DELOS: Desarrollo Local Sostenible
Vol 2, Nº 5 (junio 2009)

EL TURISMO EN LA LOGICA DE LA SOSTENIBILIDAD Y EL DESARROLLO LOCAL. REFLEXIONES SOBRE TRES ESTUDIOS DE CASO DE COSTA RICA, BOLIVIA Y EL SALVADOR…
 

Gladys J. Melara
Consultora internacional
gladysmelara@yahoo.com

  

 

RESUMEN

El artículo está referido a como el turismo sostenible puede contribuir al Desarrollo Local y a la competitividad territorial; para ello, se desarrollaron tres estudios de casos en América Latina, en donde existen procesos de desarrollo local y el turismo contribuye a esos procesos. Los lugares son: La Mancomunidad la Chiquitania en Bolivia; Suchitoto en El Salvador y Bijagua, en Costa Rica. El primero corresponde a una escala regional, Suchitoto a una escala municipal, y Bijagua a una escala Cantonal.

La primera parte, trata de describir las características de cada uno de los lugares, en donde puede identificarse la existencia de procesos de desarrollo local y un tipo de turismo sostenible.

La segunda parte, hace un análisis de las variables relacionadas con el turismo sostenible y su contribución a los procesos de desarrollo local. Esas variables las encontramos presente en los tres lugares aunque en diferentes niveles de desarrollo y coherencia con la escala territorial que se está abordando.

Finalmente, se presentan las conclusiones, que tratan de recoger la riqueza de las experiencias estudiadas y se generan recomendaciones, en particular al Gobierno de El Salvador, para que el turismo que se impulsa en ese país entre en la lógica de la sostenibilidad y el desarrollo local, como una vía para lograr el mejoramiento de las condiciones de vida de los salvadoreños y salvadoreñas.

Palabras claves: Desarrollo local, Turismo sostenible, Visión compartida, ordenamiento y planificación territorial, entramado de relaciones, competitividad territorial, sistema empresarial local, liderazgo comprometido, Identidad.

 

Pulse aquí para bajarse el artículo completo en formato PDF.



1. El turismo debe entrar en la lógica de la sostenibilidad y el desarrollo local

El turismo, puede contribuir no solo a mejorar los indicadores del crecimiento, sino también, indicadores de desarrollo, pero tienen que darse ciertas condiciones, las cuales se han tratado de identificar, a partir de estudios de casos, en tres sitios de América Latina en donde se desarrollan procesos de desarrollo local, y el turismo sostenible es una actividad económica estratégica que contribuye a ese desarrollo. Se trata de: los municipios Chiquitanos en Bolivia; El distrito Bijagua, Municipio de Upala en Costa Rica y Suchitoto en El Salvador.

Cuando se menciona la palabra turismo, cualquier ciudadano lo traduce, en una perspectiva de demanda, como: ocio, diversión, disfrute, descanso, etc. y como oferta en: empresa turística, bajo sus diferentes modalidades: hotel, restaurante, etc.; también, se encuentran expresiones como: turismo sinónimo de prostitución, expoliación y destrucción ambiental o social. Si bien, todo eso es parte de la realidad turística en el mundo; hay ciertas experiencias de desarrollo local, en donde el turismo sostenible, es una estrategia que contribuye al desarrollo y la competitividad territorial.

El turismo, en los tres casos mencionados, nos acerca a un concepto de turismo sostenible de impacto multidimensional, de valor estratégico para desarrollar aún más la identidad y la conservación del patrimonio cultural y natural y, una oportunidad económica clave para sus procesos de desarrollo local.

Los tres lugares que se analizan, se caracterizan por tener una población fundamentalmente campesina, e indígena para el caso de Bolivia; las estadísticas han ubicado históricamente a estos lugares de estudio, con altos índices de pobreza, pero en los últimos años, se evidencian avances en los indicadores de desarrollo humano, los cuales se presentarán en el breve resumen de cada caso.

En los municipios mencionados se desarrolla un turismo cultural, de naturaleza (en sus diferentes modalidades), pero es muy especial la experiencia de la Chiquitania, en donde el turismo misional, fue forjado por la historia de las misiones jesuíticas que asentaron a la mayoría de los pueblos indígenas de la zona en el siglo XVIII y se fundieron en una nueva etnia chiquitana.

La caracterización de los tres lugares y el tipo de turismo que en estos territorios se desarrolla, es importante porque ello guarda cierto tipo de relación con los destinos turísticos, que en El Salvador, queremos desarrollar.

El territorio de la Chiquitania, corresponde a una escala regional, conformado por 14 municipios; Suchitoto, a una escala municipal y Bijagua, a una escala cantonal; mencionar las escalas es importante, porque en el análisis de sus procesos de desarrollo local, se retomaron sólo las variables de desarrollo local que estaban presentes en esas tres diferentes escalas, aunque ellas se expresen de múltiples forma y magnitudes particulares.

1.1. Datos sobre los estudios de caso

1.1.1. Distrito de Bijagua, (nivel cantonal), Costa Rica

El distrito Bijagua, pertenece al cantón2 Upala, provincia3 de Alajuela. Según datos del Censo de Población del 2004, del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC); el distrito contaba con una población de 37,679 habitantes. Su extensión territorial es de 394,75 Km. Esta zona es eminentemente agrícola y se caracteriza por la alta producción de frijoles y arroz, tanto que es el mayor productor de frijoles a nivel nacional.

Para el año 2004 el alfabetismo en la región era bastante alto y uniforme entre los distritos, Bijagua fue el distrito que logró el porcentaje más alto de alfabetismo de mujeres, el 90.5% y los hombres el 88.8%.

En cuanto al índice de desarrollo social, para el año 2004, Bijagua obtuvo el 47.3%, considerado el más alto, comparado con los demás distritos del cantón Upala, seguida del distrito Upala. En cuanto a la escolaridad promedio el distrito Upala le correspondió el 5.7, seguido de Bijagua que alcanzó el 5.2 La tasa de fecundidad fue más baja en el distrito de Bijagua, seguido del distrito Upala.

En Bijagua; de las comunidades rurales surgió la Asociación Bijagüeña de productores agrícolas ABIPAS, diseñadores del albergue Heliconia; este pequeño albergue, en conjunto con un restaurante, una estación biológica y una red de senderos que incluye cuatro puentes colgantes, ha venido logrando posicionamiento como destino turístico, sobre todo por su cercanía a uno de los atractivos más importante de la zona, el Río Celeste, famoso por su catarata y sus aguas de un bello color azul-celeste.

El albergue Heliconia ofrece servicios integrales: Hospedaje, alimentación, guías locales especializados y transporte; el Albergue recibe, un promedio de 750 visitantes al año en hospedaje y 1500 personas que visitan el lugar. Su gran éxito radica en la ingeniosidad de integrar ese proyecto de hospedaje y otros servicios, con el manejo de la enorme reserva de 76 hectáreas y el Parque Volcán Tenorio.

Costa Rica ha impulsado el turismo rural comunitario, Bijagua es uno de los destinos turísticos en donde se ha desarrollado ese tipo de turismo. En torno a un proyecto de albergue, se han organizado grupos de guías locales que ofrecen una variada gama de giras e itinerarios al Volcán Arenal, al Volcán Tenorio, al Rio Celeste, a la Laguna Danta, a las cataratas del rio Bijagua, a ciudad Fortuna, etc.; han creado Mariposarios con especies nativas, empresas familiares, han aprovechado turísticamente las aguas termales que hay en sus terrenos; se han organizado giras de observación de Perezosos y ranas venenosas, Giras botánica, gira ornitológica, giras nocturnas de observación de especies, etc.

En Costa Rica existen 19 experiencias de desarrollo local a partir del turismo rural comunitario, similares al de Bijagua; éstas se desarrollan bajo un concepto de gestión del turismo con criterios de bajo impacto hacia el ambiente y promoción de la cultura local. Se trata, de fincas especializadas en las actividades de turismo rural/agroturismo y cuentan con operadoras turísticas locales. Casi todas las experiencias de turismo rural comunitario tienen un área de protección.

En Bijagua, el turismo ha significado, un punto de partida para el relacionamiento entre actores locales y comunidades; y entre estos y actores nacionales, especialmente el Instituto Costarricense de turismo (Estatal) y COOPRENA, que es la cooperativa, de nivel nacional, que aglutina a todos los esfuerzos de turismo rural comunitario, impulsados en Costa Rica.

La experiencia de Bijagua, es un caso muy especial porque se dá un ejemplo de relacionamiento directo entre las comunidades rurales de Bijagua a través de su Asociación Bijagüeña de productores agrícolas ABIPAS, con estas instancias nacionales estatales o privadas, sin intermediación municipal, que es supuestamente el mecanismo o institucionalidad lógica para intermediar entre las iniciativas locales y la institucionalidad nacional.

Estas iniciativas del turismo rural comunitario en Costa Rica, articulados en red bajo la sombrilla de COOPRENA, les ha proporcionado ciertas ventajas:

 Canalización de recursos técnicos y económicos

 Capacitación integral y horizontal

 Intercambio de experiencia

 Estandarización de la calidad

 Diversificación de productos y complementariedad entre ellos

 Implementación de buenas prácticas para que las empresas sean más eficientes.

 Folletos que promocionan a la red de iniciativas de turismo rural comunitario

 Participación en ferias regionales e internacionales

 Organizar ferias de turismo rural comunitario, en donde participan con cuotas simbólicas. Estas ferias sirven para contactos y para promover sus albergues.

 Pueden aparecer en la guía de turismo rural comunitario

 Les permite tener un sitio Web

 Acceso a información del mercado turístico

 Compartir guías de buenas prácticas para hoteles, restaurantes y agencies de viajes.

La gran lección de la experiencia de Costa Rica en general y de Bijagua en particular, es que el turismo rural comunitario (TRC), es atractivo en general, solo para turistas con interés de convivencia experimental. Son pocas las tour operadoras interesadas en este tipo de turismo, ya que la comisión que les queda es muy baja; las iniciativas de TRC de manera aislada no tienen recursos, ni capacidad para dar respuesta a la demanda turística. Por ello, es indispensable optar por una estrategia de alianzas entre las diferentes experiencias de Turismo Rural Comunitario en el país; ello es indispensable, para la promoción de sus ofertas turísticas y tener capacidad de competir en el mercado. Además, en su experiencia, ha sido de mucha importancia, el contar con tours operadoras locales, que controlan y gestionan la llegada de los turistas a sus destinos turísticos.

1.1.2. Suchitoto (nivel municipal), El Salvador

“El Diagnóstico del Municipio de Suchitoto" elaborado por la alcaldía de la localidad, en el marco de la realización del Plan de Desarrollo Local, indica que, la población actual del Municipio de Suchitoto se estima en: 30.094 personas, de las cuales 20.782 habitan en la zona rural del Municipio (69%) y 9.312 en la zona urbana (31%), concentrándose en el único núcleo urbano existente, el casco urbano.

Suchitoto, es un municipio con un alto nivel de organización y tradición de participación ciudadana. Los gobiernos locales han diseñado un modelo interesante de participación ciudadana, en donde, cada uno de los 27 cantones y 77 caseríos, eligen al líder que los va a representar en el Concejo Municipal. Por tanto, cada cantón, tiene un representante en el organismo de máxima autoridad, un mecanismo, y un canal para hacer llegar sus demandas al gobierno municipal y negociar las mismas.

La participación ciudadana y la contraloría social son parte fundamental de la vida cotidiana del municipio. El gobierno local, realiza reuniones de cabildo con todos los cantones, con ellos establece las prioridades de inversión, los avances en la cobertura de servicios; con ellos identifica, gestiona y evalúa los proyectos.

La existencia de una política de género en el municipio y los resultados de su implementación son consecuencia de la lucha de las mujeres, particularmente las mujeres del área rural. Los liderazgos actuales, tienen un alto nivel político, organizativo y capacidad movilizadora de toda la población.

Comparativamente con otros lugares vecinos, hay un avance importante, en el nivel de conciencia ciudadana por la protección de los recursos naturales y culturales. Una experiencia muy rica, en ese sentido, ha sido, el cambio de actitud de sus ciudadanos sobre su ciudad, que se expresa, en una participación activa para su conservación, limpieza y belleza.

En ese contexto, el concepto y enfoque de turismo sostenible, ha ido permeando en todos los actores locales, contribuyendo a adquirir mayor compromiso con la preservación del patrimonio, y comprensión de las políticas y normas municipales orientadas a ello y a reducir riesgos ambientales y sociales, que pudieran desprenderse de una actividad turística irresponsable en su municipio.

El turismo en Suchitoto ha permitido abrir nuevas opciones laborales complementarias a las actividades agropecuarias tradicionales, a motivado a grupos comunitarios rurales y grupos de pescadores a organizarse y prepararse para atender a los turistas atendiendo sus demandas de guías por toda la zona y paseos en lancha por el lago de Suchitlan, hoy las tour operadoras y agencias receptoras de turismo, se coordinan con la oficina de turismo del municipio y con algunos hoteles y restaurantes locales para cubrir las demandas de los turistas en términos de servicios y oferta turística en esa localidad.

1.1.3. La gran Chiquitania (nivel regional), Bolivia

En los municipios Chiquitanos, cobra una enorme importancia la institucionalidad y la legislación, que respalda toda la actividad turística y de promoción de la gran Chiquitania.

De acuerdo al Estudio de Caso: ¨Mancomunidad de municipios Chiquitanos, Bolivia, preparado por USAID y la Asociación Internacional de Administración de Ciudades y Condados (ICMA) del año 2004, se establece que la mancomunidad de municipios de la gran Chiquitania ha asumido un rol protagónico en el desarrollo local y nacional en Bolivia, a partir de la generación de una cultura organizacional que no tiene comparación, convirtiéndose un ejemplo en América Latina, de modo de desarrollo integral y de Asociatividad municipal exitosa.

La Chiquitania, se encuentra al Este y Noreste del Departamento de Santa Cruz, Bolivia; tiene 231.577 Km2 equivalentes a aproximadamente 23 millones de hectáreas, es decir el 62 % de la superficie total del Departamento de Santa Cruz. La población de Chiquitania es de 170,820 habitantes y el 90% de la población de esta región es indígena, y en su mayoría, trabajadores agrícolas. En general Santa Cruz de La Sierra, es un departamento con bastante autonomía del gobierno central, lo que le ha permitido mantener una gestión y una actuación bastante independiente.

De acuerdo al informe de Desarrollo Humano del 2004, PNUD, el índice de desarrollo humano de Bolivia es de 0.641 y la del departamento de Santa Cruz de 0.689, el municipio Puerto Quijarro, el más desarrollado de la gran Chiquitania, ocupa la posición 0.710 y el de menor IDH la ocupa el municipio El puente, con la posición 0.549

Es precisamente en esta región, de extensas llanuras tropicales y de suaves acumulaciones de terreno conocidas como lomeríos, por donde se asientan verdaderas joyas arquitectónicas preservadas por pueblos que aun conservan interesantes manifestaciones culturales de la época misional, reflejadas en su Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca, que ha sido motivo para que la UNESCO las declare como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”

La región se caracteriza por su potencial turístico con base a: i) sus recursos naturales entre ellos el Parque Nacional Noel Kempff Mercado, patrimonio Natural de la Humanidad, ii) identidad propia por su legado español misional, centrado en sus iglesias y en la producción de hilados, ofreciéndonos una dinámica activa artesanal con técnicas y materiales naturales, heredados de sus antepasados ; iii) expresiones artesanales como el tallado en madera, la música barroca y renacentista, y iv) la forma de vida que transcurre en sus poblaciones que refuerzan su identidad.

2. Hallazgos de variables relacionadas con el turismo sostenible y que contribuyen al desarrollo local

2.1. Visión compartida sobre un tipo de turismo sostenible

El análisis de las megatendencias del turismo en el mundo, consideran que se va a generar un creciente impacto de las campañas lideradas por los consumidores para el desarrollo turístico sostenible y el comercio justo en el turismo. Ello se debe a la, cada vez mayor, toma de conciencia ecológica en el mundo y que solo el turismo sostenible, persigue la minimización de los impactos sobre los ecosistemas en respuesta al uso de los recursos naturales por parte de las actividades turísticas, procurando asimismo la conservación de la cultura y tradiciones del destino, es decir, se persigue que el turismo constituya una actividad ambiental y socialmente responsable.

La integración de la sostenibilidad en el desarrollo turístico se ha convertido en uno de los requisitos para atraer a la demanda turística, y aumentar la competitividad y la rentabilidad de las empresas turísticas.

En los tres casos estudiados se identifica, la presencia de un enfoque de turismo sostenible, con mayor desarrollo en Costa Rica, como expresión de política de país.

Se trata de un diseño estratégico, que incorpora: las fronteras marginales de ganancias de los consumidores, la responsabilidad corporativa en equilibrio con sus beneficios económicos y los márgenes ecológicos y social cultural.

Es decir se busca armonizar: el nivel de beneficios a los visitantes (atractividad del destino turístico y sus productos para que retornen los turistas); la responsabilidad corporativa (que acepta regulaciones, políticas, principios); que toma en cuenta los impactos ecológicos (agotamiento agua, suelo y aire y las transformaciones materiales y simbólicas del paisaje) y la aceptabilidad social (respuestas emocionales y la imagen pública).

En los tres estudios de casos, se observó el impacto económico, social, ambiental y cultural, de este tipo de turismo sostenible en las comunidades locales:

• La adopción gradual de buenas prácticas en la gestión del territorio y la operación de las unidades productivas con el propósito de: producir reduciendo impactos negativos, mejorar la calidad del producto y hacer más eficiente el desempeño económico.

• Mayores oportunidades para las comunidades, especialmente las rurales, ya que estas prestan servicios de guías turísticos, servicios de alojamiento y gastronomía local, transporte recreativo, diversión, productos artesanales como mermeladas, quesos, vinos de frutas locales, etc. actividades que complementan la actividad agropecuaria, diversificándose de hecho, las actividades económicas en el campo. En la ciudad florece la artesanía, las artes, las actividades culturales, el comercio y la gastronomía local.

• Mayor dinamismo de la economía local con la generación de empleo y capacitación de personal local, lo que incrementa el dinero circulante que se gasta en compras locales, quedándose los ingresos en el territorio e invirtiéndose en el mismo.

• Tal como nos lo evidencia Costa Rica en general y Bijagua en particular, se promueve la educación ambiental de la población a través de las escuelas, instituciones y campañas públicas y se desarrolla una cultura de aprecio por el patrimonio natural y cultural local.

• Facilita la realización de alianzas con instituciones de investigación, educación y de cooperación que apoyan este tipo de desarrollo

• Se incentiva y promueve la producción orgánica de frutas, hortalizas, carnes, etc.

• Se cuenta con instrumentos de políticas, planes y regulaciones para la sostenibilidad.

2.2. El ordenamiento y la planificación del territorio

Llama la atención, la combinación que hacen de la actividad económica, sectorial, con un enfoque territorial y ello es totalmente coherente, si entendemos que la actividad turística se desarrolla en un territorio que tiene que ser preparado, adecuado, ordenado y planificado para recibir a una cantidad de visitantes que presionarán los recursos naturales, culturales y sociales de la localidad.

Los visitantes exigen servicios y productos turísticos (públicos y privados) y servicios no turísticos de calidad:

Los servicios y productos turísticos públicos, referidos a: i) información sobre recursos y espacios turísticos: teatros, monumentos arqueológicos, parques, áreas naturales, sitios de recreación, centros artesanales, exposiciones de pinturas, ferias, etc.; ii) infraestructura y servicios turísticos: Miradores, centros de interpretación, instalaciones de ocio y recreo, equipamientos culturales, señalización turística, Centros de información turística, etc.

Los servicios no turísticos públicos referidos a: la seguridad y salud del visitante; condiciones físicas apropiadas del municipio: carreteras, puentes, comunicaciones, así como también oficinas de información sobre los destinos turísticos, oficinas de cambio de moneda, señalización vial, Etc.

Todos estos servicios turísticos y no turísticos son competencia en general, de la administración pública local.

Servicios turísticos privados. El turista requiere de una oferta básica turística en su visita: donde alojarse, donde comer, en que transportarse, recreación, guías turísticos, etc. Estas condiciones de servicio y productos son asumidas por iniciativas privadas, familiares o por pequeñas y medianas empresas de la localidad.

Por tanto la articulación entre actores que ofrecen servicios turísticos y no turísticos públicos y los sectores que ofrecen servicios y productos turísticos privados es fundamental para el éxito del destino turístico.

En general, el turismo es una actividad económica que se desarrolla sobre un territorio, demandando espacios, recursos e inversiones de capital público y privado. Para ofrecer una oferta competitiva del territorio, los actores locales de Bijagua, Chiquitania y Suchitoto han tenido que aprender a trabajar unidos, asumiendo roles complementarios, bajo una proyección de desarrollo sostenible del destino turístico.

La regulación de la actividad turística y la regulación de la presión sobre el territorio suponen un proceso de ordenamiento de las actividades turísticas y económicas; lo que significa preveer la capacidad de carga turística (Físico-ambiental, económica, social y política), es decir que el cálculo de la capacidad de carga supone en muchos atractivos turísticos, el punto de partida para el control del flujo de visitantes y para orientar la gestión hacia la sostenibilidad.

Además, la aplicación de la capacidad de carga supone el establecimiento de políticas fundamentadas en la disuasión. Estas políticas se desarrollan especialmente a partir de la gestión de los flujos de turistas (señalización, capacidad de estacionamiento, dificultad vial, etc.). En términos generales esto implica establecer las reglas claras y transparentes para el desarrollo turístico, planificar cada sitio turístico, especialmente cuando se trata de áreas naturales y culturales que deben ser conservadas y protegidas como las que se encuentran en los tres casos estudiados.

La actividad de ordenamiento del territorio corresponde al gobierno local y supone regular dos cosas: la actividad propiamente turística que se desarrolla en las áreas o parques naturales y en edificios de valor cultural e histórico, así como, la regulación sobre las empresas que ofrecen servicios y productos turísticos.

El Plan de ordenamiento y desarrollo turístico implica construir una Visión de conjunto, establecer criterios para los procesos de desarrollo turístico, pautas para el diseño del destino turístico y desarrollo de productos turísticos; todo ello considerando minimizar los efectos negativos de la actividad turística y maximizar los efectos positivos del turismo. Por tanto, ordenar el territorio ha significado, en los casos estudiados, compromisos de cada uno de los actores participantes en los procesos de planificación.

La planificación en la Chiquitania, Suchitoto y Bijagua en sus diferentes escalas, la han realizado: las micro, pequeñas y medianas empresas turísticas locales: restauranteros, hoteleros, transportistas, tour operadoras locales, distribuidores, los gobiernos municipales, productores agropecuarios, artesanos, instituciones públicas presentes en el territorio, comunidades, pescadores y organizaciones de mujeres (estos dos últimos agrupamientos son fuertes en Suchitoto) y organizaciones de jóvenes. Cada uno de estos actores juega un rol importante para la ejecución de actividades del plan turístico, que apuntan a un proyecto común de territorio. En la experiencia de Suchitoto y la Chiquitania han sido procesos conducidos directamente por la Municipalidad, pero en Bijagua, Costa Rica, han sido conducidos por liderazgos comunitarios apoyados por instancias nacionales como COOPRENA.

En términos generales podríamos concluir que, la planificación del turismo, no puede considerarse sólo como una planificación sectorial sino que una planificación integral del territorio y requiere una gestión territorial. Además, planificar el territorio en una proyección de turismo sostenible requiere una correspondencia entre las escalas nacional, regional y local, en términos de ordenanzas municipales, políticas, legislación y en acciones estratégicas para la venta y promoción del turismo sostenible a nivel internacional, lo cual es responsabilidad de las instituciones nacionales en el marco de la promoción del país.

Desde esta perspectiva el plan de turismo bajo este enfoque integral del territorio, contribuye al desarrollo del espacio territorial de la siguiente forma:

• Aporta información especializada indispensable para un territorio que decide transformarse en destino turístico:

 Estudios de los recursos turísticos y territoriales.

 Establece la calidad en los destinos turísticos

 Presenta la diversificación y calidad de la oferta

 Las necesidades de formación turística

 El estado de la innovación tecnológica

 La promoción turística

 El apoyo a la comercialización

 Una evaluación turística.

• En términos de la capacidad de carga del territorio, este tipo de planes turísticos ofrece información clave para garantizar la sustentabilidad del patrimonio territorial:

 Estudios basados en los límites tangibles de los recursos.

 Estudios basados en los niveles de satisfacción de los visitantes.

 Estudios basados en los niveles de tolerancia de la población residente.

 Estudios que evalúan la tasa excesiva de crecimiento o cambio:

o La capacidad de carga turística basada en la evaluación de costo y beneficios

• Promueve coordinación y acuerdos institucionales entre la escala local, regional y nacional en términos de visión, enfoques, lineamientos y acciones estratégicas como la promoción y mercadeo internacional de la oferta territorial

• Este tipo de planes puede identificar inversiones estratégicas en el territorio que tienen que ser resueltas o gestionadas desde el nivel nacional y regional y local

2.3. Entramado de relaciones: locales, regionales y nacionales

En los casos estudiados, el desarrollo del turismo, ha incidido para la conformación o fortalecimiento de relaciones entre actores económicos locales (que desarrollan diferentes actividades turísticas y no turísticas, rurales y urbanas) y los gobiernos locales; generándose un tejido de relaciones que incide en el diseño de políticas públicas y desarrolla un encadenamiento de actividades que impactan las dimensiones: económica, social y ambiental a nivel local.

Para el caso de los habitantes de Suchitoto, su historia se caracteriza por la organización y lucha, en torno a sus intereses y necesidades; luego de la firma de los acuerdos de paz en El Salvador, el turismo ha sido un factor, que ha contribuido, al surgimiento y acercamiento entre actores locales tradicionalmente organizados (comunidades rurales, jóvenes y mujeres) y sectores no organizados, tal es el caso de los propietarios y empleados de pequeños y medianos hoteles y restaurantes.

Con el desarrollo del turismo también han ido cobrando vida, algunas actividades económicas, tradicionalmente marginadas o no existentes, tales como: a) las artesanales, las artísticas, la gastronomía local y la producción agro artesanal; b) las actividades de recreación: senderismo, pesca, etc. La dinamización de estas actividades ha significado el surgimiento de liderazgos empresariales urbanos y rurales, la mayoría jóvenes, muchos de los cuales, se han ido comprometiendo con un tipo de turismo sostenible.

La movilización de los actores locales la realiza el gobierno municipal, quien cuenta con funcionarios y una oficina de turismo municipal; y ha desarrollado los mecanismos de comunicación con las estructuras comunitarias territoriales, rurales y urbanas. Suchitoto sobresale pues, por la fuerte relación entre gobierno local y ciudadanía urbana y rural.

En la Chiquitania existe una red de actores bastante compleja en los catorce municipios: A nivel sectorial se encuentran: productoras artesanales, micro y pequeños empresarios de comercio y servicios, productores forestales, ganaderos, pequeños y medianos empresarios del turismo cultural y ecológico, productores y comercializadores de minería, empresarios de transportes ferroviario, aeropuerto, puertos y zonas francas comerciales y de maquila. A nivel territorial: se encuentras las organizaciones comunitarias rurales y urbanas, organizaciones sociales, de mujeres y jóvenes.

En la Chiquitania el factor que le da coherencia a la complejidad del sistema de actores, y a la proyección de desarrollo de la Gran Chiquitania es, la mancomunidad de Municipios, en donde se encuentran representados los catorce municipios por sus autoridades municipales, apoyados por una institucionalidad técnica para toda la región.

El tipo de relaciones que sobresale en esta experiencia es, el de la Mancomunidad Chiquitana, conformada por gobiernos locales, con mucha capacidad de gestión mancomunada y fortalecida por el permanente accionar como Mancomunidad. Parte de ese fortalecimiento radica en su capacidad técnica en el nivel regional, permitiéndole tener un Plan Estratégico y acciones estratégicas para toda la Chiquitania y le permite contar con la capacidad para asesorar a los municipios, para enfrentar todos aquellos problemas locales, cuya solución está fuera de su alcance; esta facilitación también le permite a los municipios desarrollar planes coherentes con las políticas y programas departamentales y nacionales.

En Bijagua existen redes turísticas propias del lugar, conformada por asociaciones de guías turísticas, de albergues, restaurantes locales, tour-operadoras, salas de venta de artesanías, museos locales, viveros, Mariposarios, etc. Como en todo territorio pequeño bien organizado, Bijagua es un ejemplo de coordinación entre actores locales, comunidades y empresas; pero además, en Bijagua sobresale la relación de los actores locales organizados en cooperativas, con instrumentos nacionales como el Consorcio COOPRENA conformado por 19 cooperativas para el desarrollo del turismo rural comunitario a nivel nacional, y el Instituto Costarricense de turismo de Costa Rica, institución del Estado que se encarga de la definición, implementación y promoción de la oferta turística territorial y la gestión de la imagen y publicidad, en este caso, del turismo rural comunitario.

El turismo rural comunitario fue declarado como cuarto nicho después del turismo de sol y playa, del turismo de aventura y el ecoturismo, ello implicó en el nivel nacional asignar inversiones públicas dirigidas al fomento del turismo rural comunitario.

Los tres casos estudiados dejan una consideración importante y clave en relación a que, no es suficiente para atraer al turista y competir con otros destinos turísticos, que las empresas proporcionen excelentes productos y servicios, se requiere en general de una oferta turística de calidad en el territorio y para construirla se demanda la incorporación de los gobiernos locales, la institucionalidad pública y privada y la ciudadanía. Este requerimiento del turismo refuerza la tesis de que las estrategias tienen que ser sectoriales y territoriales para tener un sector productivo y empresarial local competitivo y un territorio competitivo.

2.4. Competitividad sistémica territorial

La competitividad sistémica del territorio radica en la capacidad de alianza y concertación alcanzada entre los sectores públicos y privados en el territorio.

En los lugares estudiados, esa alianza entre sector público y privado se traduce en:

• Eficiente soporte institucional y de servicios públicos, Costa Rica es donde se encuentra más desarrollado, Ejemplo:

 Oficinas de turismo municipal

 Servicios de salud para turistas

 Servicios públicos de información

 Formación e investigación especializada

 Señalización informativa e interpretativa

 Centros de interpretación

 Promoción de la oferta turística e imagen.

 Etc.

• Existencia de infraestructura pública y turística y accesibilidad de la localidad hacia los puntos turísticos.

• Existencia de condiciones de visibilidad del patrimonio natural, cultural y turístico en general.

• Diseño de instrumentos y políticas, ordenanzas públicas regionales de gestión del turismo sostenible dirigidas a estimular el aprovechamiento de los recursos sociales endógenos, las potencialidades humanas, institucionales y organizacionales para impulsar estilos propios de desarrollo local a partir del turismo.

• Presupuestos orientado a desarrollar los destinos turísticos.

Las alianzas entre el sector público y privado en torno al turismo sostenible contribuye al desarrollo local de la siguiente forma:

• Se promueve mayor inversión pública en infraestructura vial, señalización, servicios públicos de salud , comunicaciones, urbanización, recolección y tratamiento de basura y otros

• Promueve nuevas formas de gestión de los gobiernos locales ya que tienen que asumir nuevos retos relacionados con una nueva actividad económica demandante de legislación, políticas, inversiones y sobre todo de una administración altamente eficiente en la generación de servicios

• Se promueve el territorio considerando sus paisajes, su ambiente, sus atractivos y el marco escénico que asegura la satisfacción y el disfrute y las unidades económicas que ofertan los servicios de alojamiento, gastronomía y productos diversos

• Se promueve la inversión en áreas naturales, conservación de biodiversidad, manejo y aprovechamiento de cuencas, y en general del recurso agua, bosques, Etc.

2.5. Liderazgos y comunidades con capacidad de respuestas ante cambios permanentes del entorno:

Otro rasgo de estas sociedades es, la capacidad de respuestas ante cambios permanentes del entorno: el mercado internacional y las transformaciones tecnológicas y de información.

El turismo es la actividad económica que expresa más claramente la relación global-local, ello, para los tres estudios de casos presentados se expresa en: la habilidad y sabiduría de los liderazgos locales, para interpretar las motivaciones, necesidades y carencias de los turistas que gustan de disfrutar de diferente forma, la naturaleza, la cultura, la historia, las formas de vida de las comunidades locales y la herencia física dejada por sus antepasados.

La capacidad de respuesta de los liderazgos de estas localidades para identificar y adecuar sitios turísticos que respondan a las expectativas de los visitantes, la creación de productos turísticos que llenan la necesidad de autorrealización, de estima, de interrelación social, de seguridad y respuestas a las necesidades fisiológicas del visitante al contacto con el destino turístico en su conjunto. Esta capacidad de los liderazgos locales, en la vida diaria se transforma en incremento del número de visitantes y de los días de permanencia en los destinos turísticos, lo que genera un aumento del consumo de productos y servicios en el lugar, mayores ingresos y mayores empleos locales.

Pero esta capacidad de respuesta se expresa también a nivel comunitario en la conducta y actitudes de sus habitantes, que se organizan para el cuido y protección de los recursos naturales y culturales y proporcionar servicios y productos de calidad al turista. Esto es lo que contribuye al retorno de los visitantes, ya que se produce una relación social de respeto y responsabilidad entre turistas y residentes y esto trae como resultado la promoción del destino turístico.

En Bijagua, Suchitoto y cada vez más, en la Mancomunidad la Chiquitania, el turismo sostenible, se ha constituido en una herramienta básica para lograr el desarrollo económico, en el sentido de representar la principal fuente de ingresos en divisas o por sus positivos efectos sobre la producción y el empleo. También se le puede reconocer la incidencia efectiva que este tiene sobre el medio ambiente y el patrimonio cultural.

El efecto contagio (positivo o negativo) del turismo sostenible sobre todas las esferas del desarrollo y la capacidad sinergética de influir en un territorio, han sido factores importantes para que en estos lugares (especialmente Costa Rica) se diseñen normativas, políticas, controles y restricciones en los destinos turísticos estudiados. La existencia de restricciones, normas, etc. que rigen los destinos turísticos a los que nos referimos, generalmente lo entienden los turistas con interés de convivencia experimental: el turista ecológico, los que practican con respeto el turismo rural comunitario o el turismo cultural y en general los que se interesan por conocer la historia y las costumbres ancestrales de pueblos y comunidades.

Este tipo de turista representa, el porcentaje más pequeño del universo de visitantes en el mundo, pero está en permanente crecimiento, y América Latina y particularmente Centroamérica-México, representan una de las experiencias más atractivas por la riqueza cultural y natural, aún por descubrir.

Si la relación local-global, lo expresamos como una interacción de mercado (oferta del territorio y demanda del visitante) que no violenta las reglas del turismo sostenible, podemos concluir que el impacto de esta relación es positiva permitiendo:

• Formas de interacción que favorece la calidad ambiental, la salvaguarda del patrimonio cultural y natural, la inteligencia y la sabiduría local

• Se facilita el incremento y acceso de tecnologías de producción, del conocimiento, de información y de comunicación , especialmente para la micro y pequeña empresa

• Se incrementa el transporte especializado y con ello las visitas al municipio

• Se incrementa los ingresos por impuestos al consumo, a las actividades económicas o el IVA

2.6. Existencia de pequeños y medianos negocios locales dinámicos

Desde una proyección de desarrollo local y desde un enfoque de turismo sostenible, la conformación de un tejido empresarial local fuerte, protagonista y referente en el destino turístico es fundamental. Bijagua deja muchas experiencias interesantes, ya que se trata de iniciativas de negocios comunitarios y empresariales, que impactan y dinamizan la economía local, logrando entre ellas crear casi un perfecto encadenamiento de actividades económicas que se integran conformando pequeños sistemas de servicios de calidad al turista.

En Suchitoto y Bijagua se logra identificar un avance en la creación de un tejido empresarial local, en donde micro y pequeñas empresas o unidades económicas rurales comunitarias o familiares son el eje fundamental de la economía del lugar. Estas unidades económicas están siendo fortalecidas y apoyadas en sus esfuerzos de comercialización de sus servicios y productos turísticos; en su mayoría tienen la capacidad para lanzar iniciativas novedosas, desarrollar cadenas productivas y asociarse para la producción en escala.

En Costa Rica es interesante estudiar, el apoyo de COOPRENA a las pequeñas y medianas empresas de turismo rural comunitario, se trata de una figura institucional cooperativa novedosa que fortalece y le da un impulso a ese tipo de turismo, y genera una experiencia en donde, desde el ámbito nacional, se aporta en la conformación del tejido productivo local.

En la Chiquitania, sobresale la capacidad innovadora de las comunidades en todas las expresiones del arte, convirtiendo su música renacentista, su pintura, su producción artesanal, su vestimenta, su gastronomía y su arquitectura en una obra artística, una expresión tangible de los vestigios y enseñanzas ancestrales y una forma particular de vida. Lo que en la Chiquitania se vende es eso, las diferentes expresiones de su forma de vida

Es característico en los tres destinos turísticos la participación de jóvenes y mujeres: como guías turísticas en lo urbano y en lo rural; sobresale su capacidad organizativa para el turismo de aventura, natural y cultural; las mujeres se destacan como innovadoras en la producción artesanal, son buenas para la comercialización y están mejor preparadas para el auto aprendizaje; En general hay un involucramiento familiar, ya que también se incluyen las niñas y niños.

Podríamos concluir, que la existencia de liderazgos empresariales turísticos locales, con capacidad de dinamización de la economía y contribución al proyecto colectivo local aporta al:

• Fortalecimiento del capital social y económico del territorio.

• La diversificación del sistema económico, ya que se incrementan nuevas unidades económicas de comercio y servicio; cooperativas de pesca se diversifican, ofreciendo además de productos piscícolas, servicios recreativos; agricultores tradicionales trascienden a producción de flores, o producción artesanal comestible u ofrecen servicios de alojamiento rural ó guías turísticos, etc.

• Aparece una nueva generación de productos y servicios con viñetas, etiquetas y marcas con símbolos de la localidad y con ello, nuevas oportunidades de empleos, ingresos y reinversión local de excedentes.

• Los ingresos que llegan al cantón, municipio o región se reinvierte en esos lugares, no se esfuma por el sistema financiero hacia otros países o a la capital.

2.7. El turismo sostenible como dinamizador de la economía local.

La cadena de valor que se presenta es: la representación gráfica de cómo el desarrollo turístico sostenible, contribuye a dinamizar la economía, la diversifica e impacta otras dimensiones del desarrollo local.

A continuación se analiza la cadena de valor que generan empresas de hospedaje, alimentación y tiendas de suvenir o artesanales, es decir, los requerimientos de infraestructura e equipamiento que estas demandan, los servicios profesionales que ellas requieren, el tipo de proveedores que necesitan, el tipo de productos que solicitan y el tipo de servicios que promueven porque complementan sus actividades; dinamizando con todo ello la economía local.

2.8. Identidad como palanca de desarrollo

El concepto de Identidad como palanca de desarrollo de José Arocena, toma vida en estos lugares. Podríamos decir que la contribución del turismo sostenible para forjar una identidad como palanca de desarrollo, está referido al forjamiento de actitudes y conductas que se promueve en hombres y mujeres para la protección, cuido y valoración del patrimonio natural (ecosistema, Flora y fauna, estuarios y santuarios ecológicos, áreas naturales, etc.) y Patrimonio cultural, (historias, tradiciones y costumbres, música, gastronomía y formas de producción y de convivencia local), transformado en producto turístico. Pero también al respeto que se promueve de los valores individuales y comunitarios.

De los tres casos estudiados, La Chiquitania es un ejemplo vivo de identidad como palanca de desarrollo, sobresaliendo el arraigo de los ciudadanos a su historia y sus tradiciones ancestrales, que hoy se promueve con los visitantes. De igual forma Bijagua, tiene como eje central de su desarrollo integral, el arraigo a su patrimonio natural, transformado hoy en producto turístico.

Las formas en cómo se ha ido constituyendo la identidad local en los territorios mencionados, a lo largo de sus procesos históricos, ha sido un factor determinante para el tipo de desarrollo alcanzado en estos lugares. Se trata de procesos culturales en los que se ha logrado la socialización de los individuos y de los grupos.

El turismo sostenible ha venido a fortalecer esos procesos ya existente mediante:

• La promoción y dinamización de las actividades culturales, recreativas y deportivas que fortalecen le conocimiento y aprendizaje local sobre su patrimonio, su historia, sus símbolos y sus antepasados.

• Ese aprendizaje de valoración patrimonial, que se trasmite a los visitantes, multiplicando a través de ellos el conocimiento sobre su territorio y promoviendo el retorno de estos o la llegada de otros a partir de la promoción de los primeros visitantes

• El rescate de tradiciones olvidadas o no practicadas que contribuyen a la identidad de los habitantes con la riqueza cultural y natural de sus territorios

• Las formas identitarias comprometidas, que se expresan en: actitudes de cuido del patrimonio natural y cultural; defensa y belleza del mismo y en su lucha por la conservación de su identidad local.

• La generación de intercambios de culturas entre habitantes y visitantes que contribuye a la formación, a una mayor apertura y respeto frente a otras culturas

Todo lo anterior impacta en el territorio fortaleciendo la Identidad activa comprometida con un modo de desarrollo local, a la que José Arocena ha dado en llamar “Identidad motor del desarrollo”

3. Conclusiones finales

En base al estudio de los tres casos se pueden extraer algunas lecciones aprendidas para El Salvador:

• En los tres casos, encontramos la presencia de variables claves para el desarrollo local, tales como: un tipo de identidad que funciona como motor del desarrollo; un liderazgo forjado en décadas de experiencia de lucha; un entramado de relaciones fuertes, altos niveles de cooperación y concertación entre el sector público y privado, y un proyecto de futuro compartido entre agentes del desarrollo local, al que contribuye el turismo sostenible.

En cada lugar, cada una de las variables están presentes con sus propias características y diferentes niveles de desarrollo; lo importante para el tema que desarrollamos es, rescatar la contribución del turismo sostenible al fortalecimiento de los procesos de desarrollo local

• En términos estratégicos, si el turismo es visto bajo la perspectiva de desarrollo de un territorio, debe ser declarado como turismo sostenible, es decir, con un enfoque de respeto y responsabilidad en la gestión del patrimonio natural y cultural y el desarrollo de la localidad.

• El turismo sostenible, debe ser visualizado integralmente, desde una perspectiva de gestión del desarrollo territorial y no como una actividad únicamente sectorial. Las experiencias estudiadas indican que el turismo sostenible si puede contribuir al desarrollo local y a la competitividad territorial.

• Las exigencias de crear mejores condiciones para soportar la carga de visitantes en el territorio, implica mejorar a la vez, las condiciones de vida para las comunidades locales: el acceso y la calidad de la salud y la educación pública; las condiciones de servicios e infraestructura pública y el acceso a créditos, asistencia técnica y formación especializada.

• A nivel de país debe definirse a qué tipo de turismo se le va a apostar y a cuales destinos turísticos se apoyaran bajo un enfoque de desarrollo sostenible. Ello implica la planificación de cada destino turístico y en base a esa planificación, establecer los niveles de inversión pública: accesos hacia sitios turísticos, servicios públicos de calidad e infraestructura pública y turística y ello requiere de políticas públicas coherentes en el nivel nacional, regional y local, que permita el desarrollo del empresariado de la localidad, de tal forma que la gestión del turismo sostenible en el territorio recaiga sobre los actores locales, permitiendo con ello que los ingresos que se generen, sean reinvertidos en el territorio.

• Dado el impacto que el turismo tiene en todas las dimensiones del desarrollo: medioambiente, educación, cultura, salud, infraestructura, seguridad, ordenamiento y planificación rural y urbana, etc., se requiere de una eficiente y eficaz coordinación interinstitucional en el nivel local, regional y nacional; una armonización de políticas y legislación entre gobiernos municipales y el nacional e implica una intervención de toda la sociedad, con roles diferenciados y complementarios.

• El compromiso del gobierno central, también debe estar referido a la promoción de los tipos de turismo y destinos turísticos en ferias y eventos internacionales. La lógica en el turismo es: se promueve al país y luego sus destinos turísticos y productos turísticos.

• El turismo de negocio y convenciones, que promueve el gobierno de El Salvador, debe combinarse con otros tipos de turismo con un enfoque de sostenibilidad, tal es el caso del turismo de naturaleza, ecológico, rural, cultural, arqueológico, comunitario, de aventura y el turismo de playa; ello implicaría que el gobierno descentralice las inversiones públicas y promueva las privadas en el interior del país y no continúen concentrándose en la capital.

• El turismo sostenible, particularmente en áreas rurales, nos da la oportunidad de diversificación de la actividad económica y si ello se sabe hacer con eficiencia y eficacia, puede generar oportunidades de empleo e ingresos al interior del país; y si hay inversión pública, hay mayor probabilidad de atraer inversión privada. Las instituciones públicas salvadoreñas deberían estudiar estas experiencias e integrar esta perspectiva en el enfoque y política actual de turismo.

• Partimos de que el turismo como cualquier otra actividad económica no puede modificar las relaciones de género, ni la situación de discriminación laboral de las mujeres en relación a los hombres, ya que esta situación tiene raíces estructurales, es producto del contexto y de las condiciones históricas de las mujeres en nuestra sociedades.

El abordaje de solución a una problemática de género, debe partir de un enfoque sistémico para analizar el fenómeno de discriminación laboral de género desde una perspectiva multicausal, con énfasis en factores culturales y sociales que intervienen en la discriminación laboral de las mujeres”. Sin embargo, el turismo por sus características genera oportunidades a las mujeres por la compatibilidad entre la oferta laboral y la demanda laboral. El turismo requiere además de capacidades especializadas, del valor agregado, que por sus características pueden ofrecer las mujeres: su actitud natural de servicio, su capacidad de atender muchas cosas a la vez, su creatividad, su capacidad de comunicación, sus habilidades para administrar bien y de manera transparente.

• El turismo sostenible por su naturaleza, es un detonador de encadenamientos productivos, contribuye a dinamizar la economía, la diversifica e impacta otras dimensiones del desarrollo local para la competitividad territorial.

 El Turismo sostenible promueve la articulación entre las actividades directa e indirectamente vinculadas al turismo y otras actividades agrícolas, industriales, artesanales y de servicios existentes en el territorio.

 El turismo sostenible genera oportunidades de empleo especializado, pero también ,mediante el encadenamiento productivo y la demanda de productos y servicios contribuye a generar empleo en otras ramas de la actividad económica, educativa, cultural y ambiental

 Dinamiza otras actividades económicas como la artesanía, la gastronomía, el entrenamiento, el arte y las diversas expresiones culturales, actividades que tradicionalmente no son relevantes económicamente y el turismo las integra como productos turísticos.

• La Gran Chiquitania, nos enseña la importancia de la asociatividad municipal y los avances en los procesos de autonomía y descentralización; parte del éxito de estos municipios, es precisamente, su capacidad de decidir, de forma participativa, el rumbo de la gran Chiquitania, y en términos de turismo, su sabiduría para aprovechar el enorme y rico patrimonio natural y cultural, para darlo a conocer a los visitantes, conservando su capital patrimonial y mejorando a partir de ello las condiciones de vida de sus habitantes.

• Suchitoto nos da un ejemplo de espacios y canales de participación ciudadana, construidos desde el gobierno local, los cuales son necesarios para diseñar colectivamente el futuro de un territorio, se trata de temas de diálogo, de negociación, de concertación, de apertura, de flexibilidad, de capacidad de escuchar a los ciudadanos, los cuales son insumos fundamentales para la gobernabilidad.

• Bijagua, nos presenta una guía de cómo hacer sostenible procesos de desarrollo local, sobre la base de: participación comunitaria, educación, responsabilidad con el medio ambiente y la cultura local, innovación empresarial comunitaria, y optimización económica del patrimonio natural para mejorar la calidad de vida de los habitantes de su región.

• Finalmente, El Salvador, tiene en este milenio, el gran reto y la responsabilidad de construir un modelo alternativo al actual, que responda a la lógica de la sostenibilidad ecológica, la sostenibilidad económica, la sostenibilidad social y una visión de desarrollo de todo su territorio nacional.

4. Bibliografía

Libros

Alburquerque F. Competitividad y Desarrollo Local, 1995.

Arrocena, J. El Desarrollo Local: un desafío contemporáneo. Primera Edición, Ediciones Santillana, S.A. Uruguay, Marzo 2002.

Casanova, F. Desarrollo local, tejidos productivos y formación: abordajes alternativos para la formación y el trabajo de los jóvenes. Montevideo: CINTERFOR, 2004.

Clavé, Salvador, et Al. Planificación territorial del turismo. Primera edición en lengua castellana, editorial UOC, Barcelona, 2005.

Van Der Duin, René, El desarrollo del turismo sostenible: los casos de Manuel Antonio y Texel. Primera edición, San José CR.: FLACSO, 2002.

Documentos

Asociación Internacional e Administración de Ciudades y Condados (ICMA). Estudio de caso Mancomunidad Chiquitos Bolivia. USAID. Julio 2006.

Blanes, J. La descentralización en Bolivia, avances y retos actuales. Centro Boliviano de Estudios Multidisciplinarios. La Paz, noviembre 1999.

Barrieri, F., Capital Social, 2005.

FLACSO. Estudio de oferta y demanda turística de Suchitoto. Mayo 2006.

Gabriela C., et AL. Turismo Rural Comunitario en Costa Rica, la experiencia del programa de pequeñas donaciones y sus grupos sociales. Programa de Pequeñas Donaciones. 2004.

Gobierno de Bolivia. Capitulo 5, Mirando hacia el este: La Gran Chiquitania. Informe de Desarrollo Humano Santa Cruz, 2004.

Gobierno de Costa Rica. Atlas del Desarrollo Humano Cantonal de Costa Rica 2007. Escuela de Estadísticas Costa Rica, 2006.

Haarich, N. S. Desarrollo Humano Local en el Oriente de Bolivia. La Chiquitania entre la Universidad Virtual, electrificación y desayuno escolar. Comunicación Congreso Hegoa. Bilbao, 8-10 febrero 2007.

Melara, G. Diagnóstico de la Microregión El Bálsamo. Asociación de Municipios de la Microregión El Bálsamo, Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 2007.

Monesta, L. Auditoria Social de Derechos Humanos en el Cantón Upala (Costa Rica). Fundación CIET Costa Rica. Heredia, noviembre 1996.

OIT/Equipo Multidisciplinario para los países Andinos. Turismo Sostenible con Comunidades indígenas, mercado y sostenibilidad, Lima. OIT, 2001.

OMT, Organización Mundial del Turismo, Sistema de Naciones Unidas, cifras estadísticas 2006.

PNUD, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Observatorio de Desarrollo Humano 2005.

Servicio alemán de Cooperación Social Técnica. Programa Regional Chuiquitania. Bolivia, noviembre 2004.

Solana Pacheco, L. Turismo Rural en Costa Rica, la Experiencia del Consorcio COOPRENA. Consorcio Cooperativo Rural Turística Nacional.

Soler, S. Misiones Jesuíticas de la Gran Chiquitania. BID, Bolivia.

Manuales

Dirección de Turismo de la Secretaria General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), et Al. Manual Regional de Cultura Turística. Primera Edición. Enero 2007.

Manual de conceptos y herramientas para procesos de Desarrollo Local Económico Local. Proyecto CONDADEL. Perú Bolivia.

Revistas

Alburquerque, F. Desarrollo económico local y descentralización en América Latina. Revista de la CEPAL 82. Abril 2004. Págs.157-170.

Sitios Web

Análisis de brechas en zonas turísticas

https://www.bmi.gob.sv/pls/portal/docs/PAGE/BMI_HTMLS/BMI_PULSO_TURISMO_IMG/ANALISIS%20BRECHAS%20SECTOR%20TURISMO%20PLANTILLA.PDF

Barreiro C., Fernando. Desarrollo desde el territorio (a propósito del desarrollo local). http://www.iigov.org

Boletín estadístico de turismo El Salvador, C.A, 2006

http://www.elsalvadorturismo.gob.sv/boletin2006.pdf

Declara la ley de turismo

http://www.conadel.gob.sv/files/391166288.doc

Dinámica Estructural del sector informal de El Salvador

http://www.digestyc.gob.sv/DigestycWeb/Public_MECOVI/DinamicaEstruct.pdf

Encuentros académicos internacionales. Grupo de Investigación eumed.net

http://www.eumed.net/foros?FID=323c9c

Estadísticas de turismo 2007 acumulado enero-marzo

http://www.elsalvadorturismo.gob.sv/MARZO2007.pdf

Mapa de Santa Cruz

http://www.santacruz.gov.bo/chiquitos/Chiquitania.asp

Ley de la corporación salvadoreña de turismo

http://www.asamblea.gob.sv/leyes/19960779.htm

Plan nacional de turismo 2014 de El Salvador (Antecedentes y Justificación)

https://www.bmi.gob.sv/pls/portal/docs/PAGE/BMI_HTMLS/BMI_PULSO_TURISMO_IMG/ANTECEDENTES%20Y%20JUSTIFICACI%C3%93N.PDF

Principales resultados de la encuesta de hogares de propósitos múltiples 2005

http://www.digestyc.gob.sv/publicaciones/EHPM2005/2005/PPALESRESULTADOS/principalesresultados2005.pdf

Proyecto cuenta satélite del turismo para Centroamérica: propuesta técnica (v.1)

http://www.planpueblapanama.org/documentos/Cuenta%20Satelite%20de%20Turismo%20OMT-CEPAL.pdf

Quinceavo boletín electrónico TOURCOM Centroamérica - marzo 2007.

http://www.sica.int/busqueda/busqueda_basica.aspx?idCat=50&idMod=3&IdEnt=11&Pag=2

Resultados de la encuesta económica anual 2002

http://www.digestyc.gob.sv/InteresNacional/resultadosencuestaeconomica2002.pdf


 

Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Comité Director:
Carlos Barrios
Editor:
Juan Carlos M. Coll (CV)
ISSN: 1988-5245
EUMEDNET

Número actual
Números anteriores
Acerca de
Nuestros autores
Anuncios y Convocatorias
Otras Revistas de EUMEDNET
Universidad de Málaga > Eumed.net > Revistas > Delos
>