factura del mecáni-co no es pagada por Alfa y luego por el dueño a Alfa, sino que va directamente al dueño. Esto es muy relevante en la HEC porque si las facturas de mecánica fueran pagadas primero por Alfa, se contabi-lizaría como consumo y de otro modo no. He de decir que siempre todos los años hay dos o tres fac-turas en que ocurre lo contrario, por lo que se recomienda ya a la empresa que intente evitarlo al máximo para que ello no se convierta en un aumento de las hectáreas consumidas, es decir, de la HEC.

La información necesaria para determinar la HEC se obtuvo toda de la contabilidad de la empresa descendiendo al nivel de factura por factura en muchos casos para poder separar los tipos de mate-riales y así tener una mayor precisión. También se ha recurrido a los albaranes de residuos. Se ha elegido el año 2009 para el cálculo de la huella por ser el más actual. Hay que decir que este sector tiene los residuos muy controlados por el gobierno autonómico y se cumple a rajatabla lo dictado en la normativa.

Para la obtención de las hectáreas correspondientes a los residuos se hizo uso de los resultados publicados en el artículo (Marañón et al. 2008). Al igual que se ha actualizado los índices correspon-dientes a los servicios atendiendo a lo dicho en el artículo (Coto et al. 2008)

3.1 PRINCIPALES RESULTADOS.

La estimación de la HEC de Alfa la podemos sintetizar en la siguiente tabla que recoge las hectáreas globales y las toneladas de CO2 emitidas. Las toneladas de CO2 configura la Huella del Carbono Corporativa del cual no se ha hablado en este artículo, pero el lector podrá encontrar más información en el artículo de Carballo (2009)

Salta a la vista que la huella bruta y la neta son idénticas. Ello es debido a que la empresa no dispone de contrahuella alguna.

La HEC nos permite el desglose de la huella en los diferentes grupos y subgrupos como se muestra en la tabla siguiente. Se puede observar como 99% del total va a parar a energía con un total de 13,7 hag. Donde 11,4 de las 13,7 hag. son invertidas en Materiales. Los Materiales a los que hace referen-cia son principalmente recambios. Por ello se le recomienda a la empresa que use piezas de desgua-ce. No obstante esta mejoría ecológica no quedaría reflejada en un nuevo cálculo de la HEC porque el indicador no distingue de un tipo de piezas a las otras, de momento.

También cabe destacar “la nada” en Materiales de Construcción, eso es debido a que la empresa Alfa tiene más de 40 años y se consideran amortizados los materiales empleados en su construcción.

El consumo hecho en electricidad es de 0,4 hag., es decir, el 2,8% del total. Lo cual nos indica que no sería una gran aportación a la huella la instalación de placas solares en el techo. Cabe destacar la poca aportación a la huella hecha por los desechos (sólo 0,8 de 13,8 hag.). Estos no se pueden redu-cir porque la empresa es bastante eficiente en el uso de los materiales. Los servicios contratados ascienden a sólo 0,6 (4,3%) por lo que su reducción no aportaría gran cambio en la huella total.

Otra tabla importante es la que viene a continuación porque nos permite ecoetiquetar el producto, en este caso las reparaciones de chapa y pintura. Aquí se ha recurrido al precio de la reparación ya que a mayor precio mayor consumo de materiales por parte de la empresa. El resultado es el siguiente:

Hay que explicar que en contrahuella no hay un 0 absoluto debido a que la gestión de residuos tiene contrahuella para sus usuarios.

3.2 INTENSIDAD ENERGÉTICA

Además, dado que se ha tenido en cuenta todos los consumos energéticos también podemos obtener la intensidad energética . En el caso de los servicios es absurdo tomar la unidad GJ/t. Así que se tiene en cuenta la parte de la factura que corresponde a energía, suponiendo que ésta ha sido gene-rada a través de combustibles fósiles. Otra opción es manejar la unidad Gj/mil€. El consumo total de energía sube a 907,2 Gj con unos ingresos de 122.373,57 € sin IVA nos da una intensidad energética de 7,4236 Gj/mil€. Esto es por cada mil euros ingresados en este taller de chapa y pintura se hará un gasto energético de 7,4236 Gj.

Para la obtención de la parte de la factura que corresponde a energía necesitamos, primero, saber el precio de la tonelada del combustible fósil. Este es, para el año 2009, 1,0123*1000/0,8 €/t=1265,375€/t, donde 1,0123 es la media aritmética entre el precio del gasoil y de la gasolina y 0,8 el peso de un litro de combustible. Para saber las toneladas usadas dividiremos los gigajulios consu-midos entre la intensidad energética del combustible fósil, esto es, 907,2Gj/43,75Gj/t=20,736t. Ahora multiplicamos las toneladas consumidas por el precio de la tonelada de combustible y tendremos los euros invertidos en combustible, es decir, 1265,375€/t*20,736t=26238,816€. Finalmente si esta canti-dad la dividimos por el total de ingresos y lo multiplicamos por cien, tendremos el tanto por cien de la factura que va a parar a energía, esto es, 26238,816€/122.373,57€*100= 21,44%.

4 CONCLUSIONES

A falta de más estudios no se puede concluir si la empresa Alfa es bastante ecológica o todo lo con-trario porque no se puede comparar el resultado obtenido por esta empresa con otras. No obstante, y para posteriores comparaciones, esta empresa tiene un PIB corporativo (el cash flow + salarios) (Do-menech 2006) de 71.245€ anuales, lo que da como resultado una ratio PIB/HEC 5.162€/hag. Es de-cir, con una hectárea global bioproducible se han producido 5.162€, un resultado bastante aceptable teniendo en cuenta que el PIB español en 2005 ascendió a 908.792 millones de euros (www.ine.es), mientras que la huella ecológica fue de 245,67 millones hag. dándonos una ratio PIB/HE de 3.699,24€/hag. Se ha tomado el año 2005 porque es el último año del que tenemos información sobre la huella ecológica de España cogida de (Hails 2008).

En resumen, la empresa Alfa tiene una ecoeficiencia mayor que España en su conjunto. Se le ha recomendado para que mejore su ecología, a pesar de que no todo quedará reflejado en un próximo cálculo de la HEC, que compre piezas de desguace cuando sea posible, que las facturas de mecáni-ca vayan todas a nombre del cliente, que sigan usando la bici como medio de transporte individual y que continúen haciendo un uso racional de la energía.

5 REFERENCIAS

CARBALLO PENELA, Adolfo; GARCÍANEGRO, María do Carme; DOMENECH QUESADA, Juan Luis. (2009) “El MC3 una alternativa metodológica para estimar la huella corporativa del carbono”. Delos Vol. 2 Nº 5 www.eumed.net/rev/delos/05 último acceso Mayo de 2010

COTO MILLÁN, Pablo; MATEO MANTECÓN, Ingrid; DOMENECH QUESADA, Juan Luis; GONZÁ-LEZ ARENALES, Mónica; (2008) “La huella ecológica de las autoridades portuarias y los servicios” OIDLES Vol 1 Nº4 http://www.eumed.net/rev/oidles/04/index.htm (último acceso junio de 2010)

DOMENECH QUESADA, Juan L.; (2006) “Guía metodológica para el cálculo de la huella ecológica corporativa” Tercer Encuentro Internacional Sobre Desarrollo Sostenible y Población. www.eumed.net/eve/ http://www.telecable.es/personales/jldomen1/articulos/artiecofootprintV1.doc (último acceso mayo de 2010) 41pp

EWING, Brad; REED, Anders; RIZK, Sarah M.; GALLI, Alessandro; WACKERNAGEL, Mathis; KITZES, Justin (2008); “Calculation Methodology for the National Footprint Accounts, 2008 Edition” http://www.footprintnetwork.org/download.php?id=508 (último acceso mayo de 2010) 19pp

HAILS, Chris (2008) “Informe planeta vivo 2008” (último acceso mayo de 2010) http://assets.panda.org/downloads/lpr_2008_span_lo_res.pdf WWF Columbia 48pp

MARAÑÓN, Elena; IREGUI, Giovana; DOMENECH, Juan Luis; FERNÁNDEZNAVA, Yolanda; GON-ZÁLEZARENALES, Mónica. (2008). “Propuesta de índices de conversión para la obtención de la hue-lla de los residuos y los vertidos” OIDLES Vol. 1 Nº 4 Junio de 2008. Último acceso Junio de 2010 http://www.eumed.net/rev/oidles/04/index.htm


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al artículo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del artículo al principio del mismo.

Un comentario no es más que un simple medio para comunicar su opinión a futuros lectores.

El autor del artículo no está obligado a responder o leer comentarios referentes al artículo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este artículo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor, pulse aquí.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Comité Director:
Carlos Barrios
Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-5245
EUMEDNET

Número actual
Números anteriores
Acerca de
Nuestros autores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > Delos
>